Diario Vasco
img
Categoría: Terror
‘Train to Busan’, desde Corea reinventando las películas de los zombies

Train to Busan | El FotogramaTRAIN TO BUSAN

Título original: 부산행 / Busanhaeng

Año: 2016

Duración: 118 minutos

País: Corea del Sur

Director: Yeon Sang-ho

Guion: Yeon Sang-ho

Música: Jang Young-gyu

Fotografía: Lee Hyung-deok

Reparto: Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, Jung Yu-mi, Kim Eui-sung,Choi Woo-sik, Jung Kyung-mi, Shim Eun-kyung y Choi Gwi-hwa

Productora: Next Entertainment World

Género: Terror / Acción / Ciencia ficción / Drama

Un virus letal se expande por Corea del Sur, provocando violentos altercados. Los pasajeros de un tren KTX que viaja de Seúl a Busan tendrán que luchar por su supervivencia. (FilmAffinity)

Quien haya leído habitualmente las críticas que voy colgando en este espacio sabrá que no soy muy amante del cine asiático. A excepción del cine japonés, no me han terminado de convencer las cintas que he tenido ocasión de ver procedentes de Corea o China, hasta ahora. Con ‘Train to Busan’ esta idea preconcebida cambia y me encuentro ante una de las más notables películas de terror de la última década, e incluso, de la historia del cine.

Train to Busan | El fotograma

En esta película no nos encontramos ante una película de zombies oscura. Todo transcurre de día, con muchísima luz y en un entorno, a priori, nada hostil. Sin dar demasiada explicación sobre por qué sucede todo, ‘Train to Busan’ nos sumerge en una narración frenética donde destacan tanto las escenas de acción como las más profundas.

Con un desarrollo de los personajes importante, estamos ante una película que se puede considerar definitiva para el género. El cine de zombies aprovechó el tirón de ‘The Walking Dead’ para volver a la primera plana, pero ninguna lo ha hecho con el clamor que lo ha hecho este ‘Train to Busan’. Crítica y público se han rendido a los velocísimos zombies provenientes de Corea del Sur. Y todo ello, desprendiendo el aire a película de culto que habitualmente tienen las cintas de Extremo Oriente.

Train to Busan | El fotograma

Dura dos horas, pero se pasan volando. Seas o no amante del género, este tren a Busan te sumergirá de tal forma en la historia que sentirás ser uno de sus protagonistas, escapando de una situación terrible. Odiarás a ciertos personajes y amarás a otros. Todo con la cadencia asiática dejada de lado para dotar a la película de un ritmo frenético y contagioso.

Durante la película, el tren, en el que se desarrolla prácticamente toda la trama, se detiene en una estación previa a la ciudad portuaria de Busan. Allí a los pasajeros les prometen encontrarse un lugar seguro. Toda la secuencia de esta estación está rodada con tal maestría y sentimiento que traspasa la pantalla. El cuarto de hora dedicado a esta secuencia es, probablemente, el más brillante del filme, junto a los 10 últimos minutos.

Train to Busan | El fotograma

Lo mejor: Reinventa un género donde la innovación había brillado por su ausencia.

Lo peor: Si hubiese sido una película norteamericana estaríamos hablando de uno de los grandes referentes del cine de terror y apocalíptico de la historia.

Ver Post >
‘Alien: Covenant’, Fassbender, qué grande eres

ALIEN: COVENANT

Título original: Alien: Covenant

Año: 2017

Duración: 123 minutos

País: Estados Unidos

Director: Ridley Scott

Guion: John Logan y Dante Harper (Historia de Jack Paglen y Michael Green)

Música: Jed Kurzel

Fotografía: Dariusz Wolski

Reparto: Michael Fassbender, Katherine Waterston, Billy Crudup, Demián Bichir,Danny McBride, Carmen Ejogo, Jussie Smollett, Amy Seimetz, Callie Hernandez,Benjamin Rigby, Alexander England, Uli Latukefu, Tess Haubrich, Guy Pearce,Noomi Rapace y James Franco

Productora: 20th Century Fox

Género: Ciencia ficción / Terror

Rumbo a un remoto planeta al otro lado de la galaxia, la tripulación de la nave colonial ‘Covenant’ descubre lo que creen que es un paraíso inexplorado, y que resulta ser un mundo oscuro y hostil. (FilmAffinity)

Tras la correcta pero decepcionante Prometheus, Ridley Scott tenía ante sí el enorme reto de dirigir una secuela-precuela que contentara a los fans de la saga, y lo ha hecho a medias. La crítica se ha volcado en halagos hacia una cinta que ha recuperado los elementos básicos de las primeras ‘Alien’, pero sin olvidar la predecesora Prometheus para darle un sentido a todo el relato.

En ‘Alien: Covenant’ nos encontramos con más de todo. Más acción. Más xenomorfos. Pero, sobre todo, un villano mucho más interesante que los propios aliens. Si en la saga original eran los protagonistas indiscutibles de la función, aquí es un sobresaliente Michael Fassbender (X-Men: Días del futuro pasado) el que se hace con todos los focos. El actor de Steve Jobs se hace dueño y señor de una función que interesa en todo momento, pero que alcanza sus momentos álgidos con él en pantalla, y con especial énfasis cuando aparece doblemente en pantalla.

Fassbender eclipsa a todos y cada uno de los actores de la película, sus secuencias tanto como David como Walter son impecables. Aunque se sepa en todo momento cómo se van a desarrollar ambos personajes, Fassbender lo hace tan bien que te pone la piel de gallina. Estamos ante uno de los mejores actores del momento, por no decir el mejor, que incluso en una película así donde la actuación podría pasar a un plano más secundario, sale a relucir.

Es cierto que aunque el resultado es mejor como película de acción que Prometheus, peca de previsible. Sigue de pe a pa el esquema típico de las películas del género, y no se sale del guion a excepción de unas pocas escenas que son las que sacan adelante la cinta. La brutal historia de David es, sin ningún tipo de duda, lo mas brillante de todo ‘Alien: Covenant’.

Pero tampoco es Fassbender quien lo hace todo. Hay que reconocerle a Scott la capacidad de crear una historia que te pone los pelos de punta con el aspecto visual, todo un deleite. Es más oscura que Prometheus, los efectos son mejores y los escenarios están más logrados.

Otro logro es que han metido el corto The Crossing, presentado como avance de este ‘Alien: Covenant’, como parte de la película. Mira que hay escenas espeluznantes, no aterradoras, pero la que tiene que ver con lo que le ha pasado a David entre ‘Prometheus’ y ‘Alien: Covenant’ se lleva la palma. Espectacular el derroche visual aquí.

El final de la película se puede avanzar desde que comienza el clímax, no va a pillar a nadie por sorpresa, aunque intenten jugar al despiste. De todos modos, los últimos instantes son verdaderamente interesantes, nuevamente, gracias a la actuación de Michael Fassbender. Ay Fassbender, qué grande eres.

Lo mejor: aquí sí, sin ningún tipo de duda, Michael Fassbender.

Lo peor: es muy previsible.

Ver Post >
‘Saw IV’, remontando el vuelo

SAW IV

Título original: Saw IV

Año: 2007

Duración: 108 minutos

País: Estados Unidos

Director: Darren Lynn Bousman

Guion: Marcus Dunstan y Patrick Melton

Música: Charlie Clouser

Fotografía: David A. Armstrong

Reparto: Tobin Bell, Lyriq Bent, Costas Mandylor, Scott Patterson, Angus Macfadyen, Justin Louis, Sarain Boylan, Betsy Russell, Athena Karkanis, Simon Reynolds, Mike Realba, Marty Adams, Bahar Soomekh y Shawnee Smith

Productora: Lionsgate Films

Género: Terror

La saga deSaw es la más exitosa de la historia del cine de terror, sus bajos presupuestos de producción y enormes taquillas la convirtieron en la sensación del género en la década pasada. ‘Saw’ ofrece lo que su público objetivo demanda, sangre, vísceras y violencia, es en ese sentido una serie muy honesta, da lo que el público pide. Lo que diferencia a ‘Saw’ de otras películas de terror es el componente psicológico y moralista que trata de imprimir en todos los juegos, torturas y diálogos.

Ahora, con la trilogía terminada, la franquicia entra en el momento de justificar acciones pasadas, por lo que es más que natural que los filmes estén llenos de flashbacks. Esto es de agradecer porque nos permitirá ver a Tobin Bell una vez más en pantalla, claramente lo más destacable de la serie de películas.

Jigsaw y su aprendiz Amanda están muertos. Ahora, luego de hacerse público el asesinato de la detective Kerry, dos agentes del FBI, el Agente Strahn y el Agente Pérez, llegan a la aterrorizada comunidad para ayudar al veterano detective Hoffman a examinar minuciosamente los restos grisáceos que quedaron de Jigsaw, y así resolver el rompecabezas. Sin embargo, cuando el Comandante Rigg, perteneciente a la brigada especial SWAT, es secuestrado y empujado dentro del juego, contará con tan solo noventa minutos para triunfar en una serie de trampas dementes y salvar a un viejo amigo o enfrentar las consecuencias mortales… (Filmaffinity)

La película vuelve a contar con Tobin Bell como protagonista. Bell es un reputado actor secundario. Gracias a esta franquicia ha conseguido un lugar muy destacado dentro del mundo de la interpretación, siendo nominado a multitud de premios por su papel de Puzzle. En esta película su papel se resumirá a explicar sus orígenes, cómo llegó a ser Puzzle y cuáles son sus verdaderas motivaciones.

Bell es el único que cuenta con un papel muy destacado. Componen el elenco de protagonistas Lyriq Bent, como el sargento Rigg, uno de los últimos policías en ser presa de los juegos macabros de John Kramer. El encargado de llevar adelante la nueva investigación será Mark Hoffman (Costas Mandylor), un policía que tiene el reto de no caer en la trampa como sus predecesores. Un sagaz investigador del FBI, Peter Strahm (Scott Patterson), y su compañera Lindsey Perez (Athena Karkanis), pondrán las cosas difíciles al departamento liderado por Hoffman.

Dirigiendo la película estará, por última vez, Darren Lynn Bousman, que conseguirá enmendar errores de Saw III y acercarse más a la línea de las dos primeras partes de la saga.

Lo que diferencia a esta cuarta parte de las tres anteriores es su modo de narración. Nos encontramos una historia completamente entremezclada, que requiere de un visionado reciente de la tercera parte de la colección para poder atar cabos al final del visionado. Bousman plantea una película compleja para el espectador, algo cercano a lo que hizo Christopher Nolan en ‘Memento’.

La saga de ‘Saw’ tomó nota de los errores garrafales de venderse al morbo del sadismo en su tercera entrega y aquí modera algo este aspecto en favor de un guion más elaborado.

Lo mejor: Corrige errores del episodio anterior.

Lo peor: No llega al nivel de las dos primeras partes.

Ver Post >
‘Blair Witch’, ¿qué necesidad había?

BLAIR WITCH

Título original: Blair Witch

Año: 2016

Duración: 89 minutos

País: Estados Unidos

Director: Adam Wingard

Guion: Simon Barrett

Música: Adam Wingard

Fotografía: Robby Baumgartner

Reparto: James Allen McCune, Callie Hernandez, Corbin Reid, Brandon Scott, Wes Robinson y Valorie Curry

Productora: Lionsgate

Género: Terror

Secuela de ‘El proyecto de la bruja de Blair’. Unos estudiantes se adentran en los bosques Black Hills de Maryland para intentar descubrir qué pasó en la desaparición de la hermana de James, relacionada con la leyenda de la bruja de Blair. Pronto una pareja de lugareños se ofrece a ser sus guías en los bosques. (FilmAffinity)

Venga, vale, lo acepto, estamos en una época de secuelas, precuelas, reboots y falta de originalidad de cualquier tipo, pero lo de ‘Blair Witch’ es el colmo de lo absurdo. Una película barata, calcada a la original, pero sin ningún tipo de aliciente que consiga que el espectador se interese por ella de ninguna manera. Una oportunidad perdida de engrandecer la leyenda de una primera parte que consiguió poner una pica en Flandes, con un método de promoción única.

Fuera de aquella novedad que supuso promocionar la película en internet de forma viral cuando internet no era ni la sombra de lo que es ahora, El proyecto de la Bruja de Blair no aportó nada nuevo al género. Y su secuela cae en más de lo mismo, una serie de escenas y situaciones absurdas que no llevan a nada más que el sonrojo de un espectador engañado porque le han vendido lo que no es.

La película está llena de clichés, sin sentidos y actuaciones de gente que no vale para esto del cine. Una cinta que necesita enfatizar con golpes de sonido cada momento de tensión porque, de lo contrario, nadie pegaría un respingo en su butaca. Y es, a pesar de todo, lo más reseñable de este batiburrillo que han decidido llamar película. La música acompaña bien y pega en el conjunto, pero claro, su único propósito en la narración es la de enfatizar y no la de engrandecer el conjunto, como debiera ser. Para poner algo sin ninguna lógica mejor es que no pongan nada.

Los actores son malos, nada carismáticos. La historia no interesa en ningún momento. Los giros de argumento son ridículos. La edición es pésima, y la forma de rodar las escenas mareante. Nada, absolutamente nada, funciona, y solo espera triunfar basándose en la sombra de lo que fue la película original. Un triste pretexto para una película que debería ambicionar a mucho más.

