Blogs

Belén Casado Mendiluce

La psicóloga en casa

Empatiza contigo mismo

Resultado de imagen de empatizar contigo mismo

 

Hay personas que tienen una manifiesta dificultad para empatizar con los sentimientos de los demás. Esta dificultad, sin embargo, refleja que esas personas no son capaces de conectar con sus propios sentimientos.

Ser empático con alguien implica valorar los sentimientos de una persona, dando mayor importancia a cómo se siente realmente esa persona por encima de cómo “debería sentirse”. La teoría nos la sabemos todos, pero hay que escuchar “el aquí y ahora” de la vivencia de la persona.

Pero, ¿cómo vas a comprender los sentimientos de frustración o tristeza, por ejemplo, de alguien, si contigo mismo eres incapaz de darte cuenta de tus propios sentimientos de dolor? Nadie da lo que no tiene.

Para ser cercano a alguien que sufre, primero esa cercanía la tienes que poner en práctica contigo mismo. No puedes quitar importancia a tus sentimientos o dejarlos pasar para…no volverles a hacer caso.

Si eres de las que se dicen a sí mismo: “Bah, ese sentimiento es una exageración por mi parte”, “le estoy dando más importancia de la que tiene”, “mejor voy a pensar en otras cosas más positivas”, entonces es que no tienes en cuenta suficientemente tus sentimientos. Y eso se paga, naturalmente.

Porque si no eres empático contigo mismo, significa que huyes del dolor propio,  no quieres enfrentarlo, y prefieres huir hacia adelante y seguir con tu vida como si tal cosa. Pero no por tapar algo y no hablar de ello, no por eso ese sentimiento deja de existir, sólo lo reprimes.

Puede que tengas dificultades para conectar afectivamente con alguien de verdad, o tus sentimientos te siguen jugando malas pasadas porque reaccionas de una forma que no entiendes en ti mismo. Tus sentimientos, aunque no los verbalices ni los expreses, seguirán pugnando por salir a la superficie y se harán notar, desequilibrando tu vida. Ese es el precio que pagas por tu inconsciencia.

Así que empieza por empatizar contigo mismo. Escucha tus sentimientos aunque te duelan. Tus sentimientos te llaman a la puerta para que les hagas caso y les prestes atención porque tienen algo que decirte. Escúchalos porque forman parte de tu historia y esta no la puedes negar.

 

Caminamos…Belén Casado Mendiluce

belencasadomendiluce@gmail.com

psicologiapersonalizante.com

Temas

Sobre el autor

Soy Licenciada en Psicología y desarrollo mi trabajo en una consulta privada. Mi vocación desde joven ha sido la psicología, y a través de ella he buscado comprender a los demás y a mí misma. Desde ese trabajo interior, intento que lo que transmito sea un reflejo de aquello en lo que creo y que me sirve a mi. Me siento siempre en búsqueda, abierta a aprender de todo aquello que me haga crecer como persona. Y creo que lo que se vive como vocación no es sólo patrimonio mío sino que puede servir a los demás.

junio 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930