Diario Vasco
img
Autor: ebelauntzaran_898
Uzturre, en la puerta de casa
img
Elisa Belauntzaran | 04-11-2015 | 4:43| 0

La Cruz de Uzturre vigila cualquier movimiento que se produzca en Tolosa y gran parte del valle del Oria. Cruz que aunque no se sitúa en la cumbre del monte Uzturre, bien representa a la cima por excelencia de Tolosa. De hecho se ha convertido en lugar de visita, casi obligatoria, para decenas de vecinos que a diario suben hasta ella. Aunque siguiendo las indicaciones de los ibartarras, es interesante destacar que la cima de Uzturre se encuentra en tierras de Tolosa-Ibarra, y su ascenso más habitual se realiza desde el barrio de Izaskun, que pertenece a la localidad de Ibarra.
Uzturre forma parte del cordal que llega hasta Ipuliño y separa las cuencas de los ríos Leitzaran, al norte y Zelai, al sur, y su cruz fue construida en 1927, el mismo año en el que se fundara la asociación de Amigos de Aralar (Aralarko Adiskideak en la actualidad). Su ascenso se puede realizar desde varios puntos, pero si partimos de la ermita de Nuestra Señora de Izaskun deberemos realizar un recorrido de unos 10 kilómetros. Para llegar hasta el barrio de Izaskun se puede seguir el nuevo acceso de GI 3421 o desde el centro de Tolosa, desde el cruce en frente de la estación de autobuses de las Clarisas. Una vez en Izaskun, se debe seguir la carretera asfaltada junto a un panel que indica el nombre de varios caseríos, a mano izquierda.
Desde el principio podremos ver la cumbre del Uzturre que no nos pierde de vista. Se debe seguir el camino del centro hasta llegar a un cruce, a la altura del caserío Orita. Continuamos por la izquierda y comienza el ascenso. En el comienzo del trayecto, no presenta gran dificultad. A la hora del realizar el trayecto de ascenso, que no se presenta como muy exigente, éste permite contemplar magníficas vistas de las localidades cercanas de la comarca y de los montes más cercanos. Belauntza, Ibarra, Leaburu-Txarama, el barrio de San esteban de Tolosa o Apatta se presentan rodeadas de verdes campos.
Siguiendo siempre la ancha pista principal, se alcanza otra bifurcación en la que continuaremos hacia la izquierda. Más adelante se puede ver un refugio de piedra un tanto descuidado.
Seguimos la pista forestal hasta llegar a una langa que permanece cerrada y tras la cual comienza una zona cementada que presenta una más que considerable pendiente. Exige algo más de tiempo avanzar por ella, pero la vistas de Hernio y el resto de los montes de la zona bien merecen un alto. Desde allí, se pueden ver los pueblos que se sitúan a lo largo del Oria. A partir de ahí, seguimos el camino que nos trae hasta una enorme zona verde desde la que se puede ver espectacular el Larrunarri, así como gran parte del cresterío de las Malloak de Aralar, Aizkorri y otras muchas cimas de la zona.
Ya hemos llegado al cordal del monte Uzturre y una vez en él, uno puede entender porque son muchos los que suben a diario hasta esta zona. Tras dejar a un lado un buen número de vacas custodiadas por un imponente toro continuamos por una senda en la que nos regala la primera imagen de la Cruz deUzturre desde un lateral.
Antes de llegar a ella, seguimos un pequeño camino que permanece medio escondido entre árboles bajos y nos conduce a la cima del monte Uzturre (733 m.). Es una caminata de unos diez minutos siguiendo la pared de un prado que no tiene pérdida. La presencia de varios buzones y la mole de cemento del Insituto geográfico vasco nos indican la llegada a nuestro objetivo. Allí se encuentra también una placa en recuerdo de Ramón Ortiz y Patxi Berrio, mendizales que según reza la incriscipción de la misma murieron en 1969 en Naranjo de Bulnes.
Siguiendo el camino por el que se accede a la cima, regresamos para –esta vez sí– acercarnos a la Cruz de Uzturre. Allí se pueden contemplar unas excelentes vistas de gran parte de Tolosa.
El camino de regreso lo realizamos por el mismo que hemos seguido durante el ascenso hasta llegar otra vez a la ermita de Izaskun.

Accesible. Sus 733 metros de altitud hacen que esta cima reciba a decenas de visitantes que no pueden dejar de subirla a diario
GUÍA

Acceso: Para llegar a Izaskun, hay que abandonar la N-1 en la salida 436 para acceder al barrio de Santa Lucia, para seguir por la carretera GI-3421 que llega hasta la ermita. 43°08″23.7″N 2°03″49.9″W
Tiempo: Poco más de dos horas ida y vuelta, para recorrer los casi 10 kilómetros partiendo desde Izaskun.
Dónde comer: En frente de la ermita se encuentra el Bar Izaskun, en el que vivió la última señora de Izaskun, Fermina Irastortza. Ahora su hija Izaskun y nietos, Idoia y Joxean, continúan en el lugar. A pocos metros se encuentra el restaurante Izaskun.

Ver Post >
Adarra, belleza concentrada
img
Elisa Belauntzaran | 02-11-2015 | 8:54| 0

Desde Besabi la ascensión a la cima de esta montaña, que se convierte en un gran mirador de la comarca, es dura pero preciosa

 

Los días sin bruma, el Adarra se convierte en un enorme mirador que ofrece de manera perfecta las mejores vistas de la comarca. Larrun, Aiako Harria, la bahía del Txingudi, Donostia, la isla, Hernio y otros muchos puntos de interés se pueden disfrutar desde su cima. Subir sus 817 metros de altitud es un objetivo asequible para quienes a diario lo visitan, y más que recomendable para el resto cualquier día de este final de verano en el que ya se nota la presencia del otoño.
Los helechos que van abandonando su color verde para optar por un tono más rojizo, dan fe de la llegada de la nueva estación, lo mismo que el abundante rocío que ya entrada la mañana continua impregnando la hierba. Este es el mejor reflejo de que el sol va perdiendo fuerza, pero a su vez, clara señal de que se puede emprender la marcha sin pegarse grandes madrugones.
Y es que unas dos horas y media, con toda tranquilidad, son suficientes para subir hasta la cima del Adarra (817) desde Besabi (300 metros) y regresar al punto de partida a paso tranquilo. Para llegar hasta el bar-restaurante desde Donostia-San Sebastián, hay que dejar la N- 1 en la primera salida de Andoain y retroceder hacia Urnieta siguiendo la A-15. En la salida de Urnieta se debe abandonar la autovía para acceder por una nueva vía hasta la rotonda de la zona industrial y allí, siguiendo la carretera hacia Andoain llegar a un cruce en el que incida Besabi/Xoxoka GI-3721.
Desde este cruce la llegada hasta Besabi es fácil y sin ningún problema se llega a una zona donde poder aparcar el coche. En frente del bar urnietarra se encuentra un camino en cuyo inicio existe una señal que indica “Onyi”. Siguiendo esta pista forestal, no existe perdida. A lo largo de unos tres kilómetros la ascensión es tranquila y totalmente amena, pudiendo disfrutar de hermosas vistas de la comarca.
Llegando a una zona más amplia se puede optar por subir al Onddi (540 metros), atravesando una hermosa ladera, con una importante pendiente. El Onddi cuenta con dos cimas. Una de ellas tiene dos buzones y un plato de orientación. Muy cerca des estas, se encuentra el cementerio prehistórico de Muniskue, desde se pueden disfrutar de unas magníficas vistas del Adarra.
Para subir hasta este, bajamos sin gran dificultad antes de emprender la subida por una zona arbolada. Siguiendo la pista comenzamos a acercarnos a otra nueva loma que oculta nuestro objetivo en cuya ona alta nos espera “Iratxo”, guardián del cromlech de Arleorko Zabala. Dejándolo atrás, se debe seguir el camino que rodea el pinar que poco a poco nos permite descubrir la importante pendiente que debemos superar.
A paso tranquilo, sin prisas pero sin pararse demasiado, uno avanza rodeado de una belleza concentrada en unos pocos kilómetros que queda grabada en la retina. La antigua empresa cervecera, Arano y todo los montes navarros que le rodean se alzan espectaculares. Por eso, resulta una ascensión dura para los no habituales, pero llena de encanto. Bien merece la pena sudar un poco para descubrir la cantidad de monumentos megalíticos que rodean alAdarra. Señal evidente de que hace miles de años también era del agrado de sus habitantes, incluso lo elegían para el descanso eterno.
Una vez en la cumbre el descenso es muy llevadero y las opciones son múltiples. Quien no quiera hacerlo por el lugar por donde se ha subido, uno puede optar por dirigirse hacia Onddo (785) pasando por el cromlech de Eteneta para bajar por el camino de Adarramendi, que nos acerca hasta el caserío Montefrío. Se trata de un sendero estrecho, entre dos taludes y con grandes piedras que deja a nuestra derecha al Adarra. A lo largo del mismo, se encuentra un hayedo que da paso a un pinar. La bajada no es tan interesante en cuanto a paisaje se refiere pero acorta la travesía. Además hay que tener en cuenta que el sendero está lleno de piedras que se mezclan con grandes raíces y exigen atención, para evitar un retorcijón o caída. Además, en algunos puntos se debe cruzar algún riachuelo algo que despierta gran emoción sobre todo entre los más pequeños. Siguiendo el descenso, junto al caserío se puede ver el cartel de Adarramendi. A partir de ahí, siguiendo el camino asfaltado se puede ver el bar-restaurante Besabi, punto de partida.

GUÍA

Adarra: Monte de 817 metros de altitud. La ascensión desde Besabi ronda 1 hora 20 minutos. El monte Adarra, llamado también Agerre, forma parte de un cordal que se extiende hacia Arano, Goizueta y Leitza.
Acceso: Siguiendo la A-15 o GI-2132 se accede a un cruce que indica Besabi/Xoxoka. Continuar por la GI-3721 y en diez minutos se llega al restaurante Besabi.
Dónde comer: El restaurante Besabi abre diariamente y su especialidad son los asados. Calidad-precio más que recomendable.

Ver Post >
Aizkardiren mendi astea
img
Elisa Belauntzaran | 21-10-2015 | 7:27| 0

http://www.aizkardi.com/Ekintzak/MendiAstea/2014/31-MendiAstea-2014-Kartela_1024.jpg

Ver Post >
Egur hila, baso bizia
img
Elisa Belauntzaran | 19-10-2015 | 8:37| 0

Antxon Bandres bidaiarien txokoak hitzaldi interesgarria antolatu du bihar asteazkena iluntzeko 20:00etan.
Miel Mari Elosegi “Luze” biologo nafarrak eskainiko du. Tolosako bidaiarien txokoan euskaraz. Egoitza Tolosako Miguel Aranburu Enparantzan dago

Euskal Herrian basoek azalera handia estaltzen dute, Badaude baso naturalak eta erabat artifizialak direnak baina denetan gizakion aztarna nabaria da.

Nolakoak izan zitezkeen basoak aintzinean, gizakirik ez zen garaietan? Zer gertatzen da baso batean baso-lanik egiten ez denean?

Baso naturalek itxura desberdina dute, adin guztietako zuhaitzak izaten dira eta hildako egurra ugari izaten da. Hildako egurra, basoaren dinamikan garrantzi izugarria duen elementua da eta hainbat landare-onddo eta animalia espezie
rentzako ezinbestekoa da.

Ver Post >
Mendi erronka gogoratuz
img
Elisa Belauntzaran | 13-10-2015 | 9:36| 0

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Categorías