Diario Vasco
img
Autor: Madre y aprendiz
Entrevista Elena López, formadora de porteo
img
Cristina Saraldi | 09-05-2017 | 8:58| 0

Cada vez que pienso en algún tema relacionado con el porteo, no puedo evitar tener a Elena en mi cabeza. Sé que esto no sólo me pasa a mí, ya que Elena López es toda un referente en el universo del porteo.

No sé cómo conocí a Elena exactamente, aunque imagino que habrá sido a través de mi maternidad, de Froggies o de cualquier evento donde hayamos coincidido. Lo que sí que sé es que le tengo mucho cariño y me encanta su profesionalidad.

Fotografía de Rebeca LópezEs una persona polifacética y con ella he disfrutado organizando más de un taller en Oh! La Luna, he ido de paseo por el campo en muy buena compañía, he aprendido mucho más del fular gracias a su reto “30 días, 30 nudos”, hemos estado embarazadas a la vez, y hasta nos maquillamos las tripas juntas Bei de Tigriteando, ella y yo, compartimos fotógrafa ;) y aunque de cena no hemos estado, esa tocará ;) .Fotografía de Rebeca López

Así que como estamos celebrando la I Semana Europea de Porteo, cuyo lema es #TeLlevaréSiempre y pretende dar visibilidad y que todo aquél que desee, comparta fotos de porteo. Así que con toda esta celebración, qué mejor que aprovechar para recuperar las entrevistas “diferentes” en el blog. Consisten en preguntas que me gusta hacer para conocer un poco más en profundidad a personas que admiro y que conocí por su faceta profesional.

Elena es directora de Monitos y Risas, blog especializado en porteo y pañales de tela, Co-propietaria junto a Eloísa López de Oh! La Luna, tienda especializada en productos de crianza con apego y Co-Directora junto a Nohemí Hervada de la Formación Asesoras Continuum, una formación muy completa sobre maternidad, de la que tengo buenísimas referencias, y la recomendaría sin pestañear.

Seguir a Elena es divertido e interesante, porque no sólo aprendes sino que disfrutas también de su bonita familia y de su sentido del humor. Y su canal de Youtube no te lo puedes perder si quieres aprender cualquier cosa acerca del porteo.

Así que allá vamos. Gracias Elena por dedicarme un ratito de tu tiempo para llevar a cabo esta entrevista. Me gusta que sea diferente; y como el juego es el motor de mi vida y mi negocio, aquí va mi entrevista divertida.

  • Lo primero que piensas al levantarte es… Ya? no puede ser, si me acosté “hace un rato”.

  • No sales de casa sin… Jorge, ajajajaja

  • A qué animal te gustaría parecerte… Por supuesto, a un mono. Concretamente, a un bonobo.
  • Qué 3 cosas agradeces a la vida? Mis tres hijos, por supuesto. Mis amigas-socias. La suerte que tengo así, en general.
  • Y qué 3 las aceptas pero no se las agradeces. Dormir poco (esto pasará, tarde o temprano, espero que temprano). La falta de tiempo. Tener a mucha gente querida lejos.
  • Qué 4 cosas te gusta mucho hacer de día? Cocinar. Pasear por el campo. Jugar con los niños. Tumbarme en la cama a no hacer nada.
  • Y de noche? Leer. Estar con Carlos, mi pareja, disfrutando del silencio de los niños dormidos. Mirar una chimenea.
  • Qué sueños has cumplido gracias a tu profesión? Unos cuantos!!! Sobre todo, viajar, conocer otros lugares, otras culturas, otras costumbres…
  • Y qué sueños aún te quedan por cumplir? ¿Respecto a mi profesión? Ver la figura de la Asesora de Porteo como una profesión reconocida, no solo por las madres sino por los profesionales sanitarios y demás profesionales relacionados con la maternidad. Respecto a mi vida personal, mudarme a vivir a la casa que tenemos en la sierra y donde pasamos los fines de semana.
  • Los proyectos donde te involucras los podrías definir como… Apasionantes
  • Qué color le pones a tus días nublados? Verde
  • Y a los días soleados? Verde (Yo le pongo verde a todo) y Turquesa, que dice nuestra fotógrafa que es mi color.
  • En qué parte de la casa te sientes más cómoda para crear. En la cocina y en el salón.
  • 3 adjetivos que te definen como profesional. Uy, igual eso lo tendrían que decir otros, jeje. Voy a arriesgarme y decir: Imaginativa, Osada y Organizada (o me gustaría pensar que sí).

 

Muchas gracias y espero que te haya gustado esta entrevista!

Ver Post >
La culpa y la maternidad
img
Cristina Saraldi | 15-02-2017 | 9:54| 0

Como dice mi amiga Bei, de Tigriteando, la culpa nos acecha desde que nos quedamos embarazadas por primera vez.

Nos culpamos por no atender, nos culpamos por no entender.

Y así llevo un año conversando conmigo misma. Sobre todo desde que llegó Kian. La culpa se hizo más fuerte. La acepto y la vivo como parte de mí. Sin embargo, no deja de acompañarme entre tanta bronquiolitis, trabajo, reuniones, mails, post y llamadas de teléfono.

En esta última ocasión, he vivido un episodio muy difícil con la lactancia. Durante 3 días Kian parecía haber olvidado mamar. Su consciente le llevaba a querer mamar mordiéndome, aunque fuera suavecito, y su mirada y actitud me transmitían que él no lo quería hacer. Sin embargo, su inconsciente, dormido en siesta y de noche, mamaba perfectamente.

Han sido más de 75 horas de “incapacidad de succión” durante el día. Y han hecho que fantasmas, miedos y visiones horribles como un destete prematuro para mí, vinieran para quedarse unos días.

Un fin de semana de mucho trabajo, de mucho estrés y de una atención escasa. No tanto en cuerpo, porque le porteo siempre que lo necesita, sino en alma. Todo esto, una vez más, me vuelve a mostrar todo lo sensibles que son los bebés.

Parece que no queremos integrarlo, pero así es. Nos sienten, la presencia y la no presencia; y cuando lloran, algo les pasa. Sólo debemos procurar comprender, entender, aunque sea muy difícil y no sepamos hacerlo. En esas ocasiones, habitualmente, nos volvemos a culpar.
Una vez más, la culpa…

Me digo a mí misma como un mantra cuando las sombras acechan. Deja de lado la culpa, déjale un hueco en tu camino como madre, y que sólo seas tú quien la pronuncie siempre que quieras. Tú y nadie más.

Dulce culpa, dulce compañera.

Gracias por todo lo que aprendo. Aunque duela…

Ver Post >
Bimaternidad y reflexiones
img
Cristina Saraldi | 22-01-2017 | 12:54| 0

Hoy hago un año como bimadre.

Un año de cambios; encuentros y desencuentros, amor y odio, alegrías y tristezas, estrés y paz. Y lo que más, y sobre todo, nueva familia. Un año de reflexiones en esta nueva etapa. La bimaternidad como otra novedad, muy diferente al hecho de convertirte en madre, aunque con mucho aprendizaje. (No quiero ni pensar en qué debe ser tener más! Os admiro multimadres).

Un año que nos ha dado un bebé nuevo, una niña recibiendo un nuevo miembro del clan, y con necesidad de acaparar también miradas. Una madre perdida y un padre buscando.

Todo esto, y mucho más, me ha traído este año de bimadre. El primero de tantos. De todos los que quedan, y de todos los que vendrán. Poco a poco vamos encontrándonos, aunque nos cuesta. Ser bimadre ha sido un regalo de esos que traen una ardua misión, cuyo proceso es inmejorable.

Aventurarse en este viaje me acerca a la persona que quiero ser y me aleja de la persona que soy. O mejor dicho, me invita a aceptar a las dos.

Así que con tanta reflexión y vida llena de experiencias, he decidido volver a mi cueva “cooperativista” y retomar mis post sobre maternidad, niños y personas; ya que reconectar en mí estas ganas de escribir me invita a compartir parte de mí, porque creo firmemente que entre todos mejoraremos el mundo.

Y si mis palabras te llevan a descubrir otro aspecto de ti, eso que me llevo. O si por el contrario las tuyas lo hacen en mí, mucho mejor.

Muchas felicidades Kian y gracias por elegirnos.

Ver Post >
Nuestro paso del tiempo
img
Cristina Saraldi | 13-11-2015 | 4:36| 0

Cloe tiene 4 años y 3 meses. Sólo me he separado de ella 3 días un par de veces (y quedándome con su padre); y 4 días, de viaje de trabajo. Esto significa que nunca antes me he quedado sola en casa sin ella y sin papá.

Nunca antes porque no ha surgido y porque ella hasta ahora no ha estado preparada (aunque nos hubiera gustado, acelerar sus procesos no estaba en nuestros planes).

Aunque hoy es el día. Hoy lo está y no puedo más que estar orgullosa de ella, de nuestro trabajo y de saber que acompañar a mi hija en sus procesos personales está siendo, además de laborioso, el mejor de los regalos que podemos hacerle.

Cada niño es único, de eso no hay duda. Y cada familia y cada padre/madre también.

Y por ello cada familia ha de decidir cuánto es capaz de ceder o cuánto es capaz de dar, pensando en el niño o pensando en sus necesidades como adulto. Todo vale y ha de respetarse. Y toda elección ha de ser igual de válida, tomada siempre desde la consciencia y sin duda desde el conocimiento y las consecuencias que pueden tener nuestros actos. Porque a veces, el simple hecho de dejar a tu bebé lactante una noche con sus abuelos puede tener consecuencias en tu hijo. ¿O quizás no? Sólo tú lo sabes. Y desde ahí para mí debería ser tomada cualquier decisión. Y me repito, respetada.

Para nosotros, sin duda, acompañar a Cloe en sus noches, que han sido, como dirían muchos, toledanas, ha sido el mejor de los anclajes. La mejor de sus herramientas para poder ganar en confianza y seguridad.
Y hoy es un gran paso para ella y para nosotros.

Y ¿qué pasa conmigo como madre? Pues que aquí me quedo, con mis emociones, viviéndolas, sabiendo que es lindo y hermoso y sintiendo al mismo tiempo la nostalgia. Nostalgia de ver pasar el tiempo, nuestro tiempo, de mirar hacia atrás y sentir cómo crece mi bebé, que hace 4 años era eso, un bebé que ya hoy me vuelve a demostrar que ha quedado atrás.

Bendita maternidad, ¡cuánto nos enseña! Sólo hay que saber dejarte llevar por tu corazón y menos por la razón.

Ver Post >
Mamamorfosis o cómo cumplir tus sueños
img
Cristina Saraldi | 15-09-2015 | 10:16| 0

Al fin ha llegado el gran día. Madres que se unen para hacer algo grande, para hablar desde la profundidad de sus almas y para compartir con el mundo su lado más sincero.

Hoy a las 3 de la tarde se lanza el ebook #Mamamorfosis, que para quienes no lo sepáis, es un sueño hecho realidad. Son las palabras de su creadora, Aguamarina, además de autora del maravilloso blog De mi casa al mundo, las que demuestran cómo de intuitivos podemos llegar a ser: “Hace algunos meses tuve un sueño… una especie de epifanía, muy vívida. Jamás he experimentado algo similar. Fue como una corazonada enorme, de esas que puedes ver, oír y casi tocar. Dejándome llevar por la intuicición, y sin pensármelo demasiado, publiqué un llamamiento urgente en el blog…”.

Hoy, varios meses después y tras mucho esfuerzo por su parte y mucha compañía en forma de magia, ve la luz este proyecto tan lleno de amor. Y digo mucha compañía porque el logo, el diseño, el merchandising, el vídeo, la canción y toda la imagen estética de este proyecto está siendo creada por mamás y papás que han sacado lo mejor de sí mismos para colaborar, ofreciendo su arte en forma de maravillas que ponen un broche aún más colorido a este sueño individual, transformado en global. Grandes madrinas también se suman y muchos medios se hacen eco. ¿Por qué será? Sin duda, la maternidad nos hace más conscientes. De eso no tengo duda.

Un libro de testimonios, un libro donde muchas mamás contamos nuestra experiencia como madres y sobre hablamos sobre cómo la maternidad te lleva a un lugar hasta entonces intransitado,  y desde el cual puedes renacer como una nueva persona. Escribiendo este post hoy mismo me emociono. Y no me emociono por participar en el libro, sino porque las redes me han permitido conocer y sentir a Aguamarina desde un lugar mucho más intangible; y tengo tanto amor por ella que me siento tremendamente orgullosa de su esfuerzo y de su trabajo. No sólo por todo lo que ha conseguido, sino porque me recorre un cosquilleo hermoso saber que ejemplos como éste hacen una vez más que la gente se anime a escucharse, a perseguir sus sueños y a no tirar la toalla antes de tiempo.

Porque como dijo Mario Benedetti: “No te rindas, por favor no cedas. Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento”.

 

Ver Post >
Sobre el autor Cristina Saraldi
Cada vez hay más consciencia social acerca de la importancia de escuchar al niño. Mi hija mayor fue mi acompañante y motor para el cambio que hice en mi vida: dejé mi trabajo en televisión por perseguir este sueño que un día tuve. Se llama "Froggies" y fue mi primer proyecto. En 2016 me convertí en bimadre, y esta aventura me está resultando muy intensa. Creo firmemente que los adultos tenemos mucho que cambiar para ofrecer a los niños un lugar mejor donde vivir.

Otros Blogs de Autor