Si guardas esperanzas de volver a vivir las sensaciones de El proyecto de la bruja de Blair, ésta no es tu película. Si esperas encontrar una buena película de terror, ésta no es tu película. En definitiva, no es una película para nadie.

‘El proyecto de la Bruja de Blair’ se rodó en secreto y se anunció al mundo de una forma totalmente original, aprovechando internet, que estaba todavía en pañales. Aquí han querido repetir el mismo impacto rodando la película sin anunciar nada y sorprendiendo al mundo con un trailer que nadie se esperaba. Bien, no es mala forma de promocionarse, pero el único golpe de efecto de la cinta se fue entonces, y ya no quedó nada más que una película olvidable.

La crítica la ha aplaudido, aunque esto ya no me sorprende, lo que me gusta no suele gustar, y viceversa. No sé qué le habrán visto, pero en la sesión de cine a la que acudí (gracias por la promoción especial de fin de semana de Cinesa, porque sino habría gastado dinero en esta bazofia) no hubo ni gritos, ni sustos, ni nada, solo una continua risa que recorría la sala. Y la venden como película de terror…

Lo mejor: Hay que admitir que el pretexto de la película es interesante.

Lo peor: Me falta espacio para decir todo lo malo.

Ver Post >
‘Saw III’, recreándose en el sadismo

SAW III

Título original: Saw III

Año: 2006

Duración: 107 minutos

País: Estados Unidos

Director: Darren Lynn Bousman

Guion: Leigh Whannell y Jan Wan

Música: Charlie Clouser

Fotografía: David Armstrong

Reparto: Tobin Bell, Shawnee Smith, Angus Macfadyen, Bahar Soomekh, Dina Meyer, Lyriq Bent, Debra McCabe, Barry Flatman, Mpho Koaho, Donnie Wahlberg, Costas Mandylor, J. LaRose, Leigh Whannell, Betsy Russell

Productora: Lions Gate Films

Género: Terror

Nuevas y macabras aventuras del siniestro Jigsaw, el hombre que mueve los hilos de los espantosos juegos que han aterrorizado a la comunidad y desconcertado a la policía. Jigsaw, una vez más, ha conseguido escapar, esta vez con la ayuda de su nueva aprendiz, Amanda. Mientras la policía local intenta localizarle, la Doctora Lynn Denlon y Jeff no saben que están a punto de convertirse en los siguientes peones de este horrible juego. (Filmaffinity)

Otro año pasó desde que Saw II fuese proyectada en los cines hasta que llegara su secuela, ‘Saw III’. Parece que la fórmula de la segunda entrega gustó y vuelve el director, el guionista y parte importante del reparto.

Si algo distingue a ‘Saw III’ de sus predecesoras es el placer que sus creadores sintieron al convertir la violencia en el todo de la película, cuando en las entregas anteriores la violencia era la consecuencia de algo mucho mayor. Aquí los personajes siguen manteniendo ese fondo atormentado que les lleva a encontrarse en el lugar donde se encuentran, pero todos están llevados al extremo, lo que convierte a ‘Saw III’ en la más gore de las entregas presentadas hasta la fecha dentro de la saga.

Los personajes de Tobin Bell y Shawnee Smith siguen siendo los principales de la historia, profundizando en ellos. Bell volvería a ser nominado en los MTV Movie Awards al Mejor Villano, igual que porSaw II, perdiendo el premio por segunda vez consecutiva. Se vería superado por Hayden Christensen (Star Wars III, la venganza de los Sith), la primera vez, y Jack Nicholson (‘Infiltrados’) la segunda. Volverá a la película también Donnie Wahler.

En esta ocasión las víctimas principales del juego serán Angus Macfadyen y Bahar Soomekh. Macfadyen interpreta a Jeff, un padre con deseo de vengar la muerte de su hijo. El actor ha participado en producciones importantes como ‘Braveheart’ o ‘Equilibrium’.

Bahar Soomekh interpreta a la doctora Lynn Denlon, atormentada por su desdichada vida. Denlon es repudiada por su marido, al que ha engañado, y arrastrada ante Jigsaw, obligada a mantenerlo con vida. Soomekh es una actriz iraní que ha participado como secundaria en multitud de producciones como las series ’24′ y ‘Bones’.

Mismo director y mismos guionistas, incluyendo a Jan Wan, director de la primera parte. En este caso la película pierde a uno de sus creadores, Gregg Hoffman, fallecido poco después del estreno de Saw II.  Comienza a notarse la ausencia de ideas, suplidas aquí por mayor dosis de violencia y escenas gore. Por primera vez en toda la saga los espectadores asistirán a escenas realmente repugnantes. Aquellos que pensaron que las dos primeras cintas de Saw eran visualmente duras, cambiarán de opinión con esta.

Lo más acertado de la cinta es su final, muy en la línea de lo ofrecido en las anteriores partes, encajando todas las piezas y dejando al espectador con ganas de más, a pesar de haberlo pasado mal durante algo más de hora y media. El guion resulta confuso en muchos momentos, perdiendo la brillantez de las dos primeras partes y convirtiéndose en una mezcla complicada de flashbacks, necesarias en algunos puntos para explicar sucesos pasados como pedían los fans de la franquicia, y escenas de tortura. Tampoco el presupuesto de 10 millones, frente al millón y medio de Saw y los cuatro millones deSaw II convierten a esta cinta en una película que aporte algo más.

Lo mejor: Tobin Bell, sigue siendo lo mejor de la franquicia.

Lo peor: Pierde el rumbo completamente respecto a las anteriores entregas, es la violencia por la violencia.

Ver Post >
‘Expediente Warren: El caso Enfield’, más espectáculo visual, menos interesante

EXPEDIENTE WARREN: EL CASO ENFIELD

Título original: The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist

Año: 2016

Duración: 133 minutos

País: Estados Unidos

Director: James Wan

Guion: Carey Hayes y Chad Hayes

Música: Joseph Bishara

Fotografía: Don Burgess

Reparto: Vera Farmiga, Patrick Wilson, Frances O’Connor, Madison Wolfe, Lauren Esposito,Patrick McAuley, Benjamin Haigh, Maria Doyle Kennedy, Simon Delaney, Franka Potente y Simon McBurney

Productora: Warner Bros

Género: Terror

Puedes leer también sobre ‘Expediente Warren: The Conjuring.

Secuela de la exitosa “Expediente Warren” (2013) que presenta otro expediente de los renombrados demonólogos Ed y Lorraine Warren sobre un caso real. Para resolverlo viajan al norte de Londres para ayudar a una madre soltera que vive con sus cuatro hijos en una casa plagada de espíritus malignos. (FilmAffinity)

Tras una primera parte a la que se le pueden poner muy pocas pegas, James Wan ha vuelto a traer al cine a la pareja de demonólogos, Ed y Lorraine Warren. Patrick Wilson y Vera Farmiga vuelven a ponerse en la piel de estos personajes, demostrando de nuevo ser una pareja bien compenetrada y el centro de atención de la película.

En ‘El caso Enfield’ vemos un espectáculo más visual. Wan se sale de la contención absoluta que es Expediente Warren para pasar a mostrar una película mucho más espectacular y llamativa. Los efectos visuales ocupan gran parte del metraje y, se empiezan a echar en falta recursos más artesanales para llamar la atención del espectador, tal y como ocurrió en la primera parte de la saga.

El interés por el caso es menor que en aquella primera película, máxime cuando el filme se toma demasiado tiempo en introducir al espectador en la historia. Una vez dentro del asunto la cosa mejora y se vuelve una montaña rusa de subidas y bajadas de la que disfrutar sin parar.

En cuanto a las actuaciones, Farmiga y Wilson vuelven a llevarse toda la atención. Su trabajo es intachable. Entre los nuevos, Madison Wolfe creo que se queda corta como Janet Hodgson, Frances O’Connor no me ha convencido como la madre y, finalmente, destacar a Benjamin Haigh, como el niño Billy. Haigh hace el mejor papel entre las nuevas incorporaciones, sobre todo en las dos secuencias que protagoniza él solo, cuando va a beber agua y cuando se levanta para sacar al perro, de lo mejor de toda la película.

Entre el resto de personajes, el demonio con aspecto de monja asusta lo justito. El anciano de la casa, Bill Wilkins, sí que asusta un poco más. Pero si hay un personaje realmente redondo es “The Crooked Man”, que desconozco cómo se traduce el nombre al castellano. La escena en la que vemos aparecer a este personaje en casa de los vecinos es simplemente brillante.

En definitiva. ‘Expediente Warren: El caso Enfield’ es una buena película, una gran película de género y una digna secuela. No llega al nivel de la primera, tal vez por el exceso de efectos que tiene, que le resta toda naturalidad. Todo y así, merece mucho la pena verla, eso sí, intentad evitar ir a una sesión llena de niñatos chillando y hablando a cada rato, deberían pedir el DNI para entrar a ver estas películas.

Lo mejor: Farmiga, Wilson, “The Crooked Man” y el pequeño Benjamin Haigh.

Lo peor: demasiados efectos visuales restan credibilidad, algo que en la primera parte no se ponía apenas en duda.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor