Diario Vasco

img
Alfred Hithcock, Steven Spielberg, Rod Serling y Roald Dahl: Cuatro genios y sus series televisivas
img
Lorenzo Mejino | 16-02-2013 | 08:09

En los años cincuenta, cuando la televisión era menospreciada por la industria cinematográfica como un arte menor, el reputado director Alfred Hitchcock decidió apostar seriamente por ella creando una serie de antología del misterio llamada’ Alfred Hitchcock presenta’, con un  formato de episodios sueltos e independientes que inspiró a muchos autores brillantes de la época y posteriores a adentrarse en las procelosas aguas televisivas.

Este tipo de series sin actores ni argumento fijos tuvo un gran predicamento el siglo pasado debido a su naturaleza independiente, pero al mismo tiempo eran series irregulares, ya que alternaban episodios mediocres con genialidades, dependiendo del guionista, del director y de los actores.

Hoy vamos a rendir homenaje a cuatro mitos televisivos, que siguiendo la estela del propio maestro crearon unas series de culto idolatradas en la actualidad por muchos de nosotros que tuvimos la suerte de poder disfrutarlas en nuestra juventud, y de una calidad indiscutible que vamos a presentarles en un auténtico plato de gourmets dividido en cuatro partes.

 

ALFRED HITCHCOCK PRESENTA: La serie que dignifico a la televisión frente al cine

Alfred Hitchcock fue uno de los directores más influyentes del siglo XX, pero su carrera cinematográfica ha eclipsado su apuesta por su innovación para diseñar nuevos formatos de entretenimiento, como demostró con su genial aportación al medio, la increíble ‘Alfred Hitchcock presenta’.

Ficha: Alfred Hitchcock presenta 361 episodios.   1955 -1965. NBC –CBS (USA), TVE1 (E)

Después de dos décadas de dirigir películas de enorme éxito, Alfred Hitchcock decidió apostar por el nuevo formato televisivo, que hasta ese momento básicamente se dedicaba a emitir folletones, concursos, telecomedias y westerns, proponiendo a la NBC un programa de episodios sueltos de 25 minutos, como una especie de cortometrajes que desarrollaban historias cortas que no daban para un largometraje, pero con el halo de misterio y suspense que tenían sus películas.

Su implicación en el producto fue total, creando su imagen de marca con una sintonía de presentación donde su oronda figura acababa fundiéndose en una silueta de pocos trazos dibujadas por él, absolutamente reconocible por muchos de ustedes, aunque no hayan visto jamás la  serie, pero con una  sintonía perteneciente a nuestro acervo cultural, como pueden recordar en el siguiente vídeo de un episodio entero del programa.

 

 

Después de los títulos de crédito, el propio Hitchcock, presentaba el episodio de una forma socarrona y sarcástica, bromeando absolutamente sobre el episodio o el propio sponsor del programa. Una vez finalizado el episodio, Hitchcock volvía a aparecer para comentar el desenlace del mismo y atar los cabos sueltos que podían haber quedado en los 20 minutos que duraba, en un ejercicio brillante de análisis.

El propio Hitchcock dirigió un total de diecisiete episodios de la serie, dándole su impronta de gran cineasta. La trama de los episodios solía ser un cuento corto de misterio, suspense o terror, que siempre finalizaba con algún giro inesperado, que descolocaba totalmente al espectador con su peculiar estilo.

Este hecho, junto con su presencia e involucración en la serie, ha hecho de ella un verdadero clásico de la televisión, con unos episodios que vistos en la actualidad siguen siendo brillantes y que demuestran que son más importantes las ideas que los medios, a pesar de lo que creen algunos, por lo que les recomendamos su visionado a pesar de los más de cincuenta años que tienen algunos de sus episodios.

 

LA DIMENSION DESCONOCIDA ( THE TWILIGHT ZONE): La primera serie de ciencia-ficción con el maestro Rod Serling

Rod Serling es uno de los mitos televisivos estadounidenses, después de pasarse años como guionista por cuenta ajena, consiguió vender su piloto de la serie, en un capitulo en que una persona viaja en el tiempo hasta Honolulu en 1941, en vísperas del ataque a Pearl Harbour, donde intenta infructuosamente avisar a las autoridades del peligro inminente, con un gran éxito que dio luz verde a la serie y su culto posterior.

Ficha: La Dimensión Desconocida 156 episodios.   1959 -1964. CBS (USA), Tve1 (E)

 

Rod Serling, a imagen y semejanza del maestro Hitchcock, era el alma-mater total de la serie, presentando y cerrando cada episodio con su voz en off, además de ser el guionista de más de la mitad de los capítulos.

La serie constaba de episodios independientes sobre sucesos paranormales, futuristas, de ciencia-ficción o sencillamente inexplicables desde nuestra lógica cartesiana.

La maestría de Serling estaba en presentar los episodios desde una perspectiva normal, introduciendo las historias de forma envolvente e inesperada sin forzar la situación, pero obligando al espectador a pensar y recapacitar sobre los sucesos inexplicables que presenciaba.

Su sintonía, obra del maravilloso compositor Bernard Hermann, es otra de esas músicas absolutamente reconocibles aunque no haya visto nunca la serie, como puede ver en estas dos versiones de dos épocas de la serie, pero absolutamente inolvidables.

El principal problema de la serie, es que a diferencia de la que hemos comentado con anterioridad, ha envejecido muy mal, debido a que los decorados de cartón piedra de la ciencia-ficción están absolutamente sobrepasados por la tecnología actual y la sensación de prehistoria televisiva es muy patente. En cambio, los guiones y las historias siguen siendo muy buenos y bastante mejores que algunos productos muy famosos en la actualidad.

Las historias eran realmente originales y sorprendentes y Serling era un maestro en desarrollar una historia en apenas 20 minutos, que nos tenía enganchados a la pantalla y que hoy en día siguen sirviendo de inspiración a muchos guionistas y creadores de medio pelo.

A mediados de los 80, se hizo un remake de la serie después de la muerte de Serling el año 1975, un poco pastiche coloreando algunos episodios antiguos y rodando algunos nuevos, pero sin Rod Serling al mando, no alcanzó demasiado éxito y fue cancelada con cierta rapidez.

Serling ha sido el guionista que cambió la forma de escribir la televisión, cambiando la rigidez existente (por ejemplo cuando los actores debían introducir la pausa comercial o al sponsor), y le dio una respetabilidad al medio que ha llegado hasta nuestros días.

 

HISTORIAS IMPREVISTAS. (Tales of the unexpected). La respuesta británica a cargo de los cuentos de Roald Dahl

Roald Dahl fue uno de los escritores ingleses más importantes del siglo XX, con obras tanto para adultos como para niños, que se salían de los cánones habituales, con mucho humor negro, falta de sensiblería y finales inesperados y sorprendentes, con libros conocidos como Mathilda o Charly y la factoría de chocolate, que han sido llevados al cine. Dahl escribió muchos cuentos cortos, que sirvieron de base para esta serie inglesa creada el año 1979.

 

 

Ficha:Historias imprevistas (Tales of the unexpected) .  112 ep 1979-1988. ITV (UK), Autonómicas (E)

La principal característica de la serie en las primeras temporadas era un fiel seguimiento a la inglesa de sus extraordinarios cuentos a medio camino entre el suspense de Hithcock y la fantasía de Serling. Roald Dahl presentaba los capítulos de las primeras temporadas, donde explicaba los motivos que le habían llevado a escribir ese cuento de una forma didáctica y poniendo en antecedentes al espectador sobre lo que se avecinaba.

En el vídeo pueden ver un ejemplo de la introducción y de la presentación de Dahl.

Cuando la serie fue avanzando, la involucración de Dahl fue disminuyendo hasta llegar a desaparecer cuando las historias fueron nuevas y sin basarse en sus libros, aunque intentando, con poca fortuna imitar el estilo de humor negro y algo siniestro que Dahl imprimía a sus cuentos.

Sus finales inesperados y con giros maquiavélicos eran la marca de la casa, pero con el paso del tiempo se hicieron tan predecibles que no era difícil acertar que es lo que iba a pasar. La serie tuvo un enorme éxito en Inglaterra y fue trasladada a los USA con el gran John Houseman como narrador.

No he podido encontrar referencias sobre si esta serie se estrenó en castellano, porque la vi en mi juventud en catalán en TV3 y tengo que reconocer que era la serie que más me asustaba de todas, ya que las atmósferas opresivas y oscuras  de Dahl, can bastantes reminiscencias de Edgar Allan Poe, provocaban un cierto desasosiego al espectador, de esos que crean pesadillas por la noche, por lo que merece ser mencionado en este resumen de series de antología.

 

CUENTOS ASOMBROSOS (Amazing stories). No todo lo que toca Steven Spielberg es oro

Después de sus comienzos televisivos, Steven Spielberg alcanzó el estrellato cinematográfico con ‘Tiburón’ y la saga de Indiana Jones, entre  otras  muchas películas, pero en el año 1985 decidió volver a sus orígenes de la pequeña pantalla creando una serie junto con dos grandes guionistas como Joshua  Brand y John Falsey, creadores de ‘Doctor en Alaska’ y  ‘St Elsewhere’, de temas fantásticos y de ciencia-ficción siguiendo la estela de Rod Serling.

 

Ficha:Cuentos asombrosos (Amazing Stories) .  45 ep 1985-1987 . NBC (USA), La 1 (E)

Spielberg intentó revitalizar el género de las series de antología, con el que había crecido como espectador, y aprovechando su enorme fama se implicó personalmente en el proyecto, escribiendo y dirigiendo el primer episodio, aportando muchas historias que fueron desarrolladas por otros guionistas y directores.

En el vídeo pueden ver la introducción de la serie, de la que seguro se acordarán.

El problema fue que las expectativas se vieron defraudadas, por unas historias que no eran excesivamente originales y que no consiguieron fidelizar al publico, a pesar de los nombres que había detrás de la producción, pero el tono no era ni para las familias ni para los amantes del género, quedándose en medio, sin conseguir contentar a ningún bando.

En el elenco de directores, tenemos a Clint Eastwood, Robert Zemeckis, Joe Dante, Paul Bartel, Danny de Vito, gente realmente importante en Hollywood y que se prestaron encantados al experimento, pero la irregularidad fue la tónica general de la serie, y frente a algún capitulo bueno, la mediocridad dominaba el panorama sin tener unas audiencias para justificar el elevado coste de la serie.

Además para acabar de complicar las cosas, al estudio Universal quiso rentabilizar el negocio y se sacó de la manga una película con tres episodios de la serie, que estrenó en algunos países como Francia o España, con uno de ellos dirigido por Steven Spielberg, y que protagonizaba un imberbe Kevin Costner, en su primer papel importante.

La confusión sobre la serie y la película no ayudó a popularizar la misma en nuestro país, donde se estrenó sin pena ni gloria, pasando muy desapercibida a pesar de la enorme propaganda que tuvo.

En esta entrada les hemos presentado algo diferente, ya que hemos querido recordarles los cuatro mejores exponentes de un género que ha caído en el olvido en la actualidad, pero que nos ha ofrecido algunos de los momentos más brillantes de la historia de la televisión, con la aportación de estos cuatro genios del arte de contar historias.

 

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra  cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

 

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor