Diario Vasco
img
Autor: bouvier
La extraña pareja, Eyewitness, McGyver: Se ha escrito un remake innecesario
img
Lorenzo Mejino | 25-01-2017 | 7:01| 3

El incremento exponencial del numero de cadenas y canales que se han introducido en el mundo de la producción de las ficciones originales, ha provocado que los ejecutivos y las productoras hayan tenido que buscar talento e ideas hasta debajo de las piedras.

En estas condiciones, una solución evidente y sencilla es hacer nuevas versiones de series antiguas o famosas o desconocidas de otros países, todo sirve para reutilizar formatos que en determinadas circunstancias funcionaron y ver si suena la flauta por segunda vez.

Hoy vamos a hacer un articulo algo diferente al habitual, porque vamos a agrupar tres estrenos muy recientes que tienen en común ser un remake, aunque de orígenes muy diversos y con resultados bastante dispares que van desde una honrada mediocridad hasta la ineptitud mas absoluta como pueden ver a continuación.

LA EXTRAÑA PAREJA: Reciclar y exprimir una obra teatral hasta la extenuación

Ficha:The Odd Couple (La extraña pareja) 36 + Feb 2015- . CBS(USA)-Movistar series (E)

Sinopsis: Félix un fotógrafo neurótico y extremadamente ordenado, tras ser echado por su ex-mujer de casa se ve obligado a mudarse al apartamento de su amigo Oscar, un locutor deportivo de radio, que es un vago redomado y un total desastre con las tareas del hogar . El contraste entre ambas maneras de enfocar y de enfrentarse a la vida es una fuente continua de conflictos entre los dos compañeros de piso a la fuerza.

Origen: “La extraña pareja” es una obra teatral de Neil Simon estrenada en 1965 que fue un gran éxito en Broadway durante muchas temporadas. Fue objeto de una inolvidable película interpretada por Walter Matthau y Jack Lemmon y  también fue la base de una popular serie televisiva en los años 70, creada por el recientemente fallecido Garry Marshall con Tony Randall y Jack Klugman en los dos papeles principales.

La obra se ha representado en casi todo el mundo ( recuerdo la versión catalana con Joan Pera y Paco Moran, que fue un éxito brutal en su momento) y la serie original tuvo una secuela tanto en vivo como de dibujos animados, así como algunas segundas partes de las películas.

El proyecto actual nace del empecinamiento de Matthew Perry por revivir la serie que marcó su juventud, y desde que finalizó Friends, lo ha intentado en diversas ocasiones siendo rechazado en todas ellas, hasta que en 2013 la CBS, dio luz verde a su proyecto para estrenarlo en febrero de 2015

Resultado: La mejor virtud que tiene esta versión de “La Extraña Pareja” es que es honrada a carta cabal y enseña sus cartas desde el primer momento, que son intentar recrear la atmósfera del original de Neil Simon, acentuando los contrastes entre los dos compañeros de piso en busca de la comicidad y de las carcajadas del publico.

Se rodea a la pareja principal de un grupo de secundarios solventes con sus frases telegrafiadas y se consigue un producto destinado a complacer a las personas que siempre han disfrutado con las comedias de corte clásico con risas aseguradas, como las que han visto durante toda su vida.

En mi valoración la serie cumple sobradamente con sus modestos objetivos, sin ser en absoluto nada original ni rompedora, apoyada principalmente por la gran actuación de Thomas Lennon, que se come a Matthew Perry, sobreactuado como nunca, en todas las escenas que comparten en la serie, como pueden comprobar en esta escena.


A pesar de ser ignorada y/o vapuleada por la crítica, la serie fue rápidamente encontrada por las audiencias veteranas a las que se dirigía la CBS y ya está en su 3T, a la chita callando y sin hacer mucho ruido.

Si a la vista de lo que han leído, piensan que es un tipo de humor clásico de vodevil que les interesa, no lo duden porque no les va a decepcionar desde el primer episodio, en caso contrario ni se preocupen porque el mercado tiene series mas originales y rompedoras que a lo mejor casan con sus gustos actuales. Para acabar de decidirse les dejo con una promoción bastante divertida de la serie.

EYEWITNESS: CORTAR Y PEGAR MAL DE UN ORIGINAL MEDIOCRE ESTÁ ABOCADO AL FRACASO
Ficha: Eyewitness 10 episodios (Oct 2016-). USA Network (USA)-Calle 13 (E)

Origen: La serie noruega “Øyevitne” que reseñamos en su momento en el blog es la base de este remake que sigue casi al pie de la letra una serie que era correcta y poca cosa mas, porque en su momento no nos pareció ninguna maravilla.

Resultado:
Existe en Hollywood un tipo de productor a medio camino entre el buitre y el listillo, que se dedica a buscar formatos baratos de series en países remotos para comprar sus derechos a buen precio y vender la moto a las cadenas para hacer la adaptación estadounidense, como un futuro gran éxito, con el ínclito Alon Aranya como personaje mas destacado, al que dedicamos un articulo, y rey absoluto de esta modalidad tan sospechosa.

Por desgracia, el negocio debe ser rentable porque ha aparecido otro personaje como Adi Hasak, que tras perpetrar algo tan mediocre como “Shades of Blue”, de la que salió por patas despedido por la estrella Jennifer López, ha encontrado su refugio en ese método comprando la serie noruega Øyevitne desconocida para casi todo el mundo y haciéndola mucho peor, lo que no deja de tener su mérito.

Adi Hasak ha cogido la historia noruega, le ha cambiado los nombres y la localización y poca cosa más en lo que hace referencia a la trama, pero enfocándola desde un punto de vista totalmente erróneo, con una iluminación y una fotografía mustia, apagada y sobre todo deprimente que nos hacía subir el brillo del televisor hasta limites insospechados, como pueden comprobar en el trailer.

Si encima tenemos un reparto donde a la buena actriz que es Juliane Nicholson, la rodean de una banda de pasmarotes con uno de los adolescentes, el rubio de bote James Paxton que destaca como uno de los peores actores que he visto últimamente, hasta el punto que me cuesta distinguirlo de los arboles del bosque. Encima tenemos  el toque añadido de ser seguido a muy poca distancia en cuanto a inexpresividad absoluta, por la agente del FBI que interpretaba Tatiawna Jones.

Tras ver el episodio piloto que era un calco del original noruego plano a plano, decidí hacer un experimento y pasar directamente a ver el episodio final con el resultado de tener la sensación de haber visto entera la serie sin que me sorprendiera el cierre en ningún momento.

Sin ver el original, la historia puede tener algún aliciente para ustedes pero su nivel de ejecución y de actores es tan torpe que prefiero avisarles de antemano ante lo que se pueden encontrar incluso en sus pantallas locales gracias a la celeridad con que Calle13 la ha estrenado en nuestro país, con la siguiente promoción

MACGYVER: NO USARAS UN MITICO PERSONAJE EN VANO
Ficha: MacGyver 22+ ( Sep 2016-). CBS (USA)-Fox ( E)

Sinopsis: Angus MacGyver es un operativo de una organización secreta del gobierno USA, la fundación Phoenix, que tiene una extraordinaria habilidad para salir de todo tipo de situaciones comprometidas, utilizando sus vastos conocimientos de física y química con los escasos medios que suele tener a su disposición para  resolver sus casos asignados sin pegar un tiro.

Origen: La popular serie de los ochenta MacGyver protagonizada por Richard Dean Anderson, que tiene un lugar importante en la cultura popular e incluso en el vocabulario de mucha gente.

Resultado:
La nueva versión de MacGyver entra directamente en la categoría del timo del tocomocho televisivo, ya que lo único que han hecho ha sido coger el personaje para hacer un engendro que solo tiene en común con el original su título, porque suponemos que llamarlo O’Callaghan o Carruthers no llamaría tanto la atención inicial de los espectadores.

El  desproposito empieza en la propia cabecera de la nueva serie que utiliza las primeras notas de la sintonía original, para pegar el cambiazo y seguir con una nueva música amorfa indigna hasta del ascensor privado del parking subterráneo de un “garden center”, como pueden comprobar en el vídeo

La esencia inicial y la originalidad de la serie que era un personaje contra todo el mundo, con sus manos y su inteligencia como única arma, se corrompe por completo desde el primer momento, al hacerlo miembro de un equipo de operativos, con el típico ex boina-verde de gatillo fácil ( un fondón George Eads de CSI), la hacker informática excarcelada ( discreta Tristin Mays) y el negro zumbón que no puede faltar en ninguna serie ( el nefasto Justin Hires, todavía peor que en “Rush Hour” por difícil que parezca ).

La elección del mediocre Lucas Till para encarnar al nuevo MacGyver obviamente ha sido auspiciada por el gremio de peluqueros de Hollywood, porque su actuación es plana y sin matices, por no hablar de utilizar el recurso de su cargante voz en off, que tenía un cierto sentido en el original porque actuaba solo y nos explicaba sus pensamientos, pero rodeado de gente pierde toda credibilidad.

En cambio en esta versión, la voz en off se utiliza de forma sobrexplicativa, ayudada por incluso por flechitas como si infravalorara a sus espectadores para tener que dárselo todo masticadito .

Las tramas parecen recogidas del cubo de basura de la sala de guionistas de Scorpion, que puestos a hacer lo mismo, lo hace con bastante mas desparpajo y riéndose mucho mas de si mismo, que esta versión bastarda de un clásico ochentero que nunca debió haber visto la luz, como pueden comprobar en el trailer.

Hoy hemos tratado de tres series que tienen en común una característica principal, ser unos remakes que si no hubieran visto la luz casi nadie los habría echado en falta.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Cuatro estaciones en la Habana (Cuba) . Un “tropic noir” demasiado lánguido
img
Lorenzo Mejino | 23-01-2017 | 7:00| 3

La búsqueda para abrirse caminos en los mercados internacionales hace que se junten extraños compañeros de cama, pero hasta el momento nunca había visto una coproducción televisiva cubano-hispana-alemana que se distribuya mundialmente a través de Netflix excepto en nuestro país que llegara a final de este mes en la plataforma rival Movistar.

A pesar de tener tantos socios y estar dirigida por el navarro Felix Viscarret, la hemos considerado una serie principalmente cubana, por estar basada en las obras del escritor cubano Leonardo Padura que ha sido el guionista principal de la adaptación junto con su mujer Lucia Lopez Coll y haber sido rodada íntegramente en Cuba con los mejores actores cubanos en los papeles principales.

La serie es un esforzado intento de llevar el genero de misterio de las series nórdicas tan de moda estos últimos años a la preciosa isla caribeña, con el detective de policía Mario Conde (sic) al frente de las investigaciones, pero los resultados no están a la altura de las expectativas como les vamos a analizar a continuación.

Ficha: Cuatro estaciones en la Habana 4x90m ó (8x45m) .   Dic 2016 . Idioma: Castellano Cadena: Netflix- Movistar ( E)

La trama : Mario Conde ( un brillante Jorge Perugorria) es el detective mas brillante de la unidad de homicidios de la ciudad de La Habana, con una gran crisis personal al estar completamente desencantado del politiqueo y presiones de todo tipo a que se ve sometido en su trabajo de investigación en la comisaría, que le hace desear mas que nunca alcanzar su sueño en la vida que es convertirse en escritor, pasión que cultiva en su tiempo libre.

En su trabajo le toca investigar los asesinatos mas complicados, con muchas ramificaciones políticas y económicas que le hacen andar con pies de plomo, para resolver el crimen, sin meterse en demasiados líos

Basada en la tetralogía escrita por Leonardo Padura, la miniserie consta de cuatro capítulos independientes, pero con ciertos hilos de continuidad en referencia hacia la trayectoria personal de Mario Conde. El primer episodio se estrenó en las salas cinematográficas con el titulo de “Vientos de la Habana” y ha sido reciclado dentro de la miniserie, como se puede ver en el trailer de presentación.

La miniserie nos presenta una Habana decadente algo más moderna que en las novelas de Padura que estaban ambientadas en los años noventa, pero con el desencanto de casi todos sus protagonistas por la falta de esperanza y de futuro como eje principal de todos los comportamientos de las personas que no son afectas al régimen, sin ser disidentes tampoco.

La miniserie evita muy hábilmente hacer criticas al régimen castrista, esquivando los temas políticos en todo momento, excepto de forma colateral como fondo de las conversaciones entre amigos o en el marco de historias de corrupción o trafico de influencias, pero dentro de una gran ambigüedad estudiada, para centrarse en los temas policiales.

El nivel de producción es muy bueno, con un buen reparto de actores con lo mejor y mas granado de los actores y actrices cubanos con Jorge Perugorria, Vladimir Cruz y Manuel Almirante, con alguna adición exterior como es el caso de nuestra conocida colombiana Juana Acosta, que aparece en el primer episodio, en plan mujer fatal.

La serie está exquisitamente ambientada, mostrando no solo La Habana mas turística, sino también la real con sus coches desvencijados y sus casas mil veces restauradas, como intenta recoger la cuidada y artística cabecera de la serie

Desgraciadamente la serie tiene un problema muy grave de ritmo en el primer episodio ( la película) que se hace verdaderamente interminable, cuando tras una exposición interesante durante la primera media hora de presentación de los personajes, se estanca por completo, estirando hasta los noventa minutos una historia que se podía haber explicado perfectamente en apenas sesenta, con los desnudos y escenas sexuales gratuitas como cebo para mantener al publico despierto.

Tengo que reconocer que los otros tres episodios son algo mejores, aunque siguen adoleciendo de esa languidez y falta de ritmo que lastra mucho el resultado final, a pesar de ello, el tercer episodio en el que Mario Conde investiga el asesinato de un travestido es el mas interesante y de lejos, al introducirnos en el reprimido y castigado mundo gay de la Habana con una gran delicadeza, que me hubiera gustado ver en el resto de la miniserie.

“Cuatro estaciones en la Habana” es una miniserie que parte de un concepto interesante para abrir nuevos mercados y mostrarnos nuevas miradas en escenarios poco habituales, pero el resultado global final es algo fallido si lo comparamos con sus objetivos iniciales, sobre todo cuando en uno de sus episodios si que permite ver lo que podría haber conseguido con algo mas de traza en la ejecución.

En este caso les recomendaría que le echaran un vistazo en plan curiosidad malsana, aprovechando su inminente estreno en nuestro país, aunque con las prevenciones que les he mencionado en el artículo para su disfrute y solaz, en especial por el placer de escuchar el precioso acento cubano.

Les dejo con el segundo trailer de presentación de la serie.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Third watch ( Turno de Guardia): Llegar los primeros al lugar de la emergencia
img
Lorenzo Mejino | 20-01-2017 | 7:01| 3

La presencia de personajes de importancia capital en la evolución de la televisión estos últimos treinta años, pero que por una u otra razón siempre han estado a la sombra de personalidades con las que han trabajado, adquiere su máxima dimensión con el nombre de John Wells que a pesar de estar detrás de series como “China Beach”, “Urgencias”, “El Ala Oeste de la Casa Blanca”, “SouthLAnd” o “Shameless” es mucho menos conocido que gente con un solo éxito de una temporada.

Ante semejante curriculum, incluso una serie suya que algunos consideran menor como “Third Watch” que aquí conocimos como “Turno de Guardia”, es otra maravilla que pasó muy desapercibida para muchas personas , a pesar de tener talento de sobras tanto delante como detrás de las cámaras, con gente tan importante en la actualidad como John Ridley ( American Crime) aprendiendo el oficio de la mano de ese gran profesional que es John Wells.

Con estos antecedentes, no necesitamos ninguna excusa más para dedicarle el espacio que se merece a una serie que fue de culto durante los primeros años del siglo XXI, incluyendo ser la única serie que se filmaba en los exteriores de Nueva York durante los atentados del 11-S, llegando a ceder incluso su coche de bomberos jubilado para colaborar en las tareas de salvamento los días posteriores al salvaje atentado.

Ficha: Turno de Guardia ( Third Watch) 132 episodios . Sep 1999-May 2005 Cadena: NBC(USA) Telecinco / Calle 13 (E)

Sinopsis: La serie se centra en las historias de un grupo de policías, bomberos y paramédicos estacionados en el Bronx, que se encargan de la respuesta rápida y de ser los primeros en llegar al lugar donde ha sucedido una emergencia de cualquier tipo, que deben resolver con toda la premura posible.

Sus tareas van desde aplicar las primeras curas y estabilizar a los heridos para trasladarlos al hospital en el caso de los paramédicos, hasta rescatar a personas en peligro en el caso de los bomberos o asegurar el perímetro y recabar las primeras pistas en el caso de delitos, antes de la llegada de los detectives investigadores.

El inicio: John Wells era uno de los creadores y el productor ejecutivo de “Urgencias”, al que siempre le rondaba por la cabeza la posibilidad de crear una serie centrada exclusivamente en los paramédicos, que eran los primeros en atender al herido, pero no tenía muy claro que hubiera material suficiente para ello.

La génesis del proyecto fue en 1997, cuando Wells conoció a un guionista novato Edward Allen Bernero ( der) que trabajaba en una serie llamada “Trinity”, de la que Wells era el productor ejecutivo y que a pesar de su calidad fue cancelada con cierta rapidez.

Bernero antes de ser guionista había sido policía durante diez años en su Chicago natal y su máxima ilusión era crear una serie de policías , por lo que tras conversar con Wells, este le ofreció fusionar ambos conceptos para crear una serie con policías y paramédicos al pie del cañón

Ambos trabajaron el concepto inicial centrándolo en el denominado tercer turno policial ,el de tarde que transcurre entre las 3 de la tarde y las 11 de la noche, siempre menos atractivo que el turno de noche o el de mañana, donde se concentran la mayor parte de los sucesos.

La serie la idearon como una especie de “Urgencias en la calle” y como se pueden imaginar le faltó tiempo a la cadena NBC para dar luz verde a otra idea del responsable de su serie estrella “Urgencias”, que entonces estaba en su máximo apogeo.

Curiosamente en el proceso de casting de los actores, tras ver la audición de un joven actor Eddie Cibrian para hacer de policía y viendo la reacción del publico femenino, el astuto Wells decidió introducir a los bomberos en las historias, creando un papel especifico para Cibrian y reescribiendo el piloto para hacerlos entrar en la mezcla.

La serie se estrenó en la programación estelar de 1989, con una primera escena donde dejaban a las claras, que íbamos a tener acción y movimiento en las calles de Nueva York, persiguiendo un delincuente encarnado por un actor , J.D. Williams, que seguro van a reconocer por ser un pandillero habitual en mil y una series.

La serie fue recibida de forma correcta por la crítica que elogiaba mas la calidad de la ejecución que la originalidad de la premisa, pero tuvo unas audiencias muy respetables por encima de los quince millones de espectadores, que la mantenían en la zona media de la tabla, ganándose la renovación año a año sin muchos problemas, pero sin llegar nunca a ser un gran éxito.

En el siguiente vídeo pueden ver las primeras impresiones de actores y creadores presentando su serie.

La trama:
La serie tuvo una evolución bastante importante pasando de ser esencialmente una serie de acción y movimiento continuo como ese Urgencias en la calle, que hemos mencionado anteriormente, a convertirse en una serie de personajes interesantes, desarrollando sus vidas personales e introduciéndolas como parte fundamental en las tramas, mas allá del aspecto laboral.

Las tramas seguían el ejemplo de la gran “Hill Street Blues” por lo que podían durar una o varias escenas, acabar en uno o varios episodios o incluso durar algunos años en determinados casos singulares.

La cabecera de la serie que empezó a aparecer en el segundo episodio, quería recoger el frenetismo de su trabajo con la música electrónica de unos especialistas en cabeceras como The Crystal Method (Bones) y su “Keep Hope Alive”

El mayor acierto de la serie fue enfocarla desde un punto de vista muy coral, con muchos personajes en el reparto y sin que ninguno destacara por encima de los demás, repartiendo el tiempo de pantalla entre todos ellos y entre los tres cuerpos implicados, policía, bomberos y paramédicos

Lo importante en todos los casos era la respuesta rápida para parar el primer golpe como si fuera la primera linea de batalla, sin preocuparse demasiado por la evolución posterior de las historias de las personas que han estado involucradas, pero con un elevado sentimiento de familia y de protegerse unos a otros, como en este vídeo donde deben acudir al tiroteo de dos compañeros caídos y vemos su coordinación con el resto de los cuerpos

La serie va alternando los momentos mas dramáticos en el lugar de los hechos, con instantes mas relajados en la comisaria o en el cuartel de bomberos, donde retornaban tras el servicio, lo que permitía introducir elementos cómicos y de pique entre compañeros, como pueden comprobar a continuación.

A veces esos mismos elementos mas relajados se introducían en alguna de las tramas delictivas, como es el caso del siguiente vídeo en el que dos policías se ven involucrados en una persecución con un coche, cuando descubren que está conducido por una anciana que les está dando caña.

Otras veces se ven sorprendidos por las circunstancias mas inesperadas, como estar de visita en un hospital para visitar a un compañero convaleciente y verse en medio de una balacera (me encanta esta acepción latinomericana) en la que tienen que intervenir

Las interrelaciones entre los miembros de los cuerpos, seguían los habituales cauces del mentor-discípulo en las parejas policiales, veterano-novato para los bomberos y algunas notas de tensión sexual para los paramédicos y de esta forma ir rellenado los huecos intersticiales entre las salidas de campo o en sus conversaciones dentro de los vehículos

El principal punto de inflexión de la serie llegó con los salvajes atentados del 11-S que los pillaron en medio del rodaje del inicio de la tercera temporada, los productores reaccionaron rápidamente y cedieron tanto el camión de bomberos que tenían para el rodaje, como todos los sistemas de iluminación y focos asi como  su catering, al ser de los mas cercanos al lugar de los hechos , haciendo como en la serie, acción  de primera respuesta.

Pasado el primer shock, John Wells decidió paralizar el rodaje y hacer un episodio especial ( de forma similar al que hizo en The West Wing, que es mucho mas recordado ) en el que los actores presentaban a personas reales que acudieron a las torres gemelas y que pudieron sobrevivir, pero perdieron a muchos compañeros, incluyendo entre las entrevistas a una de las actrices principales Molly Price, cuyo marido era bombero y no estuvo localizable durante las primeras cuarenta y ocho horas tras la tragedia.

El gran toque realista y a modo de homenaje de este episodio especial y centrado en las victimas reales, les valió premios prestigiosos como el Peabody al mejor guión, como pueden comprobar en el siguiente corte.

Con el paso de las temporadas, el reparto inicial se iba renovando casi siempre a petición de los propios actores que deseaban salir de una serie tan coral para emprender algún proyecto con mayor protagonismo personal. Su salida se introducía como un elemento dramático mas, generalmente con muerte en acto de servicio, para poder seguir trabajando sobre el duelo del personaje desaparecido en sus compañeros.

“Third Watch” era una serie que me encantó desde el principio por esa mezcla de acción y personajes humanos en la mejor tradición de las series clásicas de policías con el gran añadido de mezclar sus historias con las de los bomberos y los paramédicos , sin necesidad de inventar la sopa de ajo, como muchos se piensan que ha hecho Dick Wolf, con sus tres franquicias separadas en Chicago y sus crossovers resultantes.

Pues bien, “Third Watch” lo hacía en una sola serie hace veinticinco años y mucho mejor debo añadir, por lo que siempre es mejor acudir a los orígenes que ver unos clones inspirados claramente en estas historias de las calles de Nueva York.

El principal problema de “Turno de Guardia”, era la dificultad de poder verla en nuestro país, gracias a las inmensas trabas y dificultades que ponía Telecinco al emitirla, cambiándola continuamente de día y hora de emisión, dejando de emitir varias temporadas, por lo que tengo que reconocer que a partir de la 3T le perdí la pista completamente, mas que nada porque no sabía cuando la hacían.

Años mas tarde la volví a encontrar en Calle 13 por las plataformas de pago me volví a enganchar a pesar del  tiempo que había pasado, pero la salida de personajes importantes hizo que poco a poco perdiera mi interés, a pesar de que seguía manteniendo sus esencias, pero no es lo mismo que cuando la veía a ritmo USA como en sus inicios, aunque los episodios finales no me los perdí por nada del mundo.

Los actores:
Recuerdo pocos repartos tan conjuntados y con tanto actor de calidad, como el inicial de “Third Watch”, donde absolutamente todos los actores han seguido trabajando con mucha regularidad y en papeles interesantes hasta nuestros días, por lo que es de esas series que el director de casting se merece un reconocimiento y de los grandes al reunir a este grupo de actores muy poco conocidos en el momento de entrar en la serie.

Sin ser los protagonistas, el centro de gravedad de la serie lo formaban Molly Price y Jason Wiles, como los oficiales Yokas y Bosco, una madre de familia trabajadora y una persona impulsiva, que se complementaban a la perfección tanto en su trabajo como en su relación personal, con ciertos toques materno-filiales muy bien interpretados por ambos actores.

Jason Wiles había empezado a destacar en las postreras temporadas de “Sensación de Vivir”, pero este papel ha sido el que le ha dado mayor popularidad, yendo un poco a la baja desde entonces, aunque últimamente lo hemos visto como el sheriff de  la 1T “Scream”. Molly Price siempre ha sido una eficaz secundaria toda su carrera que despegó con este papel, tras el cual se estableció como una solida estrella invitada en muchas series de prestigio, como su próximo papel en “Feud”.

A un nivel parecido pero durante menos temporadas fueron los personajes que interpretaban Eddie Cibrian y Kim Raver, como el bombero Jimmy Doherty y la paramédica Kim Zambrano , que distraían a todos los espectadores con su historia de amor a fuego lento hasta la quinta temporada en que ambos abandonaron la serie para buscar mejores papeles en otras series tras utilizar “Third Watch” como rampa de lanzamiento

En el caso de Kim Raver dejó la serie para irse a “24”, que ha ido enlazando con series como “The Nine” o “Lipstick Jungle” lejos de ese fulgor inicial, pero su paso por “Anatomía de Grey” la volvió a poner en el candelero .

Cibrian empezó su carrera como apetecible macho latino en culebrones matinales o en series como “Baywatch Nights” o “Sunset Nights”. Este bombero le permitió subir de nivel en el escalafón, que aprovechó posteriormente para protagonizar series como “Invasion”, “Tilt” , “Vanished” o “The Playboy Club” que duraban menos que un caramelo a la puerta de un colegio, ademas de un papel mas largo al final de “C.S.I Miami”, en la actualidad lo podemos ver como fijo en “Rosewood”.

Michael Beach fue otra de las grandes revelaciones como el paramédico “Doc” Parker, que era la brújula moral del grupo, cuando se encontraban con algún dilema ético de difícil solución, eligiendo siempre la solución mas correcta, lo que convirtió a Beach en uno de los actores mas populares del reparto. Su primer papel importante televisivo fue como recurrente en “Urgencias”, por lo que a nadie le extrañó cuando Wells le llamó para su nueva serie.

Tras la serie, Beach se ha hecho un rostro muy frecuente en muchas series, con papeles de cierta intensidad y complejidad como el que ha tenido en la 3T de “The 100” o “Secret and Lies” recientemente.

La segunda pareja de policías de la serie seguía el esquema clásico de tener a Sully un veterano resabiado y de vuelta de todo, interpretado por el gran Skipp Sudduth y al novato de turno Ty,  estirado y apegado a los reglamentos que aprende el oficio de su mentor a fuerza de ensayo y error, interpretado por Coby Bell, con una gran química en pantalla para ambos.

Sudduth es un actor que se hizo imprescindible en la serie a pesar de empezar como uno de los mas desdibujados, pero su gran humanidad y forma realista de ver las cosas, lo convirtió en el favorito de mucha gente, teniendo el gran honor de ser el protagonista de la escena final de la serie. A pesar de empezar a actuar a los treinta años, Sudduth siempre ha sido una eficaz secundario hasta la actualidad, que compagina con la dirección de episodios de series como “The Good Wife”.

Bell debutó en una corta serie llamada “L.A.Doctors” tras la cual se incorporó como el novato inexperto que va evolucionando y mucho durante las seis temporadas, aunque su personaje fuera el que menos me gustara del reparto inicial. Luego ha seguido trabajando en series como “The Game” o “Ultimo Aviso” a un buen nivel.

Por último tenemos a la segunda pareja inicial de paramédicos de la serie formada por Bobby Cannavale, como Bobby Caffey y Anthony Ruivivar como Carlos Nieto, que eran el primer equipo de respuesta rápida a pesar de los peligros de llegar a zonas de conflicto antes que la policía

Cannavale empezó su carrera como un actor plenamente intuitivo sin ninguna formación, en el drama “Trinity” que unió a los dos creadores de la serie, que no dudaron en contratarlo para su nueva serie, los problemas vinieron cuando Cannavale pidió salir de la serie, al no estar contento con la evolución de su personaje y se convirtió en el primero de salir del reparto inicial en la 2T.

Su carrera posterior ha sido muy interesante, siendo de los pocos actores que ha conseguido un Emmy por un papel en comedia ( Will & Grace) y otro por el de drama, por su increible Gyp Rosetti en Boardwalk Empire. Este año tenía que ser el suyo gracias a su protagonista en Vinyl, pero las cosas no salieron como estaba pensado,

El hawaiano de ascendencia filipina Anthony Ruivivar es un rostro muy habitual en muchas series, que empezó en esta serie como un novato engreído para ir espabilando y acabar casado en la serie con una compañera paramédica, interpretada por Yvonne Jung que curiosamente se convirtió en su mujer en la vida real, poco después de acabar la serie. No ha parado de trabajar en series como “Traveler”o “Banshee” en papeles recurrentes, y ahora lo podemos ver como el nuevo sheriff de la 2T de “Scream”.

El final :
La serie tuvo un recorrido sin altibajos y con unas audiencias muy constantes durante las seis primeras temporadas que duró, a pesar de los cambios de personal, como pueden comprobar en la cabecera de la 6T, con solo cinco actores del reparto original.

Por esta razón sorprendió a todo el mundo cuando en la primavera de 1995 , la cadena NBC anunció la cancelación de la serie al final de la 6T, dando tiempo a los guionistas a cerrar la serie como quisieran, lo que en el caso de John Wells siempre es una garantia, porque ha finalizado todas sus series de maravilla y en este caso no iba a ser una excepción.

El episodio final es excelente y muy emotivo, con momentos dramáticos de gran heroismo hasta el final y como suele ser habitual en los finales de Wells, con guiños al primer episodio de la serie cerrando sus circulos narrativos. Les dejo con la larga escena final, donde el popular Sully explica el destino de sus compañeros en los años posteriores de una forma natural y sin estridencias, cerrando la serie a lo grande con una gran última expresión como debe ser.


Final:
“Third Watch/Turno de Guardia” sigue siendo una serie que se conserva muy bien, como he comprobado al elaborar el articulo, puesto que los uniformes envejecen mucho mejor que otros elementos y las tramas y el ritmo con que son desarrolladas siguen plenamente vigentes en la actualidad, por lo que si les gustan las series de policías de toda la vida y se les había pasado, no lo duden y disfruten de una joya olvidada en nuestros días.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino

Ver Post >
THE OA: Ornitorrincos Arcangelicales
img
Lorenzo Mejino | 18-01-2017 | 7:01| 3

Un amigo arquitecto suizo bastante conocido me comentaba que antes de la crisis tenía una estrategia para determinados concursos públicos que era proponer algo enrevesado y difícil de entender a simple vista para llamar la atención del político de turno deseoso de dejar su huella en el urbanismo de su zona de influencia, que quedaba abducido ante unas formas y una estructura diferentes a las habituales y de las que no entendía casi nada.

Si llevamos esta estrategia  al terreno audiovisual, la recientemente emitida “The OA” es el mejor ejemplo de esta forma de trabajar, proponer algo confuso, enrevesado e ininteligible, para llamar la atención de aquellas  personas que se obsesionan de forma directamente proporcional a lo incomprensible de la propuesta, intrigándolos e invitándolos a elaborar todo tipo de teorías para intentar explicar lo que acaban de ver, para expresarlas en los foros de las redes sociales.

Es una serie muy difícil de clasificar, porque tras verla entera, mi sensación ha sido similar a esos pasatiempos en que nos daban una hoja en blanco con una serie de puntos fijos que podíamos unir como quisiéramos, con resultados diferentes para cada persona y que en mi caso mi unión se resume perfectamente en el titular críptico  del articulo, elaborado bajo los mismos términos de lógica de la serie

Ficha: The OA 8+ episodios.   Dec 2016–. Cadena: Netflix (USA)- Netflix (E)

Sinopsis:  Prairie Johnson es una joven adoptada que reaparece en su pueblo natal tras haber estado desaparecida durante siete años. Su aspecto es completamente diferente al previo a su desaparición, sobre todo porque ha recobrado la vista que había perdido de pequeña, ademas de tener unas extrañas cicatrices en su espalda y dice llamarse “La Oa”.

Su inesperada vuelta provoca todo tipo de preguntas y de dificultades para volver a integrarse en su entorno familiar y a su nueva condición de vidente, pero sobre todo por reunir un grupo de cinco personas dispares y completamente diferentes, a los que quiere explicar su odisea en una casa abandonada, con un objetivo desconocido para todos.

El inicio: Brit Marling y Zaj Batmanglij son una actriz y un director  de las esferas de cine “indie” que han colaborado muy estrechamente desde sus tiempos de estudiantes en la Universidad de Georgetown, junto con Mike Cahill ( I Origins), la tercera pata de ese trío creativo que se repartieron las tareas de escritura y dirección de diversas películas independientes a principios de esta década.

La idea del proyecto nació del encuentro de Brit Marling con una persona en una fiesta que decía haber tenido una experiencia rayando la muerte para resucitar en el último momento. Con esta idea inicial, ella y Batmanglij empezaron a diseñar la historia centrada en la recuperación de una persona que ha sufrido un enorme trauma y regresa de un suceso como la casi muerte y como le afecta a ella y a todo su entorno

Tras tres años de desarrollo entre otros proyectos empezaron su peregrinación por diferentes productoras, que rechazaban de forma directa su propuesta, hasta que finalmente su visión convenció a las productoras de Brad Pitt, Plan B (12 Years a Slave, Selma) y a la de Michael Sugar, Anonimous Content ( True Detective, Mr Robot, The Knick, Quarry).

Con el apoyo de estos pesos pesados de la industria, se inició una verdadera guerra para hacerse con los derechos, llevándose el gato al agua Netflix, que estaba encantado con el tono tan serielizado de la propuesta, ideal para tener enganchados a sus suscriptores durante varias horas.

A partir del momento de la aprobación de la serie, la estrategia de Netflix fue completamente diferente al resto de sus series, manteniendo un silencio absoluto sobre el rodaje, sin inundarnos con notas de prensa anunciándonos la contratación de actores para papeles de dos frases o similares.

Por eso la sorpresa surgió cuando a principios de Diciembre anunció de repente el estreno de la serie dentro de una semana con un trailer tan enigmático como el siguiente.

Su recepción es la que en términos taurinos se denomina división de opiniones, obligando a muchos críticos a rehacer sus listas de lo mejor y lo peor del año, dependiendo de lo que les hubiera parecido, aunque con cierta tendencia hacia lo negativo.

La trama: “The OA” tiene una estructura desarrollada en dos planos temporales principales, el actual que se desarrolla desde el momento de su reaparición en el pueblo y sus acciones posteriores y el del pasado en el que explica su odisea personal a sus cinco personas elegidas desde su mas tierna infancia hasta su vuelta al mundo real, como si fuera una historia frente a la hoguera.

La trama está compuesta de diversos elementos principales que por separado no es que sean muy originales, empezando por el tema de las experiencias cercanas a la muerte, tratado en películas como “Flatliners” o mas recientemente en series como “Proof” de Jennifer Beals.

Series de hace muy poco como “Thirteen” o “The Family” han tratado la vuelta de un ser querido tras años de desaparición y los elementos mas fantásticos son claramente deudores de la atmósfera de “Expediente X”, junto con las charlas nocturnas inspiradas en “GooseBumps”.

Lo que nadie había hecho hasta el momento era mezclar todos esos temas en forma de aluvión, con el único toque original de incluir como parte básica de la trama, una serie de movimientos espasmódicos extraídos de una clase de Body Balance de un gimnasio pijo

En este caso al ser una serie tan corta, prefiero no darles muchos mas detalles de lo que sucede mas allá de estas generalidades, para que puedan verla y sorprenderse o indignarse con las cosas que van saliendo en la pantalla, aunque si les puedo avanzar que su nivel de pretendida transgresión les lleva a colocar los títulos de crédito iniciales a diez minutos del final, del larguísimo episodio piloto.

Tengo que reconocer que al principio la serie me tenía intrigado para saber en que dirección querían avanzar la trama que está bastante bien planteada en su primera media hora, cuando empieza a fichar a las personas que busca integrar en su grupo tan especial, como pueden ver en esta conversación de Prairie con una profesora de la escuela.

Pero en cuanto empezaron las explicaciones exhaustivas en la casa abandonada y a conocer la historia previa de Prairie, el ritmo aletargado y los escasos estímulos que me llegaban de la pantalla, consiguieron que mi interés se fuera desvaneciendo a pasos agigantados, al atascarse hasta el final del quinto episodio que es cuando por fin pasa algo medianamente interesante.

Siempre me han gustado mucho las series de misterios y conspiraciones, pero no tanto para elaborar mis propias teorías sobre lo que va a pasar, sino para dejarme llevar y sorprender por las decisiones de guionistas y creadores sean las que sean.

Por ello “The OA”, sin considerarla un desastre, me ha decepcionado bastante, al considerar que el principal entretenimiento es hacer elucubrar al espectador para que se invente mil y una teorías sobre lo que está viendo a un ritmo cansino, tirando la piedra y escondiendo la mano y siendo lo mas ambiguo posible para alimentar todas las posibilidades habidas y por haber.

Esa falta de valentía al afrontar una historia con muchas posibilidades es precisamente el efecto contrario al que busco en una serie de estas características, con un episodio final que es básicamente un compendio de todos los problemas que presenta la serie, intentando asegurarse una 2T, para seguir mareando la perdiz .

Los actores: Brit Marling es una de las últimas en la larga lista de musas del cine independiente, tanto a nivel de escritura como de actriz, siendo una de las regulares en el palmares del festival de Sundance, estos últimos años, pero no he podido ver ninguna de sus películas. En cambio me convenció bastante en su estreno televisivo como protagonista en la serie “Babylon”, un policíaco muy original creado por otro peso pesado cinematográfico Danny Boyle.

Aquí me ha gustado bastante menos que en Babylon, donde mostraba un rango de emociones infinitamente superior a su OA, con una cara continua de cervatillo desvalido con una supuesta gran intensidad emocional, que no me transmitía nada mas que indiferencia.

Jason Isaacs es un gran actor como ha demostrado en numerosas ocasiones desde su gran “Case Stories” en su Inglaterra natal hasta su aparición en series malditas como “Awake” o “Broterhood”, pero que considero que ha estado muy desaprovechado en el papel del villano de la serie.

Verlo delante de unas pantallas o haciendo experimentos en solitario era una perdida de tiempo, en cuanto lo comparábamos con las partes que interactuaba con Brit Marling, que era lo mejor de la serie y su evolución como personaje es para correr un tupido velo y ser piadoso con lo que le ha tocado en suerte.

Poner a dos actores veteranos y solventes como Scott Wilson y Alice Krige como padres adoptivos de Prairie, por lo menos me aseguraba un cierto solaz al ver a dos profesionales como la copa de un pino, defender sus propias contradicciones internas frente al trauma que ha sufrido su hija.

Wilson tiene una larguísima carrera como secundario, aunque a la mayoría solo les suena por el Herschel de “The Walking Dead”, papel que le ha hecho mas popular que el resto de su carrera junta. La sudafricana Krige es conocida principalmente por su papel recurrente de la reina Borg, en la franquicia de Star Trek, pero ha aparecido en innumerables películas y series, siempre en papeles secundarios, como recientemente en Tyrant.

No voy a realizar ningún comentario sobre los jóvenes actores secundarios que aparecen en la serie, muchos de ellos en su primer papel en las pantallas, excepto mencionar que no ha habido ninguno que me haya hecho buscar su nombre, prueba inequívoca de mi falta de interés en su trabajo, como sucede con el olvidable papel de Paz Vega, muy reducido, que por lo menos ha aprovechado para pegarse un viajecito a Cuba.

Final : Como suelo indicar en estos casos, si la premisa les resulta atrayente y disfrutan con las series de tramas complejas y aparantemente complicadas de resolver,  no lo duden y hagan la prueba de ver el piloto, van a ver muy rápido si va con ustedes o no.

En caso positivo van a poder obsesionarse de lo lindo y luego compartir sus inquietudes y teorías en el gran numero de foros que discuten hasta el mas nimio detalle de lo que han visto  y me consta y admiro  que para muchas personas  sea un importante aliciente para disfrutar una serie, pero desgraciadamente no es mi caso.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
99,9% Criminal Lawyer ( Japón).Un “Boston Legal” a la nipona
img
Lorenzo Mejino | 16-01-2017 | 7:00| 3

La ingente producción de series asiáticas que se estrenan cada año, no tiene nada que envidiar a la enorme producción norteamericana que está presente en todas las conversaciones. Por nuestra parte sin pretender ser especialistas en la ficción de esa parte del mundo, si que nos gusta picotear de vez en cuando para presentarles algunas de las series que nos parecen mas interesantes a partir de las informaciones. que extraemos de blogs y webs especializadas en esa región entre las que destaca en castellano bibimbapdramas, que les recomiendo seguir si desean profundizar en esa región.

Hoy vamos a analizar  la serie japonesa “99,9 % Criminal Lawyer” que apareció en nuestra selección de series mundiales. Es un excelente ejemplo de los productos que triunfan en la televisión comercial japonesa, con un ídolo de masas, Jun Matsumoto, como protagonista, acompañado de un excelente secundario y con una historia que mezcla sorprendentemente con bastante buen tino, la parte mas dramática con gags de humor amarillo, de ahí ese titular tan descriptivo, sobre el producto que les vamos a analizar a continuación.

Ficha: 99,9 % Criminal Lawyer (99.9%-Keiji Senmon Bengoshi ) ( Japón) 10 episodios Abr 2016 – Jun 2016 . Idioma: Japonés subtitulada en ingles . Cadena: TBS ( Japon)

La trama : Hiroto Mayuma es un joven abogado penalista con unos métodos bastantes excéntricos y poco convencionales que está convencido que puede entrar en el 0,01% de absoluciones que se dan en el rodillo legal japones que casi siempre condena al acusado por las apabullantes pruebas de la acusación, aunque como defensor no gane apenas dinero en su cruzada personal.

Su suerte cambia cuando es fichado por uno de los principales bufetes de Tokio, para ser la mano derecha del director del nuevo departamento penal que ha creado el bufete. Los problemas empiezan cuando su nuevo director no soporta sus métodos y su insolencia, en las antípodas de los valores habituales de la sociedad japonesa, pero cuando ve su efectividad empieza a cambiar de opinión y a hacerle de mentor en sus casos, como pueden ver en el trailer.

Una de las sensaciones japonesas de 2016 ha sido esta serie de abogados muy entretenida y con grandes toques de humor que ha arrasado en las audiencias de ese país este año 2016, con una mezcla irresistible de abogado joven y políticamente incorrecto con un director viejo y gruñón que proporcionan un choque de culturas y generacional en un marco legal de alto calibre.

Poner como protagonista a Jun Matsumoto, un cantante que es un verdadero ídolo de masas en Japón, por su pertenencia al hiperpopular grupo musical Arashi, y que compagina con una interesante carrera como actor, tiene la gran ventaja de atraer a todas sus legiones de fans sobre cualquier cosa que haga.

Solo hay que rodearlo con un gran actor como Teruyuki Kagawa ( Hanzawa Naoki, Mozu), para que sostenga el entramado y haga de mentor y personaje serio frente a las continuas caras y mohines que hace Matsumoto tanto en el bufete como en el juicio, para regocijo de sus clubs de seguidoras.

El triángulo lo completan con una joven y ambiciosa abogada, interpretada por la ex-modelo Nana Eikura a la que de forma muy hábil no implican en una posible relación romántica con el personaje de Jun Matsumoto, para evitar el enfado el rechazo de sus fans.

El elenco lo completan el resto de trabajadores del departamento de penal del bufete que se encargan del humor histriónico y exagerado que tanto gusta por contraste al reservado y controlado pueblo japones, pero que a nosotros nos puede chirriar bastante por la facilidad que tienen de caer en el ridículo.

La serie trata de casos semanales,con algún pequeño hilo de continuidad sobre el pasado del padre del abogado Mayuma, pero en general tienen una elevada dote de misterio para conocer como van a salvar al acusado de turno que suelen resolver en el mejor estilo Perry Mason o Hercules Poirot, durante el juicio, sacándose una gran sorpresa de la manga, para desespero del fiscal de turno, para el que perder un caso dentro del 0,01% es la mayor humillación profesional que puede tener.

Esa mezcla tan extraña de serie legal y comedia desmadrada puede echar para atrás a muchas personas que no le gustan este tipo de productos híbridos, pero en mi caso a pesar de empezarla con ciertas reticencias, me convencieron bastante desde el principio, en especial con las estrámboticas reconstrucciones de los hechos que hacían y con los grandes finales de cada capitulo, que me compensaban los partes más exageradas en comicidad.

Ademas nos permite conocer el sistema penal japones, bastante peculiar y mucho mas ceremonioso al que estamos habituados a ver. Por último les dejo con una selección de imágenes con la omnipresente música pegadiza que suena durante los escasos diez episodios que dura  toda la serie

Epilogo : 99,9 % Criminal Lawyer es una serie interesante para conocer los gustos del público japones, mas allá de las comedias románticas que dominan las audiencias, pero sin llegar a la calidad de sus series más negras, si son curiosos y desean un producto ligero, en ese tono es de lo mejorcito que he visto este año por la tierra del sol naciente.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor