Diario Vasco
img
Fecha: mayo 9, 2018
The Good Doctor: Superar la barrera del autismo
Lorenzo Mejino 09-05-2018 | 6:01 | 0

Las cadenas generalistas estadounidenses se mueven por unos parámetros más predecibles que sus primas del cable, por lo que se apuntan rápidamente a cualquier tendencia que se abra camino entre las audiencias.

La explosión y el éxito de ‘This is Us’ de la que les hablamos hace dos semanas hizo que en esta temporada se desarrollaran diversas series, dentro de un estilo que algún crítico ha catalogado como ‘Warm Bath TV’ que corresponde a series agradables y sensibles que podemos ver tranquilamente mientras tomamos un baño de agua caliente para relajarnos con una copa de vino en la mano.

Siguiendo esa linea, ‘The Good Doctor’ ha sido el éxito sorpresa del año, gracias a su protagonista autista que le da un toque diferencial al concepto inicial del enésimo drama médico. Sin ser deslumbrante es realmente entretenida y digna, ademas de ir ajustando sus piezas más flojas a lo largo de su primera temporada, para ir de menos a más.

Solo por disfrutar de la excepcional interpretación de Freddie Highmore vale la pena adentrarse por las salas de este hospital de San Francisco para ver todo tipo de casos raros médicos. Todo ello  de la mano de un creador tan experimentado como David Shore, que tras ‘House M.D’ ha conseguido de nuevo acertar en la diana del diagnóstico de lo que necesita la audiencia, convirtiéndose en el estreno más visto de la temporada 2017-2018.

the-good-doctorFicha: The Good Doctor 18+ episodios.   Sep 2017- Cadena: ABC (USA)-AXN (E)

Sinopsis:  Shawn Murphy es un joven médico autista que tiene el Síndrome de Savant que describe a las personas con cierta discapacidad mental que presentan excepcionales cualidades en algún campo científico, en este caso la medicina.

Tras una infancia y juventud complicada en su pueblo de Casper en el estado rural de Wyoming, Shawn decide mudarse para hacer su residencia en un hospital puntero de San José en California, siguiendo los pasos del Dr Glassman su mentor en su juventud y que se ha convertido en el director médico de dicho hospital.

Su admisión en el programa de residentes del hospital no va a ser un camino de rosas, por las reticencias de muchos cirujanos para trabajar con un médico autista, que son desarrolladas con todo lujo de detalles en la 1T de la serie.

El inicio: ‘The Good Doctor’ es un remake de una miniserie coreana de 20 episodios que se emitió en 2013 en el país asiático con cierto éxito, con la misma premisa inicial, aunque derivó rápidamente hacia uno de esos romances imposibles entre el doctor autista y una compañera doctora que tanto gustan en Corea.

original-coreanoLa serie era un K-Drama de manual con el único aspecto diferencial del autismo del protagonista que evitaba el edulcoramiento excesivo de las tramas. La casualidad hizo que el actor de origen coreano Daniel Dae Kim ( Perdidos, Hawaii 5.0) reparara en dicha serie y comprará sus derechos en exclusiva para hacer un remake en USA, al estar convencido que un drama médico de esas características podría tener un cierto recorrido en su  país, como pueden comprobar en el trailer de la serie original.

Kim escribió un piloto que intentó vender a la CBS debido a sus magníficas relaciones con ella,  al estar en el elenco de ‘Hawaii 5.0’, pero que no acabó de convencer a los ejecutivos que pasaron del tema. Otras personas habrían desistido con esa negativa, pero Kim ( der) siguió insistiendo con otras productoras hasta encontrar el interés de Sony para desarrollar el proyecto, con la ayuda de David Shore ( izq) , el creador de ‘House M.D’ en una vuelta a sus raíces médicas, tras crear series como ‘ Battle Creek’ o ‘Sneaky Pete’ de las que salió más bien escaldado.

shore-kimEl binomio Shore-Kim empezó a trabajar de cero en la serie, escribiendo un nuevo piloto que convenció a los ejecutivos de la ABC, que estaban desesperados por tener un nuevo éxito que les sacara del último lugar de las audiencias tras una serie de años nefastos, por lo que le dieron la luz verde para su estreno en otoño de 2017, con Shore como showrunner y Kim como productor ejecutivo.

Su estreno en Septiembre no vino precedido de muchas expectativas, pero ante la sorpresa de todo el mundo, el piloto tuvo unas audiencias impresionantes que le aseguraron una excelente trayectoria durante toda su 1T reducida a solo 18 episodios, por una exigencia del actor protagonista Freddie Highmore, para tener una carga de trabajo más reducida con un personaje tan complicado.

A continuación pueden ver el trailer de promoción de la serie que consiguió lo más difícil, que el público le diera una oportunidad, lo que aprovechó para conseguir su lugar en el menú seriéfilo de muchas personas deseosas de una serie de estas características al finalizar su jornada laboral.

La trama: ‘ The Good Doctor’ es esencialmente un procedimental médico en el que los casos semanales sirven para ver evolucionar en todos los aspectos tanto personales como sociales al doctor Shawn Murphy como protagonista absoluto de la serie, rodeado de un grupo de personajes secundarios sin demasiado interés por cuenta propia o cuando interactúan alejados del centro de gravedad del doctor autista.

Los casos semanales a los que se enfrenta suelen de ser dos tipos, en primer lugar tenemos los pacientes aquejados de enfermedades extrañas de muy difícil curación que tienen en el hospital su última esperanza para poder volver a su vida normal. En estos casos, la conducta del doctor Murphy sirve para darle al paciente y al resto de doctores un punto de vista completamente diferente, alejado de la corrección política que impera siempre en las relaciones entre los médicos y pacientes.

La cabecera minimalista es como un pequeño aperitivo con imágenes médicas claramente inspiradoras de lo que veremos después.

Su incapacidad para mentir y soltarle siempre toda la verdad a los pacientes y sus compañeros es utilizada como una especie de catarsis colectiva que remueve los cimientos del caso para poner todo en tela de juicio, con el objetivo de encontrar una mejor solución al problema que se plantea desde un angulo diferente casi siempre propuesto por el Dr Murphy.

El segundo tipo de casos son del misterio médico, con un paciente que llega al hospital con unos determinados síntomas leves o graves, que no responde a los tratamientos inicialmente diagnosticados, lo que lleva a un bucle de ensayo y error que pone en grave riesgo su vida, hasta que gracias a la sabiduría del Dr Murphy, consiguen acertar casi al final, con la dolencia misteriosa que amenaza con su vida.

Este tipo de casos tiene claras reminiscencias con los casos que trataba el Dr House, aunque la diferencia fundamental es que mientras el personaje de Hugh Laurie era raro, pero era el jefe absoluto de su departamento y se hacia lo que quería, en el caso del Dr Murphy es el último mono del departamento de cirugía sin contar con la confianza de sus jefes, por lo que la aplicación de sus teorías tienen muchos más obstáculos iniciales que las del gruñón doctor de Boston.

Esta posición de inferioridad es clave para entender el equilibrio de fuerzas en la serie, que al principio se divide claramente en los bandos favorables a la presencia del doctor en el departamento de cirugía y los que están abiertamente en contra, por los peligros que conlleva su comportamiento extraño y nada convencional, en especial con el bisturí en la mano, como se puede ver en el siguiente vídeo

El hilo conductor de la serie es la evolución personal del Doctor Murphy desde el momento que llega a incorporarse a su nuevo puesto y debe vencer el escepticismo de la junta del hospital con el siguiente discurso que pronuncia en el episodio piloto para pedirles una oportunidad en esa residencia de cirugía.

Los primeros episodios se centran en mostrarnos pasajes del pasado del joven cirujano autista que nos permiten conocer mejor a su personaje con mucha más complejidad que la aparente a primera vista, mientras que en paralelo debe conseguir la aceptación de sus jefes y compañeros, demostrando sus amplisimos conocimientos médicos que permiten salvar vidas que de otra manera se habrían perdido, como pueden ver en este vídeo de presentación del personaje.

Poco a poco vamos viendo como Shawn va encajando mejor en el grupo y se va adaptando a su nuevo entorno social, incluso en el terreno sentimental, aunque siempre por detrás de la relación mentor-discipulo que mantiene con el Dr Glassman que es su principal punto de apoyo en el hospital, lo que se convierte en un posible punto débil para ambos, con muchas cosas que no cambian.

David Shore es un experimentado showrunner por lo que no dudó en hacer bastantes ajustes en muchos personajes desde la mitad de la 1T, cuando pudo comprobar las reacciones tras los primeros episodios que tenía escritos y grabados antes de su emisión, mostrándonos a Shawn más veces fuera del hospital, donde su autismo le puede poner en situaciones peligrosas por su inconsciencia como en este atraco a un supermercado.

Personalmente siempre me han gustado los procedimentales y es un género que disfruto a poco que tenga algún apoyo para disfrutarlos y en este caso el personaje de Shawn Murphy cumple a la perfección como la estructura maestra que sostiene todo el tinglado, mientras sale en pantalla.

El problema estriba en las historias que no protagoniza, que son rellenadas por las tramas B o C de cada episodio, que parecen extraídas del manual de series de médicos que es profusamente utilizado por todos los guionistas de este genero, que hacen decaer y mucho mi interés, en especial en la primera mitad de la temporada.

También considero un acierto la corrección que han ido realizando desde la sensiblería acusada de los primeros episodios que corría el riesgo de buscar exclusivamente la lagrima fácil, estilo ‘This is Us’, para ir ensamblando mejor el grupo utilizando mucho mejor la empatía de todos los espectadores con el personaje central del doctor autista, para hacer avanzar el desarrollo del resto de personajes.

Otro aspecto importante de ‘The Good Doctor’ es la visibilización importante como profesionales competentes de un grupo marginal que sufre todos nuestros perjuicios desde el momento que conocemos que se encuentran en el espectro del autismo. Una figura como el Dr Murphy ayuda a cambiar nuestra percepción sobre esa condición desde un punto de vista más integrador social además de su tono aspiracional y positivo sin caer en la compasión piadosa.

No me ha parecido que caiga en la sensiblería exacerbada, como algunas personas me han comentado, por las circunstancias tan especiales del personaje principal que solo por permitirnos ver todas las cosas desde otro punto de vista completamente diferente y muchas veces complementario ya se merece todo mi respeto y admiración.

Los actores: No exagero en absoluto si afirmo que la actuación de Freddie Highmore es el 90% del éxito de la serie y el acierto absoluto en su elección ha sido la clave de ese  enorme éxito. Highmore impresiona mucho con la naturalidad con la que se pone en la piel del autista Dr Murphy, con toda una serie de gestos y miradas completamente magnéticos, que hacen creíble un personaje que en manos de alguien menos dotado habría estado abocado a un desastre de proporciones bíblicas

FREDDIE HIGHMOREEs impresionante la madurez que demuestra Highmore en este papel, con apenas veintiséis años y con una carrera meteórica que empezó en el cine protagonizando películas como ‘Charlie y la fábrica de chocolate’. Siguió como un muy convincente joven Norman Bates en la serie de culto ‘Bates Motel’ cuyo final enlazó casi directamente con este personaje tras una audición que dejó boquiabierto a David Shore y a la ABC que accedieron a rodar menos episodios, solo para poder contar con el actor perfecto para el papel.

Con este personaje va a ser muy difícil que no esté nominado en los Emmy como lo estuvo en los Globos de Oro y podría ser perfectamente el sucesor de Sterling K. Brown en el palmarés.

No todos los actores británicos son buenos como se ha empeñado en demostrar en cada episodio el desastroso Chuku Modu ( centro foto) , como el doctor Jared Kalu, un interno que en principio era el principal rival del protagonista en los pasillos del hospital.

Las dotes para la actuación del debutante Modu son similares a las de una tabla de planchar, por lo que su personaje fue desvaneciéndose con el paso de los episodios, dentro de esos ajustes que hemos mencionado, sin acabar de cumplir mis deseos de morir  infectado por algún virus fulminante en algún episodio dramático.

THE GOOD DOCTOR - "Mount Rushmore" - Dr. Shaun Murphy's attention to detail complicates his first day at St. Bonaventure Hospital. Meanwhile, Dr. Claire Browne learns a valuable lesson about honesty when confronted with a difficult diagnosis for her patient. "The Good Doctor" airs MONDAY, OCTOBER 2 (10:01-11:00 p.m. EDT), on The ABC Television Network. (ABC/Eike Schroter) ANTONIA THOMAS, CHUKU MODU, NICHOLAS GONZALEZ

Esa inutilidad de Modu arrastraba en principio a una gran actriz como Antonia Thomas que compartía casi todas las escenas con ese maromo, como el personaje de Claire una interna que simpatiza rápidamente con Shawn convirtiéndose en su principal apoyo en el departamento de cirugía. Por suerte con el paso de los episodios la fueron liberando de ese plomo y mejoró su personaje a pasos agigantados. La tercera británica del reparto tiene una trayectoria muy interesante en dos grandes series como ‘Misfits’ y ‘ Lovesick’ donde demostraba lo gran actriz que era, siempre y cuando le den un material aceptable.

El panorama tampoco es muy halagüeño en los papeles de los dos jefes del departamento de cirugía, con dos veteranos y conocidos actores pero también bastante limitados como es el caso de Nicholas González ( izq) y Hill Harper ( der) que interpretan respectivamente al Dr Nick Melendez, responsable de los residentes y al jefe de cirugía Marcus Andrews.

Ambos están muy justitos con dos personajes que son los principales reductos de resistencia a la presencia del cirujano autista, con dos evoluciones muy diferentes, más positiva en el caso de González, mientras que Harper deriva hacia una villano de opereta bastante pobre.

harper-gonzalezLa carrera de González ha sido discretita tras empezar encarnando a un joven boxeador latino en la serie de Showtime ‘ Resurrection Boulevard’ para encasillarse en papeles recurrentes de detective o doctor latino en series como ‘Pretty Little Liars’, ‘Sleepy Hollow’ o ‘Mental’.

Hill Harper es mucho más conocido al estar muchos años como forense residente en ‘CSI Nueva York’ donde hacía exactamente los mismos gestos hieráticos que siguió perfeccionado en ‘Covert Affairs’ y ‘Limitless’ hasta llegar a su permanente cara de manzanas agrías marca de la casa, que nunca me ha acabado de convencer y menos en este personaje.

Por último, la presencia de Richard Schiff es el contrapunto ideal para darle la replica a Freddie Highmore como su mentor el Dr Glassman, al que trata y quiere como si fuera su propio hijo, jugándose incluso su carrera por ayudarle. Sus interacciones son de lo mejor de la serie, gracias a esos dos grandes actores que llenan la pantalla con esa relación clásica maestro-discípulo.

schiffRichard Schiff tiene su lugar en los libros de historia televisiva como el gran consejero Toby Ziegler en ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’, tras la cual se ha convertido en uno de los actores más ubicuos de Hollywood apareciendo en innumerables series en papeles fijos o recurrentes, pero siempre dejando su impronta de gran actor, hasta en cosas como la serie de Jean Claude Van Damme. Como curiosidad mencionar que en la serie ha trabajado por primera vez con su mujer la actriz Sheila Kelley ( La Ley de Los Ángeles) que era su interés amoroso en el episodio que cerraba la temporada.

Final : ‘The Good Doctor’ es una serie ideal para disfrutar con un entretenimiento de calidad y muy digno gracias a la actuación de Freddie Highmore que da todo un recital con su interpretación. El resto de piezas no están tan afinadas, pero en mi caso ya firmaría con que todas las series tuvieran un personaje tan interesante como este autista Shawn Murphy.

Si eso es suficiente para ustedes es algo que deben dilucidar tras su visionado, teniendo en cuenta que la serie mejora bastante en todos los sentidos a medida que avanza la temporada.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.