Diario Vasco
img
Etiquetas de los Posts ‘

Criticas de cine

‘Los vengadores’: luchadores en suma
Ricardo Aldarondo 05-05-2012 | 11:46 | 3

LOS VENGADORES
Dirección: Josh Weddon. Intérpretes: Chris Evans, Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Robert Downey Jr. Nacionalidad: EE UU, 2012. Guión: Zak Penn, Joss Whedon. Fotografía: Seamus McGarvey. Música: Alan Silvestri. Duración: 142 minutos. Cine de estreno: Antiguo Berri, La Brecha, Cinebox Urbil, Niessen, Cinebox Mendibil, Txingudi, Coliseo (Eibar), Zumaia.

RICARDO ALDARONDO

Los supergrupos de rock suelen ser inversamente proporcionales a la suma de sus talentos. En cambio la estrategia empresarial que ha desembocado en Los vengadores ofrece el prometido fiestón, la unión de fuerzas que cataliza e incluso supera los logros de los Iron Man y de Capitán América o la decepción de Thor. Más un nuevo Hulk que parte de un muy adecuado Mark Ruffalo y se multiplica en el aplastante superhéroe (que no interviene mucho, pero cuando lo hace arranca ovaciones), y dos personajes más secundarios pero con poderío de sobra, la aguerrida viuda negra de Scarlett Johansson y un Jeremy Renner con una graciosa y certera manera de lanzar las flechas. Todos ellos tienen carisma, energía, gracia, personalidad, no dan la sensación de estar ahí por el sueldo. Son un auténtico supergrupo de superhéroes.

Cuando hace unos meses entrevistábamos en el Festival de San Sebastián a Tom Hiddleston como coprotagonista de The Deep Blue Sea no imaginamos que haría un villano tan elegantemente pérfido y sarcástico como el Loki que introduce la imprescindible rivalidad fraternal-shakespeariana en un argumento sencillo, sin grandes alharacas conceptuales (aparte del misterioso teseracto, busquen en el diccionario), pero con trabajados diálogos. Los vengadores no necesita presentar a los personajes ni justificar sus alianzas: hay química palpable entre ellos. El espectacular diseño de naves, urbes y trajes es enormemente atractivo, sin que asome ni por un momento el feísmo digital de películas como Ira de titanes. Divertida sin abusar del chistecito, reflexiva dentro de lo que cabe, auténtica en la concepción marveliana, y con un crescendo bien medido hasta los apabullantes y gozosos 40 minutos finales, Los vengadores da su último y certero golpe después de los títulos de crédito.

Publicada en El Diario Vasco el 1 de mayo de 2012

Ver Post >
La ironía británica salva la pesca del salmón
Ricardo Aldarondo 02-05-2012 | 7:21 | 8

LA PESCA DEL SALMÓN EN YEMEN

Director: Lasse Hallstrom. Guión: Simon Beaufoy. Intérpretes: Ewan McGregor, Emily Blunt, Kristin Scott Thomas, Rachel Stirling. Nacionalidad: Reino Unido. Título original: Salmon Fishing in the Yemen. Duración: 111′. Cines: Antiguo Berri, Príncipe, Niessen, Txingudi.

Podría haber sido la ya cansina historia de superación y autoayuda (a dos bandas) pero la ironía británica salva con todos los honores La pesca del salmón en Yemen. Al instante surge una Kristin Scott Thomas a la que estábamos esperando, así de brava, de cínica, de implacable, una dama de hierro cachonda para sacar a la luz todas los malos pensamientos de la clase política. Una Espeonza Aguirre (esto solo lo entenderán los tuiteros) en vivo y en directo. Ella, su personaje, y un Ewan McGregor que todo lo hace con esa sensación de comodidad de un Cary Grant, y a quien habría que ir considerando ya en esos olimpos, elevan considerablemente las aguas superficiales pero refrescantes de ese director, Lasse Hallstrom, que está siempre a punto de mostrarse acaramelado (bien en Las normas de la casa de la sidra y Mi vida como un perro, mal en Chocolat); pero que en esta ocasión lo mantiene todo en dietética armonía. Y luego está Emily Blunt, que desde El diablo viste de prada a Destino oculto, es una presencia cada vez más valiosa.

Que La pesca del salmón en Yemen se abra y se cierre con un sarcasmo bien ingenioso, que se cuela también en otras rendijas, permite sacar esta historia deliciosa, divertida, suavemente romántica, de las corrientes más vulgares. Veloz cuando es preciso entrar de lleno en situación y jugar inteligentemente con las elipsis, La pesca del salmón en Yemen es un pequeño pero continuo placer de los que no es conveniente prescindir.

No tiene nada que ver con la película, pero el título nos permite evocar esta gran canción de Orange Juice: Salmon Fishing in New York.

Ver Post >
‘Martha Marcy May Marlene’: Contraste familiar
Ricardo Aldarondo 30-04-2012 | 7:12 | 2

MARTHA MARCY MAY MARLENE
Dirección: Sean Durkin. Intérpretes: Elizabeth Olsen, Christopher Abbott, Brady Corbet, Hugh Dancy. Nacionalidad: EE UU, 2011. Guión: Sean Durkin. Fotografía: Jody Lee Lipes. Duración: 101 minutos. Cine de estreno: Príncipe.

RICARDO ALDARONDO

Sundance primero y Cannes después, llamaron la atención sobre esta ópera prima nada balbuceante, que también brilló entre las Perlas de San Sebastián. Sorprende la solidez de Sean Durkin, para ser su primera película, pero sobre todo cautiva el raro clima que consigue. Raro por inusual, inclasificable; raro porque provoca inquietud, es perturbador y enfermizo. Martha Marcy May Marlene, que en su título esconde algunas referencias a los cambios de personalidad, a los muy distintos caracteres que puede tener una misma joven antes o después de pasar por una experiencia traumática y turbadora, no es una película de terror ni un thriller, ni se despega de la realidad, pero comparte su ambiente insano con la más sugerente y sutil facción del género de la inquietud.
Las claves de Martha Marcy May Marlene se van destapando a lo largo del filme en forma de “flashbacks”, no para desvelar pistas de un misterio, sino para ir creando, con armonía entre fondo y forma, el puzzle de una mente quebrantada, la de una joven que se refugia en la casa de su hermana tras pasar por otro tipo de familia. No es tampoco Martha Marcy May Marlene una película sobre sectas, sino más bien sobre relaciones de afecto, dependencia, entrega, celos y manipulación. Más que lo que ocurre, es la forma de contarlo lo que atrapa al espectador en esa tela de araña, en la que balancearse entre la melancolía, la esperanza y el fracaso. En un guiño de melómano tan sutil como elegante, Durkin incluye en la banda sonora dos canciones de un genio de breve fulgor y personalidad quebradiza, el Jackson C. Frank que inspiró a Nick Drake (otra mente melancólica), tituladas precisamente Marlene y Marcy”s Song. Detalles que envuelven un drama quizás algo rebuscado por momentos, pero absorbente y seductor, y con una excelente Elisabeth Olsen en todos los matices de tan compleja personalidad.

 

Ver Post >
Fuertes impresiones, cine entretenido: sobre ‘Take Shelter’, ‘Redención’ y ‘Grupo 7′
Ricardo Aldarondo 17-04-2012 | 5:19 | 8

Por alguna extraña razón, se tiene como cine “entretenido” el que no te cuenta nada trascedente, ni te hace pensar, ni te aporta nada especial. “Es mala, pero es entretenida”, solemos decir, como si El padrinoLos puentes de Madison o Los 400 golpes no fueran entretenidísimas, o sea, que te mantienen absorto y habitando otro mundo, y un poco para siempre. Mientras tanto, el género “mala pero entretenida” se sigue alimentando de ladrillos indescifrables e impenetrables como Ira de titanes o Battleships, necesitadas de sesudas interpretaciones para pillarlas. También hay quien no quiere drama ni gravedad de ningún tipo cuando va al cine, como rogando que nada le afecte de cuanto vea en pantalla, que esas dos horas sean realmente evasivas, que queden como perdidas y tachadas de sus vidas.

 

 

El caso es que algunas de las películas que hemos visto últimamente son muy entretenidas: Take Shelter, Redención (Tyrannosaur) y Grupo 7. Tanto, que te dejan dándole vueltas a la cabeza, y también a las emociones. Son películas que impresionan, que dejan huella: puro cine de evasión, porque te metes tanto en sus mundos que no te resulta fácil regresar de ellos, aunque no sean complacientes, ni felices, ni te digan lo que quieres oir. Son muy distintas las tres, pero todas imprescindibles en la cartelera de estos días, si queremos cine entretenido, que te inquieta y te cuenta de otra manera esa indefinible sensación de amenaza que sobrevuela el mundo de hoy (Take Shelter); que te conmueve y te asombra por la forma en que una serie de personajes absolutamente rotos y desesperanzados y sin ningún contrapeso feliz pueden hacer un dramón tan contenido y equilibrado y emocionante (Tyranosaur); que te atrapa en su acción al tiempo que plantea los trapos sucios de la limpieza de una ciudad de cara a la galería y sugiere mucho más que lo evidente (Grupo 7)…  Cine entretenido y que te dura mucho más de dos horas,  incluso varias semanas.

Ver Post >
‘Extraterrestre’: comedia del estupor
Ricardo Aldarondo 28-03-2012 | 11:20 | 0

EXTRATERRESTRE
Dirección: Nacho Vigalondo. Intérpretes: Michelle Jenner, Carlos Areces, Julián Villagrán, Raúl Cimas, Miguel Noguera. Nacionalidad: España, 2011. Guión: Nacho Vigalondo. Fotografía: Jon D. Domínguez. Música: Jorge Magaz. Duración: 90 minutos. Cine de estreno: Antiguo Berri, Príncipe, Niessen.
RICARDO ALDARONDO
Para que nadie tenga la tentación, el propio cartel de la película ya dice que ‘Extraterrestre’ es una marcianada. Ya saben, juego de palabras entre la supuesta ciencia-ficción que sirve de envoltorio a la película y la excentricidad como marca de fábrica del imaginativo y peculiar Nacho Vigalondo. Pero nada responde a lo establecido en esta, también supuesta, comedia romántica. La invasión alienígena es un concepto metafísico, o así: esa idea de la marcianada tampoco se corresponde con el código friki, el despiporre, la juerga. Nacho Vigalondo lo deconstruye todo. Su ciencia-ficción parece más cercana a la europea y conceptual de Alain Resnais o Jean-Luc Godard, aunque parezca mentira, que a la de los blockbusters al uso. La referencia al cine americano viene por la vía de la serie B: nave de cartón sobre el cielo y explosiones representadas solo por una luz naranja.
Vigalondo deconstruye también el concepto de ‘Muchachada Nui’: más allá de la presencia de Carlos Areces su humor también nada en el minimalismo, en formas del absurdo que surgen de personajes atrapados por el estupor, más que desbordados de imaginación. ‘Extraterrestre’ juega a plantear una situación tópica propia de la comedia romántica, una chica deseada por uno o más chicos y sus enredos, pero traspasada por una ruptura de reglas en los diálogos, en las expresiones del amor y el rechazo, en los códigos del tiempo y el espacio. El problema es que tanta ruptura y deconstrucción tampoco da lugar a nada muy estimulante: la gracia a esos personajes poseídos por el estupor es más que cuestionable, y sus situaciones tan reiterativas como caprichosas. En la mucho más estimulante ‘Los cronocrímenes’, Vigalondo lograba una tensión y un dilema espacio-temporal, que en ‘Extraterrestre’ se diluyen enseguida, para quedar finalmente como una reiterativa sit-com, marciana, pero sit-com.
Publicada en El Diario Vasco el 28/3/2012

Ver Post >

Otros Blogs de Autor