Diario Vasco

img
Ya estamos en Daytona
img
Ander Vilariño | 16-02-2013 | 14:28

Salía hacia Daytona con una sensación especial. He corrido en Brasil, en muchos países por Europa e incluso en Asia. Pero ir a EEUU, a disputar una carrera NASCAR y además a Daytona es algo que no me lo hubiera imaginado nunca.

En la época en la que corría en monoplazas en circuitos con el sueño de algún día probar en F1, hubo algún momento que pensé en encaminar mi carrera hacia Estados Unidos, donde la política influye menos en quién corre en sus campeonatos, pero pensaba en la Fórmula Indy, nunca pensé en la NASCAR. Viendo cómo debutaba Oriol Serviá en la Indy– hoy en día un piloto con éxitos en ese campeonato – pensaba que podía seguir sus pasos. Pero una vez se terminó el camino de los monoplazas nunca volví a manejar el presupuesto necesario para planteármelo seriamente. Por aquel entonces conocía la NASCAR por las películas, por lo que veía en la televisión sobre los accidentes y por revistas especializadas e incluso videojuegos. Aquí en Europa estamos muchísimo más concentrados en las competiciones en monoplazas o fórmulas y parece que cuando un piloto sale de ese camino, de esas carreras en monoplazas, pierde lo más interesante de su carrera. En cambio en EEUU, aunque la Formula Indy es muy importante – de hecho las míticas 500 millas de Indianápolis es una prueba muy importante no sólo allí sino en todo el mundo – el deporte del motor más seguido a todos los niveles (televisión y asistencia) es la NASCAR. La NASCAR sólo es superada por la NFL (fútbol americano) en audiencias televisivas y asistencia de público a las pruebas. Todo esto son datos que yo desconocía por aquel entonces.

Casi 10 años después de dejar el camino de los monoplazas, de haber probado de todo en esto de las carreras de coches (monoplazas en circuitos, montaña, carreras de resistencia en circuitos, rallies e incluso algunos rallies sobre hielo) y de haber terminado corriendo y ganando el primer Campeonato NASCAR oficial en Europa, voy a debutar en NASCAR en EEUU. Es una sensación genial. Ya fue increíble la gala que vivimos en diciembre en el NASCAR Hall Of Fame y que ya conté aquí. Fue una gala al más puro estilo americano con más de 1200 personas y compartimos muchísimos momentos con gente de todo tipo de NASCAR, pilotos, equipos, dueños de circuitos, directivos… Pero lo que vamos a vivir en Daytona sé que va a superar a todo aquello.

En Daytona vamos a correr la NASCAR UNOH Battle At The Beach dentro de la Speedweek de Daytona 500. Correremos el lunes 18 y martes 19, dentro de la semana del mundo del motor más importante de EEUU. En esa semana unas 500.000 personas pasan por el circuito y nuestras carreras se verán en directo por Televisión en Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica. NASCAR dice “en otros deportes la jornada inaugural dura una tarde, aquí la jornada inaugural dura una semana”. Y lo interesante es que empiezan la temporada de sus campeonatos principales con un evento semanal que es el más importante del año.

Dejando al margen todo lo que rodea al evento, sé que será muy difícil ganar, soy muy consciente de ello. Nunca he probado el NASCAR K&N Pro Series con el que voy a correr en Daytona. Se parece mucho a mi #2 TFT Banco Santander con el que he ganado en Europa, pero hay cosas diferentes; el motor es 200 CV más potente, el coche pesa 400 kg más y los reglajes son totalmente asimétricos. De hecho en las rectas el coche tiende a irse hacia la izquierda y hay que estar tirando del volante hacia la derecha. De todos modos, no es esto lo que más me preocupa, ni que mis rivales tengan más experiencia que yo en este tipo de circuitos (ovales), de hecho el circuito en el que vamos a correr más de 30 coches, se monta para la ocasión y tiene sólo 650 metros de cuerda. Lo que más me preocupa es verme envuelto en algún accidente tipo montonera de esos que se dan en las competiciones NASCAR en oval. Porque eso supondría el fin de esa carrera.

El coche con el que voy a correr es propiedad del organizador de la NASCAR en Europa, ha montado un equipo en EEUU para que los pilotos europeos tengamos un equipo como referencia cuando podamos y queramos ir a correr a la NASCAR americana.

Me encuentro en uno de los mejores momentos de mi carrera deportiva, creo que en el mejor y si no tenemos problemas creo que puedo hacer una buena carrera.

Estoy deseando que llegue el momento en que hagan la presentación de los equipos y pilotos y nos digan esas palabras…: “GENTLEMEN START YOUR ENGINES!”.

Hasta entonces nos queda trabajo. Sábado y domingo adaptación al coche. Lunes entrenamientos y martes más entrenamientos, calificación, carreras clasificatorias y así llegaremos a  la carrera final de 150 vueltas.

  • mayr

    ¿Cómo podemos ver la carrera desde españa?

Sobre el autor Ander Vilariño
El automovilismo visto por Ander Vilariño, 4 veces campeón de Europa (2 en NASCAR y 2 en subidas de Montaña FIA) y 2 veces campeón de España (Fórmula 3 y Fórmula Supertoyota). http://www.andervilarino.com

Otros Blogs de Autor