Diario Vasco
img
Etiqueta: Festivales
Pretendientes muy atractivos: crónica extendida de The Pretenders en Jazzaldia
img
Ricardo Aldarondo | 24-07-2017 | 08:22 |0

Miles de personas se congregaron el viernes por la noche ante la llamada de The Pretenders, en el momento álgido y más multitudinario de la gran fiesta de apertura de la 52 edición del Jazzaldia que ha sido el Jazz Band Ball en la playa de la Zurriola.

Con rotunda y juvenil energía rockera salió al gran Escenario Verde la carismática Chrissie Hynde al frente de una de las bandas más fundamentales en el pop-rock desde finales de los años 70. Flanqueada por Martin Chambers en la batería, el único ‘pretendiente’ que ha permanecido desde los inicios, los habituales James Walbourne (guitarra) y Nick Wilkinson (bajo), más el teclista Carwyn Ellis, capaz de colorear de pop elegante y distinguido cualquier cosa que caiga en sus manos, Chrissie Hynde se mostró imbatible. A sus 65 años conserva su estilazo, la pose entre seductora y retadora y una voz en plena forma.

Su reciente y consistente álbum ‘Alone’ sirve como tarjeta de presentación para recordar que a pesar de ocho años de ausencia la banda está de regreso con cosas nuevas que contar. Pero Hynde y los suyos limitaron a dos la presencia de nuevas canciones para abrir el concierto, que centraron en

Ver Post
La música que revive: recuento de un magnífico Mojo Workin' Weekend
img
Ricardo Aldarondo | 20-03-2017 | 17:39 |0

(Versión extendida del reportaje publicado hoy en El Diario Vasco)

“Esto es un lujazo. No sabéis lo que tenéis aquí. Yo vengo desde Burgos una vez al año a San Sebastián, y no precisamente para ver los fuegos artificiales”. Entusiasmos como ese, expresados por foráneos o locales, se podían escuchar por doquier en las dos noches centrales del Mojo Workin’, en las que la sala de Gazteszena, abarrotada a más no poder, fue una celebración gozosa y efusiva de la época dorada del soul y el rhythm & blues, con algunas de las figuras que la cimentaron en los años 60 reviviendo el esplendor de aquel tiempo en plena y contemporánea forma. Y para todo tipo de gentes: veinteañeros mods perfectamente trajeados, sexagenarios moviendo el esqueleto como probablemente no hacían hace años, expertos en soul de toda edad y procedencia y cuadrillas que tienen apuntada ya la cita del Mojo Workin’ como el mejor party del año, forman parte del variopinto público.

Otro síntoma del fervor que despierta el Mojo Workin’: mientras tocan los ‘teloneros’, no hay nadie en el bar y la sala ya está a tope. Ocurrió tanto con el fogoso soul de TT Dynamite como con la ración

Ver Post
Cinco canciones de acercamiento a Brenda Holloway y el Mojo Workin'
img
Ricardo Aldarondo | 13-03-2017 | 11:25 |0

Pocos festivales hay como el Mojo Workin’ que se labren su propio material como una pieza de orfebrería única; que rebusquen en lo que ningún otro festival ofrece, para rescatarlo de nuestro olvido. Nombres que emergen de antiguos y maravillosos carteles para recordar que están vivos y que van a cobrar nueva vida en una actuación exclusiva, con músicos muy alejados de su americana tierra, pero muy cercanos a esta que les acoge. El Mojo Workin’ esa inmersión en el soul clásico en un party non-stop (y este año de cuatro días) ya está aquí, desde el jueves.

Cuando vi los nombres programados para esta edición comenzó el procseo de rememoración Recordaba a Brenda Holloway como una voz menor (borren inmediatamente el epíteto), ahogada por tantas otras voces más legendarias, exitosas y determinantes para el devenir de la música en los años 60 desde la casa madre, Motown. Acudí para despejar brumas a uno de los ejemplares de esa biblia del libro-disco que es la colección The Complete Motown Singles, que recoge sin mentir en su título todas las caras A y B de ese infinito pilar del soul.

Ahí estaban, en el volumen 7 de la colección, correspondiente a 1967, un

Ver Post
Desde Cannes (7): Desacierto de pleno
img
Ricardo Aldarondo | 23-05-2016 | 09:36 |0

El palmarés en Cannes suele ser bastante acertado. Los jurados cambian cada año, claro, y como en todos los festivales hay que recordar que los premios son la voz de quienes los otorgan, no del propio festival. A veces, la Palma no es la más adecuada, a tenor del sentir general, pero se compensa con otros premios bien atinados. No tenemos tanta memoria, ni hay tiempo de repasar toda la historia del festival, pero un desacierto tan total como el del jurado presidido por George Miller parece algo inédito.
En un año con muchas películas notables, que presentaba dificultades para elegir la excelencia en todas las categorías, este jurado optó por premiar lo anodino, lo desorientado y hasta lo abucheado. Para destacar lo memorable y perdurable de esta edición hay que citar justamente las películas que se han quedado sin premio. Era, sobre todo, la ocasión de darle la Palma de Oro a Jim Jarmusch, su redonda Paterson lo merecía. Pero se ha preferido otorgar de nuevo el premio máximo a Ken Loach (que ya lo obtuvo con El viento que agita la cebada) por I, Daniel Blake, otra de sus buenas intenciones convertida en película, una defensa del trabajador muy plausible pero

Ver Post
Desde Cannes (6): El sonido de la polémica: Assayas, Winding Refn, Sean Penn
img
Ricardo Aldarondo | 23-05-2016 | 09:23 |0

El abucheo forma parte de la tradición de Cannes. Incluso cuando, como este año, el nivel general ha sido notable. Pero cada año hay un par de películas que provocan bronca. Quizás es un gesto feo y descortés. También cabe pensar que si se admiten las ovaciones habrá que cargar con los rechazos. Además siempre hay algún aplauso valiente: ponerse a la contra, defender causas perdidas o extravagancias locas es el deporte preferido en Cannes.
Se abucheó a Olivier Assayas, más por decepción que por odio a su errática pero no desastrosa Personal Shopper, y también a Nicolas Winding Refn, cosa que siendo un ‘enfant terrible’ siempre provocador, era previsible. Algunos nos pusimos de su parte: la asombrosa estética digital y el diseño visual de su The Neon Demon casan muy bien con el mundo plastificado y aséptico de mujeres diseñadas con bisturí, esclavizadas por el mundo de la moda y canibalizadas entre sí en busca del éxito. A Winding Refn se le va la olla, sobre todo en la parte final, pero su extravagante e hipnótica apuesta tiene el valor de lo insólito, y una coherencia con el mundo que describe. La aparente superficialidad de The Neon Demon dice mucho de

Ver Post
Desde Cannes (5): El pulso de Iggy
img
Ricardo Aldarondo | 23-05-2016 | 01:16 |0

No contento con haber aportado la película más redonda de la competición de este Cannes que ya entra es su recta final, Paterson, Jim Jarmusch presentaba ayer fuera de concurso otra película, un documental sobre “la mejor banda de rock & roll” de la historia, The Stooges. Con ese convencimiento, y armas para demostrar que si no fue la mejor, la banda despegó Iggy Pop como un cohete peligroso es, desde luego, única, mítica y con una capacidad de influencia a posteriori abrumadora.

En su faceta de amante de la música y documentalista, Jarmusch vuelve a volcar su maestría. Como concepto de documental, ‘Gimme Danger’ es casi clásico: una entrevista actual sin desperdicio a Iggy Pop es la columna vertebral (no torcida, como la del protagonista), de un relato modélico, con un montaje de imágenes admirable, rápido y conciso, pero que evita la tan habitual acumulación que aturde. Jarmusch revela como un grupo que ni siquiera tuvo el reconocimiento posterior de The Velvet Underground, rompió todos los esquemas, con un desafío sin igual a todo lo establecido. Y además sin ninguna intención política, social o trascendental. Abocados al peligro, empujados por un nervio

Ver Post
Desde Cannes (4): De puertas afuera, Almodóvar y Laxe
img
Ricardo Aldarondo | 23-05-2016 | 00:13 |0

No hay más que echar un vistazo a las publicaciones francesas, inglesas o americanas que se ven aquí en kioskos o en el Festival: Pedro Almodóvar está en la portada de varias de ellas, y todas dedican un lugar preferente a Julieta en los reportajes de presentación de esta edición. Almodóvar está muy considerado, eso es evidente, en el mundillo cinematográfico extranjero. En su país, ya tal. No hay gestos de admiración y orgullo institucional-político, como sí los hay con los deportistas, aunque es evidente que Almodóvar es ‘un Rafa Nadal’ de la cultura de puertas afuera. Siempre se prefiere citarlo con cualquier cosa que no tenga que ver con sus películas, pero el manchego está en el olimpo internacional del cine. Ayer en Cannes se aplaudió su notable Julieta y dio una rueda de prensa que se disfrutó como un gran espectáculo en sí mismo.

Quiso la casualidad, o el ojo de los programadores, que a la misma hora matinal se ofreciera en otro lugar de Cannes, la Semaine de la Critique, la nueva obra de otro cineasta español (de nacionalidad, porque nació en París, circunstancias de sus padres emigrantes), el gallego Oliver Laxe. Hace seis años ya debutó

Ver Post
Desde Cannes (3): Jim Jarmusch y Jeff Nichols
img
Ricardo Aldarondo | 22-05-2016 | 21:45 |0

Cuando se aplica el adjetivo ‘poética’ a una película, saltan todas las alarmas. Lo más probable es que sea bella, evocadora o incluso cursi. Pero nada que ver con la poesía. Todos caemos en la tentación de ese adjetivo. Jim Jarmusch no ha hecho con Paterson una película poética, pero pocas veces el cine ha indagado de una manera tan natural y cristalina en la poesía como impulso del ser humano, de cualquiera con un lápiz y una hoja en blanco.

El argumento de Paterson se puede resumir en un conductor de autobús y una chica que hace ‘cupcakes’ que se quieren y son felices. Él además escribe poemas en una libreta. Y Jarmusch cuenta su rutina durante los siete días de la semana. Lo asombroso es la cantidad de cosas que sugiere Jarmusch a través de pequeñas conversaciones casuales de otros personajes, cómo entrecruza la vida diaria de una población que parece fuera del tiempo, sin salirse de esa pequeña rutina de la pareja, y trasciende lo anecdótico para hablar de todo lo importante desde su característico minimalismo. Su ironía refinadisima y paradójica, sus citas cinematográficas, literarias y musicales exentas de pedantería, la perfecta medición de la

Ver Post
Desde Cannes (2): Un poco de más
img
Ricardo Aldarondo | 19-05-2016 | 23:06 |0

En solo 24 horas hemos visto en Cannes tres películas en competición que rondan o superan las dos horas y media de metraje. El tiempo es relativo, y más en el cine, pues esa es su materia básica. Hay cortometrajes que se hacen largos al verlos, y en cambio las cinco horas y media de Carlos resultaban precipitadas. El cine sin gasto de película física promueve el metraje de balde. El problema, más que la duración, es que lo que se expresa en pantalla empiece a dar vueltas sobre sí mismo y surja en el espectador la temible pregunta mental, ‘¿cuando va a acabar esto.”.

Y así le sucede a uno con la muy alabada por la mayoría Toni Erdmann, que ya plantea suficientemente durante, pongamos, hora y media, su peculiar relación entre una hija ejecutiva y un padre bromista y alocado, entre un mundo frío y mecanizado y otro libre e impulsivo. Este filme alemán firmado por la directora y productora Maren Ade tiene momentos realmente divertidos, y una de sus secuencias más singulares está en la parte final (no así la más obvia del karaoke, que arrancó una ovación). Pero para entonces las reiteraciones han hecho mella en el personaje del padre, cuyas gracias acaban

Ver Post
Desde Cannes (1): Woody Allen, Cristi Puiu, Alain Giraudie, Ken Loach
img
Ricardo Aldarondo | 12-05-2016 | 23:04 |0

CAFÉ SOCIETY de Woody Allen

Esta ambientada en Hollywood, en el de los años 30, pero Woody Allen se las arregla para situar una parte de ‘Café Society’ en Manhattan y autocitarse en la era digital con dos de sus escenarios clásicos, el puente desde Brooklyn con el ‘skyline’ al fondo y el otro puente, el del lago de Central Park. Son imágenes casi anecdóticas en el conjunto del filme pero significativas como símbolo de la pátina moderna para sus temas e iconos de siempre con la que él neoyorkino despliega una de sus filosofías sencillas y complejas a la vez (el amor ideal pero imposible, los sueños irrealizables o no), rindiendo tributo al esplendor de la meca del cine en los años 30. Exuberante en decorados y puesta en escena, más rica en producción y vigor narrativo que sus últimas películas, Café Society revela también el eterno arte de Woody Allen para sacar lo mejor de las estrellas, aquí Jesse Eisenberg, Kirsten Stewart y Steve Carell.

SIERANEVADA, De Cristi Puiu

El rumano Cristi Puiu regresa por la puerta grande después de haber crecido en la sección Un Certain Regard con La muerte del Sr. Lazarescu y ‘Aurora’. Su ‘Sieranevada’ (no hay errata, es

Ver Post
Aliados en Nantes
img
Ricardo Aldarondo | 30-03-2016 | 15:09 |0

Se ha celebrado estos días el Festival de Cinema Espagnol de Nantes. Y uno, invitado allí para formar parte del jurado de documentales, se asombra del interés que el público tiene en una ciudad que antaño fue de astilleros y hoy de cultura. El Festival de Nantes sigue contando cada año con la “fenetre basque”, y en la sección oficial estaban Asier Altuna con su Amama (que acabó recibiendo el premio del Jurado Joven) e Imanol Uribe con Lejos del mar. No en vano en el triunvirato rector, formado por esforzados y entusiastas profesores de universidad, está el director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández.

Es una panorámica muy completa de la producción del año: comercial, alternativo, cortos, óperas primas (ahí está Un otoño sin Berlín de Lara Izagirre) y documentales. Incluso con estrenos europeos como El olivo de Iciar Bollaín, que abarrotó el cine Katorza (el que fue bombardeado en la Segunda Guerra Mundial, el que tuvo en sus puertas a mujeres rezando cuando Godard estrenó ‘Je vous salue Marie’, como se ve en las fotos del hall).

Compartíamos jurado con Antonio Altarriba, coautor del magnífico cómic El arte de volar junto al dibujante Kim.

Ver Post
Nick Lowe toma el puente con su voz conquistadora
img
Ricardo Aldarondo | 28-03-2016 | 17:36 |0

Nada hacía presagiar que aquello pudiera funcionar: Nick Lowe solo con guitarra acústica al aire libre y gratis, como ‘gancho’ para un festival que se presumía multitudinario, el Stop War que ha montado la capitalidad cultural de San Sebastián 2016, en medio de un puente (el de María Cristina) y de la ciudad. Pero la voz única de Nick Lowe logró ayer domingo lo inesperado: que el público estuviera en silencio y con atención reverencial (al menos en la zona más cercana al escenario), como embelesado por la delicadeza y rotundidad con que el veterano británico que fue estandarte de la new wave y se dejó seducir (para engrandecerlos) por sones americanos en la madurez, desgrana cada una de sus canciones. Todas las palabras, cada una de las inflexiones de su voz, tienen importancia y entrega por un intérprete que, sin dramatismos ni rimbombancias, canta observaciones agudas sobre el exterior ( ‘People change’, ‘What’s Shaking on the Hill?’) o el interior (‘Sensitive Man’, ‘House For Sale’, profundas y conmovedoras historias de corazones rotos como ‘I Live in a Battlefield’). Cuánta sabiduaría con tanta sencillez.

Sin necesidad de aplacar al público, simplemente

Ver Post
Sly & Robbie y Nils Petter Molvaer: gran sesión con trastienda #Jazzaldia 6
img
Ricardo Aldarondo | 29-07-2015 | 10:36 |0

PUNKT DONOSTIAN 3
Músicos: Sly Dunbar (batería), Robbie Shakespeare (bajo), Nils Petter Molvaer (trompeta), Eivind Aarset (guitarra), Vladislav Delay (Live sampling, teclados). Remezcla: Mungolian Jet Set, feat. Erland Dahlen, Jan Bang. Lugar: Teatro Victoria Eugenia. Fecha: 25-VII-2015. Asistencia: 635 personas.

Con toda su solera, el Victoria Eugenia ha acogido el rincón más experimental de este Jazzaldia. Tres sesiones a medianoche bajo la marca y manera del festival noruego PUNKT, que proponía la unión entre diferentes y el concierto con trastienda: después de la interpretación en sí, un grupo de remezcladores que aparecía al levantarse el fondo del escenario, reconstruía lo escuchado anteriormente, aunque el remix se parecía poco al original. La tercera cita fue la más concurrida, porque contenía mitos: Sly & Dunbar, la pareja rítmica de Peter Tosh, Bunny Wailer y de la mayor parte de las grabaciones de la era dorada del reggae, unidos al trompetista Nils Petter Molvaer, cuya brumas y ecos ya hemos conocido en varias ocasiones en el Jazzaldia.

Foto: Lolo Vasco / Jazzaldia

Ver Post
John Zorn: corto pero intensísimo #Jazzaldia 5
img
Ricardo Aldarondo | 29-07-2015 | 10:04 |0

JOHN ZORN, BILL LASWELL, DAVE LOMBARDO: BLADERUNNER TRIO
Músicos: John Zorn (saxo), Bill Laswell (bajo eléctrico), Dave Lombardo (batería). Lugar: Auditorio Kursaal. Fecha: 26-VII-2015. Asistencia: Unas 1.000 personas.

No se agotaron las entradas pero estaba prácticamente lleno el Auditorio en su formato reducido, con el cortinón que elimina la tercera zona, como en los dos conciertos previos (el de Jamie Cullum sí estuvo al completo). El de John Zorn era el más caro de los cuatro del ciclo del Kursaal, 45 euros frente a los 18 de Golson o los 30 de Cullum: Zorn se hace valer. El saxofonista neoyorkino regresaba en formato trío después de la gran cuadrilla de músicos que se trajo hace dos años para su Masada Marathon. Era uno de los nombres más esperados de esta edición, no en sentido numérico, pero sí por el fervor que provoca entre iniciados.

Fue también el concierto más corto: a los 55 minutos ya se estaban despidiendo, aunque alargaron la concesión diez minutos más en dos bises, el segundo realmente arrancado por la insistencia del público. Son las peculiridades de Zorn: corto pero intensísimo. Ya había llegado con sus peculiaridades. Prohibió

Ver Post
The Bad Plus Joshua Redman, la suma que multiplica #Jazzaldia 4
img
Ricardo Aldarondo | 27-07-2015 | 17:46 |0

THE BAD PLUS JOSHUA REDMAN
Músicos: Reid Anderson (contrabajo), Ethan Iverson (piano), David King (batería), Joshua Redman (saxo). Lugar: Auditorio Kursaal. Fecha: 25-VII-2015. Asistencia: 1.100 espectadores.

RICARDO ALDARONDO
Tienen tanto el trío como el solista amplias trayectorias y sólidos reconocimientos como para recibir ovaciones cada cual en su camino. Joshua Redman ya estuvo en el Jazzaldia tres veces en los años 90, su era de despegue. The Bad Plus, hace seis años, demostraron las grandes posibilidades de su moderna visión del clásico formato de trío. La fórmula que juntos despliegan ahora poco tiene que ver con la tradicional suma de un solista a un grupo. Esta es una suma que multiplica: el trío se convierte en cuarteto, porque la interacción es similar entre todos ellos por mucho que Joshua Redman lleve un cierto papel melódico estelar, pero además el gran potencial de cada músico crece exponencialmente con los otros. Ese “plus” del trío con el que juegan para nombrar esta asociación que parecía ocasional pero muy consolidada, dice mucho.

Larguirucho y muy delgado, mucho más que en su juventud, con esos dedos extensos que acarician el saxo

Ver Post

Otros Blogs de Autor