Diario Vasco
img
SOBRE NOVIOS Y BODAS
img
Carolina Isasi | 12-06-2017 | 16:42

 

Últimamente no sé bien por qué o si lo sé y no lo quiero contar, me encuentro hablando con gente de mi entorno sobre bodas. En general las bodas son divertidas, creo que con los años se ha ido prescindiendo del peso de las obligaciones y  de los compromisos y cada vez veo a más gente que se casa en la intimidad, acompañados de la gente que les quiere y que les importa esta decisión que han tomado. Quiero creer que cada vez son más las bodas por amor. Ya no hay presiones sociales o no en nuestro mundo afortunadamente y  deseo pensar que lo hacen con ilusión. Seguramente pecaré de ingenua pero prefiero hacerlo a volverme una desconfiada. El otro día leí un poema que colgó en las redes la periodista y gestora cultural Violeta Dávila que decía:

 

“Que no crezca jamás en mis entrañas

esa calma aparente llamada escepticismo.

Huya yo del resabio,

Del cinismo

De la imparcialidad de hombros encogidos.

Crea yo siempre en la vida

Crea yo siempre

en las mil infinitas posibilidades.

Engáñenme los cantos de sirena

Tenga mi alma siempre un pellizco de ingenua.

Que nunca se parezca mi epidermis

A la piel de un paquidermo inconmovible,

Helado.

Llore yo todavía

Por sueños imposibles

Por amores prohibidos

Por fantasías de niña hechas añicos.

Huya yo del realismo encorsetado.

Consérvense en mis labios las canciones,

Muchas y muy ruidosas y con muchos acordes.

 

Por si vinieran tiempos de silencio.

 

(De Diario de un destello)

 

 

Eso quiero, creer en las bodas, en el amor, que dura lo que dura en cada caso pero que mientras lo hace, nos hace felices. Porque dónde y cómo se case cada cual no es importante.

Esta foto la hice el domingo, en la Puerta de Alcalá. Vivan las bodas moteras, las bodas en la playa, las bodas en países exóticos, en el pueblo de la abuela. Porque la felicidad es darse cuenta de que nada es demasiado importante.

Sobre el autor Carolina Isasi
Estudié en el ya desaparecido colegio francés de San Sebastián y me fui a vivir un año a Dublín y otro a Oxford. Tenía claro que quería ser periodista. Devoraba libros y me gustaba escuchar historias. Vine a Madrid a estudiar periodismo y mis primeras prácticas fueron en radio Voz. Logré convencerles para que me dejaran hacer una agenda cultural diaria. De ahí me viene mi pasión por las exposiciones, conciertos y cualquier tipo de ocio que despierte mis sentidos. Sin darme cuenta me ví entrevistando en diversos medios, casi a diario, a escritores y he tenido la suerte de haber conocido a muchos de los que ya admiraba: Ian Mc Ewan, Martin Amis, Salman Rusdhie, Paul Auster, John Banville, Rosa Montero, Almudena Grandes, Juan José Millás… y considerarme amiga de muchos de ellos: Paula Izquierdo, Nativel preciado, Juan Cruz, Soledad Puértolas, Alicia Jiménez Bartlett, Ángela Becerra … y descubrir a otros tantos. Lo peligroso de las listas es que siempre te dejas a alguien querido. Para eso estará este blog, una memoria semanal para cuando lleguen los malos momentos siempre me queden los buenos recuerdos ¡Y esa bahía que tanto añoro!

Otros Blogs de Autor