Skip to content

2013

2013 diciembre 21
por Pedro Usabiaga

El año 2013 sera difícil de olvidar. Por muchas razones, es el año de las miles de familias expulsas de su hogar, de las subidas, según el gobierno del comienzo de la recuperación. Para mi sera el año de los millones de desempleados, de las injusticias sociales,de la perdida de muchas libertades ganadas con la democracia, de esta nueva y ridícula ley del aborto, del pánico y la desconfianza… pero para terminar con un buen sabor de boca he hecho una selección de mis trabajos a lo largo del año mas representativos.

Comenzamos con las exposiciones del Fnac dedicadas a los futbolistas vascos,con las sesiones a Alex de la Iglesia,a Igor Yebra bailarín y director del ballet de Burdeos,a la presentadora de ETB Sara Gandara en Bilbao, las instantáneas de Quentin Valois en Paul Smith,la gran exposición sobre la obra en el cine de Cristobal Balenciaga con la edición de un libro que es la envidia de Europa.,la sesión de fotos al ganador de la Palma Oro de Cannes Abdellatif Kechiche por la maravillosa La vida de Adela, los momentos pasados junto a el en mi estudio de Berio junto a Andres Martín y el equipo de Wild Bunch, las fotos a Gaspard Ulliel, la sesión en Sitges de Alejandro Jodorowsky encaramado a un árbol, que genio de hombre, la portada de Gehitu en el mes del sida del que no debemos olvidarnos nunca y mucho menos bajar los brazos, asimismo los jugadores de rugby en especial de Frederic Michalak y Thibault Lacroix. El libro de grupo La Unión plagado de fotos miás,Los semanarios dominicales con nuevas fotos de Francois Cluzet para la promoción de su nueva película. En definitiva un año de buenos trabajos y que no falten tampoco para el 2014.

 

Gracias a todos los que lo habéis hecho posible.

Terry O’Neill, el rostro de las estrellas.

2013 diciembre 20
por Pedro Usabiaga

 

Una muestra retrospectiva que recoge sus fotografiás mas importantes. El fotógrafo ingles a través de los años ha sido testigo privilegiado de la vida social de las ultimas décadas desde David Bowie, Elizabeth Taylor, Elthon John,Robert Redford, Sean Connery y hasta la mismísima reina de Inglaterra Isabel II. La exposición se puede visitar en la Fundación Telefónica de Madrid. Uno de los primeros trabajos que le hicieron a Terry al comienzo de su carrera fue el de fotografiar a unos jovencisimos Beatles. desde entonces los siguió por medio mundo y consiguió instantáneas increíbles.

 

 

 

Alex Katz

2013 diciembre 6
por Pedro Usabiaga

Es sin lugar a dudas uno de los mas grandes pintores contemporaneos.Con exposiciones en la Tate Gallery, El Moma o el Pompidou.

Contemporaneo de Andy Warhol, David Hockney desarrollo dentro del pop su propio estilo fuera de todas las corrientes y modas. Una de sus ultimas expos fue en Acoruña.

Para los que no lo conozcáis os dejo una pequeña muestra de su talento del que Jordi Labanda copia sin parar. Elegante, colorista y sutil el pintor de los pijos americanos a sus 85 años esta en forma.

El mejor Woody Allen

2013 noviembre 24
por Pedro Usabiaga

Woody Allen, el genio de Brooklyn en su nueva película Blue Jasmine borda una de sus mejores cintas de los últimos tiempos. Llena de humor ácido y con una ligera inspiración del mejor Tennessee Williams de Un tranvía llamado deseo. Para este viaje de Nueva York a San Francisco a elegido a una de las mejores actrices del momento Cate Blanchett candidata desde el momento que aparece por primera vez en la pantalla al Oscar a la mejor actriz. Blue Jasmine es lo mejor de Woody Allen de los últimos años junto a la pizpireta Midnight in Paris  o la caustica Si la cosa no funciona….de una larga filmografia llena de aciertos y fracasos como las zarrapastrosas comedias Vicky Cristina Barcelona con el peor Javier Bardem y la siempre mediocre Penelope Cruz o aquella titulada Scoop o Cassandra dream que se encuentran entre lo peorcito de su repertorio. Ya tiene casi listo su nuevo trabajo y es que el chico que toca el clarinete los lunes por la noche tiene que alimentar a una ristra de ex mujeres, niños y amantes y ademas paga el fisco americano y cada año sin demora presenta un nuevo trabajo. Larga vida a Woody Allen que en Blue Jasmine retrata la alta burguesía americana con el mismo pulso que Buñuel lo hiciera con la francesa en El discreto encanto de la burguesía en los años 70.

Messi

2013 noviembre 8
por Pedro Usabiaga

Comprendo que cuando uno es popular, un dios del fútbol, elegido mejor jugador del mundo, balón de oro…las marcas publicitarias hagan de tripas corazón y le saquen en sus productos aunque saben por descontado, que es muy feo. La fealdad de Messi, no se puede arreglar, su tamaño tampoco, los ojos deformes y de proporciones picassianas, los brazos cortos, ese lock bobalicón de muchacho a medio crecer, la cabeza desproporcionada con el resto del cuerpo… es todo un problema a la hora de su popularidad, es la un gigante mediático, pero un enano en talla. Por eso choca tanto cuando se le ve en una entrega de premios, ridículo vestido, marcando tendencia con una chaqueta de los dolce e gabbana o en un anuncio de ropa interior, emulando a los Beckham, Zidane, Ljumgberg y los otros. Hay cosas que uno debe saber que por muy buen jugador que seas te están prohibidas. Las imágenes de Messi en ropa interior dan entre vergüenza y pena, por eso una vez hecha y lanzadas al mundo, muchas tiendas donde se venden esos productos tengan reparos a ponerlas en sus tiendas, como ha pasado en la riviera francesa en el pasado Festival de Cannes, por que esa publicidad del dios del Barcelona es contraproducente para la misma marca. Messi es un jugador de fútbol excepcional de eso nadie duda, pero un muy mal modelo publicitario. Verlo en las campañas de Adidas vale, pero luciendo palmito y moda, por favor, no. Ahora implicado en un tema con el fisco supongo que muchas marcas huirán de su lado. La belleza es la belleza y la popularidad sirve para vender camisetas, para lucir palmito se necesita algo que el ídolo argentino no tiene. Por desgracia para el, no la puede comprar, por mucho que quiera siempre sera un fistro. Mi abuela solía decir: donde no hay mata no hay patata.

Victor Erice

2013 noviembre 8
por Pedro Usabiaga

Victor Erice es a mi modo de ver el cineasta mas importante del cine español. Su corta filmografia no ha hecho nada mas que acrecentar su leyenda. Los desafíos, 1969, El espíritu de la colmena, 1973, El sur, 1983 y El sol del membrillo, 1992. Amen de algunos mediometrajes y cortos. Su inacabada El sur, una maravilla rodada en en el norte a la que falta toda una segunda parte que el productor Elias Querejeta aborto, Las peleas y los dimes y diretes le convirtieron en la bestia negra de los productores y sus siguientes proyectos quedaron todos varados en la niebla. Erice critico de cine y escritor también abandono el proyecto El embrujo de Shangay por desavenencias con el productor Andres Vicente Gomez y que luego realizara Fernando Trueba con un guion diferente del escrito por el propio Erice. Su sensibilizad, la poesía de sus imágenes y la profundidad de su mirada lo han elevado al olimpo de los artistas mas personales, su universo, donde la infancia y los misterios a medio resolver tiene mucho en común con cineastas como Robert Mulligan. Universo el que los mayores aun curan sus heridas, por la guerra civil y amasan secretos del corazón. Hace años realice a partir de la imagen del cartel de El espíritu de la colmena original, un homenaje con la propia Ana Torrent 30 años después en el mismo escenario de un pueblo de Segovia donde tenia lugar la acción de la película para el Festival de cine de San Sebastian. El cartel dio la vuelta al mundo y hoy os lo enseño en su versión original y con las letras verdaderas que se diseñaron un poco imitando el universo de Tim Burton. Fue un guiño a Victor Erice y una de los cuentos de horror mas fascinantes del mundo, El espíritu de la colmena es desde su estreno una de las grandes películas de nuestro cine.

La familia

2013 septiembre 24
por Pedro Usabiaga

Decía Mario Vargas Llosa que la memoria es tramposa, selectiva, parcial. Esta es la razón por la que hoy me ha traído a la cabeza una historia familiar. El tiempo ha ido engrandeciendola, tanto que no queda apenas nada de la verdadera historia  original. Y acaso así sea mejor. El criterio de la verdad es haberla fabricado. La familia es un mundo en ella misma  y la mía no es una excepción. El cine ha recogido muchas historias de familias, El gatopardo de Visconti, El desencanto de Jaime Chavarri uno de los mas y feroces retratos con el pretexto de contar la vida del poeta Leopòldo Panero, una de las mejores películas del cine español. Ettore Scola también retrato con melancolía una historia titulada La familia e incluso Orson Welles en El honor de los Amberson bucea entre la memoria y el delirio en una de sus filmes menos apreciados.

La historia de una familia es una excusa como otra cualquiera para hablar de sentimientos, de un país, trazar un mapa de la geografía humana e intentar recomponer todas esas que nos separan o nos unen, los celos, las rencillas, los odios, los amores nunca confesados y todas las cosas que se quedan flotando en el limbo del papel pintado del salón  en cada nueva reunión, casi siempre en ocasiones puntuales, como bodas, funerales, navidades y demás momentos de locura colectiva.

Todo esto para decir que he visto La gran familia española de  David Sanchez Arevalo y me ha gustado, por lo original, excesiva, real y cotidiana y por el tono de comedia que es muy de agradecer. Me ha recordado que durante el mundial que gano España yo estaba en Venecia  en el rodaje de una película francesa y envuelto en una ola de calor africano. Viví durante mes y medio en la ciudad de los canales en una guerra permanente con los miles y miles de turistas asiáticos, chinos, coreanos, japoneses  que se cruzaban a mi paso todos los días y las ostias como panes que repartí durante todo el tiempo. Los que me conocen saben mi mala relación con el mundo chino, por eso y por que el rodaje era infernal apenas me entere del mundial de España, solo que los malditos chinos vestían con la camiseta de David Villa y se paseaban por el gran canal presumiendo. La peli de Sanchez Arevalo me recordó todo lo vivido aquel verano y al mismo tiempo su trama y como esta trenzada la convierte en una excusa perfecta para mirarse en uno mismo y repetir la frase esa de : La familia bien, gracias.

 

 

 

 

Historia de una fotografía 5

2013 septiembre 15
por Pedro Usabiaga

La gran Sara Montiel con la que tuve oportunidad de hablar unos días antes de su fallecimiento me contó muchas cosas acerca de Cristobal Balenciaga. Al parecer el diseñador tenia una pasión por la manchega y la vistió para el cine en varias ocasiones. Mi ultimo tango dirigida por Luis Cesar Amadori de 1960 y Pecado de amor también dirigida por Amadori en 1961. En ambas películas la genial Sara luce con glamour diferentes creaciones del maestro. Al parecer el diseñador quería siempre hacerle sombreros ya que Balenciaga adoraba como le quedaban en la gran pantalla, pero a los directores de fotografiá les gustaban menos, por que siempre hacen sombras y oscurecen el rostro. Todas estas anécdotas están recogidas en el libro y la expo Un sueño de Balenciaga, el cine, que aun podéis disfrutar en el museo de Getaria hasta principios de octubre. Ni que decir tiene Sara Montiel tenia mucho interés de asistir a ver la expo, pero su repentina muerte lo impidió. Ahora que a lo largo del verano he ido desgranando diferentes fotos de la exposición. Sara recordó con perfecta memoria cada encuentro con el maestro y lo mucho que la quería, era una de las pocas que en lugar de llamarle monsieur Balenciaga, le decía simplemente Cristobal. Cosas de estrellas de otra época.

Ante la edición numero 61 del Zinemaldia

2013 septiembre 8
por Pedro Usabiaga

   Después del jolgorio y las celebraciones del año pasado esta edición numero 61 parece mucho mas reposada y reflexiva. Hacia donde va el cine? Y su débil industria española, con recortes, aumentos en el iva, perdida de espectadores, cierre de salas…

El equipo capitaneado por Jose luis Rebordinos propone una programación  en su sección oficial de 13 títulos interesantes y 3 fuera de concurso. Directores  como Fernando Eimbcke uno de los exponentes del nuevo cine mexicano junto a  Amat Escalante o Iñarritu, que es un habitual de los festivales desde que realizara la prometedora opera prima Temporada de patos. Recién llegados como Fernando Franco y la muy esperada La Herida o David Trueba con Vivir es fácil con los ojos cerrados. A su lado y compitiendo por la Concha de Oro otros habituales de los circuitos de festivales como Aton Egoyan, Tavernier viejo conocido de la ciudad o el galardonado con la concha de oro Francois Dupeyron. Propuestas todas ellas muy interesantes que envueltas con las esperadas obras de Juan Jose Casmpanella Futbolin y el nuevo trabajo del director de Amelie Jean Pierre Jeunet, The young and prodigiuos T.S. Spivet junto con la nueva marcianada de Alex de la Iglesia Las brujas de Zugarramurdi completan la oferta.

Un excelente jurado compuesto entre otros por el director americano, uno de los mas prometedores e interesantes de su generación Todd Haynes junto con el músico David Byrne, o la actriz y cineasta francesa Valeria Bruni Tedeschi o el mexicano Diego Luna. Estamos ante el mejor jurado de los últimos años y estoy muy contento por que no siempre San Sebastián da importancia al jurado oficial y así pasa luego lo que pasa en el palmares. La edición de este año esta toda perfectamente trenzada y junto a las Perlas, Zabaltegi, Nuevos Directores y el ciclo al realizador japones, Nagisa Oshima para convertirse en una reflexiva muestra de hacia donde va el cine. Un merecidísimo premio Donostia a Carmen Maura que con Almodóvar, Saura, Alex de la Iglesia integra una larga lista de directores extranjeros y nacionales con los que la irrepetible actriz ha trabajado en las ultimas décadas .El otro premio Donostia es mucho mas discutible Hugh Jackman, si se da a su popularidad me cayo, pero si se da a una carrera cinematográfica, su curriculum es mas bien pobre, eso si verlo pasear por los salones del María Cristina será un verdadero placer para los sentidos y eso también cuenta. La ciudad espera con ansiedad la llegada del día del comienzo de esta nueva edición y los aficionados, prensa, críticos y publico en general se preparan para degustar la oferta este año .Creo que para unos años de crisis económica y reajustes, la propuesta es mas que atractiva, diversa y curiosa. Para los que no hayáis visto nada de Oshima os recomiendo aquella provocación de El imperio de los sentidos, yo la vi hace muchos años, aquí en San Sebastián en una tarde en el desaparecido cine Astoria dentro de lo que entonces se llamaba sección informativa con una sala atestada de publico en el lejano en el tiempo 1977, cuando el Astoria era aquel cine maravilloso de los grandes estrenos y no ese horror de hotel exiguo en el que se ha convertido. Espero con mucha impaciencia el film Caníbal de Manuel Martin Cuenca y espero que sea tan apasionado como cuando la amante enajenada del Imperio de los sentidos le corta el miembro a su amante y se lo come, hablando de canibalismo…

Tal como eramos

2013 agosto 25
por Pedro Usabiaga

He leído estos días muchos artículos acerca de La semana grande. No pensaba escribir sobre eso, en el fondo a mi las fiestas me dan un poco igual. Yo siempre trabajo cuando los demás se divierten. Este año tampoco he estado, y por lo tanto, no puedo opinar sobre como ha sido esta semana grande. Solo estuve el primer fin de semana y me pareció todo un poco de mercadillo, un ligero  olor a fritanga y mucha suciedad por todos los sitios. Los fuegos  artificiales fueron, en mi recuerdo, los mismos de todos los veranos, los helados sintéticos desde que se sustituyeron estas heladerías por clásicos como la heladería española, que supongo desapareció por que no podía existir en una ciudad como la nuestra un establecimiento con ese singular nombre. Menos mal que los Italianos siguen siendo lo mismo. Los conciertos de Sagues monotematicos, y masas de gente que desea divertirte por divertirse, que es la mejor formula para aburrirse siempre. Como gran acontecimiento participativo esa algarada perfecta para darse un chapuzon con la excusa de inventar embarcaciones que emulen a los piratas y que se ha convertido en los últimos años en el gran acontecimiento de las fiestas. Me parece bien.

Yo recuerdo aquellos veranos donde solo estábamos los de casa, donde las ferias y no barracas, como se les llama ahora, estaban en Amara, El circo ruso en Sagues, los Toros en el Chofre y en Gudamendi el tiro de pichón. Cuando cenábamos en la cafetería California y corríamos bajo la lluvia a ver los fuegos desde la Concha, en aquel tiempo no olía a pis, y los helados solo sabían avellana y el barquillo era de verdad. Me viene a la cabeza Nuria Espert en el Astoria con su compañía y aquellas Divinas Palabras de Valle Inclan, En el Victoria Eugenia Mercedes Sosa y en el Principal Pedro Osinaga con Se infiel y no mires con quien. La nostalgia es un error, lo se, pero no puedo evitarlo. No quiero decir que sean mejores que ahora, pero en mi memoria recuerdo las fiestas del Ku y todos sus excesos, y a su lado, lo que se hace hoy es un poco cutre y de medio pelo.

No soy aficionado a los toros, ni tengo un criterio acerca de si deben o no deben estar en Donosti, me siento incapacitado para dar una opinión, pero si deben prohibir debería hacerse en todo el estado y creo que deberían opinar los expertos. Yo solo recuerdo a Orson Welles con su puro el los labios sentado en la terraza de Gaviria tras una corrida con Antonio Ordoñez .Que le pregunten a el. Para lo que si me siento capacitado es para decir que las retransmisiones de las fiestas en tv son bastante malas, los presentadores, si se les puede llamar así, son incultos, en especial una que se afana por emular a la Obregon y resulta bastante patética en su deseo de ser una nueva Enma Garcia. El tiempo la barrera lo mismo que los empleados de la limpieza limpian el Boulevard cada mañana de borrachos apostados en el kiosko de musica.

En mi recuerdo, están aquellas fiestas en las que con mis amigos hacíamos carreras para llegar nadando de La Concha a La Isla, jugábamos a la guerra en Urgull y luego íbamos todos juntos al Juantxo a comernos un bocadillo de tortilla de patatas. Los veranos olían a crema Nívea y no a sudor tosco de grupos de franceses que se emborrachan en lo viejo. Es el sino de los tiempos afirma un amigo mio, es problema de la globalización, dice otro, e incluso del calentamiento de la tierra, de los nuevos hombres pájaros en incluso del Estado central y de Rajoy.

No lo se, la verdad, del mal gusto siempre son culpables los otros, nunca uno. A lo mejor es culpa  miá por no ser ciego y tener todos los instintos en pleno uso de mis facultades, incluido el olfato. Pero pronto llega Septiembre, y la ciudad recupera ese pulso reposado de los que duermen la siesta, los días se acortan tanto como mis ambiciones y las calles atestadas de turistas precipitados por divertirse mucho y barato se quedan vaciás. Los hosteleros contentos de su buen verano sacaran sus estadísticas anuales, los cocineros 3 estrellas Michelín se frotaran las manos con los beneficios de toda la chapa que dan durante el año acerca de ese invento de la nouvelle cuisine, y que no es mas que comer poco ,pagar mucho, eso si,  todo bien presentado .Llegaran las regatas, el Festival de Cine y entraremos en el otoño con esa sensación baldía del tiempo perdido para mal. Soñaremos con el próximo verano durante todo el invierno y juraremos hacer todas aquellas cosas de la infancia que tanto nos gustaban, nadar, bucear, correr por la playa, juntar deseos sentados en el muro de la antigua playa de Gros, bañarnos cuando la bandera estaba roja y por la noche ver aquellos fuegos artificiales de color naranja que quedaron grabados en mi memoria como los mejores del mundo.