Diario Vasco
img
Vete de vacaciones para SENTIRTE
img
Belén Casado Mendiluce | 14-07-2017 | 10:31

 

 

Y tómate un tiempo para ti. Un tiempo para tener en cuenta lo que sientes, lo que se mueve en tus tripas, los sentimientos sentidos en el cuerpo. Tus vacaciones no son un mero parón de actividad sino una oportunidad para encontrarte contigo mismo y para conectar con lo que de verdad necesitas.

Hay una conexión entre tu ritmo habitual de trabajo y tu tiempo de vacaciones. Si te sorprendes sintiendo una inquietud interior mientras estás de vacaciones, una necesidad de estar constantemente haciendo planes, entonces es que tu ritmo habitual de trabajo es demasiado estresante para que puedas pararlo en unos días.

Si te observas en tus vacaciones quedando siempre con gente y con poco tiempo para tus personas más cercanas, entonces en tu día a día esas personas se han convertido para ti en algo demasiado familiar y cotidiano que ya no te dice nada. Así como vives así querrás seguir de vacaciones.

Puede que sientas en tu interior una necesidad  de parar físicamente, de hacer menos cosas, de descansar. Una necesidad que ya se empezaba a gestar dentro de ti antes de ir de vacaciones, la de tomar más en cuenta tus sentimientos, estar más contigo en silencio para poderlos escuchar sin tener tantas distracciones exteriores que te hagan evadirte de ti mismo.

Uno sólo mueve ficha cuando siente la necesidad, cuando algo te hace reaccionar y te das cuenta de que tus razonamientos ya no sirven para contrarrestar lo que vives como una necesidad  sentida imperiosa. Porque tu cabeza o tus deberías tienen poco que hacer cuando se trata de escuchar a tu interior, que rara vez se equivoca.

Tómate tus vacaciones para parar y SENTIRTE. Las vacaciones no son sólo un tiempo de relajo y disfrute sino una oportunidad para hacer caso a tus sentimientos que te están llamando a la puerta desde hace tiempo. A la larga siempre saldrás ganando, siempre será para bien, aunque tus circunstancias puedan dar un giro inesperado y pongan tu vida boca abajo.

Intento no llegar con la lengua fuera a las vacaciones, como si deseara ansiosamente ese tiempo, como si fuera contando los días que me faltan para que llegue. Por eso, prefiero incluir en mi día a día un pequeño tiempo de parón en el que pueda estar conmigo misma dejándome sentir. No quiero vivir sin parar y prefiero parar para vivir con sentido.

 

Caminamos…Belén Casado Mendiluce

belencasadomendiluce@gmail.com

www.psicologiapersonalizante.com

Sobre el autor Belén Casado Mendiluce
Soy Licenciada en Psicología y desarrollo mi trabajo en una consulta privada. Mi vocación desde joven ha sido la psicología, y a través de ella he buscado comprender a los demás y a mí misma. Desde ese trabajo interior, intento que lo que transmito sea un reflejo de aquello en lo que creo y que me sirve a mi. Me siento siempre en búsqueda, abierta a aprender de todo aquello que me haga crecer como persona. Y creo que lo que se vive como vocación no es sólo patrimonio mío sino que puede servir a los demás.

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor