Diario Vasco
img
Fecha: marzo, 2018
Jesús de Nazareth: Sinónimo de Semana Santa durante muchos años
Lorenzo Mejino 30-03-2018 | 7:00 | 0

Para muchas generaciones del siglo pasado la Semana Santa era sinónimo de una época en que independientemente de las festividades y actos religiosos, todo quedaba como paralizado, con   música sacra por las pocas emisoras de radio que existían y por la emisión en bucle de la miniserie ‘Jesús de Nazareth’ que solía emitir sus cinco episodios entre el Jueves Santo y el Lunes de Pascua, con una regularidad digna de encomio.

Al no tener muchas más opciones de ocio, la verdad es que siempre acabábamos viéndola, porque independientemente de una valoración religiosa o ideológica, era una gran superproducción, trufada de un elenco impresionante de grandes actores en casi todos los papeles que aparecían en todos los momentos de la vida de Jesús, siguiendo casi al pie de la letra las escrituras de los cuatro evangelios.

Por estas razones, nada mejor que en este Viernes Santo, recordar el que fue durante muchos años, el plato exclusivo que nos servían indefectiblemente por estas fechas, con una serie de valores artísticos que permiten afirmar que la versión de Franco Zeffirellli, es la mejor miniserie religiosa de la historia de la televisión, a pesar de la mella que ha hecho en ella, el paso del tiempo.

jesus-nazarethFicha: Jesús de Nazareth 5 episodios 80 m Mar- Abr 1977  Cadena: RAI (It) /TVE (E)

Sinopsis: Biografiá completa de Jesús de Nazareth, basada en las escrituras de los cuatro evangelios.

El inicio: La idea de la miniserie nació de una recepción papal de Pablo VI al poderoso productor cinematográfico Sir Lew Grade un avispado judío que había saltado a la fama con series como ‘El Santo’ y películas como la saga de ‘La Pantera Rosa’. El motivo de la recepción era que el papa quería felicitar personalmente al productor por su miniserie ‘Moises’ con Burt Lancaster como protagonista y de paso proponerle que su próximo proyecto debería ser una miniserie basada en la vida de Jesús de Nazareth, para extender su palabra de forma audiovisual.

Un encargo papal de tal envergadura debe ser siempre tomado en consideración, en especial cuando el propio papa propuso al eminente director italiano Franco Zeffirelli ( foto) , como la persona ideal para dirigir el proyecto, por ser un ferviente católico ademas de un amigo personal del papá desde sus tiempos de arzobispo de Milán.

zeffirelliEl megaproductor Lew Grade se resistió en principio a perder cierto control de la miniserie para cedérselo a Zeffirelli que tras realizar ‘La Fierecilla Domada’ y ‘Romeo y Julieta’, había recibido incluso una nominación al Oscar, pero todos nos podemos imaginar lo persuasivo que puede ser un papa para convencer a todas las partes e involucrarlos en ese megaproyecto que acabó siendo una coproducción anglo-italiana.

El productor decidió aprovechar buena parte del equipo técnico de ‘Moises’ para utilizarlo en su nuevo proyecto, empezando por el reputado guionista Anthony Burgess, capaz de escribir cosas tan alejadas entre si como el libro de ‘La Naranja Mecánica’ y las biografías de ‘Moises’ y ‘Jesús’.

burgessBurgess trabajó a seis manos con el propio Zeffirelli y otro guionista italiano Suso Cecchi d’Amico para escribir toda la miniserie, antes de iniciar un largo rodaje en Marruecos como lugar ideal para recrear los parajes de Tierra Santa.

Tras tres largos años desde el inicio del proyecto, el esperado estreno se produjo en Italia en Abril de 1977, coincidiendo con la Semana Santa, convirtiéndose en un verdadero acontecimiento primero en Italia y luego en todo el mundo, con el siguiente trailer.

La carrera posterior de Zeffirelli le dio grandes éxitos de taquilla como la lacrimógena ‘Campeón’ o el drama juvenil ‘Endless Love’, aunque empezó a dedicarse cada vez más a su gran pasión que era la dirección de grandes operas, gracias a su gran amistad con Maria Callas. Más adelante entró en la arena política para ser senador durante diecisiete años por el partido de Berlusconi, Forza Italia, para retirarse con el inicio del siglo para vivir plácidamente en Roma, donde todavía sigue a sus noventa y cinco años.

La trama:

‘Jesús de Nazareth’ es una biografía limpia y ecuménica de la vida de Jesucristo, escrita en el estilo religioso denominado ‘Diatessaron’ en el que se combinan y mezclan los relatos de los cuatro evangelios para hacer una fusión de todos los hechos y personajes que en ellos se describen.

La historia se narra de forma lineal, empezando por el compromiso y posterior matrimonio de José y Maria, que se desarrolla casi por completo en el primer episodio que sigue con la anunciación y el posterior nacimiento de Jesús en el portal de Belén.

Desde el inicio tenemos clarísimo el estilo luminoso y extremadamente pulcro que va a dominar toda la miniserie, como en esta primera escena donde Maria, conoce a Isabel, la madre de Juan Bautista, donde lo primero que salta a la vista es el enorme magnetismo de Olivia Hussey.

Al ser una miniserie aprobada y bendecida desde el propio Vaticano ( a pesar de tener un productor judío, un director homosexual y un guionista divorciado amante de la pornografía) la historia se ciñe exactamente a lo que nos habían enseñado en las clases obligatorias de religión de aquella época, hasta el momento (Atención Spoiler) de la muerte de Jesucristo en la cruz y su posterior resurrección.

El toque artístico de Zeffirelli está presente en todo momento, en especial en la elección de los actores desconocidos, como en este video donde un joven Jesús, lee en publico pasajes de un libro religioso judio.

La serie va recreando todos los pasajes principales de los Evangelios, lo que permite múltiples apariciones del reparto de grandes estrellas que a lo mejor aparecen en dos o tres escenas, como protagonistas de su parábola o encuentro con Jesús, para dar una mayor importancia a ese hecho.

Los larguísimos títulos de crédito donde aparecen todas las grandes estrellas ( ocho de ellas habían ganado o ganaron un Oscar) con su correspondiente foto, con la música ampulosa y envolvente de otro peso pesado como Maurice Jarre pueden verlos en el siguiente video

Por ejemplo, en el siguiente vídeo, pueden ver a Michael York, en el momento que como Juan Bautista, conoce a Jesucristo mientras proclama sus enseñanzas a sus discípulos en la orilla de un rio.

En otras ocasiones dejan todo el protagonismo a Jesús, cuando proclama sus enseñanzas o hace sus sermones, con su interlocutor que es utilizado unicamente para darle pie a su discurso, como en el siguiente vídeo, en el que un rico mercader le pide consejo para unirse a sus seguidores, a lo que Jesús le responde que primero debe desprenderse de toda su riqueza, porque no puede servir a dos señores.

‘Jesús de Nazareth’ tenía el objetivo claro y evidente de elogiar y hacer llegar la palabra de Jesucristo a todos los rincones del mundo en un envoltorio lujoso y muy cuidado, buscando la belleza en casi todo el mundo, empezando por la elección de Robert Powell para el papel del protagonista exclusivo de la miniserie, donde todo es guapo y bonito, para que el mensaje entrara por los ojos, con el propio Powell que tenía  prohibido pestañear durante su interpretación para reforzar ese magnetismo que irradiaba con sus ojos azules abiertos como platos.

Esa estética forzada por desgracia, ha envejecido fatal con el paso de los años como he podido comprobar al revisar en parte para escribir el articulo, tanto a nivel de decorados, como en la caracterización de los personajes, con un abuso de la sombra de ojos para reforzar sus facciones, que ahora se ven fatal.

Mis recuerdos de la serie son contradictorios, porque por un lado van unidos a las tediosas tardes de Semana Santa, donde era el único pasatiempo que nos proporcionaba la televisión única de la época, por lo que al cuarto pase consecutivo, le empecé a coger cierta tirria.

Pero en cambio, recuerdo que la primera vez me gustó, porque era muy bonita y al verla en familia podías comentar las cosas con todo el mundo y jugar a reconocer a los actores y actrices que iban apareciendo en pantalla, ademas de servir de recordatorio de cultura general, en especial de las clases de religión del bachillerato, entusiasmo que se fue desvaneciendo cuando se convirtió en un pilar fijo de la programación de esas fechas, como hace ahora Telecinco con ‘Pretty Woman’ todas las Navidades.

La miniserie se puede encontrar fácilmente tanto en YouTube como en DVD y forma parte importante de la historia de la televisión, por lo que siempre considero que es interesante conocer las miniseries que marcaron a una generación, como lo demuestra el hecho de su primer pase por la NBC con una audiencia promedio del 30% de Share con casi noventa millones de personas frente al televisor.

Para finalizar este apartado, no puedo dejar de mencionar una gran curiosidad, como es la reutilización de todos los decorados que quedaron en Marruecos tras el rodaje de esta miniserie, para hacer la irreverente y fabulosa ‘Vida de Brian’ de los Monty Phyton, como si una jugarreta del destino se hubiera confabulado para ser el mismo marco de dos historias completamente antagónicas que comparten la misma época y el mismo personaje central.

Los actores:
Siempre he relacionado a Robert Powell, con su caracterización como Jesucristo, en el que fue sin duda alguna el papel más importante de una larga y dilatada carrera, pero que siempre estuvo marcada por esos enormes ojos azules.

Su carrera previa era muy discreta pero su elección vino dada por una recomendación de la mujer del productor Lew Grade, que estaba enamorada de la mirada del actor tras verlo en una película televisiva ‘Jude The Obscure’ .Le hicieron pruebas y convenció plenamente a Franco Zeffirelli al que le encanta descubrir nuevos actores y ponerlos en papeles protagonistas.

Como curiosidad cabe mencionar que desde el Vaticano le obligaron a casarse legalmente con su novia, antes de iniciar el rodaje, para evitar tener al actor que encarnaba a Jesús, viviendo en pecado según sus normas.

powellPowell se metió tanto en el papel que consiguió hacer una interpretación impecable, tanto que para muchos la imagen de su cara es la primera que nos viene a la mente como la representación visual de Jesucristo. Su implicación le llevó a alimentarse exclusivamente de queso durante las dos semanas previas a la escena de su crucifixión, para mostrar la extrema delgadez necesaria para ese momento tan dramático

Su carrera posterior ha estado plagada de numerosos papeles en cine y en televisión, como en ‘Shaka Zulu’ pero sin poder alcanzar ese reconocimiento inicial de su carrera, enfocando cada vez su carrera hacía la faceta de narrador de documentales con su poderosa voz grave ideal para ese tipo de productos en los que sigue trabajando a su 73 años.

Franco Zeffirelli se ha ganado a pulso una gran fama de descubridor de talentos como Brooke Shields o Olivia Hussey, su arriesgada elección para el papel de la virgen Maria. Nacida en Buenos Aires de padre argentino y madre británica, se trasladó a Inglaterra tras la separación de sus padres, allí empezó a actuar en el teatro, donde fue descubierta a los quince años por Zeffirelli, que no dudo en darle el papel de Julieta en su gran éxito ‘Romeo y Julieta’.

olivia-husseyTras ese primer gran papel, empezó a hacer un poco de todo, incluyendo películas de terror como ‘Black Christmas’, hasta que su descubridor volvió a pensar en ella, para poner su cara angelical como la actriz ideal para interpretar a la Virgen Maria, en el segundo gran papel definitorio de su carrera, que enamoro a toda una generación que ya peina canas en la actualidad.

Su carrera posterior tampoco ha pasado de discretita con bastantes trabajos, pero ninguno para ser recordado al nivel de sus actuaciones con Franco Zeffirelli, por lo que no me sorprende verla aparecer de vez en cuando en algún papelito de madre o abuela recordando viejos tiempos.

Epilogo:

‘Jesús de Nazareth’ tiene unas características muy determinadas, que hacen que recordarla sea un ejercicio interesante en estas fechas, independientemente de nuestras creencias o fervor religioso, por lo que  si sienten un interés especial por volver a verla, o si son más jóvenes por conocerla por primera vez, espero que el artículo les haya hecho una idea de lo que se pueden encontrar en esta miniserie religiosa.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino

Ver Post >
The Good Place: Una brillante comedia sobre principios filosóficos y éticos
Lorenzo Mejino 28-03-2018 | 6:00 | 0

La comedia clásica estadounidense lleva varios años atascada en una crisis que hace que casi todas las nuevas comedias, en especial de las cadenas generalistas, no consigan levantar el vuelo ni con los críticos ni con el público, lo que les lleva a una continua rueda de cancelaciones, para seguir probando mientras siguen viviendo de las audiencias de los últimos estertores de grandes comedias como ‘The Big Bang Theory’ o ‘ Modern Family’.

Recientemente ha aparecido una cierta esperanza entre la crítica con series como ‘The Carmichael Show’ o ‘One Day at a Time’ de la que les hablamos hace dos semanas, pero sobre todo con ‘The Good Place’ que se mete en un terreno absolutamente virgen, desarrollando una historia con importantes aspectos filosóficos ubicada en una especie de limbo donde vamos después de morir.

Esa mezcla de comedia y fantasía parecía difícil de hilvanar a priori, pero tras dos temporadas emitidas está demostrando que es uno de los formatos más innovadores que se han estrenado recientemente, con un gran reparto, que por lo menos en mi caso consigue hacerme reír y mucho, un hecho cada vez más complicado en un panorama plagado de comedias casposas o traumedías intensas.

the-good-placeFicha: The Good Place 26+ 20 min    Sep 2016-  Comedia: NBC (USA) -Netflix (E)

Sinopsis: Eleanor Shellstrop es una joven que tras fallecer en un extraño accidente de tráfico, se despierta en el más allá, donde es recibida por Michael que le da la bienvenida al denominado ‘The Good Place’ que podemos traducir como ‘El Sitio Bueno’ una utopía maravillosa donde son enviadas las personas que se lo merecen como recompensa a una vida virtuosa e intachable.

El problema es que Eleanor no ha sido precisamente un dechado de perfección en su vida y pronto se percata que debe estar en ese sitio por equivocación, pero no obstante decide callarse e intenta aprovechar esa segunda oportunidad, intentando convertirse en una buena persona, con la ayuda de un profesor de ética y filosofía que intenta inculcarle los valores positivos de la vida y hacerle merecedora de estar en ese ‘sitio bueno’

El inicio: Mike Schur es  uno de los más importantes creadores actuales de comedías que empezó su carrera como guionista en el venerable ‘Saturday Night Live’ durante seis años, de donde pasó directamente a formar parte del equipo de guionistas del remake estadounidense de ‘The Office’ que compaginó al principio con su presencia en otra gran comedia raruna ‘The Comeback’.

Su gran oportunidad llegó con la creación de lo que en principio debía ser un spin-off de ‘The Office’ , ‘Parks and Recreation’, pero que finalmente vio la luz como una comedia independiente,  que tras una desastrosa primera temporada, consiguió enderezar su rumbo a partir de la 2T, para convertirse en una auténtica comedia de culto para muchas personas.

mike-schurSu estatus fue creciendo tras la creación de ‘Brooklyn 99’, un vehículo al servicio de Andy Samberg, por lo que la NBC no dudo en darle carta blanca para hacer otra comedia, tras el final de ‘Parks & Recreation’.

El concepto de la serie se le ocurrió a Schur, mientras conducía su coche por las autopistas angelinas viendo que la gente cometía continuas infracciones de tráfico de bajo calibre,  pensando que podrían ser puntuadas negativa o positivamente, hasta tener un resultado final.

Empezó a desarrollar ese concepto para todos los aspectos de la vida, como una especie de marcador sobrenatural, del que desconocemos su existencia, pero que  nuestro destino tras morir ( cielo o infierno) vendría marcado por nuestra puntuación final y las consecuencias que eso tendrá en nuestra existencia pos-mortem,

Schur era consciente del riesgo de vender ese concepto como idea, por lo que aprovechando que le habían encargado  directamente una 1T de trece episodios, sin piloto, presentó todo el arco completo de la 1T, para que los ejecutivos de la NBC tuvieran clara la dirección que iba a tomar la serie.

Con esa visión global, recibió la aprobación y su inclusión en el primetime de la temporada otoñal, aunque con esa temporada reducida, para no perderse en historias superfluas o de relleno, como suele suceder en la comedias de 22 episodios.

Su trailer ya indicaba que ‘The Good Place’ era algo diferente y original, con una buena recepción por parte de la crítica, con una historia que empezaba a marcar su propio camino desde el piloto, como pueden comprobar a continuación.

La trama: ‘The Good Place’ se plantea inicialmente como una historia lineal que empieza con la llegada a ese lugar maravilloso de Eleanor, una persona que en principio no debería estar allí, pero que decide aprovecharse de ese engaño, para aparentar lo que no es e intentar rehacer su vida tras su muerte, por paradójico que pueda parecer.

Los capítulos iniciales nos permiten ir conociendo ese buen sitio, de la mano de su diseñador Michael, que ejerce a su vez de cicerone de la recién llegada, a la que muestra orgulloso todos sus logros, mientras que intenta que Eleanor se adapte de la mejor manera posible a ese paraíso celestial.

El miedo que tiene Eleanor a ser descubierta y enviada a ‘The Bad Place’ o el sitio malo, donde en realidad debería estar, con la perspectiva de ser torturada a perpetuidad, le hace entrar en unas clases de ética y filosofía impartidas por un catedrático del tema, Chidi, que  además en principio está destinado a ser su pareja perfecta por un algoritmo aparentemente infalible.

Chidi no entiende como semejante persona tan egoísta y sin principios morales puede ser su pareja perfecta, pero decide ayudarla e instruirla para que entienda las razones por las que debe ser una buena persona, por mucho que le cueste pillarlo.

El entorno lo completan Tahani una pija británica dedicada a las obras sociales y el altruismo desde su posición de la alta sociedad y un extraño monje budista con voto de silencio Jianyu Li, otra pareja supuestamente perfecta en la que ninguno de los dos miembros puede entenderlo.

Por último ademas de los cuatro protagonistas y de su guía Michael, tenemos a Janet un robot poseedor de todo el conocimiento del universo, que está para cumplir todos sus deseos por extraños que puedan parecer.

‘The Good Place’ no muestra apenas sus cartas al principio, con una escueta presentación de los personajes, para ir descubriendo todos sus secretos personales y sobre todo lo que pintan en un lugar para el que no parecían haber sido destinados, por sus obras en vida.

En ese descubrimiento continuo, Eleanor juega el papel central como curiosa y cotilla mayor del reino, intentando sonsacar algo a todo el mundo, como en el siguiente vídeo, donde interacciona con el gran Adam Scott como estrella invitada, en un claro guiño de su creador a su serie de mayor éxito.

Cada episodio suele tener como eje principal, algún aspecto filosófico, moral o ético que Chidi intenta explica a Eleanor, no dudando en nombrar a grandes nombres como Kant, Heidegger o Kierkegaard, para ilustrar sus teorías, que poco a poco van entrando en la terca cabecita de Eleanor, aunque a veces esos dilemas morales le influyen hasta al pobre Michael ( un enorme Ted Danson) como en el siguiente vídeo

Uno de los personajes que más destaca desde el principio es el robot Janet, un ser completamente impredecible que puede aparecer en cualquier momento y que aparentemente es indestructible como pueden ver en este vídeo, donde nuestros protagonistas son animados por la propia Janet a probar esa teoría

Janet se convirtió poco a poco en la gran robaescenas por sus continuas salidas de tono, que rompían el ritmo de todos los demás personajes, como en este vídeo donde realiza un anuncio bastante sui generis

Los personajes secundarios estaban diseñados para complementar las personalidades de la pareja principal que forman Eleanor y Chidi, buscando incomodar al espectador por lo irritante que podía ser Tahani, como una persona insufrible e insolidaria que solo explicaba lo maravillosa que ha sido su vida, con el acento de realeza británica que pueden comprobar en el siguiente vídeo

Por último teníamos al monje Jianyu el personaje tonto e imbecil que no puede faltar en ninguna comedia, aunque como todo el resto de sus compañeros, nada es lo que parecía al principio, pero en su caso si se puede afirmar que el que tonto empieza, tonto acaba.

La serie va avanzando de sorpresa en sorpresa, gracias a los principios morales y éticos que vamos descubriendo, hasta llegar al impactante final de la 1T, que nos rompe completamente los esquemas de todo lo que habíamos visto hasta en ese momento, en un triple giro mortal con doble tirabuzón, en el que han clavado la caída de pie.

A partir de ese punto de inflexión, ‘The Good Place’ se reinventa absolutamente para la 2T, de la que me voy a abstener de darles más detalles, por si desean agarrarse al menú de Netflix y empezar a devorar los episodios, que queman tramas a una velocidad endiablada, en una continua huida hacia adelante de la que salen airosos lo que siempre es de agradecer en estos tiempos.

‘The Good Place’ no es una comedia apta para todos los públicos, por su propia premisa de corte fantástico que no va a ser fácil de aceptar para las personas que buscan historias más convencionales, pero por lo menos en mi caso, ahí radica su enorme atractivo, al descolocarme continuamente con unos giros que por ahora no se han descontrolado a pesar del riesgo que conllevan.

Un gran reparto siempre ayuda a hacer creíbles personajes que en manos de actores menos dotados que Ted Danson o Kristen Bell, podrían caer fácilmente en el ridículo o la vergüenza ajena, por eso yo mismo me sorprendía de la enorme evolución de una serie que en apenas dos temporadas reducidas ha recorrido más camino que otras en una década de existencia.

Es una serie de las que realmente he disfrutado por llevar a los extremos esa comedia alocada, que cuando está bien ejecutada, como es en este caso, es uno de mis géneros preferidos y debo que reconocer que ‘The Good Place’ en mi opinión lo consigue plenamente, como creo que les puede pasar a ustedes, si tienen una cierta paciencia y ven como va evolucionando la serie desde su premisa inicial.

Los actores:
Kristen Bell lleva más de una década trabajando con mucha regularidad tanto en cine como en televisión desde que despuntó protagonizando ‘Veronica Mars’, a donde llegó tras una memorable aparición en ‘Deadwood’. Tras finalizar su serie, empezó a protagonizar comedías románticas ligeras, como si fuera la siguiente Jennifer Anniston, pero sin acabar de explotar.

En cambio, su vuelta a la televisión con ‘House of Lies’ estuvo más acertada y le abrió las puertas para otro gran personaje como es el de Eleanor Shellstrop.

kristen-bellBell es ideal para este tipo de papeles de mujer mas espabilada que brillante, consiguiendo darle una gran calidez a un personaje bastante complejo por tener que intentar cambiar toda su vida y sus comportamientos tras su muerte, en una gran actuación que lidera al resto del grupo.

Contar con Ted Danson en una comedia, es un lujo que pocas series se puede permitir, porque su gran personalidad le permite salir airoso de casi cualquier cosa como en este caso el enigmático Michael, el arquitecto de la utopía que representa ‘The Good Place’, siendo capaz de hacer eso tan difícil de hacer unos gestos, dejando entrever que está escondiendo algo, pero sin darnos pistas sobre lo que es.

THE GOOD PLACE -- "...Someone Like Me as a Member" -- Pictured: Ted Danson as Michael -- (Photo by: Ron Batzdorff/NBC)

Ted Danson ya tiene su lugar en la historia de la televisión con su inolvidable Sam Malone en ‘Cheers’, pero ha seguido trabajando en comedias algo inferiores como un sempiterno gruñón en ‘Becker’ o incluso en grandes personajes dramáticos como en ‘Damages’, demostrando que no era solo un actor de comedia. Su trabajo en ‘The Good Place’ es de los que huelen a nominaciones desde lejos, tanto por su prestigio como por su excelente vis cómica

En cambio William Jackson Harper era casi un absoluto desconocido curtido en las tablas de Broadway cuando fue elegido para el papel de Chidi, un atribulado profesor senegalés de filosofía, que duda en todos y cada uno de los aspectos de su vida, lo que le atenaza y bloquea en determinadas ocasiones. Su labor es ser la brújula moral del grupo, por sus intentos de mostrarles los principios correctos de ética y moral, además de no entender como pueden haberle elegido como media naranja de alguien como Eleanor.

THE GOOD PLACE -- "Jason Mendoza" Episode 104 -- Pictured: William Jackson Harper as Chidi -- (Photo by: Justin Lubin/NBC)

Harper se destapa como una gran revelación, como un personaje sobrepasado por las circunstancias y que se aferra a sus conocimientos de filosofía como única manera de salir del trago en que se encuentra, aunque saliendo trasquilado en la mayoría de las ocasiones.

Las dos elecciones mas raras del reparto fueron la británica Jameela Jamil, como la millonaria filantropa Tahani y su pareja en la ficción, el filipino Manny Jacinto como el silencioso monje budista Jianyu.

Jamil es una presentadora de radio muy popular en el Reino Unido, por lo que su elección es similar a ver a una locutora de Los40, debutar en una comedía televisiva y la verdad es que ha sorprendido a todo el mundo como una insufrible pija británica de la alta sociedad, que contrasta de forma ideal con todos los plebeyos que la rodean y que considera que no están a su altura.

THE GOOD PLACE -- "Everything Is Fine" Episode 101-- Pictured: (l-r) Jameela Jamil as Tehani, Manny Jacinto as Jianyu -- (Photo by: Justin Lubin/NBC)

La interpretación de Manny Jacinto como el tonto integral de la serie puede llegar a ser cargante en algunos momentos por lo inútil que puede llegar a ser, por lo que funciona mucho mejor en pequeñas dosis, como contrapunto surrealista en algunas escenas que cuando tiene que llevar alguna trama propia, porque su personaje es el más unidimensional de todos y el menos soportable en mayores porciones.

En cambio ha sido una verdadera delicia descubrir a D’Arcy Carden en el papel de la robot Janet, imprevisible en todo momento pero brillante, en especial cuando tiene algún fallo de funcionamiento o debe ser reiniciada, gracias a una actriz que consigue brillar en todas las escenas en que aparece, siendo el estandarte del humor absurdista de la serie.

darcy-carden-the-good-placeCarden se destapa con este personaje, tras picar piedra con papelitos en series de sus amigas neoyorquinas como en ‘Broad City’ o ‘Inside Amy Schumer’ y ya ha empezado a subir en el escalafón como lo demuestra su presencia en ‘Barry’ una serie recién estrenada que promete y mucho.

Epilogo :
Tras dejarnos descolocados de nuevo con otro sorprendente final en la 2T, tendremos que esperar al otoño de este año para ver como se reinventan de nuevo en esa continua huida hacia adelante que hacen con sus tramas. Personalmente la tengo colocada en mi ‘good place’ de las comedias más recientes y espero que siga ahí aposentada durante varias temporadas, a pesar de ser consciente de la dificultad para que mantengan dicho nivel.

Para finalizar les voy a dejar con otro vídeo promocional de una comedia diferente donde la filosofía es el hilo director de las acciones de los protagonistas en un giro muy original que si les pica la curiosidad, no van a perder nada con echarle un vistazo.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Bad Banks ( Alemania) . Las entrañas putrefactas del sistema bancario
Lorenzo Mejino 26-03-2018 | 7:01 | 0

La crisis bancaria europea que se produjo a principios de esta década que tuvo una especial incidencia en nuestro país, nos introdujo a nivel general el concepto para los profanos del ‘banco malo’ ( en España, SAREB) que servía como una especie de vertedero financiero de todos los productos y activos tóxicos que tenían los bancos para de esa forma poder sanear sus cuentas y restablecer la confianza de sus clientes y de las autoridades bancarias en una maniobra de exquisita ingeniera financiera.

El alcance de la crisis fue de tal calibre que no debe sorprendernos que se haya convertido en la inspiración para una de las series más interesantes del primer trimestre de 2018, la alemana ‘Bad Banks’ una historia centrada en la manipulación de cuentas y la corrupción generalizada de un importante banco ficticio alemán de inversión, en un entorno donde rechazarían a una piraña como animal de compañía por blanda y poco agresiva.

Estrenada por lo todo lo alto en la Berlinale 2018 y recién finalizada su 1T, es una excelente oportunidad para presentarles otra serie alemana que continua la excelente racha que llevan estos últimos años, que será estrenada próximamente en SundanceTV, para comprobar el enorme interés que puede suscitar el tema de los bancos malos en nuestro país.

destacadaFicha: Bad Banks 6 ep + 50 min .  Mar 2018-. Idioma: Alemán subtítulos francés Cadena: ZDF (D)/ Arte ( D/F)

La trama : Jana Liekman es una joven y prometedora analista financiera, que trabaja en un banca luxemburguesa, el Credit International, especializada en reestructurar grandes créditos sindicados para grandes inversiones. Un día de forma inesperada, es despedida de forma fulminante y sin previo aviso por su jefa Christelle, que le ofrece como compensación una recomendación para ir a trabajar a Frankfurt en otro banco de inversiones, el Global Invest, bajo las ordenes de Gabriel Fenger, un idolatrado guru de las finanzas mundiales.

Jana acepta su nuevo destino, desconocedora que está convirtiéndose en una pieza clave en una guerra abierta que se va a abrir en las altas esferas del centro financiero de Europa que es Frankfurt.

‘Bad Banks’ empieza con una primera escena impactante con numerosas personas agolpadas frente a un cajero automático, intentando de forma desesperada retirar su dinero, en medio de un caos absoluto con disturbios y violencia callejera en pleno centro de Frankfurt, por donde vemos aparecer camuflada en plan ‘Mr Robot’ a nuestra protagonista Jana Liekman.

La serie desarrolla los hechos que han llevado a esa situación, empezando desde el momento del despido de Jana y su fichaje inmediato por el gran guru de las finanzas, un neerlandés que solo piensa en sacar el máximo beneficio a todo lo que toca sin importarle las consecuencias ni los daños colaterales.

‘Bad Banks’ no se corta un pelo en mostrarnos una visión absolutamente negativa de todos los personajes que aparecen en la pantalla, empezando por la propia Jana, dispuesta a cualquier cosa por ascender en su vida profesional, siguiendo por sus compañeros de trabajo que se presentan como una auténtica banda de psicópatas, que necesitan desfogarse mediante sexo salvaje, drogas a granel o violencia descontrolada.

El panorama no mejora en los cuadros directivos que vemos como una manada de buitres dispuestos a despedazarse entre ellos, para conseguir su codiciado bonus anual y tapar con cualquier artimaña de ingeniera financiera cualquier atisbo de problemas que pudieran causar una baja en sus acciones, con su antigua jefa Christelle y el nuevo Gabriel, como encarnaciones del eje del mal financiero.

Gabriel Fenger (Barry Atsma), Jana Liekam (Paula Beer), Christelle Leblanc (Désirée Nosbusch)

Jana y su evolución personal es nuestra guía por toda la maraña financiera a la que se va enfrentando, espoleada por la necesidad de encontrar financiación para un enorme proyecto urbanístico de la ciudad de Leipzig, que va a tener mucho que ver en lo que vimos en la escena introductoria de la serie, como podemos ver en el trailer de la serie.

‘Bad Banks’ tiene el gran activo de tener una gran actriz protagonista en la joven promesa alemana Paula Beer, que ganó el premio a la actriz revelación en el festival de Venecia por ‘Frantz’ de François Ozon, que consigue darle calidez y una cierta humanidad a un personaje con bastantes menos escrúpulos de los que ella misma se piensa que tiene, debido a su ciega ambición que la lleva a cometer errores imperdonables desde el punto de vista de la ética y el compromiso personal.

Jana (Paula Beer) steht unter groï¬em Druck, sie hat Angst zu versagen.

Los momentos álgidos de la serie son sus conversaciones con su jefe Gabriel Fenger, un psicópata financiero de libro, fabulosamente interpretado por el neerlandés Barry Atsma, que hace perfectamente creíble a uno de esos personajes que solamente vemos en las paginas financieras de los diarios especializados y casi siempre en plan hagiográfico hasta que se rompe el castillo de naipes que montan.

atsmaLa serie se descontrola un poco en los personajes secundarios, en especial en los compañeros del mismo nivel de Jana, con los que se les va  la mano en su degradación moral y de comportamiento, lo que provoca una cierta incredulidad ante las cosas que hacen, con una intención más de buscar el rechazo frontal del espectador que de aportar algo positivo a la historia.

De todas formas, la historia y los personajes centrales son realmente adictivos y perfectamente creíbles si conocemos algo de los escándalos de los bancos de inversiones, tipo Barings o Lehman Brothers, donde una sola persona se puede cargar una institución de cientos de años de la noche a la mañana, aunque seguro que en este caso  los expertos financieros pueden encontrar las mismas pegas que los historiadores a las series históricas.

Su pase por la televisión pública alemana este mismo mes de Marzo ha tenido un éxito tan grande que se anunció su renovación casi de forma inmediata, porque la verdad es que la trama tiene bastante más recorrido a partir del punto en que finalizan la historia, que se puede considerar como un punto y aparte en la historia de Jana Liekman, que empieza con el siguiente teaser

‘Bad Banks’ introduce las series de ficción en un terreno tan poco trillado como la corrupción bancaria de una forma agresiva y nada complaciente con las prácticas actuales, lo que siempre es de agradecer cuando cualquier colectivo se queja en el momento que  consideran que se proyecta una imagen negativa de su gremio. En mi caso se ha convertido en un verdadero placer en sus escasos seis episodios, que me han dejado ganas de mucho más.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Extras. Ricky Gervais y la industria cinematográfica
Lorenzo Mejino 23-03-2018 | 7:00 | 0

Ricky Gervais es probablemente el personaje más importante y la mayor influencia de la comedia británica en el siglo XXI, desde su irrupción a principios de siglo con su memorable personaje David Brent en ‘The Office’ , que tuvo una longeva versión americana con Steve Carell, de la que podemos encontrar múltiples referencias en numerosas comedias posteriores.

No obstante, todos sabemos que lo más difícil tras tener un gran éxito inicial como ‘The Office’ es la consolidación con el segundo proyecto que va a a ser determinante para saber si ha sido flor de un día o por el contrario la confirmación de una gran estrella.

‘Extras’ fue la segunda serie creada por Ricky Gervais y nos demostró que estábamos ante un genio de la comedia, al realizar otro ejercicio de observación minuciosa, en este caso de la industria cinematográfica, para crear un personaje como Andy Millman, un pobre extra fracasado cuya máxima aspiración en la vida es conseguir una misera linea de dialogo en una película y  que no podía dejar de aparecer con un análisis pormenorizado en nuestro rincón del recuerdo de cada viernes.

extrasFicha: Extras 13 ep 2005-2007  Cadena: BBC 2 (GB) Canal + (E)

Sinopsis: Andy Millman es un extra profesional que deambula por todas las producciones cinematográfias que se ruedan en Londres, haciendo de bulto figurante en las escenas de masas siempre en un segundo o tercer plano sin ningún protagonismo.

Su máxima ambición es conseguir tener mayor importancia como actor, pero para ello debe conseguir algún papel hablado, aunque solo sea de una linea de dialogo, para ascender en la profesión, acosando a los productores, directores o los actores famosos de las superproducciones en las que trabaja para conseguir ese pequeño cambio de estatus.

El inicio: Ricky Gervais empezó su carrera artística en el campo musical creando un dúo ‘Seona Dancing’ en los años ochenta con el que llegó a grabar incluso dos sencillos, de donde pasó a hacer de manager musical y muchos otros oficios relacionados con las bambalinas musicales. Poco a poco empezó a derivar hacia el campo de la comedia, tanto como monologuista, como en radio, donde conoció a Stephen Merchant que empezó a trabajar como colaborador suyo en un programa de una radio alternativa.

Ambos hicieron grandes migas y aprovechando que Ricky Gervais había empezado a aparecer en programas de comedia de la BBC, destacando por su humor irreverente, políticamente incorrecto y plagado de palabrotas, presentaron un proyecto sobre un formato de comedia rodado como un falso documental en una oficina gris de una empresa papelera.

gervais-merchantDebido a lo barato del programa y el poco riesgo que presentaba, recibieron la luz verde para rodar la 1T de ‘The Office’ que estrenó la BBC en medio de las vacaciones veraniegas, en pleno mes de Julio y sin ninguna promoción. Sorprendente, el boca a oreja empezó a funcionar y la serie se convirtió en un verdadero fenómeno en el Reino Unido, catapultando al éxito a los dos creadores, pero sobre todo a Ricky Gervais, como protagonista de la serie.

Tras cerrar la oficina, tras apenas dos temporadas en emisión, decidieron apostar a lo grande para su siguiente proyecto, ‘ Extras’ enfocándolo hacía la trastienda de la industria cinematográfica, con la figura de un extra como protagonista, ideal para representar las esperanzas de un perdedor de manual confinado al escalón más bajo de su profesión.

Al tener carta blanca por parte de la BBC, solo faltó que la HBO se implicara también en el proyecto,para tener cameos de importantes estrellas de cine que estaban encantados de autoparodiarse en esos supuestos rodajes de películas, como si fueran la realeza codeándose con el último mono de rodaje como son los extras.

La serie se estrenó con una gran expectación en Julio de 2005 y no defraudó ni a la crítica ni a los espectadores, que vieron una evolución en el humor de la pareja Gervais-Merchant, manteniendo las esencias de su estilo de humor basado preferentemente en la vergüenza ajena o en el patetismo de sus personajes.

La trama: El eje director de la serie es la aspiración de Andy Millman, un extra fracasado, para conseguir progresar en el campo de la actuación, intentando por todos los medios conseguir una linea de dialogo en cualquier película en la que participa, tanto por el aumento de sueldo que representa como por su progresión en el estatus.

Ese objetivo no le va a resultar sencillo puesto que su entorno no es que sea precisamente eficiente, con un agente Darren Lamb que es un verdadero inútil integral, incapaz de conseguirle ninguna audición ni ningún papel decente y siguiendo por su mejor y única amiga Maggie, que empieza a perder toda esperanza de hacer algo como actriz, tras muchos años como extra, junto a su amor platónico Andy.

‘Extras’ se estructura con episodios independientes, en los que tenemos una gran estrella que se interpreta a si misma, como centro de la acción y de los esfuerzos de Andy para conseguir salir de su pozo particular. Lógicamente su torpeza en todos y cada uno de esos actos, hace que nos riamos de lo lindo con el patetismo que representan esos esfuerzos tan baldíos como el del siguiente vídeo, donde intenta hacerse amigo de la diva Kate Winslett, mientras ruedan una película sobre el holocausto, porque Kate considera que es la única forma que le den un Oscar.

El personaje de Andy Millman se presenta como un ser bastante patético que solo actúa en dos modos, el zalamero y pelotero cuando se encuentra con personas que pueden ayudarle a progresar, rebajándose hasta limites ridículos, para conseguir hacerse amigo de ellos o que le puedan ayudar, mientras que por el otro lado, con las personas que consideraba inferiores a su estatus ( que tampoco eran muchos) se comportaba de una forma altiva y despreciativa, como en este vídeo donde humilla al pobre responsable de catering, con un comportamiento borde.

Su mejor amiga, la ingenua y dulce Maggie es la persona que debe soportar casi siempre esa actitud tan borde de Andy, que no duda en hacerle todo tipo de ‘masplaining’ para enseñarle las cosas según su prisma tan particular, como cuando le hace un cuestionario bastante sui generis, cuando la pobre Maggie duda si es racista o no.

Los mejores momentos venían a partir de las conversaciones con su agente Darren, que de hecho se tenía que ganar la vida como vendedor en una tienda de telefonía, por lo pésimo agente que era, aunque era incapaz de darse cuenta de su propia incompetencia, achacando todos los males a sus representados, como en el siguiente vídeo, donde le dice al pobre Andy que su aspecto rechoncho no le ayuda a conseguirle papeles.

Sus conversaciones eran verdaderamente kafkianas, dignas de dos fracasados de marca que se niegan a reconocer la realidad más evidente como en el siguiente corte, que demuestra su nivel de estulticia.

El gancho de cada episodio era ver a la gran estrella invitada prestarse a jugar un personaje casi siempre alejado de la imagen pública que tenemos de ellos, como en el caso del gran Sir Ian McKellen, que juega con el sambenito de que es incapaz de reírse en pantalla, con este festival de tomas falsas.

En el apogeo de Harry Potter, no podía faltar una aparición de Daniel Radcliffe, al que le encantan este tipo de apariciones, en este caso acompañado de Warwick Davis, que protagonizaría posteriormente ‘Life’s too short’ otro falso documental del dúo de creadores Gervais-Merchant

‘Extras’ está rodada como una comedia convencional con una sola cámara, huyendo del estilo del falso documental con declaraciones a pantalla que era la marca de fábrica de ‘The Office’, con esa capacidad de tener un guión tan preciso, que parece que los actores estén improvisando en muchos momentos, cuando todo está escrito y pensado, por eso no son dos series muy comparables ni en tono ni en estilo, a pesar del sello Gervais-Merchant de ambas.

La serie ademas tuvo la gran capacidad de evolucionar en su corto recorrido que coincide con el progreso en la carrera de Andy Millman que al final de la 1T consigue salir de su pozo, para protagonizar la ficticia ‘When the Whistle Blows’ una de esas comedias casposas con pelucas y latiguillos que son del agrado del gran público británico, en especial de sus colonias de jubilados en la Costa del Sol y la Costa Blanca.

En la 2T la serie deriva hacia una comedia dentro de esa comedia, centrándose más en la frustración que le crea al pobre Andy alcanzar un cierto éxito y popularidad pero con un personaje ridículo al que detesta profundamente y con un comportamiento que le va alejando de su grupo de amigos, por un divismo injustificado y de vergüenza ajena.

He disfrutado mucho con ‘Extras’ incluso más que con la original de ‘The Office’ que me ponía demasiado nervioso por la incompetencia de toda la oficina y por el estilo de falso documental, pero en cambio mi lejanía con el ambiente de la farándula de ‘Extras’ me permitía disfrutar más del pobre Andy que en el fondo era bastante buena persona, aunque le costara mucho demostrarlo o reconocerlo.

Las apariciones de grandes estrellas en cada episodio, le permitía una cierta reinvención al adaptarse a las peculiaridades de gente como Ben Stiller, David Bowie o Samuel L.Jackson, que jugaban mucho a desmitificar y sorprender al público con golpes de efecto que no esperábamos en esos ídolos a los que tenemos en un pedestal, cuando en el fondo no son más que personas corrientes y molientes.

Es sorprendente la evolución de los personajes en apenas doce episodios repartidos en dos temporadas, lo que en mi caso la ha convertido en una de mis comedias de cabecera, de las escasas que he vuelto a revisar con el paso de los años, para volver a disfrutar de esa tropa de desarrapados aspirantes a la fama

Los actores:
Ya hemos hablado previamente de los inicios de la carrera de Ricky Gervais hasta llegar a crear sus dos grandes series ‘ The Office’ y ‘Extras’ que le han puesto en un lugar preferencial dentro de las personalidades televisivas a ambos lados del océano, como lo demuestra el Emmy al mejor actor de comedia que ganó por ‘Extras’ en 2007

gervaisTras cerrar ‘Extras’ decidió tomarse un cierto reposo en su carrera creativa, para dedicarse a hacer galas o memorables personajes secundarios en películas de cierta importancia que aprovechaban su impacto en las escasas escenas en que aparecía como en ‘Una noche en el museo’ y sus secuelas.

Sus irreverentes presentaciones de la gala de los Globos de Oro le hicieron todavía más famoso en los EEUU a nivel popular, pero sorprendió a todos al volver a la televisión para hacer otra comedia muy negra como ‘Derek’ tras la cual sigue apareciendo como estrella invitada en múltiples programas televisivos.

Stephen Merchant empezó a ser el compinche de Ricky Gervais a finales del siglo pasado, cuando entró como su ayudante en un programa de radio, para pasar a crear sus dos series más conocidas, a la que siguió un podcast ‘ The Ricky Gervais Show’ que se hizo inmensamente popular en todo el mundo.

merchantTras crear ‘Life’s too short’, sus carreras se bifurcaron un poco, con Merchant dando el salto a los EEUU, para crear la maldita ‘Hello Ladies’ donde volvía a encarnar a un personaje desastrado y patético en el que su desgarbada figura era el complemento ideal. Ahora incluso ha hecho su debut dramático en un pequeño papel en la película ‘Logan’.

La escocesa Ashley Jensen siempre ha sido una de mis debilidades desde que la descubrí en ‘Extras’ en el papel de la dulce Maggie, una mujer que ha fracasado en todos los aspectos de la vida pero que nunca pierde la esperanza a pesar de las humillaciones a que la someten como extra y por su amor platónico por Andy, que le hace tanto caso como a la tarrina de un helado que se ha acabado de comer.

jensenTras una década de pequeños papeles en Escocia e Inglaterra, aprovechó al máximo su oportunidad, ganando premios británicos a la mejor actriz en comedia y dando el salto a los EEUU para aparecer como una gran  estilista robaescenas en ‘Betty la Fea’, donde era  la mejor del reparto. En la actualidad sigue trabajando en series británicas como ‘Agatha Raisin’ o ‘Love, Lies and Records’

Por último mencionar a Barry Williamson, que se interpreta a si mismo, como una antigua estrella caída en desgracia del culebrón ‘EastEnders’ y que solo ansía  volver a sus tiempos de gloria, aunque hacerlo como ayudante del inútil agente Darren, es un pasaporte directo al fracaso, pero da un contraste para conocer a la estrella caída y rota.

Shaun.

Sus diez años en ‘Eastenders’ es el bagaje que ha permitido a Williamson ir viviendo del cuento, ya sea autoparodiándose en las series de su amigo Ricky Gervais o participando en todos los realities de celebridades que se celebran en el Reino Unido, con una vida real que se parece cada vez más peligrosamente a su parodia.

Consideraciones finales:

Es conocida la aversión británica a estirar sus mejores comedias más de lo necesario, lo que no deja de ser una de las razones por las que siguen siendo idolatradas, al no tener ninguna fase de declive tras irse por todo lo alto.

En el caso de ‘Extras’ sus creadores tenían muy claro que el recorrido era de dos temporadas, pero accedieron a cerrar la serie un año después del final de la 2T, con un especial navideño para cerrar todas las tramas de una forma más que satisfactoria debo añadir, con un final feliz y hasta inesperado, del que pueden ver un avance en el último vídeo

Hoy he tenido el verdadero placer de hablarles de una de mis comedias británicas preferidas de este siglo, ‘Extras’, que nunca me cansaré de reivindicar frente a otros productos más conocidos de Ricky Gervais, como ha quedado constatado en el presente artículo

Espero sus opiniones y comentarios, aquí o en mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Alias Grace /Godless/ Mosaic: El noble arte de poner un cebo en las miniseries cerradas
Lorenzo Mejino 21-03-2018 | 7:00 | 0

La increíble abundancia de series que podemos ver en todas las plataformas que se ven en nuestro país, obliga a afinar mucho las estrategias de marketing, para conseguir captar el interés inicial del público hacia cualquier aspecto que las pueda atraer, jugando con la amplificación publicitaria de las numerosas webs y blogs televisivos que se hacen eco de las notas de prensa de presentación de las series.

En el caso de las miniseries cerradas, la necesidad es más acuciante puesto que si consiguen captar la atención del público , su corta duración y su disponibilidad inmediata total, es una tentación insuperable para los amantes de devorar la serie de una sentada, en el fenómeno del ‘binge watching’.

En esta ocasión les vamos a analizar tres miniseries cerradas, completamente diferentes en género, estilo e incluso resultados, pero que tienen una característica en común como es el cebo publicitario que han utilizado que no siempre se corresponde con la realidad que hemos visto después, generando una cierta sensación fraudulenta ante lo que se nos vendía y lo que nos han acabado dando.

De esta manera han utilizado el cebo el nombre de una autora como Margaret Atwood, en la cresta de la ola tras la magnifica adaptación de ‘ The Handmaid’s Tale’, se han aprovechado de un movimiento social en alza para vender algo como un western feminista o finalmente han  recurrido al viejo truco de tener una gran estrella y un director oscarizado para colarnos un experimento raro, como diferentes ejemplos de los tres reclamos de las tres series que les vamos a analizar a continuación, en las que como en botica, tenemos de todo un poco.

ALIAS GRACE: El cuento de otra criada

Ficha: Alias Grace 6 ep Sep- Oct 2017  Cadena: CBC(Can)- Netflix (E)

alias-grace

No cabe duda que 2017 fue el año del gran reconocimiento a nivel popular de la autora canadiense Margaret Atwood, con tres adaptaciones de sus libros que vieron la luz el año pasado, con ‘The Handmaid’s Tale’ que aquí conocimos como ‘El Cuento de la Criada’, como el máximo exponente, gracias a su victoria como mejor serie dramática en los Emmy.

Esa victoria consiguió llamar la atención sobre una producción más modesta de la televisión canadiense CBC, ‘Alias Grace’ que se estaba rodando en paralelo a la serie original de Hulu, faltándole tiempo al gigante Netflix para asegurarse sus derechos de emisión para el resto del mundo, excepto su país natal Canadá, con esa facilidad  y morro que tiene de autoproclamar como originales las series creadas por otras cadenas.

La expectación era grande  por ver otra adaptación audiovisual de la obra de Margaret Atwood, en esta ocasión escrita por una gran guionista y actriz canadiense Sarah Polley, que ya cuenta en su haber con una nominación al Oscar por ‘Away from Her’ y dirigida por una reputada directora de cine independiente también canadiense como Mary Harron.

El cuarteto de mujeres canadienses que son capitales en la serie tras Atwood, Harron y Polley lo completa la actriz protagonista Sarah Gadon, que está a altura de las circunstancias y hace el mejor papel de su corta carrera.

sarah-gadon‘Alias Grace’ explica la historia de Grace Marks, condenada a cadena perpetua por ser cómplice junto al chico del establo del asesinato de dos personas ( el amo y su amante) en la casa en la que estaba sirviendo en 1843.

La historia es narrada de forma retrospectiva por la propia Grace en unas conversaciones con un psicólogo, que debe valorar si tras pasar quince años entre rejas, puede ser puesta en libertad y exonerada de los cargos o por el contrario debe seguir cumpliendo su pena, como muestra el trailer de la serie.

Poco a poco Grace va desgranando su humilde y miserable vida desde su emigración de Irlanda hacinada en un barco con toda su familia, compartiendo todas sus penurias y vejaciones tanto familiares como profesionales, hasta que entra a servir gracias a la amistad con otra sirvienta, Nancy, en una mansión bienestante propiedad del terrateniente Thomas Kinnear.

Los productores han aprovechado hábilmente para poner a dos actores de cierto renombre como Paul Gross ( Slings and Arrows) y sobre todo Anna Paquin ( The Piano, True Blood, der) para interpretar a esos dos personajes ( el amo y su querida)  que van a ser capitales en el futuro de Grace Marks.

paquin-grossLa serie juega muy hábilmente con la poca fiabilidad de la narradora que es la única testigo que sigue viva por lo que sus explicaciones de lo que le iba sucediendo, siempre arrojaban una cierta sombra de duda, a pesar de que nuestra intuición inicial es de hacernos empatizar con la pobre Grace, como una victima inocente de la sociedad y de su entorno.

Su mayor activo es la fenomenal interpretación de Sarah Gadon, misteriosa y enigmática, transmitiendo continuamente esa sensación de que sabe más de lo que explica, pero se lo guarda con una cara y gestos angelicales, para desviar las sospechas sobre ella, manipulando emocionalmente a sus interlocutores.

Por desgracia, el resto del reparto no está a la altura del trabajo de Gadon, por lo que la miniserie se resiente cuando ella no es el foco de la acción, con el pasmarote de Edward Holcroft, como el psicólogo como principal problema del resto del reparto, junto con algunos personajes secundarios, como el trapicheador que interpreta Zachary Levy ( Chuck), que molestan más que aportan.

A pesar de estos desajustes, la serie funciona bastante bien por la fuerza del relato literario y de su puesta en escena y sobre todo por la interpretación de Sarah Gadon, que hace que la miniserie cerrada sobresalga de la zona media,como pueden ver en el segundo teaser de la serie.

GODLESS: El western feminista más masculino 

Ficha: Godless 7 ep Nov 2017  Cadena: Netflix (USA/E)

godless

Las campañas publicitarias para el lanzamiento de las series necesitan ponerse a rebufo y aprovechar los temas y tendencias de actualidad, para ganarse la atención del público o en el caso de Netflix de sus suscriptores.

Por ello en medio del rosario de escándalos sexuales destapado en Hollywood a partir del caso de Harvey Weinstein, no se les ocurrió nada mejor que enfocar la promoción de su nueva miniserie ‘Godless’, potenciando en posters y notas de prensa, un carácter supuestamente femenino del mismo por la presencia de personajes femeninos de cierta importancia en el reparto de la misma, con la popular Michelle Dockery ( Downton Abbey) centrando toda la atención inicial, aunque luego la realidad no sea como nos la habían prometido, ni mucho menos.

‘Godless’ es un western de corte clásico que narra diferentes historias de personajes que van a confluir en el pueblo minero de La Belle en Nuevo México, que tiene la peculiaridad de que la inmensa mayoría de sus habitantes son mujeres, debido a una tragedia en la mina de la ciudad, que acabó con la vida de 83 mineros, dejando todo un reguero de viudas y huérfanos que sobreviven como pueden en una ciudad en plena decadencia.

Los personajes principales son el Marshall John Cook (Sam Waterston) que está persiguiendo a un importante forajido Frank Griffin (Jeff Daniels, abajo der), cuya banda acaba de masacrar todo un pueblo en Colorado, el propio Griffin está persiguiendo de forma implacable a su antiguo protegido Roy Goode ( Jack O’Connell, arriba der)  que le ha traicionado y robado.

godless2Goode está de incógnito en el pueblo de La Belle, trabajando en el rancho de una viuda Alice Fletcher (Michelle Dockery), intentando pasar desapercibido tanto de sus perseguidores como del sheriff local Bill McNue (Scoot McNairy), cuya hermana Mary Agnes ( Merrit Weaver) es una de las lideres del pueblo.

Solo con leer la sinopsis, ya nos percatamos de que la importancia de los papeles masculinos en la trama es bastante superior a la de los personajes femeninos que ademas no son los encargados de darle tracción a la trama, sino que actúan en reacción a las acciones de los machos alfa que pululan por su territorio, como se observa desde el trailer.

Escrita y dirigida en su totalidad por un guionista prestigioso de Hollywood como Scott Frank, con dos oscars en su poder (Out Of Sight, Logan) queda muy claro desde las primeras escenas la admiración que tiene Frank, por las fuentes del western clásico que intenta recrear en muchos personajes y comportamientos.

El problema es que ‘Godless’ está planteada como esa lacra actual de las películas de ocho horas, sin adaptarse en ningún momento al ritmo televisivo ni al carácter episódico, con un montaje que parece hecho al tuntún, con unas duraciones de episodios que pueden variar de 40 hasta 90m, donde alterna espectaculares escenas de acción con numerosos minutos contemplativos porque se ha encontrado una buena luz natural para ver deambular a sus personajes ya sea cabalgando o clavando una cerca, lo que desemboca en un resultado bastante irregular.

Siempre he sido un amante de los westerns y ‘Godless’ recoge muchas de esas esencias, en especial en el tramo final cuando prepara el explosivo final que lo redime en parte de todo el remoloneo que ha realizado en toda la primera mitad de la miniserie, pero tengo mis dudas de que muchos de ustedes estén dispuestos a atravesar el desierto narrativo que representa gran parte de su metraje, para llegar al esperado desenlace.

Un reparto lleno de nombres conocidos y más que solventes ayuda mucho a sobrellevar esa parsimonia contemplativa inicial, donde debo reconocer el buen trabajo de las dos actrices principales Michelle Dockery y Merrit Weaver, pero muy lejos de ser el centro de la acción como preconizaba la machacona promoción de la serie.

Godless

‘Godless’ es una serie correcta que podría haber sido excelente, si alguien hubiera controlado algo más a Scott Frank, al que se le ha ido algo el juguete de sus manos por su excesivo personalismo en todos los aspectos creativos de la miniserie que es cerrada y sin animo de continuidad.

Para finalizar este apartado les dejo con el segundo trailer de la serie

MOSAIC: EXPERIMENTOS AUDIOVISUALES IDEALES PARA LA INVESTIGACIÓN UNIVERSITARIA

Ficha: Mosaic 6 ep Ene 2018-  Cadena: HBO (USA)-HBO(E)

mosaic-1200x628Steven Soderbergh es uno de los personajes más inquietos de Hollywood, debido a su enorme capacidad de innovación que le lleva a explorar nuevos caminos y formas narrativas, a menudo de manera muy experimental como su docudrama ‘K Street’ que hizo para HBO a principio de este siglo.

Capaz de alternar grandes películas, con verdaderas joyas de culto televisivas como ‘The Knick’ o ‘The Girlfriend Experience’, ha decidido recientemente explorar las capacidades de la narrativa transmedia utilizando los recursos que la misma le brinda a través de diversos dispositivos y programas interactivos, de los que la miniserie ‘Mosaic’ es su primera punta de lanza, con dos más en preparación.

Soderbergh ha concebido ‘Mosaic’ como una experiencia transmedia estrenada en dos formatos diferentes, un drama televisivo convencional y una aplicación interactiva que funcionaba tanto en Android como en IOS, ambas complementarias para desarrollar su narrativa, como explicaban en el trailer.

La trama se centra en el misterio de la desaparición de Olivia Lake, una famosa autora de libros infantiles, que desaparece sin dejar rastro de su mansión en las montañas y se puede dividir en dos partes, con la primera que comprenden los dos primeros episodios que nos muestran la vida y las relaciones de Olivia Lake (una convincente Sharon Stone) en los días previos a su desaparición.

El resto de la miniserie  desarrolla la historia cuatro años después del suceso, centrándose en la hermana del principal acusado y condenado del caso, dispuesta a remover cielo y tierra para exonerar a su hermano Eric (Frederic Weller, foto)

hbo-mosaic-steven-soderbergh-sharon-stone-frederick-wellerEn este caso los cebos son diferentes, por un lado la presencia de Sharon Stone, que se ve reducida a los dos primeros episodios para desaparecer de la acción junto con su personaje, por otro lado tenemos la presencia de Steven Soderbergh, admirado e idolatrado en muchos sectores cinéfilos e incluso televisivos y por último el planteamiento transmedia dual, con la aplicación y la serie trabajando en paralelo, con muchas tramas que solo se podían ver en la aplicación y desde diferentes puntos de vista.

mosiac-ios-app-2El principal problema ha sido la cojera absoluta de esa narrativa en nuestro país al no poder disponer de la aplicación  por problemas legales, lo que lastra totalmente un producto diseñado para esa interacción, por lo que nos hemos debido conformar con la versión televisiva que me ha parecido plana y aburrida, sin desarrollar ninguna tensión, como si fuera un ejercicio de fin de carrera de un aplicado estudiante de audiovisuales.

La calidad de la producción y de la fotografía está claramente influenciada por la capacidad de la aplicación, pero en televisión quedaba fatal, con una calidad de imagen muy inferior a la que estamos acostumbrados y con una pobre  iluminación y contrastes de luz, lo que unido a todos los agujeros narrativos que tenía la narración lineal televisiva, en mi caso se ha convertido en una experiencia de lo más decepcionante.

Aparte de esos temas técnicos, tampoco es que la trama que planteaban me hayan parecido un dechado de originalidad, con esa revisión e investigación de un caso a posteriori para demostrar la inocencia de un posible falso culpable, lo que no deja de ser un tema recurrente y que por ejemplo está a años luz de ‘Rectify’ que tiene un eje central similar, pero mucho mejor desarrollado en todos los aspectos.

Seguramente si hubiera tenido la posibilidad de ver la aplicación, mi opinión habría mejorado en parte, pero como solo puedo analizar lo que veo sin hacer conjeturas sobre lo que comercialmente han decidido no mostrarme, el experimento de Soderbergh no le veo mayor interés excepto para los círculos universitarios que se dedican a analizar nuevas experiencias desde un punto de vista investigador lo que no es mi caso ni mucho menos.

En el siguiente trailer pueden ver en detalle, lo que pretendían hacer con la aplicación para dispositivos móviles y ordenadores.

Hoy hemos dedicado nuestro espacio a tres series completamente diferentes tanto en genero como en tono, pero que comparten dos características singulares, el carácter de miniserie cerrada, pero sobre todo unas campañas promocionales que casi siempre han errado más el tiro que una escopeta de feria, lo que a la postre es lo más contraproducente que se puede hacer para llamar la atención sobre algo.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.