Diario Vasco
img
Categoría: Sin categoría
“Los perros atados, los sinvergüenzas a la cárcel, y la Iglesia, sin impuestos”

Tengo una acompañante incondicional en mi vida, desde hace dieciséis años, y lo sabéis. La genial Yuka, casi se va al otro barrio en Navidad, pero gracias a “nosequién”, sigue disfrutando con nosotros de cada nuevo día. ¡Dopadísima, eso sí! Pero no hay mal que por bien no venga. Tiene un pastillero de lunares, que es la envidia de la farmacia. ¡Casi me lo compro yo, para llenarlo de sacarinas!

Todo va genial por aquí, y no queremos ni oír hablar del final del camino. Eso no quita, para tener ciertas limitaciones. Os he dicho que toma más pastillas que un jubilado, y añado, que si nos acercamos a cualquier campa verde, su ritmo de disfrute, ya no es el de antaño. Sus siestas son descomunales, y cada vez me hace madrugar más, para bajar a primera hora a hacer sus necesidades.

Pues bien, gracias a ella, hoy, he conocido a un bellezón de persona a las 8.00 de la mañana en la plazuela. Paseaba a su mil-razas de diez años, suelto, y me ha dicho, que él cuenta con 76, y que ha trabajado toda su vida como un tirano, para vivir muy bien. “No te imaginas, lo qué hay que trabajar, para vivir como los ricos”. Ha sido zapatero durante más de cuarenta. “Disfruta de la vida, hija, que yo hace nada, jugaba a canicas en la “Plaza Easo” (muy orgullo de sus orígenes), y ahora, apenas me quedan días, la vida vuela, ¡por eso madrugo!”.

Quien tiene un anciano, tiene un tesoro. Yo ya no los tengo en “versión humana”, ¡pero Yuka cuenta igual! Pienso disfrutar de todos los que me rodean, y de mi misma, cada segundo de mi vida, y bajaré cada mañana en busca de este buen hombre, qué como colofón a nuestra charleta sin desayunar, me ha dicho, que el atará al perro, el mismo día en que la Iglesia empiece a pagar impuestos, y los sinvergüenzas llenen las cárceles.

¡Feliz día, amigos!

 

Ver Post >
Oh Mon Dieu!

Tengo un par de lámparas en mi habitación, que son la envidia de quien las ve. El problema es que las tulipas son de cristal opaco, y no se ve nada. Cuando los días empezaron a acortar decidí tomar cartas en el asunto.  Vais a pensar que cambié de lámparas para poder leer por la noche. ¡Pues nada más lejos!

Una buena mañana del mes de octubre, saqué todas las medias que tengo en el segundo cajón de la cómoda, las separé por colores, y decidí remendar con una “crucecita” roja, las de color azul.  ¿O fueron las negras?

Hoy me he levantado con el pie derecho, y decidida a vestirme de princesa, he preparado el traje sobre la cama, para ducharme bien motivada y pensar en la nueva jornada. Maqueada y a ritmo de reggaeton, me he lanzado a las calles, pensando en no volver hasta última hora.

Catástrofe, me muero. Imposible quedar hoy amigas. Mis medias son azules y voy de negro azabache. Mundo, eres cruel. Esto no se hace. Jueves tarde, es día de chicas, de despellejar como hienas en celo, a la que no está, y hoy voy a ser yo. por culpa de este último capricho tuyo.

 

 

 

Ver Post >
Unconditional love (Moñas por un día)

Mi perra acaba de cumplir dieciséis años y sigue enamorada de mí.

¡YUKA, YO TE QUIERO IGUAL, MÁS NO PUEDE SER!

 

 

 

 

 

Ver Post >
Las Redes me confunden

Hay tres clases de personas morando el planeta. Las que acumulan amigos en facebook, las que por el contrario, se vanaglorian de tener únicamente treinta buenos colegas a los que enseñar la foto de la comunión de “Manolita”, y las corrientes y molientes.

En mi opinión, y aún a riesgo de ser quemada en la hoguera de algún caserío con los escombros de primavera, a los primeros se les ha ido la cosa de las manos. Aún me resulta imposible creer, que cualquiera pueda tener tres mil amigos. Por Willy Fog que sea uno en la vida, y haya vivido entre Nueva Zelanda y Panamá los últimos cinco años. ¡Imposible!

Los segundos, con todos mis respetos, podrían crear un grupo de whats app llamado “varios” y evitar su exposición al tan temido público. Aunque, generalmente, este es un colectivo dejado, que creó/le crearon su perfil, allá por 2006, pero que apenas “tiene tiempo para estas cosas”.

Y luego está el común de los mortales. Grupo que espía en la sombra, y sigue a blogueros de moda. Yo soy una más, de esas que aportan sus “likes” a actividades molonas y causas justas. ¡Nos cargamos a nuestro ex y a sus siete amigos, cuando cortamos  por lo sano! Y estoy encantada de  conocer a tres neo-hippies en Ibiza, para que después, me etiqueten en las fotos de vacaciones.

Organizamos las cenas de capoeira en nuestro muro, en lugar de poner un papel en la pared de la clase, como se ha hecho toda la vida. Exhibimos a nuestros retoños, subimos fotos de nuestras mascotas, de nuestras alfombras nuevas del Zara Home. Orgullosos como los mejores papás del mundo, y embajadores del buen gusto. ¡Qué me muera aquí mismo si no es cierto!

 

Ver Post >
A la vejez viruelas, pero de verdad

Hija única, con muchos primos, y toda una valiente. Así ha sido siempre Misscarrot, pero de un tiempo a esta parte, estamos de capa caída. Deportista y tragona. El alma de muchas fiestas, y reina del sofá.

Esguinces, puntos en la cabeza, rotura de cubito y radio, gastrointeritis varias. Un poquito más de lo normal para un niño cualquiera. ¡Aventurera! Mi madre, a quién felicitó desde aquí, por guapa cumpleañera, prometió, que si había “una más”, ¡me pagaba el taxi para ir sola al hospital! Ya con quince, casi me hago una cara nueva, esquiando en Formigal, y no hace mucho, resbalón en patines, ¡y el hombro a medias!

Hace unos años conducía unos doscientos kilómetros diarios entre ir y volver a la oficina. Mi Ford Fiesta semi-nuevo, volaba cada mañana por Etxegarate, nevara o tronara. ¡Era un rayo azul, cruzando la montaña! Jamás me pasó nada, exceptuando una multa detrás de otra, y aún alguna más. Vengo espabilada de serie, añado. Ahora soy muy lista, pero por aquella época, pensaba que los radares saltaban aleatoriamente, ¡y premio!

Pues bien, hoy es el día, que con las mejores ruedas del mercado, soy incapaz de atravesar una granizada. ¡No he metido quinta desde hace tres años! Jamás haría puenting, ni rafting, ni nada terminado en “ing” que implique ponerse un neopreno, y empiezo a parecer  “Cenicienta”, porque hace años, que no paso el umbral de la puerta, más allá de las doce.

Ver Post >
Yo sé que soy guapa

Ayer cené en un sitio espectacular. En todos los sentidos. Comida rica y buen precio, espacio muy acogedor, y trato divino. Hoy se lo he contado a un amigo, con quien coincido cuando vengo a trabajar en autobús, y la escena me ha dado para reflexionar.

Resulta que “X” conoce el lugar, e incluso sabe, de quién trabaja ahí. Para explicarle que creo que sé de quién se trata, muy mujer de la vida diaria, le he dicho;  “Efectivamente, eran todo chicas en el local, y un chico guapísimo, será ese, encantadores todos”. La cara de mi amigo, ha sido todo un poema. De golpe y porrazo, se ha debido de olvidar de cómo es su “conocido”.

Y digo yo, ¿por qué, cuándo preguntas a un hombre si otro es o no guapo, es incapaz de opinar? “Nosotras parimos, nosotras decidimos”. Sabemos si somos altas o bajas, gordas o flacas, ¡guapas o feas! Nos gusta adular, y lo hacemos, para qué el día que nos cortamos el pelo, todo el que pase y nos vea, nos lance un piropo.

¿Y qué hay de vosotros, merluzos? Sólo si el chandal era rojo, o verde, sois capaces de recordar. No os mojáis en cuestión de mismo sexo. ¿Tal vez envidia? Y por eso no decís que es vuestro hermano, quién se lleva a las chias de calle.

Ver Post >

Últimos Comentarios

rni 14-11-2017 | 20:23 en:
Una de complementos
rni 14-11-2017 | 19:27 en:
Decoupage
parti rni 02-11-2017 | 03:16 en:
Una de complementos
parti rni 02-11-2017 | 03:16 en:
Una de complementos
parti rni 02-11-2017 | 01:54 en:
Decoupage

Otros Blogs de Autor