Diario Vasco
img
Babylon Berlin : Un apabullante espectáculo en todos los sentidos
img
Lorenzo Mejino | 31-01-2018 | 00:20

El despertar del gigante audiovisual que es Alemania, con una apuesta clara por las series de calidad que puedan funcionar más allá de sus fronteras, ha sido el fenómeno más importante del año 2017 con series como ‘El Mismo Cielo’, ‘4 Blocks’ o ‘Dark’ que han confirmado las expectativas que de forma más aislada, habían creado ‘Hijos del tercer Reich’ o ‘Deutschland 83’, estos últimos años.

Entre todas ellas, la más destacada en todos los sentidos ha sido ‘Babylon Berlin’, una gran superproducción sobre una historia de espionaje y conspiraciones políticas en el Berlin  de entreguerras  de la república de Weimar en los momentos embrionarios del nazismo, que se  ha convertido sin lugar a dudas en una de las mejores series europeas del año, como hemos podido comprobar en muchas de las innumerables listas que se publican el mes de Diciembre.

La emisión de sus dos primeras temporadas de forma casi consecutiva y simultaneas con su estreno alemán, nos brinda la excelente oportunidad de poder analizarles en profundidad una serie espectacular con algunas escenas realmente inolvidables, ideales para huir de la dieta anglosajona y que nos va a dar pie a dedicar una semana completa al país germánico, que empezamos con ‘Babylon Berlin’ para seguir este viernes con una conocida serie del pasado y finalizar el lunes con una novedad para seguir el esquema habitual del blog.

destacadaFicha: Babylon Berlin 16+ episodios.   Oct 2017-. Cadena:  SKY (D)- Movistar + (E)

Sinopsis:  Gereon Rath es un comisario de la ciudad de Colonia, que es trasladado a Berlin a la unidad de antivicio para investigar una red de producción de cine pornográfico controlada por la mafia rusa. Poco a poco descubre que ese negocio no es más que una tapadera de otros asuntos de mucho mayor calado con importantes ramificaciones políticas que le llevan a un callejón extremadamente peligroso donde se encuentra en juego incluso la seguridad de la nación.

En sus investigaciones tiene la colaboración de Charlotte Ritter, una joven secretaria muy lista y ambiciosa que aspira a convertirse en una detective de policia así como de su resabiado compañero de fatigas, el veterano inspector Bruno Wolter.

El inicio: La serie está basada en la saga de novelas protagonizadas por Gereon Rath escritas por Volker Kutscher ( foto inf) que publicó su primer volumen en 2008, ‘Der Nasse Fisch’ que se ha publicado en nuestro país como ‘Sombras sobre Berlin’ con un enorme éxito de ventas que ha propiciado la publicación de hasta siete novelas basadas en el personaje.

kutscherLa génesis de la serie se produjo en 2013, cuando la productora creada por el director Tom Tykwer, ‘X Filme Creative Pool’, compró los derechos para su adaptación audiovisual de las novelas que habían tenido ventas por encima del millón de ejemplares y eran todo un fenómeno literario en Alemania

Tykwer (izq) , uno de los directores alemanes más conocidos gracias a películas como ‘Corre, Lola, Corre’ o ‘El Perfume’ y sus colaboraciones con las hermanas Wachowski en ‘Cloud Atlas’ y ‘Sense 8’,  decidió acometer el proyecto en un triunvirato con otros dos guionistas y directores Achim Van Borries ( cent) y Henk Handgloeten ( der) , que habían trabajado en películas de su productora como ‘Goodbye Lenin’.

trio-creadoresCon un primer esquema de la historia consiguieron en 2014 embarcar como socios tanto a la televisión pública alemana ARD como a la cadena de pago Sky, así como a la poderosa distribuidora alemana Beta, para asegurarse una sustanciosa financiación para un proyecto que ya nacía con las máximas ambiciones, que en principio eran de 25 millones de euros para los ocho episodios de la 1T ( como comparación ‘La Peste’ son 10 millones para seis episodios).

En la fase de planificación de guión y producción los tres creadores hicieron la propuesta de rodar también la 2T de forma conjunta, para aprovechar las sinergias de las localizaciones y los estudios, por lo que en 2016 decidieron aprobar la 2T con un presupuesto conjunto de 40 millones de euros para los 16 episodios de las dos primeras entregas.

El sistema de trabajo era trabajar a seis manos en todas las fases de la serie, tanto a nivel de escritura de guiones, como de realización y postproducción, lo que obligaba a trabajar con una gran coordinación, tanto es así que en todas las entrevistas promocionales era el trío el que aparecía siempre y respondía a todas las preguntas, sin que ninguno destacara sobresaliera de los otros dos, lo que es especialmente encomiable en el caso de Twyker, el más famoso y conocido de los tres.

Tras una intensa campaña de promoción que tuvo incluso un estreno en olor de masas en la Berlinale de 2017, su primera emisión televisiva se realizó el pasado Octubre en la cadena de pago alemana Sky Deutschland que abonó una importante cantidad para asegurarse esa exclusiva del primer pase, tanto allí como en sus filiales europeas, promocionándola con este ambicioso trailer.

La trama: La serie gira  en torno al complicado personaje de Gereon Rath, un detective de la policía, que tiene importantes traumas mentales y secuelas físicas de su paso por las trincheras de la I Guerra Mundial, donde perdió a su hermano en la contienda, haciéndose cargo de su cuñada y su sobrino.

Su llegada a Berlin, en comisión de servicios desde Colonia, es el punto de arranque de la serie, tanto para presentarnos al resto de personajes de la comisaria, como a los compañeros y  la dueña de la pensión donde se aloja, en lo que debería ser una estancia de tiempo limitado.

El caso que le ha llevado a la capital alemana, es encontrar y destruir unas cintas pornográficas que pueden incriminar a diversos altos cargos de la República de Weimar incluyendo a su suegro, pero pronto se va a percatar que se va a convertir en una pieza de la peligrosa lucha de poderes que atacaba a la precaria república alemana constituida tras la I Guerra Mundial.

La pugna era entre tres poderosos bandos enfrentados,  los militares nostálgicos de la monarquía prusiana, los obreros comunistas en la estela de la revolución bolchevique y por último el nacimiento del nazismo como fenómeno transversal todavía incipiente.

La segunda pieza importante en la serie, es el fascinante personaje de Charlotte Ritter, una joven veinteañera que vive hacinada en un apartamento con el resto de su numerosa familia, en condiciones míseras y deplorables, pero que está dispuesta a todo para ganar unos marcos y salir de su cochambrosa vida, tanto en el ámbito profesional como en el personal.

Una miseria que me recordaba a la que plasmaba magistralmente Rainer Werner Fassbinder en el mismo periodo histórico con su obra maestra ‘Berlin AlexanderPlatz’ a la que los tres creadores le hacen un pequeño homenaje con la presencia en un inesperado cameo de su protagonista Günther Lamprecht, uno de los mejores actores alemanes de la historia, que a sus ochenta y siete nos sorprende a todos como el anciano presidente de la república, en un claro guiño al maestro de todos ellos.

Charlotte es nuestra guía y la del detective Ritter, para mostrarnos la vida de Berlin, desde la miseria galopante de los barrios pobres hasta el lujo exagerado de las fiestas en los clubes de moda, entre la que destaca la escena más conocida de la serie, una deslumbrante actuación musical del segundo episodio, que se ha convertido en la verdadera seña de identidad de la serie en todo el mundo, al ver donde se habían gastado el dinero desde su preciosista cabecera estilo art-deco.

La canción es ‘Zu Asche, zu Staub’ que podemos traducir ‘A las cenizas, al polvo’, cantada de forma impecable por la cantante lituana Severija Janusauskaite, que interpreta a una enigmática aristócrata rusa, pieza clave en la historia, aunque todos la vamos a recordar principalmente por esta canción

La serie está estructurada de una forma bastante original, con la trama central avanzado sin demasiadas prisas para quemar tramas, pero creando en cada episodio, una o dos escenas donde se han ganado el dinero a espuertas, para conseguir una sensación  apabullante de superproducción televisiva, aunque jueguen un papel más marginal en la trama central.

Escenas como la antes mencionada en el club, así como espectaculares persecuciones en trenes de la época, multitudinarias manifestaciones con disturbios callejeros, ametrallamientos dignos de Al Capone o vuelos en primitivos aviones de los años veinte, todo tiene cabida en la serie, convenientemente dosificado, para dejar al público, entre los que me pueden contar ,con la boca abierta en dos o tres ocasiones en los concentrados cuarenta y cinco minutos de cada episodio.

En principio, todo puede parecer un poco deslavazado, al tener muchas historias y personajes aparentemente inconexos, pero poco a poco todas las cosas van convergiendo, en medio de esa lucha entre las cuatro facciones principales, la que está en el precario poder contra las tres fuerzas que aspiran a derrocarlo, con los pobres Rath y Ritter pillados en medio de todo.

La ambientación de la serie es impresionante empezando por la cabecera de la serie inspirada claramente en el expresionismo alemán de los años veinte y que han reproducido las calles berlinesas hasta el más mínimo detalle en estudios de Berlin y Brandenburgo, como explican los responsables de las áreas de diseño de producción en el siguiente vídeo sobre la trastienda de la serie.

Narratívamente la serie me ha parecido un pelín por debajo de su enorme ambición estética, no tanto por la interesante historia que desarrolla, sino por caer en demasiadas ocasiones en una especie de ‘Síndrome de Lázaro’ audiovisual , que chirría de forma innecesaria, al forzar demasiado la mano sin motivo aparente, en especial teniendo en cuenta la fluidez y coherencia con que suelen llevar toda la trama hasta los episodios finales, donde se hacen más patentes esos desajustes.

No he leído los libros en los que está basada, aunque amigos alemanes me han comentado, que sigue bastante fielmente el esquema narrativo, excepto esas licencias que se toman en el tramo final, pero que no desmerecen en absoluto el resultado global, aunque en un análisis pormenorizado como los que me gusta hacer, no puedo dejar de mencionar.

Con esta salvedad, debo reconocer que he disfrutado muchísimo la serie, en la que tenía depositadas muchas expectativas que han sido cumplidas con creces al ofrecerme un espectáculo televisivo de muchos quilates, que tendrá continuidad casi segura con otras dos temporadas, que seguirán las historias de la saga de las novelas que todavía quedan por ser adaptadas, aunque tengamos que esperar hasta 2019 para verlo por nuestras pantallas

En esta ocasión, me van a perdonar que por primera vez en la vida del blog, en el último vídeo de este apartado me haga un poco de autobombo, ya que fui entrevistado por Movistar, con motivo del estreno de la serie en nuestro país para un pequeño reportaje sobre la serie junto al historiador Oscar González, para dar las claves históricas y narrativas de la serie, pieza que pueden ver completa a continuación.

Los actores: Volker Bruch es un actor bávaro que tuvo su aprendizaje desde principios de este siglo tanto en teatro, como en cine como sobre todo el televisión, apareciendo en diversas ocasiones en la venerable serie alemana ‘Tatort’ que en sus casi cincuenta años en antena ha sido la cantera principal de toda la industria alemana y donde han aparecido todos los actores de la serie.

Su salto a la fama lo dió con su impresionante interpretación de Wilhelm Winter en ‘Hijos del Tercer Reich’, un personaje que pasa de ser un entusiasta seguidor del III Reich, al desencanto absoluto tras ser destinado en el frente ruso, a la que le siguió otro importante papel en la serie ‘El Peregrino’

volker-bruchBruch está excelente interpretando a un personaje tan complejo y atormentado como Gereon Rath, que a pesar de todo, intenta seguir un camino recto y honrado sin importarle los palos que le puedan dar en la vida, mezclando ese idealismo con brutales baños de realidad que Bruch interpreta con una gran profundidad y sobre todo sutilidad.

De todas formas, la gran revelación de la serie es la elección de la joven Liv Lisa Fries como la secretaria Charlotte Ritter, que se convierte poco a poco en la verdadera alma y el compás moral de la serie.

Un personaje muy complicado al que Fries es capaz de darle una gran calidez cuando el personaje lo requiere, junto con una gran sangre fría y astucia cuando lo necesita, todo ello con una naturalidad que en mi opinión se ha convertido en la mejor interpretación europea femenina del año para una actriz con un futuro impresionante, por lo visto en este personaje.

friesDebo reconocer que para mí era una absoluta desconocida hasta este papel, a pesar de llevar casi diez años trabajando en pequeños papeles en su país, pero su interpretación me ha hecho buscar trabajos suyos anteriores, para confirmar las enormes sensaciones que me ha transmitido en su primer papel importante televisivo.

Peter Kurth interpreta al inspector Bruno Wolter, el resabiado inspector de policía, al que le es asignado como compañero Gereon Rath, Wolter tiene su propia agenda particular de chanchullos e historias diversas que ve amenazada por la llegada de Rath y su idealismo a prueba de bomba, en otro personaje  clave en la evolución de la serie.

kurthKurth es un actor que ha desarrollado casi toda su carrera en el teatro, con esporádicas incursiones en el cine o en el ‘Tatort’ de turno, pero que se ha destapado con su llegada a la cincuentena, donde ha empezado a tener papeles más importantes como el protagonista de la película ‘Herbert’, donde ganó el premio al mejor actor alemán de 2015 por su sobrecogedora interpretación de un ex-boxeador aquejado de ALS. Su interpretación está a un gran nivel, como un actor secundario que apuntala toda la acción, ademas de llevar perfectamente sus propias tramas.

Una carrera muy similar ha tenido Matthias Brandt, aunque en este caso su mayor curiosidad inicial es ser el hijo pequeño del ex-canciller alemán Willy Brandt, todo un personaje en la historia reciente alemana. Tras muchos años en el teatro, consiguió cierta notoriedad al protagonizar una de esas series alemanas de policías y ladrones que vemos en bucle en las mañanas de nuestras cadenas como es el caso de ‘PolizeiRuf 110’

Matthias Brandt, German actor; Opening of the 59th Berlin International Film Festival

En esta serie interpreta al jefe de la policía política de origen judío Matthias Benda, jefe directo de Rath, que intenta controlar a a las tres facciones enfrentadas a la legalidad vigente lo que le va a convertir en un enemigo de demasiadas personas por lo que va a necesitar la ayuda de Rath, para salvar los muebles de la república de Weimar.

Por último mencionar a Leonie Benesch, una joven actriz que interpreta a Greta, la mejor amiga de Charlotte, una chica ingenua de pueblo que llega a Berlin en busca de una vida mejor, pero entra en un circulo de amistades peligrosas, que debe compaginar con su trabajo como la criada del comisario Benda, en el personaje más desdibujado del elenco inicial, para ir encontrando poco a poco su importancia en la trama, más allá de ser la confidente y compañera de correrías de la gran Charlotte.

beneschEl debut de Benesch fue a lo grande como la joven protagonista femenina de ‘La cinta blanca’ de  Michael Haneke, que ganó la Palma de Oro en Cannes en 2009, entre otros galardones y nominaciones a los mejores premios, con enormes elogios para el debut de la joven actriz. Tras ese inicio fulgurante se estancó un poco en su carrera posterior en el circuito de las películas televisivas alemanas, hasta su papel de Greta, al que le ha seguido una pequeña aparición en ‘The Crown’ donde interpreta a la joven princesa prusiana Cecile, la hermana de Felipe.

Final : El estreno casi simultaneo de ‘Babylon Berlin’ en nuestro país ha tenido una gran acogida y seguimiento por parte de las personas más curiosas que disfrutan con ficciones de temáticas y producciones diferentes a las habituales, que en el caso de Movistar promocionaron con vídeos como el siguiente.

“Babylon Berlin” ha sido indudablemente una de las mejores series europeas del año, sin nada que envidiar ni a nivel de producción ni de historia a los más reputados productos anglosajones, por lo que no puedo cerrar el artículo  más que recomendándoles de forma encarecida que se sumerjan en el Berlin de finales de los años veinte de la mano de esta lujosa recreación.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.