Diario Vasco
img
In the Name of People (China). La lucha oficial contra la corrupción endémica
img
Lorenzo Mejino | 24-09-2017 | 23:51

A pesar de los recientes movimientos aperturistas, China continua siendo un gran desconocido, en parte debido al ferreo control que sus autoridades tienen sobre la información que sus ciudadanos pueden tener o enviar a través de unas redes sociales monitorizadas por el estado en todos los detalles.

El principal problema que tiene su sociedad en esa extraña convivencia del capitalismo con un régimen monolítico, es la corrupción rampante que se puede encontrar en todos los estratos sociales, como medio habitual de conseguir cualquier cosa siempre y cuando sepamos las ruedas que se deben engrasar.

En este marco, una de las sorpresas televisivas del año ha sido la serie china “In the Name of People” que es el primer producto audiovisual chino que se centra directamente en la corrupción del partido comunista a niveles intermedios regionales, pero visto absolutamente desde una perspectiva oficialista, con la censura controlando todos los mensajes de los guiones de la serie más popular del año en el país más poblado del mundo.

Aunque algunos la han catalogado como la “House of Cards” china, es una manera bastante chapucera para describir una serie que va por otros derroteros que nos van a permitir conocer algo mejor las interioridades de la sociedad china y su “Guanxi” o sistema de conexiones, sin olvidar nunca que es desde una perspectiva oficialista y conforme con el régimen.

castFicha: In the Name of People ( 人民的名) 55 ep 45 m   Mar 2017-Abr 2017 Idioma: Mandarin subtitulado en ingles (los 15 primeros episodios) Cadena: Hunan TV ( R.P.China)

La trama : La ciudad ficticia de Jingzhou en la provincia de Handong es un verdadero paraíso de la corrupción, que campa a sus anchas a todos los niveles de la rama local del partido comunista, con un sistema institucionalizado de  pagos de dinero a los funcionarios a cambio de permisos urbanísticos o favores varios que los empresarios locales pagan alegremente.

La situación sale a la luz cuando un fiscal especial de Pekin , Hou LiangPing descubre en la capital china a un director general de un ministerio que ha cobrado comisiones millonarias por dar luz verde a diferentes operaciones urbanísticas en Jingzhou, lo que abre la caja de los truenos en esa ciudad.

Un fallo en una operación conjunta para detener al cabecilla empresarial y coordinador de la corrupción por un soplo interno de su departamento  le permite escapar a los EEUU, donde no hay acuerdo de extradición.  Ante la gravedad de la situación, el intachable e incorruptible fiscal especial  Hou Liang Ping, se desplaza a Jingzhou, con una orden clara, limpiar la ciudad de corrupción caiga quien caiga.

lu-yiLa serie hay que enmarcarla dentro de la cruzada anti-corrupción iniciada por el propio secretario general del partido comunista chino Xi JingPing.

En ese sentido el partido comunista chino subvencionó generosamente la producción de la serie, ademas de supervisar todos los guiones y los mensajes que se enviaban, que se pueden resumir en la moraleja de que el sistema chino funciona a la perfección, pero hay que apartar a las manzanas podridas que se aprovechan del mismo, obviando cualquier atisbo de autocrítica hacia las causas de la corrupción que siempre son individuales y nunca sistémicas.

La serie tiene un planteamiento de la lucha del bien contra el mal, con un héroe perfecto e implacable que va ascendiendo en la escalera de la corrupción, empezando por la base de la pirámide para ir ascendiendo peldaños uno tras otro, para llegar a la cúpula del partido local que son unos villanos malísimos sin matices que roban todo lo que pueden arrebatándolo al pueblo chino al que deberían servir.

mas-malosEl mayor interés de la serie para los occidentales radica en su radiografía del sistema de conexiones chino (“guanxi”) que es donde se tejen las redes de confianza mutua y que son imprescindibles para realizar cualquier negocio en China, sea legal o ilegal.

Esa maraña de intereses completamente jerarquizada forma parte inherente de la cultura china y como una hidra de siete cabezas, sale una nueva cuando se corta alguna, pero ese aspecto en la serie ni se trata, porque la intención es mostrar y aleccionar a los espectadores chinos sobre las bondades de su sistema, ejemplificadas en el fiscal general, para luchar contra la corrupción de algunas personas.

El trailer marca los dos bandos enfrentados desde el principio

He podido ver unos quince episodios de los 55 que consta la serie, al ser los únicos que por el momento tienen subtítulos en ingles, pero me han dado una idea bastante clara de sus intenciones y mensajes.

La serie tiene una producción bastante lujosa para los estandards chinos, pero se ve lastrada por la interpretación muy rígida del protagonista Lu Yi, al que obligan a estar siempre perfecto e infalible en su papel de azote de la corrupción, sin ninguna debilidad ni tentación humana a la vista

Los villanos en cambio tienen un mayor margen de maniobra y son bastante más interesantes, en especial su antagonista principal Qi Tongwei, interpretado por Xu Jayun, que es el personaje mejor desarrollado de la serie, siempre como coordinador del eje del mal, pero su pasado conjunto con el héroe, le permite ciertas veleidades filosóficas.

xu-yahunSi desean conocer aspectos interiores de la sociedad china y su versión oficial en la lucha contra la corrupción,  “In the Name or People” es un magnífico documento iniciático para conocer los mecanismos y los resortes internos de la corrupción que no me han parecido muy diferentes a los que vemos en nuestras noticias a diario, como muestra que como seres humanos nuestros comportamientos pueden ser más similares a los chinos que lo que nos podemos imaginar.

Estos episodios los pueden encontrar por las redes, dependiendo de su habilidad de navegación por las mismas, pero el piloto se encuentra fácilmente y por lo menos les dará una idea del tono de la serie.

Por último no deja de ser curioso, que con todas estas salvedades hasta la China haya apostado por hacer una serie sobre la corrupción, mientras que en nuestro país sigue siendo una asignatura tabú para nuestras cadenas y canales televisivos, lo que es un buen punto para recapacitar.

Pueden dejar sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor