Diario Vasco

img
The Crazy Ones, The Millers y Friends with better lives. Grandes actores y creadores, con unos resultados penosos
img
Lorenzo Mejino | 24-11-2014 | 13:25| 0

El articulo de hoy lo vamos a dedicar a tres comedías que comparten una serie de rasgos comunes que merecen ser analizados para poder identificar las causas de sus cancelaciones mas o menos rápidas en todos los casos.

En primer lugar tenemos en la sala de maquinas a creadores y guionistas de gran prestigio, con grandes éxitos en su haber y que lógicamente hacían presagiar un producto al nivel de sus experiencias pasadas, en segundo lugar la presencia de grandes actores multipremiados de los que atraen audiencias con su sola mención, ninguna  tenía niños ni adolescentes en el reparto principal y las tres fueron emitidas por la misma cadena, la CBS empezando o  acabando este año 2014,

Cada comedia representa uno de los tres ámbitos principales en que se mueve el genero, de esta manera tenemos un representante de las comedias en el lugar de trabajo ( The Crazy Ones), una comedia familiar ( The Millers) y una comedia de amigos adultos ( Friends with better lives) y su análisis nos va a mostrar los errores que cometieron en su desarrollo y concepción.

Así pues, vamos a empezar a repartir estopa a tres series muy prometedoras a priori y que finalmente han pasado a englobar el museo de los horrores televisivos.

The Crazy Ones: Un puzzle de grandes piezas que nunca acabó de encajar

Ficha:22 episodios Sep 2013- Abr 2014 CBS (USA), Fox (E)

Sinopsis: Un legendario pero algo excéntrico ejecutivo publicitario y su hija llevan las riendas de su agencia publicitaria, cuyos trabajos son el centro de las tramas.

El creador: David E. Kelley fue el chico de oro de la producción televisiva durante la década de los noventa y la primera de este siglo, encadenando series tan conocidas como “La Ley de Los Ángeles “, “Picket Fences”, “Ally McBeal”, “El Abogado” o “ Boston Legal”, aunque desde el final de esta ultima no había tenido una buena racha. Buscando un cambio de rumbo en su declinante carrera se metió por primera vez en su carrera a crear y producir una sitcom, con la ayuda en los guiones y como showrunner de Dean Lorey ( Arrested Development) y con la dirección de Jason Winer ( Modern Family). La buenísima cabecera de la serie hacia presagiar lo mejor

Los actores: La sola mención de la vuelta del famosísimo Robin Williams, 31 años después de la serie que lo catapultó al cine “ Mork y Mindy” y una apabullante carrera cinematográfica, fue la noticia mas esperada y comentada del inicio de la temporada televisiva 2013-2014. Si a eso le añadimos la presencia de Sarah Michelle Gellar como su hija compartiendo el protagonismo con el mítico actor, teníamos la burbuja ideal para crear las mayores expectativas.

Ademas para completar uno de los mejores repartos a priori de la historia, teníamos como secundarios a dos grandes actores como James Wolk ( Mad Men, Lone Star) y Hamish Linklater ( The New Adventures of Old Christine), la verdad es que nos la prometíamos muy felices con promociones como ésta.

El problema: La serie empezó con grandes audiencias, pero rápidamente la falta de chispa y mordiente de unos guiones planos y muy previsibles empezó a hacer mella en los espectadores, que se aburrían como ostras viendo a grandes actores deambular por la pantalla desarrollando sus tics de toda la vida pero sin sustancia alguna.

En este sentido la presencia de Sarah Michelle Gellar, enorme y recordada por todos como Buffy, era un lastre insuperable, Gellar en su primera incursión regular en la comedia estaba literalmente insufrible, con tanta gracia como leer la letra pequeña del contrato de mantenimiento de la caldera de su hogar y sólita se cargaba cualquier escena en que salía, y eran casi todas.

Si a eso le añadimos, la presencia de un Robin Williams que iba descontrolado y por libre, con su enorme vis cómica para imitar voces y hacer grandes gestos, pero que no encajaban en el tono de la comedía y descompensaban completamente el reparto, consiguiendo lo que parecía imposible, una sitcom con Robin Williams sin gracia alguna.

Poco podían hacer los  otros secundarios, de largo lo mejor de la serie, para salvar el buque que se hundía de forma inexorable por estos problemas, un ejemplo del problema era que lo mas divertido de la serie eran las tomas falsas que ponían al final de cada capítulo antes de los títulos de crédito, y que si hubieran conseguido que los espectadores se lo hubieran pasado la mitad de bien que ellos grabándolo, habría sido un enorme éxito.

La serie fue cancelada por la CBS, al final de su primera temporada, pero desgraciadamente pasará a la historia de la televisión, como el último papel de Robin Williams que se suicidó tres meses después de la cancelación, debido a una depresión causada por muchos factores, entre ellos el fracaso de la serie.

En nuestro país, la cadena Fox estrenó la serie en forma de homenaje a Robin Williams, como pueden ver en esta promo

The Millers. Escenas de Matrimonio a la americana

Ficha:34 episodios ( Oct 2013- Nov 2014 ) CBS (USA), Comedy Central ( E)

Sinopsis: Un matrimonio se divorcia tras 43 años y el padre se traslada a vivir con su hija y la madre con su hijo que es un conocido presentador de las noticias locales, pero ambos se dedican a hacer la vida imposible a sus vástagos y por supuesto entre ellos mismos

El creador: Greg Garcia se ha ganado un lugar destacado entre los guionistas de comedia por sus creaciones de comedias tan atractivas y rompedoras como “ Me llamo Earl” y “ Raising Hope”, después de crear una sitcom clásica como “ Dear John”, que duró seis años en antena.

En 2013, propuso dos pilotos, uno de estilo rompedor, y el otro de vuelta a las raíces mas clásicas, que finalmente fue el elegido convirtiéndose en una de las series mas esperadas de 2013, junto con The Crazy Ones con la que compartía cadena, y día de emisión. Sus títulos de crédito no eran precisamente una joya que invitara a verla.

Los actores: Garcia no reparó en gastos para asegurarse la presencia de buenos actores en los papeles principales, empezando con el cómico Will Arnett que alcanzó su mayor fama en “Arrested Development” pero que luego ha ido de mal en peor con series como el reciente bodrio que era “Up all night”.

El mayor acierto fue elegir para los padres a dos veteranos y enormes actores como Margo Martindale, excepcional en series como “Justified” y “The Americans” y Beau Bridges, con una brillantísima carrera en cine y televisión hasta su último papel en “Masters of Sex”, que podían jugar a intercambiarse sus Emmys y demás premios.

Los tres actores principales aseguraban un seguimiento por parte de sus fans, pero tras el piloto hubo cambios  en el resto de actores, con errores como traer a la meliflua Jayma Mays (Glee) en el papel de la hija,  pero el núcleo central no hacía presagiar la tormenta posterior. Las promociones despertaron bastante interés.

El problema: The Millers tuvo un planteamiento erróneo desde el principio, debido a que la premisa establecía que los personajes eran todos bastantes desagradables y que básicamente se dedicaban a hacerse la vida imposible unos a otros, con especial acento en la matriarca, que ha tenido sometida a la familia durante toda la vida.

Este tipo de idea funciona bien durante unos episodios, pero si no se ve compensada por la presencia de aspectos positivos de los personajes, en los que se demuestre que se quieren e importan, acaban convirtiéndose  en un sucedáneo yankee de nuestras ínclitas  “Escenas de Matrimonio”, lo que no es un elogio ni mucho menos.

Con el paso de los episodios se hacía incompresible como se habían soportado durante cuarenta y tres años, cuando lo único que compartían era su odio mutuo y asistíamos atónitos a un desperdicio de talento con grandes actores en papeles indefendibles, y eso que los dos estaban muy bien, haciendo lo que les pedían, pero sin salvación.

Si la gran actuación de Martindale y Bridges era una razón para mirarla, Arnett estaba funcionarial haciendo el mismo papel de siempre de tonto adorable , y su hermana en la ficción Jayma Mays era una tentación para correr en FF sus escenas.

La serie tuvo unas audiencias mas que decentes acabando en el Top 25 de la temporada, pero de manera muy silenciosa y generando muy poco ruido mediático, y fue renovada de forma rápida, en cambio este año fue cambiada de día de emisión y las audiencias se desplomaron de tal manera que la CBS la canceló de manera fulminante con solo cuatro episodios emitidos y siete grabados. Tengo que reconocer que me ha extrañado una perdida de fe tan rápida en la serie, pero Greg Garcia suele ser bastante problemático en su relación con las cadenas y no me extrañaría que hubiera algo detrás que no nos han dicho. De todas formas QEPD

 

Friends with better lives ( Amigos con suerte) . Un low-cost Happy Endings que ya era un low-cost Friends

Ficha: Friends with better lives ( Amigos con suerte) 13 episodios.   Abr 2014-May 2014 . CBS (USA), Fox (E)

Sinopsis: Seis amigos, uno recién divorciado, dos felizmente casados y con hijos, una pareja recién comprometida y una solitaria,  reacia a compartir su vida con nadie, comparten su amistad y sus historias de amores y desamores.

La creadora: Dana Klein habia destacado como guionista y productora en varias temporadas de Friends y un paso por una comedia olvidable como Kath & Kim, mala con avaricia. Su propuesta para la serie fue aprobada en Enero de 2013, y consiguió que el mejor director de sitcoms de la historia, el venerable James Burrows dirigiera el piloto, pero la cadena retrasó su estreno hasta la primavera de este año, como relleno de la programación a ver si conseguía destacar, con una introducción tan resultona como ésta.

Los actores: El reparto estaba bastante bien realizado, con la presencia destacada de James Van der Beek, recordado por su papel protagonista en la gran “Dawson´s Creek” y que  demostró su vis cómica en la comedia maldita que fue “ Don’t trust the bitch in Apartment 23”, donde se autoparodiaba de forma genial.

Kevin Conolly se hizo famosete tras sus inicios en “Infelices para siempre ( Happily ever after) ”, y sobre todo en “Entourage (El Séquito)” y era otra adición interesante junto con el primer papel importante de la supermodelo Brooklyn Decker , tras apariciones esporádicas en series como “The League”, rellenando el reparto con secundarios jóvenes para intentar emular al sexteto de Friends.

El problema: Cuando uno ve una comedia con seis amigos, tres chicos y tres chicas treintañeros, lo primero que se nos va a venir a la cabeza es Friends, y mas con unas influencias tan claras en la parte creativa, y esos son unos zapatos enormes para llenar y la nube del fracaso va a planear desde el principio.

“Amigos con suerte”, que es el titulo con el que se ha podido ver en nuestro país, demostró desde el piloto, ser una serie inofensiva y previsible con unos personajes arquetípicos de los que podíamos adivinar sus diálogos cinco segundos antes de las mismas.

La falta de originalidad de la serie, aderezada por cantidades de equívocos y bromas sexuales de supuesto trazo grueso pero que despertaban mas perplejidad que hilaridad no remontó en ningún momento, y los actores ante semejante material poco podían hacer.

Cuando los atractivos de la serie se reducían para el publico femenino, en ver la cara de corderito adorable de James Van der Beek, y para el masculino en disfrutar de las piernas de la escultural Brooklyn Decker, poco mas se podía esperar,  como pueden ver en el siguiente vídeo.


Con estos mimbres, era difícil que durara mucho y la serie fue retirada de la programación tras emitir unicamente cinco episodios, y con los ocho restantes  enviados a un cajón profundo.

Por “suerte” , en nuestro país se han podido emitir los trece completos, suponemos que en una compra a bulto que ha hecho la cadena Fox, y que han debido amortizar, emitiéndolos a pares el viernes por la tarde ( Con “The Crazy Ones”, Fox ha hecho lo mismo pero de cuatro en cuatro), por lo que si son acérrimos seguidores de las comedias de seis amigos, aquí tienen su oportunidad.

Hoy hemos dedicado nuestro espacio a analizar tres series que sobre el papel prometían mucho y quedaron en agua de borrajas, si se ven atraídos por los guionistas o actores que aparecen en ellas, les animo a que las prueben, aunque prefiero avisarles de que hay que ser muy fan para encontrar alicientes interesantes en este trío de comedias de la CBS.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
The Code ( Australia). La serie del año en las antípodas
img
Lorenzo Mejino | 23-11-2014 | 11:24| 0

Australia se ha consolidado en los últimos años como la tercera potencia mundial en calidad media televisiva, tras los inabordables mercados estadounidense y británico y en mi opinión por encima del canadiense demasiado pendiente de agradar a sus vecinos del Sur.

La sensación australiana de este año ha sido The Code, donde un accidente de tráfico en una remota carretera en el outback australiano, es la espoleta que desata una serie de incidentes en los que se ven involucrados dos hermanos, uno periodista y el  otro un hacker informático muy inestable emocionalmente, que descubren una conspiración al mas alto nivel que puede hacer tambalear al gobierno de su país.

Ficha: The Code 6 ep 55 min .   Sep 2014-Oct 2014 . ABC ( AUS) Idioma: Ingles subtitulada en ingles

La trama :
The Code desarrolla una trepidante intriga geopolítica  con muchos agentes involucrados con intereses contrapuestos. A partir del incidente inicial con un accidente de trafico que implica a dos jóvenes aborígenes que chocan con un camión, se desencadenan una espiral de acontecimientos con un autentica lucha de poderes fácticos y reales que no cejaran hasta conseguir sus metas oscuras e inconfesables, como muestra el trailer con el que la serie se estrenó en Australia, hace apenas dos meses.


En el centro de las operaciones tenemos a los dos hermanos protagonistas, en especial el hacker informático que es la única persona que puede descifrar el código que da nombre a la serie y que da acceso a la información codiciada por todo el mundo, en un esquema clásico de dos inocentes huyendo a la desesperada que van recibiendo ayuda no siempre desinteresada de personas que se encuentran.

La trama se complica cada vez mas con connotaciones internacionales que implican a sospechosos habituales como Irán o Corea del Norte, con las alcantarillas del Gobierno australiano en el trasfondo de las operaciones.

La acción se traslada a lo largo y ancho de toda Australia, desde el outback mas remoto del interior de la isla-continente, hasta la sede del gobierno en Canberra, donde los políticos tienen su propia agenda sobre como tratar el incidente y la información que de él se deriva, como pueden ver en este vídeo donde se explica el papel de los políticos en la serie donde van a reconocer a algunos actores.

La presencia de actores muy conocidos como Lucy Lawless ( Xena, Battlestar Galactica), Adam Garcia ( el Bar Coyote), David Wenham ( Top of the Lake) o Aden Young (Rectify), en papeles alejados de sus registros habituales es otro aliciente para adentrarse en los recovecos de la serie.

Al tener unicamente seis capítulos se van a ver rápidamente atrapados por la intensidad de la trama, que les va a mantener pegados a la pantalla en especial tras los elegantes cliffhangers del final de cada episodio, hasta llegar al desenlace final que cierra la historia central aunque dejando un inteligente resquicio para una mas que posible continuación por si la cadena publica australiana ABC, así lo determina.

Personalmente la serie me ha encantado y ha conseguido mantenerme en tensión e interesado durante toda la trama, disfrutando mucho de los giros y de la construcción narrativa de la serie, siendo claramente el mejor drama australiano estrenado este año  y una magnifica recomendación para los que prefieren no invertir  su valioso tiempo en series largas y de muchos capítulos.

Epilogo:
La serie ha tenido un enorme éxito en su país natal y ha empezado una imparable carrera por el mercado internacional, empezando por su emisión en el espacio sabatino de la BBC4, especializado en mostrar las mejores ficciones mundiales, y a la que le ha faltado tiempo para emitirla con este trailer impactante, que esperemos que no tarde mucho en llegar a nuestro pais.

The Code es una serie absolutamente recomendable para aquellos de ustedes que disfruten con las series de conspiraciones con trasfondo político y de ritmo trepidante, si a eso le añadimos la belleza de los paisajes australianos donde transcurre, tienen aseguradas seis horas de televisión de calidad alejada de los cánones habituales.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor