Diario Vasco
img
Kosmo (República Checa) . La primera misión checa a la luna
img
Lorenzo Mejino | 20-03-2017 | 00:12| 0

Hay artículos que solo viendo el titular ya se pueden hacer a la idea de lo que nos podemos encontrar en nuestras excursiones por países alejados de la esfera anglosajona, como es el caso de “Kosmo”, una miniserie paródica checa sobre una accidentada primera misión espacial a la luna.

La mezcla de elementos patrióticos, con muchos tópicos del resto de países eslavos, unidos a una pobreza tecnológica y presupuestaria, hacen que la miniserie sea una auténtica frikada, que ha tenido bastante recorrido en los festivales internacionales, llegando a ser finalista del Prix Europa 2016.

Por todas estas razones, no podíamos dejar de lado la misión mas delirante que he visto nunca a la luna, como buen exponente del humor checo, un auténtico desconocido por estos lares, que vamos a presentarles a continuación.

Ficha: Kosmo 5 ep 40 min .   Oct 2016-Nov 2016. Idioma: Checo subtitulado en ingles Cadena: Czeska Televisie 1

La trama : El Ministerio de Educación y Cultura checo toma la decisión de embarcarse en una misión espacial para ser el primer país eslavo en poner un pie en la luna y de esta forma intentar elevar la moral y el patriotismo del país.

A las ordenes de una astronauta que había sido rechazada en las pruebas de selección de la NASA, se monta un equipo de cuatro personas que deberán ser las encargadas de hacer toda la misión desde la construcción de la nave hasta el propio alunizaje a pesar de tener un ínfimo presupuesto que deberán administrar de la mejor manera posible, como muestra el trailer de esta parodia espacial.

Todo es un autentico desastre desde el principio, con una preparación donde un botijo y una alpargata son los medios mas sofisticados de los que disponen, aunque todo lo suplen con una gran ilusión por su deber como patriotas, con los funcionarios del ministerio presionándoles para apuntarse el tanto político.

La miniserie consta de dos partes, la primera que es la preparación en tierra de la nave y de los astronautas, ademas de las negociaciones para conseguir el presupuesto necesario para poder alquilar un cohete chino que les permita poner su nave en órbita, lo que consiguen gracias a la ayuda financiera del magnate checo de los pollos, que patrocina la misión, a cambio de unas contrapartidas publicitarias bastante inesperadas.

La misión espacial es de lo mas divertido empezando como los diferentes diseños que estudiaron de naves espaciales tan aerodinámicos como un elefante en un charco.

Lo mejor del viaje es cuando se monta una delirante carrera espacial entre los checos y sus vecinos polacos y eslovacos, todos ellos con sus diferentes naves para llegar los primeros, lo que aprovechan para reírse de todos los tópicos de países vecinos, pero que para nosotros no son nada conocidos, como en este vídeo donde contactan con la tripulación polaca, bastante peculiar por cierto.

De todos los países los que se llevan las mayores pullas son sus vecinos eslovacos, con los que compartieron país hasta hace pocas décadas, que tienen  una nave estilo supositorio, que tiene un contenido meramente turístico que finaliza con una frase tan friki como “La Tierra, la casa de los eslovacos”, para saludar a la posible vida extraterrestre.

Ya se pueden imaginar el absurdismo que domina toda la serie de principio a fin, pero tengo que reconocer que en algún momento me sorprendía riéndome de lo lindo, viendo las burradas tan delirantes de esa carrera espacial tan sui generis, que encandiló a todo el publico checo ( al eslovaco no tanto) en su estreno el pasado otoño.

Ya saben que de vez en cuando nos gusta salirnos todavía mas de los cauces habituales y con “Kosmo” hemos cumplido nuestra cuota de frikismo por lo menos del trimestre, con los datos que les he dado, no es necesario que tenga que recomendársela o no, porque seguro que se ha hecho una gran composición de lugar.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Julia: La primera gran protagonista urbana y negra de una serie televisiva
img
Lorenzo Mejino | 17-03-2017 | 00:41| 0

El tema de la diversidad racial en las nominaciones y ganadores de todos los grandes premios audiovisuales está sometido a un enorme escrutinio en los últimos años, con estadísticas y porcentajes para comprobar si las minorías étnicas se encuentran convenientemente representadas en este campo creativo.

Sin que la situación sea completamente satisfactoria, por lo menos se han hecho avances importantes en las series, gracias  principalmente a Shonda Rhimes que ha dado una gran visibilidad a actrices negras como Kerry Washington, Chandra Wilson o Viola Davis, con papeles protagonistas y centrales en sus series.

Un factor en común tanto de Shonda como de todas sus actrices es expresar siempre que pueden, su enorme admiración por la figura de Diahann Carroll, que fue la primera actriz negra en protagonizar una serie en prime-time el año 1968, “Julia”, sin ser criada ni sirviente, en una propuesta que fue realmente pionera en la televisión y que consideramos que se merece un análisis mas que detallado para explicar las barreras que rompió en su tiempo.

Ficha: Julia 86 episodios. 24 min   Sep 1968- Mar 1971 NBC (USA) – TVE (E)

Sinopsis: Julia Baker era una joven viuda que había perdido a su marido en la guerra del Vietnam, que debía compatibilizar su trabajo de enfermera en la consulta del responsable médico de una gran industria aeroespacial, con la crianza y educación de su hijo Corey de seis años, en los principios de la igualdad racial y de respeto a todo el mundo.

El inicio: Hal Kanter fue un importante productor en los albores televisivos tras haber empezado como escritor de chistes para el programa de radio de Eddie Cantor. De convicciones muy liberales y progresistas había escrito guiones en la década de los cincuenta para “Beulah” la primera comedia con una actriz negra ( la gran Hattie McDaniel ) de protagonista aunque en el arquetípico papel de sirvienta, que era lo máximo que se les dejaba interpretar para no importunar al publico de la época en especial en los estados sureños.

A mediados de los sesenta, Kanter fue invitado a una reunión de la NCAAP, la asociación que defiende los derechos de los negros en Estados Unidos, que en realidad era una especie de colecta de fondos. En dicha reunión tuvo la oportunidad de conocer y hablar un largo rato con el presidente de la NCAAP, sobre el tema de la visibilidad inexistente de las mujeres negras en la televisión de la época, mas allá de esclavas y sirvientes y siempre en papeles secundarios.

Kanter salió muy concienciado de la reunión y decidió hacer algo al respecto, escribiendo un guión revolucionario de una comedia centrada en una mujer negra perteneciente a una clase media acomodada, con una casa en los suburbios, educada en la universidad y que tiene un trabajo profesional acorde a su talento.

El guión entusiasmó a su agente que lo vendió rápidamente a la cadena NBC, que apostó fuertemente por romper esa barrera racial en su programación, aunque mostrando una mujer negra bastante asimilada a la cultura blanca predominante, lejos de los problemas y disturbios raciales de los guetos, ademas de no tener ninguna figura masculina negra preeminente en su vida tras haber enviudado.

La serie se desarrolló bajo el titulo de “Mama’s Man”, en referencia al hijo de la protagonista y centro de su vida, pero una vez eligieron como actriz principal a la estrella de Broadway, Diahann Carroll, ésta y sus influyentes amigos como Harry Belafonte, pidieron un cambio de nombre para evitar la referencia matriarcal y mostrarla desde el título como una mujer fuerte e independiente, por lo que al final se decidieron por el nombre de “Julia”, como pueden ver en la cabecera.

Su aparición en medio de una época caracterizada por enormes tensiones en todo el país con el auge de grupos como los Panteras Negras, fue una especie de apaciguador cómico que se instaló rápidamente en el Top 10 de audiencias semanales, convirtiéndose en un éxito sorpresa incluso para la propia cadena NBC, que no se esperaba semejante rendimiento de una apuesta tan arriesgada para la mentalidad todavía tan racista de la época.

La trama: Julia era predominantemente una comedia de situación, cuyo objetivo mas que buscar las carcajadas del público, era hacerles sonreír con conflictos de baja intensidad donde la raza jugaba un papel predominante, buscando en palabras del propio creador Hal Kanter , presentar una familia como cualquier otra, con la única diferencia del color diferente de su piel.

El tono humorístico que utilizaba era irónico y sarcástico, buscando los dobles sentidos desde el episodio piloto, con una escena que marcó la serie para siempre, como fue la entrevista telefónica de trabajo entre Julia, la enfermera y el doctor Morton Chegley, en la que cuando éste le ofrece el trabajo , Julia le comenta que es de color, el doctor le pregunta “¿De que color?”, ella le dice “Negro”, a lo que el doctor en una gran replica le pregunta si siempre ha sido negra o es algo pasajero para ir a la moda, para restarle importancia al tema racial y darle confianza a su nueva empleada, aunque no se corta en decirle que venga arreglada a la consulta, pero esa es otra guerra.

La serie se desarrollaba en dos ambientes principales, el laboral y el familiar. En el trabajo Julia era mostrada como una magnifica profesional, intachable en su trabajo como enfermera de un doctor bastante gruñón en su fachada exterior pero de gran corazón que no toleraba la mas mínima insinuación racista de sus pacientes o jefes contra su enfermera.

En el ámbito familiar y personal, Julia era una excelente madre muy preocupada por educar bien a su hijo en la ausencia de una figura paterna, el chaval era bastante espabilado y mostraba esa ingenuidad que tienen los niños a su edad, como muestra en su relación con su mejor amigo, el hijo de sus vecinos, un niño blanco que se convirtió en su compañero habitual de travesuras, como pueden ver en este vídeo, donde aparece también Susan Olsen, una niña que se hizo muy famosa en “La tribu de los Brady”.

Julia tenía sus citas y relaciones con hombres negros, interpretados por actores tan conocidos como Fred Williamson o Paul Winfield, pero siempre dentro de los cánones de mojigateria que marcaba la televisión de la época, donde cualquier relación sexual fuera del ámbito matrimonial estaba  completamente prohibida y donde Julia ponía a su hijo por encima de todas las cosas, como en este vídeo sobre unas navidades en las que flotan los recuerdos sobre el padre y marido ausente.

El análisis de Julia va estrictamente ligado a la época en que se emitió, ya que por aquel entonces hubo opiniones contrapuestas, tanto en la comunidad negra mas combativa, que consideraba que “Julia” era un producto demasiado blanco y tibio para representar la lucha por la igualdad racial, mientras que para la población blanca, el problema era el inverso al tener que acostumbrarse a ver a una actriz negra protagonizando una serie como una persona normal cualquiera.

Recuerdo que su emisión española por la televisión única de la época, era todo un acontecimiento, también para nosotros, muy lejos todavía de la sociedad multirracial que somos en la actualidad y ver una actriz negra como protagonista era toda una novedad y si encima la serie era divertida mucho mejor, para comentarla al día siguiente en el instituto.

Personalmente siempre me gustaban mucho mas sus historias laborales que sus andanzas familiares que eran demasiado edulcoradas y previsibles, lejos de los conflictos raciales de baja intensidad que vivía fuera del núcleo familiar, que eran la principal innovación y por lo que la he recordado siempre cuando se acerca al medio siglo de vida.

Los actores:
Diahann Carroll fue la primera gran estrella afroamericana de la historia de la televisión, el equivalente femenino de Bill Cosby. Carroll empezó a trabajar de modelo en Nueva York hasta que empezó a destacar en concursos televisivos de talento, de donde fue fichada por un agente para iniciar su carrera cinematográfica en “Carmen Jones” la adaptación negra de la opera de Bizet.

De allí pasó a Broadway donde fue la primera actriz negra en ganar un Tony en 1962, la primera de las muchas barreras que fue rompiendo hasta llegar al papel que le ha hecho inmensamente popular, la enfermera Julia Baker, una mujer elegante, atractiva, fuerte y muy independiente, en la que Carroll se sentía como pez en el agua. Fue nominada al Emmy de mejor actriz de comedia en su primer año ,la primera actriz negra en ser nominada en una categoría principal de actuación ( en categoría masculina Harry Belafonte había ganado el Emmy en 1960, por un especial musical)

Tras finalizar “Julia” fue alternando teatro, la música y el cine, llegando a ser nominada al Oscar en 1975 a la mejor actriz por “Claudine”. En los ochenta volvió a la televisión como una memorable villana en “Dinastía” y últimamente la hemos visto en “Anatomía de Grey” o en un papel recurrente en “White Collar”, conservando siempre su aire de la gran diva que ha sido , retirándose de la actuación hace dos años.

Lloyd Nolan fue uno de esos grandes actores secundarios de Hollywood en las superproducciones, mientras que protagonizaba numerosas películas de serie B, siempre estando muy por encima de su material, convirtiéndose en una cara habitual y conocida pero sin ubicarlo en ninguna serie o película en particular.

Su mayor éxito le llegó a los 65 años como el gruñón doctor Chegley, en una hábil maniobra de los creadores, para evitar cualquier química sexual entre los dos protagonistas y mantenerlo todo en el campo estrictamente laboral

Nolan era un gran actor y sus diálogos estaban plagados de un gran cinismo pero a la vez de una gran integridad, siendo el principal defensor de la igualdad racial desde su modesta posición como doctor de una gran empresa. Tras Julia hizo innumerables apariciones como estrella invitada en series y películas hasta su muerte en 1985 a los 83 años, tras aparecer en un episodio de “Se ha escrito un crimen”.

Por ultimo, una nota a pie de pagina, para mencionar a los dos niños que salían en la serie, Marc Copage como Corey, el hijo de Julia y Michael Link como Earl J. Waggedorn, su mejor amigo e hijo de los vecinos, bastante cargantes los dos, debo admitir.

Copage dejó rápidamente la actuación para convertirse en un itinerante músico de jazz, mientras que su amigo Link desapareció por completo de la farándula.

Final:
La serie tuvo una excelente primera temporada gracias a la enorme novedad que suponía, lo que iluminó al resto de las cadenas que empezaron a explorar ese nuevo mercado con series de corte parecido que compitieron por ese nicho de población, a partir de la 2T, lo que erosionó bastante sus audiencias.

Al pasar la novedad la serie fue perdiendo adeptos, que preferían ver las nuevas propuestas,un problema que se volvió mucho mas acuciante en la 3T, tras la cual de mutuo acuerdo entre todos los implicados cancelaron la serie, en especial por el interés de la propia Diahann Carroll de volver a los escenarios de Broadway de su Nueva York   natal que es donde siempre se ha sentido mas cómoda

Con el paso de los años, la leyenda de “Julia” fue creciendo entre la población afroamericana, al ser su primera gran serie con un éxito global, con múltiples repeticiones durante todos estos años. Eso ha hecho que en la actualidad sea una comedia mas que venerada por todas las actrices de color que se ponen de pie nada mas escuchar el nombre de Diahann Carroll, como hicieron en una entrega reciente de Emmys en la que Diahann apareció acompañada de Kerry Washington ( Scandal), haciendo un discurso muy divertido, comparando la belleza de los hombres de la sala con su coprotagonista el maduro y talludito Lloyd Nolan.

Epílogo:

Hay series que rompen moldes y barreras,  sin las cuales la televisión no sería lo que es en la actualidad y “Julia” ha sido indudablemente una de las principales en el aspecto racial, con ese primer paso pequeñito pero que siempre es el mas difícil de dar.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor