Diario Vasco
img
El otro relato
img
Lourdes Pérez | 01-03-2016 | 12:58

El final de la violencia de ETA ha dado paso a lo que se ha dado en llamar ‘la batalla del relato’ sobre lo que han significado tantas décadas de terrorismo entre nosotros. La evidencia de que la banda armada tuvo que abandonar los atentados porque ya no le quedaba otra y sin ninguna de sus históricas reivindicaciones como contrapartida dejó sin argumentos a quienes en 2011 continuaban mostrándose condescendientes con los asesinatos, las amenazas y la extorsión bajo la coartada de la existencia de un conflicto político irresuelto. Silenciado el ruido de las pistolas, Euskadi encara dilemas morales que habían permanecido solapados por la tragedia: por ejemplo, si es admisible la distinción entre lo que muchos vascos siguen considerando una “ETA buena” durante la dictadura y la “ETA mala” que ha matado más en 40 años de democracia que durante el franquismo. Fracasado el intento de quienes avalaron la violencia y quienes comprendieron el recurso a la misma de blanquear un pasado que regresa, implacable, con cada aniversario de las víctimas, el pulso se centra ahora en esa ‘batalla del relato’ que mantienen, en un resumen muy minimalista, quienes niegan cualquier justificación legitimadora de ETA y quienes insisten en contextualizar su trayectoria criminal en virtud de un impulso político; equivocado, pero político al fin. Es el pulso también entre los lúcidos de primera hora que se posicionaron contra el terror y que lo denunciaron aun a costa de su integridad personal y aquellos que han acabado llegando al mismo punto de rechazo de la violencia, aunque por caminos más tortuosos, menos comprometidos y en ocasiones exculpadores de un pasado que nos señala. Pero bajo todo ello hay otra pugna, esta más sutil aunque igualmente relevante, que se libra dentro del propio mundo de la izquierda abertzale. Entre quienes han optado por hacer autocrítica de lo que representó la violencia que ellos mismos practicaron y quienes tratan de ganar el presente y el futuro político y electoral eludiendo cualquier mirada que cuestione por qué ETA hizo lo que hizo; que viene a ser tanto como cuestionar lo que cada uno decidió en un momento determinado. La casualidad ha hecho que la excarcelación de Arnaldo Otegi haya coincidido con la de Joseba Urrosolo Sistiaga, condenado por nueve asesinatos y dos secuestros y cabeza visible de la vía Nanclares, la denominación que reúne al puñado de reclusos que se desmarcaron de las armas y han querido manifestar empatía hacia el sufrimiento provocado a sus víctimas. Señalados como ‘traidores’, los internos de Nanclares no han cargado en estos años contra sus antiguos compañeros de armas que se resisten a acogerse a la legalidad para su reinserción, pero sí contra los “comisarios políticos” que han entorpecido, a su juicio, la resocialización realista de los presos. El paso de las semanas permitirá comprobar cómo encajan en la Euskadi sin violencia la izquierda abertzale ortodoxa que pretende afrontar los desafíos de la nueva política bajo la batuta de Otegi,  sabiendo que el ‘frente de las cárceles’ está por encauzar, y ese grupo de disidentes que estaría en condiciones de hacer un mejor proselitismo social tras la salida de la cárcel de Urrosolo Sistiaga.

  • jon7

    Blanquear el pasado..con cada aniversario de las victimas..Que victimas? Que pasado?Que justicia?A mi se me caeria la cara de verguenza si fuese tú..

  • jon7

    Por lo que obviais-obvias..Hablando de relatos.. cual es el tuyo? Ánimo, tu puedes..

  • Loreak

    La opinion de cada quién merece su atencion y respeto sin juzgar, sin confirmar que si o que no pueda tener razon su pensamiento, puedo leer y entender en este comentario suyo su opinion sobre un hecho, sus consecuencias y sus valoraciones personales. Discutir de todo ello por escrito no tendria sentido ya que ni usted ni yo sabemos quienes somos y, cada uno, por su vivencia una misma noticia tendra una respuesta diferente, pero esto ultimo imagino que usted lo sabe.

    Sin entrar en valoraciones y menosprecio a su derecho de opinar, espero que algun dia se utilize tanto en la prensa como en la calle mas el término « eta » en su modo diminutivo que su contrario, pero esto ultimo quizas no sea asimilado aun en la conciencia collectiva.

    La gramatica tiene las suyas –lo siento por las faltas de acentuacion, mi letrado es francofono-, es significativo un hecho intrinseco al Diario Vasco y otros diarios de Vocento. Como es posible y cual es la motivacion u objetivo del DV que, cuando me conecto sobre una pagina « Google », la primera o una de las primeras rubricas se titula « Esquelas ».

    Si me encontrara un dia que al escribir DV me surgiera la primera rubrica titulada « Escuelas », quizas en ese momento podria entender y comprender que una parte de la sociedad vasca ha asimilado hechos y deshechos del pasado para avanzar hacia un modelo de respeto y de comunicacion no violenta.

    Yo soy paisano y hoy en mi aldea bajo el aguanieve he leido en la atmosfera el desguace de la sociedad humana, de como actuar en mi cotidiano a esta deriva de la humanidad que, provoca ya violencias de todo genero y que, al pensar en este momento a su escrito, me pregunto cuales son las prioridades colectivas. Si deseamos que el futuro sea diferente en Euskal Herria hay que hacer del pasado un buen compost tanto para el presente y, mas si cabe, para el futuro.

  • bi-ko-ko-on

    LoUrDeEz+PeEreEz; cuando una ha sido domada y, agarra el “carro” del poder, considera a l@s demás combatientes equivocad@s; está incapacitad@, hasta para entender sus propios IzEn+AbIzEnAz; pese a estar en el mismo “MoGoOlLOOn) y, por eso hablamos como religios@s empíric@s ecléctic@s, sin jamás llegar al meollo del asunto. El combate BaAzKoOn; siempre contra el tiranicidio; es por la recuperación de las compartidas convivencias, SoZiAlMenTe constituidas; que Aquel Estado ni aún Este, las permiten. A la violencia Etarra, la ha “vencido”, las convivencias, al entrar en La vieja EuriOpa SoZiAl y; la triste pena ha sido, que los fachas fueran más listos; cuando decidieron hacer su guerra, con los medios políticos. Claro que el tiempo, también les ha abierto los “ojos”, dejando lo nefastos hierros; pero el conflicto sigue más enconado cada DiA y; a nuestros GaAzTe+JoBeEnEz; ya no les queda otra que los BaTaZuUn Unidos Podemos.

Categorías

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor