Diario Vasco
img
Orden y compostura
img
Amaia Michelena | 24-01-2014 | 20:56

Soy tan cochinamente ordenada, qué mi cajón de cosas y varios no tiene ni gracia. En primer lugar explicaré de qué se trata, porque sospecho que muchas, no tendréis siquiera esté tipo de cajones, ¡ni que decir de vosotros, amigos varones!

Bien, hay dos tipos de mujeres en este planeta. Las que cada día cambian de bolso, conjuntándolo con la ropa que vayan a ponerse, y en consecuencia, cada noche, lo vacían. Y  las que siempre llevan el mismo, o a lo sumo tienen dos. Y únicamente lo cambian, si se rompe.

Aclarado esto, os diré también, que las primeras, normalmente tienen un espacio en el que volcar sus cosas íntimas, y así poder tenerlas preparadas para el día siguiente. En mis caso, las llaves van al “platillo de llaves”, el neceser al baño,y la pinza para el pelo a la cesta de los ganchos. La cartera la coloco en el cajón de carteras y neceseres, aunque en primera fila, ya que los demás están vacíos y preparados para el día que les toque. La agenda y el bolígrafo, van al escritorio, ¡y las luces de neón de la bicicleta, al cajón de deporte!  Soy tan rematadamente ordenada, que mi casa parece la trasera de una farmacia, ¡hasta mi cajón desastre guarda la compostura!

Si además de no tenerlo, no sabes aún lo que es un cajón de cosas, ahora me vas a entender perfectamente. ¡Es, como la “carpeta varios del ordenador”! Y sí, ya, después de esto no te aclaras, me retiro. Contra los que tienen los iconos, bailando por el escritorio, no hay nada que hacer.