Diario Vasco
img
El famoso Teddy Z. El ‘Paquito Salas’ de los ochenta
img
Lorenzo Mejino | 15-03-2018 | 23:56

En mis repasos de la historia televisiva, uno de mis lugares preferidos suele ser recordar series que apenas duraron una escasa temporada o ni eso, pero que han formado el grupo denominado ‘brilliant but cancelled’ que podemos traducir por ‘brillantes pero canceladas’ formado por las series elogiadas por la crítica, pero que no consiguieron encontrar un público suficiente para asegurarles una continuidad.

Hoy nos vamos a detener en ‘The Famous Teddy Z’ una comedia sobre una agencia de representación artística que es sobre todo recordada por una impresionante y memorable interpretación de Alex Rocco, como Al Floss, un agente de Hollywood con unas formas y maneras claramente inspiradoras del personaje de Ari Gold en la posterior ‘Entourage’ y que incluso he visto reflejado en ciertos momentos en nuestra castiza Paquita Salas.

Rocco ganó al Emmy al mejor actor secundario en su única temporada batiendo a gente como Woody Harrelson o Kelsey Grammer, a pesar de que la serie ya había sido fulminada, en una de las mayores sorpresas de los Emmy, que ha conseguido que por lo menos la serie tenga un modesto pie de pagina en la historia televisiva, junto al primer papel protagonista del ahora muy popular Jon Cryer, como les vamos a recordar a continuación.

THE FAMOUS TEDDY Z, (clockwise from top left): Jane Sibbett, Jon Cryer, Alex Rocco, Milton Selzer, Tom LaGrua, 1989-90, © ELP Communications

Ficha: The Famous Teddy Z / El famoso Teddy Z 20 episodios.   Sep 1989 -May 1990 Cadena: CBS (USA)- La 2 (E)

Sinopsis:  Teddy Zakalokis es un joven becario en la oficina de correos de una agencia artística de Hollywood, más que nada para escaparse de trabajar en la pastelería griega de su familia, un futuro que intenta evitar a toda costa.

Su suerte cambia radicalmente cuando casualmente conoce a una caprichosa megaestrella de Hollywood, Harland Keyvo, que sorprendido por su honestidad y franqueza, decide convertirlo en su agente particular de la noche a la mañana ante el estupor del resto de la agencia y de su director Al Floss, que acepta a regañadientes para evitar perder a su cliente.

El contraste de la inocencia y falta de experiencia del novato Teddy, con las serpientes y buitres que son todos sus compañeros es el hilo conductor de la serie.

El inicio: Hugh Wilson era un ejecutivo publicitario que al traspasar la barrera de los treinta años, decidió cambiar el rumbo de su vida para hacerse guionista televisivo. A través de conocidos, consiguió una entrevista con el todopoderoso Grant Tinker , presidente de la productora MTM, que lo contrató como becario para una de sus series de éxito “El Show de Bob Newhart”, donde acabó siendo guionista .

En 1978 consiguió su primer gran éxito al crear “Radio Cincinatti”, una comedia que sigue emitiéndose en muchos lugares en continuas reemisiones y al finalizar la serie, escribió y dirigió una película de bajo presupuesto “Loca Academia de Policía” que se convirtió en un brutal éxito cinematográfico, con multitud de películas posteriores.

Con los bolsillos bien llenos, decidió aceptar una suculenta oferta de la productora Columbia para volver a sus raíces televisivas con un acuerdo para crear varias comedias, la primera de las cuales fue la fabulosa ‘Frank’s Place’ otra enorme serie maldita.

wilsonTras la dolorosa cancelación de ‘Frank´s Place’, Hugh Wilson decidió tomar un camino diferente apuntando hacia los entresijos de Hollywood y mas concretamente de sus todopoderosos agentes. Su inspiración fue la historia real de Jay Kantor, un chico del correo en una agencia que acabó siendo el agente personal del gran Marlon Brando, con un recorrido parecido al de su ficticio Teddy Zakalokis.

A pesar de las dudas de la CBS sobre el posible interés general mas allá de la propia industria, de una serie sobre un tema tan específico , recibió la aprobación de la serie, en virtud a su contrato.

El piloto fue aclamado por gran parte de la crítica, por hacer una comedia en un entorno diferente y donde ya destacaba por encima de todos el personaje de Al Floss, tanto es así que el guión y dirección en el piloto de Hugh Wilson fueron nominados también a los Emmy ese año como pueden comprobar en el piloto, donde se establece la premisa de partida de forma brillante.

La trama: ‘The Famous Teddy Z’ estaba estructurada como una comedía en un entorno laboral, que es la marca de la casa de su creador Hugh Wilson, tras ubicar sus dos series anteriores en una emisora de radio de Cincinnati y en un restaurante negro de Nueva Orleans.

La novedad estribaba en que una agencia de representación era un lugar inédito para ubicar una serie, lo que permitía tener dos ejes principales para desarrollar a los personajes, en primer lugar teníamos la relación habitual mentor-discípulo que se establecía desde el piloto entre el resabiado agente Al Floss y el novato e ilusionado Teddy Zakalokis, que se encuentra de la noche a la mañana con un trabajo del que no tiene ni pajolera idea de como realizar, con el problema añadido de que su mentor es un ser histérico y desquiciado, como se dejaba entrever en el trailer de la serie.

En un segundo termino, tenemos las relaciones en el marco de la oficina, con unos compañeros que no dudarían en saltarte a la yugular para conseguir un cliente o una película y que reciben a su nueva competencia con una gran hostilidad ante su fulgurante ascenso, pero sobre todo por pura y cochina envidia por tener esa superestrella como su único cliente.

Con estos dos conceptos de continuidad, los episodios eran autoconclusivos y casi siempre giraban en torno a una crisis laboral donde todo el mundo perdía el control hasta que al final todo se arreglaba de la manera más inverosímil y con grandes dosis de fortuna.

Su estética ochentera-moderna intentaba reflejar las aspiraciones al lujo de la  gente que rodea a las estrellas pero que cobran solo el 10% de sus representados y deben aparentar que están en la pomada. Nada mejor que la cabecera con una sintonía funky cantada por un miembro del grupo Chicago que define el tipo de producción que vamos a ver

Desde el primer momento y para sorpresa de todo el mundo, lo que llamaba más la atención no era el protagonista, que tenía una subtrama étnico-familiar bastante insufrible con la pastelería griega como eje de acción, sino el personaje de Al Floss, un superagente de Hollywood, que según declaraba Hugh Wilson era un compendio de varios agentes que conocía, un personaje magnético como pocos, desatado, histérico y capaz de todo por su clientes.

Ver gesticular, chillar, romper cosas y martirizar a sus empleados fueron patrimonio exclusivo de Al Floss, hasta la llegada de Ari Gold en ‘Entourage’ que tiene claras y evidentes influencias de los gestos y el comportamiento del pionero de los agentes televisivos, como en esta promo de la serie.

Esa eclosión de un personaje secundario, provocaba que la serie estuviera muy descompensada en todos los sentidos dependiendo de si estaba Al Floss en escena o no, porque el resto de historias y personajes eran esquemáticos y de un solo trazo, lo que me aburría en espera de la siguiente aparición de mi despotricador preferido.

Tampoco jugó en su favor, que el piloto fuera tan bueno y que pusiera las expectativas por las nubes, para ir siendo defraudadas a medida que la irregularidad y casi todos los secundarios lastraban mucho el ritmo de la serie.

A pesar de esos problemas, la serie se convirtió en mi verdadero placer culpable, recordándola mucho mejor que series más longevas y conocidas solo por la presencia de ese memorable personaje, que casi siempre suele colarse en cualquier antología de grandes personajes televisivos.

Recuerdo que la serie se emitía por las tarde-noche en la 2 y esperaba con ansías volver del trabajo para poner el reproductor y ver lo que me iba a deparar el gran Al Floss, a pesar de lo poco que duró.

Los actores: Jon Cryer empezó su carrera como un miembro de segunda división del denominado ‘Brat Pack’ de actores en los ochenta, con papeles importantes en películas como ‘Pretty in Pink’, que le dieron una cierta popularidad pero sin salir de un segundo plano.

Parecía que el atolondrado Teddy Zakalokis podía ser su oportunidad para destacar, pero ni su personaje bastante mal diseñado ni su propia actuación, sobrepasado por Alex Rocco, le ayudaron demasiado y empezó a tener una mala racha en la que iniciaba muchas series pero que no pasaban de la 1T como la presente.

cryer

Su mala racha duró casi una década, hasta que gracias a la insistencia de su buen amigo Charlie Sheene, con quien trabajó en ‘Hot Shots’, le dieron el papel de su vida en ‘Dos Hombres y Medio’ como el padre supuestamente serio y responsable en ‘Dos Hombres y Medio’ frente al tarambana de su hermano que le ayuda a criar a su hijo.

Tras doce años y numerosos premios en su haber, gracias a ese personaje, la carrera de Jon Cryer está totalmente encarrilada y ahora aparece como gran estrella invitada en series como NCIS o autoparodiándose como en la explosiva ‘Ryan Hansen solves crimes on Television’.

Alex Rocco tuvo una juventud bastante problemática como pandillero e incluso gangster mafioso en la zona de Boston, hasta que tras un grave incidente con la ley, decidió cambiar de vida y trasladarse a California para empezar de cero. Ello le llevó a una nueva vida en el campo de la actuación, primero en papeles minúsculos para pasar a especializarse como un villano fiable tanto en cine como en televisión, hasta llegar a su mejor aparición en cine como el mafioso judío de Las Vegas Moe Greene en la insustituible ‘El Padrino’

Siguió trabajando como secundario de raza en muchas producciones, hasta que destapó su vena cómica  como Al Floss, sorprendiendo a todo el mundo, hasta con su victoria sorpresa en los Emmy, que celebró con el siguiente discurso de aceptación.

Tras la cancelación, empezó a centrarse en hacer voces para dibujos animados como ‘Los Simpson’ gracias a su poderosa voz grave que fue su principal seña de identidad hasta su fallecimiento en 2015, por un cáncer de páncreas

Jane Sibbett es la típica actriz de buena apariencia que empieza su carrera en los culebrones matinales con una gran melena rubia saturada de laca, para dar el salto a la primera división televisiva, aunque sin conseguir destacar. Su primer papel de cierta importancia fue en esta serie como Laurie Parr, una agente ambiciosa y bastante competente, pero completamente apartada y ninguneada por el recalcitrante machismo de la oficina, hasta que la llegada de Teddy le da un cierto aliado en la oficina.

sibettNunca ha sido una gran actriz, pero como en este caso siempre cumplía dignamente con sus personajes de rubia inteligente, que rompía con el cliché habitual de la rubia tonta.

Por último, mencionar a otro secundario de carrera como Milton Selzer que interpretaba a Abe Werkfinder un agente judío en el ocaso de su carrera, bastante antipático y patético como casi todos los personajes que interpretó Selzer durante su larga pero oscura carrera.

selzerEl Final y remakes:

Los malos augurios que tenía la CBS antes de aprobar la serie, se cumplieron con pocos episodios emitidos, porque el tipo de humor acérbico y punzante de los entresijos de Hollywood y sus estrellas, no atraían al público generalista que prefería unas series más cómodas y familiares, por lo que se convirtió poco a poco en una serie que tenía mejor acogida entre los críticos que entre las audiencias.

Tanto es así, que apenas emitidos catorce episodios de la veintena prevista, la CBS decidió retirarla de la programación en el mes de Enero, emitiendo otro episodio suelto en Mayo y el resto directamente a la nevera de la cancelación fulminante.

Ni el Emmy ganado por Alex Rocco consiguió que se emitieran esos cinco episodios inéditos ni quemándolos en una madrugada veraniega, pero sirvió para que tuviera un cierto recorrido internacional, estrenándose en bastantes países y más adelante para entrar en el estatus de comedias de culto para ser reemitida continuamente por canales de comedia como ‘Comedy Central’ o ‘Trio’

Epílogo: Hoy les hemos hablado de una serie que es seguramente es una gran desconocida para la inmensa mayoría de ustedes, pero que se merece un rinconcito en el recuerdo de la historia televisiva, aunque solo sea por conocer a la inspiración de muchos agentes televisivos recientes y así es como la hemos querido recordar.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.