Diario Vasco
img
Jeremiah: Sobrevivir a un apocalipsis generacional y paliar el mono de Sense8
img
Lorenzo Mejino | 08-06-2017 | 11:14| 0

La reciente cancelación de “Sense 8” ha puesto en pie de guerra a su belicoso pero reducido núcleo de seguidores que lloran desconsolados la despedida tan abrupta de su serie preferida. Por estas razones hemos creído interesante para paliar el daño, dedicar nuestro espacio del viernes a una serie bastante desconocida, creada por uno de los creadores de la serie J. Michael Straczynski ( Babylon 5) centrada plenamente en el género post-apocalíptico.

“Jeremiah” es una serie con bastantes puntos de interés, empezando por su pareja protagonista bastante popular, pero que tuvo enormes problemas entre su creador y la productora propietaria de los derechos, que desembocaron en una auténtica batalla campal entre ambos, con la abrupta cancelación de la serie como daño colateral como les vamos a explicar a continuación.

Ficha: Jeremiah 35 episodios   Mar 2002 – Sep 2004  Cadena: Showtime (USA) – AXN (E)

Sinopsis:  El año 2006 una plaga desconocida ha aniquilado casi toda la población terrestre por encima de los trece años. Quince años después dos jóvenes Jeremiah y Kurdy se encuentran y unen sus fuerzas para intentar con otros supervivientes reconstruir su civilización y en el caso de Jeremiah intentar dar con su padre que podría estar vivo en el denominado sector Valhalla, un posible refugio para escapar del virus mortal.

El inicio: John Michael Straczynski (JMS) era un guionista enamorado de los cómics y que había trabajado en programas televisivos de todo tipo desde obras de ciencia ficción como ‘Captain Power and the Soldiers of the Future’, hasta series mas convencionales como ‘Jake y el Gordo’ o el clásico ‘Se ha escrito un crimen’, donde estuvo dos años, escribiendo siete guiones de la misma.

En paralelo a estos últimos trabajos alimenticios, en 1992 empezó a desarrollar la idea de la serie que le venía rondando desde hace varios años y basándose en su experiencia de series del mismo tipo con constantes problemas presupuestarios, decidió plantearla desde el principio como una saga a desarrollar en cinco años, con toda la trama perfectamente definida desde un principio. Otra decisión importante fue ubicar la serie en un espacio fijo, la estación Babylon 5, en lugar de viajar a mundos nuevos cada semana, evitando el consiguiente incremento en decorados y optimizar el presupuesto al máximo.

La serie se convirtió en un fenomeno de culto en el naciente Internet de la época y catapultó a su creador a una gran popularidad entre todos los amantes de la ciencia-ficción.

Tras finalizar la serie firmó un lucrativo contrato con Marvel , dirigiendo la serie Spiderman, pero no pudo resistir volver a la televisión cuando su amigo Scott Michael Rosenberg , el director de la productora Platinum, especializada en adaptar cómics a la televisión, había comprado los derechos de un conocido cómic belga “Jeremiah” y le ofreció ser el creador de la serie.

El cómic belga creado por Herman Huppen sirvió mas de inspiración que como base para la serie, ya que JMS solo respetó la pareja protagonista y el escenario post-apocalíptico, para hacer todo un desarrollo diferente al de la novela gráfica, con un arco previsto de cinco años, como hizo en su obra maestra “Babylon 5”

La serie fue comprada bastante rápidamente por Showtime, en su fase inicial de expansión en la que compraba todo lo que se le ponía a tiro, por lo que no perdían nada probando en la ciencia-ficción . “Jeremiah” se estrenó con bastante expectación y buenas críticas el mes de Marzo de 2002, con la siguiente cabecera donde explicaban detalladamente la premisa inicial

Tras la serie JMS ha escrito guiones para películas como “Thor” , “Guerra Mundial Z” o ‘El Intercambio’ dirigida por Clint Eastwood, hasta crear la serie de ciencia-ficción ‘Sense8’ conjuntamente con las hermanas Wachowski (Matrix), de la que hablaremos próximamente en nuestro apartado de series actuales.

La trama: “Jeremiah” ha sido planteada desde el principio como un especie de “road-movie” post-apocalíptica con los dos protagonistas viajando por un mundo desolado en un jeep militar, con el objetivo final de encontrar el refugio donde se encuentra el padre de Jeremiah, que puede tener la clave de la catástrofe sucedida quince años antes.

El episodio piloto marca el encuentro y el inicio de la colaboración entre los dos protagonistas Jeremiah y Kurdy, Jeremiah es el típico héroe con pasado trágico con una misión a la que supedita todos sus actos y acciones, mientras que Kurdy es un personaje mucho mas cínico, pero que acaba haciendo la misión de su compañero como suya propia

Pronto contactan con una colonia denominada “Thunder Mountain” que quiere ser un núcleo inicial para unir los diferentes grupúsculos independientes para crear una federación y volver a crear una nación fuerte y poderosa, por lo que ambos aceptan trabajar como exploradores para ellos, para viajar y contactar con esos grupos y sondear su interés para unirse a la causa común y de paso encontrar pistas para localizar el sector Valhalla, donde puede estar su padre. En el caso de Kurdy la relación es más de mercenario, como deja patente en el vídeo siguiente:

La serie tiene dos tipos de episodios, los individuales en los que nuestra pareja en su exploración continua, llega a alguna comunidad nueva donde se van a enfrentar a un peligro o una amenaza desconocida, que deberán resolver para poder seguir con su camino.

Estas historias independientes se alternan casi al cincuenta por ciento en la 1T, con las tramas de continuidad que  se desarrollan en el interior de “Thunder Mountain” interaccionando con sus jefes y discutiendo sobre las diferentes estrategias a seguir a partir de sus experiencias en el mundo exterior, como pueden ver en el siguiente vídeo

En sus excursiones se encuentran a todo tipo de personajes, pero lógicamente los productores intentan llamar la atención del público con elecciones de casting llamativas, como en este vídeo, donde pueden ver reunidos de nuevo al protagonista de la serie Luke Perry, con su viejo colega de “Sensación de Vivir” Jason Priestley, en un claro guiño a los fans de la serie juvenil, unos cuantos años mas tarde.

La serie va creando su propia mitología centrada en la sempiterna lucha del bien contra el mal, que se traduce en un enfrentamiento “Thunder Mountain” vs Sector Valhalla, con tramas de traición y espionaje entre ambos bandos con nuestros protagonistas entre medio de las escaramuzas.

Como en todas las series creadas por JMS, la trama avanza a buen ritmo, que en este caso se plasmaron en importantes cambios en la 2T, con la aparición de un misterioso personaje que se hace llamar Mr Smith, y que dice ser un enviado de Dios, dichos cambios se reflejan claramente en la nueva cabecera de la serie para esa 2T.

En esta 2T aparecen nuevos enemigos, que como manda la tradición son mas importantes y mayores que el sector Valhalla, pero ahora cuentan con la inestimable ayuda del inefable Sr Smith siempre imperturbable en todo tipo de situaciones como la del vídeo

“Jeremiah” es una serie que me gustó bastante en el momento de su pase por AXN en nuestro país, ya que sin ser ninguna maravilla y con unas evidentes estrecheces presupuestarias, el toque Straczynski sigue presente y consiguió atraparme con su visión post-apocalíptica, con una trama bastante compleja y con muchos detalles en apariencia nimios, pero que aparecen como importantes en los siguientes episodios.

El plantar pistas sutiles por parte de JMS es una de sus principales señas de identidad y en este caso obligaba a prestar atención a los viajes de la pareja protagonista para adivinar lo que podía pasar posteriormente, en esa especie de pacto que JMS estableció con sus fans en “Babylon 5” y que mantuvo vivo en este caso, aunque con las dificultades que veremos mas adelante.

Siempre he tenido la duda de la gran mejoría que habría tenido “Jeremiah” con otros actores como  protagonistas, en especial en el caso de Luke Perry, aunque su compañero de fatigas Malcolm Jamaal-Warner, tampoco estaba mucho mejor, pero me parecía que no estaban a la altura del material que les daban los guionistas, con la consiguiente perdida de nivel de la serie.

En resumen “Jeremiah” es una de esas series mucho mejor escrita que interpretada, al tener que tragar JMS ruedas de molino con el casting elegido por Showtime, pero eso no es óbice que sea una interesante serie de ciencia-ficción por encima de la media y que siempre me ha parecido que pasó demasiado desapercibida en su momento

Los actores:

Luke Perry fue un auténtico ídolo de las adolescentes de medio mundo en la década de los noventa, copando todas las portadas de las carpetas forradas  con su Dylan de “Sensación de Vivir”, a las que dejó desoladas cuando decidió abandonar la serie en la 5T, aunque acabó volviendo a la misma por razones financieras tres años más tarde. Su carrera posterior ha consistido en intentar sacudirse la losa de su personaje juvenil, con papeles en series de prestigio de la HBO como “Oz” o “John from Cincinatti”, entre las cuales se enclava este papel protagonista como Jeremiah.

Luke Perry es un actor bastante limitado, que funciona bien como malote atormentado, pero no tiene mucho mas registro cuando le sacan de ahí, en “Jeremiah” por desgracia se requería un poco más de ductilidad en determinadas ocasiones que Perry no tenía la capacidad de ofrecer, a pesar de que se esforzaba bastante. Ahora sigue más o menos haciendo su papel de siempre en series como “Riverdale”.

Un caso muy parecido es el de su compañero de fatigas Kurdy que interpretaba Malcolm Jamaal-Warner, que será para siempre Theo, el hijo mayor en el show de Bill Cosby, al que interpretó durante los ocho años de su adolescencia. No tuvo demasiados problemas para seguir trabajando al convertirse en adulto, al protagonizar otra “black comedy”,  “Malcolm and Eddie” durante cuatro años, pero en un tono parecido.

Kurdy fue su primer intento serio para pasar al campo dramático y que la gente le viera como algo más que un cómico, pero el intento le salió a medias, porque era más creíble como alivio cómico de la serie, que cuando debía ser más serio y dramático, al estar mucho más forzado. Más adelante ha seguido insistiendo en su carrera dramática, pero no ha pasado de ser un secundario aseado en series como “Major Crimes” o “Suits”, con mucho trabajo regular, que no hace olvidar su primer y más importante papel

La carrera de Sean Astin es mucho mas curiosa, ya que su cara es inmensamente conocida al aparecer con papeles importantes en películas tan populares como “Los Goonies” o la saga de “El señor de los anillos”, pero que nunca me ha dado la sensación de poder capitalizarla con dudosas elecciones posteriores, entre la que podemos encuadrar su misterioso Mr Smith, con el que se incorporó a la serie en su 2T, al que tampoco la daba mucha profundidad mas allá del enigma inicial

Su carrera posterior ha sido irregular con papeles de una temporada en “ 24” o el inicio de “The Strain”, donde ni acabó la 1T, ganándose mejor la vida como narrador y haciendo voces en animación, lo que no deja de ser una lastima, para los que admiramos su gran trabajo en esas películas que vemos hasta la extenuación, aunque a lo mejor su estrella cambia al haber sido elegido para la 2T de “Stranger Things”.

Por último y como homenaje a toda la pléyade de actores secundarios canadienses que encontraron trabajo en esta producción rodada en Vancouver, vamos a nombrar a Peter Stebbings, un habitual en todo lo que se ruede en Canadá, que en esta ocasión daba vida al líder del grupo resistente de la “Thunder Mountain” y principal aliado de nuestros protagonistas, Markus Alexander.

Su carrera alterna protagonistas en series canadienses como “Madison” o “Traders” con secundarios en las estadounidenses que se ruedan en Vancouver, por lo que se ha podido pagar la hipoteca de su casa, pero sin ser casi reconocido por la calle.

El final:
Los problemas para la serie llegaron al final de la 1T, cuando la serie había sido renovada y en proceso de finalizar la producción de la 2T , debido a un cambio en la dirección de la cadena Showtime, que tuvo como primera consecuencia un cambio en su estrategia de marca, con la ciencia-ficción como primera damnificada del tema.

De hecho Showtime anunció extraoficialmente la cancelación de la serie, antes de emitir la 2T, anunciando ademas que solo iban a emitir los siete primeros episodios de los quince previstos, cortando de raíz todo el plan quinquenal que tenía JMS con la serie.

Los problemas no acabaron ahí, puesto que las presiones de la cadena para cambiar elementos de la serie en esta 2T y hacerla más asequible, en especial en lo referente a la belleza de los actores y actrices para atraer al público adolescente, enfurecieron de tal manera a su creador, que llegó a firmar con seudónimo algunos guiones como protesta por los cambios que le obligaron a hacer para emitir la 2T.

El caos fue absoluto con Showtime quemando los capítulos restantes por emitir diez meses después, en medio de una guerra absoluta con su creador JMS y la productora MGM que se alió claramente con Showtime, dejando al creador literalmente con el culo al aire.

La serie cerró en parte sus historias al final de la 2T, con un doble capitulo final, pero JMS acabó tan quemado, que no volvió a trabajar en televisión durante los siguiente cinco años, ademas de jurar no volver a trabajar en su vida con MGM y Showtime, promesa que sigue cumpliendo a rajatabla.

Epílogo:

“Jeremiah” puede ser una serie interesante para sobrellevar el duelo que ha causado la cancelación de “Sense 8”, en ciertos sectores de la audiencia. No llega a ese nivel, ni mucho menos  pero el sello de su creador se puede ver en muchos de sus elementos en cantidad suficiente para paliar un poquito esa perdida para algunos irreparable.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Designated Survivor: Superviviente nombrado presidente de forma urgente a causa de accidente.
img
Lorenzo Mejino | 06-06-2017 | 23:10| 2

El principal problema que tienen casi todas las series en el momento de su estreno, es encontrar su tono ideal y su voz,  entre tanta oferta televisiva como disponemos. Para ello es importante llamar la atención para conseguir buenas audiencias desde el episodio piloto, con una premisa interesante e intrigante, pero que luego debe ser desarrollada y ajustada hasta encontrar su tono más o menos definitivo.

No encuentro mejor ejemplo dentro de las nuevas series de la temporada 2016-2017 para ilustrar esas dificultades, que “Designated Survivor” una serie con una premisa bastante delirante pero atractiva, pero que luego intenta ser demasiadas series conocidas en una, sin conseguir trazar una hoja de ruta de lo que quiere ser, en parte por el turbulento proceso de producción que ha tenido en su 1T.

A pesar de estos inconvenientes, “Designated Survivor” tiene suficientes alicientes, empezando por su protagonista Kiefer Sutherland, para seguir dándole un voto de confianza, a partir de los momentos brillantes que ha tenido en su 1T, como les vamos a analizar en nuestra entrada de series actuales de cada miércoles.

Ficha: Designated Survivor 21+ episodios.   Sep 2016- Cadena: ABC (USA)- Netflix (E)

Sinopsis:  Durante el discurso del Estado de la Nación que cada año el Presidente de los EEUU ofrece a las dos cámaras de forma conjunta en el Capitolio, un atentado terrorista destruye el edificio, matando a más de mil personas entre ellos casi todos los congresistas, senadores, jueces del tribunal supremo y personal clave de la administración.

El vacío de poder es resuelto de forma inmediata, recayendo la presidencia en una figura denominada el “sucesor designado” que es un personaje del gobierno que es dejado al margen de dicho gran evento, para asegurar la continuidad en caso de una catástrofe como la sucedida.

En esta ocasión el sucesor designado y el primero en la linea sucesoria, es Tom Kirkman, un independiente que era el Ministro de Vivienda y Desarrollo Urbano del gobierno que ha sido aniquilado en el atentado, que se convierte en el nuevo presidente ante su total estupefacción y la sorpresa de todo el mundo.

La serie desarrolla los primeros días de su presidencia donde debe sacar al país del vacío de poder que tiene y volver a la normalidad, a la vez que conocer y revelar los autores del atentado que ha descabezado por completo al país mas poderoso del mundo

El inicio: David Guggenheim es el más pequeño de una saga de hermanos guionistas ( su hermano Marc es el creador de Arrow, Eric está en Hawaii 5-0), que empezó a ejercer de periodista en el US Weekly durante casi una década , mientras que en paralelo iba escribiendo guiones con la esperanza de seguir los pasos de sus hermanos mayores.

A diferencia de ellos, dirigió sus pasos hacia el cine, donde consiguió un gran éxito de taquilla con su primer guión filmado,  “El Invitado” con Denzel Washington, al que siguió poco después “Contrarreloj”, lo que le puso en la lista de guionistas mas codiciados de Hollywood.

Guggenheim fue contactado de forma directa por la cadena ABC, para ver si tenía alguna idea en el tintero para poder ser llevada en forma de serie y les comentó un proyecto cinematográfico que tenía en el cajón, sobre un desastre que obliga a aceptar la presidencia al último mono del gabinete. El concepto entusiasmó a la ABC, que le encargó la escritura del piloto para ver como iba a desarrollar la idea.

Con el piloto escrito, no tardaron mucho en convencer a Kiefer Sutherland para que hiciera el papel protagonista, ademas de ejercer de productor ejecutivo, lo que le valió el encargo directo a serie, sin necesidad de rodar el piloto.

En ese momento empezaron los problemas de producción, puesto que la inexperiencia de Guggenheim en el medio televisivo, obligaba a poner un showrunner para encargarse de los aspectos logísticos, la primera elegida era alguien tan dudoso como Amy B. Harris ( The Carrie Diaries, Wicked City) que fue sustituida antes de rodarse el piloto por el veterano Jon Harmon Feldman (Dawson Crece, No Ordinary Family) que puso en marcha la complicada maquinaria de esta serie.

La complicación era causada por la gran dispersión del equipo, con Guggenheim escribiendo desde Nueva York, los showrunners y la sala de guionistas en Los Ángeles y el rodaje y los actores en Toronto, lo que explica muchos de los desajustes que veremos a continuación.

El estreno fue de los mas esperados de la temporada y vino precedido por el siguiente trailer

La trama: El punto de arranque de “Designated Survivor” es espectacular con las primeras escenas que muestran el atentado con la consiguiente masacre y las reacciones inmediatas para asegurar la continuidad del régimen democrático, con la ascensión del pobre y sorprendido Tom Kirkman a la presidencia del país, como pueden ver en el vídeo del momento en que se entera de su destino inesperado.

A partir de ese punto la serie intenta hacer un complicado circo de tres pistas con tres historias principales que transcurren de forma más o menos paralela, hasta que empiezan a intersectar.

En primer lugar tenemos la trama política con un tecnócrata de bajo nivel especialista en urbanismo catapultado a la presidencia de los EEUU y que debe tomarse decisiones trascendentales sin tiempo ni para cambiar la silla del despacho oval, ayudado por un equipo voluntarioso pero muy inexperimentado a ese nivel.

En paralelo tenemos la trama criminal donde un grupo de investigadores del FBI intenta esclarecer la autoría del atentado y detener a los responsables, en circunstancias que cada vez son más complicadas y con muchas ramificaciones inesperadas.

Por último y como tercera pista del circo tenemos la trama familiar con su mujer y  sus dos hijos, que ven como también les cambia su vida en un instante, con las responsabilidades de convertirse en la primera dama y en niños sobreprotegidos, pero sobre todo por la angustia de ver a su padre y marido desbordado por las circunstancias.

La primera parte de la 1T se centra en la adaptación urgente y a base de palos del nuevo presidente, que debe demostrar una gran fortaleza frente a los enemigos internos y externos que intentan aprovecharse de la situación de debilidad del gigante USA, para sacar tajada particular del caso.

En el siguiente vídeo pueden ver un ejemplo de su primera crisis internacional donde debe plantar cara a un embajador de un país de Oriente Medio, que intenta aprovechar el caos del atentado, para desplegar sus barcos de guerra y bloquear el estrecho de Ormuz

En el ámbito interior, las cosas no funcionan mucho mejor, ya que al no haber sido elegido democráticamente, algunos gobernadores estatales ponen en duda sus credenciales para poder gobernar el país, llegando a desobedecer ordenes directas de su presidente en un conato de rebelión que es contestado de la forma tan contundente que pueden ver en el vídeo

Como a todo circo que le crecen los enanos, las dificultades para encontrar entre los supervivientes personal competente para los puestos más importantes de la administración, le lleva a cierta etapa de ensayo o error, como le sucede con el primer portavoz devorado en su primer encuentro con la prensa, lo que permite la aparición de otro héroe inesperado al dar un paso al frente cuando se le necesita.

La 1T consta de dos partes muy diferenciadas, determinadas por la larga pausa invernal que tuvo la serie y sobre todo por otro cambio de showrunner, al tener que abandonar la serie,  Jon Harmon Feldman por motivos contractuales y coger las riendas un veterano curtido en mil batallas como Jeff Melvoin ( Hill Street Blues, Northern Exposure, Alias, etc) para acabar la temporada sin mas contratiempos.

El primer tramo de la 1T se centra en las consecuencias inmediatas del atentado y en la adaptación del recién llegado a la presidencia, con continuas crisis desestabilizadoras que va salvando como puede, mientras intenta restablecer la normalidad democrática para elegir ambas cámaras legislativas y rellenar todas las vacantes sacando candidatos de debajo de las piedras.

En ese primer tramo, la trama familiar se reduce a dar soporte al patriarca y darle el mínimo de quebraderos de cabeza, mientras que la investigación criminal para descubrir a los culpables tiene una importancia similar a la trama política, para desvelar una conspiración de lo más compleja, con Hannah Wells una sabuesa del FBI como investigadora principal del caso .

En la segunda parte, tenemos mucha mas estabilidad política y se adentra en terrenos mas convencionales presidenciales, como ganar o perder votaciones ajustadas en las cámaras legislativas e iniciar una agenda política tras recuperar la normalidad, mientras que la conspiración criminal sigue revoloteando por encima de todo.

Como he comentado en el prólogo, “Designated Survivor” es una mezcla de muchas series, empezando por la propia premisa del presidente inesperado por accidente, que parece extraída de un libro de Tom Clancy y que incluso ya fue utilizada de forma similar por “Battlestar Galactica” para nombrar a su nueva presidenta.

En el desarrollo criminal a veces parece que estemos viendo trozos de “Homeland” o “24” con toques de “Nikita”, mientras que en la parte política se nota mucho la influencia de “El Ala Oeste de la Casa Blanca”, incluyendo varias escenas de “walk and talk”, con toques familiares muy en la onda de “Madame Secretary”.

El resultado no deja de ser irregular con tanta influencia a menudo contradictoria, mezclada en una coctelera y puesta en imágenes, alternando momentos brillantes casi siempre con Kiefer Sutherland en la pantalla, con otros previsibles e incluso risibles con una improvisación y poca traza para resolver tramas que hacía desmerecer todo lo que se habían esforzado para llegar a ese punto ( el final de la primera mitad se lleva la palma en este sentido).

Su ritmo trepidante quemando tramas a velocidad de vértigo, disimulaba muy bien esas carencias, por lo que me ha parecido un entretenimiento ideal para pasar un rato muy distraído, siempre y cuando dejemos el algodón en la caja y no empecemos a buscarle las costuras porque las tiene y bastantes.

La he disfrutado mas al nivel del placer culpable que como serie de gran calidad, pero es probable que a ustedes les suceda lo mismo y acaben empatizando con el pobre Tom Kirkman en su cruzada personal para salir airoso de la titánica tarea que le ha  caído  encima.

Los actores: Kiefer Sutherland es una de las mayores estrellas televisivas del siglo XXI, gracias a su inolvidable Jack Bauer en “ 24”, que lo puso en la cúspide de la fama, tras una carrera cinematográfica densa pero correcta y poca cosa más. Tras el patinazo que supuso “Touch”, nada mejor que encarnar a un presidente como Tom Kirkman para volver al primer plano.

Sutherland es el protagonista absoluto, dando la talla en todo momento y cargando la serie sobre sus espaldas, en un papel en principio antagónico a su Jack Bauer, pero con más similitudes de lo que parece, al tener que tomar demasiadas decisiones rápidas que pueden condenar o salvar vidas, sin tiempo para calibrar todas las consecuencias como hacía su impulsivo antecesor.

Natascha McElhone le da una magnifica replica, como su esposa y nueva primera dama, lo que le obliga a dejar su trabajo como abogada especializada en igualdad de genero para representar un papel que ni desea ni le gusta, pero debe aceptar por las circunstancias.

La británica McElhonne empezó a despuntar en el cine con papeles en “The Truman Show” y “Solaris”, hasta que se hizo popular como Karen la arquitecta y sufrida ex-mujer del tarambanas de David Duchovny en “Californication” que interpretó durante siete años, para pasar a hacer obras teatrales, antes de volver a este gran papel televisivo.

Una agradable sorpresa ha sido reencontrarme con Kal Penn en otro papel televisivo, tras una carrera mas que curiosa, que empezó como uno de los doctores de la segunda hornada de discípulos de “House”, papel que abandonó para aceptar un papel en la administración Obama como Director adjunto de la oficina de Relaciones y Asuntos Gubernamentales, donde conoció muchos de los entresijos políticos que no ha dudado en aportar a su papel.

Penn interpreta a Seth Wright, un escritor de discursos presidenciales, que en medio del caos acaba convirtiéndose en el Secretario de Prensa y encargado de las ruedas de prensa, como un buen ejemplo de las personas que dan un paso adelante cuando son necesarias y tengo que reconocer que se nota lo confortable que está al interpretar un papel que conoce a la perfección gracias a su experiencia política.

El nivel empieza a bajar y bastante con los encargados de dar vida a las dos personas de confianza del presidente Adan Canto e Italia Ricci, como Aaron Shore y Emily Rhodes, los dos jefes de gabinete presidenciales, con una relación extraña que empieza con una fuerte enemistad entre ambos, para ir creando bastante torpemente una tensión sexual que no le importa ni al apuntador.

El inexpresivo Adan Canto es el peor de los dos y con diferencia, siendo incapaz de hacer algo mas allá que llevar de forma impecable trajes carísimos, con un personaje que da mas tumbos por la administración en la 1T que personas dimitidas o cesadas en la administración Trump en sus primeros meses.

El mexicano Canto empezó a trabajar en diversas telenovelas de su tierra natal,donde ha adquirido todos los tics que ha arrastrado en su paso al otro lado de la frontera, para aparecer en dos bodrios como “The Following” o “Mixology” y que ha mantenido como un  asesor presidencial prescindible.

Algo mejor está Italia Ricci como la única persona de confianza del nuevo presidente al que ha acompañado en toda su trayectoria en la Administración en un personaje mas coherente que el de su compañero de fatigas, pero sin destacar demasiado tampoco. La canadiense Ricci había tenido una minúscula carrera hasta este papel, pero hay que darle un margen de confianza a ver si se afianza en la serie.

En el apartado muscular tenemos a LaMonica Garrett como Mike Ritter ,el agente del servicio secreto encargado de la seguridad de Tom Kirkman, que asciende con su jefe a máximo responsable de su seguridad y el encargado de coordinarse con el FBI para investigar la trama criminal del atentado.

Éste ha sido el papel mas importante para una poca distinguida carrera donde alternaba papeles de matón con musculosos soldados como en “The Last Ship”. Siempre me ha parecido bastante armario y con muy poca capacidad de expresar algo, mas allá de doblar sus bíceps y por ahora no me ha hecho cambiar de opinión.

Por último como Hannah Wells, un papel que se define perfectamente como “la Jack Bauer” de turno ,tenemos a la reina de las series y películas de acción, Maggie Q, con una interpretación muy reminiscente de su mayor éxito “Nikita”.

La apariencia exótica de Maggie Q y su magnífica forma para las escenas de acción, disimulan mucho sus carencias como actriz ( En “Stalker” por ejemplo) por ello es ideal para este tipo de papeles , donde se pasa todo el rato corriendo arriba y abajo, deteniendo o liquidando a los enemigos de EEUU, sin pararse ni para responder al teléfono

Final : Tengo mis reservas sobre la futura evolución de la serie, aunque parece que para la 2T quieren dar algo de estabilidad a la serie, con el nombramiento de otro showrunner ( el cuarto) en la figura de Keith Eisner, que ha aprendido el oficio de la mano del matrimonio King en “The Good Wife”, lo que no deja de ser un buen lugar de aprendizaje, pero aquí tiene mucho que apuntalar para enderezar la nave de “Designated Survivor”.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor