Diario Vasco
img
Fecha: junio 7, 2017
Designated Survivor: Superviviente nombrado presidente de forma urgente a causa de accidente.
Lorenzo Mejino 07-06-2017 | 7:01 | 2

El principal problema que tienen casi todas las series en el momento de su estreno, es encontrar su tono ideal y su voz,  entre tanta oferta televisiva como disponemos. Para ello es importante llamar la atención para conseguir buenas audiencias desde el episodio piloto, con una premisa interesante e intrigante, pero que luego debe ser desarrollada y ajustada hasta encontrar su tono más o menos definitivo.

No encuentro mejor ejemplo dentro de las nuevas series de la temporada 2016-2017 para ilustrar esas dificultades, que “Designated Survivor” una serie con una premisa bastante delirante pero atractiva, pero que luego intenta ser demasiadas series conocidas en una, sin conseguir trazar una hoja de ruta de lo que quiere ser, en parte por el turbulento proceso de producción que ha tenido en su 1T.

A pesar de estos inconvenientes, “Designated Survivor” tiene suficientes alicientes, empezando por su protagonista Kiefer Sutherland, para seguir dándole un voto de confianza, a partir de los momentos brillantes que ha tenido en su 1T, como les vamos a analizar en nuestra entrada de series actuales de cada miércoles.

Ficha: Designated Survivor 21+ episodios.   Sep 2016- Cadena: ABC (USA)- Netflix (E)

Sinopsis:  Durante el discurso del Estado de la Nación que cada año el Presidente de los EEUU ofrece a las dos cámaras de forma conjunta en el Capitolio, un atentado terrorista destruye el edificio, matando a más de mil personas entre ellos casi todos los congresistas, senadores, jueces del tribunal supremo y personal clave de la administración.

El vacío de poder es resuelto de forma inmediata, recayendo la presidencia en una figura denominada el “sucesor designado” que es un personaje del gobierno que es dejado al margen de dicho gran evento, para asegurar la continuidad en caso de una catástrofe como la sucedida.

En esta ocasión el sucesor designado y el primero en la linea sucesoria, es Tom Kirkman, un independiente que era el Ministro de Vivienda y Desarrollo Urbano del gobierno que ha sido aniquilado en el atentado, que se convierte en el nuevo presidente ante su total estupefacción y la sorpresa de todo el mundo.

La serie desarrolla los primeros días de su presidencia donde debe sacar al país del vacío de poder que tiene y volver a la normalidad, a la vez que conocer y revelar los autores del atentado que ha descabezado por completo al país mas poderoso del mundo

El inicio: David Guggenheim es el más pequeño de una saga de hermanos guionistas ( su hermano Marc es el creador de Arrow, Eric está en Hawaii 5-0), que empezó a ejercer de periodista en el US Weekly durante casi una década , mientras que en paralelo iba escribiendo guiones con la esperanza de seguir los pasos de sus hermanos mayores.

A diferencia de ellos, dirigió sus pasos hacia el cine, donde consiguió un gran éxito de taquilla con su primer guión filmado,  “El Invitado” con Denzel Washington, al que siguió poco después “Contrarreloj”, lo que le puso en la lista de guionistas mas codiciados de Hollywood.

Guggenheim fue contactado de forma directa por la cadena ABC, para ver si tenía alguna idea en el tintero para poder ser llevada en forma de serie y les comentó un proyecto cinematográfico que tenía en el cajón, sobre un desastre que obliga a aceptar la presidencia al último mono del gabinete. El concepto entusiasmó a la ABC, que le encargó la escritura del piloto para ver como iba a desarrollar la idea.

Con el piloto escrito, no tardaron mucho en convencer a Kiefer Sutherland para que hiciera el papel protagonista, ademas de ejercer de productor ejecutivo, lo que le valió el encargo directo a serie, sin necesidad de rodar el piloto.

En ese momento empezaron los problemas de producción, puesto que la inexperiencia de Guggenheim en el medio televisivo, obligaba a poner un showrunner para encargarse de los aspectos logísticos, la primera elegida era alguien tan dudoso como Amy B. Harris ( The Carrie Diaries, Wicked City) que fue sustituida antes de rodarse el piloto por el veterano Jon Harmon Feldman (Dawson Crece, No Ordinary Family) que puso en marcha la complicada maquinaria de esta serie.

La complicación era causada por la gran dispersión del equipo, con Guggenheim escribiendo desde Nueva York, los showrunners y la sala de guionistas en Los Ángeles y el rodaje y los actores en Toronto, lo que explica muchos de los desajustes que veremos a continuación.

El estreno fue de los mas esperados de la temporada y vino precedido por el siguiente trailer

La trama: El punto de arranque de “Designated Survivor” es espectacular con las primeras escenas que muestran el atentado con la consiguiente masacre y las reacciones inmediatas para asegurar la continuidad del régimen democrático, con la ascensión del pobre y sorprendido Tom Kirkman a la presidencia del país, como pueden ver en el vídeo del momento en que se entera de su destino inesperado.

A partir de ese punto la serie intenta hacer un complicado circo de tres pistas con tres historias principales que transcurren de forma más o menos paralela, hasta que empiezan a intersectar.

En primer lugar tenemos la trama política con un tecnócrata de bajo nivel especialista en urbanismo catapultado a la presidencia de los EEUU y que debe tomarse decisiones trascendentales sin tiempo ni para cambiar la silla del despacho oval, ayudado por un equipo voluntarioso pero muy inexperimentado a ese nivel.

En paralelo tenemos la trama criminal donde un grupo de investigadores del FBI intenta esclarecer la autoría del atentado y detener a los responsables, en circunstancias que cada vez son más complicadas y con muchas ramificaciones inesperadas.

Por último y como tercera pista del circo tenemos la trama familiar con su mujer y  sus dos hijos, que ven como también les cambia su vida en un instante, con las responsabilidades de convertirse en la primera dama y en niños sobreprotegidos, pero sobre todo por la angustia de ver a su padre y marido desbordado por las circunstancias.

La primera parte de la 1T se centra en la adaptación urgente y a base de palos del nuevo presidente, que debe demostrar una gran fortaleza frente a los enemigos internos y externos que intentan aprovecharse de la situación de debilidad del gigante USA, para sacar tajada particular del caso.

En el siguiente vídeo pueden ver un ejemplo de su primera crisis internacional donde debe plantar cara a un embajador de un país de Oriente Medio, que intenta aprovechar el caos del atentado, para desplegar sus barcos de guerra y bloquear el estrecho de Ormuz

En el ámbito interior, las cosas no funcionan mucho mejor, ya que al no haber sido elegido democráticamente, algunos gobernadores estatales ponen en duda sus credenciales para poder gobernar el país, llegando a desobedecer ordenes directas de su presidente en un conato de rebelión que es contestado de la forma tan contundente que pueden ver en el vídeo

Como a todo circo que le crecen los enanos, las dificultades para encontrar entre los supervivientes personal competente para los puestos más importantes de la administración, le lleva a cierta etapa de ensayo o error, como le sucede con el primer portavoz devorado en su primer encuentro con la prensa, lo que permite la aparición de otro héroe inesperado al dar un paso al frente cuando se le necesita.

La 1T consta de dos partes muy diferenciadas, determinadas por la larga pausa invernal que tuvo la serie y sobre todo por otro cambio de showrunner, al tener que abandonar la serie,  Jon Harmon Feldman por motivos contractuales y coger las riendas un veterano curtido en mil batallas como Jeff Melvoin ( Hill Street Blues, Northern Exposure, Alias, etc) para acabar la temporada sin mas contratiempos.

El primer tramo de la 1T se centra en las consecuencias inmediatas del atentado y en la adaptación del recién llegado a la presidencia, con continuas crisis desestabilizadoras que va salvando como puede, mientras intenta restablecer la normalidad democrática para elegir ambas cámaras legislativas y rellenar todas las vacantes sacando candidatos de debajo de las piedras.

En ese primer tramo, la trama familiar se reduce a dar soporte al patriarca y darle el mínimo de quebraderos de cabeza, mientras que la investigación criminal para descubrir a los culpables tiene una importancia similar a la trama política, para desvelar una conspiración de lo más compleja, con Hannah Wells una sabuesa del FBI como investigadora principal del caso .

En la segunda parte, tenemos mucha mas estabilidad política y se adentra en terrenos mas convencionales presidenciales, como ganar o perder votaciones ajustadas en las cámaras legislativas e iniciar una agenda política tras recuperar la normalidad, mientras que la conspiración criminal sigue revoloteando por encima de todo.

Como he comentado en el prólogo, “Designated Survivor” es una mezcla de muchas series, empezando por la propia premisa del presidente inesperado por accidente, que parece extraída de un libro de Tom Clancy y que incluso ya fue utilizada de forma similar por “Battlestar Galactica” para nombrar a su nueva presidenta.

En el desarrollo criminal a veces parece que estemos viendo trozos de “Homeland” o “24” con toques de “Nikita”, mientras que en la parte política se nota mucho la influencia de “El Ala Oeste de la Casa Blanca”, incluyendo varias escenas de “walk and talk”, con toques familiares muy en la onda de “Madame Secretary”.

El resultado no deja de ser irregular con tanta influencia a menudo contradictoria, mezclada en una coctelera y puesta en imágenes, alternando momentos brillantes casi siempre con Kiefer Sutherland en la pantalla, con otros previsibles e incluso risibles con una improvisación y poca traza para resolver tramas que hacía desmerecer todo lo que se habían esforzado para llegar a ese punto ( el final de la primera mitad se lleva la palma en este sentido).

Su ritmo trepidante quemando tramas a velocidad de vértigo, disimulaba muy bien esas carencias, por lo que me ha parecido un entretenimiento ideal para pasar un rato muy distraído, siempre y cuando dejemos el algodón en la caja y no empecemos a buscarle las costuras porque las tiene y bastantes.

La he disfrutado mas al nivel del placer culpable que como serie de gran calidad, pero es probable que a ustedes les suceda lo mismo y acaben empatizando con el pobre Tom Kirkman en su cruzada personal para salir airoso de la titánica tarea que le ha  caído  encima.

Los actores: Kiefer Sutherland es una de las mayores estrellas televisivas del siglo XXI, gracias a su inolvidable Jack Bauer en “ 24”, que lo puso en la cúspide de la fama, tras una carrera cinematográfica densa pero correcta y poca cosa más. Tras el patinazo que supuso “Touch”, nada mejor que encarnar a un presidente como Tom Kirkman para volver al primer plano.

Sutherland es el protagonista absoluto, dando la talla en todo momento y cargando la serie sobre sus espaldas, en un papel en principio antagónico a su Jack Bauer, pero con más similitudes de lo que parece, al tener que tomar demasiadas decisiones rápidas que pueden condenar o salvar vidas, sin tiempo para calibrar todas las consecuencias como hacía su impulsivo antecesor.

Natascha McElhone le da una magnifica replica, como su esposa y nueva primera dama, lo que le obliga a dejar su trabajo como abogada especializada en igualdad de genero para representar un papel que ni desea ni le gusta, pero debe aceptar por las circunstancias.

La británica McElhonne empezó a despuntar en el cine con papeles en “The Truman Show” y “Solaris”, hasta que se hizo popular como Karen la arquitecta y sufrida ex-mujer del tarambanas de David Duchovny en “Californication” que interpretó durante siete años, para pasar a hacer obras teatrales, antes de volver a este gran papel televisivo.

Una agradable sorpresa ha sido reencontrarme con Kal Penn en otro papel televisivo, tras una carrera mas que curiosa, que empezó como uno de los doctores de la segunda hornada de discípulos de “House”, papel que abandonó para aceptar un papel en la administración Obama como Director adjunto de la oficina de Relaciones y Asuntos Gubernamentales, donde conoció muchos de los entresijos políticos que no ha dudado en aportar a su papel.

Penn interpreta a Seth Wright, un escritor de discursos presidenciales, que en medio del caos acaba convirtiéndose en el Secretario de Prensa y encargado de las ruedas de prensa, como un buen ejemplo de las personas que dan un paso adelante cuando son necesarias y tengo que reconocer que se nota lo confortable que está al interpretar un papel que conoce a la perfección gracias a su experiencia política.

El nivel empieza a bajar y bastante con los encargados de dar vida a las dos personas de confianza del presidente Adan Canto e Italia Ricci, como Aaron Shore y Emily Rhodes, los dos jefes de gabinete presidenciales, con una relación extraña que empieza con una fuerte enemistad entre ambos, para ir creando bastante torpemente una tensión sexual que no le importa ni al apuntador.

El inexpresivo Adan Canto es el peor de los dos y con diferencia, siendo incapaz de hacer algo mas allá que llevar de forma impecable trajes carísimos, con un personaje que da mas tumbos por la administración en la 1T que personas dimitidas o cesadas en la administración Trump en sus primeros meses.

El mexicano Canto empezó a trabajar en diversas telenovelas de su tierra natal,donde ha adquirido todos los tics que ha arrastrado en su paso al otro lado de la frontera, para aparecer en dos bodrios como “The Following” o “Mixology” y que ha mantenido como un  asesor presidencial prescindible.

Algo mejor está Italia Ricci como la única persona de confianza del nuevo presidente al que ha acompañado en toda su trayectoria en la Administración en un personaje mas coherente que el de su compañero de fatigas, pero sin destacar demasiado tampoco. La canadiense Ricci había tenido una minúscula carrera hasta este papel, pero hay que darle un margen de confianza a ver si se afianza en la serie.

En el apartado muscular tenemos a LaMonica Garrett como Mike Ritter ,el agente del servicio secreto encargado de la seguridad de Tom Kirkman, que asciende con su jefe a máximo responsable de su seguridad y el encargado de coordinarse con el FBI para investigar la trama criminal del atentado.

Éste ha sido el papel mas importante para una poca distinguida carrera donde alternaba papeles de matón con musculosos soldados como en “The Last Ship”. Siempre me ha parecido bastante armario y con muy poca capacidad de expresar algo, mas allá de doblar sus bíceps y por ahora no me ha hecho cambiar de opinión.

Por último como Hannah Wells, un papel que se define perfectamente como “la Jack Bauer” de turno ,tenemos a la reina de las series y películas de acción, Maggie Q, con una interpretación muy reminiscente de su mayor éxito “Nikita”.

La apariencia exótica de Maggie Q y su magnífica forma para las escenas de acción, disimulan mucho sus carencias como actriz ( En “Stalker” por ejemplo) por ello es ideal para este tipo de papeles , donde se pasa todo el rato corriendo arriba y abajo, deteniendo o liquidando a los enemigos de EEUU, sin pararse ni para responder al teléfono

Final : Tengo mis reservas sobre la futura evolución de la serie, aunque parece que para la 2T quieren dar algo de estabilidad a la serie, con el nombramiento de otro showrunner ( el cuarto) en la figura de Keith Eisner, que ha aprendido el oficio de la mano del matrimonio King en “The Good Wife”, lo que no deja de ser un buen lugar de aprendizaje, pero aquí tiene mucho que apuntalar para enderezar la nave de “Designated Survivor”.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor