Diario Vasco
img
ER ( Urgencias): El mejor drama médico de la historia televisiva
img
Lorenzo Mejino | 22-06-2017 | 23:04| 0

A día de hoy se cumplen cinco años desde el nacimiento de este blog y no se me ha ocurrido mejor manera para conmemorarlo que dedicar un articulo que he estado reservando durante bastante tiempo, para analizar una de las mejores series de la historia de la televisión, la fabulosa “Urgencias” la traducción española del “Emergency Room/ER” original, que durante quince años no faltó a su cita del jueves a las 10 de la noche en la cadena NBC.

“Urgencias” es el mejor ejemplo de una serie que puede ser disfrutada por todo el mundo, aunando una gran calidad y siendo treméndamente entretenida e innovadora, dejando una innegable huella en todas las series médicas posteriores, poniendo el listón tan alto, que solo“Anatomía de Grey” ha conseguido acercarse en popularidad, aunque desde un enfoque bastante diferente.

Al ser una serie muy conocida y popular, voy a intentar proporcionales datos curiosos y menos conocidos tanto de su proceso creativo como de su largo desarrollo, para completar un verdadero homenaje a una serie que ha tenido una gran influencia en la historia de la televisión, siguiendo la senda abierta por su predecesora médica “St Elsewhere”.

Ficha: Urgencias ( ER) 331 episodios . Sep 1994-May 2009 Cadena: NBC(USA) / la 1-AXN (E)

Sinopsis: La sala de urgencias del hospital County General de Chicago, es el centro de todas las historias de los médicos, enfermeras, paramédicos y personal administrativo que luchan para salvar contrarreloj  las vidas de todas las personas que llegan al hospital, con todo tipo de patologías y problemas.

El inicio: Michael Crichton es un reputado novelista que había estudiado medicina en su etapa universitaria y en uno de sus primeros esfuerzos literarios escribió una historia en 1974 sobre sus experiencias personales en una rotación de urgencias, que no consiguió ni publicar.

Años más tarde, Crichton era todo un superventas y su popularidad se disparó con su novela “Parque Jurásico” y su posterior película dirigida por Steven Spielberg. Ambos hicieron tan buenas migas, que durante el rodaje de la película, empezaron a discutir futuros proyectos cinematográficos, con Crichton sacando del cajón su historia de urgencias con la que empezaron a trabajar para una posible película, con el beneplácito de la productora Warner Brothers deseosa de continuar con su particular gallina de los huevos de oro.

Pronto vieron que ese tipo de historias podría encajar mejor en una serie televisiva de largo recorrido y empezaron a buscar a algún guionista televisivo para poder llevarla a buen puerto. En ese momento fue cuando contactaron con John Wells, que había trabajado de principio a fin en la multipremiada serie “Playa de China” con ciertas connotaciones médicas y pensaron que podía ser la persona ideal para liderar el proyecto.

Wells se reunió con Crichton, conectando desde el primer momento, aceptando ser el showrunner de la serie para desarrollarla a partir del piloto escrito por Crichton. Los primeros intentos fueron baldíos y ninguna cadena estaba interesada en esa serie, porque no le veían ninguna salida, pero todo cambió con el estreno de “Parque Jurásico” que puso a Crichton en la cresta de la ola, por lo que la cadena NBC decidió arriesgarse encargando un piloto muy a ultima hora, más por deferencia hacia los pesos pesados detrás del proyecto, que por estar muy convencida del mismo.

El retraso en hacer el encargo del piloto, así como el escaso tiempo que les dieron para rodarlo, les impidió construir decorados, por lo que optaron por rodar en un hospital abandonado de Los Ángeles, bajo la dirección de Rod Holcomb, un viejo amigo de Wells que ya dirigió el piloto de “Playa de China” y que aceptó encantado el reto.

Holcomb tomó la decisión de rodar principalmente cámara en mano, siguiendo a los médicos por los pasillos, en tomas largas y con iluminación zenital, para intentar dotar de mayor realismo a las historias que sucedían a velocidad de vértigo por los angostos pasillos del hospital abandonado.

El piloto fue recibido de forma desastrosa por los altos ejecutivos de la NBC, que se espantaron ante semejante torbellino de historias, muchas de ellas dramáticas, incluyendo continuas muertes de pacientes que no pensaran que fueran a funcionar de ninguna manera con su público generalista.

El piloto fue salvado por la insistencia de tres jóvenes ejecutivos de nivel bajo de la NBC que creyeron en el piloto desde el principio y convencieron a sus jefes para  hacer unos pases de prueba con público para tener más datos reales antes de tomar la decisión definitiva. Cuando los pases de prueba fueron apabullantemente positivos, la cadena finalmente accedió a ponerla en su programación definitiva otoñal, pero sin acabar de creérselo mucho.

En este punto hay que decir que esos tres jóvenes ejecutivos con olfato, se han convertido en la actualidad en tres de las personas más influyentes de la televisión, empezando por John Landgraf, presidente de FX, siguiendo por David Nevins, presidente de Showtime y finalizando con Kevin Reilly, que ha sido presidente de FOX y ahora lo es de TNT, que iniciaron su gran carrera con esta arriesgada decisión.

La serie tuvo excelentes críticas pero todavía tuvo que competir con un último obstáculo, como tener que enfrentarse en la parrilla a la serie mas esperada de 1994, “Chicago Hope” un drama médico creado por el productor de oro David E. Kelley .

Para sorpresa de todos, ER destrozó a la competencia encaramándose al segundo lugar de las audiencias desde su primer episodio, convirtiéndose en un fenómeno planetario de la noche de la mañana, que abría con esta trepidante cabecera con la música de James Newton Howard

La trama:
Michael Crichton insistió mucho a John Wells en el momento en que discutían el desarrollo de la serie, en que la sala de urgencias del hospital debía ser el centro de todas las historias con contadas incursiones de los personajes fuera de la misma en sus casas o vidas particulares, un poco al espejo de lo que hacía “St Elsewhere”, pero centrados en la zona de emergencias en lugar de en todo el hospital.

Los protagonistas de la serie son los profesionales que reciben el primer impacto de la llegada del herido al hospital, con el Dr Ross, como el analista encargado de diagnosticar las dolencias de los pacientes que llegan a la sala de espera, acompañado de  la Dra Lewis como la otra experta en medicina interna ,bajo la dirección del Dr Greene, responsable del servicio de urgencias.

Ambos tenían a su cargo un joven estudiante de medicina John Carter al que tenían que enseñar en tiempo real todos los entresijos de la profesión, asistidos por  la enfermera Carol Hathaway, que en principio moría en el episodio piloto, pero que fue resucitada por la única decisión creativa que impuso Steven Spielberg en toda la serie, vista las reacciones del público en los pases privados.

El equipo lo completaba, un cirujano estrella Peter Benton, convencido de tener siempre la razón, lo que provocaba bastantes roces con sus compañeros, para operar siempre que pudiera, aunque no fuera la mejor opción.

La característica principal de “Urgencias” es su ritmo endiablado, que desde la primera escena no dejaba respiro al espectador, que se podía perder algo importante solo por guiñar los ojos. Cada episodio trataba muchísimas historias ( el récord lo tienen en 22 tramas en un episodio) que a veces se resolvían en una sola linea de diálogo y otras duraban incluso varios episodios.

Su principal seña de identidad era la entrada del paciente a toda velocidad por los pasillos del hospital, con los paramédicos recitando los datos médicos al doctor que empieza el tratamiento sobre la marcha, antes de llegar a su destino definitivo, como pueden comprobar en esta toma clásica del segundo episodio de la serie, dirigido por la gran Mimi Leder ( The Leftovers)

A pesar de que las vidas personales tenían un papel secundario, conocíamos poco a poco las vidas privadas de los médicos y enfermeras, donde paulatinamente empezó a ganar importancia la relación central de la serie entre el Dr Ross y la enfermera Carol Hathaway que tuvo un desarrollo bastante complicado como pueden ver en el siguiente vídeo, donde empiezan a saltar chispas entre ambos.

La serie mejoraba cada semana, llegando la 1T a su punto álgido con el episodio “Love´s Labour Lost” que ocupa un lugar preferente en cualquier lista solvente de mejores episodios de la historia de la televisión. Era mucho mas concentrado, con una trama principal para todo el episodio, que consistía en la lucha titánica del Dr Greene por salvar la vida de una mujer embarazada y su bebe en circunstancias más que complicadas, que finalizaba en esta escena sin palabras, donde de vuelta a casa el pobre Dr Greene da rienda suelta a todos sus sentimientos.

Este episodio gano cinco Emmys ( guión. dirección, mas tres técnicos) y demostró que ER era una serie diferente a todo lo que se podía ver en televisión en esa época.

Para acabar de rematar la 1T, contaron encima con la presencia de Quentin Tarantino, para dirigir el penúltimo episodio, con este plano secuencia que se sacó de la manga, respetando completamente el espíritu de la serie, pero con una cantidad enorme de gente entrando y saliendo, que hay que verlo varias veces para apreciar la complejidad técnica del mismo.

A partir de ese punto la serie encontró su estabilidad que la encaramó a liderar las audiencias durante sus cinco primeras temporadas, con un estelar George Clooney que había empezado una fulgurante carrera cinemátografica, convirtiéndose en uno de los rostros más populares hasta nuestros días, con escenas tan bien interpretadas como la siguiente.

La evolución de la serie durante las primeras temporadas se limitó a añadir a algunos personajes secundarios que solían ser menos positivos que el núcleo inicial de personajes, empezando por la llegada en la 2T de una nueva jefa de residentes, la durísima Kerry Weaver y sobre todo por el gran villano de la serie el doctor Romano, un gran médico pero tan borde que conseguía ser odiado por todo el mundo.

Precisamente el Dr Romano fue el protagonista de dos de las escenas mas impactantes de la serie, en su tramo central donde en ambas ocasiones los helicópteros jugaban un papel importante, como pueden recordar en el siguiente corte, nunca mejor empleada esta palabra.

Otro de sus grandes aciertos fue la producción de eventos especiales como el episodio que rodaron en directo en honor a la televisión primigenia que era rodada de esta manera. Ni que decir tiene la dificultad que tenía la apuesta en un show tan complicado y con tanto movimiento de personas y  encima decidieron hacer dos pases como en el teatro, uno para el horario de la Costa Este y otro para la Costa Oeste, tres horas mas tarde, ambos en directo.

En el curioso vídeo pueden ver la comparativa de ambas emisiones y sus pequeños cambios o retrasos en un episodio pionero, que ha inspirado a otras series a hacer lo mismo  como posteriormente como en “El ala oeste de la casa blanca”, con el mismo John Wells como productor ejecutivo y el gran Thomas Schlamme como director.

A partir de la 5T, la serie empezó a parecer una puerta giratoria, con casi todo el elenco principal abandonando el hospital entre la 5T y la 8T, siendo sustituidos por actores bastante conocidos, que mantenían el espíritu de la serie, dejando bien a las claras de que el personaje central era el hospital y todo el mundo estaba de paso.

Mi opinión personal sobre “Urgencias” creo que se la pueden haber imaginado tras leer todo el artículo, es una de las mejores series de la historia de la televisión y punto, demostrando que se podía renovar un genero tan manido como el de los hospitales, con grandes personajes e historias muy humanas que me tuvieron totalmente enganchado desde el principio hasta el final de su década y media en antena.

Lógicamente, los cambios de actores y actrices hicieron mella en la serie, junto con el lógico desgaste de la formula que fiaba todo a un ritmo trepidante con una gran coralidad, que llegaba hasta personajes secundarios como paramédicos o enfermeras que apenas pronunciaban una frase o salían en una escena por episodio, pero que fueron una presencia mas constante que muchos de los protagonistas, como si fueran la argamasa que ligaba toda la acción.

Su influencia ha sido impresionante en todas las series posteriores que intentan repetir la formula de forma mas o menos descarada ( Código Negro, Turno de Noche) o se inspiran para crear su propio universo mas personal que médico ( Anatomía de Grey, House), pero ninguna se acerca a la fórmula perfecta que se desarrollaba cada semana en el County General de Chicago.

En este punto hay que destacar las enormes dificultades que nos ponía Televisión Española para poder seguir la serie, con continuos cambios de día y hora, pasando del primetime a la madrugada de casi todos los días de la semana, por suerte en las últimas temporadas la emisión en AXN, mucho mas regular y en un horario mas decente, facilitó mucho su seguimiento tras la tortura y el maltrato a la que fue sometida por nuestra televisión pública.

Los actores:
Pocos papeles han influido tanto en catapultar una carrera como el del doctor Ross para George Clooney, un actor que no conseguía destacar a pesar de intentarlo con todas sus fuerzas en papeles semirregulares como en Roseanne y con multitud de pilotos cancelados. La luz se le apareció cuando convenció plenamente a John Wells para que le diese la oportunidad de su vida como protagonista de la serie.

George Clooney se destapó como un enorme actor con carisma, además de su indudable atractivo, que lo convirtió rápidamente en el personaje central de una serie tan coral. Pronto empezaron a lloverle ofertas de Hollywood, con taquillazos como “Abierto hasta el amanecer” o “Batman y Robin”, por lo que al acabar su contrato inicial de cinco años, decidió dejar la serie para concentrarse en el cine.

Su carrera posterior le ha convertido en una de las máximas estrellas de Hollywood tanto en su faceta de actor como de productor, siendo un auténtico imán para conseguir grandes taquillas en cualquier lugar donde aparezca, incluso obteniendo un Oscar al mejor actor secundario por “Syriana”.

Un camino inverso ha sido el recorrido por Anthony Edwards que era la principal estrella del reparto inicial, gracias a su personaje en “Top Gun” que le había reportado una cierta popularidad, así como su paso por “Doctor en Alaska”. En principio su doctor Greene, debía ser el personaje principal pero ante la eclosión de Clooney, quedó en un segundo plano, aunque seguía siendo uno de los personajes más importantes, gracias a su sensibilidad y cariño hacia los pacientes.

Tras su salida de la serie en 2002 en la 9T, la verdad es que no ha hecho muchas cosas dignas de mención, excepto aparecer en “Zodiac”, porque protagonizar un bodrio como la serie “The Zero Hour” solo certificó su declive artístico, lo que no deja de ser una pena porque es un gran actor.

Julianna Margulies nunca podrá agradecerle lo suficiente a Steven Spielberg, que insistiera mucho en su resurrección tras un intento de suicidio en el episodio piloto, en el que representaba su primer papel de una cierta entidad en una carrera apenas iniciada tres años antes.

Su enfermera Carol Hathaway se convirtió rápidamente en una de las favoritas del público por su complicado romance con el doctor Ross, que destapó a Margulies como una fabulosa actriz, ganando el Emmy a la mejor secundaria en su primer año, siendo nominada todos los años que estuvo en la serie, siendo el único actor o actriz de la serie que ganó un Emmy.

Margulies pidió salir de la serie en la 6T poco después de la salida de George Clooney, en una maniobra que mucha gente consideró que iba a ser su suicidio profesional, pero que vista desde la perspectiva actual no pudo ser mas acertada. Tras salir trabajó mucho en teatro y en papeles secundarios de películas, hasta aceptar aparecer primero en una serie de abogados maldita “Canterbury’s Law” que le sirvió casi como una audición para su Alicia Florrick en “The Good Wife” ,un papel que ha conseguido lo imposible, borrar de mucha gente la memoria de Carol Hathaway.

Tras el trío principal teníamos en una posición intermedia a Eriq LaSalle el frio y calculador cirujano de urgencias, algo más antipático que el resto de sus compañeros de urgencias, debido a su enorme competitividad y sentido de superioridad frente al resto. También fue el primer papel importante para LaSalle que estuvo en la serie durante las ocho primeras temporadas, con sus formas bruscas pero gran competencia en el quirófano.

Su carrera posterior ha ido más encaminada hacia la dirección ( que empezó en la propia ER) que hacia la actuación, donde aparece en papeles pequeños como en el episodio final de “24”, por lo que sigue siendo recordado principalmente por este papel

Sherry Stringfield fue la primera persona del reparto original que dejó la serie en la 3T, donde interpretaba a la doctora Susan Lewis, una competente doctora pero algo insegura, lo que era aprovechado por residentes más veteranos para ponerse sus medallas, lo que generaba conflictos con sus superiores.

Stringfield tenía fama de ser una actriz complicada de trato como demostró en su primer papel importante en “Policías de Nueva York”, de donde pidió salir de la serie, en este caso se sintió tan abrumada por su repentina fama que exigió salir dos años antes del final de su contrato, que fue el tiempo que le obligaron a no trabajar para dejarla salir.

Tan mal no acabarían las cosas cuando la propia Stringfield pidió volver a la serie en la 8T,  siendo aceptada y quedándose hasta la 12T, donde volvió a salir para volver en el tramo final. Stringfield siempre me ha parecido una actriz muy interesante, pero lamentablemente ha hecho muy pocas cosas mas allá de su doctora Lewis, por lo que dudo mucho que sea recordada por otra cosa.

La evolución mas importante de la serie tanto a nivel de personaje como de actor fue para Noah Wyle como el joven estudiante de medicina John Carter. Wyle debutó en esta serie con solo 23 años como el típico estudiante de medicina en fase de aprendizaje de ensayo y error, pero que iba espabilando y mucho a medida que pasaba tiempo en urgencias, hasta llegar a ser el responsable del servicio y el actor protagonista de la serie en sus últimas temporadas en la misma, hasta dejarla en la T12, aunque siempre aparecía por Chicago de vez en cuando hasta el final.

Tras finalizar su paso por “ER”, encontró rápidamente otro papel protagonista en la fantasía científica “Falling Skies” que no le añadió medallas en su curriculum precisamente, serie que iba alternando con una serie de películas televisivas llamadas “The Librarians” que una vez convertidas en serie, le permite ir saliendo de vez en cuando en la misma, bastante dirigida a un publico juvenil, en la estela de “Harry Potter”.

Si nombráramos a todos los actores que pasaron por la serie, mas allá del reparto inicial podríamos estar días y días glosando sus carreras, por lo que vamos a detenernos unicamente en Laura Innes que entró en la serie muy al principio en la 2T como la doctora Kerry Weaver, una implacable jefe de residentes, que empezó un poco como la villana de la serie, para ir dulcificando su personaje tras la llegada del malvado Dr Romano, del que hemos hablado anteriormente.

Laura Innes había empezado su carrera en un papel recurrente en la comedia “Wings”, pero nadie la conocía hasta este papel tan interesante, donde hizo una gran interpretación que unía su carácter abrasivo a una minusvalía en una pierna.

Innes estaba fabulosa como una mujer durísima capaz de hacer frente a todas las circunstancias sin importarle la opinión de los demás incluso en el campo sexual. Estuvo doce temporadas siendo el actor o actriz que ha durado más tiempo en la misma, hecho que compaginaba con la dirección de muchos episodios de las postreras temporadas. En la actualidad trabaja más como  directora que como actriz , a pesar de apariciones en series como “The Event” o “Awake” que no triunfaron precisamente.

El final :
La serie llegó a un punto en que era casi totalmente estanca a los cambios de personajes, aunque alguno hizo todo lo posible para ser defenestrado rapidamente, pero siempre encontrabamos alguien nuevo que nos interesara o alguna trama que nos sorprendiera. La foto muestra el reparto en su última temporada, todo caras nuevas.

A pesar de que la serie seguía siendo muy popular, John Wells empezaba a tener la sensación de estar alargando por inercia las historias y ante la resistencia de la propia NBC y de la productora Warner Brothers, consiguió que la decimoquinta temporada fuera la última, anunciándolo desde el principio de la misma. La cabecera de la última temporada muestra todos los cambios de personal que tuvo.

John Wells enfocó la última temporada como una especie de tour de despedida, trayendo de vuelta a muchos personajes de la época inicial, a modo de despedida y cierre de sus tramas personales, para mostrarnos lo que habían hecho tras salir del hospital, con todos los actores encantados de volver incluyendo a George Clooney y Juliana Margulies.

En principio John Wells habia escrito y dirigido el último capitulo en el que volvían los dos personajes más populares de la serie a modo de cierre del circulo. A última hora, la cadena NBC les pidió cuatro episodios más de los previstos para rellenar los huecos de su programación, lo que obligó a Wells a escribir un nuevo final.

El episodio final es excelente y muy emotivo, con momentos dramáticos de gran heroismo hasta el final y como suele ser habitual en los finales de Wells, con guiños al primer episodio de la serie cerrando sus circulos narrativos, incluyendo traer al director del piloto Rod Holcomb. Les dejo con la larga escena final, donde por primera vez en toda la serie, se nos muestra en el plano final una panorámica completa del hospital, el auténtico protagonista imperecedero y una perfecta forma de acabar la serie.

Curiosidades : A pesar de todas las tentaciones y presiones que tuvieron, sus creadores siempre se negaron a hacer secuelas de la misma estilo “Urgencias: Miami” o similares, porque no querían diluir el talento tras la serie y querían seguir siendo únicos.

Eso no quita que para mi sorpresa, haya encontrado en mis archivos mundiales un remake serbio autorizado del año 2015, que copía absolutamente todo hasta la sintonía con la aquiescencia de sus creadores, como pueden comprobar en el siguiente video de la urgencias serbia “UC”

Epílogo:
En este epilogo me van a permitir una cierta licencia en este quinto aniversario del blog que empezó en Junio del 2012, con un articulo sobre “House M.D”, ya que  cuando encontré el siguiente vídeo, que me permitía enlazar estas dos series para cerrar mi circulo personal de estos primeros cinco años del blog, no puedo por menor que dedicárselo, agradeciéndoles toda su atención durante este lustro.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino

Ver Post >
Arma Letal, Training Day, Rush Hour. Hagamos una serie mala de una película taquillera de acción
img
Lorenzo Mejino | 21-06-2017 | 15:32| 2

La desesperación de las cadenas generalistas estadounidenses ante el continuo declive de sus audiencias frente a las cadenas de cable o servicios de streaming, tiene como consecuencia probar cualquier idea para frenar ese descenso y recuperar espectadores en su mayoría jóvenes, que han huido a otras plataformas.

Una de las últimas tendencias de estos ejecutivos al borde de un ataque de nervios, ha sido  dar luz verde a series a a partir de películas que fueron grandes éxitos, incluso generando varias secuelas, para intentar capturar esa esencia y esa nostalgia en su traspaso televisivo, lo que nos brinda una perfecta oportunidad para hacer un articulo contenedor de esos que nos permiten a todos liberar espacio de los discos duros donde acumulamos las series.

El genero preferido para estos productos ha sido el de las “buddy movies” , películas de acción con pareja protagonista interracial, al que pertenecen todas las series seleccionadas, para matar los pájaros de la diversidad y del entretenimiento al mismo tiempo.

Los problemas de todas han sido bastante comunes, empezando por la lejanía en el tiempo de la película, de mas de quince años en todos los casos, por lo que poco podía atraer a los más jóvenes que ni la habían visto, por lo que les sonaba como si fuera de Fred Astaire.

En cuanto a la ejecución, todo depende de la química de la pareja protagonista, que en todos los casos excepto en “Arma Letal”, es perfectamente asimilable al de mezclar aceitunas rellenas de chocolate en un baño de vinagre, lo que hunde irremisible a la propuesta desde el primer episodio, sea por problemas con uno o dos de los actores.

Otra característica generalizada es el machismo recalcitrante que despiden todas y cada una de ellas, que por desgracia es el aspecto que más han respetado de la película original, con las mujeres del reparto obligadas a ser la novia o mujer comprensible, la damisela en apuros o la capitana de policía dura pero enrollada con sus subordinados.

Tras este largo preámbulo y sin más dilaciones vamos a analizarles la tendencia más en boga del momento, hacer series malas de películas taquilleras
ARMA LETAL: La única que conserva en parte el encanto del original

Ficha:Arma Letal (Lethal Weapon) 18+ ep Sep 2016-  Cadena: FOX(USA)-Movistar +(E)

El original : Película de 1987. Un experimentado policía de color Roger Murtaugh ( Danny Glover) debe trabajar muy a pesar con un nuevo compañero el joven Martin Riggs ( Mel Gibson) que es un verdadero cabra loca, metiéndose en líos y persecuciones de todo tipo, destrozando todo lo que encuentran a su paso, como pueden ver en el trailer de la primera de las cuatro películas de la saga

El resultado: La mejor serie de todo el lote tiene como mayores cualidades, respetar el espíritu de la película original, con dos actores protagonistas Damon Wayans como el veterano Murtaugh y sobre todo Clayne Crawford como el loco Martin Riggs, que consiguen tener una buena química en pantalla, lo que consigue que pueda funcionar en sus propios términos sin intentar reproducir los de la película original apoyados por unos secundarios con un cierto oficio.

Las tramas son previsibles y bastante poco originales, aunque no dejan de ser una excusa, para destrozar todo tipo de vehículos y propiedades públicas en espectaculares persecuciones, mientras nuestras dos protagonistas trabajan en continuo desacuerdo ante cualquier nimiedad que les pueda enfrentar.

La serie evoluciona bastante favorablemente durante su 1T, alejándose de mimetizar la saga de las películas, lo que consigue en el tramo final, cuando consiguen encontrar su propio tono, que es el que deben seguir desarrollando en la 2T, para seguir siendo una serie  distraída y entretenida para todos los públicos, cumpliendo su modesto objetivo.

A continuación tienen el trailer televisivo.

 

TRAINING DAY: Lo que mal empieza, peor acaba

Ficha: Training Day 13 ep Feb 2017- May 2017  Cadena: CBS(USA)- TNT (E)

El original : Película de 2001. Jake Hoyt (Ethan Hawke) , un joven policía recién salido de la academia es asignado para ser evaluado por parte de Alonzo Harris (Denzel Washington) un experimentado policía de narcóticos, sospechoso de corrupción sin poder probarlo. En su primer día juntos, van a pasar por todo tipo de historias relacionadas con un alijo de drogas a gran escala, que van a obligar al joven policía a tomar importantes decisiones con respecto a su compañero. El trailer fue el siguiente

El resultado: En este caso, los creadores estaban obligados a alejarse del original, debido al violento final de la película, por lo que tomaron la opción de inspirarse muy someramente sobre la misma, cambiando los nombres de los protagonistas e intercambiando incluso las razas.

Tenemos a Bill Paxton, como Frank Roarke, un detective corrupto de la unidad de élite de la policía de Los Ángeles, al que le endilgan un joven policía infiltrado Kyle Craig ( Justin Cornwell), para que haga de su compañero, pero con la misión de sacar todos los trapos sucios del veterano policía.

La serie no acaba de funcionar en ningún momento por la ausencia total de química entre la pareja protagonista, en especial por parte de Justin Cornwell, un pésimo actor que debuta con esta serie y que tiene el indudable mérito de cargársela casi en solitario, con un pobre Bill Paxton en piloto automático ante semejante maromo con el que debía compartir casi todas las escenas.

Las tramas son las habituales del manual de este tipo de series con historias de corrupción de largo recorrido, mientras que van resolviendo casos semanales tan interesantes como ver una prueba de decathlon de salamandras.

El panorama de los secundarios es todavía mas desolador con Katrina Law ( Spartacus, Arrow) como la única que salvaba los muebles en sus escenas con su jefe Roarke, desaprovechando a una excelente actriz como Marianne Jean-Baptiste en el arquetípico personaje de la jefa negra de toda comisaria televisiva que se precie.

La muerte de Bill Paxton en febrero de este año cuando se había emitido el tercer episodio de la serie, no afectó a la producción de la misma, puesto que habían acabado el rodaje dos meses antes, pero ni el luctuoso suceso consiguió atraer a las audiencias, que sencillamente ignoraron una serie totalmente prescindible y predecible, que pasará a la historia como la obra póstuma de ese gran actor que fue Bill Paxton, que no se merece ser recordado por este último trabajo.

A continuación tienen el trailer televisivo.

RUSH HOUR: MALA, MALA, MALA, MALA Y PODRÍA SEGUIR HASTA EL INFINITO

Ficha: Rush Hour 13ep Mar 2016- Ago 2016  Cadena: CBS(USA)- Está doblada pero no se han atrevido (E)

El original : Película de 1998. James Carter ( Chris Tucker) un detective bocazas y muy impulsivo que se mete en continuos líos en Los Ángeles, es obligado por sus superiores a hacer de niñera y acompañar al detective Lee  ( Jackie Chan) de la policía de Hong Kong, que se ha desplazado a los EEUU, para resolver un importante caso de tráfico de drogas con ramificaciones en California.

El resultado: Con esta versión televisiva es mucho mas sencill0, empezar por lo que funciona de la serie que es absolutamente NADA, empezando por los dos actores protagonistas Justin Hires y John Foo  que son de una ineptitud indigna hasta de una función de “Els Pastorets” en cualquier pueblo catalán por época de navidades.

Hires en el papel del negro zumbón y supuestamente divertido es incapaz de hacer creíble cualquier dialogo y menos cuando intentan que vaya en serio, pero al lado de su colega chino John (cara de palo) Foo hasta destaca y todo.


El casting para elegir a John Foo, es razón suficiente para desterrar de Hollywood a todos los implicados, porque cualquier persona con dos dedos de frente sabe que si para ahorrarnos dinero, elegimos un especialista en artes marciales, que no tiene ni idea de actuar, el resultado va a ser tan espantoso como el que han conseguido entre los chuscos chascarrillos de los negros y las patadas voladoras del chino.

Para que se hagan una idea de lo espantosa que es la serie, me consta que ha sido doblada al castellano, pero ninguna cadena se ha atrevido hasta el momento a emitirla, ni que sea de madrugada en sustitución de los programas de Tarot.

En el capitulo de desagravios, deberíamos dejar exenta a esa gran actriz que es Wendie Malick ( Sigue Soñando, Dame un respiro) ,que solo por mandar y tener que soportar a ese par de mastuerzos durante el rodaje, debería ser una seria candidata a la canonización.

Nada mejor para comprobar todas esas cualidades que ver el trailer de la serie.

Hoy les hemos traído tres series inspiradas en películas, ordenadas de pasable a infumable, por lo que si espera revivir grandes recuerdos nostálgicos de esas películas, les recomiendo que vuelva a ver las originales o incluso que se quede mirando el póster original, antes de intentar hacerlo con estos subproductos industriales televisivos.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor