Skip to content

Djokovic y el abuelo buscan la ensaladera

2013 noviembre 15

La final de la Copa Davis se decidirá en el partido de dobles. Aquí podría acabar toda la historia de este post, pero veamos las razones, los porqués y las posibilidades que muestra esta lucha sobre la pista y sobre el tablero de ajedrez que deben disponer Jaroslav Navratil y Bogdan Obradovic, capitanes de la República Checa y Serbia respectivamente. La sensible baja de Janko Tipsarevic, aunque no se encontraba en su mejor campaña, resta un punto las posibilidades del tandem serbio, que deberá contrarrestrar esta baja con los rugidos de los miles de balcánicos que se darán cita a partir de esta tarde en el Kombank Arena de Belgrado.

Los enfrentamientos parecen ya programados. La República Checa se presentará con la misma dupla con la que se adjudicó la ensaladera el pasado año, ganando en la final a España en el O2 Arena de Praga, con Radek Stepanek como héroe. El veterano Radek y Tomas Berdych defenderán la corona en los enfrentamientos individuales. Al otro lado de la red se encontrarán al número 1 del mundo, Novak Djokovic, en el mejor momento de su carrera, y a un desconocido Dusan Lajovic, un joven de 23 años que en su carrera no ha pasado del puesto 114 en el ranking, actualmente en el 117. Los dos puntos de Djokovic en singles parecen garantizados si no existe ningún contratiempo para el jugador local, que además juega en la ciudad que el vio nacer. Muchas más dudas presenta Lajovic que este año ha perdido los cuatro partidos individuales que ha disputado en torneos ATP, aunque viene de adjudicarse el Challenger de Seul, lo que se puede advertir como una señal de buen estado de forma para el también jugador nacido en Belgrado.

Todo hace indicar que la jornada de hoy acabará con un marcador igualado a 1 con las victorias de Djokovic y Berdych, lo que hará desembocar la final en el partido de dobles del sábado con más urgencias que otra cosa para ambas selecciones. En principio, los serbios que disputarán el encuentro serán Ilija Bozoljac, número 238 del mundo en singles y 283 en dobles, y el jugador más veterano de la final, el gran doblista Nenad Zimonjic. Nenad, en el ocaso de su carrera a sus 37 años, es el jugador más veterano en disputar una final de la Copa Davis -por lo que sería también el más veterano en hacerse con la ensaladera- pero las dudas que ha tenido este año a la hora de encontrar ‘nueva pareja’ en el circuito pueden pesarle en la final. Desde 2007 hasta 2012 entre los diez primeros del ranking, su dupla junto al canadiense Daniel Nestor fue la más conjuntada durante varios años, haciendo sombra a los Bryan, algo impensable a día de hoy.

En 2010 cerraron su relación consiguiendo el torneo de Maestros en Londres. Algo inexplicable sí, el dejarlo cuando mejor les va. Desde entonces, Zimonjic cuajó una buena campaña en 2011 con el francés Michael Llodrá, pero desde finales de esa campaña no ha encontrado un buen tono con ningún compañero. Feliciano López, Alexander Peya, Paul Hanley, el propio Llodrá, Nestor en una ocasión y hasta su posible rival de manaña, Tomas Berdych formaron junto a él en 2012, temporada en la que se alzó con solo tres títulos. Esta temporada inició su andadura con el sueco Robert Lindstedt, aunque tras varias derrotas en primeras rondas decidieron romper su relación, y ahora Nenad parece que ha vuelto a encontrar estabilidad junto al francés Julien Benneteau, con el que consiguió vencer en su primer torneo como pareja en el Masters de Montecarlo, pero los resultados tampoco han sido para tirar cohetes en la última parte de la temporada.

Zimonjic-Djokovic frente a Berdych-Stepanek

Nenad e Ilija vencieron a los Bryan en cuartos de final de la Copa Davis, aunque en semis cayeron ante la dupla canadiense Pospisil-Nestor. En buena lógica, y viendo que es una final, no es descabellado pensar que el capitán Obradovic mueva ficha y prescinda de Bozoljac en beneficio de Djokovic mañana. Una dupla Zimonjic-Djokovic se supone más temible en estos momentos, por lo que Nole tendrá que apoyarse en el abuelo para hacer frente a los checos. En principio, la dupla checa debería estar formada por Lukas Rosol y Jan Hajek. ¿Alguien se cree que sean estos los que vayan a salir mañana al Kombank Arena con la ensaladera al rojo vivo? Con una certeza del 99% me atrevo a asegurar que serán Berdych y Stepanek los que formen la pareja de dobles como sucedió el año pasado ante España. La maniobra de despiste tiene sus límites y poner a Rosol y Hajek sería enterrar las opciones checas antes de empezar. Sabiendo que el dobles será el plato clave de la final ambos seleccionadores pondrán toda la carne en el asador y dispondrán de sus jugadores con más experiencia para esta batalla.

El pronóstico de este duelo es incierto, aunque la balanza puede estar en un 51% a favor de los locales. De forma que la final desemboque con un 2-1 el domingo, donde el primer encuentro del día, el Djokovic-Berdych, puede ser de un dramatismo total. Serbia deberá trabajarse mucho esta final ante una vigente campeona con las ideas muy claras. Djokovic parte como posible figura de esta final, aunque Zimonjic será el verdadero talismán en el que apoyarse.

  • bilbondo

    Pues yo doy favorito al equipo checo, tienen un doble consolidado y los serbios no. Nole ganará sus dos singles y Lajovic perderá los suyos.3-2 para Chequia