Diario Vasco
img
Fecha: noviembre, 2017
13 Reasons Why: El testamento sonoro de un suicidio adolescente
Lorenzo Mejino 29-11-2017 | 6:00 | 0

Las series con protagonistas adolescentes alejados de los estereotipos habituales han tenido grandes obras maestras en la historia de la televisión como las inolvidables “My So-Called Life” o “Freaks & Geeks” donde el tema de la angustia adolescente planeaba sobre las historias y los personajes.

En este terreno arriesgado se posiciona claramente la propuesta de Netflix, ’13 Reasons Why’ que desarrolla de forma quirúrgica todos los elementos que han llevado al inexplicable suicidio de  la joven Hannah a partir de su testamento sonoro en forma de cassettes.

El suicidio juvenil es un tema muy delicado, por lo que la serie ha venido acompañada de una polémica bastante importante en relación a la posible influencia que podía tener en los jóvenes espectadores mas predispuestos a sopesar esa terrible posibilidad en su vida.

En este contexto ha tenido casi más recorrido por los temas que trata y que abren debates importantes que por su propia ejecución lastrada por el síndrome Netflix, de una excesiva duración tanto de la temporada como de los capítulos, que influyen negativamente en mi valoración global que hubiera sido excelente con solamente 8 razones en lugar de las 13 del título, como vamos a analizar seis meses después de su estreno a nuestro aire como siempre.

destacadaFicha: 13 Reasons Why 13+ episodios.  Mar 2017- Cadena: Netflix ( USA)/(E)

Sinopsis: Clay Jensen es un joven estudiante que descubre en el porche de su casa, una caja misteriosa que contiene siete cintas de cassette a doble cara grabadas por su compañera de clase y buena amiga Hannah Baker suicidada dos semanas antes, que ha dejado  en estado de shock a todo el instituto y a Clay en particular.

Al empezar a escuchar las cintas, Hannah le va a ir guiando por las claves y las personas que le han llevado a tomar esa decisión sin retorno sobre su vida.

El inicio: Jay Asher publicó su primera novela en 2007 titulada ‘Thirteen Reasons Why’ inspirada en un suceso que vivió en su instituto que se convirtió en un best-seller dentro del ámbito juvenil. La temática despertó de forma casi inmediata la atención de las productoras de Hollywood para su posible adaptación cinematográfica, llevándose el gato al agua, Universal, que veía la historia como un vehículo de exclusivo lucimiento para la estrella juvenil que era Selena Gómez que además de la protagonista, iba a ser la productora ejecutiva.

El proyecto de la película nunca acabó de cuajar por la dificultad de condensar toda la trama en escasamente una hora y media o dos horas, lo que obligaba a demasiados recortes en los secundarios que perjudicaban claramente la narración, a lo que se unieron graves problemas personales y de salud de Selena, que fueron retrasando el proyecto, como ella misma explica en el siguiente vídeo

Finalmente en 2015 tomaron tres decisiones importantes en el proyecto, en primer lugar dejar la película de lado y centrarse en un formato serielizado, el paso a segundo plano de Selena Gómez que declinó protagonizar la serie para seguir exclusivamente como productora ejecutiva y por último convencer y contratar al dramaturgo Brian Yorkey para adaptar y escribir la miniserie

yorkeyBrian Yorkey es toda una estrella como autor en Broadway desde que en su primera obra el musical “Next to Normal” consiguió nada menos que de una tacada ganar el Tony al mejor musical y el Pulitzer al mejor drama el año 2010.

Sus obras siguientes fueron grandes éxitos de taquilla, pero siempre había aspirado a escribir guiones por lo que cuando se enteró de la posible adaptación televisiva de un libro que le había encantado, movió sus hilos para conseguir entrevistarse con Selena Gómez y sus socios, para convencerles que era la persona adecuada para el proyecto a pesar de su falta de experiencia en el medio televisivo

Con Yorkey a bordo, les fue bastante sencillo conseguir cerrar el contrato con Netflix para emitir la miniserie que iba a tener trece capítulos, correspondientes a las trece caras de las cintas, con Yorkey ejerciendo de showrunner junto con una veterana guionista y productora como Diana Son (American Crime, SouthLAnd) para ayudarle en esas tareas, con otro peso pesado como el director Tom McCarthy ( Spotlight, The Wire) para dirigir los dos primeros episodios y establecer el tono visual de la serie

Tras reunir un reparto de jóvenes actores apenas conocidos, la serie se estrenó sin excesiva promoción en Marzo de 2017 con el siguiente trailer

La trama: ’13 Reasons Why’ tiene una doble estructura narrativa explicada desde dos puntos de vista diferentes que corresponden a los dos personajes principales Hannah y Clay, pero al que ninguno de los dos se le puede considerar un narrador fiable por dar versiones diferentes o incompletas de los hechos que narran, dejando al espectador la responsabilidad de unir todos los puntos narrativos.

La historia se desarrolla en dos lineas temporales, la de Hannah que viene articulada a través de las trece caras que se corresponden a cada uno de los episodios y que va narrando en primera persona todos sus problemas desde su llegada a un nuevo instituto por el traslado de sus padres farmacéuticos a una nueva ciudad.

En este caso a partir de la voz en off de Hannah se nos muestran en flashback todos los hechos acaecidos, estando cada una de las caras de las cintas dedicada a uno de los personajes que han influido en el trágico desenlace de su vida, tanto de forma directa como indirectamente.

13-reasosnsEn paralelo, la escucha de Clay de las cintas póstumas de Hannah es nuestro hilo conductor para ir descubriendo toda la verdad sobre esos personajes que causaron las motivaciones de Hannah para tomar esa decisión sin retorno, con la colaboración de su mejor amigo Tony, que actúa como una especie de testaferro de la voluntad de Hannah, pasando las cintas de una a otra persona.

La evolución de la actitud de Clay, un buen chico y estudiante, hacia una persona con enormes remordimientos por no haber hecho más para salvar a su amiga, se va haciendo cada vez más patente a cada nueva cinta que escucha que le descubre la verdad sobre otra persona de su entorno, lo que le lleva a llenarse de furia indiscriminada en determinados momentos, como en medio de un partido de baloncesto como muestra el vídeo

Su furia va creciendo y le empieza a afectar en todas sus actividades, incluso con personas ajenas a su grupo como demuestra en esta visita guiada al instituto donde actúa de cicerone de un grupo de nuevos alumnos que alucinan ante el cinismo con que describe las instalaciones escolares.

Las cosas funcionan mucho mejor en la linea temporal del pasado, donde vemos como Hannah empieza a verse desbordada por los acontecimientos que empiezan con cosas tan aparentemente inofensivas como ser nombrada la chica con mejor culo, pero que pueden marcar a fuego la reputación de una chica en el instituto, lo que obligaba a Hannah a acciones como la del vídeo entrando como una furia en el vestuario masculino, para enfrentarse a sus cobardes difamadores.

Las cintas van destapando todos los problemas que se dan en un instituto como es el acoso escolar, el machismo alfa, abusos sexuales, indiferencia ante las señales de auxilio, maledicencias y rumores,  que en la mayoría de las series juveniles se tratan por separado en un episodio, habitualmente con final feliz, lejos del tono trágico y dramático que tiene ’13 Reasons Why’ desde su primera escena.

Personalmente no he encontrado en la serie ningún intento de justificar el suicidio por muy reprobables que fueran las conductas de sus amigos, ya que al final es una decisión personal e intransferible que no pienso juzgar porque no me pertoca, pero del visionado no me ha parecido que precisamente vaya a incitar a otras personas a seguir los pasos de Hannah, como se ha afirmado en diversos foros por algunas personas.

Pero debido a esta posible interpretación mas peligrosa de los hechos, es una serie delicada de visionado para personas más sensible a estos temas, por lo que es de los pocos casos que considero conveniente verla en familia, para poder debatir esos temas libremente con los padres teniendo siempre claro que es una ficción y no una inspiración como una salida rápida a los problemas que todos hemos tenido en nuestra adolescencia.

Desde el punto de vista de ejecución, la serie tiene bastante agujeros narrativos, que me han chirriado bastante durante el visionado de la misma y que me han hecho descender en parte la buena valoración global que debería tener por osar meterse en semejantes berenjenales.

El principal es el ritmo que se resiente mucho de la excesiva duración tanto de la serie como de los capítulos, en especial en el interminable tramo central, donde tenemos episodios dedicados a personajes secundarios que juegan un papel minúsculo en la trama, sin entidad para sustentar todo un episodio a la espera de  hacer una sola revelación interesante al final del mismo.

Esos siete episodios centrales, donde la historia avanza a cuentagotas empañan el magnifico inicio y sobre todo el impactante tramo final de la serie, que demuestra lo redonda que podía haber sido la serie si hubieran utilizado las tijeras con más generosidad para evitar las sobre-explicaciones y las redundancias que abundan en ese valle narrativo, diluyendo mucho la fuerza del mensaje.

La serie juega mucho con el hecho de que nadie sabe realmente como son las otras personas, sino que tenemos una idea más o menos general, por eso me chirriaba bastante la falta de reacción previa de las personas que conocían el contenido de las cintas, que no empiezan a reaccionar hasta que ven a Clay indignarse ante todas las cosas que le habían pasado a Hannah y que desconocía por completo.

La considero una serie interesante por el tema que trata pero muy lejos de catalogarla como una obra maestra o necesaria que es la tentación habitual en estos últimos tiempos para cualquier producto que trate temas conflictivos y espinosos, como lógicamente corresponde al suicidio adolescente, sin olvidar  que es una ficción que proviene de un libro que fue un best-seller que no provocó nada de ello entre sus múltiples lectores.

Prefiero quedarme con la lectura y el mensaje  de estar atento frente a cualquier tipo de señales que provengan de la persona que necesita ayuda, empezando por la necesidad de que la propia afectada tenga alguna forma o manera de poder decirlo, para poder remediarlo antes de que sea demasiado tarde.

Los actores: Dylan Minette era el actor más conocido del reparto casi exclusivamente juvenil, por lo menos en mi caso, ya que ha interpretado desde su más tierna infancia a bastantes hijos o jóvenes versiones de los protagonistas en series tan importantes como ‘Perdidos’ , ‘Scandal’ o ‘Prison Break’, ademas de tener papeles regulares en series malditas como ‘Awake’ , hasta llegar a su primer protagonista como Clay Jensen, la persona que va a destapar todas las miserias del instituto.

minetteMinette siempre me había gustado bastante en pantalla, pero aquí ha demostrado a sus veinte años, que es un actor como la copa de un pino, transmitiendo en todo momento una sensación de angustia e ira interior, difícil de conseguir con esa juventud, en su búsqueda por saber la verdad de lo sucedido con Hannah y esa sensación de impotencia por no haber hecho más.

El gran descubrimiento de la serie ha sido la desconocida actriz australiana Katherine Langford, que prácticamente debuta con este papel que consiguió con una audición vía Skype desde su ciudad natal de Perth, cuando los productores estaban desesperados buscando a la actriz ideal para el personaje de Hannah, lo que le llevó por primera vez en su vida a trabajar en los EEUU.

langfordLangford es toda una revelación en un papel muy complicado donde debe mostrar toda la evolución de una adolescente aparentemente feliz con la que es fácil empatizar hasta llegar a su dramático final, en el que Langford consigue poner los pelos de punta a todo el mundo con una interpretación contenida pero muy intensa al alcance de muy pocas actrices de su edad en ese tipo de circunstancias.

En un reparto lleno de caras jóvenes y desconocidas, siempre es una buena decisión contar con una actriz de la clase de Kate Walsh para interpretar a la desconsolada madre de Hannah, Olivia, mostrando los devastadores efectos familiares que tienen para los padres el suicidio de su hija en la flor de la vida, con una expresión de duelo que se clava en los espectadores que se imaginan lo que está pasando gracias a su excelente labor.

walshKate Walsh muestra un registro completamente diferente al de la mujer profesional independiente y sofisticada de ‘Anatomía de Grey’ y su posterior secuela centrada en ella ‘Sin Cita Previa’, como una madre destrozada por la culpa y la impotencia de ver morir a su hija sin haber detectado nada que pudiera presagiarlo, en probablemente su mejor papel como actriz hasta la fecha.

Final : La serie ha sido renovada para una 2T a pesar de dar carpetazo a todas las historias en esta primera entrega como hacía el libro, las razones han sido claramente el enorme éxito inesperado que ha tentado a Netflix y sus creadores para seguir contando más historias sobre ese grupo de personas.

La maniobra es bastante arriesgada por la compacidad de la historia original, que en mi opinión no tenía ninguna necesidad de continuar como era la intención inicial de todo el mundo, pero en este mundo cada vez más competitivo es muy difícil matar la gallina de los huevos de oro, por lo que no han dudado en empezar la tarea de promoción con el siguiente trailer de la 2T

’13 Reasons Why’ es una serie con mejores intenciones que ejecución, pero que va a calar hondo en las personas que vean sus vidas reflejadas en alguno de los personajes de la serie, aunque solo sea para disuadirles de hacer o darles el coraje para enfrentarse a algunas de las cosas que protagonizó la pobre Hannah.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sunshine (Australia). La cruda realidad de los refugiados sud-sudaneses en Melbourne
Lorenzo Mejino 27-11-2017 | 7:00 | 0

La potencia de una serie que explica una realidad desconocida sobre una minoría étnica en un lugar poco habitual, tuvo su mayor exponente en la fabulosa serie australiana ‘Redfern Now’ sobre el papel de los aborígenes en la sociedad actual austral concentrada en un barrio de Sydney

Ese es el camino que ha seguido  ‘Sunshine’ una verdadera sorpresa surgida de la nada, al tratar sobre la realidad de la minoría sud-sudanesa refugiada en Melbourne huyendo de la guerra que asola su país, con los graves problemas de integración que tienen, que han derivado en un alto indice de delincuencia y una impresión negativa por parte del resto de la sociedad australiana.

‘Sunshine’ tiene una gran importancia al intentar visibilizar ese colectivo marginado, sin tapujos, mostrando los aspectos negativos y positivos, que es la mejor manera de quitarse los prejuicios y entender mejor a esas personas que han llegado a Australia huyendo de la barbarie de su tierra natal, integrándolos en una historia muy bien tramada, compleja y con muchas aristas que en mi opinión la colocan como la mejor miniserie austral del año 2017, como les vamos a analizar a continuación

destacadaFicha: Sunshine 4 ep 45 min .Oct 2017 Idioma: Ingles subs ingles. Cadena: SBS ( AUS)

La trama : Jacob Garang es un joven sud-sudanés refugiado en Australia que es una gran promesa del baloncesto, siendo seguido por ojeadores de universidades norteamericanas, para ofrecerle una beca de estudios y  abrirle el paso hacia un futuro en el baloncesto profesional.

Jacob juega en un modesto equipo donde es la estrella absoluta disfrutando con su grupo de colegas sin mayores preocupaciones, hasta que su mejor amigo, el base del equipo, se mete en un lío importante al que arrastra a todos sus compañeros, relacionado con el asalto y posterior brutal paliza a una joven adolescente blanca de la zona rica de la ciudad.

chavalesEn paralelo las aspiraciones baloncestisticas de Jacob se ven frenadas por el voluntarioso entrenador que tienen, un cura que no tiene ni idea del deporte, por lo que acaba pidiéndole a un huraño propietario de una tienda deportiva ( el siempre magnífico Anthony LaPaglia), que había jugado en la liga universitaria USA,  que sea su nuevo entrenador y de esta manera progresar y alcanzar su sueño americano.

Con las piezas sobre la mesa, la serie empieza a progresar de forma magnífica desarrollando en paralelo cuatro historias, la investigación criminal del asalto sobre la chica de la que son sospechosos nuestros cuatro amigos, las dinámicas internas de la comunidad sud-sudanesa que se han traído a Australia  los conflictos y disputas internas entre sus diferentes etnias ( dinkas y nuer especialmente), el progreso del equipo de basket en las canchas de juego y por último la historia y el pasado personal del nuevo entrenador que se va revelando durante la serie.

Jugando con las lineas temporales y la dosificación de la información la serie progresa de forma adictiva llena de sorpresas y giros inesperados que van entrecruzando las cuatro historias para cerrarlas de forma más que satisfactoria en el capítulo final.

El reparto ha mezclado actores debutantes en los papeles de los cuatro chavales, respetando el origen étnico, con dos pesos pesados de la escena australiana, que han hecho la mayor parte de su carrera en los EEUU como Anthony LaPaglia ( Sin Rastro) y Melanie Lynskey ( 2 hombres y medio, Togetherness) encantados de volver a trabajar en su país natal como el entrenador y la abogada de los chavales, que por cierto están magníficos en especial el protagonista el debutante Wally Elnour, todo un descubrimiento.

sunshineMezclar con acierto todos los elementos con los que juega ‘Sunshine’ no es sencillo, por lo que hay que felicitar a los guionistas Matt Cameron y Elise McCredie por conseguir explicar una historia diferente sobre un colectivo marginado y criminalizado, que consigue calar hondo en el espectador.

Les dejo con un enlace a una pagina donde pueden ver el trailer de esta magnifica miniserie

 

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
CHiPs : La policía motera de las autopistas californianas
Lorenzo Mejino 24-11-2017 | 6:00 | 0

Las motos siempre han atraído a un segmento importante de la población tanto como consumidora como espectadora de competiciones y concentraciones de su medio de transporte preferido, pero que curiosamente nunca ha sido objeto de muchas series televisivas, aunque la presencia de “Sons of Anarchy” vale por todas.

Hoy les vamos a hablar de la segunda serie más conocida de la historia televisiva que tenían las motos como principal protagonista, ‘ChiPs’, sobre unos policías motorizados en las antípodas legales del club de moteros de los chicos de Charming en California. La serie fue enormemente popular a finales de los setenta y principios de los ochenta y me consta que muchas personas la tienen en un lugar importante de su memoria como vamos a intentar recordarles en nuestra entrada nostálgica de cada viernes

destacada

Ficha:CHiPs 139 ep + 1 pel.   Sep 1977- May 1983 . Cadena: NBC (USA) TVE (E)

Sinopsis:  La pareja de policías motorizados formada por los oficiales Jon Baker y Frank “Ponch” Poncherello patrullan las autopistas del sur de California, implicándose tanto en los accidentes de tráfico como en multar a los infractores y mantener el orden por las rutas que transitan en su rutina diaria.

El inicio: Rick Rosner era un productor televisivo especializado en concursos y programas de entrevistas que ansiaba dar el salto a la primera división de la ficción televisiva a donde llegó tras curtirse como escritor de diversas películas televisivas.

Rosner hizo buenas migas con un grupo de agentes motorizados de la policía californiana durante un curso de submarinismo para preparar un show de entrevistas en el que trabajaba y quedó fascinado con las historias que explicaban de su trabajo diario, lo que le dio la idea para empezar a trabajar en un piloto de una serie centrada en ese sector de la ley y el orden.

Rosner desarrolló su piloto de forma bastante rápida y la verdad es que fue recibido con mucho más entusiasmo del que podía esperarse de un debutante en el terreno de las series, siendo aprobada para su pase a serie en el otoño de 1977, en la parrilla estelar de la NBC.

La cabecera dejaba bien a las claras que iba a ser un policial de toda la vida pero con las motos y el tráfico como componente diferencial de la serie

La serie a pesar de ser recibida con total indiferencia por la crítica fue un éxito casi instantáneo de la noche a la mañana y catapultó a una gran popularidad a sus dos protagonistas Larry Wilcox y Erik Estrada, dos completos desconocidos hasta ese momento.

La carrera posterior de Rosner fue bastante oscura alternando series olvidables como ‘240 Robert’ o ‘Loteria’, con más concursos que era lo que más controlaba en el fondo.

La trama: ‘ChiPs’ es un procedimental clásico de la vieja escuela con casos autoconclusivos en un tono generalizado de drama ligero, introduciendo elementos cómicos o de la cultura popular de la época para hacer más livianos los contenidos y diversificarlos más allá de la serie de policías y malhechores al uso, con las motos como gran elemento diferenciador.

El peso de la acción recaía en los dos protagonistas, por un lado Jon Baker ( izq) un oficial estricto y responsable que siempre sigue los reglamentos al pie de la letra y que espera que todo el mundo haga lo mismo , so pena de ser castigados o multados con todo el peso de la ley.

motosA su lado tenemos a Frank (Ponch) Poncherello, un oficial bastante conflictivo por sus maneras poco ortodoxas de resolver los casos, que le han llevado a tener graves problemas con sus superiores, que le han acarreado incluso una suspensión temporal, por lo que le han asignado al oficial Baker como su supervisor mientras se encuentra en un periodo de prueba.

El titulo de la serie es un acrónimo estilizado de la California Highway Patrol, añadiéndole una ‘ i ‘y una ‘s’  por no tener los derechos sobre el titulo oficial de CHP y que fuera corto y pegadizo.

El esquema de la serie era bastante repetitivo, empezando con una introducción en una pequeña patrulla de rutina que finalizaba en la reunión matinal en la comisaria, cuando el otro personaje fijo de la serie el sargento Getraer, les daba las asignaciones del día, avisándoles de algún peligro, que era indefectiblemente el que se iban a encontrar en ese episodio, como muestra el vídeo

Ambos partían a hacer su patrulla a lomos de sus flamantes Kawasakis que con varios modelos diferentes a lo largo de los años, eran el verdadero centro de atención de la serie, circulando por las autopistas californianas, para resolver el caso principal de la semana, que ademas de algunas escenas sueltas con incidentes menores, acababa derivando en una espectacular persecución por todo tipo de lugares como en el siguiente vídeo

En dichas persecuciones no escatimaban riesgos ni se ahorraban destrozar vehículos, para regocijo de los seguidores de la serie que era el momento que esperaban con mas fruición para ver escenas como la siguiente.

Aunque el grueso del trabajo de ambos agentes era transitando con sus motos, de vez en cuando se permitían alguna licencia para tener algún enfrentamiento con las fuerzas del mal, a pie y repartiendo mamporros como en el siguiente vídeo, muy influenciado por las películas de artes marciales de la época.

Una de las peculiaridades de la serie era utilizar su tramo final como una especie de propaganda del glamuroso estilo de vida californiano, con nuestros protagonistas utilizando los minutos finales del episodio, una vez resuelto el caso, para realizar actividades lúdicas tipo, paracaidismo, surf o pasar un rato divertido con elementos de la cultura popular de esa época de finales de los setenta, donde la música disco reinaba, como pueden comprobar a continuación con Erik Estrada haciendo de Travolta de vía estrecha.

La serie era tan popular que no tenía ningún problema en reunir en alguno de esos finales especiales a toda una constelación de estrellas televisivas de la época para hacer cameos como por ejemplo  en una obra de caridad que se desarrollaba en una roller-disco otro de los elementos definitorios de esa época.

Precisamente esos momentos finales de lucimiento fueron el principal motivo de problemas para la serie, ya que casi siempre eran protagonizados por Erik Estrada, lo que enrareció mucho la relación con su compañero de reparto Larry Wilcox, increíblemente celoso del cada vez más creciente protagonismo de su compañero en detrimento suyo, con escenas como el siguiente baile country, que derivaron en los problemas que veremos más adelante.


La serie era bastante extraña con ese híbrido de procedimental policial con toques de famoseo popular de la época que la convirtió en un pasatiempo ligero ideal para pasar el rato de muchas personas.

En mi caso, nunca me acabó de gustar porque se quedaba a medio camino de todo,  un drama ligero que nunca me convenció mas allá de momentos sueltos como las persecuciones o las tracas populares finales, pero las tramas policiales las adivinaba hasta un niño de cinco años, unido a un grupo de actores bastante limitados más allá de su porte físico.

No obstante, las sensaciones que perduran para muchos de nosotros, son esa sensación de libertad que daba verlos conducir una moto al aire libre, que era el mayor activo de la serie, alejada de escenas interiores y encerradas en las comisarias, ademas de servir como un testimonio interesante de la cultura popular de finales de los setenta y principios de los ochenta.

El problemas es que por estas mismas razones, la serie ha envejecido fatal y difícilmente aguanta un visionado al verse superada por todos los aspectos que en su día nos parecían novedosos y ahora son más dignos de un museo temático pop.

Los actores:
Larry Wilcox empezó a actuar tras ser licenciado de los Marines, con los que estuvo durante trece meses en la guerra del Vietnam. Tras empezar en pequeños papelitos, consiguió con ChiPs y su oficial Jon Baker, el papel de su vida. Sin ser un gran actor, daba el pego como el californiano rubio y sanote además de ser bastante hábil con la motocicleta a diferencia de su compañero que era mucho más torpe con ella.

wilcoxSus disputas con Erik Estrada fueron ampliamente publicitadas lo que derivaron en su salida al final de la 5T para crear su propia productora, donde fue el responsable de series tan interesantes como “The Ray Bradbury Theatre” para la naciente HBO, dejando la interpretación en un segundo termino, para centrase en su tarea como productor, pero formando parte integral de las películas y reuniones posteriores.

El neoyorquino de origen portorriqueño Erik Estrada fue el actor más popular de la serie, siendo el primer latino en protagonizar y triunfar en una serie alejada de los estereotipos raciales, lo que le convirtió en una celebridad rutilante en esa época, en su primer papel importante de su carrera artística.

Estrada sabía hacer de todo menos actuar e ir en moto, lo que eran los dos requisitos principales para el papel, con el primero se iba salvando, cantando, bailando o haciendo todo tipo de actividades, mientras que lo de la moto, fue bastante más peliagudo porque durante el rodaje sufrió varios accidentes graves con roturas de huesos incluidas que retardaron en diversas ocasiones la serie

estradaSu huelga en la serie, le ganó una fama de complicado para los productores, por lo que tras la cancelación se refugió en películas ínfimas de serie B, de las que iban directas a vídeo, mientras vivía de su fama pasada, entrando en el circuito de realities de celebridades donde sigue aposentado hasta la época, haciendo el ridículo allí donde le llamen, incluyendo muchas autoparodias de su ‘Ponch’ en shows televisivos.

El mejor actor de la serie era el solvente secundario que siempre ha sido Robert Pine durante toda su carrera, que aquí daba vida al sargento Getraer el jefe de los patrulleros, que cumplía en su reducido de escasas escenas por episodio, para dar instrucciones o protagonizar subtramas menores de relleno en el ámbito de la comisaria.

robert-pineEn la actualidad sigue trabajando con pequeños papeles, pero es mucho más conocido por ser el padre de la  gran estrella cinematográfica que es Chris Pine, que lo suele colocar en pequeños papeles en los proyectos en los que participa.

El final y secuelas :
Ya hemos comentado anteriormente que la relación entre los dos actores se fue enrareciendo con el paso de las temporadas, hasta convertirse en casi irrespirable en la 5T, en primer lugar por una huelga de Erik Estrada por mayores demandas económicas que hizo que fuera sustituido por el famoso Bruce Jenner, el campeón olímpico de decathlon y aspirante a actor, ahora conocido como Caitlyn Jenner, durante varios episodios.

Su vuelta no apaciguó precisamente los ánimos, debido a la postura de Larry Wilcox, ante el que consideraba un excesivo trato de favor hacia su compañero Erik Estrada, lo que derivó en su salida pactada al final de la 5T, por expreso deseo del actor, siendo sustituido por un desconocido, antes y ahora, Tom Reilly en su lugar, como refleja la nueva cabecera

El cambio fue todo un problema para las audiencias que se hundieron de forma irreversible por lo que la cadena NBC no dudo en cerrarles el chiringuito motero a final de la 6T, con un episodio tan convencional como todos los demás.

En su momento su creador Rick Rosner, intentó hasta en dos ocasiones hacer “back door pilots” para tener unas secuelas de su serie principal e intentar aprovechar ese éxito para lanzar esos nuevos productos, pero ninguno de los dos consiguió la aprobación final de la cadena.

En cambio, no sorprendió a nadie que quince años después, teniendo  en cuenta que ninguno de los implicados había levantado cabeza en Hollywood, decidieran hacer una película reunión con el reparto original, pero con todos los personajes ascendidos y en cargos de responsabilidad, para ofrecer más de lo mismo, pasando completamente desapercibida excepto para sus fans más acérrimos, que disfrutaron de lo lindo con el siguiente avance.

El siguiente paso lógico de toda serie de los ochenta que se precie, es hacer una pelicula basada en la serie, que tras un intento fallido en 2005, vio la luz en 2017, siendo vapuleada hasta por el gato del apuntador, por el bodrio que había realizado Dax Shepard, actor y director de uno de los fiascos del año, que tuvo el siguiente trailer.

‘ChiPs’ es un magnifico ejemplo que ilustra aquellas series que fueron extremadamente populares en un periodo determinado, para caer posteriormente en el más profundo de los olvidos, excepto para recordar sus fabulosas motocicletas que se convirtieron en un auténtico santo y seña de la serie y que perdura en la memoria hasta nuestros días.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Fear the Walking Dead: El negocio zombi continua con una marca blanca
Lorenzo Mejino 22-11-2017 | 7:01 | 0

A nadie puede sorprender que cuando una serie consigue el éxito masivo que ha tenido “The Walking Dead”, las tentaciones de los propios creadores y la presión de la cadena para continuar por ese camino, son muy grandes para aprovechar al máximo el beneficio económico que se deriva de esa popularidad global, mediante secuelas u otras historias centradas en ese mismo universo.

En este marco la creación de “Fear the Walking Dead” está plenamente justificada desde un punto de vista económico y estrictamente monetario para dar más de lo mismo en otro entorno diferente, pero incluso en este caso habría sido preferible hacer algo con un poco más de personalidad que lo que han acabado pergeñando, que no deja de ser una forma bastante facilona de seguir rentabilizando la franquicia, para regocijo de su creador Robert Kirkman y de la cadena AMC.

Por ello, finalizada su 3T y teniendo bastante claros los derroteros que tiene la secuela, hemos creído oportuno hacer un análisis detallado de lo que nos ha deparado “Fear The Walking Dead” que en mi caso tiene toda la pinta de ser mi despedida final de la serie, independientemente de lo que sigan haciendo posteriormente, por el escaso interés que me suscita seguir con la marca blanca de la franquicia zombi

principalFicha: Fear The Walking Dead 37+ episodios.   Cadena: Ago 2015- AMC( USA)/Fox (E)

Sinopsis: En la ciudad de Los Ángeles, un grupo de personas relacionadas con una pareja formada por Madison una consejera escolar y su compañero Travis un profesor de inglés del mismo instituto, deben hacer frente a un fenómeno desconocido que está surgiendo en la ciudad, con un virus  que está convirtiendo a los muertos en zombis que atacan a los vivos de forma salvaje y violenta para alimentarse de sus células vivas.

El grupo, además de la pareja, lo forman los hijos de ambos, así como la ex-mujer de Travis a los que se unen una familia vecina de origen salvadoreño, para luchar todos ellos contra esa amenaza desconocida que puede destruir toda la costa Oeste de los EEUU.

El inicio:
El enorme éxito de “The Walking Dead” ha hecho de su creador Robert Kirkman uno de los personajes más poderosos de Hollywood, por lo que no es de extrañar que la cadena AMC le diera carta blanca para hacer lo que quisiera para continuar con otro vehículo televisivo sus historias de zombis

Tras sopesar varias opciones, entre las que estaban hacer una secuela basada en un personaje de la serie original o introducir otra historia en forma de “backdoor pilot” para aprovechar ese éxito, Kirkman decidió alejarse del universo de los cómics originales que más o menos son una referencia importante para “The Walking Dead”, para crear algo de la nada pero en el mismo universo apocalíptico, ubicándolo en Los Ángeles en el extremo opuesto de Atlanta por donde pululan Rick Grimes y sus amigos.

Para desarrollar la serie Robert Kirkman ( seg izq) , llamó a Dave Erickson (centro ), un guionista con el que había trabajado en un piloto para una serie que nunca llegó a ver la luz, pero con el que hizo muy buenas migas.

kirkman-ericksonErickson era un guionista curtido durante muchas temporadas en “Sons of Anarchy” que luego acabó medrando por ‘Marco Polo’ o ‘Low Winter Sun’ y le dio a la serie la estructura necesaria a partir de la idea primigenia de Kirkman sobre una pareja en los primeros momentos del apocalipsis zombi, ademas de comprometerse para hacer de showrunner de la serie.

A la cadena AMC le faltó tiempo para anunciar a bombo y platillo, su nueva serie con un encargo de una 1T de escasamente seis episodios, pero con el compromiso de hacer la 2T poco después. El estreno fue en pleno Agosto de 2015, con una intensa promoción en todas las convenciones de fans de la serie original, para aumentar las expectativas al máximo con trailers como el siguiente.

Ni que decir que la serie fue recibida con los brazos abiertos por los innumerables fans del original, aunque la crítica se mostró bastante menos entusiasmada, al no ver muchos rasgos distintivos que justificaran ese desdoblamiento de los comecerebros a la costa Oeste.

La trama: ‘Fear the Walking Dead’ tiene su principal diferencia con el original en que transcurre en un momento temporal anterior a los sucesos iniciales que vimos en Atlanta con el despertar de Rick de su coma de varios años, lo que aprovechan para centrarse, pero sin explicarlos,  en los inicios de la aparición del fenómeno zombi, cuando nadie sabía lo que estaba pasando y a lo que se estaba enfrentando.

Por ello juega con un hecho fundamental, el espectador dispone de mucha más información sobre las características de los zombis que los propios protagonistas de la serie, que las van a ir descubriendo de forma bastante más dramática  en la mayoría de los casos.

La historia se centra en una familia disfuncional formada por la pareja central y los hijos de aluvión que todos aportan, que no es que tengan una relación idílica en los momentos previos, pero nada mejor que luchar contra un enemigo común para reforzar esos lazos familiares, que parecían perdidos y que al final demuestran que esos vínculos acaban siendo lo principal en circunstancias excepcionales.

La presencia de Madison y Travis en la escuela, proporciona un lugar ideal para ver los primeros casos de zombis atacando a humanos, ante el desconcierto de los responsables escolares que no saben a lo que se están enfrentando hasta que la infección aumenta a niveles exponenciales.

En esos momentos el espectador se desespera al ver que desconocen que para matar a un zombi solo deben atravesarle el cerebro con cualquier cosa, como todos sabemos tras el master que hemos hecho con el original, jugando habilmente con esa ansiedad sobrevenida.

En sus inicios la serie describe el aumento de la epidemia zombie desde un pequeño ámbito escolar, para pasar al del barrio y posteriormente al de la ciudad de Los Ángeles, con el recurso habitual de enviar al ejercito y su rigidez marcial a controlar una situación de la que no tienen ni idea de lo que está pasando, hasta que es demasiado tarde, como en esta invasion zombi de un puesto militar que no sabe a lo que se está enfrentando, como se aprecia en el video.

La 1T no deja de recrearse en la incompetencia de los mandos militares para controlar una situación que se les va de las manos desde el principio y que solo son capaces de afrontar desde el ordeno y mando que los va a abocar a desastres tácticos y militares como el del siguiente video.

Con la premisa establecida en la 1T, al final de la misma, nuestro grupo heterogéneo, decide huir de la ciudad en busca de lugares más pacíficos y libres de la invasión zombi, aunque salir de la ratonera en que se ha convertido Los Ángeles, no es precisamente sencillo como muestra el siguiente vídeo sobre lo que les sucede en una autopista.

A partir de ese final de la 1T, la serie entra en una dinámica de huida hacia ninguna parte, lo que se traduce en llevar al grupo a diferentes emplazamientos donde como el pobre Sisifo, vuelven una y otra vez a enfrentarse a la misma amenaza, que va produciendo bajas entre los miembros iniciales del grupo que se van supliendo con nuevas incorporaciones de gente que se van encontrado en su camino.

De esta manera vemos que la gente pasa varios episodios en un barco, en un hotel, en un poblado mexicano, un rancho o una presa, donde en todos los casos, los humanos que se encuentran son mucho más peligrosos y destructivos que los zombis automatas que pululan por todos los lugares.

En esos casos siempre la dinámica familiar acaba imponiéndose, con una atención especial a la emergencia de la pareja de hermanos Alicia y Nick, los hijos de Madison que acaban acaparando toda la atención y el liderazgo a medida que va evolucionando la serie, dejando un poco de lado a la pareja principal, en especial en la 3T, dinámica que pueden intuir en el siguiente video del piloto.

Los momentos álgidos de cada episodio suelen ser las continuas muertes de zombis de todas las maneras posibles, incluyendo el sacrificio de animales como en esta lucha desigual entre perros y zombis que pueden ver en el siguiente video.

El principal problema de ‘Fear the Walking Dead’ es que no consigue tener en ningún momento una personalidad definida que atraiga al espectador más alla de la referencia al original, a pesar de contar incluso como director de algunos episodios en la 3T con el sevillano Paco Cabezas, pero sin que se note apenas.

Contrariamente a lo que se podía pensar, la libertad de que disponían los creadores al no tener que depender en ningún momento de la mitología de los cómics, se ha demostrado un grave problema al no desarrollar nada con la fuerza del original, en especial en todo lo referente a los villanos, que no han pasado de anecdóticos o de cuarta división a años luz de los villanos de los cómics o del original como el Gobernador o incluso el propio Negan, que por lo menos tenían una cierta entidad y eran capaces de aguantar sus propias tramas.

Tampoco es que los protagonistas estuvieran mucho mejor definidos, pareciendo tan perdidos como los guionistas en muchos momentos de la serie, enzarzados en soliloquios o dialogos inanes en un circulo vicioso que solo rompían con la cuota de zombis que debían matar en cada episodio.

La combinación de personajes poco atrayentes, villanos sin entidad y una falta clara de dirección sobre lo que están haciendo en la faz de la tierra, se demuestra letal en cuanto se desvanece la sorpresa inicial, entrando en un bucle de llegar a un sitio nuevo esperanzados de que sea el bueno, para acabar destrozando todo en apenas tres o cuatro episodios, para volver a empezar en otro sitio, lo que ya ha agotado toda mi paciencia al final de la 3T.

Si disfrutan con las series de zombis, igual pueden seguir con ella, a ver si consigue remontar el vuelo, pero en mi caso ya tengo suficiente con el original que tampoco es que esté pasando por su mejor momento y en plan petardeo ya tengo a ‘Z Nation’ que por lo menos tienen claro de que van.

Los actores:
Solo una gran actriz como Kim Dickens es capaz de defender un personaje como Madison, capaz de tomar las peores y las mejores decisiones posibles en el transcurso de media hora, sin el menor atisbo de autocrítica. Dickens consigue que su fuerza en pantalla nos haga olvidar esas contradicciones flagrantes, pero lógicamente está lejos de sus mejores trabajos como demostró en las dos joyas que son “Deadwood” o “Tremé”, aunque estoy seguro que económicamente le va a ser mucho más rentable

dickens-curtisCliff Curtis es otro gran actor, pero que en esta ocasión no acaba de enterarse de que va el percal, con un personaje que se supone que debía ser el líder, pero que interpreta con una cierta desgana y con el piloto automático de la intensidad impostada, como si estuviera esperando que le saliera algo mejor mientras mataba zombis contra reembolso.

El actor neozelandes de origen maorí lleva años afincado en EEUU haciendo todo tipo de series como “Trauma” o “Gang Related”, pero su entrada en el reparto de las cuatro secuelas de Avatar, le va a hacer mas popular que todo lo que ha hecho hasta ahora.

Las únicas buenas noticias en el campo de la actuación vienen determinadas por la evolución de la pareja de hermanos formada por Nick y Alicia, interpretados por Frank Dillane y Alycia Debnam-Carter, que se convierten con el paso de los episodios en los pilares fundamentales de la serie, en especial la actriz australiana que tras su fabuloso personaje de Lexa en “The 100” sigue a un altísimo nivel como una joven fuerte e independiente y que por lo menos tiene bastante claras sus prioridades en la vida y las trasmite a la perfección en la pantalla.

Alycia Debnam Carey as Alicia and Frank Dillane as Nick - Fear the Walking Dead _ Season 1, Gallery - Photo Credit: Frank Ockenfels 3/AMC

Frank Dillane ha realizado una especie de curso de aprendizaje como actor, tras empezar bastante dubitativo como un hijo piltrafa, drogadicto e incapaz de hacer nada de provecho, ante la desesperación de su madre Madison, pero poco a poco ha ido mejorando a pasos agigantados, convirtiéndose en el tipo duro que se necesita en este tipo de emergencias.

No tenía mucha experiencia hasta este papel, mas allá de ser hijo del insigne actor británico Stephen Dillane ( Juego de Tronos, el Túnel) que le abrió las puertas para hacer de un joven Lord Voldemor en la saga de Harry Potter, de donde pasó a este papel que le está haciendo muy popular.

Mucho mas prescindibles son los miembros de la familia salvadoreña de oscuro pasado, que interpretan los actores Rubén Blades y Mercedes Mason como Daniel Salazar y su hija Ofelia, que van perdiendo importancia a medida que avanza la serie, sorprendiéndome cada vez que los veía de nuevo, en plan ¿Todavía siguen vivos en la serie?, lo que prueba el poco encaje de sus personajes en la trama general mas allá de los primeros episodios.

blades-masonEl panameño Rubén Blades siempre ha sido un gran cantante pero un actor mediocre y en esta ocasión tampoco ha hecho demasiado para hacerme cambiar mi opinión sobre sus capacidades interpretativas como un barbero con turbio pasado, que parecía mas interesado en los fondos para financiar su carrera como candidato a la presidencia de Panamá que en hacer creíble un personaje muy cogido por los pelos.

La sueca Mercedes Mason es una actriz discreta que no salía de papeles secundarios en series tan olvidables como ‘The Finder’ o ‘666 Park Avenue’, pero cuando consigue un papel en una serie importante tampoco es que haya hecho algo por destacar, como uno de los personajes mas prescindibles de la serie a remolque siempre de la familia principal, como una invitada que no se despega de sus faldas.

Mucho peor está Lorenzo James Henrie como Chris el hijo del primer matrimonio de Travis, una especie de aprendiz de psicópata que se vuelve más insufrible con el paso de los episodios, tanto por el guión como por la pésima interpretación de Henrie, que debería plantearse un futuro universitario lejos de los platós.

henriecolman-domingoEl enigmático Victor Strand interpretado por Colman Domingo resume perfectamente todos los males de la serie, ya que en su aparición a mitad de la 1T parece el personaje más interesante de la serie para conocer su pasado, pero pasada la novedad pasa a ser otro personaje insoportable con su propia agenda incomprensible hasta para el propio actor, un veterano de muchas obras teatrales, que se ve imposible de salvar a semejante mastuerzo.

Epilogo:
La serie tiene un departamento transmedia muy eficaz que se dedica a alimentar a los fans con todo tipo de productos entre los que destacan las webseries en el mismo universo que sirven principalmente para hacer más llevadera la espera entre temporadas o entre las dos mitades de la misma que es como suelen emitirla.

Un magnifico ejemplo es ‘Fear the Walking Dead: Flight 462” que desarrolla una historia con un avión en pleno vuelo, claramente orientada hacia el terreno del terror, como pueden comprobar en el siguiente vídeo

Las audiencias de la serie han tenido un desgaste acusado tras la 1T y en la actualidad apenas la ven un tercio de los espectadores iniciales y con una clara tendencia a la baja, que intentaran revertir aprovechando la salida del showrunner Dave Erickson,  que va a ser sustituido por dos jornaleros como Andrew Chambliss e Ian Goldberg, que nunca se han distinguido por su talento precisamente.

De todas formas como ya les he comentado, yo me bajo del tren en esta parada entre temporadas para dejarlo ir para siempre, por lo que este artículo se puede considerar mi epitafio sobre la serie.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Monster (Noruega) . Glacial como la tundra ártica
Lorenzo Mejino 20-11-2017 | 7:01 | 0

Hace pocas semanas leía una crítica sobre una serie islandesa del admirado profesor Alberto N.Garcia, en la que diagnosticaba más o menos la muerte del ‘nordic noir’ . Personalmente disiento bastante de esa afirmación sobre ese entierro prematuro del género, pero estrenos recientes como la noruega ‘Monster’ dan abundante munición para las tesis del profesor sobre el agotamiento de la formula que ha triunfado en medio mundo estos últimos años.

‘Monster’ juega con todos los elementos habituales del ‘nordic noir’, desaparición misteriosa, asesinatos en serie, paisajes desolados árticos y pareja de investigadores bastante incompatible, pero el resultado no ha conseguido en ningún momento interesarme más allá de conocer los lugares remotos donde ha sido rodada, con un tono demasiado solemne, sombrío y sobre todo tedioso, que dan como resultado una serie definida por el título del articulo, glacial como la tundra donde está ubicada.

monster-portadaFicha: Monster 7 ep 50 min . Sep 2017-Oct 2017. Idioma: Noruego subtitulado en castellano Cadena: NRK ( Noruega)

La trama : Una tranquila localidad del extremo norte de Noruega lindante con el Océano Glacial Ártico se ve convulsionada por la misteriosa desaparición de una chica, tras descubrir el cadáver de su novio. Hedda es una inspectora destinada en Oslo que había vuelto a su pueblo natal en busca de un poco de tranquilidad tras una serie de problemas en la capital, pero que no puede negarse a colaborar en la investigación sobre esos dos casos tras la petición de su amigo, el veterano jefe de la policía local.

En su investigación es obligada a trabajar con un taciturno superintendente de la policía de Oslo Joel Dreyer, que está persiguiendo desde hace años a un asesino en serie y que cree que ambos casos pueden estar relacionados

monsterAmbos detectives chocan desde el primer momento, principalmente por el desprecio y altanería con que Joel trata a la inspectora local, que desemboca en un mal rollo increíble entre ambos, que lógicamente se interpone y entorpece la investigación desde sus inicios.

Para ser sinceros la serie tiene un planteamiento inicial que parecía atractivo, dentro de los cánones habituales de la chica desaparecida con muchas ramificaciones posibles, incluyendo la secta religiosa que últimamente no falta en muchas de las series del género, como pueden comprobar en el trailer oficial de la serie.

Pero tras un piloto más o menos aceptable, la serie empieza a hundirse en el fango de su propia autoindulgencia, lastrado principalmente por la pareja protagonista formada por la debutante Ingvild Holthe Bygdnes y el popular Jakob Oftebro (1864, Bajo la Superficie, Bron, Lillyhammer) que trasladan el mal rollo entre ellos de la serie al espectador, con unas actuaciones planas y sin transmitir pasión alguna, en especial Oftebro tan expresivo como los musgos de la tundra noruega.

pareja-protaEn este tipo de series si la pareja principal no funciona, la cosa no tiene arreglo, por lo que vemos desfilar la habitual retahíla de sospechosos y pistas falsas, frente a esa pareja de muermos, con el único aliciente de disfrutar de los preciosos paisajes desolados del parque nacional de la península de Vardagnes en el remoto extremo norte noruego, que es donde se ha rodado la serie.

La serie va claramente de mal en peor, hasta el punto que personalmente me daba igual quién era el asesino y el responsable de todo el desaguisado, que además me dio la sensación de ser elegido por sorteo entre todos los sospechosos.

La serie tuvo una buena recepción en Noruega tras su doble capítulo inicial, pero como en mi caso el desánimo y el hastío se iba apoderando de los espectadores que fueron desertando en masa ante la inanidad de lo que veían en sus pantallas, no obstante la serie está teniendo un buen recorrido internacional siendo comprada por la cadena USA Starz, supongo que tras ver solo el piloto que reconozco que da el pego.

Los trabajados títulos de crédito son de lo mejor de la serie, aunque debo avisarles que en el siguiente vídeo, las imágenes coinciden, pero la música es netamente inferior a la que finalmente editaron que fue una sintonía bastante dura y cañera, poco habitual en las series escandinavas.

‘Monster’ ha sido una de las grandes decepciones escandinavas del año, aunque si son amantes incondicionales del genero siempre le pueden encontrar mas alicientes que un servidor, de lo que siempre me alegraría.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor