Diario Vasco
img
Innan vi dör ( Antes que muramos) . El primer gran “Nordic Noir” del año
img
Lorenzo Mejino | 26-03-2017 | 23:04| 0

Las televisiones nórdicas aprovechan el inicio de cada año para lanzar las series que consideran de mayor calidad, para que coincidan con las largas noches de invierno que mantienen a mucha audiencia en sus hogares.

En la cosecha de este año hemos tenido desde nuevas temporadas de series consagradas como la danesa “Arvingerne” (El Legado) a propuestas arriesgadas pero algo fallidas como la noruega “Valkyrien”, pasando por experimentos islandeses como “Fangar” hasta llegar a la propuesta sueca para 2017 “Innan vi dör”, un maravilloso ejercicio de “nordic noir” a un nivel muy cercano al de las joyas de la corona que todos tenemos en mente.

Recién finalizada su emisión en Suecia, nos ha faltado tiempo para presentarles la que va a ser una de las series del año en el campo de las series negras y de misterio en el que los escandinavos no paran de sorprendernos con interesantes variaciones sobre el mismo tema.

Ficha: Innan vi dör/ Before we die/ Antes que muramos 10 ep 60 min .   Ene 2017-Mar 2017 . Idioma: Sueco subs castellano Cadena: SVT ( S)

La trama : Helene Svensson es una experimentada inspectora de la policía de Estocolmo, que a causa de su edad está siendo arrinconada en su trabajo para dejar paso a nuevas generaciones en los mandos directivos, enviándola a delitos económicos que es una especie de purgatorio para todo inspector criminal que se precie.

Su vida personal es bastante caótica, manteniendo una relación estable con un hombre casado, pero que sobre todo está marcada por su complicadísima relación con su hijo Christian, condenado a dos años de cárcel por tráfico de drogas, tras ser detenido por su propia madre.

El tono de la serie se puede intuir a través de su propia cabecera, enigmática y sugerente.

El punto de partida de la serie es la salida de Christian de la prisión, que empieza a trabajar como lavaplatos en el restaurante de la familia Mimica, amigos  de su compañero de celda Stefan, que en realidad es una tapadera para la mafia croata que aspira a controlar todo el tráfico de estupefacientes de la capital sueca.

“Innan vi dör” sigue la tradición de las mejores series suecas con un relato que va evolucionando continuamente, pasando de parecer un “Sons of Anarchy” en los primeros capítulos, a entrar en conspiraciones policiales tipo “Line of Duty”, todo ello de una manera muy fluida y sin que el espectador se de cuenta.

Los guionistas con Niklas Rockström (Wallander, Tjockare an vatten) al frente, juegan muy bien con el espectador, dándole mas o menos conocimiento que los personajes que ve en la pantalla, lo que permite generar angustia cuando se acerca un choque de trenes que solo conocemos nosotros o en el caso contrario, tensión cuando nos sorprende alguna revelación inesperada, generalmente muy bien dosificada en los excelentes cliffangers que cierran cada episodio, de los que dejan con la boca abierta.

Tenemos dos bandos bastante claros diferenciados, aunque con topos y elementos infiltrados en ambos grupos. En el bando de los villanos tenemos los Mimica una familia croata compuesta por el líder Davor ( un excelente Alexej Manvelov, abajo der) el magnifico villano que toda buena serie debe tener, acompañado de un grupo heterogéneo, en el que no faltan el sádico esbirro, la matriarca dominante, el pariente tonto y la chica atrapada por su ADN, que dan un gran juego al pobre Christian ( un convincente Adam Pålsson, arriba der ), como miembro externo de la familia.

En el lado de la ley y orden tenemos a la pareja de policías principales, integrada por Helene Svensson magníficamente interpretada por Maria Richardson, una de las mejores actrices suecas de la historia que ha trabajado a las ordenes de directores como Ingmar Bergman o Stanley Kubrick, acompañada por Bjorn, un policía muy resabiado con Magnus Krepper dándole vida.

La protagonista debe compaginar su faceta de policía con la de madre, intentando ganarse de nuevo el cariño de su hijo a la vez que lo debe proteger de la sanguinaria mafia croata en una operación internacional con muchas ramificaciones.

“Innan vi dör” es un thriller policiaco que tiene su máximo interés en tener un policiaco con  una protagonista femenina pasada la cincuentena, un hecho poco habitual en las pantallas (si exceptuamos a la Jane Tennison de Helen Mirren) , pero ver a Maria Richardson justifica plenamente el visionado de la serie, con un personaje muy complicado que ha tomado  decisiones dudosas y que quiere recuperar a su hijo de una vez y por todas.

La serie me ha encantado de principio a fin por lo que si les gustan las series escandinavas de misterio, que es uno de los generos que mas está creciendo en adeptos estos últimos años, “Innan vi Dör” es una recomendación evidente que sigue manteniendo la bandera del “nordic noir” en lo mas alto, por encima ligeramente de “Midnattsol” y muy cercana a los grandes referentes suecos que son “Jordskott” y sobre todo “Bron”.

Los capítulos finales les van a dejar al borde del infarto, ademas de tener la maestría de cerrar las historias principales de forma convincente, pero preparando muy elegantemente la posible continuidad de la serie, que visto el éxito arrasador que ha tenido en Suecia, podríamos apostar sobre seguro para  su 2T.

Para finalizar les dejo con el trailer en sueco de la serie, que ya pueden encontrar por los supermercados habituales nórdicos de las redes, incluso subtitulada completa al castellano.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Parks and Recreation. El cromo que falta en la oferta televisiva nacional
img
Lorenzo Mejino | 24-03-2017 | 00:22| 0

Una regla que intentamos seguir en nuestras reseñas de series anglosajonas es comentar aquellas  que han sido estrenadas en España, ya sea en el caso de las series actuales como en el de las series del pasado, pero como toda regla tiene su excepción, nada mejor que emplear ese comodín para presentarles “Parks and Recreation”, una comedia muy longeva que por razones que desconocemos, nunca se ha estrenado en nuestro país ni con toda la nueva oferta de plataformas que ha entrado recientemente.

“Parks and Recreation” no fue una serie que tuviera grandes audiencias, entrando de cabeza en la categoría de series de culto, idolatradas por un reducido grupo de personas que no cejan en pregonar sus excelencias a los cuatro vientos, como una de las mejores comedias de la historia de la televisión.

Yo no llego tan lejos en esa apreciación, porque nunca me acabó de convencer plenamente, en especial en sus inicios, pero reconozco que como el buen vino, mejoró con los años y por ello se merece un análisis en profundidad a ver si alguno de los operadores se entera de una vez y la pone en su catalogo para que esté al alcance de las personas que desean ver las cosas legalmente.

Ficha: Parks and Recreation 125 episodios.   Abr 2009-Feb 2015. NBC (USA)- Sin estrenarse en España

Sinopsis:  Leslie Knope es la directora adjunta del servicio de parques y jardines de la ciudad de Pawnee en el estado de Indiana. Hiperentusiasta y siempre dispuesta a iniciar nuevos proyectos en su ciudad, topa con la incomprensión o la indiferencia de sus compañeros de trabajo a los que debe motivar continuamente para intentar hacer funcionar la administración municipal de una forma eficiente como sería su máxima ambición.

El inicio: Greg Daniels (der) es uno de los mejores guionistas de comedia de los últimos tiempos, tras empezar como guionista en el venerable Saturday Night Live, de donde pasó a ser uno de los mejores escritores en las primeras temporadas de “Los Simpson”, para continuar en otra serie de animación “King of The Hill”.

Su paso mas importante lo dio al encargarse de la adaptación de la versión americana de “The Office” que tuvo un enorme éxito durante muchas temporadas, donde contrató a otro guionista procedente de SNL, Mike Schuur (izq) que se convirtió en su mano derecha.

En una maniobra habitual en las cadenas americanas, el presidente de la NBC Ben Silverman, le pidió a Daniels, la creación de una secuela de “The Office” para intentar rentabilizar al máximo ese éxito. Daniels y Schuur empezaron a estudiar el tema, pero no vieron ninguna alternativa válida para desarrollar una serie a partir de las historias y personajes de esa peculiar oficina.

Al explorar otras opciones, la cadena les indicó que la protagonista debía ser Amy Poehler, que iba a dejar Saturday Night Live, lo que les acabó llevando a la idea de una optimista funcionaria municipal como centro de las historias, aprovechando el creciente interés y la ilusión por la política que estaba creando la primera campaña presidencial de Barack Obama.

Esa funcionaria y su relación de amistad con otra mujer fuera de su entorno profesional, iba a ser el núcleo sobre el que desarrollaron el episodio piloto y que les valió la luz verde de la cadena NBC para una prueba de una temporada de seis capítulos a estrenar en Abril de 2009.

El primer vídeo recoge precisamente el inicio del piloto y la saltarina sintonía que se iba a convertir en una de las señas de identidad de la serie.

La serie no fue recibida con buenas críticas ya que tanto por el estilo como por la forma de rodaje era demasiado reminiscente de “The Office” y con unos personajes bastante bordes e impertinentes en especial el de la protagonista Leslie Knope, presentada como una sabelotodo, rodeada de una banda de vagos e ineptos, en conflicto continuo.

La recepción del público fue muy fría y la tuvo al borde de la cancelación al finalizar esos seis primeros episodios, pero la NBC para no importunar a sus creadores y que siguieran con “The Office” que era lo que les interesaba, les dio una segunda oportunidad para ver si remontaba y lo cierto es que lo hizo, pero eso lo veremos mas adelante.

La trama: Las historias de un oscuro departamento municipal de una pequeña ciudad del centro de los Estados Unidos no son muy atrayentes a priori porque necesitan unos personajes fuertes y bien definidos para que puedan llegar al público y como toda comedia, divertir al respetable.

El estilo elegido es el mismo que en “The Office”, un falso documental donde los actores hablan o miran directamente a la cámara en diversas ocasiones como signo de complicidad con el público, con bastantes diálogos improvisados en diversas tomas, que luego eran pulidos en el montaje final.

La protagonista principal de la serie era Leslie Knope, un personaje que al principio era bastante insufrible y abofeteable por intentar estar siempre por encima de todo el mundo ya sean jefes o subordinados, que tenía como objetivo inicial la conversión de un peligroso gran pozo excavado en medio de la ciudad en un pequeño parque para los residentes.

En esta primera misión conoce a Ann Perkins, una enfermera que es la líder del movimiento vecinal para cubrir el agujero, tras los daños que sufrió su novio al caer en el agujero una noche que volvía de juerga.

La relación entre Leslie y Ann y su amistad es el centro sobre el que se va a desarrollar toda la serie, desde sus iniciales posiciones contrapuestas hasta compartir hasta el mas mínimo secreto, como pueden comprobar en el siguiente vídeo, donde no dejan de lanzarse piropos una a la otra.

La mayor parte de la serie se desarrollaba en las dependencias municipales, con los empleados a su cargo, entre los que teníamos, su ayudante de origen hindú hiperambicioso pero mas vago que un oso perezoso, una becaria algo siniestra y completamente pasota, el arquitecto paisajista que desarrollaba una cierta atracción mutua con Leslie y por último el mejor personaje de la serie Ron Swanson, el jefe del departamento, un libertario antigubernamental trabajando como funcionario público.

Las perlas de Ron Swanson y su forma caústica de ver la vida, podrían rellenar muchos artículos, por eso nada mejor que resumirlos en el siguiente vídeo con algunos de sus mejores momentos, acentuados por su magnifica dicción al comentar sus ideas.

Tras el personaje de Ron Swanson, el que destacó mas desde el principio fue el de la becaria April Ludgate, una chica desconcertante que descolocaba a todo el mundo con sus continuas salidas de tono, sin importarle el cargo que tuviera lanzando pullas a todo quisqui, como pueden ver en este resumen.

Al inicio de la 2T, sus creadores decidieron dar un golpe de timón a la serie, en especial con el personaje de Leslie Knope, a la que hicieron mucho mas empática con el resto de sus compañeros, obligándola a trabajar en equipo para hacerla mas agradable para el público. Ademas en otro gran acierto, decidieron liquidar la trama central del pozo que en principio debía durar hasta el final de la serie, pero que era un verdadero agujero negro para la serie.

El verdadero punto de inflexión de la serie, vino a finales de la 2T cuando decidieron introducir dos personajes nuevos, un auditor y un gerente municipal, interpretados por Adam Scott y Rob Lowe, que fueron las dos piezas finales para encajar el reparto, al ponerse al nivel de Leslie Knope y poder discutirle de igual a igual sus iniciativas.

La serie volvió a estar a punto de ser cancelada por sus bajas audiencias, pero la suerte llegó en forma del embarazo de Amy Poehler, que obligó a tomar una decisión rápida sobre la 3T a la NBC, para poder grabarla antes de que la barriga de la protagonista fuera demasiado prominente. La NBC arriesgadamente, la renovó para una 3T de 16 episodios que encima emitiría en la primavera, pero permitió que enlazaran la producción de la 2T con la de la 3T, para que por fin encontraran su tono definitivo.

La adición de Adam Scott y Rob Lowe, junto con una trama de continuidad sobre la celebración de un festival hizo el milagro y la serie se convirtió en la niña mimada de la crítica, llegando a ser nominada al Emmy a la mejor comedia gracias sobre todo a esa sustancial mejoría.

La complicidad entre todos los miembros del reparto era evidente hasta con los recién llegados, como pueden ver en esta escena, donde interaccionan con el pobre Jerry/Larry/ Gary un pedazo de pan que era el objeto de todas las bromas de la oficina.

Con el paso de las temporadas la serie se fue asentando y consiguiendo sus mejores momentos creativos, que casi siempre coincidían con algún acto o proyecto especial que les obligaba a trabajar con ese objetivo, como sucedió en el caso de un festival musical donde participó Andy con una canción homenaje a uno de los gags recurrentes de la serie, el mítico pony Lil Sebastien, símbolo de la ciudad de Pawnee.

Su fama y prestigio llegó a tal punto que hasta Michelle Obama, se prestó a hacer una aparición fugaz en la serie, dejando completamente anodadada a Leslie Knope, como pueden comprobar a continuación

No cabe duda de que “Parks and Recreation” tenia todas las simpatías del Partido Demócrata en el poder durante toda su emisión, lo que permitía apariciones del vicepresidente Joe Biden, para no ser menos que la primera dama y dejar embobada a la pobre Leslie.

Ya he comentado en el preámbulo que nunca he pertenecido al club de fans de la serie y de hecho no la he finalizado hasta la tercera tentativa. Primero empecé a verla de forma simultanea a los EEUU, cuando empezó a emitirse su 1T y me pareció muy mediocre con todos los peores tics de “The Office: USA”, una serie que nunca me convenció y con apenas dos personajes Ron y April que me parecieran interesantes, con una mención especial en lo negativo para su protagonista que no la podía soportar.

Ante dicha perspectiva acabé la 1T y la dejé en principio para siempre, hasta que tres años mas adelante, leyendo que había mejorado mucho, decidí darle una segunda oportunidad, empezando por la 2T, donde era evidente que había mejorado sustancialmente, pero sin que me llegara a atrapar, por lo que se fue quedando arrinconada en el disco duro a mitad de la 2T.

El tercer intento que finalmente fue el definitivo, lo inicié hace un año y medio tras leer las críticas tan entusiastas de la serie, con el propósito de acabarla a un ritmo pausado y sin correr,en este caso a la tercera fue la vencida, en especial cuando traspasé el rubicón de la entrada de Adam Scott y Rob Lowe, que decantó la balanza de los personajes hacía el lado positivo.

A partir de ese momento me gustó bastante mas, aunque sin llegar ni mucho menos a las cotas de entusiasmo de sus fans, principalmente por mi total animadversión hacia dos personajes importantes de la serie ( lo siento Andy y Tom), por payaso redomado y escaqueado respectivamente, de la que nunca me pude librar.

Mas allá de mis derias personales, “Parks & Recreation” es una comedia bastante divertida y original desde el momento en que encuentra su tono, que puede variar para muchos de ustedes, pero que no está en la 1T, y lo que si es cierto es que si tienen paciencia y acaban entrando en su juego la van a disfrutar plenamente, siempre y cuando alguien se atreva a traerla por estos lares.

Los actores: Amy Poehler es el centro absoluto de la serie y la evolución de su personaje es la que ha marcado su desarrollo tras hacer los ajustes necesarios que pasaban por suavizar su personaje e introducirla en una dinámica coral donde funcionaba mucho mejor que al principio.

Poehler es una de las cómicas mas famosas de los EEUU, tras su paso por Saturday Night Live, donde formó una excepcional pareja con Tina Fey ( 30 Rock) , unión que todavía perdura en presentaciones de galas de premios. Es una de las mujeres mas astutas e inteligentes en el terreno de la comedia televisiva, tanto por su capacidad de ajustar sus propios personajes como para descubrir nuevos talentos como las chicas de “Broad City” o los cómicos fracasados de “Difficult People”, de los que es productora ejecutiva.

Rashida Jones, hija del gran músico Quincy Jones y de la actriz Peggy Lipton ( Twin Peaks), da vida a Ann Perkins la mejor amiga de Leslie y el mejor contrapunto de lucidez y seriedad al comportamiento entusiasta y demasiado impulsivo de  Leslie, convirtiéndose en uno de los puntales de la serie en sus inicios.

Jones empezó su carrera con papeles recurrentes en series interesantes como “Freaks & Geeks”, “Boston Public” o “The Office” hasta llegar a Ann Perkins, su mejor actuación hasta la fecha. Persona muy inquieta abandonó la serie en la 6T para escribir guiones cinematográficos y televisivos como un buen episodio de la última entrega de “Black Mirror”, lo que compagina con su trabajo como actriz en la desmadrada parodia que es “Angie Tribeca”

Nick Offerman es lo mejor de la serie, gracias a su fabulosa creación de Ron Swanson, un huraño libertario, muy anárquico en su comportamiento y en especial en la protección de su privacidad, lo que era un gran contraste con su puesto de jefe de un servicio publico, que odia relacionarse con las personas. Sus frases y momentos caústicos y punzantes siempre me parecieron lo mejor de cada episodio, y se convirtieron en la principal causa para seguir en mi particular travesía del desierto del inicio de la serie.

Resulta sorprendente el tiempo que tardó Offerman en explotar como actor, tras unos inicios de su carrera donde alternaba la actuación, con la construcción de decorados o trabajos como doble especialista. El ojo que tuvieron al darle el papel mas importante de su carrera se ha visto recompensado plenamente, al convertirse en uno de los mejores secundarios actuales de comedia, incluso en sus apariciones en papeles mas dramáticos como en la 2T de “Fargo”, que compagina prestando su fabulosa voz en series y películas de animación.

Aubrey Plaza ha sido otro de los grandes descubrimientos de la serie desde el inicio, en un personaje April Ludgate, que fue creado específicamente para ella, tras verla en una audición para otro personaje de la serie, que dejo tan impresionados a los creadores, por lo rara y friki que podía llegar a ser, que decidieron introducirla a toda costa en la serie. Su papel de becaria borde y pasota era bastante complicado, pero Plaza lo clavó desde el principio, sin perder sus esencias durante toda la serie, aunque en las temporadas finales su carácter se fue dulcificando bastante.

Plaza se ha convertido en un personaje bastante popular en los EEUU, apareciendo en diversas películas y series, hasta llegar a su papel actual en un registro muy diferente en la enigmática “Legion”.

Mis malas relaciones con la serie en sus momentos iniciales se centraban principalmente en Aziz Ansari que daba vida a Tom Haverford, el trepa escaqueado que existe en toda oficina, que le echa mas morro a todas las cosas que Leticia Sabater a sus videoclips. Ansari se me atravesó desde el principio y no hubo manera que su personaje me convenciera lo mas mínimo en sus diversas aventuras empresariales, pero ya les comento que es un tema personal.

Ansari fue el primer actor contratado para el reparto, tras verlo los creadores en su faceta de monologuista y tener muy claro que es lo que querían para ese personaje de Tom. Con estos antecedentes empecé con bastante aprensión su gran apuesta personal posterior, la serie de Netflix “Master of None”, de la que tengo que reconocer que ha tenido momentos muy brillantes, más como guionista que como actor, pero por lo menos ha subido algunos lugares en mi valoración personal.

El mismo problema he tenido con Chris Pratt, cuyo personaje Andy Dwyer se me atravesó desde el principio, por sus tretas y estratagemas iniciales para fingir una lesión y que luego fue derivando hacia el payaso de la clase, con continuas salidas de tono que solían parecerme bastante ridículas en general y demasiado infantiles comparadas con el humor del resto de sus compañeros, en otra apreciación muy personal, que no comparten sus fans ni mucho menos.

Su carrera ha sido de las mas extrañas de este siglo, tras empezar en pequeños papelitos en series como “The O.C” o “Everwood” , hasta incorporarse a “Parks & Recreation” primero como estrella invitada para pocos episodios, para quedarse como fijo en la serie hasta el final. La sorpresa llegó cuando de la noche a la mañana se ha convertido en una de las mayores estrellas cinematográficas actuales, protagonizando taquillazos como “Guardianes de la Galaxia” o “Jurassic World”, racha que va a continuar con sus respectivas secuelas, un éxito imposible de presagiar cuando pululaba por Pawnee.

La entrada de dos grandes y conocidos actores como Rob Lowe y Adam Scott, fue lo mejor que le pudo pasar a la serie, con Adam Scott desarrollando la vis cómica que empezó a demostrar en una comedia maldita como “Party Down”, en el personaje de un auditor serio y responsable que se ve pillado en la vorágine municipal de Pawnee y en especial por Leslie Knope.

Rob Lowe era una cara mucho mas conocida desde su paso por las películas juveniles de los ochenta, siguiendo por papeles importantes en “The West Wing” o “Brothers & Sisters”, aquí estaba muy bien en uno de los personajes mas secundarios de su carrera, pero su relación con Ann Perkins y su forma hiperoptimista de enfocar las cosas, dieron los mejores años de la serie.

A un nivel inferior, también fue importante el aumento de protagonismo de dos oscuros secundarios en las primeras temporadas, que se convirtieron en los grandes robaescenas que toda serie necesita, como fue el caso de dos veteranos actores Jim O’Heir como Gary Gergich, el saco de bromas de toda la oficina que recibía todo sin inmutarse y Retta, una funcionaria mas lista que el hambre y hedonista hasta limites insospechados.

Jim O’Heir se convirtió en uno de mis actores preferidos en los últimos años de la serie, con unas tramas delirantes y sorprendentes, en el mejor papel de una carrera muy oscura repleta de personajes sin nombre o con hashtag seguido de un numero.

Su compañera Retta ha seguido una carrera parecida, aunque enfocada más en su faceta de monologuista que como actriz, brillando como Donna una de las fustigadoras de la oficina siempre dispuesta a apuntarse a cualquier broma o sarao que montaran, casi siempre con el pobre Gary como objetivo.

Por último como nota a pie de pagina, mencionar la presencia de Paul Schneider, que interpretaba al arquitecto paisajista Mark, el peor personaje de la serie y de largo, que empezó como potencial interés amoroso de Leslie Knope, para irse diluyendo cada vez mas y desaparecer de la serie sin ninguna explicación a final de la 2T, por mutuo descontento del actor con su personaje y de los creadores con el actor.

Su carrera posterior ha sido bastante errática, alternando actuaciones en películas independientes, con series interesantes como “The Tunnel: 2T” o “The Divide”, hasta acabar como taciturno protagonista en la 1T de la serie antólogica de terror “Channel Zero”

El Final :
La serie iba mejorando a cada año, aunque las audiencias seguían siendo paupérrimas, pero era la única comedia de la NBC con cierto prestigio crítico, hasta que en la 6T se produjo la salida acordada de dos de sus pilares Rashida Jones y Rob Lowe, lo que trastocó algo el equilibrio que había conseguido la serie tras tantos años, como pueden ver en la cabecera de las temporadas finales que refleja esos cambios.

Al final de la 6T, tuvieron una reunión Amy Poehler, el showruner y creador Michael Schuur y la cadena NBC, llegando al acuerdo de cerrar la serie de una manera similar a como lo hizo el año anterior “30 Rock”, una temporada final de escasamente 13 episodios para emitir a mitad de temporada, para poder despedirla a su manera.

Con ese objetivo en mente, diseñaron toda la temporada final, dando tiempo y espacio a todos los personajes tanto principales, como secundarios o incluso terciarios, a mostrar el inicio de la próxima etapa de su vida, muchos de ellos alejados de Pawnee.

Para ello hicieron al principio de la 7T, un salto temporal de tres años, para mostrar algunos cambios que en el brillante episodio final de doble duración, completan con saltos mayores al futuro para enseñar de forma divertida lo que han acabado haciendo con su vida todos ellos.

Un cierre muy pulcro y aseado del que deberían aprender muchas comedias para irse con la cabeza bien alta como hizo tras su turbulenta carrera “Parks & Recreation”

Epílogo: “Parks & Recreation” nunca fue una comedia muy popular en su pais, pero se ha ganado a pulso un lugar entre la segunda fila de las comedias mas importantes de este siglo, que es mucho mas de lo que se podía esperar, tras sus inicios tan accidentados, convirtiéndose en una de las mejores sátiras de la administración y política municipal a pequeña escala, pero que es la más cercana a nuestra vida habitual.

Si le han entrado ganas de verla, pídasela por escrito o por redes sociales al operador que tenga contratado para ver si en lugar de tantos restos de serie que nos traen, se ponen las pilas y traen una buena comedia de largo recorrido.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor