Diario Vasco

img
Cumbia Ninja (Colombia): Un delirium tremens de raperos, maestros ninja y dragones
img
Lorenzo Mejino | 14-09-2014 | 14:29| 0

Raperos, asesinos, realities, drogas, maestros ninjas y dragones, aparecen en el piloto de la serie que ha arrasado en el mercado adolescente de toda Latinoamerica el pasado 2013, Cumbia Ninja, una nueva vuelta de tuerca al genero de las series que son utilizadas como vehículo de lanzamiento de grupos musicales.

La mezcla de todos esos elementos mostrada en los primeros 45 minutos de la serie, y desarrollada en 13 capítulos, va claramente destinada a todo el grupo de edad comprendido entre los 12 y 17, con actores provenientes de todos los países hispanoamericanos, aunque la producción es colombiana y se rodó en Bogotá, ofreciéndoles una delirante mezcla de música, drama, romance y elementos fantásticos.

A tenor de la respuesta tanto audiovisual como de ventas del grupo musical, el éxito ha sido rotundo y por ello consideramos que puede ser interesante, analizar este fenómeno que aunque no comulguemos con él, existir, existe.

Ficha: Cumbia Ninja 13 + 45 min .  Sep 2013- . Idioma: Castellano. Cadena: Fox Latinoamerica ( diversos países)

La trama :
Juana es una joven adinerada, hija de un importante empresario, que una noche ve como su familia es asesinada y debe buscar refugio en el peligroso barrio de La Colina en casa de su asistenta, huyendo de las personas que intentan acabar con ella, cambiando de look y de nombre para pasar desapercibida en su nuevo entorno.

En el barrio conoce a un grupo musical llamado ‘Cumbia Ninja’, que se formó para un reality televisivo y que ensayan en el templo chino, situado en lo alto de la colina que da nombre al barrio y que intentan mantener al margen de las bandas del resto de la ciudad, que quieren expandir el negocio de las drogas a La Colina. Dicho templo está a cargo de un antiguo monje chino que custodia a un dragón milenario que duerme en sus extrañas, y al que la música del grupo consigue despertar de su letargo de siglos y que se presenta con el misterio de la siguiente foto.

La caratula de la serie es una perfecta síntesis de lo que les he explicado hasta ahora.

Si han llegado a este punto y han tenido que frotarse los ojos para creerse la premisa, ya se pueden imaginar los derroteros por los que va la serie, chica desvalida conoce a cantante de grupo musical y ambos luchan por triunfar con su música y limpiar el barrio , con ‘ayudas exteriores’.

Los grupos musicales prefabricados son toda una institución en Hispanoamerica, con ejemplos como Menudo o Timbiriche, que sirvieron como plataforma de lanzamiento a artistas tan conocidos como Ricky Martin o Paulina Rubio, y que han representado una autentica cantera tanto musical como de actores para toda la zona.

Cumbia Ninja es la actualización del concepto que vimos en series como The Monkees o Mama y sus increíbles hijos, con ejemplos recientes como Glee o UPA Dance en nuestro país, donde no se sabe donde empieza el negocio musical y donde el audiovisual, con una clara interrelación entre ambos con una sinergia comercial óptima si los adolescentes son captados para la causa, como es el caso.

La serie es plenamente internacional con actores de casi todos los países de la zona, (incluyendo al navarro Rubén Zamora, establecido en México) y la ciudad en que se desarrolla, nunca es nombrada ni ubicada geográficamente, huyendo de nacionalismos y buscando la identificación del mayor numero de gente de todos los países, a través de la música y de los actores conocidos en el suyo.

El estilo musical elegido por el grupo para mi sorpresa, fue el hip hop con letras trascendentes, en un estilo en el que en España, Nash seria el mejor exponente, digo sorpresa, porque me esperaba mas ritmos latinos o caribeños, estilo reggaeton que una transposición latina del hip hop norteamericano. Como muestra un botón con la canción que da titulo al álbum de lanzamiento del grupo, ‘Ojos en la espalda’.


La serie va dirigida de forma exclusiva al publico juvenil hispanoamericano, aunque en Italia ha tenido bastante éxito y tengo que reconocer que la música está bastante por encima de la trama , desquiciada, previsible y cogida con alfileres y  sobre todo de los actores, algunos de los cuales nos darían la talla ni para una función fin de curso.

Es una serie para mirar en plan Sharknado, para pegarse unas risas con los amigos, pensando en la próxima marcianada que se les va a ocurrir en el guión, e  intentando descifrar algunas pseudovocalizaciones de los jóvenes actores o descubrir su origen a partir del acento.

La primera temporada finaliza cerrando algunas tramas, pero dejando el camino abierto para continuar con el negocio, como ha sido el caso, al ser renovada de forma inmediata para una 2T, que se va a estrenar con gran expectación en apenas 20 días en toda Hispanoamerica, gracias a la promoción musical de los nuevos temas, como el que pueden ver en el vídeo, donde el grupo cuenta con la colaboración del grupo femenino mexicano Ha*Ash, en un tema muy ‘Shakirizado’

Tengo que reconocer que viendo Cumbia Ninja en plan friki, es bastante divertida, siempre y cuando no nos la tomemos en serio, con el añadido de que conocer los gustos de la población adolescente de esa zona del planeta, siempre es un ejercicio interesante. Recomendarla va a ser que no, a no ser que sientan curiosidad por este fenómeno social que une a raperos y dragones bajo el mismo techo, pero si disfrutan con Sharknado, cualquier cosa es posible.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Los Cuentos del Mono de Oro: Un Indiana Jones resultón de serie B
img
Lorenzo Mejino | 11-09-2014 | 11:47| 0

Existen series que a pesar de no ser grandes éxitos ni ser recordadas por la mayoría de la gente, quedaron grabadas en la memoria de las personas que las vieron en su momento, generalmente en la adolescencia y la juventud y las recuerdan con un enorme cariño a pesar del paso de los años y ver muchas otras series.

Hoy vamos a hablarles de uno de esos mejores ejemplos, una serie de aventuras que apenas duró una temporada, pero que me consta que para algunos de nuestros lectores, sigue siendo idolatrada a pesar de los treinta años que han transcurridos desde su emisión en nuestro país,se trata de los ‘Los Cuentos del Mono de Oro’.

Tales of the Golden Monkey ( su nombre original) nos trasladaba a vivir aventuras semanales en el entorno de los mares del Sur y en la antesala de la Segunda Guerra Mundial, con claras influencias del éxito cinematográfico de Indiana Jones y con ese aroma a las películas de serie B, con las que hemos crecido muchos de nosotros, que la convertía en una serie irresistible para los amantes del cine de aventuras con toques de humor.

Por eso hemos creído conveniente, dedicar nuestro espacio del recuerdo de cada viernes a rememorar una serie que no tuvo muchos seguidores, pero que el que la vio se acuerda seguro y ha sido una cantera de muchos seriéfilos actuales.

Ficha: Los Cuentos del Mono de Oro ( Tales of the Golden Monkey) 21ep Sep 1982- May 1983 ABC (USA) –la 1 (E)

Sinopsis: Jake Cutter es un piloto que tiene su base en la ficticia isla de Bora Gora en el Pacifico Sur en 1938 y que se dedica al transporte postal con su avioneta, el pobre se ve involucrado en toda serie de aventuras por el personal variopinto que habita en la isla, principalmente por los espías de todas las potencias mundiales ( USA, Japón, Alemania) que están establecidos  y que no cesan de conspirar para conseguir ventaja frente a los conflictos mundiales que se avecinan.

El inicio: Donald P. Bellisario es uno de los productores con mas éxito de la televisión americana, especializado en series de entretenimiento para el gran publico, como fue su primer gran éxito Mágnum, y demostró posteriormente con Quantum Leap, JAG y sus secuelas Navy Investigación Criminal y NCIS Los Ángeles, convirtiéndose en uno de los preferidos de las cadenas USA.

Antes de conseguir su primer gran éxito con Magnum en 1980, Bellisario había escrito varios pilotos que habían sido rechazados por las cadenas, entre los cuales se contaba la historia de un aviador en los Mares del Sur, que fue rechazado por todas las cadenas.

La suerte acudió a su lado , cuando el enorme éxito de la película ‘En busca del arca perdida’ el año 1981, hizo recordarle a algún ejecutivo de la cadena ABC, el piloto rechazado y que una serie que siguiera esos pasos, podía tener unas buenas audiencias arrastradas por la película. Si a eso le añadimos la gran popularidad de su serie, Magnum, que solo llevaba dos temporadas, Bellisario recibió el encargo del piloto y posteriormente de una temporada.

El episodio piloto establece las pautas y nos muestra los personajes y sus diferentes intereses ocultos, centrando la trama en la búsqueda de un ídolo de gran valor, llamado ‘El Mono de Oro’, que da el titulo a la serie y que es objeto del deseo de todo el mundo como  pueden recordar al completo y en castellano con este video

La estética de la serie de los años 30 era uno de las principales atracciones de la misma, llegando incluso a los carteles publicitarios de la serie, como pueden ver en esta maravilla.

La cabecera de la serie, diferente a la del piloto, con música de los ilustres Mike Post y Pete Carpenter, era una magnifica introducción a los personajes que nos ibamos a encontrar en la isla,


La trama:
La influencia de películas como ‘Solo los ángeles tienen alas’ de Cary Grant o la ya mencionada ‘En Busca del arca perdida’, es evidente pero mas desde el punto de vista estético que desde el punto de vista dramático.

La acción transcurre principalmente en la isla de Bora Gora, donde tenemos por un lado al bando de los buenos y honrados, formado por el intrépido aviador Jake Cutter, su mecánico Corky, un afable borrachín, y su perro tuerto Jack, del que perdió su ojo de zafiro en el episodio piloto y con el que mantiene grandes ‘conversaciones’, con Jack respondiendo con un ladrido para el SI, y con dos para el NO.

Por el bando de los espías, tenemos a la atractiva cantante del bar, Sarah, que es una espía estadounidense y que va a mantener una especie de relación romántica llena de equívocos con Jake. Ademas no podía faltar un espía doble nazi,Willy, encubierto como el sacerdote de la isla, ,y una princesa japonesa y su fiero guardaespaldas, que ejercen como los caciques de la isla.

Para completar el cuadro, tenemos a nivel neutral, al dueño del bar que a la vez ejerce como la autoridad francesa de la isla, y que responde al nombre de ‘Bon Chance’ Louie, con la particularidad de que en el episodio piloto, fue interpretado por un actor Ron Moody, que fue sustituido por otro, Roddy McDowall para el resto de la serie, sin dar ninguna explicación.

En el vídeo de su emisión para un canal sudamericano, pueden ver la explicación de los personajes de ‘El Simio de Oro’, como se llamaba por allí.

La serie tenía un esquema sencillo sin mucha continuidad en las tramas, y que solía centrarse en algún personaje que llegaba a la isla y que disparaba las alarmas en toda la troupe de espías que pululaba en Bora Gora y que acababa metiendo en problemas al pobre Jake y sus amigos, para resolver los entuertos del recién llegado.

Si le añadimos el desarrollo de la relación romántica de Jake con la cantante/espía del bar y las píldoras cómicas de la relación con sus mejores amigos, el mecánico y el perro, tenemos la formula resultona y entretenida que siguió la serie en la única temporada que duró. En el siguiente vídeo pueden ver un ejemplo de los resúmenes que incluían al principio de cada capitulo para suscitar el interés de la gente, en jerga técnica los ‘teasers’.

La mezcla de las tramas de aventuras con los momentos cómicos la convertían en una serie ligera pero muy entretenida, donde pasaban muchas cosas, pero huyendo de toda solemnidad y dramatismo exacerbado, predominando  siempre el tono simpático como pueden ver en esta escena sobre como abrir un baúl, donde todos tienen algo que decir.

Los Cuentos del Mono de Oro, es una serie que recuerdo con un cariño muy especial, puesto que la visioné en su totalidad en Sudáfrica el año 1984, donde me había trasladado a trabajar, después de finalizar mis estudios universitarios y gracias a la cual pude acabar de pulir mi dominio del ingles.

Era entretenida,se entendía perfectamente y personalmente me alegró mucho esa primera experiencia laboral fuera del país y lejos de la familia y amigos y siempre que la veo me retrotrae a aquellos tiempos con una sonrisa en la boca, cuando la veía en el lobby del hotel del pueblo donde me alojaba, en compañía de mis nuevos amigos sudafricanos.

Era una serie muy digna,sin mayores pretensiones que entretener pero con una producción bastante elaborada, con aviones, exteriores, ambientación de época y muchos detalles, que la hacían sobresalir entre las series mas convencionales de esa década de los ochenta

Los actores:
Stephen Collins, fue el protagonista de la serie como el aviador Jake Cutter, y aprovechó su oportunidad para hacerse un puesto en el escalafón de actores, en el que tuvo su primer papel importante en 1979, en la primera película de la saga Star Trek, Collins ha ido alternando cine y televisión, y su mayor logro lo tuvo como el protagonista de la edulcorada serie familiar, 7th Heaven ( el Septimo Cielo) en la que estuvo once años. El año pasado lo pudimos ver en un papel recurrente en Revolution y sigue trabajando sin parar.

Era el alma de la serie, como un prototípico héroe, dispuesto a todo para hacer lo correcto, aunque se viera desbordado en algún momento, y su relación con su perro tuerto Jack, daba los mejores momentos cómicos de la serie.

Su mecánico, el borrachín Corky, era Jeff McKay, un actor de la factoría Bellisario, ya que siempre acababa saliendo de forma mas o menos regular en todas sus series desde Magnum, donde hacia de Mac, el mejor amigo del protagonista, hasta NCIS. Se inició en la interpretación ayudado por su primo el gran Robert Redford, que lo incluyó en el reparto de ‘Todos los hombres del presidente’ y fue un magnifico secundario hasta su muerte en 2008 a los 59 años por fallo hepático

La chica de la serie era Caitlin O’Heaney, una  gran sorpresa al hacer muy bien el papel de heroína dura, pero a la vez femenina y enamoradiza en el mejor papel de toda su carrera, que empezó haciendo de modelo en los años 70 donde llegó a ser musa de Salvador Dalí, pero a la que la prohibición de Gala le impidió posar para él. Después de la serie, trabajó en dos películas de Woody Allen, ambientadas en esa misma época pero luego ya no levantó cabeza ,retirándose de la actuación al cabo de pocos años, dedicándose a temas de protección medioambiental.

El actor mas conocido de la serie era sin duda alguna Roddy McDowall (derecha) , que se incorporó a la serie en el segundo episodio como el dueño del bar y juez francés de la isla, Bon Chance ‘Louie’. McDowall fue un niño prodigio del cine, con papeles en películas como ‘Que verde era mi valle’ o ‘Lassie’ posteriormente como adulto, no dejo de trabajar con recordados personajes como el chimpancé de ‘El planeta de los simios’ y era un excelente secundario que todo lo hacia bien, incluyendo un papel menor como éste dentro de su destacada carrera que se extendió hasta su muerte en 1998.

A su izquierda pueden ver a John Calvin que hacia de Willy, el espía nazi, que ha tenido una carrera muy discreta con multitud de papeles de escasas lineas y ninguno de ellos para recordar.

En esa misma linea de invisibilidad artística se movía la facción japonesa de la isla, con Marta Dubois haciendo de la princesa japonesa Koji, y John Fukuoka como su devoto guardaespaldas Todo, en dos papeles que no salían en todos los episodios y que eran los ‘malos’ de la serie. La panameña Dubois con su aspecto exótico ha ido mendigando papeles de todo tipo, siendo este personaje y el de un sargento en la serie de películas McBride, los únicos que merecen alguna mención.

El hawaiano Fujioka, en cambio se ha ganado mejor la vida en todo tipo de películas de artes marciales como Mortal Kombat o de soldado japones en multitud de películas como en Pearl Harbour.

El final:
La serie no tuvo malas audiencias, pero eran insuficientes para justificar los elevados costes de producción que se iban en aviones, tomas aéreas, exteriores y trajes de ép0ca, que la hacían mucho mas cara que otras series de la parrilla.

Por esta razón la cadena ABC decidió cancelar la serie al finalizar la primera temporada, por cuestiones mas económicas que creativas, pero por lo menos no dejaron cabos sueltos, excepto encontrar el ídolo de oro, sin cliffhangers ni temas que pudieran enfurecer a sus seguidores, extinguiéndose sin hacer ruido.

Epilogo:
Los Cuentos del Mono de Oro es una serie que hemos rescatado del baúl de los recuerdos pero que sigue  siendo muy valida en nuestros días ya que ha envejecido muy bien , incluso con esa estética a lo Indiana Jones con chaqueta de aviador, que sigue plenamente vigente en algunos círculos a día de hoy. Esperamos que hayan disfrutado, recordando una serie de aventuras como las películas de serie B, con las que muchos hemos crecido y nos hemos enamorado para seguir viendo todo tipo de series.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Mikel Madinabeitia
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.