Diario Vasco
img
Zen: el detective que se viste de Armani
img
Mikel Madinabeitia | 27-08-2012 | 08:00| 0

Arrancamos la semana con una miniserie policíaca que merece una oportunidad y que entendemos que ha pasado bastante desapercibida en la parrilla televisiva. Zen es una obra británica ambientada en Roma que se centra en las investigaciones de Aurelio Zen, un entrañable policía que deberá solucionar asuntos peliagudos con ramificaciones muy controvertidas que alcanzan a las altas esferas de la sociedad italiana. Se trata de un trabajo ameno que atesora una factura técnica más que aceptable, aunque desde mi punto de vista su trama es en ocasiones demasiado farragosa, lo que dificulta la comprensión al espectador. Con todo, Zen merece abandonar la oscuridad porque su propuesta cumple con las pautas de la calidad y el entretenimiento. No es una maravilla, pero su visionado merece la pena.

Ficha: Zen (2011), tres capítulos que rondan la hora y media de duración que se basan en las novelas escritas por el británico Michael Dibdin. Coproducción británica (BBC), alemana (ZDF) e italiana (Mediaset) que en España ha sido emitida por la cadena TNT.

Sinopsis: Aurelio Zen es un detective veneciano que trabaja en la policía de Roma y que deberá investigar casos complejos y corruptos que abarcan diferentes estratos de la alta sociedad italiana: gobierno, iglesia, alta burguesía…

1) Venganza: El primer capítulo de la miniserie fue el más seguido por la audiencia británica con más de seis millones de espectadores, una cifra respetable. Éste arranca con la llegada de nuestro protagonista a Roma dispuesto a investigar un asesinato que podría traer consigo un escándalo político. El asunto se va complicando de tal manera que tanto Zen como el espectador se verán envueltos en una telaraña de la que no será fácil escapar.

Y no será fácil hacerlo porque las garras de la política atraparán a Zen, que deberá sortear la presión de la gente que le rodea como buenamente pueda. Además, a medida que Zen ata cabos se acercará peligrosamente a un gansgter que le viene persiguiendo a él porque clama venganza. Es un episodio de un nivel aceptable aunque, en mi opinión, una de las tramas secundarias es absolutamente surrealista. El personaje de Tania Moretti, la secretaria de la comisaría, también es presentado en este episodio. Su irrupción revoluciona a sus compañeros de trabajo, que preparan una apuesta que la pueden imaginar…

2) Cabal: El segundo capítulo es, desde mi punto de vista, el más completo y el que más atención exige del espectador. En esta ocasión, la muerte de Umberto Ruspanti, un reputado aristócrata, le permitirá a Zen acercarse peligrosamente a una organización tan misteriosa como peligrosa llamada Cabal. El ministro desea una rápida resolución del caso, para lo que se le pide a Zen que extienda la versión del suicidio, pero éste último no está seguro de la versión oficial y trazará su propia senda.

La trama amorosa, el verdadero hilo conductor de la serie, avanzará en paralelo y, aunque guarda alguna que otra sorpresa, me pareció bastante ñoña. Es una lástima que un tema tan universal como el amor sea tratado casi siempre de forma tan simple en las series, pero está visto que en la vida se prefiere optar por la comodidad de la rutina y los tópicos en vez del riesgo de la innovación. Una pena.

3) Ratking: El tercer y último capítulo no es tan rotundo como el segundo, pero tiene algunos detalles interesantes que compensan su visionado. El detective Zen deberá trabajar contra el reloj para salvar la vida de Ruggerio Miletti, un acaudalado industrial que se encuentra secuestrado. La investigación se torna compleja para Zen, que deberá lidiar con las argucias de la familia Miletti, envolventes y sospechosas a partes iguales.

Sobre la relación entre Zen y Tania simplemente les diré, sin revelar el desenlace de la trama, que los problemas que ella tiene con su marido, del que se quiere separar, dificultarán las cosas. La miniserie finaliza de manera optimista, quizá también un tanto simplista, aunque no hay que obviar que desde el primer plano está rodeada de un aroma de ingenuidad. Y ésa es precisamente una de sus características más reseñables. Zen nos dejará un buen sabor de boca. No, no son ostras con champán, pero forma un aperitivo que cumple con su función.

Personajes: Aurelio Zen es el indiscutible protagonista de la serie, un detective en horas bajas que sin embargo es respetado por sus compañeros debido a una cualidad que no abunda en este mundo: la honestidad. El actor británico Rufus Sewell (Londres, 1967), que tiene un aire al portorriqueño Joaquin Phoenix (guiño que, por cierto, aparece en la serie…) elabora una interpretación interesante con un detective perspicaz que se ganará nuestro respeto debido a su inquebrantable código de honor.

Por otra parte, su cuidada estética es digna de llamar la atención y, de hecho, ya ven que ha sido lo que hemos decidido resaltar en el titular. Estamos acostumbrados, normalmente, a conocer a policías un tanto zafarrastrosos que incluso cruzan el límite de la legalidad para beneficiarse personalmente (John Luther, Vic Mackey, Santos Trinidad…). Zen no es así, ya que parece sacado de un catálogo de Armani como pueden comprobar en la imagen inferior.

Caterina Murino (Cagliari, 1977), por su parte, es la encargada de sujetar el reparto femenino de la serie. Su personaje es el femenino mejor construído a pesar de que, en un principio, puedan barruntar que únicamente participa para explotar su innegable belleza. No, no es así. Esta chica Bond (no lo digo yo, ojo, lo dice su participación junto a Daniel Craig en ‘Casino Royale’) será el contrapunto perfecto a la actuación de Zen gracias a su naturalidad. Caterina también participó en ‘Vientos de agua’, una excelente serie argentina que conocí gracias a mi compañero Alberto Moyano (@eljukebox) y que merece un reportaje algún día.

A modo de cebo, colocamos aquí el tráiler de la serie para que se hagan a la idea del menú que hoy les proponemos:

Si han visto la serie y les apetece compartir su opinión, sepan que pueden hacerlo aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@lmejino) y (@jefoce). Si no, esperamos que les hayamos animado a verla, una pequeña victoria para nosotros.

Lorenzo Mejino/Mikel Madinabeitia

Ver Post >
Cinco Hermanos: la fuerza del matriarcado para mantener unida a la familia
img
Lorenzo Mejino | 24-08-2012 | 08:05| 2

Cinco hermanos es un drama familiar que durante cinco temporadas nos ha mostrado las vicisitudes de una familia de cinco hermanos ya adultos y su madre que tienen que afrontar la pérdida del padre y sus consecuencias. Ha sido una serie adulta que ha huido de sensacionalismos y quiere mostrar el valor que puede tener una familia en sobreponerse a los problemas de sus miembros. Es una serie que ha funcionado bastante bien en nuestro país, por ello creemos que se merece una atención especial en nuestro blog.

Ficha: Cinco hermanos ( Brothers & Sisters) 109 episodios. Sep 2006- Abr 2011 . ABC (USA) Fox (E).

Sinopsis: Una familia adinerada, los Walker, dueña de una empresa familiar con cinco hijos, sufre de forma inesperada la pérdida del padre de familia por un infarto. A su muerte descubren secretos que el patriarca les había ocultado durante muchos años, como su amante y una hermana desconocida por todos, mientras que el testamento complica la sucesión en la empresa familiar.

Aquí pueden ver unos créditos iniciales que nunca vieron la luz, pero que les permitirán reconocer a los actores y sus personajes:


El inicio: La cadena ABC encargó al escritor de Broadway, John Robin Baitz, la creación de una serie adulta y familiar para poder emitir los domingos por la noche después de ‘Mujeres Desesperadas’, y así aprovechar su popularidad en el mismo segmento de mercado.

Éste fue el punto de partida. Baitz, después de escribir el piloto, incorporó al equipo a Greg Berlanti, un productor especializado en este tipo de productos (‘Everwood’, ‘Dirty Sexy Money’), que retocó el piloto e introdujo algunos cambios en el reparto inicial, provocando la entrada de Sally Field en la serie, en lugar de Betty Buckley, y cambiando a también a Kevin, el hermano gay, así como a todos los niños.

Berlanti tenía la opinión de que este tipo de series depende principalmente de los actores, y por eso el elenco debía estar formado por gente conocida por el gran público y sobre todo que fueran creíbles en papeles de gente corriente para que el público pudiera identificarse con sus peripecias.

El piloto fue filmado de nuevo con Sally Field y Matthew Rhys en sus nuevos papeles y fue estrenado en sptiembre de 2006 con buen éxito de críica y púlico durante las primeras temporadas.

En el siguiente víeo pueden ver la promoción de la cadena Fox para su estreno en España:


La trama: Cada temporada ha ido variando el eje principal de la trama. El primer año, el más brillante, se basó en la pérdida del padre en el episodio piloto y las consecuencias familiares y laborales que tuvo en la madre y los hermanos.

La familia Walker era la propietaria de la empresa de frutas Ojal Foods, que creo y dirigió el padre, William ( Tom Skerritt), la madre Nora ( Sally Field). Básicamente se dedicó a criar a sus cinco hijos: una tertuliana de radio y televisión de  corte conservador Kitty ( Calista Flockhart); la directora financiera de la empresa familiar Sarah (Rachel Griffiths); el hijo mayor destinado a dirigir la empresa familiar Tommy (Baltazar Getty); un abogado gay, Kevin ( Matthew Rhys), y el benjamín que se alistó en los marines, que acaba de volver de Irak, con un problema de adicción a las drogas, Justin (Dave Annable). Todos ellos ayudados por el hermano de Nora (Ron Rifkin), que también trabaja en la empresa familiar,

La  muerte de William Walker hace aflorar la presencia de una amante Holly (Patricia Wettig) y de su hija, que se convierte en otra hermana Walker (Emily Vancamp), que son la base de todos los conflictos de la primera temporada, al verse obligados a coexistir las dos vidas que el patriarca llevaba separadas hasta ese momento, creando graves conflictos y tensiones, en especial entre las dos mujeres que compartieron la vida de William Walker.

La primera temporada fue la mejor de toda la serie con una Sally Field inconmensurable, compatibilizando el inmenso dolor de sentirse traicionada por el hombre al que había dedicado toda su vida, con lo que ella entiende que es su obligación de seguir manteniendo a su familia unida (incluyendo a las parejas de sus hijos y a sus nietos) a pesar de todos los pesares.

La dificultad de seguir con tu vida después de semejante engaño y la fuerza con la que Nora encara las adversidades, sin renunciar a seguir preocupándose por todos sus hijos y nietos, sacrificando sus propias inquietudes para seguir al lado de los suyos y con el ultimo objetivo de mantener la unidad familiar, es el tema que la serie resolvió de forma brillante el primer año.

A otro nivel, es interesante la reacción de los hermanos al conocer la vida secreta de su padre y los diferentes grados de aceptación de la otra familia, que van desde la aprobación hasta el rechazo absoluto.

En la segunda temporada el centro de la trama giró hacia las vidas amorosas de los cinco hermanos, en algunos casos separándose de sus parejas y en otros conociendo a nuevas personas, como es el caso de Calista Flockhart, que se enamora de un congresista republicano interpretado por Rob Lowe, con el que mantiene una relación que finaliza en matrimonio. En esta temporada el nivel se mantiene debido al interés de las nuevas relaciones, pero daba los primeros síntomas de estancamiento.

El tercer año, el foco de atención cambia hacia los problemas económicos y financieros de la empresa familiar y las luchas por el poder, y es cuando empieza el declive, a lo que ayuda lo que suelo denominar el factor ADN, que es la típica estratagema a la que acuden los guionistas haciendo pruebas de ADN, para cambiar paternidades, que en este caso empezaron a utilizar en esta temporada. El único punto brillante en esta temporada es la estabilidad de Kevin con su pareja Scotty (Kevin Mcfarlane), que es la relación mas sólida y sana de todos los hermanos.

En las dos ultimas temporadas la serie empezó a ir a la deriva con la enfermedad de cáncer en uno de los hermanos, adopciones de niños y la aparición de diversas tragedias, tipo accidente automovilístico, que rizaban el rizo bastante improbable de una serie tan realista en sus inicios. De todas maneras, una constante ha sido el pilar que representaba la matriarca que mantenía la familia a flote con llamamientos continuos a la unidad familiar, sobrellevando todas las tragedias que acaecían a sus miembros.

Otro aspecto a resaltar, y que la separa de los culebrones al uso, es la ausencia de  personajes negativos o malos en la serie. El papel de la amante, que en principio podía haber caído en ese maniqueísmo, estaba muy matizado, por lo que evita sentir una animadversión total hacia ella, en especial al ser la madre de la sexta hermana.

En mi opinión ha sido una serie digna y correcta, aunque personalmente no la puedo catalogar como una gran serie por esa irregularidad que provocaban los cambios de guionistas de una temporada a otra. Esto provocaba que la trama fuera dando tumbos de un año a otro, dándome la sensación de no haber conseguido esa plenitud que prometía en sus dos primeras temporadas, dejándome ligeramente decepcionado por considerar que se ha desperdiciado gran parte del talento inicial de la serie.

La serie tiene aspectos muy positivos, como ya he comentado en el papel de la matriarca, así como el antagonismo ideológico y político entre las posturas liberales de la madre y el conservadurismo de la hija tertuliana, que daba lugar a escenas muy interesantes como por ejemplo la que pueden ver en este vídeo, con ese placer que da ver actuar a dos buenas actrices frente a frente:

Los actores: Sally Field ha tenido una larga y distinguida carrera cinematográfica, donde ganó dos Oscars por ‘Norma Rae’ y en ‘Un lugar del corazón’. Con el paso de los años los papeles en el cine empezaron a escasear y empezó a aparecer en televisión en series como ‘Urgencias’, hasta que le ofrecieron protagonizar esta serie sustituyendo a Betty Buckley, después de rodar el piloto.

Sally Field es el alma de la serie, porque su papel de madre preocupada por sus hijos, queriendo enterarse de todo y haciendo cualquier cosa para protegerlos, pero a la vez con unos serios principios morales y éticos que ha intentado inculcar a sus hijos, es el faro que guía a toda la familia. Field, además, representaba su edad de forma convincente, sin acudir a excesivos retoques estéticos, como es la norma en muchas de las actrices de su edad.

Su papel de Nora Walker le dio el Emmy a la mejor actriz dramática en el año 2006, la primera temporada de la serie donde realmente hizo un trabajo excepcional.

Los otros dos papeles femeninos de la serie recayeron en otras dos actrices de reconocido prestigio.

En el papel de Kitty, la activista conservadora, estaba Callista Flockhart, a la derecha de la foto, mundialmente conocida por su papel en ‘Ally McBeal’ y que en esta serie tuvo la oportunidad de cambiar de registro. En mi opinión no lo consiguió plenamente, ya que cuando la veía sus gestos y movimientos algo histéricos, eran exactamente los de Ally McBeal y me costaba separarlas. Es una buena actriz, pero con un registro bastante limitado y en esta serie creo que se hace evidente.

En cambio, la australiana Rachel Griffiths, conocida por su papel en ‘A Dos Metros bajo tierra’ y peliculas de prestigio como ‘Hillary y Jackie’, es una actriz bastante mas versátil y realiza una gran composición de Sarah Walker, que ve cómo todo se desmorona a su alrededor, su matrimonio, su trabajo, la muerte de su padre, pero que sigue luchando en busca del amor y del reconocimiento laboral con el apoyo incondicional de su madre.

Los tres papeles masculinos de los tres hermanos fueron a parar a tres actores más desconocidos. De izquierda a derecha, Matthew Rhys, Baltazar Getty y Dave Annable.

Rhys es un actor galés que dio al salto a los USA en este papel de abogado gay, sensible pero comprometido políticamente, con graves problemas para comprometerse hasta conocer a un cocinero llamado Scotty del que se enamora y forma la pareja más estable de la serie.

Baltazar Getty interpreta al eslabón débil de la familia. Su papel es bastante insustancial, en medio de todos los problemas, pero sin recursos para resolver nada, esperando que los demás le solucionen los problemas. Como actor nunca me ha acabado de convencer y siempre lo he encontrado algo blando y en este papel me lo ha confirmado. De hecho, su aportación se hace casi invisible en las dos últimas temporadas desapareciendo hasta de los títulos de crédito.

Dave Annable, en cambio, ha sido la sorpresa agradable y la revelación de la serie. Su interpretación del hijo menor, un exmarine con problemas de drogas, es excelente creando un personaje cálido y del que te preocupas por sus esfuerzos por salir del pozo en que se ha metido.

Los papeles de la amante y su hija recayeron en Patricia Wettig, a la derecha, y Emily Vancamp.

 

Wettig, veterana actriz que destacó con la serie ‘Treinta y tantos’, es la mujer del productor ejecutivo de la serie Ken Olin, que también actúa aquíy pueden ver en el centro de la foto, y lidia muy bien con el papel desagradable de la amante que entra en las vidas de la familia Walker como un elefante en una cacharrería.

Emily Vancamp empezó su carrera en ‘Everwood’, la anterior serie del productor ejecutivo Greg Berlanti, y en la actualidad es la actriz principal de ese culebrón actualizado y muy entretenido que es ‘Revenge’.

Por último, otra de las nobles presencias de la serie es el gran actor Ron Rifkin (‘Alias’), como el hermano soltero de Nora Walker y tío de todos los hermanos. Rifkin, como siempre, cumple sobradamente con su papel de apoyo de su hermana cuando ésta necesita alguna ayuda y de alguna manera también ha sacrificado su vida personal para ayudar a subir a la familia.

El final: La cuarta temporada de la serie vio declinar bastante las audiencias y su popularidad, ayudado por el declive de sus compañera de viaje ‘Mujeres Desesperadas’, hizo que la cadena ABC se planteara cancelarla al finalizar la quinta temporada. Al avisar con tiempo a los guionistas, se pudo cerrar las historias en marcha de forma correcta y hacer un último capítulo bastante bueno que finaliza con la boda de uno de los hermanos y, sobre todo, con la satisfacción de Nora al ver que su felicidad está básicamente ligada a la de su familia y el final feliz le da una conclusión positiva a sus historias de cinco años.

‘Cinco Hermanos’, una serie interesante y recomendable para aquellas personas que le gustan este tipo de series familiares y bastante realistas, en las que no hay tiros, asesinatos ni bombas, pero que te hacen pensar en las cosas de la vida y ves reacciones y comportamientos que puedes identificar en algunos casos en personas de tu entorno y que sobretodo te hacen pensar desde un punto de visto positivo en valores que se dan muchas veces por sentados, pero que no son tan evidentes en la actualidad.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor