Diario Vasco
img
¿Alguien más quiere ser naranjito?
img
Amaia Michelena | 14-08-2013 | 10:19

Si sois pelirrojas como yo, os habréis dado cuenta de que vuestro color rojizo del invierno a estas alturas de año está ya ajado y sois más rubias que zanahorias. Pues bien, esto se debe a cierto pigmento que, por lo visto, está en nuestra melena. Si os habéis unido a la moda de muchas famosas y lo que lleváis es un estupendo tinte natural, también os afecta. Seguid estos consejos para playa, sol y piscina y que vuestro melenón luzca como el primer día hasta el cambio de hora de octubre.

Los pigmentos rojizos son fotosensibles, y más aún si son artificiales. En la mayoría de los casos, los pigmentos rojizos naturales en el cabello, vienen acompañados de un tipo de piel más sensible a los rayos UV, así que si eres pelirroja natural y lo que quieres es mantener el color, evita tomar el sol durante las horas centrales del día, utiliza productos de cuidado capilar con protección UV, o lleva un gorro, ¡o las tres cosas!

Si no eres pelirroja natural, pero este verano te has animado, ten en cuenta que después de una coloración tienes que evitar bañarte en la piscina durante las dos primeras semanas, porque el agua con cloro, deteriora en mayor medida el pelo. El agua de grifo no es tan perjudicial, ¡así que ya sabes cómo debes refrescarte! Y si puedes, también evita bañarte en el mar.

Aunque existen muchos productos de cuidado nutritivos y protectores específicos para cabello rubio, castaño o con canas, no los hay apenas para cabellos pelirrojos. Sin embargo merece la pena utilizar los que ya existen en el mercado, y así poder beneficiarnos de los antioxidantes y agentes protectores. Un producto legendario y natural para cuidar los cabellos rojizos es la henna. Podemos encontrar champús y acondicionadores en las parafarmacias que harán que nuestro cabello sea mucho más brillante.

Nadie ha dicho que presumir e ir más guapa que las famosas en la playa fuera fácil, así que  ¡hazte un baño de color en cuanto empiece a difuminarse! Cada semana aplícate un tratamiento capilar (mascarilla) para retener los pigmentos de color rojizos y el brillo en tu cabello. Estos tratamientos contienen ingredientes que penetran en la fibra y reparan la estructura exterior del cabello y la cutícula, y así los pigmentos rojos aguantarán más tiempo. Visita a tu peluquero como mínimo cada dos meses, ¡Una melena pelirroja llama mucho la atención y ha de estar perfecta!

A pesar de todo, lo mio viene de serie, y yo tengo un  plan “B”. Disfrutar del aire libre como una niña de diez años con coleta y no hacer ni caso a todo esto que os he puesto. El resultado no es otro que unas “mechas californianas” naturales divinas, que no tendréis más que podar antes de las uvas, para sanear e ir estupendas a la cena y fiesta del bar de moda de vuestra ciudad.