El trabajo: derecho y deber

El trabajo es característica y signo del hombre. Constituye una dimensión fundamental de la existencia humana. Producir, fabricar, transformar la naturaleza, es la actividad típica del hombre. El mundo ha sido dado al hombre. Y el trabajo supone su dominio sobre la tierra. El hombre está llamado a someter y dominar la tierra. Es decir, a descubrir y usar, mediante su actividad consciente, todos los recursos de la tierra. El hombre está llamado a completar la creación, a cooperar en su perfeccionamiento.

Trabajar no aparece entonces como el cumplimiento de un deber más o menos costoso y doloroso, sino como la dimensión esencial de la persona, como un modo específico de ser. Si el animal es capaz de utilizar lo que produce la naturaleza para satisfacer sus necesidades, sólo el hombre es capaz de orientar todo ello hacia sus propios fines. La civilización surge cuando el hombre abandona una actitud pasiva ante la naturaleza e impone su dominio; cuando la somete, la transforma y la hace producir. Y precisamente cuando la domina y la transforma, es cuando él mismo se transforma, crece, progresa, se realiza su vocación. Porque entonces el hombre actúa como hombre y plasma su ser de hombre en las cosas.

En la base de la concepción cristiana del trabajo se encuentra la convicción de una creación permanente. Y si la creación está en continuo devenir y es capaz de perfección continua y si, por otra parte, la palabra de Dios encarga esta misión transformadora al hombre, no cabe duda: ¡hay que poner manos a la obra! Esta es una tarea que afecta a todo hombre. Es una tarea esencial. Y esta tarea creadora, el hombre la realiza mediante la actividad de su trabajo. El trabajo es, en esta perspectiva, una participación activa y libre en la creación; y tiene un sentido positivo y creador.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.