Diario Vasco
img
El Virginiano: El western televisivo en su esencia más pura
img
Lorenzo Mejino | 25-05-2017 | 07:37| 0

Los inicios televisivos estuvieron marcados por la preponderancia de los westerns como genero favorito de los programadores y los anunciantes para llegar a un público familiar, que era el objetivo en los años cincuenta y sesenta.

Todas las cadenas lanzaban series para poder contentar a ese tipo de público pero pocas consiguieron el éxito de “El Virginiano” un fenómeno hiperpopular en la década de los sesenta, en todo el mundo incluido nuestro país, con múltiples referencias populares que llegan hasta nuestros días, como les vamos a analizar en nuestra entrada del recuerdo de los viernes que hoy dedicamos a un western mítico donde los haya.

Ficha: El Virginiano 249 episodios.   Sep 1962- Mar 1971  Cadena: NBC (USA) TVE (E)

Sinopsis: El capataz del rancho Shiloh en Medicine Bow ( Wyoming) es un duro personaje que es conocido como el Virginiano por sus orígenes sureños, donde luchó y perdió en la Guerra Civil antes de emigrar al Oeste.

El rancho es propiedad del juez Garth la máxima autoridad del condado y en su trabajo el capataz tiene la inestimable ayuda de su segundo, Trampas, un impulsivo vaquero que se mete en muchas trifulcas. Las historias del rancho centradas en estos tres personajes son el eje central de la serie.

El inicio: “El Virginiano” era una novela escrita por Owen Wister y publicada en 1902, que tuvo dos adaptaciones cinematográficas protagonizadas por Gary Cooper y Joel McCrea, que la hicieron bastante popular.

Por eso cuando la cadena NBC en el año 1958, emitió una serie de westerns antológicos bajo el titulo de “Decisión”, a modo de pilotos de posibles series, uno de los títulos elegidos fue “El Virginiano” que fue protagonizada por un joven y desconocido actor James Drury.

El piloto no paso el corte y quedo en el fondo de un cajón, hasta que tres años mas tarde, la productora Revue que tenía los derechos del libro, la volvió a ofrecer a la cadena NBC, a modo de desagravio por llevarse otro western “Wagon Train” de la NBC a la ABC.

La NBC desesperada por rellenar ese hueco en la programación, accedió pero con la condición de que tuviera una duración de 75 minutos ( 90 con anuncios) y rodada en color. Los primeros guiones no gustaron a nadie, porque se centraban mas en las estrellas invitadas de cada episodio que en dar protagonismo a los personajes fijos, que quedaban muy en segundo plano.

En ese punto, Universal propietaria de la productora, decidió contratar a un productor estrella Roy Huggins (Maverick, El Fugitivo, Los casos de Rockford), para que pusiera orden en ese caos y le diera la vuelta a los guiones y a la serie.

Huggins se puso manos a la obra, reescribiendo todos los guiones, dando el protagonismo necesario a los personajes fijos y consiguiendo el equilibrio que le faltaba a la serie, lo que permitió su estreno en la temporada 1962-1963, con un enorme éxito desde el inicio.

El primer vídeo no podía ser otro que la recordada cabecera de la serie, con los actores a caballo por las tierras del rancho Shiloh.

La trama:
El genero del western televisivo se mueve por unos cánones bastante estrictos que con pocas variaciones se repiten en todas las series y que se pueden englobar en dos grandes subgrupos, los westerns en los que viajan los protagonistas ( Rawhide, Caravana) y se encuentran las historias por el camino, mientras que por otro lado tenemos los que suceden en un emplazamiento fijo y son las gentes que llegan, las que generan las historias ( Bonanza, El Gran Chaparral).

“El Virginiano” pertenece claramente al segundo grupo, con el inmenso rancho ganadero Shiloh como el centro de las operaciones, muy cercano al pueblo de Medicine Bow en las vastas llanuras abiertas del estado de Wyoming.

El protagonista es un personaje enigmático y misterioso del que nunca se nos revela su verdadero nombre en toda la serie y siempre es conocido con el apodo como “El Virginiano” que da título a la serie. El contraste entre sus orígenes y su acento sureño con los de los vaqueros de la zona, que mayoritariamente lucharon al lado de la Unión, es una fuente de conflictos debido a que muchas heridas de la Guerra Civil no se han cicatrizado y ver a un sureño derrotado mandando no era aceptado por mucha gente.

Su pasado está marcado por la guerra civil donde perdió toda su fortuna, sus posesiones y su familia, pero a su favor tiene  una gran cultura y educación, muy por encima de los garrulos con los que tiene que tratar a diario, un hecho muy apreciado por el juez propietario del rancho, así como por su joven hija.

Su mejor amigo es su ayudante Trampas ( era su nombre también en inglés), un joven buscavidas que finalmente ha sentado la cabeza en el rancho Shiloh pero que sigue manteniendo su tendencia a meterse en líos, proporcionando los momentos mas cómicos que compensaban la gran seriedad de su capataz, como pueden ver en el siguiente vídeo, donde se encuentra un viejo compañero de correrías.

Los episodios solían ser autoconclusivos y centrados en la llegada de personas al rancho o a la ciudad que traían conflictos que debían resolver el Virginiano o el juez, como pueden comprobar en la siguiente partida de poker, donde alguno de los jugadores intenta hacerle trampas al protagonista, con el resultado que se pueden imaginar en el presente video

Por su duración y planteamiento el esquema era el de tener un western semanal en formato de película semanal , estilo serie B, con alguna estrella invitada de renombre para llamar la atención del público, como es el caso de Joan Crawford ( ahora redescubierta por muchos gracias a “Feud”) que tuvo una memorable aparición en un episodio de la serie.

Como habrán comprobado en la cabecera, la serie tuvo muchos cambios en sus personajes, siendo únicamente Trampas y el Virginiano, los que estuvieron durante todo el recorrido de la serie.

El tercer personaje mas importante de la serie era el propietario del rancho, que siempre era interpretado por un reputado actor veterano de Hollywood, que inició Lee J. Cobb, para vender su rancho a John Dehner, que duró muy poco al no encajar bien en la serie, para ser sustituido por Charles Bickford, que tras morir de forma repentina durante el rodaje fue sustituido,  por otro gran actor como John McIntire, para finalizar la rueda de propietarios con Stewart Granger, todo un elenco de grandes actores.

El personaje mas popular de toda la serie fue Trampas, que proporcionaba los momentos mas divertidos y también de mas acción, hasta tal punto que era casi imposible que en cualquiera escuela de nuestro país de la época , no hubiera un niño al que no  le llamaran Trampas como apodo, en el siguiente vídeo recopilatorio pueden ver a Doug McClure en su gran papel.

Mis primeros recuerdos televisivos van indudablemente de la mano de Trampas y el rancho Shiloh que eran una cita ineludible para toda la familia, con el primer televisor que compró mi padre , a mediados de los sesenta y para nosotros era como tener el cine en casa, viendo una de vaqueros entretenida y divertida cada semana.

Mis recuerdos son lógicamente mas nostálgicos que analíticos, aunque al recuperar algún episodio, me ha sorprendido lo bien que se conserva tras casi cincuenta años, a un nivel similar a los westerns clásicos de serie B, con el añadido de encontrar grandes estrellas invitadas que o estaban en el ocaso de sus carreras o eran jóvenes por descubrir en sus primeros papeles como es el caso de Robert Redford o Lee Marvin

Los actores:
El neoyorquino James Drury creció en Oregon, donde aprendió a montar a caballo, como parte de la terapia para superar una polio que tuvo a los diez años, convirtiéndose en un consumado jinete. Esas habilidades y su porte atrajeron a los cazatalentos de Hollywood, que empezaron a darle pequeños papeles en los westerns hasta llegar a trabajar con grandes directores como Sam Peckinpah.

Su gran oportunidad le llegó como el Virginiano que daba titulo a la serie y sin ser un gran actor, cumplía con su cara de seriedad sin demasiada expresividad, pero que compensaba con sus habilidades hípicas y con el revolver.

Tras la serie, desapareció casi por completo de las pantallas, dedicándose a negocios petroleros en Texas y en aparecer donde quiera que le llamen para convenciones o festivales televisivos donde siguen acudiendo con su sombrero vaquero a sus 83 años.

Doug McClure era un rubio guaperas que estaba en nomina de la productora Revue para papeles de joven galán, por lo que siempre tuvieron muy claro que iba a ser Trampas, desde los primeros bocetos del guión. La verdad es que acertaron de pleno, porque se convirtió en el ídolo de muchas adolescentes por su simpatía y atractivo, que desengrasaba las partes mas dramáticas de la serie.

Fue el papel mas importante de su carrera y de lejos, a pesar de intentarlo años más tarde en una serie/ western como “Barbary Coast” bastante divertida, pero con el paso del tiempo, no pasaba de papeles secundarios en cine y televisión, hasta su muerte por cáncer de pulmón en 1995 a los sesenta años, cuando Troy McClure ya era mas famoso que el original.

Lee J. Cobb era uno de los mejores secundarios de Hollywood capaz de robarle la escena a cualquier estrella cinematográfica como hizo en “El Exorcista” o “Doce Hombres sin piedad”, si embargo el papel que le hizo mas popular fue el del primer propietario del rancho Shiloh, el juez Garth. Cobb era el mejor actor del reparto y por varias millas de distancia y su presencia en la pantalla daba todo un toque de clase artística del que carecían sus compañeros mas jóvenes

Cobb abandonó la serie en la 4T y centró su carrera en el teatro, con grandes éxitos en Broadway, que alternaba con secundarios hasta su muerte por infarto en 1976 por un fulminante ataque al corazón a los 64 años

El final:
La serie sufrió una remodelación total en la 9T, para remontar en las audiencias de la 8T donde por primera vez cayó del Top 30. En el nuevo enfoque incluso le cambiaron el nombre a “Men from Shiloh”, manteniendo a sus dos protagonistas, pero con un nuevo estilo de la serie, para adaptarlo al del spaghetti-western de Sergio Leone, que era el más popular de la época, tanto es así que rediseñaron una nueva cabecera con la música de Ennio Morricone tan moderna que sorprende y mucho.

Aunque la serie tuvo un repunte de audiencias, a James Drury no le convencía la modernidad de su personaje, cada vez más alejado de sus esencias clásicas y junto con su compañero Doug McClure, presionaron para que la 9T fuera la última y la NBC no necesitó mucha insistencia para cancelar la serie al final de la 9T, sin ningún capitulo especial ni despedida sonada

Curiosidades:
La serie seguía más o menos viva gracias a las convenciones que reunían a los actores de la serie, siempre encantados de rememorar sus días de gloria, pero para las personas mas jóvenes el único nexo que tienen con la vieja serie es gracias a un personaje de los Simpson, Troy McClure, inspirado en dos actores populares de los sesenta como Troy Donahue y Doug McClure, nuestro Trampas.

En un episodio, hicieron un claro guiño nostálgico hacia la serie, al hacerle presentar un documental sobre carne, como si fuera el propio Trampas, como pueden ver en el siguiente vídeo


“El Virginiano”, forma junto con “Bonanza” y “La Ley de Revolver” , la trilogía de westerns más longevos y más famosos de la historia de la televisión, por lo que dedicarle un articulo a la serie que nos faltaba de esa trilogía, es un acto de justicia con el que he podido recordar momentos agradables de mi infancia, lo que siempre es un placer, como espero que para ustedes lo haya sido.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Big Little Lies: Grandes pequeñas trifulcas escolares y familiares
img
Lorenzo Mejino | 23-05-2017 | 23:16| 3

La revitalización de las carreras artísticas de las actrices famosas,  a partir de una determinada edad en la que empiezan a escasear papeles cinematográficos con una cierta enjundia, pasa muchas veces por el terreno televisivo, donde la mayor libertad de formatos e historias adultas les permiten tener personajes mas adecuados a sus grandes dotes interpretativas.

Este camino ha sido el que han seguido dos actrices famosas como Nicole Kidman y Reese Witherspoon embarcándose en un proyecto personal para llevar en forma de miniserie la exitosa novela “Big Little Lies”, empezando por comprar los derechos de la novela, hacer de productoras ejecutivas y finalmente de protagonistas de una de las mejores miniseries que se han estrenado en un año plagado de buenas propuestas.

Una historia aparentemente menor que empieza con una pequeña trifulca escolar entre niños va creciendo y creciendo hasta convertirse en un apasionante reflejo del sufrimiento en silencio que sufren muchas mujeres en matrimonios o relaciones idílicas por fuera, pero completamente podridas por dentro, con engaños, secretos e incluso violencia física como parte integrante de la relación, como les vamos a analizar seguidamente.

Ficha: Big Little Lies 7 episodios.   Feb 2017- Abr 2017  Cadena: HBO (USA)- HBO (E)

Sinopsis:  En el transcurso de una fiesta de recaudación de fondos en una escuela pública de la rica ciudad de Monterrey, a mitad de camino entre Los Ángeles y San Francisco, se produce una muerte violenta de la que desconocemos todo,victima, sospechosos y causas.

La serie  reconstruye todos los hechos que derivan en ese suceso, a partir de la llegada de una madre soltera con su hijo pequeño a la ciudad, con las amistades y enemistades que va haciendo y que nos permiten conocer en profundidad esa pequeña comunidad de Monterrey, con todas las miserias que esconden, que van a desembocar en el suceso inicial.

El inicio: Liane Moriarty publicó su novela “Big Little Lies” en el año 2014 convirtiéndose en un gran éxito de ventas, lo que despertó un gran interés por comprar sus derechos para ser llevada a las pantallas. Finalmente la oferta más interesante para la autora vino de las dos compañías productoras que son propiedad de las actrices Reese Witherspoon y Nicole Kidman,fundadas como un paso para ganar control de forma activa en su carrera artística, creándose sus propias oportunidades.

Una vez comprados los derechos, el siguiente paso era buscar a un guionista de peso para adaptar la novela a la televisión y Nicole Kidman decidió tirar de amistades para conseguir convencer al marido de su gran amiga, la actriz Michelle Pfeiffer, que no es otro que el ilustre David E. Kelley ( L.A. Law, Ally McBeal, El Abogado, Boston Legal) para que se ocupara de la adaptación.

Kelley empezó a leer la novela ante la insistencia de su mujer y de su buena amiga Kidman, sorprendiendo a todo Hollywood al aceptar el encargo, puesto que siempre había sido responsable de sus propios proyectos con ideas originales, pero pensó que un cambio de metodología podía ser un soplo de aire fresco, en una carrera que iba perdiendo fuelle los últimos años.

Con esos nombres detrás, la HBO compró la serie con un encargo directo para tener ocho capítulos, aunque cuando Kelley dijo que al final serían siete, para no diluir demasiado la historia al final, no pusieron ninguna pega y le dejaron manos libres para tomar las decisiones.

La última pieza del rompecabezas era elegir al director, que es donde entró Reese Witherspoon, para proponer al quebequés Jean -Marc Vallée (Dallas Buyers Club, Wild) que la había dirigido en su última película Wild, junto a otra actriz de la miniserie Laura Dern y al que le insistió mucho para que aceptaradirigirla para la miniserie.

Vallée aceptó, pero en principio solo para dirigir los dos primeros episodios por compromisos previos, pero al final acabó quedándose para dirigir la miniserie completa, gracias al ambiente de gran complicidad que tenía con el equipo de amistades y conocidos que habían reunido ambas actrices en su faceta de productoras ejecutivas.

HBO estrenó la serie el pasado mes de Febrero, con muy buenas críticas y unas audiencias que en directo no eran muy elevadas, pero que se disparaban con los datos diferidos de una semana, creciendo hasta el episodio final, que fue el más visto de la serie con diferencia.

En este momento nada mejor que disfrutar de un primer trailer de la serie, con la fabulosa “Papa was a rolling stone” de los Temptations como banda sonora.

La trama: “Big Little Lies” tiene una estructura mucho mas compleja que lo que puede parecer al leer la sinopsis, porque acaba mezclando con mucha habilidad diferentes géneros que nos van apareciendo de forma fluida en la narración sin que apenas nos demos cuenta de los cambios de temática, un poco como se adelanta en la estilizada cabecera con la preciosa canción de Michael Kiwanuka “Cold Little Heart”.

De esta forma, tras un inicio que nos hace pensar que estamos ante una serie de misterio donde todo va a girar en torno a resolver las incógnitas sobre todos los implicados en el crimen, poco a poco muy sutilmente va girando hacia el terreno melodramático profundizando en las relaciones personales de las cinco mujeres protagonistas, para volver en el tramo final a la parte de intriga, pero sin que la policía tenga un papel importante en dicha resolución.

Un elemento importante en esta complejidad narrativa es tener un hilo principal comentado por una especie de coro griego de personajes terciarios en la trama, que explican como testigos a la policía sus conclusiones personales sobre los hechos acaecidos y los personajes implicados, a medio camino entre el cotilleo y la maledicencia, añadiendo un toque de comedia negra a la serie, un terreno donde David E. Kelley se mueve como pez en el agua. El trailer largo es el mejor ejemplo de lo que acabamos de comentar

En cuanto a los personajes se pueden agrupar en cuatro grandes grupos principales. En primer lugar tenemos el grupo de las mujeres y madres formado por cinco señoras que cubren todo el espectro posible, desde la cúspide del éxito profesional que representa una presidenta (Laura Dern) de una empresa que está convencida de su infalibilidad en todos los asuntos de su vida, hasta una madre soltera (Shailene Woodley) que llega huyendo de su pasado a Monterrey en condiciones monetarias muy precarias.

Luego tenemos un ama de casa algo frustrada ( Nicole Kidman) por haber dejado una gran carrera como abogada, un ama de casa hipercontroladora y mandona (Reese Witherspoon), para finalizar con un espíritu libre heredera del “hippismo” de los sesenta (Zoë Kravitz).

El segundo núcleo lo componen los maridos de las cinco mujeres, un grupo mas heterogéneo y presentado siempre en plan secundario, pero culpables en primer grado de tener relaciones más que tóxicas por no decir peligrosas.

El tercer nivel lo componen el coro griego y demás testigos de oídas, para finalizar con los niños , que sirven como detonante de las situaciones iniciales en su primer día de escuela que es donde se inician las hostilidades, como muestra el vídeo

A pesar de tener tantos personajes con gran diversidad de relaciones y encuentros entre ellos, la pareja central de la serie es la que forman Nicole Kidman, con su marido al que interpreta el sueco Alexander Skarsgard, una relación donde de forma absurda consideran que la violencia física es otra manifestación del amor que se profesan, como pueden ver esta escena entre el matrimonio de Celeste y Perry, sus personajes en la serie.

El mayor acierto de la miniserie es plantear unas situaciones muy reales en las que se encuentran nuestras cinco mujeres, que hacen reflexionar y mucho sobre las posibles opciones que tienen e intentar ponerse en su lugar para entender sus acciones, en especial cuando no son decisiones sencillas de blanco o negro y hay que sopesar todas las consecuencias, como corresponde a un buen melodrama.

El apartado de intriga y misterio, lo he considerado más como un edulcorante necesario para introducirnos en la trama en lugar de como el centro mismo de la miniserie, por lo que prefiero avisarles que si esperan una serie policíaca al uso, “Big Little Lies” no va de eso, aunque lógicamente tiene incógnitas que son desveladas al final, sin que sea muy difícil adivinarlas por poca atención que se ponga al seguir la miniserie.

Otro aspecto positivo es la honestidad y franqueza con que nos muestra todos los aspectos de las relaciones, sin realizar ninguna truculencia mas allá de la desestructuración de la historia a través de los testimonios de oídas, que dejan a las claras desde el principio que son tan fiables como un esquema financiero de los Ruiz Mateos.

Por estas razones “Big Little Lies” se disfruta mucho más desde el momento en que dejamos de obsesionarnos por el misterio y nos dejamos llevar por el magnifico guión de David E.Kelley para centrarnos en las vidas y las relaciones de esas cinco mujeres, magníficamente interpretadas por cinco actrices de raza.

Personalmente, me ha encantado desde el principio hasta al final, tanto por la historia como por la sutil dirección de Jean Marc Vallée, demostrando que se puede ser de lo mas original, provocador y arriesgado, a partir de una premisa y un entorno a priori convencionales. Su excelente nivel de ejecución la va a poner a buen seguro en las listas de nominaciones de los Emmys en distintas categorías, como la maquinaria de marketing de HBO se encargará de obtener, en este caso de forma justificada.

Para finalizar este apartado les dejo con un vídeo que explica las interioridades del rodaje antes de su estreno.

Los actores: La australiana Nicole Kidman es una de las actrices cinematográficas mas populares desde principios de los noventa, que alternaba con las portadas de los tabloides gracias a su matrimonio con Tom Cruise. Ganadora del Oscar con “The Hours” , con el paso de los años ha ido derivando su carrera hacia las películas independientes y la televisión que le permiten hacer personajes mas acordes con su edad y madurez artística

Kidman está impresionante como Celeste, una abogada brillante que abandonó su profesión para formar una familia, con un marido más joven que ella, con el que mantiene una relación enfermiza y demasiado violenta. Un personaje muy complicado en el que Nicole Kidman ofrece su mejor interpretación de los últimos años alternando vulnerabilidad y fortaleza, con su clase natural.

Una carrera similar pero en un escalón inferior ha sido la de Reese Witherspoon, que tras una serie de papeles secundarios en películas interesantes como “Pleasantville”, saltó a la fama al protagonizar una comedia como “Legally Blonde” y sus posteriores secuelas, que la encasilló en el genero de comedias románticas. Salió del mismo gracias a su papel dramático como la esposa de Johnny Cash en “Walk the Line” que le dio todos los premios habidos y por haber, incluyendo su único Oscar.


A partir de ese punto e influida por su separación matrimonial, empezó a tomar decisiones dudosas en forma de películas y papeles intrascendentes en comedietas románticas de poca monta que le hicieron descender en el escalafón, hasta que a principio de esta década decidió dar un golpe de timón a su carrera, con papeles independientes y sobre todo con “Wild” donde encarnaba a una senderista que le valió otra nominación al Oscar.

En la miniserie Whiterspoon está impresionante como Maddie una madre perfeccionista y mandona que intenta tener todo bajo control y que todo se haga según su manera de ver las cosas, lo que le lleva a abrazar causas perdidas y meterse en sidrales de los que tiene muy complicado salirse.

La tercera pieza del triangulo principal es Shailene Woodley, una joven actriz que lleva trabajando desde su mas tierna infancia y que consiguió hacerse bastante popular al protagonizar durante cinco años la serie “The Secret Life of an American Teenager”  así como por su aparición en la saga “Divergente”. Fue elegida personalmente por sus dos compañeras de reparto por pensar que era la actriz joven ideal para este papel.

Woodley está magnífica como Jane, una joven madre con un pasado oscuro que llega a la cerrada comunidad de Monterrey con su hijo de seis años que tras un conflicto escolar, obliga a las madres a tomar partido a su favor o en su contra. Woodley consigue mantener ese halo de secretismo de su personaje, junto a una dulzura y defensa espartana de la bondad de su hijo, en otra gran interpretación.

Los otros dos papeles femeninos están diseñados en un escalón inferior al del trío principal,pero ambas juegan un papel básico en la trama principal,con dos grandes actrices como Laura Dern y Zoë Kravitz dando una gran profundidad al reparto.

Laura Dern es perfecta  para papeles con un cierto histerismo como el de Renata, la desagradable mujer alfa de la comunidad, que toma partido rápidamente contra Jane y su hijo, por un supuesto incidente con su hija Anabella, y que no duda en sacar a relucir sus peores instintos como leona principal de la manada de madres.

Dern lleva mas de cuarenta años actuando a gran nivel en papeles que no suelen ser sencillos, en especial con secundarios complicados que le han valido diversas nominaciones como la del Oscar que tuvo por “Wild” junto a su amiga Whiterspoon y sus apariciones en diversas películas de David Lynch. Televisívamente lo mejor que ha hecho ha sido su inclasificable protagonista en “Enlightened”

Zoë Kravitz, hija del famoso cantante Lenny Kravitz y la actriz Lisa Bonet, ha tenido una carrera más discreta que sus compañeras con pequeños papeles en cine como en la película Divergente con Shailene Woodley ( como pueden ver las conexiones entre todo el mundo de la miniserie son mas que evidentes). Su papel como Bonnie, la enrollada segunda mujer de Nathan, el ex-marido de Maddie, es excelente por su capacidad de sacar de sus casillas a la gran Maddie, cuando consigue mejores relaciones con su ex y su hija que las que tiene ella, lo que hace que la envidia la corroa y la consuma por dentro.

En un segundo nivel tanto narrativo como de importancia tenemos a los maridos de las mujeres, donde tenemos un poco de todo, desde el gran Aleksander Skarsgard ( izq) , como el violento marido de Celeste, un verdadero cabronazo con todas las letras de la palabra, con una memorable interpretación del actor sueco al que todos recordamos de “True Blood”

Adam Scott (der) es un magnifico actor que es el mas desaprovechado de todo el reparto, anclado como el complaciente marido de la marimandona Maddie, un poco alejado del centro de la acción en todo momento, lo que es una pena porque Scott ha demostrado con “Parks & Recreation” o “Party Down” una gran capacidad para la comedia negra, que apenas se ve en el papel de apaciguador de su mujer.

Por último, uno de los mayores méritos de la serie es conseguir que un actor tan malo como James Tupper (centro) , consiga hacer el mejor papel de su carrera, aunque eso no impide que siga siendo el peor de un reparto de demasiado nivel para su capacidad. En “Big Little Lies” interpreta dignamente a Nathan el ex-marido de Maddie y padre de sus hijos, lo que es mucho si lo recordamos en sus nefastos personajes de “Revenge”, “Men in Trees” o la funesta “Aftermath”

Final : HBO había presentado en principio la miniserie como cerrada y de hecho funciona perfectamente como tal, al no dejar cabos abiertos. El problema es que el enorme éxito de crítica y público ha hecho que la HBO, con una gran escasez de éxitos dramáticos mas allá de “Juego de Tronos”, sondeara la posibilidad de continuar la serie hablando con la autora del libro Liane Moriarty sobre posibles lineas para  continuar las historias, pero sin que se haya confirmado nada.

Personalmente casi prefiero que no continúen, porque han dejado el nivel tan alto, que las probabilidades de que una nueva entrega no esté al nivel de la historia cerrada que han dejado, son tan elevadas que no se si merece la pena, aunque en estos casos la tentación de aprovechar y estirar un éxito es demasiado grande como para dejarla pasar de largo.

En nuestro país su estreno casi simultaneo en la plataforma española de HBO, con promociones como la siguiente:

Si les gustan los melodramas de lujo y sobre todo disfrutar con unos personajes femeninos fuertes y bien definidos, “Big Little Lies” es su cita ineludible de esta temporada.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor