Diario Vasco
img
Dark Matter: Seis personajes amnésicos en busca de su verdad
img
Lorenzo Mejino | 26-09-2017 | 23:56

La búsqueda de la próxima gran serie de ciencia-ficción es una tarea hercúlea para todos los seguidores y fans del género, que escudriñan cualquier estreno en busca de su próxima obsesión televisiva.

Una de las candidatas más recientes a ese trono ha sido una modesta serie canadiense “Dark Matter” creada por dos veteranos y avezados  guionistas del género, que en su primera temporada dio bastantes esperanzas en poder llegar a ser algo grande, que por desgracia no se confirmaron a partir de la segunda temporada con una serie de decisiones creativas que quebraron su magia inicial hasta finalizar en su cancelación casi directa al final de la 3T, con mucha tela por cortar todavía.

Con el humo de su calcinación fulminante todavía en el aire, creemos que es un buen momento para dedicar nuestro articulo de series recientes de los miércoles a un proyecto que podía haber sido espectacular pero que nunca lo llegará a ser.

Ficha: Dark Matter 39 episodios.   Jun 2015-Ago 2017 Cadena: Syfy (USA)- Syfy (E)

Sinopsis:  Seis personajes despiertan, completamente desorientados y con una amnesia absoluta sobre su pasado en el seno de la nave espacial deshabitada Raza, controlada por un androide que se ha encargado de las funciones básicas de la nave en ausencia de la tripulación.

Las seis personas deciden autodenominarse por el orden en que despertaron, del uno al seis para tener una forma de identificarse, mientras empiezan un viaje para descubrir quienes son y qué es lo que han hecho para acabar en ese lugar con todos sus recuerdos borrados.

El inicio: Joseph Malluzi (der) y Joe Mullie (izq) son dos guionistas canadienses que tras trabajar muchos años en todo tipo de series, entraron a formar parte del equipo de guionistas en la 4T de Stargate, donde permanecieron hasta el final de su largo recorrido, así como de sus dos secuelas Atlantis y Universe, de las que fueron productores ejecutivos

mallozi-mullieComo todo guionista que se precie, ademas de su trabajo remunerado siempre están pensando en nuevos proyectos e ideas para desarrollar, por lo que hace diez años empezaron a trabajar en el concepto de “Dark Matter” con esas seis personas desconocidas y amnésicas en una nave, con la esperanza de realizar una serie cuando finalizará la saga Stargate.

Al dilatarse tanto el cierra de  la saga y por ende su proyecto, decidieron hacer un paso intermedio como fue venderlo como novela gráfica para ayudarles a desarrollar su concepto de una forma sencilla y que les podía servir como herramienta para vender la serie con posterioridad.

La estrategia tuvo éxito cuando vendieron su idea a la productora Prodigy y a la cadena canadiense Space que les encargaron una 1T de trece episodios. Poco más tarde la adición de la poderosa Syfy, les aseguró la financiación y las ventas internacionales, por lo que pudieron dedicarse a las tareas de producción y elección del reparto siguiendo inicialmente los guiones de las cuatro novelas gráficas publicadas.

La serie se estrenó en pleno verano de 2015 con una buena aceptación tanto de crítica como de público, todos ellos intrigados por el misterio central de la premisa, que podía dar bastante juego, como muestra el trailer de presentación de la serie

La trama: “Dark Matter” plantea inicialmente una estructura bastante compleja y original donde desarrolla diversos misterios e incógnitas a varios niveles.

En primer lugar tenemos el misterio principal que consiste en conocer las razones que han llevado a esa situación inicial a esas seis personas desconocidas y sin aparentes nexos de conexión.

Rápidamente comprobamos que la trama empieza a desarrollar las relaciones entre ellos con múltiples combinaciones, con la desconfianza mutua inicial como eje vertebrador  aunque deben dejarla de lado ante la obligación de enfrentarse de forma conjunta y solidaria a los peligros externos que les amenazan tanto en sus paradas por diferentes planetas como en su propia nave Raza.

Esta evolución interpersonal y grupal permite gradualmente resolver los micromisterios del tercer nivel que corresponderían a las historias personales de cada uno de ellos, de muy diversos orígenes y problemáticas, que se van revelando poco a poco en la 1T con promos como la siguiente.

En todo este planteamiento, el androide juega un papel de arbitro, ya que parece conocer mucho más de lo que explica, pero intenta mantener las distancias con los seis tripulantes siguiendo los designios de su programación, que nos va a dar más de una sorpresa inesperada como instrumento de agitación interna cuando las circunstancias así lo requieren.

Los episodios de la serie suelen mezclar algún problema especifico con las tramas de continuidad que avanzan a partir de las pistas que van consiguiendo en la resolución de sus casos semanales.

Las historias tienen dos escenarios, las que se desarrollan de forma integra en la propia nave, casi  siempre enfrentados a alguna amenaza externa en forma de nave agresora o elemento desconocido, mientras que en el resto de las ocasiones utilizan alguna escala en planetas para meterse en   líos, más de forma individual que en la nave, pero que les permite conocer revelaciones a solas  sobre  su pasado.

De vez en cuando no escatimaban recursos y se marcaban alguna batalla de naves especiales como la recopilación que pueden ver en el siguiente vídeo

El alma de la nave y de la serie era el personaje del androide, al que nunca le pusieron nombre, pero que tenia la capacidad de ser absolutamente lógica en todas sus decisiones, pero en ocasiones esa misma lógica le hacía completamente impredecible y políticamente incorrecta, en su relación con el resto de la tripulación, lo que era fuente de los principales  momentos cómicos de la serie como pueden ver en el siguiente vídeo

El tinglado se mantuvo de manera admirable durante la 1T, consiguiendo una gran química entre los seis personajes a medida que iban descubriendo sus pasados entre tenebrosos y brillantes que incorporaban al bagaje común.

Los problemas en mi opinión empezaron al principio de la 2T, cuando los guionistas decidieron ir en una dirección diferente rompiendo esa dinámica de seis contra todos, haciendo añicos el grupo y derivando hacia una “space opera” mucho más convencional, con clones, universos paralelos, y todas los recursos habituales del género.

Empezaron a desarrollar historias paralelas e individuales para los tripulantes fuera de la nave en lugar de seguir como grupo y en ese punto todo el entramado se empezó a desmoronar por la falta de consistencia de algunas de las historias que se convirtieron en un enorme lastre para la serie, con la trama del numero cuatro, como un peso muerto infumable.

La huida hacia adelante continuó en la 3T, con el recurso facilón de traer pasajeros invitados a la nave durante tres o cuatro episodios, como generadores de tramas para desaparecer de la misma cuando ya estaban amortizados, lo que estancaba las historias muy lejos de la brillantez de la 1T.

“Dark Matter” me pareció una serie excelente en su primera entrega, para ir perdiendo fuelle a medida que avanzaban los episodios, sin que me dejaran claro en ningún momento hacía donde querían ir como demuestran en el enorme cliffhanger de la 3T con una clara inspiración en “Babylon 5” en otro bandazo del que ya no conoceremos el final.

El desigual reparto con algún actor menos expresivo que el androide, me iba desilusionando y al final la he finalizado más por inercia al saber que estaba cancelada para hacer este epitafio post-mortem que por propio convencimiento.

Si les gusta la ciencia-ficción si que les recomiendo la serie por lo menos en su temporada inicial, luego ya dependerá del cariño que les hayan cogido a sus personajes para seguir viendo sus andanzas intergalácticas.

Una cosa que debemos reconocer es la magnífica promoción de la serie en nuestro país, emitiéndola  de forma casi simultanea, llegando incluso a invitar a una gran experta española en el género como Marina Such, a “After Dark” los debates posteriores a cada episodio que se grababan en Toronto para desmenuzar todos los aspectos de la serie a sus seguidores. Un ejemplo lo tienen en las promociones que hacía la rama española de Syfy para promocionar la serie.

Los actores: El reparto de la serie está compuesto de nombres desconocidos y debutantes actores canadienses que le dan una cierta coralidad al elenco, pero que en algunos casos no dan la talla mínima ni para salir en una webserie. No es el caso de los dos mejores personajes, los denominados Dos y Tres interpretados por Melissa O’Neil y Michael Lemke, que tienen las evoluciones más interesantes además de tener una buena química en pantalla.

O’Neil debuta con este papel, tras una carrera como cantante que saltó a la fama como ganadora de “Canadian Idol” un “talent show” que le abrió las puertas del mundo de la canción con varios discos grabados y obras musicales, hasta que decidió pasarse a hacer de actriz, obteniendo rápidamente el papel más importante de la serie, como la líder de facto del grupo, una mujer poderosa y fuerte bien interpretada por Melissa O’Neil.

lemke-oneilLemke es el caso contrario, llegando aquí  tras curtirse durante muchos años en todo tipo de series canadienses o que se rodaban en su país como “The Listener”, “Lost Girl” y muchas otras. En su papel como Tres demuestra su oficio como un personaje al que le encanta utilizar la fuerza y que debe controlar sus impulsos en relación a sus compañeros, como  el musculo del grupo.

La cosa todavía se sostiene con los personajes de Cinco y Seis interpretados por Roger Cross y Jodelle Ferland. Cross era el único actor que me sonaba del reparto al aparecer en dos de las mejores temporadas de la popular serie “ 24” como agente de apoyo del incombustible Jack Bauer.

Con ese bagaje ha ido alternando papeles en series de ambos lados del paralelo 48 como “Continuum” o “The Strain, con papeles similares al de “Dark Matter” de eficaces secundarios servidores de la ley o similares, cumpliendo siempre de forma correcta sin destacar sobre los protagonistas

cross-ferlandSu compañera Jodelle Ferland empezó su carrera como actriz infantil en una serie tan friki como “Kingdom Hospital” para ir haciendo la transición a actriz adulta sin muchos problemas, gracias a su especialización en todo tipo de películas de terror, que ha roto con este personaje que es el más joven pero el más brillante de toda la nave, como la cerebro que resuelve muchas situaciones.

En cambio el techo se hunde con los dos últimos personajes, Marc Bendavid ( izq)  que daba vida a Uno, el primer personaje que despertaba en la nave y sobre todo con el espantoso Alex Mallari. Jr (der) un poste de teléfonos canadiense de origen filipino que interpretaba al numero Cuatro que fue el principal causante de la perdida de interés de la serie, con el importante arco que protagoniza a partir de la 2T.

DARK MATTER -- Season:1 -- Pictured: Mark Bendavid as One -- (Photo by: Dennys/Ilic/Syfy)Dark Matter - Season 1

Bendavid no estaba mal, pero su personaje quedó muy desdibujado y con mucha menos progresión que el resto de sus compañeros, en el que debía ser su papel más importante de una carrera muy discreta, pero que no ha aprovechado como debería.

El principal mérito de Alex Mallari Jr, es ser un especialista de taekwondo, con títulos nacionales en su poder, porque como actor no sirve para un videojuego, con el enorme mérito de ser mucho más inexpresivo en el androide. En la 1T estaba agazapado entre sus compañeros y no molestaba tanto, pero a partir de la 2T con su propio arco, se convirtió en alguien verdaderamente insufrible y al que espero no ver mucho por esas series del mundo.

Con el paso del tiempo, el mejor personaje de la serie era el Androide, al que daba vida y nunca mejor dicho una gran Zoie Palmer, que conseguía toda una serie de sentimientos y sensaciones difíciles de conseguir en un robot, lo que es un merito exclusivamente suyo, cargando la serie en sus espaldas especialmente en la última temporada.

palmerZoie Palmer es la típica actriz canadiense que aparece en casi todas las series de su país como estrella invitada, hasta que le surge un papel importante como el de la doctora Lauren Lewis, en la resultona “Lost Girl”, que la hizo bastante popular, hecho que ha reafirmado en “Dark Matter” como la mejor de un reparto irregular

Final : La serie tenía unos numeros  bastante estables con una audiencia muy fiel y entregada, pero para sorpresa de todos y tras dejar un enorme cliffhanger al final de la 3T, Syfy comunicó de forma casi inmediata la cancelación de la serie.

Las razones aducidas por los showrunners fueron exclusivamente económicas, ya que al no ser una serie que era propiedad de Syfy,  la cadena no tenía ninguna participación en todos los beneficios que generaba en las ventas internacionales o el merchandising de la serie, por lo que según sus nuevos criterios de rentabilidad priorizaron sus series propias, dando la patada a “Dark Matter” por este motivo.

Sus dos creadores intentaron salvar la serie proponiendo una última temporada reducida para cerrar las historias, pero Syfy se negó en redondo, por lo que han intentado vender la serie a otras cadenas, incluso promoviendo una campaña de apoyo entre sus seguidores, pero por ahora ha sido completamente infructuosa, aunque en estos tiempos nunca se sabe.

A pesar de mis reticencias con el tramo final, no deja de ser un final inmerecido para la lealtad de sus fans que se han quedado con un palmo de narices ante el abrupto cierre de la serie, por eso queremos cerrar el articulo, con un último vídeo con las tomas falsas de la serie que muestran un lado diferente de los protagonistas.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor