Diario Vasco
img
Cuanto más piensas menos ves
img
Belén Casado Mendiluce | 26-01-2018 | 09:08

 

Yo misma, en ocasiones, también tengo que dejar de reflexionar sobre las cosas, dejar de analizarlas, de preguntarme el “por qué”, para poder ver con claridad lo que, simplemente, es.

Porque la realidad, lo que es, está ante nuestros ojos. No lo que me gustaría, lo que “debería ser”, sino lo que se muestra tal y como es. Esa realidad es la que, muchas veces, nos cuesta aceptar, y esa actitud de no aceptación es la que nos provoca sufrimiento.

Así que , en vez de decirte mentalmente, “no puede ser lo que me está pasando”, “es una injusticia lo que estoy viviendo”, en vez de rebelarte por lo que vives, emplea tus energías en querer ver las cosas tal y como son; aunque sea duro, sufrirás mucho menos que si te rebelas contra ello.

Cuanto más le das vueltas a las cosas en tu cabeza, más se acrecienta tu malestar interior. Pensando mucho en ello, crees que te darás cuenta de algo que se te había escapado, o que pueda ser importante para ti. Pero ocurre todo lo contrario, que tu mente se colapsa y ya ni siquiera tienes la capacidad de ver lo que tienes delante de tus ojos.

Así que intenta no pensar, por lo menos no conscientemente. Y cuando te vengan los pensamientos a la cabeza de manera automática, ten la actitud del “espectador de cine” que observa pasar la película delante de sus ojos; tal como vienen las imágenes, se van.

La realidad siempre es, por muy dura que sea, mucho menos dolorosa que lo que imagina o fabrica tu mente. No te resistas, no te rebeles, y dedica tus energías a asimilar lo que tienes delante. Puedes quejarte, llorar si te hace falta, pero que tu actitud sea la de quien quiere ver con los ojos abiertos.

Para ver la realidad tal como es no te hace falta hacer análisis, buscar las causas de lo que te ha pasado. Todo se te mostrará tal y como es a su debido tiempo, cuando tú estés preparado para verlo. Cuando eso ocurra, proyectarás tu luz sobre lo que mires, y todo quedará iluminado con la luz de tu consciencia. Es así de sencillo.

 

Caminamos…Belén Casado Mendiluce

belencasadomendiluce@gmail.com

www.psicologiapersonalizante.com

 

 

 

Sobre el autor Belén Casado Mendiluce
Soy Licenciada en Psicología y desarrollo mi trabajo en una consulta privada. Mi vocación desde joven ha sido la psicología, y a través de ella he buscado comprender a los demás y a mí misma. Desde ese trabajo interior, intento que lo que transmito sea un reflejo de aquello en lo que creo y que me sirve a mi. Me siento siempre en búsqueda, abierta a aprender de todo aquello que me haga crecer como persona. Y creo que lo que se vive como vocación no es sólo patrimonio mío sino que puede servir a los demás.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor