Diario Vasco
img
Autor: amaiamichelena
¡Y que no salga de aquí!
img
Amaia Michelena | 23-03-2015 | 4:51| 0

Yo ando a saltos, y “de puntillas”. Con el resfriado común, me olvido de poner la mano delante de la boca, en el estornudo número cuatro. Y no hablemos de los bostezos cuando desayuno sola cada mañana.

Ahora bien, para ser una princesa, basta con parecerlo a ojos de los demás. Todos los preparativos son pocos, a la hora de atravesar el umbral de la puerta y enfrentarme al mundo. Magdalena de Suecia y yo, podríamos ser primas hermanas, ¡y yo olería mejor! Complementos cuidadosamente estudiados. Zapatillas o zapatos, según correspondan con el uniforme laboral, preparado de víspera, en la silla del dormitorio. Pelo pulcro pero despeinado, y colección de maxibolsos listos para cualquier eventualidad.

Aún no os he revelado, el que creía, uno de mis trucos más preciados. La idea me la dio un buen amigo, que acostumbra a ir hecho un pincel. Nunca hay tiempo para todo, y si la vida son tres días y además, queremos ir al gimnasio, tomar algo en el bar de la esquina, y ver la última de Clint Eastwood, ¡empiezan a faltar las horas!

Pues bien, mi amigo me contó, que invierte muy poco tiempo, en el viejo arte del planchado, sobre todo en invierno. Él sólo alisa, las partes visibles. Es decir, cuello,  y puños de las camisas. ¡Aún recuerdo el “centro de planchado familiar” en una esquina del salón de su casa, tras la mesa. ¡Cómo si fuera una lámpara vintage recién recuperada de Emaus! El mejor artilugio del mercado, aparentemente dispuesto a trabajar de sol a sol, pero en activo, diez minutos por semana.

Yo que soy de mucho pensar y más copiar, y apostando por la filosofía de “la arruga es bella”, me he lanzado a la aventura esta misma mañana. Era una de esas cosas que tenía en mente, pero no había llevado a la práctica. ¡Todo un acierto,  podría decir! Si no llega a ser, porque en la primera reunión del día, han puesto la calefacción a 28 grados, y no se me han desempañado las gafas por el cambio de temperatura, hasta casi terminar. He tomado té, para amenizar, ¡lo que ha hecho, que mi termómetro vital suba otro par de grados! Un desastre total y absoluto.

Moraleja. Enchufa el resumen de GH V.I.P.  en Divinity, e invierte un buen rato la tarde del domingo, si no quieres morir premenopáusico y la mar de elegante. Fin.

 

 

Ver Post >
“Los perros atados, los sinvergüenzas a la cárcel, y la Iglesia, sin impuestos”
img
Amaia Michelena | 21-03-2015 | 10:40| 0

Tengo una acompañante incondicional en mi vida, desde hace dieciséis años, y lo sabéis. La genial Yuka, casi se va al otro barrio en Navidad, pero gracias a “nosequién”, sigue disfrutando con nosotros de cada nuevo día. ¡Dopadísima, eso sí! Pero no hay mal que por bien no venga. Tiene un pastillero de lunares, que es la envidia de la farmacia. ¡Casi me lo compro yo, para llenarlo de sacarinas!

Todo va genial por aquí, y no queremos ni oír hablar del final del camino. Eso no quita, para tener ciertas limitaciones. Os he dicho que toma más pastillas que un jubilado, y añado, que si nos acercamos a cualquier campa verde, su ritmo de disfrute, ya no es el de antaño. Sus siestas son descomunales, y cada vez me hace madrugar más, para bajar a primera hora a hacer sus necesidades.

Pues bien, gracias a ella, hoy, he conocido a un bellezón de persona a las 8.00 de la mañana en la plazuela. Paseaba a su mil-razas de diez años, suelto, y me ha dicho, que él cuenta con 76, y que ha trabajado toda su vida como un tirano, para vivir muy bien. “No te imaginas, lo qué hay que trabajar, para vivir como los ricos”. Ha sido zapatero durante más de cuarenta. “Disfruta de la vida, hija, que yo hace nada, jugaba a canicas en la “Plaza Easo” (muy orgullo de sus orígenes), y ahora, apenas me quedan días, la vida vuela, ¡por eso madrugo!”.

Quien tiene un anciano, tiene un tesoro. Yo ya no los tengo en “versión humana”, ¡pero Yuka cuenta igual! Pienso disfrutar de todos los que me rodean, y de mi misma, cada segundo de mi vida, y bajaré cada mañana en busca de este buen hombre, qué como colofón a nuestra charleta sin desayunar, me ha dicho, que el atará al perro, el mismo día en que la Iglesia empiece a pagar impuestos, y los sinvergüenzas llenen las cárceles.

¡Feliz día, amigos!

 

Ver Post >
¡Y te libras de ser la loca de los gatos!
img
Amaia Michelena | 16-03-2015 | 4:56| 0

Tener perro te permite gozar de  un montón de licencias. Es mucho más simpático, que alguien te vea, pasear a las 12.00 de la noche frente al mar, acompañado de tu mascota que no solo. Si se te ocurre salir a pescar bajo la luna, con chaqueta de capucha y auriculares, probablemente se lo comenten a tu familia, y te requisarán caña y anzuelos.

Siempre es justo y entendible, que tu mascota, salga a “desfogarse”. Así, el paseo por la playa cuando los demás vuelvan de fiesta, será gratamente justificado, sin estar jubilado ni tarumba.

Puedes sacarlo a las tres de la tarde y  fumarte una comida familiar en primavera. A nadie le extrañará verte con un bocata de lomo al sol. Serás la envidia de tus amigos,con su bandeja de pasteles dominical  a 45,00 € la docena, para ir a casa de sus suegros. ¡Ahora bien, lo de ligar con perro, os aseguro que es toda una leyenda urbana!

Ver Post >
Reflexiones de una compradora compulsiva
img
Amaia Michelena | 25-02-2015 | 10:49| 0

Desde que han puesto esas bolsas portaparagüas tan kukis, “soy megafan del BSK (Bershka)”.

Entrar en Zara y que me reciba el de seguridad con la tablet. ¡Pues todo un detalle!

En SPF (Springfield) me dan los buenos días, cada vez que toco un jersey. Y qué me decís del chino del barrio. Es sentirte Tita Cervera rodeada de guardaespaldas, en cuanto pones un pie en el interior del establecimiento. Lo de encargar un zanahorio achinadito, a lo princesa Estefanía de Mónaco, lo veo más difícil,¡ por lo del poco trato físico, y lo mucho de tocona que yo gasto!

En Nespresso salgo desayunada, y no tengo ni cafetera. Suma y sigue con el paseo de marquesa mundana. Al asomar la nariz en Blanco, me invitan a entrar con el perro. Y no sólo eso, ¡nos adulan! Yo,  recién salida de la piscina, deslavada, pecas borradas y sin maquear. ¡Aún con la marca de las gafas! “Es preciosa, qué simpática, reguapa”. Todo esto se lo cantan a Yuka en el oído pelón, mientras mira al infinito, deseando seguir camino del Paseo de Francia. Dieciséis años de Pastor Vasco y cabello rebelde.

Relato de las  dos horas más felices de mi vida, y lanzándome a los cajones de tres euros, del final, del final, de las rebajas. ¡No quiero ni imaginar, si entro en Loewe y me tratan de usted!

 

Ver Post >
¿Y también un Seat Panda?
img
Amaia Michelena | 18-02-2015 | 1:08| 0

Queridas, ya han llegado los 70, las gafas de Elton John, los monos, y las corbatas. Es época de pantalón campana y piernas hasta el infinito y más allá. Qué, ojo, ¡yo encantada! Con pata de elefante y tiro alto, parezco una espingarra.

Pero al loro con el tema. Esto, además de tacones de vértigo, implica un desembolso mensual importante en la modista de la zona. Por mucho cursillo D.I.Y que te hayas currado de “Remienda monamente y en dos tardes tus trapitos”, si no tienes maña y una buena máquina de coser, estás totalmente perdida, ¡y el modelazo, no va a lucir,  jamás, como de tienda!

Bye bye Nike Air Force 1 y sucedáneos chinos baratos, ¡nada de pitillos enfundados, caput al elástico de la cinturilla! Y tengo una última mala noticia, amigas: ahora tampoco vamos a poder respirar. ¡Bienvenidas a la era de la cintura de avispa y el cinturón en el último agujero!

 

Ver Post >

Otros Blogs de Autor