Diario Vasco
img
Fecha: octubre, 2012
The Killing: Algo huele a podrido en Seattle
Lorenzo Mejino 31-10-2012 | 8:05 | 0

Las incógnitas que presenta el brutal  asesinato de una adolescente son la base de esta serie oscura, opresiva y claustrofóbica que a un ritmo pausado va descubriendo todos los secretos que se ocultan detrás del crimen, recordándome a rasgos generales el misterio de Twin Peaks, aunque sin la genialidad  de David Lynch. Una vez resuelto el misterio,  con el final de la serie emitido hace poco menos de un mes,  explicaremos en el presente artículo, las polémicas que se desataron durante su emisión, y una visión global de un producto interesante y diferente a las series policíacas habituales.

 

Ficha: The Killing  26  episodios.   Abr 2011- Jun  2012     AMC (USA)  Fox Crime    (E)

Sinopsis: Una adolescente, Rosie Larsen, aparece brutalmente asesinada en el maletero de un coche, en el fondo de un lago  a las afueras de Seattle  y los dos policías encargados de la investigación, descubren un caso con muchas ramificaciones políticas y una gran cantidad de posibles sospechosos y con grandes dificultades para su esclarecimiento

El inicio: En el año 2007 se empezó a emitir en Dinamarca la serie Forbrydelssen, que tuvo un gran éxito en su país, y posteriormente en  Holanda y Gran Bretaña, lo que hizo que la guionista de origen filipino  Veena  Cabreros- Sud (Caso Abierto), estudiara su adaptación a la pantalla americana y a tal efecto escribió un guión que presentó a la cadena por cable AMC, famosa por sus éxitos en proyectos arriesgados como Mad Men o Breaking Bad.

 

La cadena aprobó el guión y el piloto posterior y empezó a emitir la serie en la primavera de 2011, con un gran éxito de crítica y de audiencia. El siguiente video les muestra unas imágenes de la serie original

La serie cambia su localización inicial de Copenhague por Seattle, y en sus primeros capítulos  es una copia casi exacta del original hasta que a partir de la mitad de la primera temporada, empieza a desviarse un poco, aunque manteniéndose bastante fiel a la trama original con todos los personajes de la serie danesa debidamente representados en la adaptación norteamericana.

Y para comparar aquí tienen la promoción  de la serie americana

La trama: Se estructura en días naturales ocupando cada capitulo un día natural, que empiezan con el descubrimiento del crimen hasta el día de las elecciones de la alcaldía a Seattle, cuando finaliza la trama, en un total de veintiséis días, que corresponden a los veintiséis capítulos de la serie.

La serie tiene tres tramas principales, la primera es la del equipo de detectives encargados del caso, formado por la inspectora Linden y el inspector Holder, que se toman el caso como algo personal, en especial en lo que hace referencia a la inspectora, que deja de lado su vida personal y un posible traslado a otra ciudad, por su imperiosa necesidad de resolver el caso.

Esta obsesión compulsiva para resolver el caso es el motor principal de la serie, al descubrir nuevas pruebas que van implicando o descartando sospechosos en el caso, incluyendo numerosos errores y pistas falsas, que le crean grandes problemas dentro de su propio departamento de policía.

En un segundo nivel, el más logrado según mi punto de vista, es la muestra del duelo de la familia de la adolescente asesinada, formada por sus padres y sus dos hermanos pequeños. La forma en que  el asesinato destroza a la familia y los esfuerzos que deben realizar para intentar superar su trauma, es realmente sobrecogedora y de una intensidad dramática apenas vista en las series televisivas, narrada con un realismo que le puede dejar el corazón en un puño.

Por ultimo, tenemos las ramificaciones políticas del caso, que implican de forma directa a un candidato a la alcaldía de Seattle con pruebas en el lugar del asesinato que señalan directamente a su campaña electoral, esta es la trama mas difusa y menos lograda de las tres y que lastra en cierta manera el conjunto de la serie, en especial en su final.

En el video pueden ver un pequeño resumen de la primera temporada

A medida que avanza el tiempo, las tramas que al principio son casi independientes, se van entrecruzando y complicando con continuas sorpresas y descubrimientos que por lo menos por mi parte, mantuvieron vivo el interés hasta el final.

La estética de la serie es uno de los puntos fuertes, mostrando una ciudad de Seattle, nocturna, donde la continua lluvia es un elemento mas del decorado, una iluminación baja con muchos clarososcuros, que  conforma una sensación continua de desasosiego y falta de confort visual al ver  la serie, en la mejor tradición del cine negro o de la novela negra escandinava.

El ritmo es otro elemento diferenciador de la serie, siendo deliberadamente una serie de combustión lenta, sin carreras ni persecuciones de vehículos, las cosas suceden de una forma pausada pero continua, dando tiempo a desarrollar los personajes sin acelerar la trama de forma artificial.

La periodificación de los episodios permite controlar el ritmo, pero obliga a algunas incoherencias que no tienen sentido en una trama que intenta ser realista, siendo el ejemplo mas claro las recuperaciones milagrosas de sus heridas de algunos protagonistas de la serie. En este sentido es especialmente punzante un personaje que pasa en menos de una semana de convertirse en paralítico por una herida de bala, a dominar perfectamente la silla de ruedas en que está postrado, un hecho completamente inverosímil que banaliza la realidad y los tiempos de recuperación de los lesionados medulares y que en mi opinión es un error gravísimo de concepto.

Con esta salvedad, la serie es muy buena con un ritmo propio y diferente de los habituales, la interpretación está a un nivel altísimo, mostrándonos a personajes  dramáticos con muchas aristas y matices, sin pecar en excesos de sobreactuación como suele ser habitual en estos casos.

No he podido ver en su integridad la serie danesa, ya que su estreno en España fue posterior al americano, y al ver una adaptación tan fiel, no me pareció interesante repetirlas y seguí con la copia, aunque mi impresión del original fue muy buena, con una estética mucho mas oscura y realista que la adaptación, por lo que supongo que de aquí un tiempo la revisaré, para poder comparar con mas razón de causa y por supuesto que les haré participes de mis impresiones.

 

Los actores:

La pareja de detectives encargada de investigar el caso está interpretada por dos actores desconocidos Mireille Enos   y Joel Kinnaman

 

Mireille Enos es el gran descubrimiento de la serie, la pelirroja tejana había tenido una carrera muy vulgar, en la que solo destacaba el papel de unas gemelas mormonas (su religión) en la serie Big Love,  pero su creación de la taciturna detective Linden, obsesionada por el asesinato hasta tal punto de dejar a su prometido y descuidar a su hijo, y con una cierta inestabilidad mental es realmente excelente.

Su gestualidad controlada y comedida está completamente al servicio del ritmo de la serie, con unas emociones a flor de pie y muy humanas en busca de justicia para la joven asesinada.

El actor sueco Joel Kinnaman es el compañero perfecto para las pesquisas, con un pasado oscuro del que iremos conociendo detalles, y recién trasladado, lucha por ganarse la confianza y el reconocimiento de su compañera, formando una de las parejas de detectives más atípicas, pero a la vez más atractivas del panorama televisivo

El lado político está a cargo de los actores  Billy Campbell, el candidato a alcalde (a la derecha de la foto), y de sus ayudantes de campaña Eric Ladin y Kristin Lehmann. Campbell es un veterano actor de múltiples series como ‘los 4400’ y ‘Una vez más’ y de películas como ‘The Rocketeer’, y encarna con gran calidad  al candidato Richmond, un personaje oscuro con muchos secretos en el armario y que se ve directamente  implicado en la investigación del asesinato.

Sus dos ayudantes tienen papeles más discretos en la serie, y solo cabe destacar a Eric Ladin, del que siempre recordaré su papel como un cabo pendenciero en la pequeña joya de la guerra de Irak que era Generation Kill del gran David Simon

 

El otro núcleo fuerte actoral lo tenemos en la familia Larsen, desolados por la perdida de su hija, en la foto tenemos a los padres Brent Sexton (a la derecha),  Michelle Forbes (en el centro) y Jamie Ann Allman  (la tía de Rosie y hermana de la madre)

 

El padre se ve abrumado por el duelo y lo canaliza con una sed de venganza, buscando a los sospechosos por su cuenta y arreglando sus cuentas con ellos, Brent Sexton expresa perfectamente el sentimiento de culpa que tiene, por si algun hecho de su pasado ha sido el causante de la muerte de su hija y tiene la imperiosa necesidad de arreglarlo.

Michelle Forbes está sencillamente increíble, la escena en la que recibe la muerte de su hija, debería de ser de obligado visionado en cualquier escuela de actores, conteniendo y desatando una serie de emociones en un corto espacio de tiempo, que te hacen empatizar completamente con su dolor y sentirlo como si fuera nuestro. A partir de ahí su composición de una madre rota y destrozada por los acontecimientos nos va a dejar los pelos de punta. Precisamente uno de los problemas de la segunda temporada, es la forma en que Forbes es desaprovechada, sin apenas interacción con el resto de caracteres hasta el final.

Forbes es otra veterana de multitud de series como Star Trek y aquí está sencillamente para sacarse el sombrero.

Por ultimo en el papel de la tía y apoyo de la familia tenemos a Jamie Ann Allman, que consiguió su primer papel de relieve con una magnifica composición de un prostituta yonqui en  The Shield, donde tuvo un papel recurrente durante varias temporadas (entonces se llamaba Jamie Murray), Allman, a pesar de su belleza, está especializada en papeles dramáticos de perdedoras sin remedio, y en la serie sigue con su encasillamiento.

La polémica:  

Al finalizar los trece capítulos de la primera temporada, y dejar el misterio sin resolver, se produjo una reacción furibunda por parte de muchos fans y algunos críticos, considerando que habían sido engañados, ya que creían que el misterio sería desvelado al final de la primera temporada, y que habían invertido su tiempo en visionar la serie, esperando esa revelación y que habían sido estafados.

La creadora Veena Sud, recibió una campaña brutal en su contra en las redes sociales y aunque comentó que nunca había dicho que se conocería el asesino al final de la primera temporada (cosa cierta por otra parte), y que la serie original tenía 20 capítulos y en esta llevaban solo trece, la polémica fue tan grande que la serie quedó muy tocada, y mucha  gente desertó de la misma al inicio de la segunda temporada, indignados por la falta de concreción del final de la primera temporada.

El tema me sorprendió muy desfavorablemente, ya que siempre he sido partidario de  que el creador y guionista debe tener la libertad completa, para contarnos las historias como considere conveniente, y luego ser juzgado y criticado por sus resultados, como se había hecho hasta hace pocos años.

La efervescencia de las redes sociales intenta cambiar este concepto e influir de forma clara en el desarrollo de las series, y el ejemplo de The Killing es el más flagrante. A mi si algo no me gusta, lo dejo de ver y ya está, pero no intento cambiar la historia o los personajes para que  me gusten mas, de la misma forma que no influimos en su creación, no entiendo porque debemos influir en su desarrollo o en su final.

El final:

A partir de la polémica creada, la serie empezó su segunda temporada, con un lastre muy fuerte en las audiencias que cayeron en picado, agravado por  el hecho de  que la primera parte de la segunda temporada fue la parte mas floja de la serie, provocada por el hecho de estirar de 20 a 26 capítulos la serie original, con el estiramiento concentrado en este tramo.

A partir de la mitad de la temporada,  la serie mejora ostensiblemente con los mejores capítulos  a  medida que nos vamos acercando a la resolución del misterio, con la entrada en acción de algunos personajes siniestros, que ayudan a entender los motivos del asesinato.

El ultimo capitulo resuelve el misterio y en mi opinión de forma brillante y coherente con las investigaciones realizadas, evitando el error  común en algunas series de misterio ( Murder One, por ejemplo)  de cargarle el muerto a un personaje muy secundario o sin relevancia que pasaba por allí y que no ha intervenido apenas en las tramas principales.

En este aspecto la resolución de The Killing es satisfactoria y sorprendente a la vez, dejándome con un gran sabor de boca por haber tenido la paciencia de haber llegado hasta donde los guionistas querían y complacerme el final, lo que me hizo lamentar aún más esa polémica creativa de proporciones totalmente desorbitadas

The Killing  una serie policíaca diferente y original , con resolución final que dejara satisfechos a los amantes del cine negro y de los misterios complicados, con un gran elenco de actores en un entorno oscuro y opresivo  que interactúa como otro actor mas de la serie, recomendable si le gustan este tipo de series, como es mi caso

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra  cuenta de twitter (@jefoce) y  (@lmejino). Hasta la próxima

 

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
The Closer: Puño de hierro en guante de seda
Lorenzo Mejino 26-10-2012 | 8:05 | 3

The Closer, una serie clásica en su planteamiento y  que gracias al gran trabajo de Kyra Sedgwick nos presenta a una mujer muy femenina,  eficaz y competente en su trabajo policial pero vulnerable con sus virtudes y debilidades, además de enfrentarse al machismo imperante en su entorno laboral. The Closer rompe con el arquetipo de la mujer policía que intenta  ser uno de los chicos  masculinizando su actitud, por ello y después de finalizar su singladura de siete años este pasado verano, vamos a analizar su éxito en este artículo.

 

Ficha: The Closer 109  episodios.   Jun 2005- Ago  2012     TNT (USA)  Calle 13    (E)

Sinopsis: Una jefa de policía de Atlanta, consigue el cargo de subjefa de policía de Los Ángeles, donde debe enfrentarse por un lado al desconocimiento de la ciudad y por otro a la animadversión de sus subordinados, que no la creen capacitada para el puesto. Su mejor virtud es conseguir la confesión de los sospechosos en el interrogatorio final, utilizando argucias como minusvalorarse o despistar al malhechor de turno

El inicio: En el año 2005, un oscuro productor James Duff,  propuso a la cadena de cable TNT, una serie con el gancho principal de la presencia de Kyra Sedgwick, una actriz con una buena reputación cinematográfica pero que apenas había trabajado en televisión, la cadena aprobó el guión y posteriormente el piloto, y en el momento de su estreno se convirtió de forma instantánea en la serie mas vista de las cadenas por cable, manteniendo su éxito a lo largo de toda la duración de la serie.

El antiguo fiscal de distrito de Los Ángeles Gil Garcetti, fue un asesor ejecutivo y el responsable de darle un toque veraz al lugar de trabajo, así como en el tratamiento de los crímenes semanales que la subjefa de policía debía resolver.

En el video pueden ver una promo de la  serie

 

La trama: En el inicio, la serie tenía dos ejes principales, la resolución del crimen del episodio, y las dificultades de adaptación de la subjefa de policía Brenda Lee Johnson recién trasladada de Atlanta en el Sur de los EEUU, tanto a la ciudad, como al equipo casi exclusivamente masculino que tenía  a sus órdenes.

La válvula de escape de la protagonista para soportar la presión laboral y profesional a que se veía sometida, era la ingestión compulsiva de dulces que guardaba en cajones de su despacho, y a los que recurría para relajarse después de afrontar cualquier problema.

La reluctancia con que el equipo de detectives recibe a su nueva jefa es muy alta, en especial en lo que hace referencia a su acento y maneras de mujer sureña que chocan mucho en California, este hecho se pierde totalmente en el doblaje, pero en su versión original es tangible y es una premisa básica de la serie, como ejemplo pueden ver en este video como el detective Provenza, imita  a su jefa ridiculizando las formas y maneras sureñas en el escenario de un crimen

Este contraste sería algo parecido a enviar a una jefa de policía andaluza, con su acento y maneras al Norte del país, y hurgar en esas contradicciones.

Además de sus problemas con su equipo, su adaptación a la metrópolis angelina es muy complicada, perdiéndose continuamente en la ciudad y llegando tarde por su falta de pericia orientándose por las autopistas californianas.

Cada capitulo, empezaba con un crimen y la presencia en el lugar de los hechos de la Unidad de Crímenes Especiales, bajo la dirección  de la subjefa Johnson, analizando las pruebas e interrogando a los sospechosos. En The Closer todas las investigaciones llevan al clímax final donde se enfrenta cara a cara  en la sala de interrogatorios al  sospechoso del crimen, siendo observados y grabados en la sala adjunta por todo su equipo.

 

El nombre de la serie The Closer, viene precisamente por esta parte final de cada capitulo, cuando la subjefa Johnson, consigue hacer hablar al sospechoso, utilizando métodos poco habituales,  como es hacerse pasar por despistada y  tonta, para darle confianza al interrogado, antes de sorprenderle con hechos irrefutables y hacerle confesar sus fechorías, sin duda el mejor momento de cada capitulo.

La formula se repetía con mas o menos variaciones  en todos los capítulos, mientras que la relación con su equipo iba evolucionando a medida que pasaban las temporadas, ganándose por completo su confianza y consiguiendo un grupo cohesionado y sin fisuras, introduciendo de forma paulatina su relación personal con un agente del FBI, con el que trabaja en algunos casos,  buen contrapunto personal a su vida laboral.

The Closer ha sido una serie academica en su planteamiento, pero su nivel de ejecución y en especial la calidad del reparto tanto de la actriz principal Kyra Sedgwick, como de los magníficos secundarios que le daban soporte, la convirtió en un merecido éxito,  personalmente siempre la he considerado una serie muy correcta y entretenida, al mismo nivel que productos como El Mentalista, Bones o Castle, series diseñadas para contentar a un público amplio sin buscar extravagancias ni originalidades, y en este sentido The Closer cumple brillantemente con su objetivo.

Como punto destacado a su favor, hay que remarcar la feminidad de su personaje principal a la que  no renuncia en ningún momento, sorteando el machismo imperante tanto en sus jefes como en sus subordinados, consiguiendo que todas las personas a su alrededor, incluyendo su prometido, bailen al son que ella marca, siguiendo la máxima de puño de hierro en guante de seda.

Los actores:

El éxito de The Closer se puede resumir en dos palabras Kyra Sedgwick, ella es el alma de la serie y su interpretación de la subjefa Johnson y sus contradicciones personales es la causa que hace destacar esta serie de todas las demás.

Sedgwick nunca ha sido una megaestrella, pero ha tenido una carrera cinematográfica sólida, no tanto como protagonista principal, pero si como principal protagonista femenina en muchas películas, como Phenomenon o Algo de que hablar.

Kyra Sedgwick lleva veinte años casada con Kevin Bacon y está afincada en Nueva York, lo que le obliga a trasladarse durante cuatro meses al año a Los Ángeles para el rodaje de los trece capítulos de cada temporada, separándose de su familia.

En la foto la pueden ver con su marido Kevin Bacon y su hija Sosie que ha aparecido en varios capítulos de la serie

 

 

Sedgwick realmente se sale con su interpretación de la mujer sureña con todos sus tics y manierismos, siendo destacable el hecho que es neoyorquina y no es su forma natural de hablar ni actuar, lo que le valió una sempiterna nominación a los Emmys como mejor actriz dramática  de los que finalmente fue ganadora el año 2011

Otro de los grandes aciertos de la serie es el reparto de secundarios que encarnan a los detectives que trabajan en la unidad de crímenes especiales.

Mis dos preferidos sin lugar a dudas, son el cascarrabias teniente Provenza y su compañero el teniente Flynn, encarnados por dos ilustres veteranos televisivos, G.W.Bailey y Tony Denison (a la derecha de la foto)

 

Sus intervenciones son de lo mejor de la serie, en especial en el caso de Provenza que proporciona  un cierto contrapunto cómico que ayuda a desengrasar las partes más dramáticas de la serie. Ellos dos fueron los mas reacios a aceptar a su nueva jefa en su  llegada y su progresiva evolución a creyentes tras verla en acción, a pesar de seguir haciendo trastadas de vez en cuando, es uno de los elementos positivos a considerar.

Los dos superiores son otros dos actores veteranos como P.K. Simmons y Robert Gossett (a la derecha), que encarnan al jefe Pope y al comandante Taylor, el primero es el principal valedor de la subjefa, mientras que el comandante Taylor está resentido por no haber sido considerado para el puesto y procura hacerle la vida imposible en la medida que puede

 

Dentro de la división tenemos otros detectives con papeles mas secundarios, pero que cumplen con la cuota de diversidad racial de la serie ( negros, asiáticos, latinos) y aunque no llegan al nivel de excelencia de los actores ya mencionados, aunque cumplen de forma admirable con su cometido dentro de la coralidad del equipo de  investigación

 

 

En la foto inferior tienen de izquierda a derecha a Tony Denison, Raymond Cruz, Michael Paul Chan , Corey Reynolds y G.W. Bailey, el equipo de batalla de las investigaciones de la serie

Por ultimo, nombrar al abnegado Jon Tenney en su papel de prometido de Brenda Johnson, seguramente el papel menos agradecido de la serie, al estar a la sombra de su pareja, siguiéndola en sus pesquisas, y dejándose influenciar tanto profesional como personalmente por ella, Tenney le da una replica adecuada a la estrella de la serie y sabe mantener la compostura en todo momento.

 

 

El final:  

El contrato inicial de Kyra Sedgwick, era por siete años, el habitual en estas series, por ello al finalizar la sexta temporada, anunció que no pensaba renovar, deseosa de volver a su casa de Nueva York, para permitir a su marido Kevin Bacon embarcarse en otro proyecto televisivo y tomar  su relevo al frente de las cuestiones familiares.

En el video pueden ver la promoción de la última temporada de la serie

El anuncio avanzado del final de la serie, dio tiempo a los guionistas de aprovechar una trama anterior en la que la subjefa Johnson tomó una decisión controvertida con un desenlace fatal, para desarrollarla con una serie de ramificaciones legales que consiguen centrar y enfocar su salida del Departamento de policía al finalizar la serie.

Su partida hay que observarla  como una especie de expiación de alguno de sus errores cometidos, cerrando un hermoso ciclo de siete años, en los que se convirtió en una cita ineludible de las noches veraniegas estadounidenses.

El final emitido hace pocas semanas, fue excelente, cerrando de forma impecable el paso de Brenda Lee Johnson por la jefatura de policía, y dejando abierta la puerta para una secuela que se estrenó inmediatamente a continuación del final de la serie.

La secuela:

El creador James Duff, no ha querido matar su particular gallina de los huevos de oro y decidió continuar con la serie sin el concurso de Kyra Sedgwick, pero con la presencia de una nueva jefa de policía en su substitución, manteniendo casi la totalidad del equipo de detectives, con el único cambio evidente del nombre de la serie que pasa a ser Major Crimes

La sustituta ha sido Mary McDonnell, que aparecía en la serie desde la quinta temporada, como una capitana de policía  con un cierto antagonismo con la subjefa, pero a la que se le han dado las riendas de la comisaría.

Aunque sólo he visto pocos capítulos, el resultado es bastante pobre, y me recuerda a intentos como Expediente X de seguir la serie sin Fox Mulder o Doctor en Alaska sin el doctor Fleischman, porque cambiar simplemente la pieza principal por otra en este tipo de series, basadas en un protagonista,   suele estar  abocado al fracaso mas absoluto.

Los secundarios están brillantes como siempre, pero el lastre de la protagonista y para empeorarlo, el cambio del objetivo de la serie, buscando pactos con los sospechosos, en lugar de confesiones de los culpables, para ahorrar dinero al contribuyente, parece pergeñado después de una noche con demasiado tequila por parte de su creador, por lo que podemos afirmar que no le llega a la suela del zapato del original.

Aquí pueden ver el video promocional de la serie

The Closer una serie que cumple sobradamente con su cometido de entretener y hacernos pasar un buen rato, con el valor añadido de la magnifica interpretación de Kyra Sedgwick que hace que la haga destacar sobremanera del resto de las series de similares características, y que no le va a defraudar en posteriores visionados

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra  cuenta de twitter (@jefoce) y  (@lmejino). Hasta la próxima

 

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Friday Night Lights: un bombón para degustar
Mikel Madinabeitia 24-10-2012 | 7:30 | 0

Si tuviera que recomendar una serie entrañable, elegiría Friday Night Lights. Si tuviera que recomendar una serie familiar, elegiría Friday Night Lights. Si tuviera que recomendar una serie deportiva, elegiría Friday Night Lights. Este caramelo de la NBC y DirectTV, un auténtico bombón para degustar, cuenta con todos los ingredientes para satisfacer al público gracias a una dosis medida de ternura, comedia y drama en el que el espectador será testigo en primera persona de las vicisitudes de un equipo de fútbol americano de Texas. No importa que no seamos aficionados a este deporte, porque les garantizo que se involucrarán de tal manera en la vida de las gentes de Dillon que sufrirán con ellos. Reirán con ellos. Soñarán con ellos. Y al final, como consecuencia de todo ello, se convertirán en un seguidor más de los Panthers. Siempre nos quedará Dillon.

Ficha: Friday Night Lights (2006-11), cinco temporadas con un total de 76 episodios que rondan los cuarenta minutos de duración. Producida por la NBC y Direct TV, Canal + la ha retransmitido en España (TNT). Serie basada en la película homónima de 2004 de Peter Berg y el libro de H.G. Bissinger.

Sinopsis: Crónica de la vida de un ficticio pueblo de Texas llamado Dillon, en el que sus habitantes viven prácticamente para su equipo de fútbol americano, los Panthers, que juegan su partido el viernes por la noche, momento en el que la localidad se transforma. Seguiremos la evolución del equipo, de su entrenador y de sus jugadores, y también del resto de vecinos de Dillon.

El libro y la película: El periodista norteamericano Harry Gerard Bissinger, ganador en 1987 del premio Pulitzer en periodismo de investigación, escribió en 1990 un libro de ficción titulado ‘Friday Night Lights: A Town, a Team and a Dream’ (‘Luces de viernes noche: una ciudad, un equipo y un sueño) que rápidamente se convirtió en un éxito de ventas. En él se narra la historia del equipo de fútbol americano de Permian High School (Odessa, Texas) del año 1988 mientras buscan el campeonato estatal. El propio Bissinger se documentó durante un año en Odessa, experiencia que le sirvió para comprender cómo una localidad pequeña y deprimida se transformaba los viernes por la noche para seguir a su equipo de fútbol. La célebre revista ‘Sports Illustrated’ la definió como la mejor historia de fútbol americano de todos los tiempos y la cuarta mejor en temática deportiva.

El escritor, productor y director neoyorquino Peter Berg fue uno de los muchos que se dejó seducir por la novela y en 2004 la llevó a la gran pantalla. La película fue protagonizada por Billy Bob Thornton, que hacía el papel del entrenador Gary Gaines, y tuvo una buena acogida entre los críticos. Por ponerles un dato, Metacritic, página referente en estos casos y fuente habitual de los eruditos, la calificó con un 70/100 tras cotejar más de treinta reportajes. Y como curiosidad, así como a la gente de Odessa no le gustó el libro por el duro análisis que se hacía (racismo, crítica al sistema educativo… ), quedó encantada con el filme de Berg. Aquí les dejo el traíler de la película (en inglés): 

  

La película funcionó tan bien que sus responsables decidieron que la trama podía dar para realizar una serie. Dicho y hecho. Peter Berg, el guionista Jason Katims y los productores Brian Grazer y David Nevins unieron su talento, convencieron a la NBC y en octubre de 2006 la criatura salió a la luz. Aquí tienen a parte del reparto de la serie junto a Peter Berg (debajo a la derecha).

Primera temporada: La serie arranca con un episodio piloto formidable, sorprendente por su realismo, característica fundamental a lo largo de la obra. El brutal accidente que sufre uno de los integrantes del equipo, una escena maravillosamente rodada, nos sacudirá el alma y el corazón pero dejará plantada la semilla para que siempre permanezcamos fieles a Dillon. Otra de las señas de identidad de la serie reside en los planos cortos, extremadamente cortos para ensalzar los gestos humanos, y la cámara al hombro.

Poco a poco nos iremos sumergiendo en ese microcosmos tan especial que forman Dillon y los Panthers. Un equipo de fútbol que transforma al pueblo los viernes por la noche, donde la gente olvida por un momento sus pequeñas miserias y se vuelca en apoyar a los suyos, vengan de donde vengan, sean quienes sean y jueguen en la posición que jueguen. El público asimilará con rapidez que el fútbol americano, el deporte, es en realidad el McGuffin de la obra, cuya importancia reside más en acompañar a los personajes en el transcurso de la vida. Eso es Friday Night Lights, una serie humana, tremendamente humana. Con sus sueños e ilusiones, sus alegrías y tragedias, sus esperanzas y frustraciones. Como la vida misma.  

Al mismo tiempo que vamos conociendo a los personajes, claro está, el equipo de fútbol progresa, va superando etapas e irá avanzando escalones en el campeonato estatal, algo así como el pasaporte para la gloria en este deporte. Las escenas de los partidos son realistas, son impecables en cuestiones técnicas y están perfectamente integradas en la acción y en la trama. Ya le digo que al espectador no se le hacen largos los encuentros e incluso vibra con sus desenlaces y los discursos del entrenador Taylor.   

Segunda temporada: El gran bache se produjo esta temporada y a punto estuvo de suponer la tumba de la serie. La huelga de guionistas de Hollywood, que tuvo una duración de cuatro meses (noviembre 2007-febrero 2008) en la que participaron 12.000 escritores, mermó en exceso la calidad de las tramas de Friday Night Lights, que se convirtió en poco menos que un folletín enfocado a satisfacer los gustos del adolescente medio, casi siempre inmaduros. 

Lo cierto es que la NBC no había tenido buenas audiencias a lo largo de la primera temporada pero las críticas, en cambio, fueron positivas y sostuvieron en parte el tinglado. Un episodio desagradable que une a las dos personas que ilustran la imagen inferior se convierte en el leitmotiv de la temporada. Una temporada floja, a ratos caricaturesca, que pincha el globo del brillante arranque de la serie y puede desanimar a más de uno. Error. La historia sólo juzga a los valientes, ya saben que no hay gloria sin sufrimiento, de manera que deberán aguantar el dolor de ver caer a una serie en picado y prepararse para las emociones de la siguiente temporada.

Tercera temporada: El fantasma de la cancelación revoloteó sobre Friday Night Lights pero finalmente se salvó gracias a un acuerdo alcanzado con DirectTV, un canal de cable que se hizo con los derechos de la serie (hecho insólito) . Y con ella remonta el vuelo, vuelve al nivel de la primera y se centra en acompañar a los personajes en los diferentes peajes de la vida: el salto a la universidad, el vértigo al futuro, el ir para ¿no volver? Aquí les dejo la promo de la tercera temporada: http://www.youtube.com/watch?v=jhH8-ytao0Y&playnext=1&list=PL89E5A8D25B2567AA&feature=results_video

La familia McCoy aterriza en Dillon y se erige en un quebradero de cabeza para el entrenador Eric Taylor debido, fundamentalmente, a las exigencias de su padre, cuya manera de proceder choca frontalmente con la del técnico de los Panthers. La serie plantea en esta temporada un dilema entre los métodos de uno y otro: la combustión lenta pero segura de Taylor frente a la ambición de McCoy. El joven de esta saga, como es habitual, se verá arrastrado por la marea de su padre, exigente, autoritario y con un ego a la altura del de Mourinho.

Y aunque no les desvelaré el final (faltaría más), permítanme que les confiese que los últimos dos capítulos de esta temporada me parecieron una auténtica joya. Emocionantes hasta decir basta y realistas para no parar de aplaudir en mucho tiempo. Capítulos que se asemejan al mejor cine, intensos y solemnes, y rodados con maestría. A medida que veía la serie iba tomando notas para que posteriormente no se me olvidara ningún detalle con ustedes y, personalmente, recuerdo esta etapa con mucho cariño. Como guinda, qué mejor final que este plano maravilloso del matrimonio protagonista con la luz crepuscular. Soberbio.

Cuarta temporada: Los guionistas estuvieron lúcidos para dar una vuelta de tuerca a la trama y darle un impulso hasta el clímax final. El entrenador es despedido por la junta directiva y entonces se le presenta la oportunidad de entrenar al equipo del este de la ciudad (East Dillon Lions), un equipo sin campo de juego ni jugadores con experiencia que deberá partir desde cero para volver a alcanzar la cima. Una misión perfecta para el bueno de Eric. Bajo esta premisa y con un nuevo reparto (los tienen debajo en la imagen), Friday Night Lights se apunta un tanto con una preciosa historia de superación personal y deportiva que pone los pelos de punta. Porque vivir es caerse, tropezarse, volver a caerse pero siempre levantándote después con la esperanza de salir adelante.    

Los nuevos personajes rejuvenecen la serie, le dan un aire fresco y juvenil y permiten un reciclaje que se agradece. Vince, Luke, Becky y Jess son la savia nueva en esta temporada, una temporada si me apuran más nostálgica que las anteriores en las que los personajes deberán afrontar obstáculos colosales.  

Quinta temporada: La guinda mantiene el nivel y se despide por todo lo alto con un final emotivo. Antes, veremos la evolución de las tramas de la temporada anterior, algunos personajes que se fueron volverán para cerrar las heridas aún abiertas y, en general, asistiremos a los últimos coletazos de una comunidad entrañable. Un nuevo campeonato, el último, servirá como excusa para acompañar a los Lions en sus diferentes batallas.

Ésta fue la promo de la última temporada:

 

Esta última temporada contiene un par de capítulos emocionantes a medida que se va vislumbrando el futuro de la familia Taylor, que dejará huella en Dillon. No sólo en el palmarés de su equipo sino, sobre todo, en la personalidad de sus habitantes. En este sentido, hay una escena conmovedora en el balcón de un hotel con varios de los jugadores de los Lions hablando de sueños y recuerdos. Unos jugadores moldeados por el entrenador que, sin quererlo, escucha la conversación desde la habitación contigua. Puro Friday Night Lights. Qué gran momento. 

El final es razonable, sentido y lógico. El deportivo está rodado, una vez más, con mucho sentimiento y el humano es una maravilla. La vida sigue, podríamos decir, mientras nos levantamos del sofá para aplaudir. Grande Friday Night Lights. Enorme. 

Personajes: Como serie coral que es, Friday Night Lights cuenta con una cantidad importante de personajes, todos muy bien trazados, y además se permite el lujo de agradar visualmente tanto a chicos como a chicas. Es importante destacar que, a excepción de la pareja protagonista, el resto de intérpretes era bastante desconocido y la verdad es que sorprenden porque su nivel es medio-alto. Además, el realismo con el que se graban las escenas (diálogos improvisados, actores que se cortan mientras hablan…) permite un ritmo muy fluido que se convierte en uno de los grandes activos de la serie.

La pareja protagonista lleva las riendas de la serie. Kyle Chandler y Connie Britton son Eric y Tami Taylor, columna vertebral de la serie. Son algo así como los ángeles de la guarda de Dillon: el entrenador del deporte favorito del pueblo y la orientadora del instituto (a la postre directora). Gente con un don para comunicar valores y que merece la pena ser escuchada. 

Eric Taylor es el entrenador perfecto. El moldeador de hombres, como un día le dice su mujer en una preciosa confesión. Y es una verdad como un templo, porque Eric les acompaña en esa fase vital para ser su padre deportivo y convertirlos en hombres. Sus míticas frases para animar a los suyos (“con determinación, no perderemos”, “clear eyes, full hearts, can’t lose”) funcionan, desprenden energía y emoción y revolucionan a sus jugadores para creer ciegamente en él. Cómo me gustaría que Phillipe Montanier transmitiera esas sensaciones en Zubieta. Cómo me gustaría que las charlas de Montanier se parecieran a las de Eric Taylor. Cómo me gustaría que Montanier tuviera el liderazgo de Taylor. Cómo me gustaría que…

En lo que respecta al nivel interpretativo, hay que resaltar su gran papel. Kyle Chandler lo borda. Muestra un papel más recto y autoritario con el chándal del equipo, mientras que en el hogar familiar se viste con un traje más conciliador. Y en los dos escenarios actúa con unos recursos solventes. Tras varias nominaciones y felicitaciones le llegó el gran premio y en este vídeo le tienen recibiendo en 2011 el Emmy al mejor actor en una serie dramática:

 

Connie Britton, por su parte, también se luce en el papel de madre consejera y es el contrapunto perfecto de Eric, con quien mantiene una química excelente. Entiendo su interpretación tan meritoria como la de Kyle (de hecho, estuvo nominada a los Emmy) y es para mí, desde esta serie, una actriz a seguir. Actualmente la pueden ver en Nashville, donde interpreta a la leyenda (de ficción) de la música country Rayna James.   

Mientras, Aimee Teegarden y Zach Guilford son Julie Taylor y Matt Saracen respectivamente, que representan la historia de amor por antonomasia. El personaje de Matt es tremenbundo porque su vida es tremebunda, mientras que Julie me fue encandilando poco a poco en su evolución de adolescente a mujer y contiene varias reflexiones muy interesantes que más tarde se las citaré.

Pero vayamos antes con Matt, un joven apocado con una vida familiar complicada sin referente paterno ni materno, que deberá apañárselas solo. De la noche a la mañana se convierte en un quarterback y ello le lleva a abandonar la comodidad del anonimato para enfrentarse a la popularidad. En ese viaje le acompaña Julie, la hija de los Taylor, una persona con dudas vitales que no sabe si seguir en Dillon o volar sola.

Ella atesora un momento íntimo revelador en el despacho de una universidad de Boston, cuando reconoce que de joven estaba deseando marcharse de Dillon pero que luego, al estar moldeada allí, cuenta que tiene dudas. Esa declaración habla a las claras del sentimiento de pertenencia a una comunidad que tan bien describe Friday Night Lights. Gente que, en un momento dado, puede ver su hogar natal como una cárcel y que necesita oxígeno (ver mundo) pero al que, con el tiempo, siempre regresa. El amor a las raíces, siempre universal. O como cuando asegura que no le gusta el fútbol americano pero luego se sabe partidos del pasado de memoria… 

El personaje de Tim Riggins come aparte porque es uno de los más interesantes y uno de los que más y mejor evoluciona. Al principio creeremos que estamos ante el clásico estereotipo de tipo duro, ligón y vividor. Que lo es. Pero hagan ustedes mismos un ejercicio de memoria y comparen al Riggins de los primeros capítulos con los últimos. Verán que el hombre, por fin, ha comprendido la consecuencia de sus actos. Verán que ha madurado. Y, seguramente, será uno de sus personajes favoritos.

 

Además, y en lo que respecta al plano deportivo, también me gustaron sus pinceladas en forma de reflexiones. Habla de ganar y dejar el fútbol en la cima, de saber retirarse a tiempo para que tú puedas dejar al fútbol y no el fútbol a ti. El deporte tiene ese aspecto agridulce porque cuando juegas eres un ídolo para mucha gente y luego, en cambio, eres ignorado. Eres uno más. Ya casi nadie se acuerda de ti y Friday Night Lights representa muy bien esa sensación. Tim Riggins, hombre clave de Dillon. Hombre clave de los Panthers. Como él mismo dice, Texas forever, Tim, Texas para siempre.

Minka Kelly y Adrianne Palicki también son personajes interesantes. Lyla Garrity es la animadora número uno de los Panthers, que tiene una relación con el quarterback titular del equipo. Es hija de Buddy Garrity, un hombre importante en Dillon, y digamos que tiene tiranteces con Tyra Colette (Adrianne Palicki), una mujer independiente que también atravesará una profunda evolución hasta que finalmente, y tras mil y una aventuras, es consciente de que sus cualidades le pueden llevar a ser alguien en la vida.

 

También tenemos a Jason Street (Scott Parker), uno de los personajes con mayor carga dramática de la serie; Smash (Gaius Charles), una de las figuras del equipo, ambicioso y un tanto engreído; Landry Clarke (Jesse Plemons), el mejor amigo de Matt Saracen y uno de los personajes que más peso adquiere en la trama a medida que avanza la serie… La lista es interminable porque, como ya les hemos dicho, parte del reparto se renueva en la cuarta temporada con la irrupción de Vince, Jess, Becky o Luke.

Música: Ya voy terminando el artículo y veo cómo por detrás me persigue la sombra de la nostalgia, pero no me gustaría finalizar sin hablarles de la preciosa sintonía compuesta por William Garrett Walden, más conocido como W.G. Snuffy Walden. Suban el volumen de sus altavoces sin miedo y, simplemente, disfruten.

Y como hoy tiramos la casa por la ventana gocen con este vídeo, que resume la serie en cinco minutos. Una maravilla:

 

La polémica: Mitt Romney, el candidato republicano a presidente de los Estados Unidos, se ha visto envuelto en una curiosa polémica durante la campaña electoral que se está celebrando en las últimas semanas. Peter Berg, creador de la serie y confeso demócrata, le ha acusado de plagiar una frase de la serie para utilizarla como un eslogan de su campaña. En la foto de abajo tienen a Romney con una de las míticas señas de identidad de Friday Night Lights: clear eyes, full eyes, can’t lose.

Friday Night Lights, una joya de serie como en su día la calificó Sergi Pàmies. Si superan el bajón de la segunda temporada, se encontrarán con una obra que perdurará en su memoria. El fútbol americano, hágannos caso, nunca les gustará tanto.

Si quieren comentar alguna cosa, sepan que estamos disponibles aquí o también en Twitter: (@lmejino) y (@jefoce). Un placer.

Lorenzo Mejino/Mikel Madinabeitia

Ver Post >
Pushing Daisies : La serie de televisión que habría hecho Tim Burton
Lorenzo Mejino 22-10-2012 | 8:05 | 4

Pushing Daisies (Criando Malvas) es una pequeña maravilla televisiva, que durante veintidós escasos episodios  nos obsequió con  una comedia negra en una estética digna de Tim Burton, salpicada con toques de Amelie, un verdadero manjar televisivo que en su momento fue  visto y  apreciado por poca gente, por lo que creemos conveniente rememorarlo como el producto diferenciado y brillante  que fue.

 

 

 

Ficha: Pushing Daisies (Criando Malvas)      22 episodios.   Oct 2007- Jun 2009    . ABC (USA)  C+   (E)

Sinopsis: Un pastelero llamado Ned, tiene desde su infancia un habilidad única, la de revivir a los series muertos tocándolos, pero con algunas condiciones, si los toca una segunda vez, el resucitado muere para siempre, y si los deja vivir mas de un minuto, otro ser muere para compensar y equilibrar la resurrección. Con esta premisa Ned encuentra el cadáver del amor de su infancia Charlotte, que ha sido asesinada en un crucero, y decide revivirla aún a sabiendas que si la vuelve a tocar morirá para siempre. En paralelo, un detective privado decide aprovechar esta habilidad para investigar crímenes,  utilizando a Ned para revivir a los cadáveres y en menos de un minuto preguntarles quien fue el asesino.

En el siguiente video pueden ver la sintonía de la serie donde explican la premisa de la serie

El inicio: Bryan Fuller era un joven y brillante  guionista amante de la ciencia ficción, escribiendo bastantes capítulos  de la secuela de Star Trek. Espacio profundo nueve, ademas de ser uno de  los artífices de la magnifica primera temporada de Héroes.

 

Fuller después de crear otra serie de fantasía como ‘Dead like me’ (Tan muertos como yo),  dejo la serie Héroes, para proponer a la cadena ABC, una idea sobre una comedia negra pero realizada como en un decorado de un libro de cuentos, con toques mágicos.

La serie  contó con la inestimable aportación del prestigioso  director Barry Sonnenfeld ( La Familia Adams, Hombres de Negro, etc.), que fue el encargado de diseñar la cuidada estética de la serie donde predominan los colores vivos como el rojo, naranja y amarillo, con una ausencia casi  total del color azul excepto en el cielo, unos decorados con aire retro años 50, con multitud de elementos circulares  y planos a través de ojo de buey, que le dio un carácter diferente e increíblemente sugerente.

La cadena ABC se entusiasmó con el piloto, y encargó directamente una primera temporada completa de 22 episodios, pero la huelga  de guionistas de 2007, cercenó los planes por completo y sólo pudieron producirse nueve capítulos, en su primera temporada.

El éxito de crítica fue inmediato, siendo aclamada como la mejor  nueva serie del año 2007, debido a ese realismo mágico que traspasaba la pantalla, y Sonnenfeld recibió el Emmy al mejor director por su primorosa labor en el episodio piloto.

En el siguiente video, pueden valorar la estética de la serie, completamente original y nunca vista hasta el momento.

 

La trama: El hilo central de la serie es la historia de amor imposible entre Ned y Charlotte, a causa de la premisa de la serie, ya que como Ned resucitó a Charlotte, en el mismo instante en que la volviera a tocar, moriría y la perdería para siempre. Este hecho provoca una tensión constante entre los dos personajes que se sienten atraídos pero impedidos para tocarse, por lo que buscan subterfugios como besarse a través de un plástico o usar guantes, para poder seguir manteniendo esta relación imposible.

Cada episodio tiene como trama central investigar un crimen, a través de un detective llamado Emerson Cod que  utiliza los poderes de Ned,  para  visitar la morgue, resucitar el cadáver e intentar en menos de sesenta segundos obtener el máximo de información del muerto, antes de devolverlo a su sueño eterno, pero en una serie tan especial, los asesinatos y crímenes son todo menos convencionales, en todos los casos existe una gran dosis de fantasía e imaginación que  hace que el espectador se vea sorprendido por los diferentes giros argumentales.

Además de la historia de amor imposible, tenemos dos tramas mas constantes a lo largo de toda la serie, en primer lugar, la pastelería donde trabaja Ned, de la que su ayudante Olive está locamente enamorada, sin ser correspondida, por ello al entrar en escena la resucitada Charlotte, y ver que no se tocan, intenta descubrir el secreto.

Por otro lado, tenemos a las desconsoladas  y agorafóbicas tías de Charlotte, que la criaron desde pequeña, cuando formaban un dúo con un  famoso espectáculo de natación sincronizada (No me negaran que el guionista tiene imaginación), y que desconocen que ha resucitado. Su sobrina intenta interaccionar con ellas, a través de su amigo Ned, para seguir manteniendo el contacto.

Visto lo que han leído, a mas de alguno le debe sonar como un verdadero esperpento semejante batiburrillo, pues les puedo asegurar que se equivocan, la serie equilibra perfectamente todos estos elementos que fluyen de forma coordinada y los capítulos destilan magia y una atracción que he visto en pocas serie de televisión.

Bryan Fuller consigue combinar de forma magistral, la historia de amor imposible, con multitud de momentos humorísticos, mágicos y fantásticos,  unos diálogos a toda velocidad dignos de las Chicas Gilmore , todo ello envuelto en una estética de colores vivos y chillones y con multitud de detalles que le dejan a uno boquiabierto frente a la pantalla.

En el siguiente video, pueden admirar una escena del amor imposible que tienen ambos protagonistas

http://www.youtube.com/watch?v=zbZX_9ZYd6Q&feature=related

 

Los actores: La pareja protagonista de esta historia imposible de amor son Lee Pace, en el papel de Ned, el pastelero y Anna Friel, como Charlotte.

Lee Pace, consiguió un gran reconocimiento en su primer papel como un transexual en la película Soldier´s Girl, que le valió muchos premios. En esta  serie hace creíble un personaje  con el don de la vida, pero que debe controlarlo, por las consecuencias que conlleva, Pace consigue que nos importe su personaje, en su lucha por intentar hacer el bien con su don, y en su  impotencia de tocarse con el amor de su vida, Pace se muestra tierno, sensible y también apesadumbrado por la carga que lleva su personaje desde la infancia y borda un papel que no es nada sencillo, consiguiendo una merecida nominación para el Emmy como mejor actor principal. Pace ha sabido aprovechar la serie para iniciar una fructífera carrera en el cine, donde podemos destacar su futuro papel en la saga del Hobbit

La pizpireta actriz inglesa Anna Friel, había desarrollado toda su carrera en las Islas Británicas, apareciendo en películas como ‘Sueño de una Noche de Verano’, hasta que le ofrecieron el papel de Charlotte,  Friel demuestra sus grandes tablas como actriz en un personaje complicado, por las reglas que debe seguir al estar resucitada, sin poder ver a sus tías ni tocar a su amor, reprimiendo sus deseos constantemente, pero destila un candor y una dulzura ideales para su papel.

Chi McBride encarna al detective Emerson Cod, McBride es un prestigioso actor secundario, que nunca ha parado de trabajar en una serie tras otra, y en este caso su pretendida seriedad y responsabilidad como detective es el contrapunto cómico de la serie. Sus intervenciones secas y afiladas son realmente divertidas y consiguen arrancar risas de forma continua, sin hacer payasadas

Los casos del detective son el esquema central de cada episodio, y a medida que avanza la serie vamos conociendo como algunos secretos suyos  se entrecruzan con los casos. McBride solvente como siempre, en su papel, protagonizó posteriormente la serie  ‘Blanco Humano’ y aparece continuamente en televisión

 La diminuta Kristin Chenoweth es Olive Snook, la empleada de la pastelería locamente enamorada de su jefe y siempre intrigando para conocer los secretos ocultos de su jefe y su protegida. Chenoweth es una reputada actriz de musicales de Broadway, siendo una gran cantante y bailarina, dotes que demuestra en algunos capítulos de la serie

 

Chenoweth estaba brillante y por su creación consiguió el Emmy a la mejor actriz secundaria el año 2009, como merecida recompensa a su versatilidad

 Por ultimo el papel de las tías exnadadoras de sincronizada y algo excéntricas tenemos a dos veteranas actrices Swoosie Kurtz y Ellen Greene

Las dos,  son grandes actrices y  tienen la suficiente experiencia para dos papeles fuera de lo habitual, ya que de hecho es como un matrimonio que vive encerrado en su casa, por otro secreto del pasado que lógicamente se desvela en el transcurso de la serie.

La supuesta muerte de su sobrina, las ha sumido en la tristeza mas profunda, pero su nueva amistad con el pastelero, las irá sacando de su refugio de forma paulatina

El final:  

La serie tuvo unas audiencias iniciales excelentes para sus nueve primeros episodios, pero el parón de casi un año en la serie, le hizo perder todo el impulso que había ganado, y al iniciarse la segunda temporada, las audiencias cayeron estrepitosamente, debido a la competencia de programas mas asequibles en su franja horaria, que no debido a una perdida de calidad que seguía siendo excelente.

Por ello la cadena ABC decidió cancelar la serie una vez finalizados los trece primeros episodios de la segunda temporada, al avisar con un cierto tiempo de la cancelación, esto le permitió a Bryan Fuller cerrar algunas de las tramas secundarias, aunque dejo abierta el final de la historia del amor imposible, que intentará cerrar en una película, pero que hasta el momento no ha cristalizado

Pushing Daisies, es una serie mágica e innovadora, ideal para aquellos de ustedes que busquen un producto original lejos de los arquetipos de las series convencionales, con un universo particular en el que era un verdadero placer sumergirme en cada episodio de la serie, por todas estas razones debe ocupar un lugar destacado en un menú de gourmets televisivos.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra  cuenta de twitter (@jefoce) y  (@lmejino). Hasta la próxima

 

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
El séquito. Una visión del otro lado de la fama
Lorenzo Mejino 19-10-2012 | 8:05 | 0

Un actor de cine joven y brillante convertido en megaestrella y su grupo de amigos de la infancia,  nos muestran las tripas de la meca del cine, donde el lujo, los agasajos y las fiestas, se mezclan con puñaladas traperas y luchas para conseguir cualquier papel. El sequito retrató de forma bastante fiel durante ocho temporadas este mundo interno de Hollywood, desconocido para muchos, pero  a la vez sugestivo y atrayente, como veremos en el siguiente artículo

 

Ficha: El séquito  (Entourage)   96  episodios.   Jul  2004-Sep 2011. HBO (USA)- C+  (E)

Sinopsis: La serie muestra las  peripecias de un actor famoso de cine y de su clan de amigos de la infancia, en el entorno cinematográfico de Hollywood, lejos de Nueva York, donde se conocieron y crecieron. Las fiestas, relaciones con los agentes  y los estudios cinematográficos, nos enseñan desde dentro las bambalinas de Hollywood

El inicio: El actor Mark Wahlberg, que antes había tenido una exitosa carrera como cantante, recibió una oferta para filmar un documental de  su relación con el clan de amigos que le acompañaba a todas partes, Wahlberg declinó la oferta, pero la consideró interesante como punto de partida para hacer una serie de ficción basada en su propia experiencia con su grupo de amigos y como su fama afectó a su amistad.

 

Wahlberg en el centro unió fuerzas con su mejor amigo Steven Levinson (a la izquierda de la foto)  y con el guionista  Doug Ellin (a la derecha), y crearon el piloto de la serie, basándose en el grupo de amigos de juventud de Wahlberg, que le siguieron de Nueva York a Los Ángeles y su adaptación a la vida de  Hollywood.

La serie fue presentada a la HBO, y fue aprobada una primera temporada de ocho capítulos, con un buen éxito de público y sobre todo de crítica, que le ganó una renovación casi inmediata

Aquí pueden ver la sintonía de la serie con el tema de Jane’s Addiction Hero, como banda sonora

 

La trama: La fama es el núcleo central de la trama de El séquito, y como el exceso o la perdida de la fama afecta a las personas y sus relaciones entre ellas.

El personaje central es Vince Chase, un joven actor que ha conseguido varios éxitos de taquilla y es una de las estrellas mas cotizadas del momento, Vince es guapo, agradable y se deja querer, por lo que tiene un gran numero  de fans que le persiguen y acosan a todas horas.

Vince es natural de Nueva York  y se ha traído con él a su grupo de amigos de siempre que forman su séquito particular, Eric el listo del grupo, que le hace las funciones de manager personal y asesor, su hermano mayor  Johnny Drama, un actor de serie Z, que no encuentra trabajo como actor y Tortuga su chofer y asistente personal.

En el siguiente video, pueden ver un ejemplo de las  relaciones que se establecen en el grupo

Estos tres amigos componen el séquito, y básicamente viven a expensas del talentoso Vince, y de su gran generosidad, no le piden cosas, pero Vince se las ofrece continuamente y se hace cargo de todos los gastos, a cambio de seguir rodeado de sus  amigos de siempre  en los que puede confiar.

La relación de amistad del grupo articula la trama de la serie, tanto en los momentos buenos como en los malos,  Vincent siempre está supeditado a los altibajos de su carrera como actor taquillero, y sus tres amigos intentando buscar su lugar al sol, pero siempre con la seguridad de estar cubiertos por Vince, como pueden ver en este video donde  Vince se compra un Rolls Royce.

Vince tiene un agente,  Ari, que es la mejor creación de la serie, un personaje histérico, completamente fuera de control, capaz de cualquier cosa por defender a su cliente y conseguirle cualquier papel importante, Ari carece completamente de escrúpulos, solo quiere triunfar y sabe como hacerlo, conoce todos los resortes de Hollywood, y vendería a su madre o a su esposa si pudiera, para conseguir algo.

Su relación con su ayudante Lloyd pasó de ser esporádica a una de las tramas centrales de la serie, debido al indudable carisma que tenían ambos personajes, en esta escena memorable, vemos como Ari Gold, después de una lucha interna por el poder de la agencia, vuelve a la misma despidiendo a todos sus enemigos, de una forma peculiar, un buen ejemplo de cómo las gasta este agente de actores

La serie va evolucionando con cada temporada y más o menos se centra en los diferentes proyectos cinematográficos de Vince y su influencia sobre el grupo, esos proyectos van desde películas de autor y comprometidas a películas de superhéroes, los capítulos suelen tener una continuidad basada en el proyecto de turno  que duraba una temporada.

La serie en sus cuatro primeras temporadas, muestra el éxito de Vince mientras que en la quinta, vemos como su carrera se hunde asistiendo a su fracaso y como se debe adaptar a él aunque al final acaba saliendo del pozo.

En mi opinión en los primeros años la serie era realmente brillante, el retrato de un nuevo rico,  ligando con todas las chicas y gastando dinero a espuertas con sus amigos de toda la vida era muy bueno,  y se encontraban en situaciones realmente divertidas, siempre vistas desde un punto de vista muy machista y misógino, pero con bastante gracia.

La presencia continua en cameos de personajes reales tanto del espectáculo  como del deporte en fiestas y saraos diversos donde acudía el grupo, le daba una gran autenticidad a la serie y era una visión realista de la vida fácil de un joven triunfador con dinero.

La perdida de fama de Vince fue el principio de los problemas de la serie, ya que el hedonismo de su personaje  era una de las razones de su éxito, además de ser un personaje agradable y generoso, al agriarse su carácter perdía parte de su encanto.

Los personajes de su séquito empezaron a coger mas protagonismo y a tener sus líneas arguméntales separadas de la de Vince, y mientras que en el caso de su hermano actor la cosa funcionaba, en el de Eric y sobre todo en el de Tortuga, la cosa hacia agua por todos los lados.

Cualquier episodio en el que Tortuga tenía mas de tres frases, por no decir cuando era el centro del mismo, era un completo desastre que lastraba el conjunto de la serie, las aventuras empresariales de una persona sin oficio ni beneficio, excepto la de su amistad con Vince, no tenían ningún sentido y nos apartaban del núcleo central de la misma. En las primeras temporadas en su papel de colega y confidente, cumplía, pero cuando empezó a coger más protagonismo, la serie empezó a ir a pique.

En el lado positivo siempre tendremos a Ari Gold el agente, la verdadera alma de El Séquito que no dejaba de sorprendernos con sus salidas de tono, y sin lugar a dudas la clave de la longevidad de la serie. Su audacia y arrogancia era el resultado de  una inseguridad en todas sus relaciones tanto personales como profesionales, que le hacía huir constantemente hacia delante, siendo con mucha ventaja lo mejor de Entourage (El sequito en versión original).

Los actores: Adrian Grenier  consiguió su primer papel importante en esta serie,  su apariencia de vecinito de al lado, simpático y carismático, le iba como anillo al dedo, al papel de Vincent Chase, siendo la gran revelación de la serie.

 

Grenier hace que nos creamos un personaje difícil, una mega estrella del cine que intenta ser  fiel a sus raíces,  amigo de sus amigos e hiper  generoso con ellos, hasta limites poco recomendables, está encantado  en compartir su suerte con ellos en todos los sentidos, chicas, dinero, lujo y asi lo hace mientras puede, un gran trabajo de este actor en su primer papel importante, incluso algo infravalorado frente a alguno de sus compañeros

Kevin Connolly que interpreta a su mejor amigo y manager Eric, fue un actor infantil bastante conocido por una serie llamada Infelices para siempre, un copia de Matrimonio con hijos, pero que tuvo un cierto éxito. Su papel en la serie es el del listo del grupo, intentando ayudar a su amigo, pero en el fondo algo celoso de su fama y deseoso de destacar por sus propios meritos en lugar de ser ‘El amigo de’.

Connolly tenía un papel en la serie  muy ambiguo, y  sus tramas eran relativamente poco interesante excepto  cuando se peleaba con el agente Ari Gold, para poder influenciar a Vincent, que se encontraba siempre entre dos aguas, personalmente nunca me ha acabado de convencer, pero cumplía en la serie.

 

 

El papel del hermano mayor de Vincent Chase, es para Kevin Dillon (hermano en la vida real de  Matt Dillon), repite en la ficción su papel de hermano actor de una estrella de cine, aunque gracias a esta serie Kevin Dillon ha conseguido salir de la sombra de su famoso hermano

Dillon encarna a la perfección a un actor que da tumbos por papeles ínfimos en películas de bajo presupuesto,  y que tuvo un pequeño momento de fama, cuando protagonizo una serie de ciencia-ficción  cancelada al cabo de pocos capítulos, pero elevada a serie de culto por unos fans que no olvidan.

 

Lo mejor es que su personaje se piensa que es un gran actor y esta convencido de ello, a pesar de que la realidad le demuestra continuamente lo contrario, se junta a su hermano para poder sobrevivir y mendigar algún papel en sus películas, a cambio de su protección y cariño como cuando eran pequeños. Dillon traslada ese patetismo de su personaje a la pantalla con efectos a menudo hilarantes.

Jerry Ferrara encarna a Tortuga, chofer  y chico para todo de Vincent, cumplidor mientras estaba a la sombra de los otros caracteres y chirriante cuando tomaba las riendas, sin lugar a dudas el agujero negro de la serie a la que la plana interpretación de Ferrara, con escasos matices no ayudaba mucho

En el lado positivo destacar el papelón de Jeremy Piven como el agente Ari Gold, al que pueden ver en la foto inferior con Rex Lee que daba vida a su ayudante Lloyd, otro consumado robaescenas.

 

 

Piven era el actor con más experiencia de todos, habiendo participado en series como Ellen, Cupido o el Show de Larry Sanders antes de interpretar al histérico agente Ari Gold.

Piven está realmente brillante, el papel era un bombón para cualquier actor, pero Piven le sabe dar el punto justo necesario a sus aspavientos sin caer en un histrionismo demasiado estridente, y sus apariciones son el punto álgido de la serie. Su interpretación le ha valido ganar en tres ocasiones el Emmy al mejor actor secundario  en comedia, un premio realmente merecido

El Final:  

La serie a medida que pasaban las temporadas iba perdiendo la frescura inicial y cuando llegaron los malos tiempos para Vincent, empezaron de forma simultanea para la serie, por lo que a pesar de ser temporadas cortas, la serie  a partir de la sexta temporada daba síntomas claros de agotamiento, por ello la cadena HBO, decidió dar carpetazo a la misma al final de la octava temporada, con un final feliz para todos los protagonistas, pero dejando un final algo abierto, para la posibilidad de realizar una película.

El final fue correcto y arregló en parte los entuertos de las ultimas temporadas, y sobre todo permitió el resquicio por el que colar el guión de la película que ya está finalizado y  preparado para filmarse, con lo que veremos que nos depara el futuro

El séquito,  una comedia brillante e innovadora en sus primeras temporadas, que a pesar de languidecer en su ocaso, nos ha proporcionado momentos brillantes televisivos, en especial por la presencia del personaje del agente Ari Gold, una verdadera maravilla que por si solo ya justifica un visionado de la serie

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra  cuenta de twitter (@jefoce) y  (@lmejino). Hasta la próxima

 

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.