Diario Vasco
img
Fecha: septiembre 26, 2012
Chuck: una serie de espías interesante y divertida, con Lorena Bernal en plena aventura americana
Lorenzo Mejino 26-09-2012 | 9:05 | 8

Chuck es una serie modesta pero que durante cinco temporadas, hasta 2012, ha logrado combinar de forma efectiva las escenas  de acción de la típica serie de espionaje con unos trazos de comedía ligera y de enredo, que han dado como resultado una serie muy interesante y con una fuerte personalidad.

Estas razones ya justifican prestarle un poco de atención en nuestro blog, como homenaje a su recién finalizada singladura, pero contamos con el aliciente añadido de una nueva presencia de Lorena Bernal en las series de Hollywood, que merece ser comentada y visionada.

 

Ficha: Chuck, 91 episodios. Sep 2007- Ene  2012. NBC (USA) Calle 13 (E).

Sinopsis: Un programador de una tienda de informática, sin mucho futuro, se convierte en un superespía de la noche a la mañana gracias a un programa informático enviado por e-mail que penetra en su cerebro. La CIA envía dos agentes para protegerle y ser los mentores de sus nuevos poderes, que se ve obligado a ocultar compaginando sus misiones como espía con su tapadera en la tienda de informática.

El inicio: La idea nació de dos productores jóvenes. Josh Schwartz, que había conseguido dos éxitos juveniles importantes con las series ‘O.C’ y ‘Gossip Girl’, y su amigo Chris Fedak quisieron hacer algo diferente a las comedias juveniles con las que triunfaban, y eligieron escribir sobre un espía a la fuerza, vendiendo el piloto a la cadena NBC de forma casi inmediata.

Para dar mayor relevancia al proyecto, se unió al mismo como productor ejecutivo y director McG (de la saga cinematográfica de ‘Los Ángeles de Charlie’), que se encargó de dirigir el episodio piloto.

Aunque las audiencias no fueron ninguna maravilla, los críticos la recibieron como un soplo de aire fresco por crear un producto que coge a personajes frikis similares a los de ‘The Big Bang Theory’, y los pone en una serie de espías tipo ‘Alias’, con conspiraciones y agentes de la CIA y con un resultado muy satisfactorio dirigido a un público joven y universitario, que recibió la serie con gran entusiasmo.

Aquí pueden ver los títulos de crédito de la serie, bastante originales por cierto:

http://www.youtube.com/watch?v=m3jfrzbyIJA

La trama: Por una vez y sin que sirva de precedente les voy a invitar a que vean el siguiente vídeo, que explica en castellano la serie y sus personajes de una forma muy clara. Por razones técnicas no se puede  insertar, pero en el enlace lo podrán ver de forma directa:

http://www.youtube.com/watch?v=Ccd007CTulE

La serie empieza con la premisa bastante clásica de una persona que se convierte en otra a partir de un acontecimiento inesperado. En este caso Chuck, un programador fracasado, expulsado de la Universidad y sin grandes perspectivas en la vida, se convierte en un superespía, al infectarse con un virus informático, con grandes habilidades tanto para las artes marciales como para resolver cualquier problema por complicado que sea .

El Estado, lógicamente, quiere contar con un elemento así en su nómina en la lucha contra el mal, y por ello y para paliar su inexperiencia, le asigna dos agentes adiestrados para actuar como niñeras: Casey, un militar de gatillo fácil y Sarah, una deslumbrante mata-hari, que al principio se sienten infravalorados al tener que cuidar y apoyarse en un aficionado en misiones de alto riesgo.

El centro de la trama es la evolución de la relación que Chuck mantiene con sus dos agentes protectores, que va dirigiéndose hacia el respeto y la admiración mutua en el caso del militar y en el caso de Sarah deriva rápidamente en una atracción física y amorosa a lo largo de las cinco temporadas de la serie.

La trama principal resuelve cada semana misiones peligrosas por todo el mundo con la ayuda de los cada vez más importantes superpoderes de Chuck, combinada con la experiencia de campo de los dos agentes.

Esta trama coexiste con dos tramas secundarias. La primera es la  relación de Chuck con su hermana y su cuñado, una pareja de brillantes médicos, que desconocen el cambio de Chuck, pero que le mantienen en contacto con la realidad y las cosas mundanas.

La segunda trama, que es la mas floja a lo largo de toda la serie, es la que se desarrolla en el entorno laboral de la tienda de informática, donde el Gobierno le obliga a seguir trabajando como tapadera y donde está su mejor amigo Morgan, que también evoluciona hacia el mundo del espionaje. El resto de trabajadores de la tienda son una panda de frikis e inadaptados, que dan el equilibrio cómico a la parte mas seria del espionaje aunque rozando en algunas ocasiones el esperpento, pero es un contrapunto necesario y donde radica parte de la originalidad de la serie, rozando pero sin traspasar el ridículo.

Un ejemplo de la interacción entre  las tramas lo tienen en este vídeo del episodio  final de la segunda temporada, donde un grupo musical creado por los trabajadores frikis de la empresa llamado Jeffster destroza,  en medio de la boda de la hermana de Chuck, una canción delirante de los años 70: Mr Roboto del grupo Styx. Mientras, en paralelo los buenos desarticulan una trama de espionaje. Un final realmente desmadrado e  hilarante:

http://www.youtube.com/watch?v=riTdIi6_Xkw

La serie es mas violenta de lo que parece, con muchos muertos y asesinatos de malvados y villanos, pero el tono subyacente de comedia que tiene aligera mucho los actos violentos y esa oscilación continua entre la comedia y el drama es lo que hace que Chuck sea una de esas series que los americanos denominan “Guilty Pleasures”, que en castellano sería Placeres Inconfesables, que son cosas que nos gustan sin que exista una razón lógica y objetiva para ello, pero tampoco tenemos porque darlas.

Los actores: En este tipo de series el reparto es crucial, ya que deben ser capaces de pasar de la comedia al drama sin grandes problemas, y en este sentido Chuck acertó en toda la diana en la elección de los actores.

El papel de Chuck recayó en Zachary Levy, que era un actor relativamente poco conocido, que sólo había tenido un papel secundario en una comedia llamada ‘Como la vida misma’ ( Less than perfect), donde durante cuatro años dio vida a un ejecutivo pijo y creído de una cadena de TV. En Chuck da un completo cambio de registro y en su papel de friki informático convertido en superespía hace una gran interpretación, combinando sus dotes para la comedia con las escenas de acción y  a la vez mostrando una vulnerabilidad e inseguridad frente a su nueva situación que le da una gran profundidad al personaje. Además, su química con el resto del reparto es indiscutible, en especial con la agente Sarah Walker, convirtiéndolos en una de las parejas más interesantes del panorama televisivo.

 

El papel femenino recayó en una desconocida actriz australiana de ascendencia polaca, Yvonne Strahovski, que en su primera audición al llegar a los USA consiguió este papel importante, por lo que hay que felicitar a los productores por el gran acierto en arriesgarse con una novata para el papel de Sarah Walker.

La agente Sarah Walker es una mezcla de las habilidades de James Bond con la belleza de las chicas Bond, y Strahovski es capaz de proporcionar ambas cualidades en el mismo cuerpo. Strahovski utiliza su belleza como un arma mas, pero sin darle mayor importancia ni alardear de ella, aunque su presencia es uno de los alicientes de la serie, que no duda en presentarla de la forma mas sexy y provocadora posibles, como pueden ver en el siguiente video:

http://www.youtube.com/watch?v=XO2fEaz3DbE

Strahovski ha conseguido un papel importante en la presente temporada de ‘Dexter’, por lo que tenemos una gran curiosidad en ver cómo se desenvuelve en un papel totalmente  diferente.

Los papeles secundarios, pero de apoyo a la pareja, recayeron en Adam Baldwin como el coronel Casey, y Joshua Gomez como el mejor amigo  de Chuck, Morgan, a los que pueden ver en esta foto con Zachary Levy.

Adam Baldwin,  hace el papel de militar serio y responsable en estado de perpetuo cabreo por tener que hacer de niñera de un aficionado. Baldwin clava su papel de militar amante de las armas, de Ronald Reagan y dispuesto a todo por su país, y sus interacciones con el amigo de Chuck en el lugar de trabajo producen los mejores momentos cómicos de la serie por el contraste de personalidades y, sobre todo, de responsabilidad frente a la vida.

Joshua Gomez es el comediante  de la serie, metiendo la pata continuamente e interfiriendo con las misiones de Chuck, además de sacar de quicio al personaje de Adam Baldwin, por su falta de seriedad y actitud de ‘viva la virgen’, pero ese contraste le da un perfecto equilibrio a la parte de acción de la serie.

Los papeles mas normales corresponden a la hermana de Chuck y su prometido, a los que dan vida Sarah Lancaster y Ryan McPartlin. Al ser médicos, llevan una vida normal que se ve alterada por Chuck, aunque su papel es de mantener a su hermano con los pies en la tierra, en la medida de lo posible.

Por último, mencionar a la tropa de descerebrados que trabajaban en el Compra Mas, la tienda tapadera de Chuck. Como ya hemos comentado antes es el eslabón débil de la serie, pero en algunos momentos la comicidad de los gags que realizaban era bastante buena. Aquí tienen a la tropa de trabajadores, con Zachary Levy y Joshua Gomez en primer plano.

 

El final: Chuck nunca se distinguió por tener grandes audiencias, aunque tenía una buena tirada entre el público joven, pero la gente de más edad la ignoraba por completo, lo que la hacía estar en perpetuo peligro de cancelación al final de cada temporada, de la que milagrosamente acababa salvándose.

En este sentido Chuck pasará a la historia de la televisión por ser la precursora de campañas innovadoras por parte de los fans de la serie para convencer a las cadenas de su renovación. Al finalizar la segunda temporada, la serie se salvó de la cancelación por realizar sus fans una compra masiva de productos de uno de sus patrocinadores: la cadena de bocadillos Subway.

Los actores de la serie se sumaron a la misma, con Zachary Levy llevando a 1.000 fans a un Subway como soporte a la campaña, y el éxito publicitario fue tal que Subway decidió invertir directamente en la serie, convirtiéndose en el sponsor principal y saliendo continuamente con sus productos en las tramas.

Este hecho innovador cambió la dinámica de la serie, que demostró tener una base pequeña pero interesante de consumidores para el patrocinador y ha abierto el campo para iniciativas parecidas en otras series.

A pesar de todo, la serie nunca fue un hit y aunque tenía muy buenas criticas, la cadena NBC al final de la cuarta temporada renovó la serie para una quinta y última temporada de 13 capítulos, para que pudieran dar un carpetazo ordenado a la serie.

La serie emitió su ultimo capitulo en enero de 2012 con un especial de dos horas, que finalizó las historias y ató todos los cabos pendientes de forma correcta y sobre todo dando satisfacción a sus fieles seguidores, entre los cuales me cuento. Un buen final para una trayectoria digna de elogio.

Lorena Bernal: De nuevo hemos dejado para el final la segunda y última presencia de Lorena Bernal en las series de Hollywood, después de su aparición en ‘CSI Miami’, que fue posterior a su aparición en Chuck, y de la que ya dimos cuenta en un post anterior.

La donostiarra apareció en uno de los primeros capítulos de la serie, concretamente el tercero, llamado Chuck vs. el Tango, y tenía el papel principal de las estrellas invitadas al capítulo, dando vida a una traficante de armas argentina llamada Malena.

Como podrán ver en el vídeo que les adjunto (como en el caso anterior me ha sido imposible insertarlo, pero pinchando el enlace podrán verlo), Lorena tiene una participación bastante completa, bailando, amenazando e incluso con una larga pelea final. Su inglés es excelente y cumple mas que correctamente con su papel:

http://www.youtube.com/watch?v=RmA820lA9b0

Chuck, una serie de espías agradable y muy entretenida de las que nos hacen pasar un buen rato con una sonrisa continua en la boca, que en estos tiempos que corren no es poca cosa, recomendable si buscan un entretenimiento ligero y sin grandes pretensiones, pero en este caso la serie tampoco buscaba otra cosa.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor