Diario Vasco
img
Ser como niños
img
Belén Casado Mendiluce | 29-09-2017 | 10:21

Hoy os muestro un vídeo que me ha emocionado de un niño descubriendo la lluvia. ¿Es posible no perder siendo adultos la capacidad de sorprenderse y disfrutar de lo más sencillo y nimio? Intentaré buscar las respuestas.

Ya sé que los niños viven una etapa de su vida en la que no tienen que hacer frente a las múltiples responsabilidades de cuando son mayores, pero si tantas personas amamos a los niños no es sólo por la ternura que suscitan sino porque nos recuerdan que podemos en nuestra vida ser más sencillos de lo que somos y encontrar felicidad en ello.

La vida puede ser muy dura y las exigencias que nos plantea pueden resultar agobiantes pero, a poco que nos paremos a sentir, podemos volver a recuperar las sensaciones de una niñez que siempre vuelven a emocionarnos.

He comprado hace poco en un mercadillo una figura de una pareja de pajaritos (madre e hijo) que cuando se da una sonora palmada…pían. Ya sé que es una infantil tontería pero, sinceramente, me alegra el día. No quiero perder esa capacidad que todos tenemos de volver a nuestros orígenes y ser sencillos.

Pero la sencillez es lo más difícil del mundo, sobre todo cuando es una sencillez del que sabe, no del que es ignorante de lo que le espera, como el niño. Y yo quiero aprender a ser sencilla pero consciente de todo lo que he vivido.

Poder pasear descalza por un campo lleno de hojas, sentir el silencio de una Iglesia, ver los gorriones que vienen a mi terraza a comer las migas de pan que les dejo diariamente, son vivencias que me reconcilian conmigo misma, me hacen sentirme en paz y me arrancan una sonrisa.

Los gorriones se apostan en mi terraza desde primera hora de la mañana, esperando las migas de pan, y yo siento que esos pájaros son mis amigos, como diría San Francisco de Asís. Porque la amistad es también común-unión y comunicación y, sin duda alguna, yo siento esa comunicación estrecha entre los gorriones y yo.

Sencilla pero consciente, esa es mi tarea en la vida, la que me hace ser más yo, porque siento que, por muy duro que sea lo que me toque vivir, siempre podré sentir la fina lluvia del cielo en mi cara.

 

Caminamos…Belén Casado Mendiluce

belencasadomendiluce@gmail.com

www.psicologiapersonalizante.com

Sobre el autor Belén Casado Mendiluce
Soy Licenciada en Psicología y desarrollo mi trabajo en una consulta privada. Mi vocación desde joven ha sido la psicología, y a través de ella he buscado comprender a los demás y a mí misma. Desde ese trabajo interior, intento que lo que transmito sea un reflejo de aquello en lo que creo y que me sirve a mi. Me siento siempre en búsqueda, abierta a aprender de todo aquello que me haga crecer como persona. Y creo que lo que se vive como vocación no es sólo patrimonio mío sino que puede servir a los demás.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor