Skip to content

Cada uno a lo suyo

2007 junio 6
tags:
por Alvaro Vicente

La celebración en Maldivas de la prueba cinco estrellas
correspondiente al circuito QS incita a una reflexión. Me explico. Sigo sin
entender qué lleva a los dirigentes de la ASP (Asociación de Surf Profesional) a juntar en
algunas de sus pruebas a los surfistas del QS y a los del WCT cuando son dos
competiciones con clasificaciones distintas y con objetivos diferentes.
¿Intereses económicos? No encuentro otra razón.

Pongamos un ejemplo: imaginen
que los equipos de fútbol de Primera División, que de por sí ya tienen su
propia competición reglada, participan en determinadas jornadas mezclados con
los de Segunda. Estaríamos contaminando la competición. En surf ocurre
algo similar. En los campeonatos en los que más puntos se reparten, en los que
más dólares se ponen en juego, aparecen como caídos del cielo buena parte de
los surfistas WCT para embolsarse el botín y salir corriendo. Y lo que es peor
dejando por el camino a buena parte de los surfistas QS que ven cortada su
progresión, o lo que es lo mismo, se quedan sin puntos que poder sumar en la
clasificación general en cuanto se miden en manga a los teóricos gallitos del
surf mundial. ¿No es suficiente con el circuito WCT? ¿Ha llegado el momento de
ampliar el calendario WCT?