Diario Vasco
img
Categoría: Thriller
‘La próxima piel’, torbellino entre las montañas del Pirineo

La próxima piel | El fotograma | Cine gayLA PRÓXIMA PIEL

Título original: La propera pell

Año: 2016

Duración: 103 minutos

Director: Isaki Lacuesta e Isa Campo

Guion: Isa Campo, Isaki Lacuesta y Fran Araújo

Música: Gerard Gil

Fotografía: Diego Dussuel

Reparto: Àlex Monner, Emma Suárez, Sergi López, Bruno Todeschini, Igor Szpakowski,Mikel Iglesias, Greta Fernández, David Arribas, Pablo Rosset y Guillem Jorba

Productora: Sentido Films, Bord Cadre Films, La Termita Films, Corte y Confección de Películas

Género: Drama / Thriller

Un adolescente desaparecido regresa tras ocho años, cuando todos lo daban por muerto, y se incorpora a la vida familiar marcada por el misterio de su desaparición. Poco a poco surgirá la duda de si realmente se trata del niño desaparecido o de un impostor. (FilmAffinity)

Comenté con Hijo de Caín que el doblaje del catalán al castellano puede lastrar una película, y así ocurre con la película que hoy traigo a este espacio, ‘La próxima piel’. La cinta dirigida mano a mano por Isa Campo e Isaki Lacuesta nos sumerge en un thriller dramático ubicado en el Pirineo donde un joven con amnesia regresa a casa tras haber sido encontrado después de ocho años. Desde el primer momento se pondrá en duda la versión y se jugará con el espectador al juego de será o no será Àlex Monner realmente el hijo de Emma Suárez (Julieta).
La próxima piel | El fotograma | Cine gay
Con un bello paisaje, el drama discurre con solvencia pero dejando un poso de decepción. En todo momento parece que la trama vaya a estallar por algún lado, pero no termina de despuntar en ningún momento. Hasta la parte final, una vez se da la conversación entre Sergi López (Un día perfecto para volar) y Bruno Todeschini, la película no explota como debe hacerlo, y es en esta parte final cuando más alegrías otorga al espectador.

Sostenida por unas actuaciones solventes, especialmente por parte de la dupla protagonista de Suárez (Goya a la mejor actriz secundaria) y el actor de moda, Monner, la cinta se sostiene cuando podría haber naufragado en un juego lastrado por ese aire de decepción que desprende en todo momento. Se trata de uno de esos thrillers donde existen demasiados elementos cogidos con pinzas, y hasta tenazas, y que tenemos que dar por válidas para sostener la historia tal y como han querido sus autores.

La próxima piel | El fotograma | Cine gay

Aplaudida por la crítica unánimemente, la película ha recibido críticas más duras del público. En un ejercicio de empaparme al máximo de una película, tal y como hago cada vez que escribo en este blog, acudo a otras críticas, entrevistas, comentarios, artículos, etc. para recibir el máximo de inputs. Algo me sorprendió esta vez leyendo críticas no profesionales, del público que ha pagado su entrada para verla. Muchos culpaban al giro argumental entre los adolescentes de desdibujar al protagonista principal y “fastidiar” la película al final. Discrepo.

El giro al que me refiero es la escena entre los personajes de Monner, Mikel Iglesias y la actriz que interpreta a la novia de Iglesias, en la tienda de campaña (a partir de aquí este párrafo contiene spoilers). Todo hace indicar que se van a montar un trío entre ellos, hasta que ella se queda dormida y el tema sucede entre los excompañeros de la serie ‘Pulseras rojas’. Lo más gracioso del asunto es que una espectadora comentaba que esto era inverosímil porque no se advertía por nada de que esto pudiera pasar. Hombre, señora, quizá es que soy muy avispado, pero coincido con Lacuesta y Campo, los directores, en que esto es mucho más probable que la situación inversa porque entre estos dos personajes ha existido contacto, cosa que no ha sucedido a la inversa. De todos modos, hay gente que necesita que le anticipen todo lo que le pueda romper los esquemas.

La próxima piel | El fotograma | Cine gay

Volviendo a la cinta, hay que aplaudir que como buen thriller no cierre del todo las tramas. Queda en manos del espectador darle una interpretación final y decidir si es o no es hijo de Emma Suárez el protagonista Àlex Monner. Lo bueno es que deja suficientes pistas en ambas direcciones, y ambas posibilidades, sí o no, son igual de defendibles, así que aquí que elija cada uno.

Lo mejor: Las actuaciones de Àlex Monner y Emma Suárez, auténticos pilares de la cinta.

Lo peor: Es dispersa en muchos momentos, quedando demasiadas preguntas en el aire.

Ver Post >
‘The Imitation Game’, homenaje a Alan Turing

THE IMITATION GAME (DESCIFRANDO ENIGMA)

Título original: The Imitation Game

Año: 2014

Duración: 114 minutos

País: Reino Unido

Director: Morten Tyldum

Guion: Graham Moore (basado en el libro de Andrew Hodges)

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Óscar Faura

Reparto: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Mark Strong, Charles Dance, Matthew Goode, Matthew Beard, Allen Leech, Tuppence Middleton, Rory Kinnear, Tom Goodman-Hill, Hannah Flynn, Steven Waddington, Alex Lawther, Jack Bannon,James Northcote, Ancuta Breaban y Victoria Wicks

Productora: The Weinstein Company / Black Bear Pictures / Ampersand Pictures

Género: Thriller / Drama / Biográfico

Biopic sobre el matemático británico Alan Turing, famoso por haber descifrado los códigos secretos nazis contenidos en la máquina Enigma, lo cual determinó el devenir de la II Guerra Mundial (1939-1945) en favor de los Aliados. Lejos de ser admirado como un héroe, Turing fue acusado y juzgado por su condición de homosexual en 1952. (FilmAffinity)

Al frente de este filme biográfico se pone el británico Benedict Cumberbatch (‘El Hobbit. La desolación de Smaug’). El actor, conocido por la serie ‘Sherlock’, cautiva con su solemne representación del matemático Alan Turing. Cumberbatch está convincente en el papel que le ha abierto las puertas de Hollywood.

Acompañan a Cumberbatch los británicos Matthew Goode (‘Watchmen’), como el jugador de ajedrez Hugh Alexander; Charles Dance (‘Drácula. La leyenda jamás contada’), como el comandante Alastair Denniston; Allen Leech (‘Downton Abbey’), como John Cairncross, y Mark Strong (‘Kingsman. Servicio secreto’), en el papel de Stewart Menzies. El rol femenino recae en Keira Knightley (‘Piratas del Caribe’), que interpreta a Joan Clarke.

El noruego Morten Tyldum (Passengers) firma la cinta. Su trabajo le hizo vencedor del premio al mejor director en los Hollywood Film Awards. Su nombre, hasta hace poco desconocido en Hollywood, puede comenzar a hacerse un sitio con películas como esta y su futuro trabajo, adaptar la novela ‘Mundo espejo’ de William Gibson.

La cinta nos presenta a una figura poco valorada por la historia. Un hombre que inventó una máquina que sirvió para salvar millones de vidas y terminar con la II Guerra Mundial, además de ser la base para los actuales ordenadores. El filme no profundiza demasiado en el desgraciado final que vivió Turing, condenado por ser homosexual, quedando en el olvido y sin tener el reconocimiento que merecía.

Tyldum nos trae una película con saltos en el tiempo entre los sucesos ocurridos durante la II Guerra Mundial y aquellos que tuvieron lugar al final de la vida de Turing. El mayor error de la película es pasar por alto la orientación sexual de Turing, otorgando demasiado protagonismo a su relación con Joan Clarke.

Lo mejor: la actuación de Benedict Cumberbatch.

Lo peor: obviar la vida privada de Alan Turing.

Ver Post >
‘Plan de fuga’, buena idea, mal resultado

PLAN DE FUGA

Título original: Plan de fuga

Año: 2017

Duración: 105 minutos

País: España

Director: Iñaki Dorronsoro

Guion: Iñaki Dorronsoro

Música: Pascal Gaigne

Fotografía: Sergi Vilanova

Reparto: Luis Tosar, Javier Gutiérrez, Alain Hernández, Alba Galocha y Florín Opritescu

Productora: Atresmedia Cine / ETB / Lazona / Scape Plan / Runaway Films

Género: Thriller / Acción

Víctor es un atracador profesional que se introduce en una peligrosa banda de delincuentes compuesta en su totalidad por exmilitares del Este. Un grupo cerrado que, ante la muerte de uno de los suyos, se ve obligado a reclutar a un nuevo miembro para robar un banco. El trabajo de Víctor: perforar la cámara acorazada. (FilmAffinity)

El thriller español está viviendo una etapa dorada. Es incuestionable el éxito de cintas como Que Dios nos perdone o El hombre de las mil caras, sin olvidar cintas como El cuerpo. Las películas policiacas funcionan bien entre los directores españoles, pero no es oro todo lo que reluce, y ‘Plan de fuga’ viene a confirmarlo, una película que parte de una buena premisa, pero con un mal resultado

Si hubiese que salvar ‘Plan de fuga’ por algo es por su reparto. No es difícil tampoco que una película que cuenta con Luis Tosar y Javier Gutiérrez se salve por la actuación. Ambos actores han demostrado en cintas como 1890. Los últimos de Filipinas, A Cambio de Nada o La isla mínima, que son dos de los mejores actores del momento. Su riqueza interpretativa y la amplitud de roles que pueden abarcar hace que cualquier escena en la que salgan se ilumine.

No conocía a Alain Hernández, o no lo recordaba, ya que vi Ocho apellidos catalanes donde interpretaba un papel secundario. Hernández hace un gran papel, está convincente como protagonista y sobre sus hombros soporta bien el peso del papel principal. No desmerece su interpretación tampoco al lado de Gutiérrez y Tosar, a pesar de su corta experiencia.

Y ahora, vamos con los errores. ‘Plan de fuga’ adolece de ritmo. Es una película lenta, pesada y sin sentido. Parece como si estuviésemos viendo retazos de varias películas, superpuestas e inconclusas. No sabemos a dónde nos dirigimos, qué podemos esperar y qué aporta lo que vemos en pantalla.

El ritmo es endiabladamente lento en sus dos primeros tercios, para después apresurarse demasiado en un final que peca de atropellado y poco verosímil. Hasta el final no encontramos tampoco ningún alivio cómico, en este caso representado en el banquero, auténticamente chistoso.

Si quieres ir al cine a toda costa y no hay otra película que te pueda interesar, elige esta. Pero si puedes evitar ir a verla mejor, hay cientos de thrillers españoles de la última década que bien merecen un visionado antes que esta.

Lo mejor: El trío protagonista formado por Luis Tosar, Javier Gutiérrez y Alain Hernández.

Lo peor: Todo lo demás

Ver Post >
‘Argo’, Affleck brilla como director

ARGO

Título original: Argo

Año: 2012

Duración: 120 minutos

País: Estados Unidos

Director: Ben Affleck

Guion: Chris Terrio

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Rodrigo Prieto

Reparto: Ben Affleck, John Goodman, Alan Arkin, Bryan Cranston, Taylor Schilling,Kyle Chandler, Victor Garber, Michael Cassidy, Clea DuVall, Rory Cochrane,Scoot McNairy, Christopher Denham, Kerry Bishé, Tate Donovan, Chris Messina,Adrienne Barbeau, Tom Lenk, Titus Welliver, Zeljko Ivanek, Bob Gunton,Michael Parks y Richard Kind

Productora: Warner Bros. Pictures

Género: Thriller / Drama

Irán, año 1979. Cuando la embajada de los Estados Unidos en Teherán es ocupada por seguidores del Ayatolá Jomeini para pedir la extradición del Sha de Persia, la CIA y el gobierno canadiense organizaron una operación para rescatar a seis diplomáticos estadounidenses que se habían refugiado en la casa del embajador de Canadá. Con este fin se recurrió a un experto en rescatar rehenes y se preparó el escenario para el rodaje de una película de ciencia-ficción, de título “Argo”, en la que participaba un equipo de cazatalentos de Hollywood. La misión: ir a Teherán y hacer pasar a los diplomáticos por un equipo de filmación canadiense para traerlos de vuelta a casa. (FilmAffinity)

Tenía en mi lista de películas pendientes de ver la oscarizada ‘Argo’, de Ben Affleck. Es de esas películas que en su momento no puedes ir a ver al cine por diversas razones y vas dejando en el cajón hasta que un buen día vuelves a dar con ella. He tardado 5 años en verla, sí, pero ha merecido la pena la espera.

La historia de ‘Argo’ no es demasiado complicada, una serie de diplomáticos estadounidenses huyen de la embajada estadounidense en Teherán ante las revueltas en la ciudad pidiendo la extradición del Sha de Persia. Los 6 encuentran asilo en la embajada canadiense, que los oculta a las autoridades iraníes ya que sus identidades no eran conocidas. El objetivo del gobierno estadounidense es sacarlos de allí.

Lo curioso del asunto, es que decidieron simular el rodaje de una cinta de ciencia ficción en el país persa para poder sacar a los huidos de incógnito. Montaron una productora, crearon el guion… vamos, todo lo que rodea a la industria de Hollywood.

La película consigue mantener bien el ritmo, algo esencial para que un buen thriller funcione como debe hacerlo. Affleck demuestra nuevamente que como director cuenta con más dotes que como actor. El intérprete de Pearl Harbour es también protagonista de esta película, demostrando nuevamente que como actor es más bien justito y como director su labor se deja más al disfrute.

Alguien se preguntará por qué una película de este corte pudo llevarse el Óscar a mejor película, cuando no es ni el tipo de filme, ni tiene la calidad que se le debe exigir a la mejor película del año, pues bien, la explicación está en Hollywood. Hay algo que a los académicos les gusta mucho, es verse reflejados en las cintas que deben valorar. Igual que el espectador se siente más próximo a las películas donde los protagonistas se parecen o hablan como él, aquí ocurre lo mismo. Toda la parte de la película que tiene lugar el Hollywood está cargado de puyas y mensajes subliminales hacia la industria. Y esto, queramos o no, hace gracia a los de la industria, que son finalmente los que votan.

En el plano actoral tampoco encontramos un derroche interpretativo en nadie, todos están correctos, eso sí. Musicalmente es más agradable, gracias al buen trabajo de Alexandre Desplat.

Si se puede sacar un pero a ‘Argo’ sería en su final. Peca de excesivo maniqueísmo, y las licencias que se va tomando durante toda la cinta se difuminan para retratarnos el final punto por punto como lo haría cualquier película convencional. Eso sí, a pesar de la forma de estar rodada, no deja de ser una escena que genera impacto.

Lo mejor: Que Ben Affleck vuelve a demostrar que como director tiene futuro.

Lo peor: Que Ben Affleck se empeña en seguir actuando.

Ver Post >
‘Elle’, la cara y la cruz del cine francés

ELLE

Título original: Elle

Año: 2016

Duración: 130 minutos

País: Francia

Director: Paul Verhoeven

Guion: David Birke

Música: Anne Dudley

Fotografía: Stéphane Fontaine

Reparto: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny, Charles Berling, Virginie Efira,Judith Magre, Christian Berkel, Jonas Bloquet, Alice Isaaz, Vimala Pons,Raphaël Lenglet, Arthur Mazet, Lucas Prisor, Hugo Conzelmann y Stéphane Bak

Productora: Entre Chien et Loup

Género: Thriller / Drama

Michèle, exitosa ejecutiva de una empresa de videojuegos, busca venganza tras ser asaltada de forma violenta en su propia casa por un intruso. (FilmAffinity)

En más de una ocasión he hablado de las bondades del cine francés como un cine sin complejos, atrevido y valiente. Los franceses no se ponen barreras para contar historias, y de pronto te pueden estar narrando un oscuro drama como una alegre comedia. Pero el problema del cine francés es su nivel de mesura a la hora de trabajar, tienden a pasarse de intensos y de trascendentales en muchos casos, algo que lastra sus películas para un público más amplio.

Creo firmemente en el principio de “menos es más”. Cuando una película se llena de figuras, de personajes, de historias, de ideas, de tramas, etc. el conjunto pierde fuerza en una intención mayor de abarcar lo máximo posible. El cine francés tiene ese lado excesivo, de cine de autor, trascendental hasta en el más vacuo de los planos. Un cine que nace con la pretensión de crear arte en cada movimiento de cámara, en cada toma, en cada línea de guion. A mí este cine francés grandilocuente no me va.

Prefiero cuando nuestros vecinos galos cuentan historias pequeñas. La cotidianidad de sus gentes, el humor en pequeñas dosis y con suma inteligencia. O bien el cine francés que reivindica su rica historia. Esas dos variantes del séptimo arte galo los compraría con los ojos cerrados. Ahora bien, no es el caso de ‘Elle’, película que traigo hoy.

La última película de Paul Verhoeven, tras una larga pausa, es un psicothriller sobre los abusos sexuales y el papel de las mujeres en el mundo. Protagonizado por una Isabelle Huppert (El porvenir) que se convierte en el único aliciente de la función, ‘Elle’ navega a la deriva en un ritmo tan lento como poco interesante. Ni las escenas sumamente violentas de violaciones consiguen hacernos sobresaltar, terminando por ser una historia de digestión complicada.

Gracias a su actriz principal conseguimos interesarnos mínimamente por lo que está por venir, pero la decepción sigue siendo muy grande. La película llega tarde, ya que no consigue el impacto que habría logrado hace años al mostrar las morbosas escenas que cuenta la película. Ahora mismo es una película más que pretende describir a la mujer como superviviente y luchadora, como si no supiéramos que lo es desde el mismo momento en que nace. Una película de mujeres que deja a las mujeres como auténticas titiriteras de este mundo.

No compro esta película aun cuando no ha parado de recibir premios por doquier. Compro la actuación de Isabelle Huppert en una película que muestra la que para mí es la cruz del cine francés, un tono de película en el que no consiguen navegar bien. Las películas deben transmitir algo y esta lo único que transmite es una completa indiferencia.

Lo mejor: La actuación de Isabelle Huppert.

Lo peor: Está lastrada por una sensación perpetua de aburrimiento para con el espectador.

Ver Post >
‘El bar’, el mejor Álex de la Iglesia en mucho tiempo

EL BAR

Título original: El Bar

Año: 2017

Duración: 102 minutos

País: España

Director: Álex de la Iglesia

Guion: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría

Música: Carlos Riera y Joan Valent

Fotografía: Ángel Amorós

Reparto: Blanca Suárez, Mario Casas, Secun de la Rosa, Carmen Machi, Jaime Ordóñez,Terele Pávez, Joaquín Climent, Alejandro Awada, Jordi Aguilar, Diego Braguinsky y Mamen García

Productora: Pokeepsie Films / Nadie es perfecto PC

Género: Thriller / Comedia

9:00 horas. Un grupo de personas absolutamente heterogéneo desayuna en un bar en el centro de Madrid. Uno de ellos tiene prisa; al salir por la puerta recibe un disparo en la cabeza. Nadie se atreve a socorrerle. Están atrapados. (FilmAffinity)

El director bilbaíno Álex de la Iglesia (Mi gran noche) vuelve en plena forma con su mejor trabajo desde ‘Balada triste de trompeta’, ‘El bar’. En esta disparatada comedia, con su innegable toque personal, De la Iglesia nos adentra en un mundo entre cuatro paredes donde lo más surrealista puede ocurrir. Una serie de clientes de un bar, todos de su madre y de su padre, presencian un extraño suceso donde dos personas son disparadas en la calle y se quedan encerrados dentro del local. Presas del pánico, tendrán que buscar la forma de salir de allí y de conservar la vida, algo incluso más complejo.

Rodeado de gran parte de sus habituales, entre los que no faltan Terele Pávez, Secun de la Rosa, Mario Casas, Joaquin Climent, Blanca Suárez, Carmen Machi o Jaime Ordóñez, el bilbaíno consigue sobresalir de nuevo con un inicio apabullante que no encuentra, de nuevo también, un final a la altura. El tema de cerrar las películas de forma realmente redonda no es lo de Álex de la Iglesia, que siempre deja el amargo poso de que la historia se le ha hecho demasiado grande y que se ha tenido que terminar de algún modo.

Pero si algo hace grande ‘El bar’ no es tanto el pulso que mantiene De la Iglesia como director con el espectador, sino el gran elenco del que se rodea. Hablamos del director que mejor ha sabido explotar el talento de dos actores encasillados en la comedia facilona o en el papel de mal actor (ganado a pulso, también hay que decirlo, aunque está dando un giro importante a su carrera, todo hay que decirlo también), Secun de la Rosa y Mario Casas, respectivamente. Ambos vuelven a repetir con el director bilbaíno, y nuevamente, brillan en sus respectivos papeles.

En el lado femenino, sobresale Carmen Machi. No es que Blanca Suárez o Terele Pávez estén mal, pero la Machi vuelve a dar toda una lección de hacer comedia de una forma brillante. La vis cómica de Carmen Machi no conoce límites. Basta con que la actriz que dio vida a Aída aparezca con las manos vendadas, y nada más, para que el público se desternille. Su personaje, además, es de los que van de menos a más, quedando en un segundo plano cuando hay muchos personajes y ganando en fuerza a medida que avanza la película.

Así y todo, hay un nombre que destaca por encima de todos, el de Jaime Ordóñez. Tercera colaboración con De la Iglesia después de ‘Las brujas de Zugarramurdi’ y ‘Mi gran noche’, con tres personajes totalmente opuestos, y los tres ejes centrales de todas ellas. Este actor se reivindica una vez más como un secundario de lujo, un robaescenas en toda regla y que de nuevo da una lección de actuación. Desde aquí espero que la cuarta colaboración con Álex de la Iglesia sea con Ordóñez de protagonista.

Lo mejor: un elenco espectacular y el mejor Álex de la Iglesia en muchos años.

Lo peor: sigue el director bilbaíno sin rematar bien sus películas.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor