Diario Vasco

img
Olive Kitteridge : La amargura como forma de vida
img
Lorenzo Mejino | 28-01-2015 | 00:11| 0

Las miniséries son un genero televisivo que tuvo su mayor apogeo en las décadas de los setenta y ochenta donde grandes superproducciones reunían unas audiencias ahora inimaginables, durante reducidos periodos de tiempo, siendo planteadas como un suceso especial, como sucedió con “Raíces”o “Norte y Sur”.

En la década de los noventa entraron en plena recesión y con el nuevo siglo y la entrada de cadenas de pago y de cable, fueron reduciéndose hasta la mínima expresión. Estos últimos años han tenido un cierto repunte, pero camufladas como series antológicas tipo American Horror Story o Fargo.

De todas maneras, de vez en cuando, siempre hay algún producto puro y exclusivo que ayuda a reivindicar el genero y rescatarlo del ostracismo como es el caso de la minisérie que les vamos a comentar hoy, Olive Kitteridge , la historia de la vida de una mujer amargada que básicamente dedica todos sus esfuerzos a hacer mas miserable la vida de todos los que le rodean.

Ficha: Olive Kitteridge 2 episodios.  Dic 2014- HBO( USA)/Canal + Series (E)

Sinopsis: Olive Kitteridge es una maestra de escuela que vive con su marido y su hijo en un pueblo costero del estado de Maine en el Oeste de los EUA, con una personalidad muy arisca y huraña que la convierte en un ser completamente asocial incluso para sus mas allegados.

El inicio: La génesis del proyecto está en el libro publicado por Elizabeth Strout que ganó el preciado premio Pulitzer de ficción el año 2009, lo que atrajo la atención de muchos productores para comprar los derechos de adaptación de la novela, sea para el cine o para la televisión.

Finalmente una veterana guionista y realizadora de televisión Jane Anderson ( izquierda), una de las productoras de confianza de HBO, convenció a la autora literaria para venderle los derechos televisivos, para hacer una minisérie a partir de los pequeños relatos en los que estaba configurado el libro. Anderson había ganado un Emmy al mejor guión en 1993 por una película televisiva , la comedia negrísima “¿Matamos a la animadora?” , especializándose en proyectos de películas y miniséries televisivas.

Con los derechos y el respaldo de HBO y de Tom Hanks como productor ejecutivo, Anderson pensó inmediatamente en la actriz Frances McDormand para el papel principal y ésta aceptó de inmediato trabajando en el guión con Anderson, durante dos años, hasta darle la forma final al personaje.

La última pieza del puzzle fue la elección de la directora Lisa Chodolenko (derecha) para llevar las riendas finales del proyecto, Chodolenko, se había ganado un gran prestigio por su película indie “The Kids are alright”, que le valió estar nominada para los mayores premios cinematográficos en 2011, incluyendo una victoria como mejor película en los Globos de Oro de ese año, y en la actualidad ha dirigido el piloto de la adaptación americana de la gran serie australiana The Slap.

El estreno de la minisérie en Diciembre fue aclamado de forma unánime tanto por crítica como por publico, poniéndola de forma inmediata en la carrera para ganar premios en los Emmy 2015 en la categoría de minisérie, siendo estrenada de forma casi inmediata en nuestro país en un esfuerzo digno de mención.

El primer vídeo que les mostramos es la bonita cabecera de la serie, ideal para ponernos en situacion

https://www.youtube.com/watch?v=D5hXLfIkbVo

La trama: La minisérie nos explica veinticinco años de la vida de Olive Kitteridge, marcados por la amargura y el resquemor hacia todo ser humano, mostrándonos la radiografía de un ser profundamente desagradable y con una capacidad nula para empatizar con nada que no sea una planta o un perro. La minisérie a diferencia del libro se inicia con una escena impactante del final de la historia para captar la atención del posible espectador e interesarle por el camino que le va a llevar a nuestra protagonista hasta ese punto.

La contraposición con la actitud de su marido, una persona muy generosa y agradable que regenta la farmacía del pueblo y al que trata como un estropajo desechable, es el centro de la historia que nos muestra la evolución de una relación de lo mas desigual, donde el marido solo hace que aportar amor y cariño a cambio de muestras continuas de desapego y desafecto. El trailer de la serie lo pueden ver a continuación

Su actitud se extiende tambien hacia su hijo que está en edad escolar al empezar la serie y que nunca, durante toda su vida, va a perdonar a su madre el desprecio con el que trataba a su padre y por añadidura a él mismo, como pueden comprobar en esta cena familiar, compendio del trato que les dispensa


La serie se estructura en cuatro partes agrupadas en dos episodios, las dos primeras utilizando el recurso dramático de introducir dos personas externas a la familia, en el primer caso una joven dependiente en la farmacia del marido y en el segundo, la vuelta a la ciudad de un exalumno de Olive con graves trastornos emocionales heredados en su madre, con el objetivo de presentar a la familia en su interacción exterior.

La segunda mitad de la miniserie, se centra mas en la relación deteriorada con su hijo y sus parejas y en el envejecimiento de ambos conyuges, donde la llama del amor es únicamente un rescoldo ya apagado del pasado, siendo sustituida por la rutina y la conveniencia como sucedáneo para transitar por la última étapa de su vida.

El hilo temporal de continuidad lo constituyen escenas y retazos que se desarrollan en algun periodo importante de su vida, para dar un salto temporal de varios meses o años hasta el siguiente, manteniendo un estilo costumbrista pero también muy distante de observación de la familia.

Esta ambivalencia se muestra sobre todo cuando se nos presenta como una persona que quiere a su manera a su familia pero no puede evitar realizar algunos actos tan ruines y mezquinos que dan autentica vergúenza ajena, pero como en la fábula del escorpión y la rana, no puede evitar aguijonear a todo el que le rodea.

Tengo que reconocer que a priori, no era una serie que me llamara mucho la atención, por el caracter de la protagonista, pero una vez iniciada, la verdad es que me ha gustado mucho la historia y sobre todo la capacidad de mostrarnos a un personaje muy alejado de los estereotipos habituales pero muy bien compensado por su entorno donde impera la bondad habitual en la mayoria de personas.

Un hecho que me ayudado a valorarla tan positivamente es que conozco una persona que tiene un comportamiento muy parecido al de Olive y les puedo asegurar que me ha sorprendido la similitud de ambas, ya que siempre pensaba que era única en ese molde, de todas formas pero no se preocupen que a ella no se la pienso recomendar.

Las grandes actuaciones de los dos protagonistas, contenidas y huyendo del histrionismo son el mejor vehiculo, para que la historia nos parezca cercana y no nos dejemos llevar por la animadversión hacia semejante arpía que logicamente querriamos ver lo mas lejos posible de nosotros en cualquier circunstancia.

Los actores:
Frances McDormand es una de las mejores actrices de su generación, desde su primera aparición en “Simple Blood”, opera prima de su marido, Joel Coen , uno de los dos famosos hermanos cineastas, con los que ha trabajado en numerosas ocasiones con la culminación de su Oscar a la mejor actriz en 1996 por su fabulosa interpretación en Fargo. Pertenece a ese grupo de selectas actrices a las que conocemos exclusivamente por la calidad de sus interpretaciones, pero que no son populares a nivel de gran público, por evitar todo tipo de noticias sobre ellas, fuera de la estrictamente profesional de su trabajo como actriz.

Ni que decir que su interpretación de Olive Kitteridge está a la altura de sus mejores trabajos, que en su caso ya nos puede dar una idea del excelso nivel en el que se mueve, como ella misma explica en este vídeo

Conseguir que un personaje tan negativo y despreciable nos llegue a importar, al darle ese punto de humanidad necesario, es de una complejidad y sobre todo de una sutileza al alcance de muy pocas actrices y McDormand lo consigue con nota, y en la temporada de Emmys seguro que  estará por allí.

La actuación de McDormand se ve reforzada por la presencia del fabuloso Richard Jenkins como su paciente marido Henry, en una interpretación digna de uno de los mejores secundarios de Hollywood en los últimos años, cuyo papel mas recordado, el patriarca de la familia Fisher en “Six Feet Under”, no era ni un personaje regular de la serie. Jenkins elevó su estatus con esta serie, lo que le llevo a papeles mas importantes como en “The Visitor” que le valió una nominación al mejor actor en los Oscar de 2008.

De todas formas en los Globos de Oro su actuación fue infravalorada al no ser ni nominada, mientras que si la hacían con un Bill Murray por su aparición de apenas cinco minutos en esta serie, en un papel sin apenas importancia en la trama, cuestión de fama.

Su personaje de Henry Kitteridge, amable, bondadoso y generoso, es el mejor contrapunto al de su esposa, con la que a priori nos puede parecer imposible que lleguen a congeniar, pero que son como dos patas de un armazón que se sostiene gracias a ambos, por difícil que nos pueda parecer y Jenkins vuelve a dar otra lección de contención y saber estar frente a la pantalla.

El tercer personaje en importancia de la serie, aunque a mucha distancia de los dos anteriores es el del hijo Chris, interpretado por John Gallagher, jr, un actor procedente del teatro, que fue una revelación por su papel del productor Jim Harper en The Newsroom, donde era de lo mejor de la irregular serie, y que en esta serie cobra importancia a partir del primer tercio de la misma.

Gallagher me ha confirmado lo que me mostró en The Newsroom, en un papel muy interesante, con una grave carencia afectiva debido a su madre, que no consigue paliar en sus sucesivas relaciones personales, pero que le ha dejado un poso de rencor que no deja de echarle en cara, en cada una de las cada vez mas esporádicas veces que se encuentran.

Epilogo:
Olive Kitteridge es una serie muy recomendable que ademas por su corta duración se ve muy rápidamente y con unos personajes que no suelen verse en las series televisivas, humanos y reales, pero a la vez imperfectos con una gran cantidad de matices, alejados del maniqueísmo habitual con que son tratados muchos personajes.

En el último vídeo, les dejo con las impresiones personales de los que han trabajado en la serie, en un interesante documento, para entender algunas de sus interioridades.

Como verán nunca dejo de ponerles deberes televisivos de todo tipo, pero en este caso estoy seguro que si son adeptos a las historias humanas y con poso, van a disfrutar con la vida de esta misántropa de armas tomar que es Olive Kitteridge.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Braunschlag ( Austria). Como sacar un pueblo de la bancarrota financiera
img
Lorenzo Mejino | 26-01-2015 | 00:21| 0

La televisión austriaca no se cuenta entre las mas innovadoras e interesantes del panorama televisivo mundial y como ejemplo solo tenemos que mencionar su producto mas famoso “Rex”, el perro policía que resolvía todos los casos en Viena.

Por ello para su primera aparición en nuestro escaparate de series remotas y lejanas, hemos elegido la serie que ha roto con todas las audiencias en el país alpino, congregando a mas de la mitad de la población austriaca, para ver los ocho episodios de Braunschlag, una radiografía en clave satírica de un aparentemente apacible pueblo austriaco, que se encuentra en quiebra económica.

El interés que ha suscitado ha sido tal que va a tener una adaptación americana por parte de guionistas y actores de la versión americana de “The Office”, con Rob Riggle al frente, por ello nada mejor que presentarles este auténtico fenómeno televisivo austriaco en nuestro primer post de la semana.

Ficha: Braunschlag 8 episodios 45 min .   Sep 2012-Oct 2012 Idioma: Alemán ORF (AUT)

La trama : Braunschlag es un adormecido pueblo en la campiña austriaca muy cercano a la frontera checa, que debido a algunas ideas fallidas de su alcalde Gerry Tschasch, para promocionar su pueblo, se encuentra en la bancarrota mas absoluta, hecho que oculta a sus habitantes.

El alcalde, con una vida personal tan patética como su gestión económica, esta dispuesto a cualquier cosa para solucionar el problema y salir del trance y busca la ayuda de su mejor amigo que es el empresario y visionario local Richard, para montar alguna cosa que pueda sacar al pueblo de la angustiosa situación económica.

Ambos deciden que un milagro religioso podría ser una gran oportunidad para relanzar la economía del pueblo y montan un cambalache para que a uno de los personajes mas pintorescos del pueblo, se le aparezca la virgen y poder montar un lugar de peregrinaje con todos los negocios asociados que vendrían a continuación.

Como se pueden imaginar, la cosa se les va completamente de las manos, y aparecen enviados del Vaticano para verificar el milagro y la bola de nieve de la patraña que han montado empieza a crecer de forma descontrolada.

En paralelo a las andanzas de los dos emprendedores milagreros, tenemos multitud de personajes de todo tipo y pelaje  que habitan en el pueblo y  que completan un retrato costumbrista de la sociedad austriaca, como pueden ver en el siguiente trailer

La serie contiene múltiples referencias a cuestiones locales austriacas incluyendo una subtrama en plan paródico del monstruo de Amstetten que tuvo a una chica en cautividad durante muchos años, pero con un grave problema ya que  en mi opinión  el humor austriaco es mas bien simplón y muy superficial. Por ello, la interesante premisa que se desarrolla en el primer episodio , se diluye rápidamente en una retahíla de chistes costumbristas y de escenas que son mas ridículas que esperpénticas, muy poco interesantes para el espectador ajeno a estas historias  de consumo interno austriaco y que en mi caso ha tenido incluso algún momento de vergüenza ajena.

Los dos actores protagonistas Robert Palfrader y Nicholas Ofczarek son las máximas estrellas austriacas y la serie es claramente un vehículo puesto a su disposición para entretener a sus fans, con unos gestos y latiguillos que van repitiendo a lo largo de toda la serie para desespero de los que como yo, esperábamos mas sustancia en la misma.

La serie transita con bastante mala traza entre el costumbrismo y el surrealismo y me ha servido principalmente para refrescar mi oído para escuchar el alemán hablado con acento y giros austriacos, lo que siempre es interesante, como pueden comprobar en este vídeo, de una conversación de las fuerzas vivas del pueblo con su dialecto austriaco, pero desde el punto de vista de calidad, me ha decepcionado bastante, por su simpleza en todos los sentidos.

Epilogo:
El argumento personal lingüístico carece de interés para la inmensa mayoría de ustedes, y a no ser que tengan una curiosidad especial por Austria y en conocer detalles de su sociedad y su lengua, no es una serie por la que deberían preocuparse demasiado si se la pierden. La serie se encuentra disponible en edición de DVD subtitulada en ingles, pero por las redes solo la he encontrado en versión original que es como la he visto.

El articulo puede servir de referencia si finalmente se realiza la proyectada versión americana, ya que entonces atraerá la atención de todos los devoradores de series yanquis y siempre viene bien saber el origen de las cosas, como he intentado reflejarles en este articulo sobre Braunschlag.

Esperamos sus opiniones y comentarios, en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor