Diario Vasco
img
Fecha: agosto, 2012
The Good Wife: una serie de abogados totalmente recomendable, producida por el fallecido Tony Scott
Lorenzo Mejino 31-08-2012 | 9:02 | 8

The Good Wife es sin lugar a dudas una de las mejores series que se emiten en la actualidad. La altísima calidad de sus guiones y el magnífico reparto de actores, tanto principales como secundarios, ha conseguido un producto que se eleva varios niveles por encima de las series de abogados al uso. Si a eso le añadimos la circunstancia del suicidio hace escasos días de unos de sus productores ejecutivos, el cineasta Tony Scott, creo que la hace merecedora de comentarla, porque el título de nuestro blog, Series para gourmets, define perfectamente a The Good Wife. Una verdadera delicia televisiva.

 

Ficha: The Good Wife  68+ episodios. Sep 2009-. CBS (USA)- FOX (E).

Sinopsis: Una abogada que ha dejado su profesión durante doce años para crear a sus hijos decide volver al trabajo de abogado  humillada públicamente por un escándalo sexual de su marido, el fiscal del distrito.  Un antiguo compañero de universidad, director de un prestigioso bufete, la contrata y empieza a llevar casos más o menos complicados demostrando su valía.

El punto de partida de la serie es esta maravillosa escena donde la actriz protagonista, Juliana Margulies, demuestra que no es necesario decir ni una sola palabra para expresar sus sentimientos hacia el discurso del crápula de su marido. Disfrútenla, porque es una verdadera obra de arte:

El inicio: The Good Wife nace de la inspiración de un matrimonio de guionistas cinematográficos, Michelle y Robert King, con apenas experiencia televisiva pero autores de muchos guiones de cine, entre los que podemos destacar por ser películas de cierto renombre: ‘El laberinto Rojo’, ‘La Isla de las Cabezas Cortadas’ o la delirante película de alpinismo ‘Límite Vertical’.

La serie está basada vagamente en hechos reales, ya que tuvieron la idea inicial viendo la rueda de prensa del gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, donde de forma similar al vídeo que han podido ver pedía perdón por sus desmanes sexuales con prostitutas, teniendo a su mujer tragando bilis a su vera. La serie nació para responder a la pregunta de qué estaba pensando la mujer en ese momento. En los USA existen varios referentes similares, con Bill Clinton como máximo exponente, y las mujeres humilladas  siempre eran abogadas, lo que les proporcionó un interesante punto de partida.

Los King desarrollaron la idea y se unieron a la productora de los hermanos Ridley y Tony Scott, que les financió el piloto y vendió la idea a la CBS, donde ya tenían una serie de relativo éxito como era ‘Numb3rs’, obteniendo una aprobación casi inmediata, estrenándose en otoño de la temporada 2009 con gran éxito de crítica y público.

La trama: Alicia Florrick (Juliana Margulies), casada con el fiscal del distrito Peter Florrick (Chris Noth), y con dos hijos, descubre a través de los medios de comunicación que su marido le ha estado engañando de forma sistemática con meretrices durante varios años, y se ve obligada por las circunstancias a prestarle su apoyo en una rueda de prensa donde el fiscal pide perdón públicamente. Posteriormente, el fiscal es denunciado por prevaricación y malversación de fondos públicos, por lo que es detenido y encarcelado.

Alicia decide en ese momento dar un vuelco a su vida, en parte impulsada por las necesidades pecuniarias, buscando trabajo como abogada en un bufete, Lockhart & Gardner, que dirige un antiguo compañero de universidad, Will Gardner (Josh Charles), con su socia Diane Lockhart (Christine Baranski), donde debe competir  por un posible puesto futuro con otro joven abogado que entra al mismo tiempo que ella, Cory Agos (Matt Czuchry), y en colaboración con el resto de personal del bufete, entre los que destaca la misteriosa investigadora Kalinda Sharma (Archie Panjabi).

La primera temporada trata sobre los problemas de la adaptación a su nueva vida laboral y sobre cómo compaginarla para seguir la vida de sus dos hijos adolescentes, a los que se ha dedicado en cuerpo y alma durante los últimos doce años. Su vida se complica al convertirse de la noche a la mañana en una celebridad en Chicago como la esposa humillada y engañada delante de toda la sociedad debido a  las tropelías sexuales de su marido, por la que mucha gente la ve cómo una pobre desgraciada que no se enteraba de  lo que pasaba en su casa, con reacciones que van desde el desprecio hasta una cierta compasión.

Para acabar de complicar las cosas, su marido, encarcelado a la espera de juicio, no deja de incordiar desde la prisión y  de entrometerse en su nueva vida laboral, inmiscuyéndose en sus casos, y pidiéndole que le perdone y que le ayude a preparar el juicio, mostrándole su apoyo de forma pública.

La serie, a diferencia de otras muchas, va mejorando cada temporada, prueba inequívoca de que sus creadores le han cogido la medida al medio televisivo y su implicación es total desde el principio.

La demostración palpable es la evolución personal de los personajes fijos a todos los niveles, tanto laboral como profesional, la introducción de nuevos personajes como el especialista en campañas electorales Eli Gold (un magistral Alan Cummings) que enriquecen la serie y hacen que cada episodio sea un verdadero ejercicio de profesionalidad y calidad.

En el siguiente vídeo pueden ver la promoción de la segunda temporada subtitulada, para que puedan oír las voces originales de los actores:

Los episodios suelen tratar de un caso concreto, que la mayoría de las veces suele ser autoconclusivo, y donde Alicia puede demostrar desde el principio su gran capacidad como abogada, ganando la mayoría de los casos. En paralelo, hay tramas secundarias que se prolongan a lo largo de diversos capítulos o incluso durante toda la temporada, que afectan a Alicia en sus tres vertientes principales: su vida como madre, las relaciones con sus hijos y su suegra, su papel como esposa humillada y su nuevo trabajo de abogada, con las tensiones habituales en un bufete de alto standing.

La vida amorosa de Alicia queda en un segundo término, en parte porque la reprime, pero conforme la serie evoluciona, sus sentimientos hacia Will, su jefe, empiezan a aflorar, lo que le obliga a tomar una decisión al respecto entre su jefe y su marido.

Los actores: El reparto de la serie es una de las bazas mas importantes, combinando a la perfección actores famosos en el medio por sus trabajos anteriores con caras nuevas en el medio, como pueden ver en la foto siguiente.

 

El papel central de ‘La Buena Esposa’, como sería la traducción literal del titulo inglés, es el de Juliana Margulies, que se hizo famosa por su papel de la enfermera Carol Hathaway en la seis primeras temporadas de ‘Urgencias’. Luego protagonizó algunos proyectos con mala suerte como ‘Canterbury’s Law’, hasta alcanzar las cotas mas altas de su carrera como Alicia Florrick en esta serie.

Juliana Margulies borda un papel extremadamente complejo, en el que por un lado tiene que reprimir sus ganas de venganza hacia su marido, para no perjudicar a su familia. Laboralmente, tiene que sobrevivir en un mundo de tiburones, cuando no está acostumbrada a morder y sentimentalmente está hecha un verdadero lío, porque aún sigue queriendo o apreciando a su marido (interpretado por Chris Noth, destacado por ‘Ley y Orden’ y ‘Sexo en Nueva York’) a pesar de todo lo que le ha hecho y a la vez se siente atraída por su jefe y amigo Will, a los que pueden ver en esta foto del triángulo.

 

 

Se podría argumentar que no deja de ser un poco tonta y sumisa  al no enviar a su marido a tomar viento por la humillación pública a la que le ha  sometido, y que seguramente sería la reacción normal de la mayoría de nosotros. (Hillary Clinton tampoco lo hizo por ejemplo), pero las razones y las dudas que tiene son sobre todo por sus hijos y aunque no las compartamos hace que las entendamos, en especial en el contexto dramático de la serie. Con todo, su interpretación con muchos matices la hace absolutamente creíble.

En la foto inferior pueden ver a Juliana Margulies con sus dos hijos en presencia de su suegra, que le ‘ayuda’ en sus tareas domesticas.

 

Su gran  interpretación ha sido premiada con numerosos premios, entre los que hay que destacar el Emmy a la mejor actriz dramática 2011. Premio totalmente merecido, que intentará repetir este año, aunque Claire Danes (‘Homeland’) se lo va a poner muy difícil.

En el apartado laboral, Josh Charles y Christine Baranski interpretan a los socios del bufete donde trabaja la protagonista. Ambos son actores con larga trayectoria televisiva, destacando Josh Charles por su papel en ‘Sportsnight’, la primera serie del idolatrado Aaron Sorkin, mientras que Baranski, ha trabajado principalmente en comedias como ‘Cybill’ y aún la podemos ver de forma esporádica como la madre de Leonard en ‘The Big Bang Theory’.

Sus papeles están bien trazados y se complementan al frente del despacho, encargándose Will de los temas mas corporativos y ella de los de impacto mas social, haciendo una buena composición de sus papeles, en especial Baranski, como una mujer que ha antepuesto el trabajo a cualquier otra consideración y que no deja de envidiar a Alicia, por haber conseguido tener una familia, y poder trabajar, tema al que ella renunció hace muchos años.

 

Los problemas del bufete con entrada de nuevos socios y peleas entre los existentes es una de las tramas más interesantes, en especial porque desvía la atención exclusiva sobre Alicia y reproduce escenas bastante habituales en los ambientes laborales, dando un excelente contrapunto  a los problemas personales de Alicia.

En este sentido, otra de las claves del éxito es la presencia de dos secundarios como Alan Cummings y Archie Panjabi, dos consumados robaescenas que cosechan un gran botín en cada episodio. Aquí los pueden ver acompañados con Matt Czuchry, que interpreta al joven abogado Cory Agos, rival del Alicia en el bufete, y que es el personaje que ha dado mas tumbos en la serie.

 

 

Alan Cummings es un actor escocés, que lleva muchos años en los USA haciendo todo tipo de papeles secundarios. En la vida real es bastante excéntrico y un gran humorista, y su incorporación a mediados de la primera temporada como el asesor de crisis del marido encarcelado de Alicia, le ha dado el papel de su vida, que interpreta con gran brillantez. Eli Gold es un personaje cínico, sin escrúpulos, capaz de apuñalar a cualquiera por la espalda, pero con un lado tierno y entrañable que pocas veces deja ver, y que le da una calidez apreciable a su personaje.

La segunda estrella es la actriz inglesa Archie Panjabi, que transmite un halo de misterio a su papel de la investigadora del bufete, encargada de encontrar los trapos sucios de los casos en que trabaja. Ella misma tiene un cajón lleno de cosas que esconder, pero Panjabi consigue concentrar todas las miradas en las escenas que aparece con un personaje complicado que nunca sabes por dónde va a salir. Su trabajo también ha sido recompensado con el Emmy a la mejor actriz secundaria en el 2010, en lo que estamos totalmente de acuerdo.

No queremos acabar el apartado de actores, sin dejar de hacer referencia al apartado de estrellas invitadas, ya que además del reparto oficial, hay una serie de grandes actores que aparecen de forma mas o menos recurrente, tanto como miembros del bufete, o como abogados contrincantes en los casos, pero entre ellos queremos destacar a la pareja que ven en la foto inferior  Michael J. Fox  y Martha Plympton (‘Hope’), que dan vida a dos abogados antagonistas del bufete un tanto peculiares que utilizan sus problemas personales y de salud en beneficio propio y para intentar ganar al bufete de nuestra protagonista.

 

 

Michael J. Fox, aquejado de Parkinson, tiene problemas para trabajar largos periodos de tiempo pero en los papeles cortos que su salud le permite sigue siendo la estrella y en este vídeo pueden ver la calidad de su primera escena en la serie.

Tony Scott: La serie ha sido renovada para su cuarta temporada, que esperemos que mantenga el nivel actual y resuelva los conflictos pendientes y abiertos del capítulo final de la tercera temporada. Pero la producción se ha visto sacudida por el suicidio de Tony Scott, uno de los productores ejecutivos de la serie.

No es mi intención hablar de la carrera cinematográfica de Tony Scott, tema abordado de forma brillante por el admirado Ricardo Aldarondo en su blog vecino, sino hacer un pequeño inciso en la parte televisiva de Tony Scott y de su hermano Ridley en esta serie.

Los hermanos Scott financiaron la serie y por ello constan como productores ejecutivos principales. Tony tuvo un papel bastante activo en las fases iniciales de la serie, en las que definió la estética de la serie, participo en la elección del reparto (de ahí la presencia de varios actores ingleses), dio la dirección del episodio piloto a su amigo ingles Charles McDougall (ganador del Emmy por el piloto de ‘Mujeres Desesperadas’), y como comentó en alguna entrevista, hacía lo que Jerry Bruckheimer hacía en sus películas y éste nunca le dejaba.

Una vez puesta en marcha la serie, se alejó del día a día y únicamente supervisaba las líneas generales de los guiones de la temporada, aportando algunas ideas. Por eso, después de su suicidio, creemos que era merecedor de un elogio por su participación importante en la definición de esta gran serie.

Personalmente, creo que hemos dejado claro que es una serie que nos encanta y que recomendamos a todo aquel que nos pregunta por alguna para ver.

Epílogo: Desconocemos cómo va a evolucionar la serie en el futuro, pero dado el nivel actual le pueden quedar como mínimo unos dos años buenos antes de empezar a estirar demasiado el chicle. Por ello, les recomendamos  a aquellos que la conozcan que la sigan disfrutando y a los que no, que hagan un esfuerzo para incorporarla a su menú televisivo, porque les podemos asegurar que no se van a arrepentir.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
ALF: ponga un alienígena en su vida
Lorenzo Mejino 29-08-2012 | 9:05 | 4

Disfrutando de los últimos estertores del mes de agosto, hoy vamos a recordar otra serie simpática, pero que debido al carisma de su  personaje protagonista estoy seguro que ocupa un lugar en sus recuerdos de infancia y juventud. Nos estamos refiriendo a ese peculiar bichejo mezcla de oso hormiguero y perro que respondía al nombre de ALF (acrónimo del inglés Alien Life Form, forma de vida extraterrestre) y que era el paradigma del personaje políticamente incorrecto a finales de la década de los 80, dedicándose a torturar a la pobre familia Tanner, que le tenía acogida. Hoy vamos a hablar de Alf y de algunas historias curiosas de la serie, que espero que les interesen.

Ficha: Alf, 102 episodios. Sep 1986- Mar 1990. NBC (USA) La 1 (E).

Sinopsis: Un alienígena del planeta Melmac llamado Gordon Shumway (Alf) tiene un accidente en un viaje interespacial y aterriza en el garaje de una familia de clase media americana, los Tanner. Estos acogen al recién llegado y lo esconden de las autoridades que buscan capturarlo y estudiarlo con fines científicos. Pero ALF no es precisamente un dechado de buen comportamiento, y abusa y gorronea todo lo que puede de su familia de acogida, poniendo su tapadera continuamente en peligro.

Aquí pueden ver la sintonía de la serie de la primera temporada, todo un clásico:


El inicio: A mediados de los años 80 un especialista en muñecos y titiritero, Paul Fusco, tuvo la idea de hacer una serie de televisión a partir de un muñeco que tenía en su garaje y con el que animaba las veladas de sus amigos. A pesar de tan pobre concepto, Fusco unió sus fuerzas con el productor Tom Patchett. Éste le dio forma y un esquema televisivo a la idea y se la vendieron a la NBC, que buscaba alguna comedia un poco mas incorrecta que ‘La Hora de Bill Cosby’, el programa más visto de esa época.

Con la luz verde de la cadena,  Patchett y Fusco finalizaron el diseño del muñeco, dándole su forma final definitiva. Hay que tener que en cuenta que en el año 1986 la tecnología digital estaba en verdaderos pañales y todo tenía que estar basado en efectos mecánicos. Aquí pueden ver a Paul Fusco con su muñeco, al que también le daba la voz en su versión original.

La trama: A partir de la premisa inicial, ALF debe vivir escondido en la casa de los Tanner, para evitar que nadie le vea y pueda ser capturado por las tropas militares que desean estudiarlo y/o diseccionarlo. En cada episodio, ALF forzaba o creaba una situación que complicaba la vida a los Tanner, pero finalmente acababa arreglándose de una u otra manera.

El centro de la serie era el carácter de ALF, bromista empedernido, sarcástico y cínico, que chocaba frontalmente con la existencia plácida pero también anodina de una familia normal en el extrarradio de Los Ángeles. Su picaresca, unida a su capacidad para meterse en líos y follones sin salir de casa, era el epicentro sobre el que giraba la serie, y su visión de las cosas completamente diferente a la ortodoxia habitual era la fuente de los mejores gags.

ALF comía absolutamente de todo y en plan engullidor, pero su plato preferido eran los gatos, y como la familia Tanner tenía uno llamado Lucky, las peripecias de ALF intentando comerse a Lucky eran reminiscentes de las historias del inigualable Coyote persiguiendo al Correcaminos, y como muestra un botón, que finaliza con una gran interpretación por parte de ALF de una de las mejores canciones de Bob Seger, ‘Old times for rock and roll’:

Los guionistas jugaban con el hecho de que, al ser un alienígena, éste podía decir cosas políticamente incorrectas y por ello ALF solía cuestionar muchos de los convencionalismos de la época sin ser tachado de agente subversivo.

Personalmente, recuerdo que uno de los mejores episodios demostraba la contraposición entre los valores de ALF y los tradicionales americanos. Trataba sobre la predilección de ALF hacia un programa horripilante de TV, que era una exhibición de bailes de Polka. ALF, a través de su tecnología alienígena, consigue manipular los audímetros y conseguir que su programa preferido de polkas tenga una audiencia del 100%, lo que obliga de forma inmediata al resto de cadenas a contraprogramar con otros programas de polka inundando las cadenas con programas infumables a través de esa trampa.

Es una anécdota, pero destila una mala baba contra los ejecutivos de las cadenas americanas que otras series más convencionales no se podían permitir.

ALF se convirtió en un verdadero icono popular en todo el mundo y tanto su imagen como sus muñecos se aprovecharon de una gran campaña de mercadotecnia que puso a ALF como un referente de la cultura popular de finales de los años 80.

Los actores: El protagonista principal era un muñeco manipulado por varias personas y al que daba voz su creador, Paul Fusco. El muñeco era principalmente un títere, pero en algunas tomas en que se veía al muñeco entero, (por ejemplo en la secuencia del  primer vídeo que pueden ver en el blog) entonces era un enano actor Mischu Meszaros el que se embutía en el traje y daba vida al personaje.

Este hecho, aunque pueda parecer baladí, era una continua fuente de conflictos con el resto de actores de carne y hueso que daban vida a la familia Tanner.

Los actores encabezados por el padre de familia, Max Wright (un buen actor de teatro nominado al Tony), estaban muy descontentos con el desarrollo de  la serie debido a que los mejores diálogos siempre eran para ALF, y ellos se veían obligados a hacer casi siempre de memos, limitándose a darle réplicas para que ALF se pudiera lucir con frases brillantes.

Si a esto le añadimos la complejidad de filmación de la serie, que obligó a tener el decorado de la casa sobreelevado para que el personal que manejaba a ALF pudiera moverse por el espacio entre el suelo real y el del decorado, creó una increíble tensión en el set de rodaje, entre los actores de carne y hueso y el creador Paul Fusco, que daba vida a ALF.

El sistema de producción obligaba a repetir innumerables tomas, casi siempre por problemas con el muñeco, tema que exasperaba a los actores, que necesitaban el triple de tiempo para rodar un episodio de veintipocos minutos que en una comedia convencional.

La actriz que encarnaba a la madre, Anne Schedeen, llegó a quedarse embarazada al final de la segunda temporada para ver si de esa manera podía librarse de la serie, pero los productores introdujeron su embarazo real en la trama y la familia pasó a tener un tercer hijo para que ALF pudiera tener mas cosas con las que meterse. En el siguiente vídeo pueden ver cómo cambian los créditos iniciales para dar más protagonismo a ALF a partir de la tercera temporada:

En cuanto al resto del elenco, los actores infantiles Andrea Elson y Benji Gregory eran totalmente irrelevantes y se limitaban a interactuar con ALF para darle pie a sus bromas y trapacerías, pero eran muy limitados y de hecho ninguno de los dos ha prosperado posteriormente en su carrera.

El final: El mal rollo entre los actores y los guionistas llegó a su punto álgido en la cuarta temporada, llegando a una auténtica guerra entre unos y otros, provocando retrasos de rodaje, pero las audiencias y el reconocimiento popular seguían siendo muy positivos.

El último episodio muestra cómo el ejercito americano finalmente captura a ALF, y finaliza con el típico ‘continuará’, pero la cadena decidió de forma unilateral cancelar la serie, sobre todo por las increíbles tensiones entre los actores y Paul Fusco que provocaban unos sobrecostes de producción que fueron la excusa perfecta para darle carpetazo.

El año 1996, seis años después de su cancelación, se hizo una película televisiva llamada ‘Proyecto ALF’ para cerrar los temas que quedaron abiertos en la serie, pero sin la participación de ninguno de los actores de la serie, siendo el protagonista el pobre Martin Sheene en un papel alimenticio anterior a ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’, en el que tenia que dar las réplicas a ALF. Un papel que, seguramente, no mencionará en su currículum.

Anécdotas: La vida de Paul Fusco sigue ligada a ALF y, de hecho, sigue viviendo del cuento haciendo de estrella invitada en programas de televisión y reviviendo el papel, una y otra vez. Al poco de estrenar la serie, Fusco ya creó una serie de dibujos animados con ALF y no ha desaprovechado ninguna oportunidad para seguir exprimiendo su particular gallina de los huevos de oro.

ALF, una serie muy famosa en su momento, que no pasará a la historia de las comedias de situación, exceptuando a su personaje principal, un bicho irreverente e iconoclástico, pero que a veces te hacía reír a mandíbula batiente, lo que en mi opinión ya es una razón para dedicarle nuestro espacio, aunque sea en plena temporada vacacional.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Zen: el detective que se viste de Armani
Mikel Madinabeitia 27-08-2012 | 9:00 | 0

Arrancamos la semana con una miniserie policíaca que merece una oportunidad y que entendemos que ha pasado bastante desapercibida en la parrilla televisiva. Zen es una obra británica ambientada en Roma que se centra en las investigaciones de Aurelio Zen, un entrañable policía que deberá solucionar asuntos peliagudos con ramificaciones muy controvertidas que alcanzan a las altas esferas de la sociedad italiana. Se trata de un trabajo ameno que atesora una factura técnica más que aceptable, aunque desde mi punto de vista su trama es en ocasiones demasiado farragosa, lo que dificulta la comprensión al espectador. Con todo, Zen merece abandonar la oscuridad porque su propuesta cumple con las pautas de la calidad y el entretenimiento. No es una maravilla, pero su visionado merece la pena.

Ficha: Zen (2011), tres capítulos que rondan la hora y media de duración que se basan en las novelas escritas por el británico Michael Dibdin. Coproducción británica (BBC), alemana (ZDF) e italiana (Mediaset) que en España ha sido emitida por la cadena TNT.

Sinopsis: Aurelio Zen es un detective veneciano que trabaja en la policía de Roma y que deberá investigar casos complejos y corruptos que abarcan diferentes estratos de la alta sociedad italiana: gobierno, iglesia, alta burguesía…

1) Venganza: El primer capítulo de la miniserie fue el más seguido por la audiencia británica con más de seis millones de espectadores, una cifra respetable. Éste arranca con la llegada de nuestro protagonista a Roma dispuesto a investigar un asesinato que podría traer consigo un escándalo político. El asunto se va complicando de tal manera que tanto Zen como el espectador se verán envueltos en una telaraña de la que no será fácil escapar.

Y no será fácil hacerlo porque las garras de la política atraparán a Zen, que deberá sortear la presión de la gente que le rodea como buenamente pueda. Además, a medida que Zen ata cabos se acercará peligrosamente a un gansgter que le viene persiguiendo a él porque clama venganza. Es un episodio de un nivel aceptable aunque, en mi opinión, una de las tramas secundarias es absolutamente surrealista. El personaje de Tania Moretti, la secretaria de la comisaría, también es presentado en este episodio. Su irrupción revoluciona a sus compañeros de trabajo, que preparan una apuesta que la pueden imaginar…

2) Cabal: El segundo capítulo es, desde mi punto de vista, el más completo y el que más atención exige del espectador. En esta ocasión, la muerte de Umberto Ruspanti, un reputado aristócrata, le permitirá a Zen acercarse peligrosamente a una organización tan misteriosa como peligrosa llamada Cabal. El ministro desea una rápida resolución del caso, para lo que se le pide a Zen que extienda la versión del suicidio, pero éste último no está seguro de la versión oficial y trazará su propia senda.

La trama amorosa, el verdadero hilo conductor de la serie, avanzará en paralelo y, aunque guarda alguna que otra sorpresa, me pareció bastante ñoña. Es una lástima que un tema tan universal como el amor sea tratado casi siempre de forma tan simple en las series, pero está visto que en la vida se prefiere optar por la comodidad de la rutina y los tópicos en vez del riesgo de la innovación. Una pena.

3) Ratking: El tercer y último capítulo no es tan rotundo como el segundo, pero tiene algunos detalles interesantes que compensan su visionado. El detective Zen deberá trabajar contra el reloj para salvar la vida de Ruggerio Miletti, un acaudalado industrial que se encuentra secuestrado. La investigación se torna compleja para Zen, que deberá lidiar con las argucias de la familia Miletti, envolventes y sospechosas a partes iguales.

Sobre la relación entre Zen y Tania simplemente les diré, sin revelar el desenlace de la trama, que los problemas que ella tiene con su marido, del que se quiere separar, dificultarán las cosas. La miniserie finaliza de manera optimista, quizá también un tanto simplista, aunque no hay que obviar que desde el primer plano está rodeada de un aroma de ingenuidad. Y ésa es precisamente una de sus características más reseñables. Zen nos dejará un buen sabor de boca. No, no son ostras con champán, pero forma un aperitivo que cumple con su función.

Personajes: Aurelio Zen es el indiscutible protagonista de la serie, un detective en horas bajas que sin embargo es respetado por sus compañeros debido a una cualidad que no abunda en este mundo: la honestidad. El actor británico Rufus Sewell (Londres, 1967), que tiene un aire al portorriqueño Joaquin Phoenix (guiño que, por cierto, aparece en la serie…) elabora una interpretación interesante con un detective perspicaz que se ganará nuestro respeto debido a su inquebrantable código de honor.

Por otra parte, su cuidada estética es digna de llamar la atención y, de hecho, ya ven que ha sido lo que hemos decidido resaltar en el titular. Estamos acostumbrados, normalmente, a conocer a policías un tanto zafarrastrosos que incluso cruzan el límite de la legalidad para beneficiarse personalmente (John Luther, Vic Mackey, Santos Trinidad…). Zen no es así, ya que parece sacado de un catálogo de Armani como pueden comprobar en la imagen inferior.

Caterina Murino (Cagliari, 1977), por su parte, es la encargada de sujetar el reparto femenino de la serie. Su personaje es el femenino mejor construído a pesar de que, en un principio, puedan barruntar que únicamente participa para explotar su innegable belleza. No, no es así. Esta chica Bond (no lo digo yo, ojo, lo dice su participación junto a Daniel Craig en ‘Casino Royale’) será el contrapunto perfecto a la actuación de Zen gracias a su naturalidad. Caterina también participó en ‘Vientos de agua’, una excelente serie argentina que conocí gracias a mi compañero Alberto Moyano (@eljukebox) y que merece un reportaje algún día.

A modo de cebo, colocamos aquí el tráiler de la serie para que se hagan a la idea del menú que hoy les proponemos:

Si han visto la serie y les apetece compartir su opinión, sepan que pueden hacerlo aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@lmejino) y (@jefoce). Si no, esperamos que les hayamos animado a verla, una pequeña victoria para nosotros.

Lorenzo Mejino/Mikel Madinabeitia

Ver Post >
Cinco Hermanos: la fuerza del matriarcado para mantener unida a la familia
Lorenzo Mejino 24-08-2012 | 9:05 | 2

Cinco hermanos es un drama familiar que durante cinco temporadas nos ha mostrado las vicisitudes de una familia de cinco hermanos ya adultos y su madre que tienen que afrontar la pérdida del padre y sus consecuencias. Ha sido una serie adulta que ha huido de sensacionalismos y quiere mostrar el valor que puede tener una familia en sobreponerse a los problemas de sus miembros. Es una serie que ha funcionado bastante bien en nuestro país, por ello creemos que se merece una atención especial en nuestro blog.

Ficha: Cinco hermanos ( Brothers & Sisters) 109 episodios. Sep 2006- Abr 2011 . ABC (USA) Fox (E).

Sinopsis: Una familia adinerada, los Walker, dueña de una empresa familiar con cinco hijos, sufre de forma inesperada la pérdida del padre de familia por un infarto. A su muerte descubren secretos que el patriarca les había ocultado durante muchos años, como su amante y una hermana desconocida por todos, mientras que el testamento complica la sucesión en la empresa familiar.

Aquí pueden ver unos créditos iniciales que nunca vieron la luz, pero que les permitirán reconocer a los actores y sus personajes:


El inicio: La cadena ABC encargó al escritor de Broadway, John Robin Baitz, la creación de una serie adulta y familiar para poder emitir los domingos por la noche después de ‘Mujeres Desesperadas’, y así aprovechar su popularidad en el mismo segmento de mercado.

Éste fue el punto de partida. Baitz, después de escribir el piloto, incorporó al equipo a Greg Berlanti, un productor especializado en este tipo de productos (‘Everwood’, ‘Dirty Sexy Money’), que retocó el piloto e introdujo algunos cambios en el reparto inicial, provocando la entrada de Sally Field en la serie, en lugar de Betty Buckley, y cambiando a también a Kevin, el hermano gay, así como a todos los niños.

Berlanti tenía la opinión de que este tipo de series depende principalmente de los actores, y por eso el elenco debía estar formado por gente conocida por el gran público y sobre todo que fueran creíbles en papeles de gente corriente para que el público pudiera identificarse con sus peripecias.

El piloto fue filmado de nuevo con Sally Field y Matthew Rhys en sus nuevos papeles y fue estrenado en sptiembre de 2006 con buen éxito de críica y púlico durante las primeras temporadas.

En el siguiente víeo pueden ver la promoción de la cadena Fox para su estreno en España:


La trama: Cada temporada ha ido variando el eje principal de la trama. El primer año, el más brillante, se basó en la pérdida del padre en el episodio piloto y las consecuencias familiares y laborales que tuvo en la madre y los hermanos.

La familia Walker era la propietaria de la empresa de frutas Ojal Foods, que creo y dirigió el padre, William ( Tom Skerritt), la madre Nora ( Sally Field). Básicamente se dedicó a criar a sus cinco hijos: una tertuliana de radio y televisión de  corte conservador Kitty ( Calista Flockhart); la directora financiera de la empresa familiar Sarah (Rachel Griffiths); el hijo mayor destinado a dirigir la empresa familiar Tommy (Baltazar Getty); un abogado gay, Kevin ( Matthew Rhys), y el benjamín que se alistó en los marines, que acaba de volver de Irak, con un problema de adicción a las drogas, Justin (Dave Annable). Todos ellos ayudados por el hermano de Nora (Ron Rifkin), que también trabaja en la empresa familiar,

La  muerte de William Walker hace aflorar la presencia de una amante Holly (Patricia Wettig) y de su hija, que se convierte en otra hermana Walker (Emily Vancamp), que son la base de todos los conflictos de la primera temporada, al verse obligados a coexistir las dos vidas que el patriarca llevaba separadas hasta ese momento, creando graves conflictos y tensiones, en especial entre las dos mujeres que compartieron la vida de William Walker.

La primera temporada fue la mejor de toda la serie con una Sally Field inconmensurable, compatibilizando el inmenso dolor de sentirse traicionada por el hombre al que había dedicado toda su vida, con lo que ella entiende que es su obligación de seguir manteniendo a su familia unida (incluyendo a las parejas de sus hijos y a sus nietos) a pesar de todos los pesares.

La dificultad de seguir con tu vida después de semejante engaño y la fuerza con la que Nora encara las adversidades, sin renunciar a seguir preocupándose por todos sus hijos y nietos, sacrificando sus propias inquietudes para seguir al lado de los suyos y con el ultimo objetivo de mantener la unidad familiar, es el tema que la serie resolvió de forma brillante el primer año.

A otro nivel, es interesante la reacción de los hermanos al conocer la vida secreta de su padre y los diferentes grados de aceptación de la otra familia, que van desde la aprobación hasta el rechazo absoluto.

En la segunda temporada el centro de la trama giró hacia las vidas amorosas de los cinco hermanos, en algunos casos separándose de sus parejas y en otros conociendo a nuevas personas, como es el caso de Calista Flockhart, que se enamora de un congresista republicano interpretado por Rob Lowe, con el que mantiene una relación que finaliza en matrimonio. En esta temporada el nivel se mantiene debido al interés de las nuevas relaciones, pero daba los primeros síntomas de estancamiento.

El tercer año, el foco de atención cambia hacia los problemas económicos y financieros de la empresa familiar y las luchas por el poder, y es cuando empieza el declive, a lo que ayuda lo que suelo denominar el factor ADN, que es la típica estratagema a la que acuden los guionistas haciendo pruebas de ADN, para cambiar paternidades, que en este caso empezaron a utilizar en esta temporada. El único punto brillante en esta temporada es la estabilidad de Kevin con su pareja Scotty (Kevin Mcfarlane), que es la relación mas sólida y sana de todos los hermanos.

En las dos ultimas temporadas la serie empezó a ir a la deriva con la enfermedad de cáncer en uno de los hermanos, adopciones de niños y la aparición de diversas tragedias, tipo accidente automovilístico, que rizaban el rizo bastante improbable de una serie tan realista en sus inicios. De todas maneras, una constante ha sido el pilar que representaba la matriarca que mantenía la familia a flote con llamamientos continuos a la unidad familiar, sobrellevando todas las tragedias que acaecían a sus miembros.

Otro aspecto a resaltar, y que la separa de los culebrones al uso, es la ausencia de  personajes negativos o malos en la serie. El papel de la amante, que en principio podía haber caído en ese maniqueísmo, estaba muy matizado, por lo que evita sentir una animadversión total hacia ella, en especial al ser la madre de la sexta hermana.

En mi opinión ha sido una serie digna y correcta, aunque personalmente no la puedo catalogar como una gran serie por esa irregularidad que provocaban los cambios de guionistas de una temporada a otra. Esto provocaba que la trama fuera dando tumbos de un año a otro, dándome la sensación de no haber conseguido esa plenitud que prometía en sus dos primeras temporadas, dejándome ligeramente decepcionado por considerar que se ha desperdiciado gran parte del talento inicial de la serie.

La serie tiene aspectos muy positivos, como ya he comentado en el papel de la matriarca, así como el antagonismo ideológico y político entre las posturas liberales de la madre y el conservadurismo de la hija tertuliana, que daba lugar a escenas muy interesantes como por ejemplo la que pueden ver en este vídeo, con ese placer que da ver actuar a dos buenas actrices frente a frente:

Los actores: Sally Field ha tenido una larga y distinguida carrera cinematográfica, donde ganó dos Oscars por ‘Norma Rae’ y en ‘Un lugar del corazón’. Con el paso de los años los papeles en el cine empezaron a escasear y empezó a aparecer en televisión en series como ‘Urgencias’, hasta que le ofrecieron protagonizar esta serie sustituyendo a Betty Buckley, después de rodar el piloto.

Sally Field es el alma de la serie, porque su papel de madre preocupada por sus hijos, queriendo enterarse de todo y haciendo cualquier cosa para protegerlos, pero a la vez con unos serios principios morales y éticos que ha intentado inculcar a sus hijos, es el faro que guía a toda la familia. Field, además, representaba su edad de forma convincente, sin acudir a excesivos retoques estéticos, como es la norma en muchas de las actrices de su edad.

Su papel de Nora Walker le dio el Emmy a la mejor actriz dramática en el año 2006, la primera temporada de la serie donde realmente hizo un trabajo excepcional.

Los otros dos papeles femeninos de la serie recayeron en otras dos actrices de reconocido prestigio.

En el papel de Kitty, la activista conservadora, estaba Callista Flockhart, a la derecha de la foto, mundialmente conocida por su papel en ‘Ally McBeal’ y que en esta serie tuvo la oportunidad de cambiar de registro. En mi opinión no lo consiguió plenamente, ya que cuando la veía sus gestos y movimientos algo histéricos, eran exactamente los de Ally McBeal y me costaba separarlas. Es una buena actriz, pero con un registro bastante limitado y en esta serie creo que se hace evidente.

En cambio, la australiana Rachel Griffiths, conocida por su papel en ‘A Dos Metros bajo tierra’ y peliculas de prestigio como ‘Hillary y Jackie’, es una actriz bastante mas versátil y realiza una gran composición de Sarah Walker, que ve cómo todo se desmorona a su alrededor, su matrimonio, su trabajo, la muerte de su padre, pero que sigue luchando en busca del amor y del reconocimiento laboral con el apoyo incondicional de su madre.

Los tres papeles masculinos de los tres hermanos fueron a parar a tres actores más desconocidos. De izquierda a derecha, Matthew Rhys, Baltazar Getty y Dave Annable.

Rhys es un actor galés que dio al salto a los USA en este papel de abogado gay, sensible pero comprometido políticamente, con graves problemas para comprometerse hasta conocer a un cocinero llamado Scotty del que se enamora y forma la pareja más estable de la serie.

Baltazar Getty interpreta al eslabón débil de la familia. Su papel es bastante insustancial, en medio de todos los problemas, pero sin recursos para resolver nada, esperando que los demás le solucionen los problemas. Como actor nunca me ha acabado de convencer y siempre lo he encontrado algo blando y en este papel me lo ha confirmado. De hecho, su aportación se hace casi invisible en las dos últimas temporadas desapareciendo hasta de los títulos de crédito.

Dave Annable, en cambio, ha sido la sorpresa agradable y la revelación de la serie. Su interpretación del hijo menor, un exmarine con problemas de drogas, es excelente creando un personaje cálido y del que te preocupas por sus esfuerzos por salir del pozo en que se ha metido.

Los papeles de la amante y su hija recayeron en Patricia Wettig, a la derecha, y Emily Vancamp.

 

Wettig, veterana actriz que destacó con la serie ‘Treinta y tantos’, es la mujer del productor ejecutivo de la serie Ken Olin, que también actúa aquíy pueden ver en el centro de la foto, y lidia muy bien con el papel desagradable de la amante que entra en las vidas de la familia Walker como un elefante en una cacharrería.

Emily Vancamp empezó su carrera en ‘Everwood’, la anterior serie del productor ejecutivo Greg Berlanti, y en la actualidad es la actriz principal de ese culebrón actualizado y muy entretenido que es ‘Revenge’.

Por último, otra de las nobles presencias de la serie es el gran actor Ron Rifkin (‘Alias’), como el hermano soltero de Nora Walker y tío de todos los hermanos. Rifkin, como siempre, cumple sobradamente con su papel de apoyo de su hermana cuando ésta necesita alguna ayuda y de alguna manera también ha sacrificado su vida personal para ayudar a subir a la familia.

El final: La cuarta temporada de la serie vio declinar bastante las audiencias y su popularidad, ayudado por el declive de sus compañera de viaje ‘Mujeres Desesperadas’, hizo que la cadena ABC se planteara cancelarla al finalizar la quinta temporada. Al avisar con tiempo a los guionistas, se pudo cerrar las historias en marcha de forma correcta y hacer un último capítulo bastante bueno que finaliza con la boda de uno de los hermanos y, sobre todo, con la satisfacción de Nora al ver que su felicidad está básicamente ligada a la de su familia y el final feliz le da una conclusión positiva a sus historias de cinco años.

‘Cinco Hermanos’, una serie interesante y recomendable para aquellas personas que le gustan este tipo de series familiares y bastante realistas, en las que no hay tiros, asesinatos ni bombas, pero que te hacen pensar en las cosas de la vida y ves reacciones y comportamientos que puedes identificar en algunos casos en personas de tu entorno y que sobretodo te hacen pensar desde un punto de visto positivo en valores que se dan muchas veces por sentados, pero que no son tan evidentes en la actualidad.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
My So-Called Life (Es mi vida): la serie que descubrió a Claire Danes (Homeland)
Lorenzo Mejino 22-08-2012 | 8:30 | 3

Uno de los objetivos de nuestro blog es descubrirles joyas olvidadas de las series televisivas, y hoy tenemos la satisfacción de hablarles de una verdadera serie de culto de mitades de los años noventa, My So-Called Life, traducida en España por ‘Es mi vida’.

Esta serie representó la catapulta de lanzamiento de Claire Danes, de gran actualidad por su gran interpretación en ‘Homeland’. En mi opinión ha sido una de las mejores series de adolescentes de la historia de la televisión y a continuación vamos a intentar explicarles el porqué.

 

Ficha: My So-Called Life, 19  episodios. Ago 1994- Ene 1995. ABC (USA) La 2 (E).

Sinopsis: Una adolescente lista e inteligente, criada en el seno de una familia acomodada, atraviesa diferentes fases en su adolescencia, tanto en su entorno familiar como en el instituto donde estudia. Sus cambios en las relaciones con su familia, amigos y primeros amores forman el argumento principal de la serie.

Aquí pueden ver su sintonía:


El inicio: A mediados de los años noventa la cadena ABC, encantada con el resultado de la serie ‘Treinta y tantos’, encargó a sus productores ejecutivos, los reputados Marshall Herskowitz y Ed Zwick, una serie realista que tratará del mundo de la adolescencia, pero alejada de los clichés habituales de series tipo ‘Sensación de Vivir’, y que no solo fuera dirigida para adolescentes sino que también pudiera interesar a un público mayor, una especie de ‘Treinta y tantos’ pero de adolescentes.

Herskowitz y Zwick encargaron a una de las guionistas principales de ‘Treinta y tantos’, Winnie Holtzman, la escritura del episodio piloto y del esquema de la serie, que fue aprobada de forma casi inmediata por los ejecutivos de la ABC, y estrenada en 1994 con un gran éxito de critica y una audiencia no muy grande pero fiel a los postulados de la serie desde el principio.

La trama: Angela Chase (interpretada por Claire Danes) es una adolescente de quince años lista e inteligente, que en el inicio de la serie siente la necesidad de reafirmar su presencia en el mundo, por lo que de forma drástica deja a sus amigos de la infancia con los que ha crecido, Sharon (Devon Odessa) y Brian (Devon Gumersall), y se hace intima amiga de dos personajes diferentes en el instituto, un chica espíritu libre ( A.J. Langer) y un adolescente homosexual (Wilson Cruz). Para reafirmar su cambio también cambia su apariencia física, tiñéndose el pelo y renovando el vestuario para dar una imagen mas rebelde.

Estos cambios, lógicamente, llevan a un conflicto con sus padres (Bess Armstron y Tom Irwin), que no entienden el cambio brusco de su hija e intentan buscar las razones que lo puedan explicar. Además, Angela se siente enormemente atraída por uno de los chicos malos del instituto, Jordan Catalano (interpretado por el también famoso en la actualidad Jared Leto).

Las tramas de la serie exploran los cambios de Angela en relación a estos cuatro niveles de relación, sus viejos amigos, sus nuevos amigos, su familia y su iniciación al amor, además de compaginarlo con los estudios y las buenas notas que saca en el instituto.

Ésta fue la primera serie en desmarcarse de las adolescentes al uso, que básicamente hasta ese momento eran una sucesión de fiestas con diversos episodios preparando la fiesta y otros explorando las consecuencias de la fiesta, con unos padres en general atontados, que no se enteraban de nada y a los que sus hijos salvaban de los apuros y luego hacían lo que querían, con ‘Sensación de Vivir’ como exponente principal de semejante tendencia, con el objetivo claro de agradar a su público habitual, que eran lógicamente las quinceañeras.

En My So-Called Life, los problemas eran reales y se encaraban y se hablaban de frente, y eran recurrentes durante toda la serie. Por ejemplo temas como la homosexualidad, acoso escolar, alcoholismo, drogas, adulterio, etc., no eran tratados únicamente en un episodio y luego olvidados como solía ser la norma, sino que forman parte de la trama principal, dándole una profundidad y unos matices a la adolescencia que nunca se habían visto hasta ese momento, y que abrió el camino para personajes como Rory Gilmore o series como ‘Dawson Creek’ y ‘Veronica Mars’.

El eje principal de la serie era la relación entre Angela y Jordan, que pueden ver en la foto superior. Su relación nunca fue idílica y pasó por muchos altibajos. Por ello, les voy a invitar a que observen este vídeo, que resume muy bien el carácter intimista y realista de la serie:

Los actores: Claire Danes fue la elegida con quince años para interpretar a otra quinceañera Angela Chase. Danes tenía alguna experiencia en papeles infantiles en series como ‘Ley y Orden’, pero su interpretación de Angela Chase es realmente excepcional. Su naturalidad y recursos en el momento de mostrar sus sentimientos para resolver su paso por la adolescencia fue la clave del éxito de la serie, y la encumbró al estrellato de forma instantánea ganando el Globo de Oro a la mejor actriz femenina en una serie dramática en 1994 con solo quince años, batiendo a veteranas actrices como Angela Lansbury o Kathy Baker.

En este caso no podemos decir aquello tan manido de que presagiaba una gran carrera porque ya era un hecho a tan temprana edad. Su carrera como actriz siguió casi exclusivamente en el cine, donde ha realizado su paso de papeles adolescentes como el ‘Romeo y Julieta’ con Leonardo di Caprio, a papeles de relumbrón como la premiada ‘Las Horas’ o ‘Belleza Prohibida’, pasando por piezas de cine de acción como ‘Terminator 3’, miniseries televisivas como ‘Temple Gradin’ (que le valió el Emmy a la mejor actriz el año pasado), hasta llegar a Homeland, donde de nuevo borda un papel muy complejo.

Jared Leto es otro cotizado actor de cine además de músico con su banda ’30 seconds from Mars’. Leto ha aparecido en películas de gran fama, como ‘La Habitación del Pánico’ o ‘El Club de la Lucha’, con el director David Fincher o también en ‘Amerycan Psycho’.

Leto en la serie era un chico guapo pero de pocas luces, debido a tener una dislexia no tratada, y aunque por el exterior iba de chico malo, su atracción por Angela les va a cambiar a ambos para bien.

 

Uno de los personajes mas interesantes es el primer personaje adolescente abiertamente homosexual de una serie de televisión: el hispano Ricky Vázquez, interpretado por Wilson Cruz. Cruz siempre quiso tener papeles acordes con sus tendencias sexuales y en uno de los mejores episodios de la serie, basado en su propia experiencia, es expulsado de su casa cuando revela su homosexualidad a sus padres. Cruz ha seguido trabajando con bastante regularidad en papeles secundarios en televisión, pero es mas conocido por su papel como portavoz de los derechos de los homosexuales.

 

 

La otra perla de la serie era el personaje de Rayanne, la nueva mejor amiga de Angela, un espíritu libre influenciado por tendencias de los sesenta, que interpretaba a la perfección A.J. Langer, que hace de guía de Angela por el nuevo mundo que quiere descubrir, pero sin renunciar a sus principios libertarios.

 

Por último, los dos padres interpretados por los solventes Bess Armstrong y Tom Irwin, veteranos de muchas series, que daban el contrapunto adulto, intentando conservar su relación con su hija, siguiéndola en sus cambios existenciales en la medida de lo posible, pero actuando como personas serias y responsables y no como mentecatos, como era lo habitual. Aquí los pueden ver junto a Angela y la hermana pequeña, que tenía un papel testimonial en la serie.

 

El final: Llegados a este punto, ustedes se pueden preguntar si la serie era tan maravillosa porque sólo duró una temporada. La respuesta en este caso es diferente a lo habitual. La cadena ABC, a pesar de tener unas audiencias bajas, confiaba en la serie que le proporcionaba premios y prestigio. El problema fue que Claire Danes no podía seguir el exhaustivo ritmo de rodaje de muchísimas horas al día y de noche, y que además debía compaginar con los estudios, y pidió que se redujeran los episodios por temporada.

La cadena ABC se negó y Claire Danes y sus padres amenazaron con demandar a la cadena por explotación laboral y se negaron a continuar. Llegados a este punto la creadora Winnie Holtzman, así como sus jefes Herskowitz y Zwick, decidieron que sin Claire no tenía ningún sentido proseguir la serie, y decidieron de común acuerdo con la cadena cancelar la misma.

La cancelación creó una gran controversia e incluso ataques contra Claire Danes por parte de los seguidores de la serie y de algunos de sus compañeros por considerar que les había dejado en la estacada, porque además el final de la primera temporada había sido un ‘cliffhanger’, que en castellano significa que había asuntos importantes abiertos por resolver.

Visto con perspectiva, seguramente la cancelación abrupta es lo que le ha conferido esa catalogación de serie de culto, porque en general las series pierden fuelle con el paso de los años y, sobre todo, la frescura inicial. En My So-Called Life eso no ha pasado, porque realmente todos nos quedamos con ganas de seguir las historias de Angela y la interpretación de Claire Danes.

Los diecinueve capítulos de la serie están ampliamente disponibles en Youtube en castellano, y les recomiendo fervorosamente que les echen un vistazo para gozar de una de las series mas inteligentes que se han realizado sobre la adolescencia, además de ver la gran actriz que era Claire Danes con apenas quince años. Espero que la disfruten.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.