Diario Vasco

img
Aquí no hay duros ni blandos. (Resumen de un pleno)
img
Ana Vozmediano | 15-04-2014 | 11:52| 0

Resulta triste pensar que el blog que empezó rumboso su andadura esté a punto de
pasar formar parte de ese inmenso cementerio creado por blogeros poco diligentes
que, como yo, descuidan el sitio creado. Llueve a mares, aquí nadie ha llegado
todavía y queda un rato antes de probar una receta del Canal Cocina al que una
se ha hecho adicta durante días de fiebre. Hay cosas para contar. ¿Qué pasó en
el último Pleno de Donostia, por ejemplo? El relato está en los papeles o resumido en
los videos, pero si alguien quiere hacerse una idea más subjetiva puede pensar en
unas palabras dirigidas y consensuadas por un grupo Bildu, leídas por quien sea, probablemente, la voz más rotunda y expresiva del grupo, Naiara Sampedro,
dominadora también de una eterna y expresiva sonrisa que supo mantener mientras
otros compañeros de Corporación se descomponían al oirla.

Esto puede acompañarse con una explicación posterior de lo ocurrido a cargo de Josu Ruiz,
uno de los tres ediles de Bildu que no pertenece a la Izquierda Abertzale y que,
además, fue requerido a título personal a pronunciarse sobre la cuestión  por quien
pasar por ser uno de los ediles más conciliadores del PP, un asombrado Iñigo Arcauz
que quería saber porque el rumbo había virado de esa forma.

No es la eterna cuestión de presos y víctimas, ni de pluralismo. O no solo aunquefuera el detonante. El reparto de papeles a la hora de leer un escrito o contestara una interpelación tiene su importancia y frente a quienes creen que son otros uienes lo realizan, es el alcalde Juan Karlos Izagirre el director del casting. O al enos es quien debe serlo como se supone que hacen también los portavoces e la oposición. Bajo esa aparente obsesión por los tiempos
que a veces parece antenerle ausente del debate, el papel de Izagirre es relevante
y Bildu acierta uando se niega a que se les diferencie entre duros y blandos, cuando
apartan al alcaldedel debate y relevan de la primera fila a la supuestamente dura
Sampedro or el supuesto blando Ruiz.

Esa política tiene el problema de que genera desconfianza en una oposición a la que
poco o nada se escucha a pesar de que Bildu está en minoría. Eso sí, el equipo actúa
como si esto no ocurriera y el cumplimiento de las mociones brilla por su ausencia.

La convivencia no es fácil y para algunos, la brecha que se ha abierto puede ser
insalvable aunque se compartan comisiones y reuniones.

Ver Post >
La fiesta de la democracia
img
Ana Vozmediano | 15-04-2014 | 11:52| 0

Palabra de teniente de alcalde: la consulta de Igeldo celebrada el domingo fue la fiesta de la democracia. Palabra de alcalde no tenemos en Donostia. Juan Karlos Izagirre, adalid de la desanexión sigue sin querer hablar de su pueblo-barrio desde el asiento presidencial de la ciudad a la que gobierna. Lo bueno de estos referéndum no vinculantes es que se convierten en vinculantes para los organizadores que, además, suelen ganarlos. Los mismos que lo montan en una localidad desprecian los resultados de otra consulta similar en otra si el resultado no tiene que ver con lo decidido previamente.

Este caso no es distinto. La Diputación y Bildu sacan pecho, dicen que nadie puede ignorar la decisión de los vecinos de Igeldo, (en números redondos más de 300 se abstuvieron, casi 400 votaron que sí y 200 optaron por el no). Frente al caso omiso que hacen a los votos sobre el PaP, con Igeldo se ponen manos a la obra para agilizar trámites. Pero estas fiestas de la democracia no divierten igual a todos y quienes más disfrutan ahora son los 391 que se posicionaron a favor de la independencia, en presencia o por correo.

Izagirre no votó, de la misma forma que no se pronuncia sobre la escisión de una parte del territorio del que es el máximo responsable, sobre la decisión de vecinos que no quieren saber nada de Donostia salvo que asuma el coste del autobús y las constantes reparaciones de la carretera.

Mi compañero Iñaki Izquierdo reflejaba muy bien las paradojas de la ciudad en uno de sus bules. Pero más allá de que se juegue al fútbol en un estadio o al baloncesto en una plaza de toros, casi 400 personas han dicho con todo su derecho que no quieren pertenecer a esta ciudad de 183.000 habitantes. Lo curioso es que el alcalde, la máxima autoridad donostiarra, sea uno de esos 400,  votara o no en la consulta qque no era vinculante y que ahora es el padrenuestro de todas las misas. «Si no te gusta Izagirre empadrónate en Igeldo” bromea un amigo.

Ver Post >
Con los sentidos abiertos
img
Ana Vozmediano | 15-04-2014 | 11:52| 0

Leo a Ramiro Pinilla, el escritor que idolatra al Athletic de Bilbao y que acaba de
ganar el Premio Euskadi de Literatura, que “las pasiones que arrancan en la infancia
son las sagradas” Conocí a Pinilla hace mucho tiempo, tanto que todavía estaba en
la Universidad y, además de leer ‘Verdes valles, colinas rojas’ con avidez, aprendí de
él la pasión por el periodismo y por la tertulia inacabable.

Claro que el periodismo entonces no tenía la terrible mala fama que tiene ahora,
aunque sí está claro que la afición hacia un equipo de fútbol sigue siendo tan visceral
como la del escritor de Santa María de Getxo . Quizá porque es una pasión que
arranca en la infancia, aunque me resulte difícil creer que se puede sentir lo mismo
si uno conoció a la Real en Anoeta o lo hizo en Atocha.

Oigo que Fagor Electrodomésticos cierra sí o sí, lo que supondrá un profundo
cambio no solo en Arrasate  y en su comarca, sino en la pr0pia concepción del
trabajo de todo un pueblo. En la zona se ha estudiado y formado a la gente para
currar en el Grupo Mondragón, en su momento un seguro de vida laboral que nada
parecía poder quebrar. El cierre, que me perdonen quienes también han visto como
sus empresas dejaban de existir, es mucho más que un cierre… Es un cambio radical
que será difícil de asumir y que puede dejar largas secuelas.

Escucho a una niña que siempre está alerta a sus ocho años que Wert es un señor que
no quiere que la gente sea feliz. ¿Razones? Las tiene muy claras. No quiere que los
niños pobres aprueben así que sus padres se enfadarán con ellos. Según sus cálculos
la inmensa mayoría son pobres, ella y todo su entorno incluidos, porque para ser
rico tienes que tener, por lo menos, un barco muy grande.

¿Habrá leído esta niña lo que pagaba Ana Mato por unos confetis y un par de payasos?
¿O que los duques de Palma, Cristina y marido, abonaron 8.000 euros por un mimo?
¿O que los viajes a Eurodisney son para algunos como para su hermano bajar a por
el pan? “Y van a poner la comunión obligatoria”, advierte como quien da la noticia
del año. “¿Quién se va a atrever a hacer eso?” “Pues Wert”. A ver quién calla a esta niña
Si las pasiones infantiles son las más sagradas como dice Pinilla, a ver qué hacemos
con la que la pequeña siente hace el ministro de Educación.

Ver Post >
Pon una lupa sobre los anuncios
img
Ana Vozmediano | 20-10-2013 | 14:46| 1

Hay un anuncio, corte publicitario o como quiera que se llame que saca pecho por
esta rama de la comunicación y advierte de su importancia. Más allá del anuncio
top one de Coca Cola que emocionará a gorditos Noeles allá por Navidad, hay otros
que pueden pasar más inadvertidos y que tienen un mensaje que supera el simple
reclamo de la venta.

Envueltos en lazos rosas que reclaman (espero) la investigación del cáncer de
mama, más allá de una solidaridad dulzona, puntual y lejana con quienes lo padecen
o lo han padecido alguna vez, los anuncios de la tele se encargan de difundir un seguro
específico para este cáncer que ofrece, incluso, ayuda para cuidar de los niños
mientras la paciente recibe tratamiento. ¡Qué mona está la Angelina Jolie que se apunta a esta posibilidad antes del primer diagnóstico! Pero, ¿advierten que o una persona carga
el recibo de una aseguradora en su cuenta corriente o más vale olvidarse de que le
traten esta enfermedad en una sanidad universal?

Mientras tanto, otra empresa, esta vez dedicada a una salud muy diferente, recuerda
que una gata a la que se le haya esterilizado puede engordar y que nada como un
pienso light, una operación bikini, para que el animalillo no coja unos kilos que
la hagan parecer una callejera venida de la nada. Porque si hubo tiempos en los que
la gordura era símbolo de que se comía caliente, hace años que entre los humanos
implica que se come mucho puchero, patatas baratas y que uno no tiene ni para pagarse el el gimnasio ni, mucho menos, liposucción.

Y estas situaciones que parecían propias de locuelas yankees y bien operadas están
en escaparates cercanos a casa y en la tele. Se habla de gentes que venden riñones
para pagar la hipoteca y que, a falta de recursos para protagonizar prime time en Tele 5 optan por la red de las redes para justificar que son sanos. No estamos en Asia, no, pero
también esa publicidad nos recuerda que cada vez somos más pobres. Y que eso
del bocadillo mágico que pone la amona, ‘pan con pan comida de tonto’ que decía
la mía cuando nos ‘empanarrábamos’ , está pasando en alguna cocina de nuestro
bloque o de nuestro barrio.

Siempre nos quedará la publicidad micrófono a micrófono de Botín, que cuenta cómo
los euros caen en su bolsillo demostrando una vez más que la marcha de la banca
poco tiene que ver con los hogares de la gente que viven en ciudades y pueblos. ‘Y
además, cada vez se paga menos’ argumenta la clase dirigente mientras se frota las
manos como si fuera un mendigo que tiene frío.

Ver Post >
Pero, ¿qué tienes contra Wert?
img
Ana Vozmediano | 10-10-2013 | 14:55| 0

No hay nada como criticar a los próceres que están dispuestos a ayudar a los más desfavorecidos, a los niños repetidores, a quienes no llegan a la media, a los más listos que, aunque no queramos reconocerlo , (envidiosos), coinciden con los hijos de los más ricos. Vamos a ver… ¿qué tiene usted contra el tertuliano y ahora ministro José Ignacio Wert? ¿Que quiera acabar con el fracaso escolar?
Resulta triste pensar que medidas tan eficaces para evitarlo como reforzar los colegios concertados, ceder terrenos a los centros escolares de determinada orden religiosa potente como el Opus o no sustituir a los profesores enfermos en la educación pública sean cuestionadas.
Es que resulta extraño que la gente se queje en un lugar donde la aristocracia más saludona compra ropa para los niños a cuenta de empresas fantasma, donde el entrenador de un equipo de fútbol muy blanco tiene más asesores que el alcalde de San Sebastián (aunque sea por poco) y donde un ministro debe ser rebatido por los empresarios por hablar a favor de ellos.
Siempre queda el consuelo de esbozar una sonrisa dulzona y un poquito triste cuando se oye la voz de ese niño del anuncio al que la amona le pone imaginación entre pan y pan a falta de un poco de chorizo.
A otros no nos arranca ni media sonrisa esa vocecilla infantil que convierte en cuento una realidad que rasga no solo la conciencia, sino el estómago.

Ver Post >
El Zinemaldi agota
img
Ana Vozmediano | 29-09-2013 | 14:43| 0

La víspera de que empiece el Festival de Cine ya hay nervios. Primero, se sabe que a la redacción llegará el crítico de El Correo, Antxon Merikaetxeberria con su gorra y su
optimismo proverbial, con esa sonrisa que guarda para todos. Además no hay que
perderse a quienes van a ver cada día a un montón de actores, azafatas, películas con madrugón incluido que son los de la sección de Cultura. Solo Mitxel Ezquiaga
conserva la calma, tal vez porque nombrar al Festi es casi como nombrarle a él.
Todos se  mueven de otra forma, en serio, entre el escepticismo de Alberto
Moyano
al entusiasmo de Teresa Flaño, con un inalterable Ricardo Aldarondo
dispuesto a ver todo lo que le echen, con Mikel Gupergi siempre más IN que OUT,
o con Begoña del Teso afilando pluma.

La redacción parece otra, con los festivaleros y sus bolsas de Desigual que lucen
también Montse y Virginia, con los comentarios sobre posibles sorpresas de
estrellas que pueden llegar y que este año, por cierto, no han llegado y, enseguida,
a las ocho de la tarde con el peculiar sorteo de pases de prensa para quienes se animen a ir a ver estrenos a las 9 de la mañana. Es el momento de que Óscar Goñi complazca
todas las peticiones. Será difícil que un cinéfilo como Enrique Mingo se pierda una,
que además también le toca trabajar con ello.

El cansancio y apenas acabamos de empezar, se palpa en el ambiente. Los amigos
también se han vuelto cinéfilos y la película ganadora, Pelo Malo, que como la del
año anterior, como Dans la Maison, se estrenó el primer fin de semana del certamen,
suscita comentarios de todo tipo. Y ahí es donde empieza mi emocionante
papel de jurado, sin acreditación pese a la secreta envidia que produce el orgullo con
el que  algunos la exhiben allá por donde vayan..

Es agotador ser jurado a sabiendas que no vas a ver una sola película, que tienes
que agudizar la atención y estar atenta a todo para saber cual es la película con
posibilidades, dónde puede estar la sorpresa y calibrar en qué coinciden unos y
otros aunque la primera palabra de unos sea ‘magnífica’ y de otras  ’tostón’.

En el Ayuntamiento los concejales también se convierten en cinéfilos y preguntan
qué tal estará Quay D,Orsay, a sabiendas que van a oir eso de “mujer, es de
Tavernier” o dudan en si no será preferible apuntarse a la sección Perlas antes que
a la Oficial.  Y una se entera que hay dos pelís de madres con
hijo único y tiene una cierta sensación de que la venezolana podrá con la mexicana.
¡Qué lista soy ahora que me sé el palmarés! ¿no?

El Zinemaldi ha vuelto a ser la excusa para leer buenos artículos, disfrutar con un
montón de comentarios ingeniosos,  volver a ver los cartelones que ocultan el río
por unos días, rozar la alfombra roja cuando no pasa nadie, gozar en la distancia
del majismo inquebrantable de ‘Rebor‘  y vivir  fuera de la rutina. Si además viera
pelís… No, no sería lo mismo.

Ver Post >
Fray Gallardón de las Olimpiadas
img
Ana Vozmediano | 06-09-2013 | 12:03| 0

Decía hoy Juan José Millás que no se sabe si el otrora alcalde de Madrid y actual
ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, está opositando a presidente del
Gobierno o a presidente de la Conferencia Episcopal. Aquel Gallardón de aparentes
tendencias liberales que se pavoneaba de casar a parejas homosexuales  como si
esto tuviera más mérito que el de cumplir con la legalidad, se ha convertido ahora
en una especie de monje en pleno recogimiento a punto de cualquier éxtasis, capaz
de recorrer de rodillas los claustros más fríos para defender a los embriones
humanos.

Es la ventaja que tienen éstos ante gentes como el ministro frente a los ya nacidos,
ante mandatarios que no dudan en eliminar profesorado de apoyo (ni tan siquiera profesorado) o que escatiman ayudas a minusvalías y discapacidades. Y que son
capaces de cualquier ciliciada (leasé  utilizar el cilicio) solo con sospechar que
puede haber algo en una barriguilla prominente femenina.

Gallardón ¿está también en Buenos Aires? se pasó sus legislaturas haciendo obras
que no sólo no podía pagar, sino que ni siquiera podía utilizar porque no tenía
ninguna gana de contratar personal que diera vida a sus centros deportivos. Eso sí
con cilicio o sin él, el que también fuera fiscal, se obsesionó con dotar a Madrid de instalaciones para practicar cualquier deporte que olímpico fuera y enseñar al COI
qué canchas tan bonitas y,de momento, poco útiles, tenía repartidas por toda
la capital.

Olvidó que suele ser al revés, que es la concesión de unos Juegos lo que impulsa a
regeneraciones urbanas y lo olvidó hasta tal punto que su sucesora en el cargo,
Ana Botella, lo primero que hizo al llegar a la Alcaldía madrileña fue pedir
voluntarios que se hicieran cargo de cursillos de todo tipo para no pagar a
profesionales.

El caso es que, mientras el ministro de Justicia mete y saca de un cajón sus nuevas
leyes en función de cómo vayan las cosas, seguro que mira con envidia a la mujer
de Aznar, (toda gran mujer tiene detrás a un gran peluquero) que taconea airosa
por Buenos Aires a punto de emular a aquel Pascual Maragall cuando supo que
Barcelona había ganado. Eran otros tiempos.

 

 

Ver Post >
Cristina en un verano caluroso
img
Ana Vozmediano | 04-09-2013 | 15:38| 0

Es cuestión de desperezarse, poner un poco de aceite a la escoba para que arranque y dejarse llevar por las novedades que la cuesta de septiembre ofrece a vista de pájaro. Y ver a la pobre duquesa Cristina, por ejemplo, a la que tener que pedir un préstamo a su padre para comprar casa en la que criar a cuatro hijos le ha hecho criticable, cuando, por el contrario, la vuelve más humana, incluso, que cuando enseñaba a esquiar a sus rubios retoño delante de los fotógrafos del Hola. ¿Quién no hubiera querido una notable aportación paterna para comprarse un palacete, incluso una VPO, ahora que los bancos no dan créditos  siquiera para estas viviendas de promoción pública? No tiene la culpa de que su progenitor sea rico, mucho más rico incluso de lo que nadie pensaba cuando derrochaba campechanía a raudales.

Es ver la paja en el ojo ajeno no querer admitir que la chica vale mucho, que la Caixa está dispuesta a abonar esa valía y que, nada mejor que un exclusivo colegio suizo para garantizar que, en el caso de que sus niños necesiten una beca, obtengan ese imprescindible 6,5 que el ministro Wert, seguro, acabará convirtiendo en 7, 2. Porque todavía debe mucha pasta a su padrer, cuatro críos impecables cuestan un montón de euros y el marido no solo está en paro sino que, además, tiene pendientes fianzas millonarias.

Poco más. Perdón. Hay 31 personas, espero el reportaje con cada uno de ellos, que han encontrado trabajo, aunque mi entorno siga tan desempleado como antes del verano. Eso sí, con mejor color porque el prestigio de los meteorólogos franceses ha quedado mustio tras augurar un verano tan terrible que el único pirautxo posible iba a navegar  sobre charcos.

Vale, y una Semana Grande en Donostia a la que el alcalde y los responsables de organizarla petaron de epítetos y adjetivos a cada cual más ampuloso y magnífico. Quedará en la memoria esa “obra de arte sin par” con el que Nerea Txapartegi calificó a la colección ganadora, Pirofantasía cuando hizo público el veredicto del jurado.

Quedará del verano el veredicto europeo sobre la marcha de 2016 con un concurso público pelín raro, con las corbatas y los chandals siempre de viaje pidiendo otra vez que Madrid albergue los Juegos Olímpicos de 2020… Si esta vez no es, ¿se dejará de gastar dinero inútil en este empecinamiento hereditario?

Ver Post >
Siempre hay un hombre del tiempo
img
Ana Vozmediano | 17-06-2013 | 16:32| 0

Hasta ahora creía que cada vez que abría los ojos el ser extraño que veía por los alrededores era un fontanero, algo lógico dado la profusión de personas con esta profesión que han invadido cocina y baño en los últimos tiempos. Pero no. Toco madera. En mi casa siempre hay un hombre del tiempo que concita toda la atención para enseñarnos una nube eterna salida de alguna parte y pegada al mapa, a la pantalla y al cielo que se ve desde el balcón.
Un par de trajes de baño adolescentes se enfadan sin acabar de salir del cajón, nadie puede creer que San Juan esté a la vuelta de la esquina y que el 40 de mayo haya dejado el sayo bien colgadito y a muy a mano en el armario.
Entre borrasca y borrasca, hay que acordarse que nuestros hombres/mujeres del tiempo, que da lo mismo porque solo vemos la nube, cuentan que Grease ha cumplido 35 años. No puede ser. ¿”Hopelessly devoted to you”? Hace 35 años. Imposible. Pero sí, la ví dos días seguidos, sí, los sueños de adolescentes de la época estaban teñidas de aquellas canciones romanticonas y envueltas en finales felices con pantalón pitillo, tacón y permanente.
También entre pronóstico y pronóstico dicen que José Bretón tiene la mirada fría. Lo raro es que pueda mirar a nadie si todavía conserva cómo acabó con los ojos de sus pequeñajos a orfidalazos para quemarlos luego como a juanas de arco inocentes. Debe ser un hombre convincente, al menos así lo parecía mientras yo lavaba la lechuga y esperaba a que dieran el tiempo. A su abogado le explicaba, incluso detalles de su defensa.
No convenció a su mujer para que volviera con él. Eso dicen. ¿A qué juego les dijo a sus hijos que iban a jugar?
Menos mal que siempre hay un hombre del tiempo que permite enfadarse por esas cosas de las que nadie tiene la culpa.

Ver Post >
El día que todos fuimos Abidal
img
Ana Vozmediano | 30-05-2013 | 15:21| 1

Eric Abidal, entre vítores babosotes a su valor, dijo que tenía cáncer. Volvió rápido a su equipo en lo más alto de la élite  a darle al balón, lo hizo con el aura de vencedor y todos fuimos Abidal.  Compañeros, entrenadores, colegas, periodistas, aficionados… ¡Qué tío! Limpio, palabra mágica, Abidal estaba limpio de su mal que la afectaba al hígado, a un órgano vital. El futbolista del Barca quería dos cosas, ver crecer a sus hijas junto a su mujer y sentirse futbolista una vez más. ¡Como no se lo iban a dar! El mejor, el más fuerte, el más reconocido entre todos los pacientes de cáncer del mundo, con un entrenador que también padecía un mal que, por favor, no estigmatiza, qué va,  hace más fuerte. Debe ser a quienes babosean alrededor de los afectados siempre que éstos sean famosos.

Todos fuimos Abidal, faltaba más. Pero solo él tenía cáncer. Y recayó y volvió a ser pasto de reconocimientos tan artificiales y jabonosos como las que experimentan casi todos. Ayer se despedía de quienes tanto habian estado en su piel porque no le dejan ser futbolista, porque a la hora de la verdad, y tiene suerte por ello, le han ofrecido un trabajo que no cumplía con sus expectativas al verse curado. Se va a buscar su sueño de sentirse futbolista una vez más, tal vez harto de tanta palmadita en la espalda. Es afortunado porque tiene la vida solucionada, pero el ejemplo vale para tantos que después de superar la enfermedad entre algodones de un peloteo tan poco sólido como la solidaridad santurrona que se expresa los días contra el sida o el maltrato, se encuentran con que, limpios o no, ya no sirven.

Y todo esto pasa mientras Rubén Castro, la estrella del Betis, supuesto boxeador en cara ajena, es aplaudido a la salida del juzgado. Será una novia o una ex novia, pero el caso es que el tío es un machón de mando en plaza, de los que valen por los goles y no deslucen por los golpes. El deporte como ejemplo lleva también a un Pistorius que tenía tanto mérito por correr en sus condiciones que hasta se le podía admitir que matara a su pareja sin tener que pagar lo más mínimo por ello.

Son ejemplos del deporte y de cómo funcionan quienes se sienten piadosos, se acobardan ante la enfermedad y piden al que la padece que sea valiente. Quienes instan  a animarse a un deprimido, quienes piden que no tosa a un tísico y, después de todo, se sacuden algo del hombro para firmar testimonios de solidaridad.

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Categorías

Otros Blogs de Autor