Diario Vasco
img
Desde Cannes con amour (2): Woody Allen y Mike Leigh
img
Ricardo Aldarondo | 16-05-2010 | 00:59| 0

Cannes se suele vanagloriar de sus descubrimientos, pero de momento estamos viendo mucha apuesta sobre seguro. Los autores consagrados repiten sus señas de identidad. Será la crisis: por si acaso, hagamos lo que funciona. Oliver Stone: segunda parte de ‘Wall Street’. Mike Leigh: otra reunión de personajes con problemas que hablan, se abrazan y se consuelan en ‘Another Year’. Sin llegar a la altura de “Secretos y mentiras’, también aquí el trabajo con una galería de actores espléndidos y el tiempo que se toma para ir desgranando los sentimientos de todos ellos, son las bazas infalibles.

Woody Allen y ‘You Will Meet a Tall Dark Stranger’: otro cuento moral, más ligero y conformista que ‘Match Point’, que trata de observar lo que ocurre con una serie de parejas de una misma familia, que se rompen y buscan una nueva opción, entre la comedia ligera y el drama suave, y con un conglomerado de cosas perfectamente reconocibles de su autor, entre ellas una medium de pacotilla. Un valor seguro para fans de Woody Allen, que no descubre nada nuevo, pero se sostiene con unas cuantas situaciones desternillantes, una galería de actores que están muy bien (Naomi Watts, Josh Brolin, Anthony Hopkins y también Antonio Banderas) y algunas amarguras que van por dentro. Pero Woody Allen viene a decir, basándose en Shakespeare, que en esta vida sin sentido, quien mantiene la ilusión, incluso más allá de lo razonable, es el que lo lleva mejor.

Ver Post >
Desde Cannes con amour (1)
img
Ricardo Aldarondo | 15-05-2010 | 00:04| 0

En la revista ‘Le Film francais’ aseguran que es mas rápido llegar a Cannes en tren que en avion. Se ve que el experto en transporte que tal cosa afirma no ha comprobado empíricamente su teoria. Y que no tiene ni idea del caos tercermundista que caracteriza el sistema ferroviario de su pais. A uno, que tardó 17 horas en llegar de Hendaya a Cannes, y que tuvo que coger seis trenes, seis (cambiando en Bayona, Pau, Toulouse, Montpellier y Marsella), para hacer el trayecto, le entra la risa. Locomotoras que se paraban (al menos dos), descarrilamientos, atrasos, estaciones sin escaleras mecanicas ni personal que ayudara a las masas de gentes que vagaban de un tren a otro, vagones que se quedaban sin luz al arrancar el convoy…y todo en un solo día y en un solo eje ferroviario. Nada más antiglamouroso que venir a Cannes por vía ferrea. Papa ven en tren en tren suena en Francia a película de terror. Porque todo esto debe ser habitual, según contaba la muy gala compañera de asiento. Quizás no esté bien hablar de todo esto en un blog con nombre francés, pero es que viajar a la costa en los tiempos en que Jacques Tati filmaba ‘Las vacaciones de Mr. Hulot’ y ‘Mon Oncle’, debía ser otra cosa. Aunque las locomotoras probablemente sean las mismas.
 
Con tanto retraso no vimos la subida de escaleras del equipo de ‘Robin Hood’. Para los interesados en el comentario de alfombra roja, la descripcion era unánime: el glamour de Russell Crowe era genuinamente cervecero, Cate Blanchett es altísima, y no había la mas mínima comunicación entre ambos. Algo ha pasado en ese rodaje.
 
Siguiendo con los mitos reciclados, hoy hemos visto la segunda parte de ‘Wall Street’, trabajo alimenticio de Oliver Stone. Si decimos que lo mejor de la película esta en la forma de filmar los edificios de Nueva York para cubrir las transiciones entre secuencia y secuencia, no queremos decir que lo demás sea malo, sino igualmente funcional. El hombre que abrazaba a los bomberos donostiarras podría haber sacado mejor partido a la idea de situar la accion en el inicio de la actual crisis mundial. Y en lugar de tirar por el melodrama familiar y resolver la intriga económica dándole a dos teclas de ordenador, cabía esperar un poco más de mala leche contra el sistema económico que ha montado todo esto. Este no es el Oliver Stone combativo. Insistimos, lo mejor esta en los márgenes de la película. Los edificios de Nueva York, las canciones de David Byrne y Brian Eno, las apariciones del cada vez mas mermado pero imbatible Eli Wallach y una Susan Sarandon que casi entra en la categoria de cameo. Aunque para cameo el de Oliver Stone, que aparece dos veces como un Hitchcock sin carisma.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor