Diario Vasco
img
Autor: charly.viedma+carsdv_5058
Cómo enfrentarse a los badenes
img
Juan Ignacio Viedma / Andrés Viedma | 05-02-2017 | 11:09| 0

Reductores de velocidad, resaltos… son los peores enemigos de la suspensión y los amortiguadores: los badenes. Aunque se están probando reductores de velocidad inteligentes y que evitan los problemas descritos, seguimos encontrando badenes imposibles y pasos elevados mal señalizados o en mal estado en muchos puntos de nuestras vías.

¿Cómo minimizar daños y que no te pillen por sorpresa?

Por supuesto, la única función es reducir la mortalidad por atropellos, por lo que disminuir la velocidad en áreas urbanas y respetar los límites son las principales premisas y obligaciones de los conductores.

¿Qué hacer ante los badenes? Veamos unas pautas útiles a seguir:

•Anticipa la llegada: no pegar el frenazo en el último momento, además de evitar que el de atrás te alcance o llevarte un roce, tus amortiguadores y frenos te lo agradecerán. Pisar el pedal del freno demasiado tiempo puede acelerar el desgaste de los discos y pastillas, deformar los discos, que se creen vibraciones en el volante al frenar y deteriorar el líquido de frenos, haciendo que el sistema de frenos sea menos resistente a la fatiga. Eso sí están bien señalizados, claro. Este consejo es especialmente útil para los dueños de coches deportivos, que tienen los bajos más cerca del suelo y quizá una suspensión más dura.

•No embragues: El embrague es uno de los elementos más castigados del automóvil. Como funciona por fricción, sufre desgaste cada vez que se pisa. Tampoco acciones la caja de cambios.

•No recurras al punto muerto: la creencia de que poner el punto muerto reduce combustible está bastante arraigada, pero es peligrosa. Al conducir en punto muerto tenemos menos control del vehículo y no tenemos retención del motor, por lo que se puede producir un calentamiento de los frenos.

•Circula despacio: la opción más lógica para evitar molestias al conductor, a los ocupantes y evitar averías. Si pasas a gran velocidad por un badén y hay un agujero o una zona en mal estado puedes incluso hasta reventar un neumático.

•No lo esquives: si coges un resalto con una rueda, lo que ocurre es que el peso no se reparte o puede provocar un aumento de la deformidad en los neumáticos y en los muelles de la amortiguación. Lo mejor es pasar las dos ruedas de cada eje a la vez.

•Acelera al salir del badén: acelerar ligeramente una vez se haya sobrepasado hace más suave y progresiva la incorporación a la calzada.

Ver Post >
Cuando los coches tenían el maletero delante – Aquellos maravillosos años…
img
Juan Ignacio Viedma / Andrés Viedma | 20-01-2017 | 11:17| 0


Nuestros lectores más experimentados -y de más edad-, sin duda alguna, saben de lo que hablamos. La incipiente industria automovilística española se forjó con el Seat 600 o el Renault 4 que, lógicamente, dieron paso a modelos más ‘sofisticados’, pero nada que ver con los actuales. Recordemos algunas diferencias esenciales. ¡¡¡Qué tiempos aquellos!!!!
Tomamos como ejemplo y comparamos un 850 (de hace 50 años) y un Ibiza actual.
Como decimos, 50 años separan el Seat 850 del nuevo Ibiza. Cinco décadas entre el coche que llegó para mejorar el Seat 600 y el gran icono de la firma automovilística. Durante todo este tiempo los coches han evolucionado en muchos aspectos:
Maletero: cuando solo cabían dos maletas pequeñas
El Seat Ibiza tiene una capacidad de hasta 430 litros. El maletero del 850, en cambio, es de 175 litros, por lo que apenas hay espacio para dos maletas pequeñas. Además, está ubicado en la parte delantera del vehículo. Actualmente, los maleteros se sitúan en la parte trasera, lo que es mucho más adecuado, no sólo en términos de confort, también de seguridad.
Carrocería: de tocar la ventanilla del copiloto con el brazo estirado, a ni acercarse
Es una característica común de los coches actuales: la carrocería es muy resistente para proteger a los ocupantes. Se deforma para que la energía de un impacto llegue lo menos posible al habitáculo. El espacio interior también es importante. En el 850, desde el asiento del conductor tocas la ventanilla del copiloto con el brazo estirado. El Ibiza, en cambio, es 18 centímetros más ancho, lo que confiere mayor sensación de seguridad.
Consumo: reducido a la mitad
En el Seat Ibiza el diseño del coche permite un menor consumo porque el vehículo ofrece una menor resistencia al aire, algo que no ocurre con el 850. La media de consumo del modelo 1.4 TDI 90 CV del Ibiza es de 3,6 litros cada 100 km. La del 850, en cambio, es el doble: 7 litros.
Asientos: del taburete al sofá
En el 850 eran ‘unas telas con una pequeña estructura y sin reposacabezas’, casi ‘como taburetes, que apenas alcanzaban a cubrir el 40% del cuerpo’. Ahora, en cambio ‘son como un sofá, cubren un 80%’. Hay una estructura que cuida las lumbares y las cervicales, además de incorporar reposacabezas, elementos que permiten evitar latigazos cervicales en caso de impacto posterior.
Dirección asistida: cuando girar el volante era cuestión de fuerza
Es uno de los grandes inventos de las últimas décadas. En el 850, la caja de dirección es mucho más lenta, es decir, hay que dar más vueltas para girar el volante, lo que obliga a hacer más fuerza, más brazos. En el Seat Ibiza, en cambio, el volante es muy sencillo de manejar y, por tanto, muy fácil la conducción.

Ver Post >
Cómo conducir de noche con seguridad
img
Juan Ignacio Viedma / Andrés Viedma | 17-01-2017 | 11:52| 0

La época invernal tiene características propias, y una de ellas es la menor cantidad de horas de luz ya que anochece antes que en otras estaciones. Es conveniente tener en cuenta que un alto porcentaje de los accidentes de tráfico se producen por la noche, debido a los riesgos que conllevan la menor visibilidad y la fatiga del conductor, entre otros factores.
Si no estás acostumbrado a desplazarte en estas horas del día, te contamos cómo puedes aprender a identificar los agentes de riesgo y evitarlos para conducir de noche con una mayor seguridad.
En el caso de que tengas que conducir de noche por necesidad o simplemente lo hagas porque es más práctico o por placer, debes ser consciente de que durante esta franja horaria las probabilidades de correr riesgos son más altas en comparación con la conducción de día. Las posibilidades de accidente por la noche aumentan por diferentes causas como el cansancio, la menor visibilidad o la tentación de ir más rápido de lo normal ante la ausencia de tráfico o la mayor fluidez del mismo respecto al día.
Es fundamental saber reconocer los síntomas de la fatiga para combatirla en cuanto aparezca. Los más comunes son dolores por sobrecarga en los hombros y espalda en general, picor de ojos e incluso lagrimeo, sensación de pesadez en la cabeza y picor en el cuero cabelludo.
Recuerda que es imprescindible descansar todo lo posible antes de viajar por la noche y que es muy importante tanto ver correctamente como ser visto para evitar posibles incidentes. Presta atención y pon los cinco sentidos cuando conduzcas de noche, también esto sirve para la conducción diurna, ya que según la DGT, entre las 21:00 y las 5:00 de la madrugada se producen casi el 50% de los muertos en accidentes de tráfico en nuestro país.
No excedas la velocidad máxima y ten cuidado con los deslumbramientos: nuestros ojos necesitan un tiempo de adaptación de entre cinco y siete segundos a la oscuridad para conseguir el 95% de la capacidad visual. Lleva siempre limpios los cristales del parabrisas, ventanillas y luneta posterior, así como los faros bien reglados.

Ver Post >
Cuatro razones por las que las baterías fallan

¿Sabía usted que es posible evitar que una batería falle?
En estos días de frío, nieves y mucha lluvia es fundamental contar con un elemento como la batería, en perfecto estado. Veamos por qué razones se puede dañar…

Vamos a mostrar las causas que hacen que una batería falle y, por supuesto, como evitar el desaguisado con la colaboración de Johnson Controls

Las temperaturas extremas, especialmente la llegada del frío, son una de las principales causas que influyen en la vida de la batería ya que pueden provocar que pierda potencia de arranque. Lamentablemente, el problema se suele detectar cuando el vehículo deja de arrancar, pero es posible evitar los problemas de arranque si se toman diferentes medidas como no aparcar el coche en la calle, siempre que sea posible, y comprobar el estado de la batería con regularidad en un taller cualificado.

2. Uso irregular
Muchos conductores creen que cuando un coche está apagado, no consume batería. Esto no es correcto. Ciertos sistemas, como alarmas, cierres o funciones “keyless-go” y de navegación necesitan electricidad incluso cuando el coche está apagado y todo ello contribuye a que se descargue la batería. Por ello, si un vehículo permanece parado en un garaje durante varias semanas, es muy probable que no arranque (más aún si se trata de un coche antiguo). Para remediarlo, se recomienda conducir el coche una vez a la semana durante al menos diez minutos. Estos trayectos recargan de nuevo la batería contribuyendo a evitar problemas de arranque.

3. Trayectos cortos
Los trayectos cortos también influyen de manera significativa en la vida útil de la batería. Y es que cuando el propietario del coche solamente recorre distancias cortas, la batería no llega a cargarse completamente. Si a esto se le añade el gasto de energía que suponen algunos accesorios como las ventanas traseras eléctricas y los asientos con calefacción, el gasto es aún mayor y la batería presenta un balance energético negativo. Para evitarlo, se recomienda realizar un trayecto largo con el coche al menos una vez al mes para que el alternador pueda recargar la batería.

4. Antigüedad del vehículo
A medida que el vehículo envejece, la potencia de la batería puede reducirse debido a la corrosión, sulfatación y al propio paso del tiempo. Estos aspectos dificultan la carga adecuada. Para garantizar el buen estado de la carga y el rendimiento, los conductores deben comprobar sus baterías con regularidad para garantizar el buen estado de la carga y el rendimiento.

En caso de que las medidas anteriores no surtan efecto y se descargue la batería del coche, será necesario colocar de manera correcta las pinzas entre dos vehículos que han de tener el motor apagado. Si fuera necesario cambiar la batería, se requieren herramientas adecuadas y conocimientos específicos debido a la interconectividad con otros componentes eléctricos en el coche.

Ver Post >
Las cifras que hay detrás de un coche nuevo

Estamos acostumbrados a ver circular por calles y carreteras multitud de coches, sean del tipo que sean y cuesten lo que cuesten.

¿Alguna vez te has planteado las cifras que mueve un nuevo coche? No hablamos, solamente, del dinero que cuesta su salida al mercado; es casi imposible saber cuánto ha costado –en fábrica- el vehículo que hemos adquirido recientemente; nos queremos parar en otras cifras que son reales para que un coche ‘vea la luz’.

Vamos a centrarnos en la fábrica de SEAT de Martorell, que nos ha ofrecido datos, pero que son similares a los que cualquier otra empresa automovilística de nuestro país o de Europa.

La planta de Martorell ocupa una extensión de más de 2,8 millones de metros cuadrados, una superficie equivalente a 400 campos de fútbol, y produce anualmente alrededor de 400.000 coches.

Desde el primer concepto hasta que el coche es una realidad pasan cuatro años, pero un nuevo modelo comienza siempre de la misma manera: con lápiz y papel.

Hasta llegar al diseño deseado son necesarios más de 1.000 esbozos. En el Centro Técnico, las primeras formas cobran vida del papel al 3D con piezas de arcilla, un modelo de clay para el que se destinan más de 5.000 kilos.

Para crear un nuevo color son necesarios tres años de trabajo y se utilizan un total de 6,4 millones de litros de pintura al año; una cantidad con la que se podría pintar hasta 100 veces la Torre Eiffel. Más de 900 ingenieros trabajan en el Centro Técnico donde se desarrollan los modelos y donde se realizan más de 55.000 simulaciones anuales para garantizar la seguridad y el confort dentro de los vehículos. Se llevan a cabo cerca de 400 test olfativos y táctiles anuales que confirman que los materiales del interior del vehículo son agradables para los futuros clientes.

Antes de salir a la venta, medio centenar de ingenieros testan los prototipos poniendo al límite los modelos y rodando más de 1.200.000 kilómetros al año en desiertos y carreteras heladas en pruebas de conducción como el Summer y Winter test, respectivamente.

En los trenes de montaje, más de 2.000 robots se ponen en acción y se ensamblan las más de 3.000 piezas que forman parte del coche. Una vez finalizado todo el proceso, el coche ya está listo para su comercialización.

Cifras que llaman la atención…

 

Juan Ignacio Viedma

Ver Post >
Este blog nace con la intención de aclarar dudas, recomendar opciones y dar algún consejo que pueda aumentar la seguridad en la conducción y en el automóvil. Si tienes cualquier duda o comentario... adelante. ¡Arrancamos!