Diario Vasco

img
Crimen en el Paraíso: El juego de adivinar el asesino en una isla tropical
img
Lorenzo Mejino | 30-09-2014 | 10:51| 0

De vez en cuando, nos gusta organizar una semana temática en nuestro blog y en esta ocasión hemos decidido hacer una tanda dedicada a series tropicales, que podemos denominar a aquellas que transcurren en alguna isla o lugar tropical, con la playa y las aguas transparentes, como protagonistas añadidos de la serie.

Empezaremos la semana con un excelente ejemplo de este subgénero televisivo como es la serie británica Crimen en el Paraíso ( Death in Paradise) que ademas nos va a servir para ilustrar las series populares con grandes audiencias del Reino Unido, pero que pasan desapercibidas para la crítica especializada que prefiere productos mas originales y arriesgados.

Crimen en el Paraíso, es una serie de misterio de manual, con dos elementos diferenciales como son su ubicación en la ficticia isla caribeña de Sainte Maire y la presencia de un detective londinense, completamente fuera de su elemento en medio del trópico.

Nada mejor que con las vacaciones ya finiquitadas para casi todo el mundo, presentarles una serie para aquellos de ustedes que añoren sus estancias al lado del mar y que les pueda entretener durante una hora sin mayores pretensiones.

Ficha: Crimen en el paraíso (Death in Paradise) 24+ ep    Oct 11- BBC( UK)/Cosmopolitan (E)

Sinopsis: Richard Poole es un estirado detective londinense que es enviado a la isla caribeña de Sainte Marie, para investigar el homicidio del inspector británico que dirigía las investigaciones de la minúscula isla tropical y que una vez resuelto el caso es obligado por sus superiores a permanecer en la isla en comisión de servicios para sustituir al finado como jefe de homicidios. Su falta de adaptación al clima cálido y las costumbres caribeñas bastante mas relejadas que en Londres, son una fuente continua de conflictos personales  y profesionales.

El inicio: Robert Thorogood era un proyecto de guionista fracasado que a sus casi cuarenta años no había conseguido que filmaran ninguno de los innumerables guiones que había escrito y que eran rechazados indefectiblemente por todas las cadenas. Como última oportunidad decidió presentarse a un concurso de guionistas novatos con la idea para una serie en que un arquetípico inspector londinense debe desplazarse a una isla tropical para resolver el asesinato de un súbdito británico.

La idea llamó la atención de Tony Jordan, el director de la importante productora británica Red Planet que decidió acogerla en su compañía y empezar a desarrollarla para su venta a alguna cadena británica. La empresa no fue fácil ya que se debían enfrentar a dos problemas principales, la reticencia de las cadenas a encargar una serie a un novato como Thorogood, sin ningún crédito como guionista en su poder y el coste de filmar una serie en una localización tropical que podía ser mucho mas elevado del habitual.

Los dos problemas se resolvieron al conseguir coproducirlo con una compañía francesa, lo que le aseguraba la distribución en los dos principales mercados europeos lo que  añadido a las importantes exenciones fiscales de rodar en el departamento francés de la isla de Guadalupe en pleno Caribe, que acabaron por convencer a la BBC que encargó una primera temporada de ocho episodios.

El estreno en Octubre de 2011, en la primera cadena de BBC y en horario estelar, fue todo un éxito de audiencia que se ha ido prolongando en el tiempo hasta la actualidad en que se está rodando la 4T de la serie, que se emitirá a principios del año que viene.

En el primer vídeo pueden ver la tropical cabecera de la serie con una versión de un antiguo éxito de los Skatalites jamaicanos.

La trama: El punto de partida es la llegada a la isla caribeña de Sainte Maire, del inspector londinense Richard Poole, comisionado para investigar la muerte misteriosa de su antecesor y sus metodos analiticos y detallistas de investigación contrastan rapidamente con la relajación de la policia local y la precariedad de medios existentes en la isla.

La serie tiene un esquema muy sencillo, que repite en todos sus episodios, con una primera escena en que se nos presentan a los personajes que van a protagonizar esa trama, entre los cuales tenemos a la victima a la que vemos asesinada al finalizar esta escena, desconociendo el cómo, el quién y el cuando, quedando el resto de personajes como sospechosos del crimen que aparentemente es de resolución imposible.

El episodio continua con el inspector y sus ayudantes locales, investigando el lugar de los hechos e interrrogando a los sospechosos, de los que va descubriendo posibles moviles o razones para haber sido los asesinos, con continuos giros, pistas falsas y callejones sin salida, que acaban desembocando en la escena final.

En dicha escena, como marcan los cánones clásicos se reunen a todos los sospechosos en una habitación y el inspector descubre al criminal delante de todos ellos, asi como el movil y la forma en que lo ha realizado.

Semejante esquema lo han visto mil veces en innumerables series como ‘Se ha escrito un crimen’ o ‘Miss Marple’, pero tiene el aliciente de que de forma paralela se desarrolla una trama en tono de comedía, sobre las dificultades de adaptación del detective británico a la isla caribeña, con el tono de comedía de ‘Pez fuera del agua’.

En el fondo subyace la confrontación entre el estilo colonial de la metropolis británica representado por el detective siempre impecablemente trajeado con piezas de lana en pleno trópico, que añora su estilo de vida británico y detesta el calor, la humedad y la poca seriedad de sus colegas insulares, con los que choca de forma continua por su diferente perspectiva al hacer las cosas. De todas maneras pronto descubre que ambas formas de ver las cosas son complementarias y que su colaboración es básica para conocer la idiosincracia local y resolver el caso semanal. En el trailer inicial de la serie, pueden ver este choque cultural en su apogeo.


La mezcla de comedia y drama es ideal para llegar al gran publico que puede poner a prueba sus dotes investigadoras, ya que la resolución del caso siempre viene presentada de forma mas o menos sibilina en el transcurso de los interrogatorios, y los espectadores mas avezados pueden jugar a adivinar el asesino y la forma en que ha realizado el crimen a partir de las pistas que va viendo en el episodio. En el caso español se reforzó este hecho realizando incluso un concurso entre los telespectadores para adivinar el asesino, como pueden ver en ese video.

Si al juego de adivinar el asesino, que no suele ser muy complicado, le añadimos los toques de comedia, por las meteduras de pata sociales del inspector en su nuevo entorno, y su relación llena de equivocos con su atractiva ayudante mulata isleña , tenemos la formula del éxito de esta serie.

Otro de sus alicientes principales es el rodaje en escenarios exteriores de la preciosa isla francesa de Guadalupe, lo que añade un color y una luminosidad a la serie, poco habitual y que forma parte de su innegable atractivo visual, con playas de arena blanca, aguas de color turquesa y cocoteros como decorados habituales de la misma, como pueden ver en el video que nos muestra el rodaje en la isla.

Al final de la segunda temporada, el actor principal Ben Miller tuvo que renunciar a seguir en la serie por motivos personales y fue sustituido en un elegante giro de la trama por otro actor Kris Marshall que interpretaba a otro inspector Humphrey Goodman, de caracteristicas diferentes a las de su antecesor, siendo mas excentrico que estirado, lo que ha renovado en cierta manera el patrón de la serie, con unos toques mas de comedia que en sus dos 2 primeras temporadas. Un extracto de la tercera temporada les muestra el cambio de tono en la misma.

Como habran podido deducir del analisis, no se trata de una serie rompedora ni original, sino que basicamente utiliza elementos clásicos de las series de misterios de toda la vida, las incluye en una ubicación exótica y consigue un producto mas que digno, destinado a entretener a las grandes audiencias sin necesidad de insultar la inteligencia del resto.

Es un tipo de serie que me gusta ver de vez en cuando y suelo tener en mi dieta televisiva como un producto ligero, para mirar de forma relajada y distraida, como contrapunto a series mas intensas, ya que siempre he considerado que en la variación está el gusto.

Por ello considero que es una serie recomendable para aquellos de ustedes que disfrutan con las series de misterios de corte amable tipo Castle o Bones, con crimenes semanales para resolver y una pareja de protagonistas interesante, con el atractivo añadido, de su localización tropical.

Los actores:
Ben Miller es un actor muy popular en el Reino Unido, por su papel en la comedia de sketches Armstrong y Miller que en diferentes formatos ha estado ocho años en antena, lo que unido a su papel en la serie Invasión Jurásica era una apuesta bastante segura para encarnar a un personaje estirado londinense, en un entorno “agresivo” para él.

Miller está excelente en su papel que une a partes iguales una gran brillantez deductiva con ser un perpetuo cascarrabias al que todo lo de la isla le molesta o le enerva, consiguiendo grandes momentos cómicos con su comportamiento tan poco adecuado al ambiente tropical. Como hemos mencionado Miller pidió abandonar la serie por motivos personales para no estar alejado de su familia durante seis meses al año mientras rodaba en Guadalupe, y una vez liberado de su papel, se le ha podido  ver  como invitado en uno de los episodios de la nueva temporada de Doctor Who, así como en Episodes.

Sara Martins es una actriz francesa, introducida en el reparto para cumplir la cuota francesa de la coproducción y ha sido una gran revelación como Camille Bordey, la ayudante del inspector, una mujer fuerte que nos se deja avasallar por la supuesta superioridad de su jefe, y que le sirve como una especie de ancla, para centrarlo en el trabajo policial y que no se diluya en sus manías contra la isla.

Martins nacida en Faro (Portugal) y de ascendencia caboverdiana, ha desarrollado toda su carrera en Francia, hasta este papel en el que está magnifica, creando y disipando una cierta tensión sexual con sus jefes apoyada en su sensualidad caribeña.

En los papeles de los dos policías tenemos al desconocido Gary Carr ( izquierda) como uno de los policías locales de la isla, en este caso el joven y ambicioso Fidel, pero sobre todo a toda una institución como Danny John-Jules como Dwayne el resabiado policía veterano, sin ambición, pero que conoce todos los entresijos criminales de la isla.

Danny John-Jules tiene una cara que les resultara familiar a muchos de ustedes, aunque les va a costar reconocerlo sin las rastas que lleva en el papel que le ha hecho inmensamente famoso en muchos círculos, el personaje de Gato en la comedia fantástica recordada por muchos Red Dwarf ( El enano rojo).

Como ya les hemos indicado anteriormente, en la tercera temporada se incorporó a la serie Kris Marshall, como el excéntrico inspector Humphrey Goodman, menos estirado, y mas fácilmente integrado en las costumbres de la isla, y cada vez mas interesado en su ayudante Camille.

Marshall era un actor conocido por su papel en una sitcom muy británica llamada My Family , en la que estuvo durante las cuatro primeras temporadas y ha conseguido hacer olvidar en parte la marcha de Miller, redireccionando la serie con su nuevo personaje mas cómico que su antecesor, aunque igualmente brillante en sus deducciones.

Por ultimo destacar las sorpresas que a veces nos dan con algunos actores invitados en la serie, donde hemos podido a Clarke Peters ( The Wire) o al olvidado Joseph Marcell, el enorme mayordomo del Principe de Bel Air; suponemos que una semanita de vacaciones en Guadalupe no hace mal a nadie.

 

 

 

 

 

 

Epilogo:
La serie se ha estrenado de forma regular en nuestro país en el canal Cosmopolitan acompañado de bastante promoción e incluso concursos como el que le hemos mostrado anteriormente, en el último vídeo pueden ver la promoción

Crimen en el paraíso, es la serie ideal para la gente que busca pasar un rato entretenido delante de la tele sin preocuparse de lo que ha pasado en episodios anteriores, ni en seguir pendientes de la trama, podrá jugar a adivinar el asesino y reírse con las historias del protagonista. Por todo ello nos ha servido como magnifico ejemplo para iniciar esta semana que vamos a dedicar a las series tropicales, de las que tendremos el próximo capitulo el viernes con una serie del pasado.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
P’tit Quinquin( Francia). La serie que habría hecho David Lynch, si fuera francés.
img
Lorenzo Mejino | 28-09-2014 | 08:05| 0

P’tit Quinquin es una miniserie francesa recién emitida por la cadena francesa Arte, que se ha convertido en la sensación europea de este otoño, ayudada por una brillante promoción que la ha presentado en grandes festivales de cine como Cannes o nuestro Zinemaldia, siendo aclamada tanto por el público como por la crítica especializada.

La primera incursión televisiva del prestigioso realizador francés Bruno Dumont ( Flandres, la vie de Jesus) se adentra en terrenos televisivos inexplorados, consiguiendo, un cruce imposible entre Twin Peaks, Freaks y Bienvenidos al Norte.

Por todas estas razones y recien emitidos el pasado jueves los dos últimos capítulos de los cuatro que consta la miniserie, es el momento oportuno de presentarles uno de los productos mas interesantes de este año, la historia del pequeño Quinquin y sus amigos.

Ficha: P’tit Quinquin 4 ep 45 min .   Sep 2014. Idioma: Francés. Cadena: Arte ( Fr)

La trama :Quinquin es un chaval que pasa la mayor parte de su tiempo en su bici haciendo travesuras por su pueblo costero del norte de Francia, en la Picardia, muy cerca de la frontera belga y que solo se comporta en presencia de Eva, su amor platónico, hija de los granjeros vecinos. Su vida y la de su pueblo se ven completamente consternadas por la aparición de una vaca muerta en el fondo de un bunker , en la que en su interior aparece el cuerpo sin cabeza de una mujer. Un peculiar comandante de la gendarmería y su lugarteniente son los encargados de investigar la extraña muerte, que desata una serie de inesperados acontecimientos en el pueblo.

El nombre de la miniserie viene dado por una canción popular de la región de la Picardia, donde es considerada como un himno regional y que pueden escuchar en los preciosos títulos de crédito de la serie

La historia se desarrolla en dos frentes diferentes, por un lado descubrimos el entorno rural, con la curiosidad infantil del pequeño Quinquin y su banda de colegas, con una galería de personajes excéntricos y pintorescos, que son presentados como lo mas habitual del mundo y somos testigos de su incipiente descubrimiento del amor en su relación con la vecinita Eva.

En paralelo tenemos a la pareja de investigadores mas rara de la historia de la televisión encargados de resolver el primer asesinato y todas las complicaciones posteriores que las hay y muchas, destacando el comandante Van der Weyden ( izquierda), lleno de tics y de gestos extraños que se convierte en un personaje absolutamente magnético, con un cierto aire a Charles Chaplin, mientras que su segundo el teniente Carpentier destaca por su forma bastante suigeneris de conducir su vehículo oficial.

Bruno Dumont convierte los escenarios de su infancia natal en un subyugante ejercicio audiovisual, con un thriller policial con abundantes toques de comedía negra y macabra, completamente surrealista e inclasificable, que se volviendo mas negro a medida que avanza la trama, llegando a su clímax en el ultimo episodio.

En segundos podemos pasar del estupor a reírnos a mandíbula batiente con las excentricidades de los personajes que vemos en la pantalla, todos ellos actores no profesionales y elegidos por Dumont entre los lugareños, que sorprendentemente lo hacen de manera impecable y en especial el jardinero de oficio, Bernard Pruvost como el comandante Van der Weyden, que está impresionante. Al ser todos los actores de la zona hablan con el acento peculiar y natural del francés del Norte, ( los ch’tis)  que ya fue objeto central del bombazo taquillero de Bienvenidos al Norte, y que refuerza la particularidad regional de la serie.

El surrealismo subyace en todo momento y cuando aflora como en una delirante misa por el entierro de la primera victima o cosas tan sencillas como poner la mesa de una forma pintoresca, Dumont se consagra como un gran creador con un lenguaje propio y original.

El trailer de la serie desvela demasiados secretos ( al estilo de nuestras televisiones) y he preferido ponerles unicamente una promoción del primer capitulo, donde los indicios de lo que vamos a presenciar están muy claros, y de esta manera  lo puedan ir descubriendo en su corto visionado.


Personalmente, la he visto en el formato minisérie en cuatro capítulos y me ha convencido completamente, aunque la rareza de la propuesta no la hace digerible para todos los públicos, a pesar de ello,  sus audiencias de estreno han batido los récords de la cadena Arte en Francia. Desconozco los cambios que puede haber tenido respecto  del formato cinematográfico subtitulado con el que fue presentada en Cannes o Donostia, y supongo que se realizaran los subtítulos con una cierta celeridad, ya que por ahora solo está disponible en su versión original frances, lo que es un impedimento para aquellos de ustedes que no dominen la lengua del país vecino.

Epilogo:

Para aquellos de ustedes que disfrutan con las propuestas originales e inteligentes alejadas de todo convencionalismo, P’tit Quinquin les va a convencer plenamente, ante la catarata de imágenes y gags visuales que se suceden uno tras otro con un grado de detalle y cariño, pocas veces visto en las ficciones europeas y que la ha convertido sin lugar a dudas en una de mis series preferidas de la temporada. A descubrir de manera imperativa si el gusanillo de la curiosidad les corroe por dentro y estan hartos de ver siempre la misma serie con pequeñas variaciones, porque diferente lo es y mucho, a todo lo que han visto hasta ahora.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Mikel Madinabeitia
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor