Diario Vasco

img
Brooklyn Nets. Lujo de color negro
img
Iñigo Puerta | 15-04-2014 | 11:30| 0

 

 

Brooklyn Nets. Lujo de color negro

La NBA calienta motores. En plena pretemporada, uno de los focos mediáticos apunta a NYC. Uno de sus barrios por excelencia, el que vio nacer a un tal Michael Jordan, busca hacer sombra a la Gran Manzana. La declaración de intenciones del equipo de Prokhorov -un millonario ruso empecinado en llevarse el anillo de la NBA- se resume en una cifra: 101,291,208$. Es decir, el equivalente al montante total de salarios que percibirá su plantel en la presente campaña. La adquisición vía traspaso de Kevin Garnett, Paul Pierce y Jason Terry convierte a los de negro en automático aspirante al título. Más si cabe, después de enrolar a Andrei Kirilenko, que renunció a una ficha de 10.000.000$ en Minnesota a cambio de poco más de tres millones de dólares por año en dos temporadas, un hecho que ha sido investigado por parte de la NBA.

En el plano deportivo se convierten en una de las alternativas a Miami Heat a corto plazo. Aquí y ahora. Los ex celtics traen consigo sangre ganadora y mucha competitividad a pesar de sus años. La dirección técnica correrá a cargo de una leyenda como Jason Kidd, que ha colgado las botas con los Knicks para debutar en los banquillos por todo lo alto. Para ello los Nets cuentan con una rotación granítica de 10 u 11 piezas de gran nivel. El encaje de egos será vital. No en vano, Garnett ya hizo públicas sus diferencias con Kidd, que quiere monitorizar los minutos del veterano ala-pívot.  El inefable ‘Big Ticket’ no entiende otra manera de ayudar que no sea con él en pista. Garnett ha personificado la excelencia, el alma de la defensa en Boston y pocos jugadores alcanzan su nivel de concentración en pos de la victoria. Todas sus acciones se encaminan para aportar para su equipo y destruir al contrario. Rey del ‘trash-talk’, capaz de desestabilizar a jugadores volátiles, la suma de sus capacidades es imposible de medir. De igual forma, Paul Pierce está encaminado a jugar minutos de oro, pasajes de partido de máxima calidad y preservar su físico durante la Liga Regular. Jason Terry es otro experimentado jugador con pedigree de campeón. Llevó a Dallas a lo más alto formando un tándem letal junto a su actual ‘coach’, por lo que sus capacidades serán exprimidas al máximo. Su velocidad no parece la misma, pero sus rachas desde la larga distancia pueden cambiar partidos saliendo desde el banquillo.

El base Deron Williams será el encargado de liderar la nave. Tiene un gran entendimiento del juego y es un tirador consistente. Pasa y anota con facilidad gracias a un crossover de vértigo que le ayuda a desbordar. Sin tener un físico espectacular tiene fuerza y potencia. Con las nuevas incorporaciones se espera que la responsabilidad anotadora pase por más manos, lo que ayudará a desplegar todas sus virtudes. En un plano bastante semejante, Joe Johnson, un escolta superclase llamado a ser la referencia desde la distancia, no tendrá tanta atención defensiva por parte de los rivales gracias a las incorporaciones, lo que debería aumentar su eficacia de cara al aro. Por dentro, Brook Lopez, uno de los pívots más destacados de la liga, espera lograr más oxígeno en la zona para anotar e intentar ser más dominante por dentro. Buena mano, le sobra. Aún así, su progresión debe ser sobre todo defensiva. Cada minuto que comparta con Kevin Garnett lo convertirá en más fiero.

 

Será difícil que Reggie Evans pueda adquirir más agresividad sin pasar por un calabozo. Así lo atestiguan los más de 11 rebotes capturados por partido en apenas 24 minutos. Si alguien puede dar resuello y añadir testosterona, ése es Evans. A su lado, Andrey Blatche destaca por un talento innato tan grande como a su falta de contención emocional. Si tuviera más concentración en el juego sería un all-star año tras año. Aún así, suma con pasmosa naturalidad aunque disponga de pocos minutos y cobra 1,375,604$. Un sueldo irrisorio en comparación a sus compañeros después de salir con los bolsillos llenos (23 millones de $) gracias a su despido en los Wizards en 2012. Andrei Kirilenko es una de las piezas que otorgan más credibilidad al proyecto. El alero multiusos ruso es capaz de empastar cualquier quinteto gracias a su versatilidad. Su defensa y capacidad para aportar en todo tipo de tareas le llevó a ser un all-star, y quiere ser campeón de la NBA. El ex baskonista Mirza Teletovic es otro europeo que puede añadir un excelso rango de tiro, penetraciones y rebote en los minutos que aporte. El último Eurobasket ayudó al bosnio a recuperar confianza en su tiro al tener que liderar a su selección y se ha mostrado mucho más seguro en la pretemporada NBA. Tiene una muy dura competencia en el froncourt de los Nets, pero si Kidd quiere resguardar a sus estrellas con rotaciones, podría disponer de minutos para superar una primera temporada anodina como rookie. El Eurobasket ha elevado su cotización y varias franquicias han preguntado por él. Los Nets no lo sueltan.

El backcourt de los Nets también tiene caras nuevas. Además de Jason Terry destaca el fichaje de Shaun Livingston, una delicia de base de 2,01 que se hizo la rodilla añicos cuando apuntaba para estrella en los Clippers. Un número 4 del draft que pasó del cielo al infierno. Años de recuperación le han convertido en un jugador menos explosivo, pero su clase está intacta para dar minutos de calidad. El ex barcelonista Alan Anderson pondrá su tiro y defensa de perímetro en minutos de refresco.

La plantilla también cuenta con Tornike Shengelia, Plumlee o Taylor bajo contrato. Estos orbitarán en las alineaciones para que los Nets lleguen frescos a playoffs, el único lugar donde poder testar toda su capacidad y potencial. Todo lo que no sea alcanzar la final o al menos las finales de conferencia, sonará a fracaso. Por fin, la presión pondrá a prueba el carácter de Deron Williams, Joe Johnson y Brook Lopez. Desde la franquicia han puesto el todo por el todo. Tres ases más. Seis all-stars en total. Con esas cartas, All in en Brooklyn.

Ver Post >
Tú entrevistas a Pablo Prigioni
img
Iñigo Puerta | 15-04-2014 | 11:30| 1

 

 

 

 

 

 

 

Deja como comentario tus preguntas para el base de los New York Knicks que está disputando actualmente los playoffs de la NBA contra los Indiana Pacers. Haremos llegar tus dudas y curiosidades a las que dará respuesta desde EE UU y una selección de ellas será publicada próximamente en diariovasco.com y en las páginas de EL DIARIO VASCO.

También puedes mandarlas a

Por favor, utilice el siguiente formulario para enviar un correo electrónico al administrador del sitio

*Todos los campos son obligatorios

Enviar un email

=
No escriba en este campo de formulario:

¡Gracias por participar!

Recuerda que desde el 24 al 28 de junio estará en Donostia en el VI Campus que lleva su nombre:

 

 

 

Ver Post >
El hogar de Kemba Walker
img
Iñigo Puerta | 15-04-2014 | 11:31| 0

El programa de baloncesto de New York Gauchos, fundado por el argentino Louis D’Almeida hace 45 años en el Bronx, nació con el ánimo de respaldar a jóvenes de comunidades desfavorecidas y darles la oportunidad de acceder a estudios universitarios a través de becas deportivas. A lo largo de su historia, su gimnasio ha formado a leyendas de la NBA como Chris Mullin o Stephon Marbury, en una extensa lista de oportunidades. Kemba Walker es su representante más llamativo en la actualidad. Decenas de jóvenes siguen su ejemplo, como Gerald Colds, un base que persigue el mismo sueño y al que vemos entrenarse en solitario. Rocky Bucano, director de este programa deportivo sin ánimo de lucro, nos recibe con los brazos abiertos y nos explica en pocos minutos el funcionamiento del Gauchos Gym.

Ver Post >
Avery Bradley, el equilibrio Celtic
img
Iñigo Puerta | 19-01-2013 | 00:21| 0

 

 

La trayectoria de los Boston Celtics ha sido cuando menos anodina hasta hace pocas semanas. El miércoles se rompió una racha de 6 victorias consecutivas en un festival de despropósitos ofensivos, pero la cara de estos Celtics es otra en este 2013. Si un nombre propio podría resumir la génesis del cambio, éste no sería otro que el de Avery Bradley.

El joven escolta de 1,91m con zapatillas, nacido en la Base de la Fuerza Aérea Castle de California, ha liderado un cambio silencioso. Ha sido uno de los resortes que han reflotado la energía de unos Celtics que no encontraban estabilidad defensiva, además de sumar en algunas facetas ofensivas y regalar entrega en modo de intangibles. Desde su inclusión en el quinteto titular de Boston, el balance de los verdes es de 6-2, pero lo más importante es que los de Doc Rivers han recuperado la identidad defensiva que les hace capaces de llegar a cualquier cota. Con Bradley en el backcourt, se ha rebajado la anotación de los oponentes hasta 86,75 puntos por noche, lo que les colocaría como líderes defensivos de la NBA, superando el registro de los Indiana Pacers (89,13ppp). Ningún equipo les ha podido endosar 100 puntos desde su llegada. Antes de la entrada del escolta, los Celtics recibían puntos con demasiada facilidad y todavía pesa en su media actual de puntos recibidos (95ppp).

El virus de ritmo y energía de Avery se ha contagiado. Atosiga y aplaca la amenaza exterior más relevante, anima a que Rondo despliegue mayor agresividad defensiva y corta las incursiones en la zona, donde la falta de envergadura de los verdes es más plausible. Además aporta. Sus estadísticas no son llamativas: 8,1 puntos, 1,5 rebotes, 1,3 asistencias y 1,2 robos con un 40% de acierto en tiros de campo en 24 minutos en pista. Aún así, su juego sin balón con vertiginosos cortes a canasta, su capacidad para correr el contraataque y su buen lanzamiento de tres desde los laterales, le convierten en un complemento ideal tanto para generar espacios como para castigar en sus áreas más efectivas. En la campaña pasada anotó un 56% de sus triples desde las esquinas (20-36) y un 11% en el resto del arco. En estos 8 partidos su registro es del 35% en los laterales y lleva un 0 de 5 desde el resto de posiciones. Sus cortes y actividad en ataque multiplican las posibilidades de pase de Rajon Rondo y es una gran opción en las inversiones de balón. Un pase extra a la esquina es sinónimo de tres puntos. Además de su buen acoplamiento en el 5×5, su sprint le convierte en un arma implacable en las contras y en transición.

Otro factor determinante en el impacto de Bradley está en la variedad táctica que regala a Doc Rivers, que puede mantener quintetos más equilibrados durante los 48 minutos. Así, Jason Terry dispondrá de menos minutos, pero estos serán de mayor intensidad defensiva, además de poder convertirse en un baluarte anotador desde el banquillo. El handicap de producción ofensiva desde el banco de los verdes mermó sus posibilidades de entrar en la Finales el año pasado. Bradley no pudo participar en el sprint final por lesión. El equipo lo notó. La salida de Ray Allen a Miami Heat ha generado múltiples probaturas en los sistemas de Rivers, con Terry, Lee y Barbosa como piezas del rompecabezas. La estabilidad en el quinteto titular, al igual que en la pasada temporada, ha llegado con Bradley. Ahora falta ajustar la producción de sus relevos.

Conviene tener en cuenta la juventud de Bradley. Elegido en el draft del 2010 con el número 19, proviene de la universidad de Texas, donde sólo disputó una temporada como freshman. Su enorme proyección como jugador de Instituto le precedía, pero fue considerado el mejor defensor de su promoción. En la NBA apenas dispuso de oportunidades como rookie y una lesión de Ray Allen le dió minutos el año pasado. Bradley se ganó el respeto del TD Garden por su intensidad y tomó el rol de stopper. Su gran velocidad, una envergadura de 200cm y un salto vertical de 95cm le ayudaron a contener a pares más corpulentos. Desde la confianza defensiva creció en ataque y en su toma de decisiones. Su edad ya no importó. El rol de Celtics guerreros como Tony Allen o James Posey ya tenían heredero en Boston. Jugadores con un rol defensivo que hacen crecer al equipo hasta su máximo nivel. Bradley ha equilibrado a los Celtics de forma sigilosa y con él en pista cotizan al alza.

 

 

 

Ver Post >

Categorías

Otros Blogs de Autor