Diario Vasco
img
Yo Claudio: El gran clásico histórico de la televisión
img
Lorenzo Mejino | 14-12-2012 | 08:05| 0

Yo Claudio,  en el año 1976, fue un verdadero fenómeno de masas en todos los lugares donde se emitió, incluido nuestro país, y consiguió que conociéramos al dedillo y de memoria, la lista de los primeros emperadores romanos desde Augusto hasta Nerón, en una historia llena de conspiraciones, asesinatos y traiciones, que hizo las delicias de todos los telespectadores de la cadena casi única de la época.

Esta serie es probablemente el mejor ejemplo de utilizar la televisión como vehiculo de entretenimiento y de educación al mismo tiempo, con una calidad pocas veces vista en una serie televisiva hasta esa época y que hoy vamos a rememorar dedicando el articulo,  especialmente a aquellas personas que la tengan en un lugar preferente en su memoria televisiva, pero que permanecía olvidada  y sepultada por muchos otros recuerdos.

 

 

Ficha: Yo Claudio  (I Claudius)     13  episodios.   1976    BBC (GB)  La 1   (E)

Sinopsis: El emperador Claudio, en sus últimos estertores antes de morir, rememora toda su vida y los acontecimientos que ha vivido en Roma, durante los últimos cincuenta años, en especial las luchas por el poder y los sucesivos cambios de emperadores, hasta llegar a la carambola que provocó su ascenso a emperador romano, contra todos los pronósticos. En el siguiente video tienen la introducción de la serie  con la conocida melodía de Wilfred Josephs, que nos introducía en las intrigas de Roma

 

El inicio: la BBC encargó al guionista Jack Pulman, una serie histórica, basada en el famoso libro de Robert Graves,  Yo Claudio  y su continuación Claudio el Dios. Las novelas de Robert Graves fueron unos superventas en el siglo XX y hay que destacar que debido a su residencia en Deià en la isla de Mallorca, la serie la vió en castellano.

A partir del material de Graves ( en la foto), Pulman, un gran especialista en adaptar textos literarios  para la  televisión, como Crimen y Castigo, Jane Eyre, y Guerra y Paz, realizó un guión muy minucioso, respetando casi en su totalidad, las novelas de Graves y que fue dirigido por otro veterano profesional televisivo Herbert Wise.

 

La BBC, quería una obra de gran calidad, pero dentro de un presupuesto televisivo  ajustado, lo que obligaba a filmar la obra en decorados interiores, huyendo de escenas exteriores con grandes movimientos de masas, por lo que Pulman decidió poner un mayor énfasis en los personajes y en los diálogos, mas que en escenas  espectaculares, tipo Ben-Hur o a un nivel inferior como se hacían  en los peplums de la época. El enfoque se reveló como un gran acierto y el guión milimetrado de Pulman fue la causa principal de éxito de la serie, junto con la elección de un reparto de actores ingleses con gran reputación teatral.

En el siguiente video pueden ver el trailer de la serie en versión americana, subtitulado en español

La trama: Las memorias del moribundo emperador Claudio, son el detonante para mostrarnos la historia de la primera mitad del siglo I, en Roma, desde el emperador Augusto y su búsqueda de heredero con la inestimable ayuda de su mujer Livia, que al final coloca a su hijo Tiberio, pasando por el loco Calígula, para seguir con el ascenso inesperado de Claudio como emperador.

La visión de Claudio es la de un personaje considerado inofensivo por el resto de la corte romana, debido a su timidez y tartamudez, además de su ostensible cojera, ello le permitía estar cerca de los núcleos de decisión romanos, pero sin que fuera tenido  demasiado en cuenta. Claudio era tan inteligente, que tuvo claro que haciéndose pasar por tonto, iba a sobrevivir mas entre semejante jauría de fieras y gracias a  su tartamudez, tenía una tapadera excelente para pasar desapercibido

Su relato es el de un espectador privilegiado de todos los movimientos y luchas intestinas que se producían entre las diferentes facciones romanas, en busca del poder supremo del emperador, o de poder influir sobre él.

Los emperadores se suceden y él siempre está allí, hasta que a la muerte de Caligula, que con su locura dejo Roma completamente arrasada y los nobles purgados, la guardia pretoriana decidieron aupar a Claudio como emperador, porque era el único  hombre que quedaba de la familia, y porque consideraron que sería manejable. La historia evidenció lo contrario durante los trece años que duró su mandato, hasta morir en el año 54 DC, seguramente envenenado por su mujer, para aupar a Nerón, que no mejoró precisamente la obra de su antecesor.

La trama es lineal empezando con la muerte de Marcelo sobrino de Augusto, y nos muestra de forma detallada los entresijos de la corte romana de una manera amena y entretenida, hasta la muerte de Claudio al final de la serie.

Su rodaje en interiores, le da un aire muy teatral, que lógicamente se ha acrecentado con el paso de los años, pero no es ningún defecto, debido a que la historia engancha totalmente y las interpretaciones, en especial la de Claudio, son excepcionales.

Es un error común en nuestros días, esconder al guión y al reparto, detrás de efectos especiales y grandes espectáculos, pero si tenemos una buena base, el producto final va a ser de una factura excelente, impermeable al paso del tiempo, por ello Yo Claudio es en la televisión, el equivalente a las películas clásicas de cine de John Ford o Frank Capra, un verdadero clásico a conocer por las nuevas generaciones.

Como muestra pueden ver esta escena de banquete, realmente rica tanto en actores como en movimientos de cámara en interiores

 

Los actores:

La primera imagen que nos viene a la cabeza al recordar Yo Claudio, es la de Derek Jacobi,  el actor que hace de Claudio, cojeando y tartamudeando en una actuación realmente sobrecogedora.

Derek Jacobi, es un actor formado en el teatro, interpretando a los clásicos de Shakespeare, y a los 38 años le llegó este papel que le hizo mundialmente conocido, como el inicio de una gran carrera tanto en cine como sobre todo en teatro, donde es sin ninguna uno de los mas reputados actores clásicos británicos.

 

 

Jacobi, le dio a Claudio ese punto de humanidad a un superviviente puro con sus taras físicas perfectamente representadas, pero sin caer en ningún momento en la sobreactuación, siempre comedido y al servicio del personaje. Su interpretación es de las que consta en todos los manuales y libros de texto de interpretación, como ejemplo a seguir.

Además hay que contar con la dificultad de representar a su personaje con casi 40 años de edad de diferencia entre el primer y el ultimo capitulo, que Jacobi hace creíble con ayuda del maquillaje en todo momento.

El reparto era muy extenso, por eso vamos a destacar a los actores mas conocidos o que han tenido una carrera posterior más laureada, y entre ellos destaca sobre todos el gran John Hurt que interpretó a Caligula.

El personaje de Caligula era el mas peligroso de todos, puesto que esta completamente loco y sus rarezas y extravagancias, llevaron de cráneo a toda la corte, degenerando en un autentico reinado del terror. John Hurt, logró que viéramos mas allá de su maldad, mostrando su ambivalencia y en algunos momentos su patetismo.

 

 

John Hurt había conseguido en su papel anterior en la película ‘El Funcionario desnudo’ el premio al mejor actor británico el año 1975, y con su papel de Caligula se estableció en la élite de actores británicos

Su carrera posterior ha sido muy brillante con papeles en ‘El Hombre Elefante’ o ‘Alien’ que ha seguido  hasta nuestros días, donde le podemos  ver en la saga de Harry Potter o en el ultimo Indiana Jones, siendo un digno sucesor  de esa noble estirpe de actores ingleses como John Gielgud o Lawrence Olivier, que llenaba la escena con su presencia y sobre todo con su prodigiosa voz.

Los papeles de Augusto y su última mujer Livia, fueron a parar a otros dos grandes de la escena británica, Brian Blessed y Sían Phillips

Brian Blessed es un gran actor muy polifacético, dotado tanto para el drama como para la comedia, como demostró en la hilarante serie ‘La Víbora negra’, ha participado en multitud de series y películas , como hecho a destacar hay que decir que Blessed es un grandísimo montañero, habiendo ascendido al Monte Everest, Aconcagua entre otras grandes cumbres, lo que les puedo asegurar que no es moco de pavo.

Su Augusto es genial, donde a pesar de ser el emperador no se entera de los tejemanejes de su mujer en contra suyo, ante la que acaba claudicando, para nombrar a su hijo Tiberio, como heredero.

En el siguiente pueden ver un ejemplo de la calidad de la interpretación, con la llegada de un emisario trayendo pésimas noticias a Roma

Su voz es tan inconfundible que ha sido instalada en los navegadores Tomtom británicos, a petición de los usuarios en votación popular

 

Sian Phillips es una de las grandes damas de la escena británica y la actriz galesa mas reconocida, aunque su trabajo se ha circunscrito principalmente a las Islas Británicas y sobre todo a Gales, su papel como la malvada Livia, le dio mas popularidad que todos sus trabajos anteriores juntos y dio una demostración de lo gran actriz que era. Sus facciones afiladas le proporcionaron muchos papeles de mujer malvada como el que hizo en Dune, y que siempre clavaba con su gran profesionalidad

El papel de Tiberio el emperador que sucedió a Augusto fue a parar a George Baker, otro icono de los actores británicos, que murió el año pasado

 

Baker era el favorito de Ian Flemming  para encarnar a James Bond, pero el papel finalmente fue a parar a manos de Sean Connery, pero Baker tuvo una larga y fructífera carrera en el teatro y la televisión

Por ultimo, aunque tenía un papel secundario en la serie como el conspirador Sejano, Patrick Stewart, consiguió pasar del teatro a la televisión con este papel, que posteriormente, le permitió interpretar al alopécico Capitán Picard en la secuela de la serie Star Trek. La Nueva Generación, que le lanzó a la fama mundial, donde lleva instalado mas de veinte años, con papeles importantes en X-Men y muchas otras series y películas, donde demuestra su gran versatilidad siempre basada en sus conocimientos de teatro clásico, que le permiten acometer cualquier papel con una gran dignidad

 

Consideraciones finales:

La miniserie solo duró 13 capítulos y finalizó con la muerte de Claudio, en una de las escenas mas emotivas de la misma, personalmente recuerdo como si fuera hoy verla en el comedor de casa con toda mi familia, apretujados frente a nuestro pequeño televisor en blanco y negro, comentando con mis padres historias de emperadores y conspiraciones romanas, ya se que alguno puede estar pensando en Hispania, pero les puedo asegurar que no es lo mismo.

Yo Claudio, representa para muchos de nosotros, un recuerdo de nuestra juventud y de las veladas familiares viendo una televisión de gran calidad con nuestros seres queridos  y que desgraciadamente se ha ido perdiendo por los cambios en nuestros usos y costumbres televisivos, donde únicamente vemos el fútbol en compañía.

Yo Claudio, un autentico clásico de la televisión que merece un lugar destacado dentro de nuestro blog y del que estoy seguro que a muchos de ustedes les van a traer innumerables recuerdos tanto de la serie como de las circunstancias en la que miraban

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra  cuenta de twitter (@jefoce) y  (@lmejino). Hasta la próxima

 

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
The Newsroom: La controversia en el periodismo televisivo está servida. Edición final
img
Lorenzo Mejino | 12-12-2012 | 08:05| 0

The Newsroom ha sido, sin lugar a dudas,una de las series más controvertidas de los últimos años desde su estreno en  2012. Su visión de una cadena televisiva ficticia de noticias y el tratamiento de las mismas ha creado legiones de acérrimos seguidores y furibundos detractores, encandilados o indignados respectivamente, por las ideas y opiniones que su creador, Aaron Sorkin, difunde en esta serie.

El posicionamiento es mas enconado, si cabe, dentro del gremio periodístico y de creadores de opinión, donde sobre todo en Estados Unidos, con algún pálido reflejo en nuestro país, se han formado bandos irreconciliables a favor y en contra de la serie y de lo que representa.

En el presente artículo vamos a intentar darles las claves de la controversia desde mi perspectiva bastante alejada del quehacer cotidiano de los medios de comunicación con un punto de vista más televisivo y de entretenimiento de la serie que ha acaba de finalizar su andadura tras tres temporadas en antena. A ustedes les dejo la última opinión.

 

 

Ficha: The Newsroom   25   episodios.   jun 2012 -dic 2014     HBO(USA)  C+/C+series  (E)

Sinopsis: Will McAvoy, un prestigioso presentador de noticias,  decide cambiar de forma radical su forma de presentar las noticias, con la ayuda de un nuevo equipo de redactores y productores. Las consecuencias que tiene tanto en la sociedad como en las personas involucradas  de la cadena televisiva , son la base de la serie.

A continuación pueden ver el tráiler subtitulado de la serie:

El inicio: Aaron Sorkin es uno de los guionistas más prestigiosos de Hollywood, tanto en cine como en televisión. Su serie ‘ El Ala Oeste de la Casa Blanca’ lo encumbró al olimpo de los guionistas, dejando un poco de lado sus otras dos grandes obras ‘Sports night’ y ‘Estudio 60 en Sunset Strip’, que también trataban de los entresijos de los programas de televisión, de un informativo deportivo en el primer caso y de un programa de variedades en el segundo caso, aunque desde una perspectiva de comedia en ambos casos.

Para finalizar su trilogía televisiva, Sorkin propuso a la HBO una serie basada en un informativo de prestigio y la forma en que se seleccionan, elaboran y difunden las noticias reales. La HBO se apuntó al carro encantada y aprobó el piloto, que una vez rodado fue de su agrado y encargó la primera temporada de 10 capítulos.

La serie despertó una enorme expectación y se estreno en junio de 2012  y fue renovada de forma automática para la segunda temporada, cuando únicamente se había emitido un episodio por la recepción que tuvo la serie entre los suscriptores de la cadena HBO.

Los títulos de crédito de la serie de la 1T eran toda una declaración de intenciones, con una pequeña historia condensada de las noticias en la televisión, con imágenes de leyendas como Walter Cronkite o Ed Murrow.

 

La trama: En el transcurso de un debate en una Universidad, el presentador de televisión Will McAvoy, al  ser interpelado por una estudiante, tiene una especie de revelación personal que le hace cambiar su forma de ver las cosas y realiza un discurso totalmente rompedor tanto de ideas como de opiniones, con su pasado televisivo. En el vídeo pueden ver el momento clave de la serie:

Finalizado el debate, toma la decisión de cambiar por completo el estilo y el formato de su programa informativo estelar de la  cadena ACN, admitiendo de forma reluctante una nueva productora ejecutiva, con la que había mantenido una relación personal que no finalizó muy bien y adaptando su equipo a los nuevos objetivos.

The Newsroom en su 1T centraba cada episodio en una noticia real acaecida en el pasado reciente, mostrándonos la influencia del suceso en el devenir de los periodistas, desde el primer soplo o fuente de algo que va a ocurrir pasando por la confirmación por diferentes fuentes de la noticia, el enfoque de la misma en el noticiario, y las consecuencias que va a tener en la sociedad, siendo testigos del proceso completo de elaboración de la misma.

Este eje central de cada episodio se ve salpicado con las diferentes relaciones personales y profesionales entre  los miembros de la redacción así como con los propietarios de la cadena televisiva,  con el clímax final que suele ser la emisión y el tratamiento de la noticia en horario estelar.

El esquema se repite más o menos en cada episodio, donde  lo que varía es la noticia, mientras que las historias personales de los periodistas tienen una cierta continuidad  a lo largo de diferentes capítulos.

Llegados a este punto, aquellos de ustedes que no hayan visto la serie se estarán preguntando dónde está la controversia, si parece una serie como tantas otras. La respuesta es sencilla, en el mensaje y contenido del enfoque de las noticias.

Aaron Sorkin es honesto y no engaña a nadie, y utiliza su serie de televisión para propagar sus ideas y opiniones afines al Partido Demócrata, azotando sin piedad al ala mas extrema del Partido Republicano, el llamado Tea Party, apoyándose en el hecho del republicanismo declarado de su presentador, que considera que dicho extremo del partido está perjudicando a los republicanos.

El problema viene que mucha gente considera que está utilizando su serie como un púlpito para propagar sus ideas políticas y denigrar las del adversario, cayendo en el mismo sectarismo que está denunciando, lo que ha provocado furibundas críticas por parte de muchos medios norteamericanos, en especial los conservadores, con especial acritud por parte de FOXnews.

En la 2T, Sorkin, hizo un planteamiento algo diferente, con un arco principal centrado en las consecuencias de una posible falsedad de una noticia que se iba desarrollando a lo largo de todos los episodios, junto con historias secundarias que se cerraban en cada capítulo, buscando mas la tensión dramática a través de la historia que nos contaban que en los monólogos frente  a cámara de su presentador, que fueron el epicentro de la primera temporada de la serie. Ademas cambiaron los títulos de crédito  modernizándo las imagenes como pueden comprobar en el siguiente video.

https://www.youtube.com/watch?v=jgDaqB5p9lM

En mi opinión, The Newsroom es una serie muy irregular, que tiene momentos de gran brillantez, con diálogos acerados y punzantes, dignos de la marca Sorkin, concentrados especialmente en el personaje de Will McAvoy  y sus conversaciones del mismo con el jefe de Informativos de la cadena y con la propietaria, así como un nivel de producción e interpretación (con alguna excepción) realmente inmejorable.

Pero, en cambio, su mayor lastre son los personajes de los dos productores ejecutivos, en especial el de la mano derecha de Will, Mackenzie, que fue un personaje insufrible, durante las dos primeras temporadas, para mejorar bastante en la última. Su comportamiento oscilaba en breves segundos de parecer una especie de Javier Clemente arengando a las tropas hacia el combate a entrometerse en todas las vidas personales de la redacción, en especial la de su jefe, con un estilo y unas formas  mas dignas de ‘Sálvame’, que de un informativo serio y respetable, lo que la hacía verdaderamente insoportable, hasta su redención final.  En este sentido, su papel en el segundo episodio de la serie  fue la causa  para algunos conocidos de dejar de ver la misma, por la sobreactuación e histerismo que destila durante todo el episodio, el peor de toda la serie .

Es raro que  un guionista de la talla de Sorkin tuviera un personaje central femenino tan mal definido y tan caricaturesco al principio (piensen en C.J,  la jefa de prensa de ‘El Ala oeste de la Casa Blanca’, como buen ejemplo), y como muestra un botón.

El segundo lastre a nivel de personajes es el antiguo productor ejecutivo del programa, Don,  que a pesar de pasar a producir otro espacio, sigue como personaje fijo de la serie, pululando por el estudio básicamente para controlar a su chica que trabaja en el programa. Por suerte su papel también evolucionó algo mejor en el transcurso de la serie, integrándose mejor en el global de la serie

La parte más controvertida, políticamente hablando, como son las soflamas políticas que lanza Will desde su altar televisivo me dejan bastante indiferente como mensajes, pero televisamente rompen el ritmo de la serie,  mezclando casos reales con la ficción desde una óptica muy americana.

Un caso bastante común es la ridiculización y refutación de  declaraciones reales de oscuros políticos norteamericanos desconocidos en nuestro país sobre temas generales, lo que las convierten en unas partes bastante tediosas para los que desconocíamos los intríngulis particulares de varios de esos casos.

A pesar de que claramente a ido de menos a mas, tengo que reconocer que de  todas las series que he visto de Aaron Sorkin es la que menos me ha gustado con diferencia, pero una serie mala de Sorkin es mas brillante que la  mejor de muchos guionistas y productores. Por ello es un experimento interesante pero en cierto sentido fallido por las altísimas expectativas generadas, valiente y arriesgado y solo por eso merece un respeto, aunque no haya acertado en el blanco, como por ejemplo la   excelente serie británica ‘The Hour’, que tratando sobre el mismo tema, lo hizo bastante mejor y sobre todo de una manera  mas entretenida y menos sermoneante.

Los actores: La elección de Jeff Daniels como Will McAvoy se ha revelado como un gran acierto. Daniels tiene una larga trayectoria cinematográfica en multitud de películas y registros, que van desde ‘La Rosa Púrpura del Cairo’ a ‘Dos tontos muy tontos’, en la serie le da una credibilidad total a su papel de locutor estrella, y de hecho ante la sorpresa general ganó su primer Emmy al mejor actor por este papel.

 

Aaron Sorkin lanza y proclama sus ideas a través de la figura de Daniels, al que nos creemos totalmente en su papel y le da una dimensión importante y veraz  a los discursos duros y punzantes que salen por su boca. En el siguiente vídeo pueden ver un ejemplo de la calidad de su actuación:

Como ya les he avanzado en el apartado anterior, el peor papel de la serie es el de la productora ejecutiva Mckenzie McHale, que interpreta la británica Emily Mortimer. Aquí tengo que reconocerles mi extrañeza porque Mortimer es una actriz que siempre me había encantado en diversas películas como ‘Match Point’ o ‘Shutter Island’, pero desgraciadamente en esta serie empezó  totalmente descontrolada, sobreactuando con un personaje que si fuera un sargento en Vietnam moriría a manos de sus propias tropas. Mejora bastante a medida que evoluciona su personaje, pero su 1T es muy difícil de olvidar por los aspectos negativos de su personaje

 

En el lado positivo, destacar la presencia de John Gallagher, jr en el papel de un productor que es la mano derecha de la jefa, un actor muy comedido que a pesar de trabajar con una histérica no pierde el control y consigue trabajos e informaciones periodísticas de gran valía por sus meritos y contactos. Sus historias amorosas son la parte mas floja de su personaje, pero las solventa muy bien.

 

Siguiendo con la parte positiva, tenemos indudablemente  la presencia de un señor actor como Sam Waterston como Charlie Skinner, el director de informativos de la cadena.

 

Waterston esta prodigioso como un periodista de la vieja escuela, que ve cómo se están perdiendo los valores y apoya a su reportero estrella en su giro copernicano, y sin lugar a dudas, su presencia le da los mejores momentos a la serie en todas las escenas en las que toma parte. Todos recordamos a Waterston por su papel como fiscal en la longeva ‘Ley y Orden’, y es todo un lujo disfrutar de él en esta serie.

Dentro del escalafón más bajo de la redacción tenemos a dos buenos personajes secundarios como son la productora asociada Maggie Jordan y el community manager Neal Sampat, interpretados por Allison Pill y Dev Patel respectivamente.

 

Allison Pill cumple discretamente con su papel de una becaria atribulada e impetuosa ascendida a productora asociada, donde sigue su aprendizaje. Juega más en las tramas amorosas secundarias, pero es un papel interesante por su idealismo y juventud, que contrasta con los vicios ya adquiridos de sus compañeros más veteranos, mientras que Dev Patel es una de las revelaciones de la serie como el informático espabilado que resuelve problemas inesperados, con un perfil bajo, siendo uno de los mejores personajes de la serie.

Por último tenemos al segundo contraste de la serie, la excelente Olivia Munn, como la experta en economía del programa, Sloan Sabbith, en el mejor personaje femenino de la serie, una mujer inteligente, atractiva y que sabe dónde llegar con su trabajo, a pesar de ser algo asocial.

 

Mientras que en el otro fiel de la balanza tenemos al antiguo productor ejecutivo de la serie Don Keefer, interpretado por Thomas Sandoski, el segundo gran lastre de la serie, ya que no  pude  discernir hasta la temporada final  lo que pintaba su personaje en esta serie. El actor hace lo que puede con semejante material, pero por lo menos sale bastante menos que su colega femenina, por lo que el sufrimiento es menor.

Final. La cadena HBO nunca quedó muy satisfecha con la marcha de la serie, ya que los palos que recibía por todos los  lados, lo que unido a sus discretas audiencias, les hicieron replantearse seriamente la carta blanca que habían dado a Aaron Sorkin, y  que ademas había dilapidado todos los comodines, por ello llegó a un acuerdo con el creador, para cerrar la serie con una 3T de solo seis capítulos, para dar carpetazo a la serie.

Para mi sorpresa, la tercera temporada me ha parecido la mejor de todas,  ya que supongo que al tener un final definido, ha diseñado una historia mucho mas centrada y sobre todo mucho mejor resuelta, con un buen final bastante emotivo que cerraba todas  las historias, pero que sobre todo nos hacia preguntarnos, porque no había empezado de esta manera la serie, reforzando esa imagen de magnífica oportunidad perdida que nos ha dejado la serie a muchos de nosotros.

Epílogo: Una de las cosas que más me ha sorprendido de la polémica es la relativamente baja audiencia de la serie en USA, donde apenas sobrepasa los dos millones de espectadores, por lo que estaba casi circunscrita a las clases políticas, periodísticas y mas ilustradas del país, pasando completamente desapercibida para la mayoría de la gente que no está suscrito a la HBO.

Es importante esta perspectiva, porque aquí se ha vendido la serie como un acontecimiento que paralizaba los USA en cada capítulo para discutir los argumentos que se vertían en la serie. Esto sí sucedía con ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’ pero es completamente falso que ocurriera con The Newsroom, ya que era pasto de conversación únicamente en las facultades de periodismo y en las élites del país, con apenas repercusión fuera de ellas.

The Newsroom, una serie muy interesante pero que le va a encantar o la va a detestar a partir del segundo capítulo. Lo extraño es que le pase como a mí, que me ha dejado más o menos indiferente, valorando sus momentos brillantes que los tiene y muchos, pero sin poder olvidarme de sus problemas, que los tiene y graves.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor