Diario Vasco

img
Hořící keř ( Chequia). El lado mas tenebroso de la invasión rusa de Praga
img
Lorenzo Mejino | 23-07-2014 | 10:58| 0

La inmolación del estudiante Jiri Palach en protesta por la ocupación soviética de Checoslovaquia en 1969 es utilizada como instrumento para explicar uno de los episodios mas oscuros del telón de acero y las consecuencias que se derivaron del mismo, en la minisérie checa Hořící keř (Arbusto ardiente, en español).

Esta miniserie, supone ademas la primera producción propia de la rama europea del gigante europeo HBO, HBO Europe, que se extiende principalmente por casi todos los países del este de Europa y de la que este año se espera nuevas producciones como la serie polaca Wataha

Ficha: Hořící keř ( Arbusto ardiente) 3 episodios 75 min .   Ene 2013. Idioma: Checo subtitulada en castellano HBO Europa ( CZ)

La trama : La serie se inicia con la inmolación en el centro de Praga del estudiante Jiri Palach, en protesta por la ocupación soviética de la antigua Checoslovaquia. La investigación policial intenta determinar si es un caso aislado, o por el contrario es el primero de una serie de actos para socavar el régimen prosoviético.

En paralelo, la madre y el hermano del finado quieren demandar por libelo a un político local por haber denigrado a su hijo en público y contratan los servicios de una prestigiosa y combativa abogada Dagmar Buresova, para que les lleve el caso.

Las autoridades checas colaboracionistas con el régimen soviético, van a hacer todo lo posible para impedir el juicio, presionando con malas artes tanto a los demandantes como a todos los implicados legales en el caso.

Hořící keř es un claro heredero de las películas de cine político militante que estuvieron en su apogeo en los años sesenta y setenta de realizadores checos como Milos Forman. La elección de la prestigiosa realizadora polaca Agniezska Holland, que se mueve como pez en el agua en este genero de denuncia como demostró en su película ‘Europa, Europa’ y en su salto a los EUA, para dirigir capítulos de The Wire y Tremé, fue la adecuada para encontrar el tono de denuncia del sistema que buscaban.

La miniserie es muy dura y  no concede tregua al espectador, excepto en los originales títulos de crédito con una clara inspiración sesentera

La serie es políticamente militante y muestra en todo momento sus simpatías por las personas desvalidas y su  resistencia, asi como un completo desprecio por los dirigentes checos que actúan como títeres de los soviéticos, que no dudan a recurrir a las tácticas mas abyectas para presionar a los mas débiles y perpetuar su control sobre la población.

Los dos personajes que mueven la serie son la madre del muerto, una luchadora incansable para restituir la memoria de su hijo y su abogada , que arriesga todo lo que ha conseguido y a su familia, por una causa que considera justa. La serie está basada en hechos reales y en especial sobre los recuerdos de Dagmar Buresova, que fue la primera ministra de Justicia de Checoslovaquia, tras su liberación del yugo soviético en 1989.

No es una serie para pasar el rato y de visión agradable, ya que exige un cierto compromiso por parte del espectador para seguir una historia que tiene un primer episodio impecable, con la presentación de los hechos, pero que pierde un poco el tono en los dos siguientes, cuando nos adentramos en los vericuetos judiciales del caso, perdiendo parte de su fuerza que radica en el movimiento externo y ciudadano.

Es una serie que en mi opinión ha ido de mas a menos, excelente en exteriores y en las implicaciones familiares y personales del caso, pero la poca enjundia del caso judicial y el excesivo protagonismo que adquiere, es un pequeño lastre que le impide llegar a cotas mas altas dentro de mi apreciación personal, sin querer entrar en las connotaciones políticas del caso y desde un punto de vista estrictamente artístico.

A continuación pueden ver el trailer extendido de la serie con subtítulos en ingles.

Epilogo:

Hořící keř es un titulo muy recomendable para los amantes del cine político y militante que toma claramente partido por una postura y la defiende hasta el final, con una excelente realización de Agniezska Holland que puede hacer revivir un género muy olvidado en las series televisivas, que solo están dirigidas a entretener y distraer, sin plantear cuestiones escabrosas ni incomodas para el espectador.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Los Tudor : Seis reinas para un soberano
img
Lorenzo Mejino | 23-07-2014 | 21:01| 0

La historia del turbulento reinado de Enrique VIII ha sido objeto de diversas obras literarias, teatrales y cinematográficas de la que la serie Los Tudor es el último exponente en el ámbito televisivo.

El formato de serie es el ideal para explicar con todo lujo de detalles, la vida y en especial las relaciones personales, de uno de los monarcas mas importantes de la historia inglesa y las cuatro permiten ese desarrollo en profundidad el personaje.

Las licencias históricas que se tomó el autor Michael Hirst, fueron objeto de controversia entre los historiadores mas puristas que acusaron a Hirst de trivializar y tergiversar en parte la historia, pero el éxito de audiencia calló rápidamente todas las bocas, dejando estas discusiones para los círculos mas académicos.

La serie tuvo bastante éxito en nuestro país cuando fue programada en el horario estelar de la 1 y reúne todos los méritos necesarios para ser recordada en nuestro apartado dedicado al recuerdo de cada viernes.

Ficha: The Tudors ( Los Tudor) 39 episodios.   Abr 2007- Jun 2010 Showtime (USA) – Canal +/ la 1 (E)

Sinopsis: La serie narra treinta años en la vida del soberano Enrique VIII y se inicia cuando ya lleva nueve años de reinado en 1518 con sus primeros planes para recuperar el trono de Francia y sus intentos infructuosos de concebir un heredero masculino con su primera mujer Catalina de Aragón y se extiende hasta su muerte en 1547. En ese periodo se nos muestran los aspectos políticos, religiosos y sobre todo personales de su reinado, con una especial atención a las seis esposas que tuvo durante su largo mandato.

El inicio: Michael Hirst es un reputado guionista especializado en series históricas. Hirst, licenciado en historia por Oxford fue el guionista de la gran película Elizabeth con Kate Blanchett y en 2004 recibió el encargo de Ben Silverman, el director de la CBS y un gran admirador de su trabajo, de diseñar una serie basada en la figura de Enrique VIII.

Hirst escribió el piloto, pero no convenció en absoluto a los directivos de la cadena, que dejaron el guión en un cajón durante dos años, porque no la creían adecuada para la audiencia de una cadena generalista. En 2006 pensaron que el concepto, podría funcionar en la cadena subsidiaria de pago de la CBS, Showtime y le encargaron a Hirst la reescritura del guión, con las ordenes especificas de darle mayor importancia a las escenas de sexo y desnudos que en la CBS, estaban totalmente prohibidas.

Hirst reescribió el piloto, aumentando varios puntos los contenidos de violencia y sexo, lo que contentó a Showtime que le encargó diez capítulos para su primera temporada, que fue rodada íntegramente en Irlanda, en una coproducción de  Irlanda y Canadá, habitual para reducir costes.

Showtime estrenó la serie en Abril de 2007 y a pesar de unas criticas mas bien tibias, consiguió sacar a la cadena de pago de la larga sombra de su rival HBO en el segmento de cable de pago, consiguiendo sus mejores audiencias, lo que le valió una rapida renovación para una segunda temporada, ayudada ademas por unas excelentes ventas internacionales, con un trailer que abría muchas expectativas.

Un plus añadido eran los interesantes títulos de crédito de la serie de su primera temporada, con la música de su compositor habitual Trevor Morris

Los derroteros posteriores de Hirst siguieron con series similares como ‘Los Borgia’ o ‘Camelot’ hasta llegar en la actualidad a crear Vikings, que es de lo mejorcito que tenemos en la pantalla, con una segunda temporada realmente espectacular y altamente recomendable.

La trama: La serie tiene una estructura lineal temporal y sigue de forma mas o menos fidedigna la historia de Enrique VIII, por lo que en esta ocasión al tratar de hechos históricos, no considero que explicarlos para analizar la serie signifique desvelar secretos de la misma, ya que si se desconoce que tuvo seis mujeres o que Ana Bolena murió decapitada es ignorar la historia que hemos o deberiamos haber aprendido.

El protagonista total y absoluto de la serie es Enrique VIII, que acapara con su presencia casi todas las escenas, y se mueve en dos planos paralelos, el político con sus consejeros que un poco como sus mujeres, son encumbrados para caer posteriormente en desgracia con nombres tan conocidos, como el cardenal Wolsey, Thomas Moro o Thomas Cromwell, cuya influencia está en todos los libros de historia.

Esta parte de la trama suele tener unas características similares, cuando vemos como se ganan el favoritismo y la confianza del rey con sus consejos y opiniones, que en la mayor parte de los casos consistían en darle la razón al monarca.

En todos los casos llega un punto de inflexión en el que empieza a perder la confianza y el rey se siente traicionado por su consejero, desembocando normalmente en la separación de su cabeza del resto del cuerpo, con el apoyo del nuevo personaje que va a relevar al anterior.

El capitulo de las mujeres es sin a lugar a dudas el mas interesante y nos muestran a un rey mujeriego, caprichoso y obsesionado con tener un heredero varón. Su matrimonio mas normal fue el primero con la devota y piadosa Catalina de Aragón, la hija de los Reyes Católicos, muy útil desde el punto de vista de alianzas internacionales, pero con el problema principal de que no le daba un hijo varón, como pueden ver en el vídeo en versión original, donde hablan un castellano cuando menos curioso

Los problemas empezaron cuando Enrique VIII se encaprichó de Ana Bolena, una joven de la corte que lo tenía completamente embelesado y cuya relación fue el detonante para el cisma de la iglesia anglicana, al no conceder el Papa de Roma el divorcio a Enrique VIII según los preceptos de la iglesia católica, y menos para casarse con una querida. Como saben ustedes, lo de Ana Bolena no acabo muy bien como pueden recordar en el vídeo

Su tercera mujer Jane Seymour, es la que sale mejor parada en la serie, al presentarla como la ideal para el rey, al que consiguió darle el heredero varón que esperaba, ademas de  bondadosa como pueden ver en el vídeo.

A partir de aqui, las cosas personales le van de mal en peor, con una cuarta mujer Ana de Cleves, a la que eligió por alianzas políticas, pero a la que repudió nada mas verla, por considerarla mas fea que picio, encaprichándose de una cortesana bastante descerebrada Catherine Howard, en su peor elección de todas, que termino con un autentico baño de sangre en la corte. En el video pueden ver a ambas mujeres  bailando durante su coexistencia.

Por ultimo y al final de sus días, su elección fue mas acertada con la viuda Catherine Parr, una mujer con experiencia, que hacia mas de madre y mentora para su heredero y sus dos hijas, que de objeto sexual para el rey, que cada vez estaba para menos trotes.

La serie finaliza con la muerte de Enrique VIII, presentándola como un acto normal sin cargar demasiado las tintas sobre ella.

Si tuviera que definir la serie en una palabra sería entretenida, en ningún momento me pareció una gran serie, principalmente por el desajuste que creaba el actor protagonista que nunca me pareció la mejor elección para el papel. La trama se seguía con gran facilidad sin demasiadas distracciones laterales y yendo directamente al grano y con las mujeres mantenía un nivel bastante alto, con excepción de la quinta Catherine Howard, lo peor de toda la serie con diferencia, tanto por el enfoque de la historia como por la elección de la actriz.

El principal problema que tenía la serie era aceptar al apuesto, atractivo y musculoso Jonathan Rhys-Meyers como Enrique VIII, del que todos tenemos la imagen del cuadro de Holbein, en el que no se aprecian precisamente esas cualidades, ademas de tener en la retina a Charles Laughton o Richard Burton, en el mismo papel cinematográfico.

El propio Hirst, en un toque muy brillante, trata el tema en el momento que le hace Holbein el cuadro al rey, cuando a este no le gusta el realismo con el que es retratado y le exige unos retoques importantes para adecuarlos a su gusto mas que a la realidad, reforzando la tesis de que la imagen que tenemos del rey tampoco tiene porque coincidir con la real.

En mi opinión, el problema no estribaba en el aspecto exterior sino en la forma de interpretarlo, con una sempiterna cara de intensidad, que le daba muy pocos matices a su personaje y empobrecía las posibilidades del mismo, y cuando su oponente femenina estaba inspirada como en los casos de Natalie Dormer ( Ana Bolena) o Joely Richardson ( Catherine Parr), la descompensación gestual era mas evidente.

En cuanto al tema de la fidelidad histórica, ya he comentado varias veces que una serie es entretenimiento y que el autor se puede tomar ciertas libertades sin pasarse para mejorar la historia y ademas no podemos olvidar que tampoco existe una versión histórica única de los hechos, por lo que nadie puede afirmar estar en posesión de la verdad absoluta.

No vi Los Tudor en su momento, porque las dos o tres cosas que vi de Rhys-Meyers en la serie no me gustaron, y preferí dedicar mi tiempo a ver otras cosas, este año me he dedicado a verla de forma reposada y me ha gustado mas de lo que me esperaba a pesar de los problemas mencionados y sin llegar a entusiasmarme en ningún momento. Reconozco que es una serie solida y muy bien hecha, con un excelente reparto, pero no podía dejar de pensar que con otro actor también joven y atractivo ( alguno incluso de la misma serie como Henry Cavill) , el resultado final podría haber sido  mejor.

Los actores:
El irlandés Jonathan Rhys Meyers que llevaba una interesante carrera en el cine ( Velvet Goldmine, Tócala como Beckham o Match Point entre otras), fue el elegido por Hirst para el papel protagonista. Ya he comentado previamente que personalmente no me convenció por tener siempre la cara que ven en la foto y no me voy a extender mas sobre el tema.

Su carrera posterior no ha sido precisamente al alza, culminando con su aparición esta temporada en una penosa adaptación de la serie Drácula en la que no había nada aprovechable, incluyendo su interpretación.

Las seis mujeres de Enrique VIII, han tenido un apartado exclusivo para ellas con la explicación de la trama y fueron encarnadas por las siguientes actrices, empezando por el angulo superior izquierdo hacia abajo, Maria Doyle Kennedy (Catalina de Aragón) Natalie Dormer ( Ana Bolena) y Annabelle Wallis (Jane Seymour) y siguiendo por el ángulo superior derecho hacia abajo, tenemos a Joss Stone (Ana de Cleves), Tamzyn Merchant (Katherine Stewart) y Joely Richardson (Catherine Parr).

Por orden de calidad tenemos que destacar sin lugar a dudas a Natalie Dormer que fue la gran revelación de la serie con una fantástica composición de un personaje tan complejo como Ana Bolena, su carrera no ha parado de crecer apareciendo en grandes series como Silk o The Fades, hasta trabajar en la actualidad en las dos sagas audiovisuales mas famosas, la televisiva Juego de Tronos y la cinematográfica Los Juegos del Hambre y siempre a un altísimo nivel. Esta serie le cambió tanto la vida que hasta se ha comprometido con Anthony Byrne, uno de los directores de la serie.

En segundo lugar tendríamos a la majestuosa Joely Richardson, la hija pequeña de la insigne Vanessa Redgrave, con una enorme carrera teatral y cinematográfica, pero que se hizo muy conocida por su aparición durante muchas temporadas en esa rareza que era Nip/Tuck.
Annabelle Wallis fue otro gran descubrimiento como la angelical Jane Seymour y hemos podido disfrutar de ella, este año, en otra gran serie británica Peaky Blinders. Su papel fue de pocos episodios pero la puso en muchas retinas.

Las buenas noticias finalizan con Maria Doyle Kennedy, impecable como la sufridora Catalina de Aragón, Kennedy es una versátil actriz y cantante irlandesa, que ya apareció en aquella gran película que fue The Commitments y ahora podemos verla en otra maravilla de serie como es Orphan Black, en otro papel complejo.

La elección de la cantante de soul Joss Stone para el papel de Ana Cleves, olía mas a truco publicitario que a necesidad de casting, puesto que ni es tan fea como la pintan las crónicas, ni la pobre Stone tenía mucha experiencia para lidiar con el personaje, pero salió mas o menos airosa, pero de forma acertada ha seguido concentrada en la música para poder seguir regalándonos con maravillas como esta canción que canta a duo con la insigne Mavis Staples

La caja de los truenos se destapa con Tamzin Merchant como la quinta esposa Catherine Stewart, en su descargo sólo podemos decir que su papel es horrible desde el punto de vista de guión, ya que es muy difícil de creer que semejante descerebrada consiga ocupar el corazón del rey, después de todo lo que este ha vivido, pero Merchant lo hace fatal con una actuación mas digna de una versión porno light de Sensación de Vivir que de sus ilustres compañeros de reparto. Su carrera ha ido tumbos hasta el punto de ser la primera elegida para el papel de Daenerys Targarian, en Juego de Tronos, pero fue reemplazada por Emilia Clarke, en una acertadisima decisión de los productores, ahora pulula por la serie de brujas Salem, totalmente prescindible.

En el apartado masculino, el papel mas importante es para Henry Cavill, como el duque de Suffolk, cuñado del rey, después de casarse con su hermana Maria Tudor, y el único de sus consejeros que superó sus continuas escabechinas y le acompañó hasta el fin de sus días. Cavill llevaba una buena carrera en el cine, cuando consiguió este papel en el que está excelente y que le ha servido de catapulta para volver por lo grande al cine

Su paso definitivo a la fama lo ha dado cuando fue elegido para encarnar  a un mito como Superman, en las últimas entregas de la saga, Man of Steel y ahora está filmando Batman vs Superman, ya en la cresta de la ola.

Los primeros consejeros del rey fueron encarnados por dos enormes actores como Sam Neill ( cardenal Wolsey) y Jeremy Northam ( Thomas Moro). Los dos veteranos hacían mas evidente las limitaciones gestuales de Rhys Meyers en las escenas compartidas y son de lo mejor de la serie, hasta su caída en desgracia. El neozelandés Neill lleva cuarenta años trabajando a destajo en multitud de series y películas por todo el mundo, y lo último que ha hecho es una serie de australiana Old School, donde hacia de policía veterano con otro ilustre como Bryan Brown.

Jeremy Northam es otro todoterreno británico que siempre está impecable y en este caso no va a ser la excepción y su Thomas Moro es un verdadero placer para los ojos.

Por ultimo mencionar a James Frain, uno de esos actores que sale en todas las series, casi siempre en papel de malvado o manipulador, aquí nos demuestra que puede estar muy convincente como el conocido Thomas Cromwell, uno de los primeros grandes manipuladores históricos.

La lista de series en las que ha aparecido Frain es interminable y este año lo hemos visto por Grimm, haciendo su papel de siempre de malo redomado.

Consideraciones finales:
Al finalizar las cuatro temporadas de la serie, los fans de la misma quedaron satisfechos, pero a diferencia de otras series de corte parecido (Roma por ejemplo) no se ha producido un aumento de popularidad de la misma con el paso del tiempo y ha caído en un cierto olvido, a pesar de que no hace ni cinco años que finalizó. En España fue una serie bastante conocida y como muestra como pueden ver el trailer del estreno de su segunda temporada por Canal +

Los Tudor es una serie recomendable para aquellos de ustedes que disfruten con las ficciones históricas de época, y busquen una distracción entretenida de cierta calidad ante el televisor, con el añadido que van a refrescar sus conocimientos de historia, que desde los tiempos escolares todos tenemos algo hibernados en algún lugar del cerebro. Ideal para pasar el mes de Agosto en compañia de esta dinastía.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Mikel Madinabeitia
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor