Diario Vasco
img
Fecha: abril 4, 2014
Mikel Azpiroz en la Sala Club: nocturna placidez
Ricardo Aldarondo 04-04-2014 | 10:56 | 0

Crítica del concierto de Mikel Azpiroz publicada en El Diario Vasco el 31 de marzo.

En el espacio de cinco días, Mikel Azpiroz tuvo tres conciertos completamente distintos: el viernes tocaba en Sevilla como teclista de Duncan Dhu, el sábado presentaba en el Victoria Eugenia de San Sebastián su intimista disco de piano solo Gaua, y el miércoles volcó el fragor organístico de Elkano Browning Cream en Le Bukowski. Tremendo abanico musical.

Lo de la sala Club era especialmente atractivo: en ese espacio recogido y acogedor brillaba el gran piano de cola sobre el que Azpiroz podía volcar la enorme paleta de colores de su disco Gaua. Una colección de piezas para piano publicada ya hace un año, pero que solo había podido presentar en San Telmo durante el pasado Jazzaldia.

Como una suite unitaria, enlazando con advertencia previa todas las piezas aunque en un orden distinto que en el disco, Azpiroz fue desgranando una obra que merece más atención de la que ha tenido hasta ahora. Más que nada porque puede complacer a muchos que quizás en otros tiempos compraron y exprimieron The Köln Concert de Keith Jarrett, por ejemplo, o el primer y mejor George Winston. Y más.

Hay una intención atemporal que abarca más de un siglo, en el recorrido de composiciones del propio Azpiroz, cuyas influencias se intuyen pero no se imponen. Del impresionismo de Debussy, al blues más esquinado, de los aromas exóticos de otras tierras, también vascas, a ligeras derivas vanguardistas, Gaua pasa por multiples estaciones sin conformar compartimentos estancos. Y todo fluyó en la sala Club, en piezas tan melodiosas y bellas, de vocación nocturna pero no lánguidas, como Gaueko Arimak o Eulieta interpretadas con pasión y precisión, con un sentido espontáneo de la partitura, que un público de muy distintas edad y condición disfrutó de principio a fin.

He aquí los minutos finales del concierto:

Ver Post >

Otros Blogs de Autor