Diario Vasco
img
Fecha: febrero 22, 2016
Trepalium (Francia): El muro de los parados, una distopia sobre el derecho al trabajo
Lorenzo Mejino 22-02-2016 | 8:01 | 0

La selección de las series remotas que les comento cada lunes, viene dada por diversos factores, pero el principal suele ser el interés y la originalidad que me despierta la premisa que presenta la misma, seguida por la disponibilidad en alguna forma inteligible para poder visionarla de forma completa.

“Trepalium” parte de una idea muy interesante, con una formulación de una distopia sobre el mundo laboral y las consecuencias de un paro elevadísimo que podía dar mucho juego, por desgracia los resultados de esta serie recién finalizada, no han cumplido ni de lejos las expectativas, por una serie de factores que les vamos a analizar en el siguiente artículo.

Ficha: Trepalium 6 ep 50 min .   Feb 2016 . Idioma: Francés subs frances. Cadena: Arte ( FR-D)

La trama :
La situación social en el futuro ha degenerado de tal manera, que la elevada tasa de paro en la población en una ciudad indeterminada, cercana al 80%, ha obligado a erigir un muro para separar a la gente con trabajo de los parados, para evitar confrontaciones. El efecto prinicipal del muro es  abandonar extramuros a 4/5 de la población a su suerte, mientras que intramuros, se puede llevar una vida laboral plena y placentera.

El conflicto entre ambos mundos empieza cuando se  establecen vasos comunicantes entre personajes que no están contentos con el destino que les toca vivir tanto dentro como fuera de la ciudad, que son el germen  de una revolución que va a desarrollarse en los seis capítulos de la miniserie de la forma que les muestra el trailer.

No me negaran que con este punto de partida la cosa puede tener su miga y proporcionar muchos ángulos sobre las condiciones laborales de las personas y el derecho a tener un trabajo digno dentro de una sociedad justa y equitativa. Con esas expectativas empecé a verla, pero pronto me pude percatar que se iba a quedar bastante corta.

Por un lado teníamos la representación de la sociedad laboral, un híbrido imposible entre la estética años cuarenta y un régimen norcoreano de sumisión y control de las personas, con unos líderes incontestables, que so pena de la continua amenaza de despedir a las personas con trabajo y expulsarlas a la jungla exterior, hacían y deshacían a su antojo, con el nepotismo como santo y seña de su actuación.

Fuera, las cosas tampoco estaban mucho mejor representadas, con una estética de polígono industrial abandonado,mezclada con personajes dignos de un remake filipino de Mad Max, que por lo menos tenían la aspiración de poder encontrar un trabajo para poder dar un mejor futuro a sus hijos y eran capaces de cualquier cosa por conseguirlo.

El conflicto entre ambos bandos se empieza a plantear desde el inicio, cuando una iniciativa solidaria de maquillaje político del régimen, estilo ponga un pobre en su casa, hace que diversos parias, tengan acceso durante el día a la vida intramuros. Dicho contacto es el que provoca que ambos bandos hagan un examen de conciencia sobre el estatus quo, que están obligados a vivir, con graves consecuencias para el precario equilibrio que tenían.

Mi principal problema con la serie ha sido la puesta en escena, muy pobre y con unos medios muy alejados de los que se habrían necesitado para hacer la distopia medianamente atractiva, en especial los pelucones de las clases dirigentes del intramuros, extraídos de un catalogo de fotos de Evita Perón, que me tiraban para atrás en cuanto aparecían en escena.

Encima las actuaciones eran totalmente inexpresivas, supongo que por exigencias del guión, pero en algunos casos los hubots de “Akta Manniskör”, parecían mas humanos que algunos de los actores que aparecían, en otro claro error de planteamiento de base.

La trama se queda en la superficie del problema, prefiriendo quedarse en el camino mas cómodo de las historias personales de los descontentos de ambos lados, que en entrar en temas mas profundos como el derecho al trabajo, o si vale cualquier trabajo aunque sea en régimen semiesclavista, que solo se esbozan y poca cosa mas.

La serie la he visto completa, porque tenía curiosidad en ver como resolvían el embrollo que habían planteado,pero  le dan carpetazo de una forma tan cutre como los escasos medios y dineros que han puesto a disposición del pobre director de la serie, como pueden ver en el teaser.

Epilogo:
No es suficiente con tener grandes ideas y buen talento, si el presupuesto y los medios son insuficientes para llevarlos a cabo con una cierta dignidad, puesto que el resultado va a ser totalmente contraproducente con las intenciones iniciales, con casos como en el de “Trepalium”,  que lamento profundamente.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor