Diario Vasco
img
Fecha: enero, 2016
Un Hombre en Casa / Los Roper: Comedias clásicas británicas de los setenta
Lorenzo Mejino 29-01-2016 | 8:01 | 2

La comedia británica siempre ha tenido dos corrientes principales, por un lado la vertiente irreverente y rompedora que es capaz de destrozar cualquier cosa o convención establecida, con los Monty Python, Rowan Atkinson o “Los Jóvenes”, como estandartes principales.

Pero en paralelo, teníamos las comedías de corte clásico destinadas a agradar al mayor numero de personas con un humor británico blanco con toques picantes que se convirtió en el favorito de las clases populares del Reino Unido, como es el caso de “Allo, allo”.

En este segmento pocas series alcanzaron el éxito de “Un hombre en casa” y su secuela “Los Roper”, que se hicieron inmensamente populares en todo el mundo y que dieron lugar a un fenómeno único en la historia de la televisión, con un original y dos secuelas en el Reino Unido, que fueron adaptadas las tres en los USA.

Por estas razones hoy les vamos a analizar en una entrada algo diferente,  todo el conglomerado de series y derivados que nacieron de la convivencia en un apartamento de tres jóvenes a principios de la década de los setenta.

Ficha: Un hombre en casa (Man About the House) 39 episodios+ 1 película   Ago 1973- Jun 1976  Cadena:  ITV (GB) la 1 (E)

Sinopsis: Chrissy y Jo son dos jóvenes compañeras de piso que tras una loca fiesta de despedida de una amiga, se encuentran dormido en el baño a Robin un joven aspirante a chef, que como desagravio les prepara un magnífico desayuno.

Como ambas son unas cocineras desastrosas, al enterarse que está buscando piso para compartir, le ofrecen quedarse con la habitación libre del piso, a pesar de la oposición de los caseros del edificio, George y Mildred Roper.

La serie desarrolla la convivencia de las tres personas bajo el mismo techo con todo tipo de equívocos y enredos

El inicio: Brian Cooke ( izq) y Johnny Mortimer eran dos dibujantes de comics que se conocieron en una convención a mediados de los sesenta y empezaron a escribir guiones para un programa de radio de la BBC. Mas adelante pasaron a convertirse en uno de los tandems mas prolíficos de comedias, con multitud de series durante el siglo XX.

Un día estaban leyendo los anuncios clasificados de un tabloide londinense y observaron el gran numero de ofertas de compartir habitaciones para miembros de diferente sexo, y consideraron que podría ser un buen punto de partida para una comedia basada en la convivencia de tres personas bajo el mismo techo, con tensión pero sin acción sexual entre ellas.

La idea le encanto a la cadena privada ITV, que les encargó una 1T de seis episodios que estrenaron en el verano de 1973 con un gran éxito de público, en el primer vídeo que les invitamos a ver, pueden recordar los primeros minutos en castellano del primer episodio, cuando se conoce el trío protagonista, con la pegadiza canción que suena en los títulos de crédito.

La trama: “Un hombre en casa” es una serie que bebe de las fuentes clásicas de la comedia de enredo de amplia tradición en el teatro británico. Los episodios se estructuran en torno a un malentendido central entre algunos de los miembros de la casa o los dos caseros, y se va desarrollando el enredo como una bola de nieve, con muchas puertas que se abren y se cierran hasta aclararse todo en la última escena.

En este caso el detonante inicial son los equívocos sexuales que provocan la convivencia de tres personas bajo el mismo techo, que son completamente desconocidas, y que van haciendo evolucionar su amistad a lo largo de las temporadas. En un segundo termino tenemos el frente unido que muestran los tres frente a los cotillas de sus caseros, que no cesan en entrometerse en su cosas, llegando al punto de decirle que el chico es gay para vencer sus reticencias a que personas de sexo diferente puedan compartir techo en su propiedad.

La tercera pata de la historia es precisamente la vida de los dos caseros, los Roper, una pareja que fue la clara inspiradora de los ínclitos Pepa y Avelino de “Escenas de Matrimonio”, el marido un ser mezquino y baboso que vive completamente dominado por su mujer, mandona y ambiciosa pero que debe conformarse con esa media costilla que le ha tocado en suerte y no cejan en machacarse verbalmente en todo momento.

La serie se caracterizaba por un humor cristalino, con algún toque picantillo para la época, pero al quedar siempre clara la falta de relaciones sexuales entre los compañeros de piso, su humor ha quedado bastante añejo en la actualidad, si a eso le unimos la estética setentera, con pantalones acampanados, plataformas o patillas a lo Curro Jiménez, tenemos una comedia que no ha envejecido muy bien precisamente.

La serie fue evolucionando mas hacia un grupo de tres amigos que se ayudan entre ellos en su búsqueda de la felicidad personal, tanto a nivel profesional como personal, como pueden ver en la elaborada cabecera de la 5T

Personalmente siempre la recuerdo con un gran cariño, porque en su momento era una serie muy divertida y me reía bastante con algunos de los enredos del trío y sus caseros que veíamos en familia para pasar media hora divertida .

No he querido revisar mucho mas, porque el tiempo le ha pasado mucha factura, sobre todo desde el punto de vista estético. Los diálogos picantes en su tiempo, ahora serían considerados blandos hasta para un canal infantil, pero las sociedades evolucionan y como testimonio de los setenta sigue teniendo su gran valor.

Los actores:
Richard O’Sullivan fue un actor jornalero durante toda la década de los sesenta con papeles pequeñitos de guaperas cuando le querían, hasta que consiguió el papel de Robin Tripp, que le lanzó a la fama mundial. O’Sullivan estaba perfecto, como un aspirante a cocinero simpático y picarón, que se adapta perfectamente a esa convivencia algo extraña, ligándose a todo a lo que se encuentra, con éxito dispar.

Su carrera ha estado muy ligada a este personaje, al seguir en la secuela, pero en los ochenta protagonizó dos series de éxito en especial “Dick Turpin” que se hizo bastante famosa por aquí, a la que siguió un papel de viudo en “Me and my Girl”. En la década de los noventa cayó en el ostracismo mas absoluto y en actualidad vive retirado en una residencia para actores con sus facultades muy dañadas por un infarto en 2003.

Paula Wilcox fue la elegida para interpretar a la morena Chrissy , la mas lista, pero también la mas insegura del grupo, algo acomplejada físicamente por su compañera de piso Jo que se lleva siempre las primeras miradas de los chicos. Wilcox daba el perfecto contrapunto de seriedad en el piso, aunque no dudaba en apuntarse en cualquier historia contra los caseros.

Wilcox ha trabajado regularmente en muchísimas series hasta la actualidad, donde la hemos visto en “Boomers”, pero en ninguna ha conseguido la fama y popularidad que consiguió en ese apartamento.

La tercera protagonista era Sally Thomsett, una joven actriz que encarnaba a Jo, el prototipo de la rubia despampanante, algo tontorrona e inocente, pero de buen corazón, no era la mejor actriz del reparto, pero complementaba a la perfección con su sinceridad algo infantil a sus dos colegas de piso.

Thomsett abandonó la actuación tras la serie, casándose y dedicándose a sus labores.

La gran sorpresa de la serie fueron los que en principio debían ser dos secundarios de relleno Brian Murphy y Yootha Joyce, que acabaron comiéndose a los protagonistas, y llegando a tener su propia secuela como los miserables caseros George y Mildred Roper.

Dos veteranos de las tablas, aprovecharon su oportunidad a lo grande haciendo dos personajes memorables, el de la ambiciosa “cougar” Mildred con ganas de prosperar y subir de estatus social, pero que con el patán de su marido, le iba a ser completamente imposible.

Desgraciadamente, la muerte de Yootha Joyce, debido a problemas derivados de su alcoholismo crónico en 1980 , cuando iban a empezar a rodar la 6T de “George y Mildred”, cercenó la serie y dejó al pobre Murphy con un trabajo mas o menos continuo pero muy alejado del papel de su vida.

El final y las secuelas británicas:
Los guionistas consideraron al inicio de la 6T, que la serie tenía que cerrarse para no seguir estirando las situaciones y decidieron acabarla por todo lo alto con una boda, pero de la que no voy a desvelarles los contrayentes, pero respetando la regla de no liar a los compañeros de piso.

De todas formas decidieron continuar con la franquicia en forma de secuela que inteligentemente iban a protagonizar los dos personajes mas populares y divertidos de la serie, George y Mildred Roper, con la premisa de una mudanza a un barrio adinerado londinense, donde iban a chocar desde el principio con su estirado vecino y su familia, que va a hacer todo lo posible para expulsarlos del barrio

A continuación pueden ver la cabecera de la secuela que tenía como titulo original “George and Mildred”

La serie fue una mas que digna continuadora del original, y en algunos lugares como en nuestro país es incluso mas recordada, por la excelente pareja protagonista con esos enormes diálogos agresivos entre la pareja, sin el menor atisbo de cariño o amor entre ellos, como vimos años mas tarde en “Matrimonio con hijos”, un plagio bastante descarado de esta relación de pareja.

La torpeza e inutilidad del marido era evidente en todos los aspectos de la vida, como en esta chapuza que le hace ese gran actor secundario que fue Roy Kinnear en su casa.

Los mejores momentos venían dados siempre por la inexistencia de su vida sexual, a pesar de los continuos intentos de su mujer, por encender la llama de la pasión en su marido, que se escaqueaba todo lo posible de sus deberes conyugales, como pueden recordar en este hilarante vídeo de una de mis series preferidas de la época.

La repentina muerte de Yootha Joyce, que les he comentado en el apartado anterior, obligó a cancelar la serie de forma abrupta, cuando todavía tenían cuerda para rato.

En paralelo a “George and Mildred”, Brian Cooke y Johnnie Mortimer desarrollaron otra secuela centrada en el personaje de Robin, ya independizado y con su sueño conseguido de abrir un restaurante “Robin’s Nest” que es el que da titulo a la serie.

La premisa de la serie, parte de la huida de los dueños de un restaurante chino que se encuentra situado en los bajos del apartamento en el que Robin vive con su novia Vicky, lo que le da la oportunidad de abrir su propio negocio, aunque para ello se tiene que aliar con el diablo, en forma de suegro, que se convierte en su socio.

Su suegro se apunta. porque a pesar de que considera que no es lo suficiente bueno para su hija, es consciente de que es un gran chef y como dicen en Catalunya “La pela es la pela”. En mi opinión fue la mas flojita de las tres y con diferencia, por ser demasiado blanda y el continuo enfrentamiento entre Robin y su suegro carecía de mucho recorrido en especial para las seis temporadas que duró la serie.

Apartamento para tres y el resto de secuelas USA.

La adaptación para los Estados Unidos, en la que sus autores jugaron un papel importante, fue estrenada poco después del final de la serie británica con el titulo original de “Three’s Company” que aquí conocimos como “Apartamento para Tres”, que fue estrenado tras rodar tres pilotos y numerosos cambios de actores.

La serie fue un enorme éxito y catapultó al estrellato a sus tres protagonistas, pero en especial a John Ritter, que se convirtió en uno de los actores de comedia mejor pagados. En sus principios seguía fielmente el original, aunque para alcanzar los 172 episodios, en 8T,  tuvieron que inventarse tramas muy rápidamente.

En el vídeo pueden recordar la cabecera de una serie, con una canción cantada por el gran Ray Charles, de una serie que tampoco me acabo de convencer, como pálido remedo del original

Con el gran éxito de la serie, les faltó tiempo  para hacer dos remakes de las dos secuelas ,el primero fue el de “George & Mildred”, que titularon “Los Roper” que tiene el dudoso honor de ser una elección unánime en todas las listas de peores secuelas de la historia, un tema en el que no pienso llevarles la contraria.

En la foto superior habrán podido reconocer a un actor multipremiado y famoso en la actualidad, pero sus comienzos fueron lo duros que se pueden imaginar, viendo la espantosa cabecera de la serie, fiel reflejo de lo que venía después

Por último en el rodaje de la octava temporada de “Apartamento para tres”, la cadena contactó con los productores para hacer una reinvención de la serie, basándose en “Robin’s Nest”, por lo que decidieron cancelar la serie,  con el consiguiente enfado del reparto original, para dejar solo a John Ritter al mando de su nuevo restaurante con su novia y su suegro, en otra secuela que titularon “Three’s a crowd”, que aquí la llamaron “Tres son multitud”.

El último intento fue otro fracaso y fue cancelada al finalizar la primera temporada, pero como último vídeo les dejo con la cabecera de ambas series centradas en el restaurante, la británica y la americana

Hoy les hemos presentado un seis en uno, con todas las series que se derivaron de “Un hombre en casa” y que juntamente con “Los Roper”, son las dos mejores de todo el paquete y con mucha diferencia, con ventaja para los dos caseros en mi caso, por mis recuerdos de juventud que como siempre ha sido un placer compartir con ustedes.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
American Odissey : La epopeya de una Ulises moderna en el Sahara
Lorenzo Mejino 27-01-2016 | 8:00 | 0

Más de una vez les hemos comentado la importancia que el azar puede tener en el éxito o en el fracaso de una serie y el hecho de que todos los supuestos factores de éxito deben encajar para conseguir sacar la cabeza de entre las mas de 400 series que se emiten en los EEUU cada año.

“American Odissey” es un buen ejemplo de lo que les acabamos de mencionar, ya que sin ser ninguna maravilla ni una obra maestra, presentaba suficientes alicientes para que los aficionados a las series de espionaje e intrigas internacionales, le dieran una oportunidad para pasar un rato entretenido, con la enorme curiosidad en nuestro caso particular, de haber rodado el último episodio en las calles de Barcelona, como parte integrante de la trama.

Hoy les vamos a analizar las causas por las que seguramente usted, acaba de enterarse de la existencia de “American Odissey” a pesar de haberse emitido integra en nuestro país, con la misma nula repercusión que allende los mares. De esta forma, a lo mejor le sirve para echarle un vistazo si la trama o los lugares donde ha sido rodada les hacen picar el gusanillo sobre la misma.

Ficha: American Odissey 13 episodios.   Abr 2015- Jun 2015  Cadena: NBC (USA) Calle 13 (E)

Sinopsis: La serie narra la odisea particular de la sargento Odelle Ballard, que intenta volver a la civilización tras ser traicionada por sus propios mandos en una operación encubierta en Malí en pleno desierto contra fuerzas yihadistas, donde es abandonada y dada por muerta de forma oficial . De forma paralela vemos los esfuerzos de un abogado y un periodista, para descubrir la conspiración que intenta borrar de la faz de la tierra a la pobre sargento Ballard.

El inicio: Adam Armus y Kay Foster son una pareja de guionistas, que empezaron a colaborar en la década de los noventa en la factoría de Sam Raimi y Robert Tappert, escribiendo numerosos guiones de sus series “Hércules “ y “Xena”.

Tras haberse curtido con la mitología griega durante muchos años, dieron un paso adelante y fueron contratados por David E. Kelley, como guionistas en “The Practice” y otras series hasta llegar a “Heroes”, donde se convirtieron junto con Bryan Fuller, en los guionistas de confianza de su creador Tim Kring, durante los cuatro años de la serie.

Mientras trabajaban en “The Following”, recibieron una propuesta del poderoso productor ingles Simon Maxwell que estaba interesado en una serie que fuera una versión actual de la “Odisea” griega de Homero, centrada en alguno de los conflictos actuales.

Ambos aceptaron encantados el encargo y tras explorar las opciones habituales de Oriente Medio o Pakistán , decidieron que ubicar el conflicto en el Mali, como última frontera del yihadismo, era un planteamiento original y con muchas posibilidades. En ese momento entraron en contacto con un buen amigo, el actor-director-guionista Peter Horton ( famoso por su papel en “Treinta y tantos”) , que se incorporó al equipo como tercer productor ejecutivo, encargándose de dirigir el piloto.

La idea inicial fue comprada rápidamente por la NBC, con el titulo inicial de “Odissey”, con la idea de estrenarla en su programación primaveral, con un encargo inicial de trece capítulos.

El estreno de la serie fue en Abril, pero pocas semanas antes del estreno viendo la escasísima expectación que despertaba, a la NBC no se le ocurrió otra cosa que añadirle la coletilla de American, para ver si rascaban algo por ese lado con el titulo de “American Odissey”, en una programación donde si algo abundaba eran series que tenían esa palabra en el título.

Ni por esas la serie consiguió hacerse con cierta atención , ignorada por los críticos que la calificaron como una especie de un quiero y no puedo de “Homeland”, y las audiencias fueron bajísimas desde su estreno en la hipercompetitiva noche del domingo , donde sencillamente no tuvo ninguna oportunidad de sacar la cabeza para ser reconocida, a pesar de un trailer tan sugerente.

La trama: La odisea personal de la sargento Ballard es el centro gravitacional de la serie sobre el que se desarrollaban tres hilos argumentales casi completamente independientes, que acaban confluyendo en el tramo final de la serie, una estructura muy parecida a la que los mismos autores seguían en “Heroes”.

El hilo argumental principal y el mas interesante de lejos, era el de la pobre sargento Ballard, abandonada a su suerte en medio del desierto del Sahara en Malí, y que va sobreviviendo como buenamente puede, a pesar de todas las personas que quieren acabar con ella.

En primer lugar unos contratistas paramilitares de su propio ejercito con la misión de hacerla callar para siempre porque la sargento ha visto una cosa que no debería en un ordenador en el transcurso de su misión y que es la causa por la que su compañía es aniquilada. En segundo lugar tenemos a los yihadistas que buscan vengarse de cualquier cosa que huela a americano, tras el ataque que sufrieron en su cuartel general como parte de la misión encubierta llevada a cabo por la compañía de la sargento.

Por último tenemos a los señores de la guerra que campan a sus anchas por las zonas de los tuaregs, para los cuales secuestrar a una americana puede suponer una cuantiosa cantidad de dinero en forma de rescate.

Nuestra Ulises encuentra ayuda en un joven tuareg con el que inicia un viaje muy accidentado a través del Sahara, donde pasa toda serie de penurias y calamidades, perfectamente ambientadas gracias al rodaje en Marruecos de esa parte de la serie que le da un aire de autenticidad que es muy de agradecer, como explican en el vídeo del rodaje de la serie

Todo Ulises debe tener su Penélope, y en este caso con los roles cambiados, el papel le corresponde a su marido que junto con su hija adolescente, reciben desolados en Nueva York la noticia de la muerte en combate en Odelle y forman el segundo hilo argumental, cuando empiezan a llegar evidencias no comprobadas a través de las redes sociales de que a lo mejor su mujer no está muerta y sigue viva deambulando por el desierto.

En esta cruzada y segundo hilo argumental, tienen su apoyo principal en un joven periodista, que encuentra indicios de que la sargento sigue viva, pero cualquier intento de sacarlo a la luz, es aplastado de forma inmediata por las personas interesadas en que no se sepa.

La tercera pieza del argumento, recae en un abogado corporativo, que había sido ayudante del fiscal del distrito, que descubre trapicheos en su gran corporación estadounidense con ramificaciones en forma de financiación de grupos terroristas y que cuando intenta sacar los trapos sucios a la luz, sufre también la persecución de matones de la susodicha compañía.

Las tres piezas van avanzando de forma paralela, pero a diferentes velocidades y con diversos grados de interés, un resultado evidente del sistema de guionizar la serie, en el que cada uno de los tres creadores escribía su trama por separado  y luego la unían e intentaban darle coherencia.

Por desgracia, no lo consiguieron en ningún momento, con las dos tramas en suelo americano totalmente previsibles y copiadas de cualquier curso de iniciación a las corporaciones megavillanas y sus enfrentamientos con personas desvalidas e inocentes.

En cambio la trama del Sahara era realmente interesante y adictiva donde pasaban cosas interesantes en todo momento, gracias en parte al gran trabajo de la actriz protagonista Anna Friel y al ritmo trepidante con el que pasaban las cosas, huyendo y escapándose de las tres facciones que quieren acabar con ella.

Los únicos secundarios interesantes aparecen en el desierto y en Tombuctú y era el camino que debían haber seguido en lugar de perder el tiempo con cosas mil veces vistas y sin apenas interés y como muestra tienen el cortísimo vídeo sobre la pobre sargento y su hija a la que añora.

La serie estaba enormemente descompensada entre la trama del desierto y las dos de relleno y la valoración global se resiente y mucho de esos ratos muertos delante de la pantalla, por eso aunque desde el punto de vista global me gustó y me mantuvo intrigado hasta el final, soy consciente de que he sido generoso con mi apreciación y para muchas otras personas ese lastre narrativo puede ser insalvable.

No deja de ser una lastima, porque con el material filmado, si lo hubieran planteado de forma diferente como una miniserie de apenas siete u ocho episodios, centrada en la odisea de la sargento, con leves toques de la familia como su punto de esperanza, habría quedado mucho mas redonda y compacta, con un  uso generoso de la tijera en la sala de montaje.

De todas formas, si les gustan las series de aventuras en lugares exóticos unidas a grandes conspiraciones globales, le puede dar una oportunidad a ver si le encuentra el atractivo que ha tenido para mi, y que por lo menos me ha sido recompensada en el último episodio con una visión bastante diferente de diferentes lugares de Barcelona, como los alrededores de la Plaza Real, el aeropuerto o algunas calles del barrio Gótico, tan difíciles de ver en las series americanas.

Los actores:
La reputada actriz británica Anna Friel fue una gran elección para el papel de la sargento Odelle Ballard,  Friel, muy conocida en su país natal, donde ha aparecido en numerosas películas y series de gran calidad, tuvo su salto a la fama, cuando saltó el océano para interpretar a Charlotte, en la maravillosa serie de culto que fue “Pushing Daisies”, que la puso en el radar de mucha gente. Posteriormente lo revalidó en una gran serie como “Public Enemies” y en la noruega “Kampen on Tungtvannet”, como una militar británica.

Friel esta magnífica y es lo mejor de la serie con mucha diferencia, al interpretar a una mujer frágil de apariencia pero con una tremenda fuerza mental que le hace sobreponerse a todo, con la esperanza de volver a ver a su familia, a pesar de todas las penurias y torturas que sufre.

Peter Facinelli interpreta al abogado Peter Decker, la persona que empieza a destapar los manejos de la corporación, en una de las tramas mas insulsas de la serie, y que con un actor tan limitado como Facinelli, no mejora precisamente.

Todos los papeles que había hecho hasta este momento, eran de guaperas con una cierta facilidad para ligarse a las mujeres y aparecer descamisado, como hacia en “Fastlane” o algo mejor en “Nurse Jackie”, pero este papel requería una sutileza de la que carece como actor al salirse de su registro habitual.

La tercera pata del entramado narrativo es el periodista Harrison Walters, que interpreta el debutante Jake Robinson, un actor proveniente de la cantera de series juveniles de la cadena CW, en concreto de  “The Carrie Diaries”.

No le conocía apenas, pero tampoco me ha gustado nada en un papel previsible y prescindible, que si no hubiera estado, nadie le habría echado en falta.

El final:
Las audiencias de la serie fueron un verdadero desastre desde el primer episodio, pero la emitieron íntegramente, para rentabilizar su inversión, en lugar de gastar mas dinero para reemplazarla provisionalmente por otra cosa. La trama queda cerrada en casi su totalidad, aunque dejaron algún resquicio abierto por si sonaba la flauta, que fue rápidamente acallada por su cancelación fulminante finalizada su emisión. En nuestro país la emitió con cierto interés el canal especializado Calle 13, que preparó incluso el siguiente dossier audiovisual.

La promoción fue cuidada con estas ventanillas ideales para despertar el interés sobre los mejores aspectos de la serie.

Hasta aquí hemos llegado con nuestro análisis de “American Odissey”, una serie que tenía su público potencial, pero  por las causas que les hemos comentado, quedó bastante lejos de poder alcanzarlo, a pesar de ser subsanables con una cierta facilidad. Si les atrae la historia o les encanta el desierto, denle una oportunidad y ya me comentaran lo que les ha parecido

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Boy Machine ( Suecia): La accidentada reunión adulta de un grupo musical adolescente
Lorenzo Mejino 25-01-2016 | 8:00 | 0

La comedia es  el género que tiene mayores problemas para traspasar las fronteras no solo internacionales, sino incluso entre las diferentes regiones de un país, por las peculiaridades de los diferentes tipos de humor que derivan de  las idiosincrasias de cada zona.

Estos problemas se reflejan en el escaso numero de comedias que han aparecido en nuestro rincón de los lunes que dedicamos a las series remotas, ya que la inmensa mayoría pertenecen al grupo que podríamos definir simplemente por “Maldita sea la gracia que tienen” y lógicamente las ignoramos.

Por suerte el estreno de “Boy Machine”, una sitcom sueca bastante alocada y con ciertos puntos de interés por el mayor interés internacional de su premisa, nos permite paliar en parte esa carencia, con la historia de una “boy band” que decide volver a los escenarios tras veinte años de separación

Ficha: Boy Machine 8 episodios 25 min .   Oct 2015 – Dic 2015  Idioma: Sueco subtitulada en castellano. Cadena: TV4 ( S)

La trama : La serie trata sobre la historia de una banda ficticia “Boy Machine”, formada por cuatro adolescentes que arrasó en Suecia durante los años noventa y que se separaron de forma poco amistosa en la cúspide de su éxito, basados en temas como el del vídeo, una genial parodia de las “boy band “ de los noventa.

Los cuatro llevan una existencia gris y alejada de los focos de su juventud, cuando a instancias del cantante y líder del grupo, el único que sigue malviviendo de las migajas de su fama anterior, deciden rememorar los tiempos pasados y juntarse de nuevo para intentar recuperar su pasión juvenil.

Ya se pueden imaginar que la reinvención de cuatro cuarentones, dieciocho años después de su separación, no va a ser un camino de rosas y la 1T se estructura en tres partes bien diferenciadas. El primer tramo se centra  en conocer las vidas actuales de los cuatro miembros y en vencer sus reticencias para volver en unirse, con sus pintas actuales.

El tramo central se centra en la preparación para la vuelta del grupo, que pasa tanto por componer nuevas canciones, como por ensayar coreografías modernas, aunque el óxido que se ha apoderado de sus cuerpos hace que sus bailes sean tan patéticos como el del siguiente vídeo, dirigidos por Pippi una manager un tanto excéntrica.

Los episodios finales de la serie se centran en su participación en un festival de la canción sueca, como última oportunidad para recuperar su añorada fama, y vencer a sus más enconados rivales, el dúo “Stargaze” ( con un miembro que es toda una sorpresa para los que hayan visto la 3T de Bron) , que son los que arrasan con las quinceañeras suecas, con canciones como la del vídeo.

El humor se centra principalmente en el contraste de su fama pretérita y las humillaciones actuales que deben sufrir así como en  los sacrificios personales que deben realizar en el presente y que aceptan para intentar recuperar su pasión por la música que todos han añorado durante toda su separación. Las humillaciones llegan hasta el punto de hacerles interpretar una canción de raíces españolas, vestidos de pseudo toreros, en una de las escenas mas divertidas de la 1T.

El tono de la comedia es amable con ligeros toques agridulces y funciona mucho mejor en las partes musicales que en las tramas personales de los cuatro miembros, que son mucho mas predecibles y con bastante menos gracia que cuando los tenemos actuando, que es cuando la comedia alcanza momentos brillantes, lo que probablemente le va a valer para ser renovada para una 2T, todavía no confirmada.

No es una gran comedia, ni una serie redonda, pero personalmente la he disfrutado  bastante más de lo que me esperaba. En algunos momentos me he reido  bastante con algunos gags ya que cuando acierta en el blanco es brillante y solo por eso merece ser destacada en lugar preferente, como un exponente interesante del humor escandinavo, y del sueco en particular, como pueden comprobar en el trailer que cierra nuestro artículo.

Epilogo:
“Boy Machine” está especialmente recomendada para aquellos de ustedes que sean fans del festival de Eurovision o tengan su reproductor musical lleno de canciones de grupos adolescentes pop de los noventa, porque se van a divertir bastante por el buen nivel paródico que tiene de esa época y que puede hacer que la serie se convierta en su pequeño placer culpable.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Expediente X :Abducidos por su mitólogia y sus protagonistas
Lorenzo Mejino 22-01-2016 | 8:01 | 0

La historia de la televisión está plagada de historias muy curiosas, pero mis preferidas siempre han sido, las de las series que empezaron siendo unas completas desconocidas por todo el mundo y acabaron convirtiéndose en fenómenos culturales a nivel mundial, sorprendiendo hasta a sus propios creadores.

En este sentido no creo que haya un mejor ejemplo, para describir esta lotería televisiva que “Expediente X”, la serie con la que le tocó el Gordo a la imberbe cadena FOX,  que pasó de ser un experimento televisivo relegado al viernes por la noche, a ser una de las series mas conocidas en todos los países, que ha generado dos películas y que sigue siendo un verdadero icono de la cultura popular.

El renacimiento de la serie para una temporada ultracorta de seis episodios ,que se estrenará la semana que viene nos da pie a poder analizar con la profundidad y cariño que se merece una de las series que más ha influido en la concepción actual de la televisión, empezando con una de las frases que han pasado a los anales de la historia televisiva, “La verdad está ahí fuera”.

Ficha: Expediente X ( X-Files) 202 ep+ 2 películas   Sep 1993 -May 2002/ Ene 2016 .Cadena: FOX (USA) Telecinco (E)

Sinopsis:  Los agentes Fox Mulder y Dana Scully son los responsables de investigar para el FBI, todos los sucesos que aparentemente no tienen explicación racional y presentan indicios de elementos fantásticos y paranormales, desde vida extraterrestre hasta personajes pintorescos pasando por monstruos de todo tipo, dentro de una división específica que trata con los llamados Expediente X, que es el nombre que reciben estos casos dentro del FBI.

El inicio: Chris Carter era un periodista californiano, apasionado del surf, que estuvo muchos años escribiendo sobre su deporte favorito en una revista especializada, hasta que a mediados de los años ochenta, a través de su novia que tenia buenos contactos en la industria cinematográfica, fue fichado como guionista por los estudios Disney, donde escribió diversas comedias juveniles.

Allí conoció a un productor independiente Peter Roth del que se hizo gran amigo y cuando Roth fue fichado por la cadena FOX, para desarrollar la ficción original de la cadena que apenas había iniciado sus emisiones a nivel nacional, uno de sus primeros fichajes fue Chris Carter.

Carter desarrolló su concepto inicial de la serie inspirándose en varios conceptos, pero con una especial atención a una serie maldita de mediados de los setenta, llamada “Kolchak, The Night Stalker”, sobre un investigador de sucesos paranormales, magistralmente interpretado por Darren McGavin.

Personalmente es una serie que recuerdo mucho de mi adolescencia cuando la emitían por la madrugada de los sábados en TVE, porque daba muchísimo miedo y siempre la recordaba asociada a esa sensación de desasosiego que me transmitía en mis años mozos. En el primer vídeo pueden ver la curiosa cabecera de Kolchak , que cambia drásticamente de tono, en el escaso minuto que dura, una serie donde dieron sus primeros pasos como guionistas Robert Zemeckis y David Chase, casi nada.

Esos recuerdos de Kolchak, con los de la mítica “Dimensión Desconocida”, fueron la base para centrar la historia, a los que añadió una pareja protagonista, con una dinámica parecida a la de la serie británica “Los Vengadores”, con un gran respeto mutuo pero nula atracción sexual.

El primer borrador de la serie fue rechazado por la cadena FOX, que le propuso que lo enfocara más hacia el tema de vampiros, para aprovechar el  futuro tirón  cinematográfico del estreno de  “Entrevista con el vampiro” con Tom Cruise.

Carter se negó a cambiar el enfoque de extraterrestres a vampiros, pero volvió a escribir un segundo borrador y gracias a la ayuda e insistencia de su amigo Peter Roth, consiguió que le encargaran el piloto, a pesar de la resistencia de varios ejecutivos de la cadena.

El piloto les acabó de convencer, pero para emitirla en el peor lugar posible de la semana, los viernes por la noche, emparejada con otra serie de corte fantástico “Las aventuras de Brisco County, jr”, creada por otro desconocido, Carlton Cuse, pero sin apostar fuerte con ella y sin apenas promoción.

La críticas fueron excelentes, destacando casi todo el mundo la atmósfera oscura y opresiva de la serie, que le daba el rodaje en los maravillosos bosques que rodean Vancouver, que es donde Chris Carter decidió que se rodara la serie. Lo primero que sorprendía a todo el mundo era la cabecera de la serie, con una música minimalista de Mark Snow, en lo que se ha convertido en uno de los títulos de crédito más famosos de la historia televisiva.

La sorpresa vino, cuando las audiencias empezaron a crecer y crecer a cada episodio, sobrepasando los diez millones de espectadores de forma regular y convirtiéndose en la serie más vista de la joven cadena FOX, creciendo cada año, hasta ser la primera serie de FOX en meterse en el Top 10 semanal, un hecho impensable cuando se inició en la que no pasaba del puesto 100 del ranking semanal.

La carrera posterior  de Chris Carter, también es muy peculiar, ya que lo podemos catalogar lo que en la industria musical se denomina un “One Hit Wonder”, con solo un éxito en su carrera ya que todos sus proyectos posteriores , no le llegaron ni a la altura del zapato a “Expediente X”, en un caso de los mas extraños que conozco, por dilapidar su prestigio de forma tan rápida.

El mejor ejemplo lo tenemos en una secuela de esta misma serie, centrada en tres personajes secundarios que tituló , “The Lone Gunmen”, que pasó con mucha mas pena que gloria, con esta cabecera mas que pobretona

La trama:
El episodio piloto es una magnífica presentación de los personajes, y se inicia con la llegada al departamento de los Expedientes X, de una joven criminóloga y doctora forense Dana Scully, una persona para la que la ciencia es su santo y guía, específicamente asignada por sus jefes de forma subrepticia para intentar desacreditar el trabajo del encargado del departamento Fox Mulder.

Ambos se conocen en el primer episodio y empiezan a colaborar en su primer caso, el asesinato de una adolescente en el bosque en extrañas y similares circunstancias a otros cuerpos encontrados en la zona. El trailer del piloto nos muestra el planteamiento inicial en el formato original 4:3

La serie iba desarrollando poco a poco, la relación entre los dos agentes, que partían de posiciones totalmente contrapuestas, Mulder, una persona marcada por la desaparición en extrañas circunstancias de su hermana pequeña, que atribuye a una abducción extraterrestre, lo que le ha hecho un absoluto creyente en todas las teorías de corte fantástico y paranormales para explicar cualquier suceso fuera de lo habitual, con la esperanza de descubrir lo sucedido a su hermana en algún momento. Es una persona muy seria pero que encara la vida con ciertos toques irónicos y un sentido del humor bastante negro.

Su compañera Scully es una científica de pies a la cabeza, una completa escéptica que considera que  todo debe explicarse a partir de la ciencia y el raciocinio y que siempre mira con incredulidad las teorías paranormales que su compañero no ceja en proponer en cada caso que se encuentran, seria e hierática en todo momento.

Los episodios se podían dividir en tres tipos, los denominados del “monstruo semanal”, donde nuestros agentes se enfrentaban a un caso en apariencia inexplicable que ponía a prueba tanto las creencias de Mulder como la incredulidad de Scully, pero con la compenetración entre ambas visiones como la mejor manera de resolver los enigmas y acabar con la amenaza de turno y resolver el expediente X semanal.

En segundo lugar en importancia, teníamos los que presentaban un arco de continuidad centrado en la existencia de una siniestra organización secreta con tentáculos a todos los niveles del gobierno, dedicada a ocultar cualquier atisbo de información y a conspirar con todo tipo de fuerzas del mal, paranormales o extraterrestres, para mantener sus privilegios y su control.

Estos episodios eran como una lucha de David ( nuestros dos agentes), contra el Goliath conspirativo, cuya cara mas conocida era un siniestro personaje de una agencia gubernamental conocido como el fumador que se convirtió en uno de los villanos mas odiados de la televisión. Lo pueden ver actuar en el vídeo, interaccionando con el jefe Skinner, el cuarto personaje de la serie, que se convierte en el principal apoyo de la pareja dentro del FBI frente a los tejemanejes del maquiavélico fumador.

Finalmente teníamos un tercer tipo, que eran capítulos especiales, donde los creadores daban rienda suelta a su imaginación y desarrollaban  en direcciones completamente imprevisibles e incluso experimentales, la mitología que iban creando poco a poco en los capítulos dedicados de continuidad.

Curiosamente estos episodios, eran los más celebrados por la cada vez más creciente legión de fans que tenia la serie en todo el mundo, con el mejor ejemplo en el episodio de la 3T “Jose Chung’s from outer space”, donde nos explicaba brillantemente, un caso con las diferentes visiones de los personajes involucrados que las relatan a José Chung , un escritor de novelas fantásticas

En otros de estos episodios especiales, daban rienda a su fantasía, en especial al deseo de muchos seguidores, dando un cierta vidilla a la relación platónica entre Mulder y Scully, aprovechando las posibilidades que le daba la mitología creada de la serie, como en el caso del baile del vídeo, en un episodio explicado vía cómic.

La serie tenía dos motores principales, como eran la evolución de la relación entre los dos agentes y la evolución de la mitología propia, tanto a nivel conspirativo como de elementos paranormales y fue desarrollada de forma brillante bajo el mando de Chris Carter, que si demostró alguna cosa es tener un impresionante ojo clínico para fichar guionistas de la nada y darles el primer empujón de carreras más que brillantes.

En la 1T ya teníamos a Alex Gansa y Howard Gordon (24, Homeland), James Wong y Glen Morgan (Millenium, Space: Above and Beyond) y mas adelante se incorporaron gente como Vince Gilligan ( Breaking Bad), Frank Spotnitz (Strike Back, The Man in the High Castle) , el hermano de Glen, Darin Morgan o John Shiban, todo un dream-team de guionistas actuales

La relación y el respeto mutuo entre Mulder y Scully iba creciendo poco a poco, alimentando las esperanzas de los fans que como en todas las series se obsesionan con que sus protagonistas acaben en una relación amorosa, con escenas como la del siguiente vídeo con una clase de béisbol bastante sensual

La serie iba viento en popa, y su popularidad era tan elevada, que en un movimiento muy raro en las series televisivas, decidieron hacer una película de enlace entre la 5T y la 6T para estrenar en las pantallas cinematográficas y aumentar los beneficios de explotación de la franquicia, que estrenaron con el siguiente trailer.


La película era excelente pero para la 6T , por presiones de David Duchovny, que quería estar cerca de su mujer, cambiaron el rodaje de la oscura y lluviosa Vancouver a la mas soleada Los Ángeles,  Con el cambio, la irregularidad empezó a ganar terreno en la serie, con episodios mas ligeros o directamente en tono de comedia, que desvirtuaban bastante el espíritu original de la serie, que empezó su declive inexorable en la 6T, acentuado en la 7T.

La marcha de Duchovny de la serie a tiempo completo a principios de la 8T, a pesar de ser sustituido de forma más que correcta por el todoterreno Robert Patrick, no hacia  que anunciar la cercanía del fin de la serie que comentaremos más adelante.

“Expediente X” es , en mi opinión, una de las mejores series de la historia de la televisión por abrir las puertas a explicar las historias fantásticas de una forma diferente, con unos efectos especiales de bajo coste, pero siempre supeditados a la historia y a los dos personajes centrales, consiguiendo una atmósfera tan especial y peculiar que ingentes cantidades de dinero no podrían comprar.

Durante muchas temporadas, mi grabadora de vídeo VHS tenia una cita ineludible los lunes por la noche en Telecinco, para grabar los episodios de una de mis series de cabecera y que tuvo un enorme éxito en nuestro país, con unas audiencias impensables en la actualidad.

La mezcla y la contraposición de ciencia y fantasía, y la gran mitología que crearon era  irresistible a mis ojos, lo que unido a las salidas irónicas de Mulder, me permitía disfrutar de cabo a rabo los cuarenta y cinco minutos de cada episodio durante las cinco primeras temporadas.

Personalmente mi punto de inflexión de la serie vino tras la primera película y aguanté por inercia hasta la salida de Duchovny, pero en ese momento y c0n la inestimable ayuda de la errática programación de Telecinco, acabé abandonándola , y solo miré por curiosidad el episodio final, pero sin que eso empaña mi elogiosa visión global de toda la serie.

Los actores:
David Duchovny tuvo una educación de alto nivel graduándose en Princeton y Yale, antes de empezar sus pinitos como actor, posteriormente hizo de narrador de una serie erótica de Showtime “ The Red Shoes Diaries”, pero fue un memorable papel pequeño como un travestido en “Twin Peaks”, el que llamó la atención de Chris Carter que le eligió para el papel de Fox Mulder.

Duchovny se reveló como un gran actor en un personaje complicado, dramático pero desencantado de la vida con muchos toques de humor, que se aferra a cualquier esperanza para encontrar a su hermana y hará todo lo que esté en su mano para conseguirlo.

No consiguió ningún Emmy, a pesar de estar nominado cuatro veces, y tras la serie ha seguido en el candelero protagonizando durante siete años, a un escritor alcoholizado y un verdadero obseso sexual en “Californication” y recientemente como un detective sesentero en “Aquarius”.

Pero la auténtica sorpresa de la serie fue la elección de una completa desconocida como Gillian Anderson, nacida en los EEUU pero criada en Londres,  para el segundo papel protagonista, el de Dana Scully,. A pesar de ir a la audición sin apenas experiencia previa, fue la elección personal de Chris Carter, que la defendió a viento y marea frente a los directivos de la cadena FOX , que buscaban a una actriz mas conocida, o en su defecto a alguien mas “espectacular” o “despampanante”.

El acierto de la elección de Carter se hizo evidente desde el primer momento, al elegir a toda una señora actriz para un papel de una mujer joven, con firmes convicciones y muy fuerte que se mueve como pez en el agua en el mundo masculino, lo que le valió un Emmy a la mejor actriz con toda justicia. Su carrera posterior ha sido deslumbrante con grandes papeles a ambos lados del océano, eligiendo siempre calidad sobre lo comercial, como ha demostrado en “Bleak House”, “The Fall” o “Hannibal”.

Mitch Pileggi, interpreta al jefe Skinner, responsable directo de los dos agentes, en un papel que debía durar pocos episodios, pero que acabó convirtiéndose en la tercera pata del entramado de la serie. Otro desconocido hasta esta serie, Pileggi cumplía a la perfección como el jefe comprensivo que debe ayudar a sus subordinados sin verse arrastrado por ellos en un equilibrio muy difícil de conseguir.

Su aspecto es ideal para papeles secundarios de duro militar ( Stargate Atlantis) o de villano (Hijos de la Anarquía, Supernatural ) y lo hemos visto en multitud de series y películas en ese tipo de personajes y seguro que está encantado de retomar el papel de su vida en la miniserie.

Por último no podemos dejar de mencionar al personaje mas pintoresco de la series, el fumador, interpretado de forma hierática por William B. Davis, un profesor de arte dramático en Vancouver, que complementaba su sueldo haciendo papelitos en las series que se rodaban en el oeste canadiense.

Para sorpresa, su papel del villano principal de la serie, a pesar de no salir en todos los episodios, le ha catapultado para un reconocimiento global en la cultura popular, como uno de los personajes más maquiavélicos que hemos conocido, siempre con su sempiterno cigarro en la mano, jugando y despistando a los pobres Mulder y Scully, cuando se acercaban a desvelar algún secreto jugoso.

El final, segunda película y resucitación:
La serie empezó a vislumbrar el fin con la salida como personaje regular de David Duchovny y su reemplazo por Robert Patrick, y siguió con el añadido de otra agente, interpretada por Annabeth Gish en la 9T, pero las tramas conspirativas estaban más que agotadas, y el recurso de traer de vuelta a personajes y monstruos de las temporadas anteriores, no estaba al nivel creativo que había tenido la serie.

Por eso a nadie le extrañó, y visto el desplome de las audiencias, que Chris Carter de acuerdo con la cadena FOX, decidieran que la novena temporada iba a ser la última y le dieron tiempo para preparar un final más o menos digno, con el que iban a contar incluso con la vuelta de David Duchovny, que había desaparecido al final de la 8T, para reaparecer en el episodio final.

El final fue mas bien discretito y no le hizo en absoluto justicia a la larga trayectoria de la serie, mas en plan mucho ruido y pocas nueces que como algo coherente con el resto de la temporada, con la reaparición de Mulder como elemento mas discordante.

Es mejor tomárselo como una despedida agradable y discreta a unos grandes personajes, que como cierre de un arco narrativo coherente.
A pesar de cerrar la serie, ninguno de los implicados se pudo resistir al rodaje de una segunda película , seis años mas tarde, de la que el mejor elogio que podemos hacer,  es guardar un piadoso silencio sobre la misma.

Pero parece que Chris Carter no quiere abandonar su particular gallina de los huevos de oro y ha conseguido convencer a todo el mundo para una miniserie de seis capítulos, para retomar la mitología de la serie y darle mas carnaza a sus fans y seguidores. El  estreno es la próxima semana y aquí pueden ver el trailer de una de los retornos más esperados por mucha gente

Epilogo:
Mulder y Scully son dos personajes completamente arraigados en la cultura popular y que se utilizan incluso como apodos cariñosos para las personas. Una muestra de ello es a cargo del grupo galés Catatonia, que grabó una canción con el nombre “Mulder y Scully”, que alcanzó cierto éxito en las listas europeas, y que pueden recordar en este vídeo

Expediente X, era una de las cuentas pendientes mas importantes que teníamos con las grandes series del pasado, y que nunca encontrábamos el momento ideal para hablar de ella. El estreno de la miniserie, nos ha brindado esta oportunidad y esperamos no haberla desaprovechado en este largo análisis de una serie excepcional, como hemos intentado recordarles en nuestro rincón del recuerdo del viernes

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
The League (La liga fantástica): Una hilarante y feroz rivalidad entre amigos
Lorenzo Mejino 20-01-2016 | 8:01 | 0

Las comedias poco convencionales ha encontrado su alojamiento natural en los canales de cable que permiten experimentar mucho más en los formatos y en las premisas que lo que podemos ver en las cadenas generalistas que suelen ser mucho más conservadoras en sus planteamientos.

El problema de muchas de esas comedias arriesgadas, es que tienen una fecha de caducidad muy rápida, ya que la premisa se suele agotar con rapidez, y rara vez pasan de la tercera o cuarta temporada.

Hoy les vamos a hablar de una de las raras excepciones de los últimos años, la recientemente finalizada “The League”, estrenada en nuestro país con el nombre de “La liga fantástica”. Su propuesta bastante desmadrada e irreverente sobre las relaciones de un grupo de amigos en torno a una liga fantástica de fútbol americano, consiguió hacerle un hueco en las preferencias del público que la ha mantenido en emisión siete años, que en el mundo del cable es todo un hito, como les vamos a comentar en el presente articulo.

Ficha: La liga fantástica ( The League) 84 episodios. Oct 2009-Dic 2015 . Cadena: FX/FXX (USA)-Fox (E).

Sinopsis:  Seis amigos que se conocen desde el instituto, mantienen viva la llama de su amistad y sus relaciones, gracias a una liga fantástica de fútbol americano, que se convierte en el centro de sus vidas, durante la temporada otoñal que dura la NFL. La enorme rivalidad que suscita en todos y cada uno de ellos es el centro de las historias de la serie.

El inicio:  Jeff Schaffer es un guionista curtido en series con cierto formato de improvisación, estando muchos años como escritor y productor de la joya que fue “Seinfeld” y posteriormente en “Curb your enthusiasm”, con Larry David. De forma simultanea realizó algunos guiones de películas como “Bruno”, “El dictador” o “Eurotrip”, donde conoció a Jackie Marcus la productora de la película, con la que acabó casándose poco después.

El matrimonio empezó a pensar en proyectos para trabajar conjuntamente y la idea surgió durante una cena en un restaurante de los Alpes, durante la temporada de fútbol americano, cuando su marido se ausentaba continuamente para salir fuera a congelarse y consultar la marcha de los partidos y de las ligas fantásticas en las que estaba inscrito.

Ambos vieron una buena idea en la misma y decidieron desarrollar una serie centrada en una liga fantástica y el grupo de amigos que la juegan. El formato elegido fue a mitad de camino entre el de Seinfeld, con un guión muy estructurado, que dejaba cierto margen a la improvisación a los actores, y el de Larry David, en el que apenas se esbozaba la historia y las lineas generales y los actores creaban sus propios diálogos.

En este sentido The League, proponía una escaleta muy clara, con las escenas a desarrollar y las situaciones a tratar, pero a nivel de diálogos lo dejaban en gran parte a los actores que debían improvisar sobre las bases. Su propuesta convenció a la cadena FX, que les encargó una primera temporada ultracorta a modo de prueba de apenas seis episodios, para ver las reacciones de público y crítica.

Su estreno en Octubre de 2009, fue un todo un éxito entre la crítica que valoraba muy positivamente la originalidad de la propuesta, aunque dudaban y mucho de su recorrido a largo plazo. Las audiencias respondieron tan favorablemente que fue renovada rápidamente para una 2T, para hacer un combo con la comedia estrella de la cadena “It’s always sunny in Philadelphia”, con la que compartía ciertas características de humor algo cafre e irreverente.

Para empezar nada mejor que recordar la pegadiza sintonía de la serie, ya que la cabecera apenas era un cortinilla de cinco segundos.

La trama: La serie se centra única y exclusivamente en las peripecias de un grupo de seis amigos que viven en Chicago, con la excusa de las enormes rivalidades que se crean en la liga fantástica de fútbol americano que ellos comparten.

En este punto creo que es interesante hacer un receso y explicarles lo que es una liga fantástica de fútbol americano, para aquellos de ustedes que lo desconozcan, aunque a lo mejor les suenan las versiones adaptadas a nuestros deportes como el fútbol (Comunio) o baloncesto (Supermanager).

Una liga fantástica es una oportunidad que se da a todos los aficionados de demostrar el entrenador que todos llevamos dentro, al darnos la oportunidad de hacer nuestra propia selección de jugadores de entre todos los equipos y competir contra las selecciones de nuestros amigos.

Los resultados fantásticos se computan en base a puntos derivados de las estadísticas individuales que cada jugador seleccionado consigue con su equipo y que sumados determinan el resultado del equipo esa jornada y la victoria o derrota c0n el rival de esa semana.

En la serie, la liga fantástica es el centro de su vida durante la temporada de fútbol y cualquier tema profesional, laboral o personal queda supeditado a la elaboración del equipo semanal.

Los seis personajes, corresponden a rasgos muy complementarios y que permiten dar mucho juego en sus interacciones, el núcleo central es el matrimonio entre Kevin, un ayudante de fiscal no demasiado brillante y su mujer Jenny, una agente inmobiliaria que es la mas lista de la familia.

El circulo de amigos lo completan, el hermano de Kevin, Taco, el típico personaje colgado que va por libre, Ruxin un abogado abusón y perjurador donde los haya, Pete , un oscuro empleado que es el principal bromista del grupo y por último André un brillante cirujano plástico que es el blanco de todas las bromas de sus compañeros desde el instituto.

El piloto de la serie empieza por la selección de jugadores (draft) que hacen los miembros del grupo y con esta peculiar manera  para decidir el que va a elegir primero, como  muestra el vídeo, con un método bastante aleatorio.

Si poco después de semejante método de elección, vemos al colgado de Taco, cantar una canción de cumpleaños para su sobrina de siete años, que no debería ni emitirse en horario no protegido, el tipo de humor irreverente y salvaje de la serie queda claro desde el principio.

La serie tiene como unidad creativa la temporada, que corresponde a una temporada global deportiva, que empieza siempre con la pintoresca selección de jugadores y finaliza con las dos  finales, la Shiva Bowl para decidir el ganador, que se llevará el codiciado trofeo Shiva ( en honor a una estudiante con la que Kevin perdió su virginidad en el instituto), mientras que el último clasificado se llevará el Sacko y la ignominia que ello conlleva.

Ganar el Shiva es el máximo honor que pueden conseguir y son capaces de cualquier cosa para conservarlo, como pueden ver en esta escena del capitulo final de la 3T,

En el marco de la liga fantástica, lo que vemos son las relaciones entre todos los miembros del grupo que no dudan en  hacerse bromas de todo tipo, con el añadido de que al conocerse desde hace muchísimos años, cualquier cosa de su pasado común puede utilizarse contra ellos y no duden que lo hacen de forma constante y con la dignidad como única ausente en ese grupo.

Todos arrean y todos reciben, en una especie de batalla de todos contra todos, donde se comportan como si siguieran todavía en el instituto haciendo bromas y payasadas. Un ejemplo claro lo tenemos en Ruxin , un abogado capaz de batir el reto de tacos e insultos por minuto, mal hablado y soez como pocos, como muestra el vídeo.

La jerarquía en el grupo, está bastante clara en especial en lo que hace referencia al escalón inferior con el pobre André, que a pesar de ser  el más rico y el más triunfador en la vida, la necesidad de seguir en el grupo, le obliga a ser objeto de constantes humillaciones por su aspecto y sus refinadas maneras.

El aspecto del fútbol americano está muy cuidado y su gran popularidad al emitirse durante la temporada, hizo que casi todos los jugadores reales se pelearan por salir en algún cameo en la serie, y de hecho es raro el episodio en que no aparezca algunas de las superestrellas de ese deporte, pero que aquí son grandes desconocidos, como es el caso de J.J. Watt ( un Piqué USA) , uno de los mejores defensas actuales al que le encanta aparecer en la serie.

“The League” ha sido una de mis comedías preferidas de estos últimos años, en parte por mi gran afición al fútbol americano, pero también por el tipo de humor que hacían, irreverente y políticamente incorrecto, donde todos podían recibir pullas en cualquier momento y que me hacían reír de lo lindo, con sus continuas salidas de tono.

El problema es que si se desconocen los intringulis del deporte, muchas de las bromas y referencias se pierden por el camino, por eso es una serie que no es fácilmente recomendable si detestan ese deporte, porque el draft, los jugadores y los resultados, están presentes en demasiados episodios, como para ser pasados por alto.

De todas formas tengo amigos que no son fans del deporte y la han disfrutado igualmente, por lo que si disfrutan de las comedias con cierta improvisación como Seinfeld o Larry David, pueden echarle un vistazo, porque las influencias son muy claras, y si acaban cogiéndoles cariño a los personajes, pueden disfrutar tanto como lo he hecho yo, con esas salvedades deportivas.

Los actores:  El reparto era absolutamente coral y ninguno de los seis actores destacaba sobre los demás, por lo que vamos a empezar con Steven Rannazzisi, que daba vida a Kevin el marido feliz del grupo, pero que no era precisamente el mas listo de todos, estando siempre a la sombra de su mujer, en especial en lo referente a los aspectos deportivos.

Un completo desconocido hasta esta serie, siempre me ha parecido el mas flojo de todo el reparto, tanto en el momento de hacer bromas como de recibirlas y quedaba bastante eclipsado por el resto de actores, por lo que tengo la curiosidad de ver lo que va a hacer a continuación.

En cambio todo son parabienes para definir la labor de Katie Aselton como la mujer de Kevin, Jenny, la única chica del exclusivo club masculino y que conseguía mantenerlos a raya con su inteligencia y habilidad para hacer tantas bromas como ellos y encima ganarles en la liga. Aselton está brillante, destacando en todo momento como una mas entre todos, pero siendo siempre la UNA.

Solo había hecho papeles minúsculos hasta llegar a esta serie, pero en paralelo, ha empezado a producir y protagonizar películas con su marido Mark Duplass ( su amigo Pete en la serie) y tiene un brillante futuro por delante.

Mark Duplass a pesar de ser el marido de Katie Aselton, en la serie no lo interpretaba, sino que era el líder del grupo Pete, al que su mujer deja en el episodio piloto de la serie, lo que le pone en una búsqueda incesante de relaciones, que son motivo de mofa por todos sus amigos.

Mark Duplass es el que ha tenido una carrera mas interesante, al simultanear la serie con la dirección de diversas películas “indies”, con su hermano Jay ( Transparent) , encuadradas  en el subgénero “mumblecore”, con bastante improvisación y muy baratas de producción que les han hecho ganar una gran reputación en los círculos de Sundance y similares. Con su hermano, también ha creado y protagoniza la serie de HBO “Togertheness” y también sale con frecuencia en “The Mindy Project”, en un no parar de trabajar desde que empezó en esta serie.

Nick Kroll da vida al iracundo abogado Rodney Ruxin, el segundo macho alfa del grupo junto a Pete, con el que compite con todo. Kroll está excelente en especial cuando empieza a rajar e insultar a diestro y siniestro y con una perpetua cara de mala leche muy divertida.

Nick Kroll es principalmente un monologuista, que es donde se había creado una cierta fama,hasta llegar a la serie, que pudo simultanear con la creación de su propia serie de sketches “The Kroll show”, para Comedy Central , bastante floja y tontorrona en mi opinión.

Paul Scheer es André el saco de las bromas de todo el grupo y uno de los mejores personajes de la serie. Sus excusas frente al resto del grupo para justificar sus atuendos y sus gustos refinados, eran muy divertidas y Paul Scheer se ha revelado como un gran cómico.

Formado en compañías de improvisación, y haciendo de estrella invitada en muchas series, aquí ha tenido su papel mas importante, ayudado por su gran capacidad de inventarse frases hilarantes en el rodaje que sorprendían a todos. Ahora lo podemos ver en “Fresh off the Boat” o produciendo series paródicas como “Hotwives of Orlando/Las Vegas”.

Por último tenemos a Jon Lajoie, como Taco, el marciano de la serie, que va totalmente por libre, pero que siempre acaba involucrando a su hermano Kevin o a sus amigos , en sus negocios insólitos o en sus inventos del tebeo.

El franco-canadiense es toda una personalidad en su Quebec natal, donde se hizo famoso por su canal de Youtube donde parodiaba a cantantes, raperos y músicos, lo que le valió dar el salto a la televisión francófona de su país, y posteriormente a hacer el gamberro de forma permanente como Taco, el personaje mas consistente de toda la serie de principio a final.

El final: La serie sirvió como plataforma de lanzamiento para todos los actores de la serie, que empezaron a ser muy conocidos y a tener sus propios proyectos interesantes y sus propios shows, como ya hemos visto en el apartado anterior , pero la serie iba perdiendo frescura y novedad con el paso de las temporadas.

El declive empezó a ser notorio en la 6T, cuando todos ellos estaban enfrascados en otras cosas, y dedicaban el mínimo tiempo necesario a “The League”, para cumplir con sus contratos y poder finalizar la serie. La desgana era tal que había capítulos enteros protagonizados por dos amigos gamberros que tienen, Rafi y “Dirty” Randy, y en los que no salía ningún actor del reparto y que eran completamente prescindibles.

El único personaje que se salvaba de la quema era Taco que no paraba de hacer de las suyas y se convirtió en el único que seguía siendo imprevisible en sus salidas de tono, como en este vídeo en el que se presenta a su trabajo de mascota, completamente colocado, con los resultados que se pueden imaginar

Al tener todos los actores, contratos por siete años, a nadie le sorprendió cuando anunciaron que la 7T iba a ser la última y la hicieron de una forma muy funcionarial , sin dejar de ser agradable pero sin la brillantez inicial, con un final algo extraño, por una situación grave acaecida en el tramo final, y que rompía el esquema general y el equilibrio de la serie de forma gratuita y poco justificada.

El último episodio cerró las historias de la liga de esa temporada, pero sin nada especial, mas allá de despedir a unos personajes que me han acompañado durante varios años y que me han hecho pasar ratos muy divertidos

Epílogo:
Aunque casi nadie lo sepa, la serie se ha emitido en nuestro país en FOX y doblada con el nombre de “La liga fantástica”, por lo menos las cuatro primeras temporadas, sin ninguna promoción de la misma, quemándola con emisiones diarias al mediodía, probablemente porque se vieron obligados a comprarla en un lote con otros productos que les parecían mas interesantes.

En mi caso siempre me ha parecido una comedia mas que recomendable si buscan algo alejado de las cosas convencionales, pero ni por su temática ni por su desarrollo, es una comedia para el gran público, aunque como les enganche como ha sido en mi caso, no la van a poder soltar.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima.

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor