Diario Vasco
img
Aperry, quita las pistas… pero en sentido inverso (de cómo son las exclusivas “Joti by night”)
img
Mitxel Ezquiaga | 02-02-2011 | 11:11| 0

Aparece en el plató con el móvil pegado a la oreja y como el conejo de Alicia. “Llego tarde, llego tarde…”. Joti Díaz trae escritas en una servilleta de bar eso que empezamos a llamar hace tiempo, medio en broma y medio en serio, “exclusivas”. Ayer soltó su pequeña bomba, la alternativa B del ‘Aperry quita las pistas’, y entonces, como decían los cronistas antiguos, “se bloqueó la centralita”.

Os pongo en situación. Teledonosti, noche de martes, ‘Keridos Monstruos’. En la primera parte hicimos una tertulia sobre el nuevo plan estratégico de San Sebastián, y su gran virtualidad fue que en vez de salir los de siempre aparecieran, por ejemplo, un polaco que investiga en Miramón el cerebro y su circunstancia, una joven valiente que piensa qué hacer con nosotros cuando seamos viejos (mañana o así) o una periodista con mirada nueva como la colega Arantxa Aldaz.

Y de pronto llegó Joti, bajo la batuta de terciopelo azul de la imprescindible Estrella Vallejo. Y lo soltó: los técnicos que estudian cómo realizar la reforma del estadio de Anoeta, quitando las pistas de atletismo, barajan una opción B: girar el  terreno de juego noventa grados, de forma que las porterías quedarían, para entendernos, una bajo el palco actual y otra en el lado del Palacio del Hielo. De ese modo se aprovecharían las dos tribunas principales de hoy y la obra sería más barata. Están trabajando en ello pero es una verdadera novedad para los anoetólogos, que son legión.

Lo dijo sólo como una opción. Pero entonces empezaron a sonar teléfonos y las redes sociales se movieron como si esto fuera un Egipto preocupado por un estadio. Aunque para esa hora ya estábamos en el Resaca tomando el gin-tonic preparado por el gran Iñaki.

Aperry, quita las pistas. Fue el grito del ascenso y yo todavía sigo sin verlo claro. Pero estos días será noticia. Yo sólo cuento aquí la cara B de Keridos Monstruos: el entrañable Joti a veces parece que está despistado, pero siempre te suelta una noticia.

Y encima nos lo pasamos bien.

Ver Post >
Un experimento: ¿y si reñimos como gatos por un libro?
img
Mitxel Ezquiaga | 30-01-2011 | 21:17| 0

Es lunes y busco hooligans que no quieran hablar de la caída de Mourinho, la crisis o el tiempo que refresca, Es lunes y busco hooligans capaces de fajarse por un libro. A favor o en contra. Es lunes y quiero que hablemos de ‘Riña de gatos. Madrid 1936′, la obracon la que Eduardo Mendoza ganó el último Premio Planeta.

 

Cuando yo era más joven viajé en sucios negros que iban hacia el norte, sí, y estudié un bachillerato en el que mandaban leer ‘La verdad sobre el caso Savolta’, una de las primeras joyas de Mendoza. Me hice mendocista desde entonces: he disfrutado sus novelones (pongámonos en pie: ¡’La ciudad de los prodigios’!) y sus novelitas (‘El laberinto de las aceitunas’, ‘Sin noticias de Gurb’).

 

El 15 de octubre pasado Mendoza ganó el Planeta y nos hizo reir con su ironía de lord a los plumillas que tomábamos gin-tonic de madrugada y cruzábamos maledicencias after-hours en el Palau de Congressos de Barcelona. Semanas después tomé su libro con precaución: los mejores escritores suelen recibir el Planeta con su peor novela. Pero pronto disipé los temores: disfruté el libro con el placer antiguo de lector enganchado a una buena historia.

 

‘Riña de gatos’ es divertida, tiene una trama que atrapa y juega metiendo a Primo de Rivera o Franco como secundarios de una disparatada acción en el Madrid donde empieza a olerse la guerra civil. Te lo resumo de forma académica: me lo pasé muy bien leyendo el libro. Nada más. Y nada menos.

 

Ahora amigos y compañeros me empiezan a poner peros a la novela. Que vaya vodevil. Que Mendocita va para abajo.Que cómo se desinfla al final.

 

Es lunes. Antes de ponerte a hacer balances contables, corregir los exámenes o discutir en la máquina del café si la Real debe mirar en la tabla hacia arriba o hacia abajo, dime si has leído ‘Riña de gatos’ y si te gustó o no. Si veo que pasais de mí, mañana escribo sobre el debate del 9 txuri urdin y si eres de Tamudo, Llorente o Agirretxe.

 

O, mejor aún, escribo sobre Mourinho. Estais avisados.

Ver Post >
El chino que será lehendakari y otros guipuzcoanos de muchos colores
img
Mitxel Ezquiaga | 29-01-2011 | 01:20| 0


La agenda portátil de hoy:
Pomen Jin nació en China, es donostiarra y un día gobernará algo. ¿Sólo un chino puede suceder al ‘odonismo’?  / /  ¿Qué tienen en común Gran Hermano, Tolosa y una cárcel franquista? Cherchez Mirentxu!  // No metan a Nestor Basterretxea en el museo: es el más joven de los nuestros. Acaba de sufrir mucho: por eso ama aún más la vida  // Confidencial: el rumor del restaurante que no cierra…


 



Si lo ves en una sidrería parece un tipo de Astigarraga de los de toda la vida. En los saraos donostiarras se mueve como un Gran Gatsby de Ayete. Y cada minuto está pariendo ideas para la hostelería local: algunas salen adelante y otras se quedan en el jardín de los sueños. Se llama Pomen Jin, es chino y donostiarra y algún día será lehendakari. O algo así.


Su plaza fuerte en San Sebastián es el Tsi Tao, el restaurante asiático que ocupa el espacio del mítico Panier Fleuri y que comparte con otros socios locales. El negocio acaba de cumplir cinco años y el miércoles reunieron a amigos y clientes en fiesta de aniversario. El ‘todo Donostia’, que diría el antiguo, estaba ahí, desde el alcalde hasta los empresarios de moda pasando por los imprescindibles Mikel Ubarretxena o Pablo Llaso, con quien más empatizo a medida que más le pita el público de Illunbe. Y estaba también el popular Borja Sémperr, el político más divertido del paisito a partir de las ocho de la tarde.


Pero lo mejor fue el fin de fiesta, con Pomen cantando flamenco con músicos de Musikene que a ratos tocan jazz como Charles Mingus y a ratos se convierten en versiones koxkeras de Camarón. Un oriental por soleares y todo junto al Urumea.


Cada mañana encuentro un político o sociólogo en los medios tratando de rimar inmigración con integración. Paseen con Pomen y encontrarán un lehendakari; al menos, un alcalde. ¿Quizás sólo un chino pueda suceder al odonismo?


En la ganbara del KM no hay nominados. O sí


¿Qué tienen en común ‘Gran Hermano’, una cárcel de la postguerra franquista y Tolosa? Esperen: no respondan con un chiste porque el asunto no tiene gracia. Pero sí enjundia.


Ese lamentable concurso televisivo es hoy pasto de mujeres siliconadas y muchachotes musculados, pero hace años apareció ahí por sorpresa una mujer, elegante y donostiarra, que fue una especie de amatxo para esa tropa de frikis. Se llamaba (y llama) Mirentxu Alvarez,, y muchos la identificamos enseguida con la mujer que cada día recorría el bidegorri de La Concha pilotando una especie de triciclo para adultos.


Se hizo famosa y entró y salió de los platós. Un día descubrí la otra cara de su vida: es hija de David Alvarez, un dibujante y caricarutista nacido en Madrid y crecido en Tolosa que trabajó en el San Sebastián de la Belle Epoque y en la capital madrileña de la República. Murió fusilado en una cárcel franquista en la inmediata postguerra. Mirentxu tenía menos de dos años cuando el terror incivil terminó con su padre.


El historiador Mikel Lertxundi, que es como un documental de La 2 a la guipuzcoana, ha recuperado la obra de Alvarez en prisión con los trabajos de Pedro Antequera, otra biografía paralela, y ahora pueden verse en la ganbara del Koldo Mitxelena. El otro día recorrí la muestra con la propia Mirentxu y merece la pena: están ustedes nominados.


Nestor en el país de los Basterretxeas


Es uno de nuestros grandes artistas, pero también un hombre de acción, un personaje de Pío Baroja en posmoderno. Hay jóvenes a los que el nombre de Nestor Basterretxea les puede sonar a museo en la variante más coñazo de la palabra. Pero Basterretxea es todo lo contrario: un vitalista deseando aprender y experimentar a sus tiernos 87 años de edad.


Ayer se inauguró en la sala Kur de Donostia la exposición que recoge sus últimos trabajos. Tiene el vigor de un principiante y la sabiduría de un veterano. La vida le sigue añadiendo cicatrices: acaba de sufrir con la pérdida de su hijo, el añorado Txabi Basterretxea, a quien sus amigos siguen recordando en las salas de arte, en las mesas con mantel y en los paseos junto al mar.


La mejor medicina para Nestor es más arte y más vida. Ayer abrió su exposición entre amigos. Es guipuzcoano de Bermeo (o sea, menos guipuzcoano que nuestro amigo Pomen) pero el aire de Jaizkibel le acabará haciendo de la Real. Sólo hay que esperar a que crezca.


Sebastian bat bada Kuboan


Lo menos que se puede pedir a una exposición hoy en día es que provoque, para sacudirnos el muermo ambiental. La muestra abierta en la sala Kubo en torno a al figura del santo Sebastián provoca. Javier Balda y Fernando Golvano son los comisarios de una exposición que ha irritado en sacristías pero atrae espectadores. Hay de todo. Desde obras grandes de Vicente Ameztoy hasta algún relleno, y uno de echa menos los sansebastianes del enorme Nagel. Pero el conjunto es estimulante, aunque el personal se pare, sobre todo, en la obra de Ramón Zuriarrain que hace chanzas con la figura de Elorza. Bien está que el arte juegue con los políticos, incluso en esta esquina del mundo…


Confidencial: El rumor ha corrido como la pólvora: un mítico restaurante de la Parte Vieja donostiarra amenaza cierre. Pero dicen quienes saben que la cosa no está tan clara: el local en cuestión aún puede tener una segunda oportunidad con el mismo capitán al frente. En sólo unas semanas, la respuesta.


Adivinanza: ¿Qué emergente político guipuzcoano seguía ayer desde tercera fila el concierto del gran Rafael Berrio en la Fnac? Una pista: en el arco político miren hacia estribor..


Ver Post >
Una croqueta de Robin Food
img
Mitxel Ezquiaga | 26-01-2011 | 17:44| 0

O David de Jorge, la película. Ayer anunciamos que visitaría Keridos Monstruos: no sólo visitó el plató, sino que lo revolucionó, enfundado en sus bermudas y alpargatas y envuelto en su pasmina,o como se escriba eso.


Fue una hora de entrevista en la que habló de su pasado (hace meses cumplió los 40), de su tamaño (“me he puesto a régimen porque quiero vivir más y mejor: ya he perdido treinta kilos”), de su chica Eli y hasta de sus guarrindongadas secretas.


Aquí va un resumen de tres minutos de una hora de charla, un aperitivo de Robin Food: como una croqueta. La cocinera del montaje, la gran Estrella Vallejo. Y es que ayer hubo en el plató dos bellas (la propia Estrella y la gran Luisa López) y tres bestias: Big David, Big Joti Díaz y servidor.


 


Ver Post >
¿Cuánta gente cabe en David de Jorge?
img
Mitxel Ezquiaga | 25-01-2011 | 09:26| 0

Muchos días tiene más audiencia que los Simpson, quizás porque es a la vez Bart, Homer y Lisa. En los foros de Madrid le llaman el nuevo Arguiñano.

Fue cocinero profesional, hoy es chef amateur y lee con la misma bulimia con la que come. Tiene alma de showman: está a medio camino entre Mercedes Milá y Torrente pero con el toque intelectual de un Bernard Pivot del Bidasoa, por ejemplo.


David de Jorge es grande porque en su enorme arquitectura cabe toda esa gente a la vez. Se ha convertido en el nuevo icono de la tele cercana en un momento en que la tele cercana está muy necesitada de iconos. Su grito de ‘Viva Rusia’ es obligatorio, lo mismo en cualquier fiesta popular donde corre el kalimotxo que en las fiestas chic donde se brinda con viudas de Cilcquot.
Es un personaje excesivo que chupa la cuchara del guiso, dice palabrotas y echa toneladas de mantequilla a la cazuela. Pero a la vez posee esa química que traspasa la pantalla y engancha a las abuelas y a los nietos.

David es famoso porque sale en la tele, pero también escribe con gusto los sábados en este papel. Defiende que con las cosas del comer sí se juega, pero sin chorradas. Y está lleno de enigmas, porque en su corpachón cabe mucha más gente de la que imaginas.

Esta noche de martes le recibimos en los Keridos Monstruos de la teletxikita a las 21.30 horas. Nuestra misión, seguramente imposible, es descubrir  todas esas personalidades que se esconden dentro de este hombre que, pese a las apariencias, en el fondo es un gran tímido que sólo busca que le quieran.Como tu, como yo, como casi todos.


Si quieres ayudarnos en la tarea escribe aquí tu comentario, secreto o pregunta y se la trasladamos en Teledonosti.

Por cierto: este es el primer post de un nuevo blog que se inaugura hoy. Y abrimos con David porque el placer es nuestra bandera: ver la botella siempre medio vacía da más brillantez a la escritura, pero amarga la vida. Bienvenido si te sumas al buen rollo de las pequeñas cosas sin importancia, que son las grandes y las que más nos interesan.

 

La dolce vita: no es un nombre de blog, sino una declaración de intenciones. Seguiremos informando.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor