Diario Vasco
img
Categoría: postres
Recetas económicas para el día de San Sebastián

Parece que en Donostia hasta que pasa el día de San Sebastián el año no comienza, lo que sí tenemos ya a nuestras espaldas es la tan temida cuesta de enero. Lo que antes se limitaba a ser un mes dónde te tenías que apretar el cinturón te puede llevar a llevarlo de esta manera hasta la siguiente paga extra (eso para los afortunados que la tengan).

Hoy os quiero traer varias ideas, de todo tipo, de las que se hacen en un pispas o de esas que te hacen pasar un agradable rato en la cocina. Sea como fuere todas son recetas mas o menos asequibles y que además os quedarán en vuestras mesas de lo mas vistosas. No hay que dejarse mucho dinero para poder disfrutar de la vida, ni tan siquiera pasar mucho tiempo en la cocina, a menos que lo hagas bien acompañado, con buena música y con una copa de vino. Disfrutad de la vida lo que podáis o lo que os dejen.

Podemos empezar sorprendiendo a nuestros invitados con un paté hecho por nosotros mismos. Lo podemos dejar preparado de víspera o con un par de días de antelación. Es muy sencillo, acompañado de una confitura de manzana o unas tostadas con pasas será un picoteo de lo mas sorprendente cuándo digáis que vosotros mismos lo habéis preparado. En eso consiste, en sorprender y un solomillo o un besugo nos encantan pero sorprender lo que se dice sorprender tan solo lo hace por pensar la pasta que nos hemos dejado en el mercado.

Paté casero de pollo y setas

1. Paté de higaditos de pollo y setas: 

Ingredientes: 80 gramos de cebolla, 70 gramos de setas, 250 gramos de higaditos de pollo, 100 gramos de mantequilla, 1 cuchara sopera de Brandy, Sal, Pimienta negra, Leche.

Para la saber cómo se prepara os dejo el enlace a la receta: Receta de paté de higaditos de pollo y setas.

Ensalada de patata y salmón ahumado.

2. Ensalada de patata y salmón ahumado:

Ingredientes.Patata nueva de Málaga, Alcaparras, Pepinillo pequeños, Cebolleta fresca, Cebollino fresco, Salmón ahumado, Huevas de lumpo, Mahonesa, Yogurt natural, Zumo de limón, Sal.

Una ensalada sencilla que se puede emplatar o poner en el centro de la mesa acompañada de un pan tipo pita para poder degustar con facilidad. para saber el proceso de elaboración os dejo el enlace a la receta: Receta de ensalada de patata y salmón ahumado  (pinchar en el enlace para ver la receta).

Pintxo donostiarra para hacer un poco de patria.

3. Pintxo donostiarra.

Ingredientes: Anchoas en aceite, Bonito del norte en aceite, Cebolleta fresca, Piparras , Aceite de oliva virgen extra.

No podía faltar en nuestra mesa un día tan especial para todos los que habitamos en ésta ciudad. Para la sencilla elaboración (el único secreto de ésta receta es utilizar conservas de calidad) os dejo el enlace de la receta. Pintxo donostiarra. (pinchar en el enlace para ver la receta).

Navajas con aceite de perejíl.

4. Navajas con aceite de perejil.

Ingredientes: Navajas, Aciete de oliva virgen extra, Un buen manojo de perejíl, Sal.

Una receta rápida, fácil y sencilla. Navajas con aceite de perejil. (pinchar en el enlace para ver la receta).

 

Para el plato principal os voy a dar dos opciones, una de ellas más económica que es de lo que se trata (solomillo de cerdo) y otra un poco mas subida de precio y que podéis encontrar en el mercado en dos opciones: de piscifactoría o salvaje, ésta última suele ser salvajamente cara a la par que deliciosa (lubina).

Solomillo de cerdo al brandy con puntalettes al parmesano.

5. Solomillo al brandy con puntalettes al parmesano.

Ingredientes: Solomillo de cerdo entero, Puntalettes, Paremsano, Nata para cocinar, Leche, Sal, Pimienta negra, Agua, Brandy, Perejíl fresco, Aceite de oliva virgen extra.

Una receta económica y muy vistosa. Solomillo al brandy con puntaletes al parmesano. (pinchar en este enlace para ver la receta).

Lubina sobre jugo de langostinos. Para bolsillos abultados.

6. Lubina sobre jugo de langostinos.

Ingredientes: Lubina en lomos, 10/12 langostinos crudos y enteros, 1/2 cebolleta, 1/2 tomate, Coñac o brandy , sal, Aceite de oliva virgen extra, Cebollino fresco.

Plato de lujo para el que tenga unos euros de más en su cartera y quiera llenar el estómago con ellos. Lubina sobre jugo de langostinos (pinchar en este enlace para ver la receta).

 

Para terminar os voy a dar una idea dulce, fácil y con mucho chocolate y otra mas vasca, mas nuestra, mas idiazábal.

Tarta de chocolate amargo.

7. Tarta de chocolate amargo.

Ingredientes:

Masa brisa de cacao (enlace) podeís usar la normal comprada, 200 gramos de nata para montar, 200 gramos de chcolate 70% Lindt para repostería, 90 gramos de mantequilla, 70 gramos de leche entera, 1 pizca de sal, 2 0 3 cucharadas soperas de azucar, Cacao en polvo (sin azucar).

Enlace de la receta para que la pongáis en práctica. Tarta de chocolate amargo.

Tartas de idiazabal. Tartas euskaldunas.

8. Tarta de idiazábal. Tarta euskalduna.

Ingredientes:

Para la base de nueces: 180 gr de harina normal, 100 gr de nueces peladas, 100 gr de mantequilla, 1 huevo, 50 gr de azucar glas, 1 pizca de sal.

Para el relleno:, 100 gr de queso tipo Philadelphia, 200 gr de nata para montar, 150 gr de queso Idiazabal ahumado (tiene que ser de sabor intenso), 3 cucharadas soperas de azucar normal, 2 hojas de gelatina.

Para la cobertura de membrillo: 250 gr de membrillo dulce, 1 hoja de gelatina, 1/2 vaso de agua (a veces hace falta un poco mas).

Para la receta os dejo el enlace. Tarta de idiazábal. (pinchar en enlace).

Para terminar una buena sobremesa y un buen rataplán a las doce en punto. Que los pelos se os pongan de punta, que no dejéis de escuchar tambores esas 24 horas y Gora Donostia!

 

On egin!

Todas las recetas de este post son escritas, fotografiadas y cocinadas por mi, publicadas en los diferentes medios dónde acostumbro y reunidas aquí para que podais coger ideas y llevarlas a vuestras mesas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
Operación torrija perfecta

Estamos en plena época de torrijas y se de buena tinta que andáis preparándolas por aquí y por allá. Las torrijas es uno de esos platos fáciles de preparar pero difíciles de hacerlos de una manera high level (de nivelón que diríamos). Hay varios factores que hacen que este postre pase sin pena ni gloria o que haga que toquemos el cielo con los dedos de la mano. Hoy estoy dispuesta a contaros los mil y un secretos (me he pasado, no llegan a un puñado de trucos) para que consigáis esas torrijas a la altura de un buen restaurante de postín.

Vamos a empezar por el ingrediente más importante de este delicioso postre, el pan. Mi deformación profesional hace que os aleccione en este tema, trabajar el The Loaf  hace de mi una tiquismiquis panarra de mucho cuidado, pero en este tema concreto tengo razón y mucha. Ayer preparé torrijas con tres panes diferentes para poder documentar este post cómo es debido. El primero de ellos con un classic (pan de masa madre con una pequeña cantidad de levadura, miga pelín gelatinosa pero no en exceso por esa aportación de levadura), no quedaba una torrija bien empapada, tan solo un sutíl toque para mi gusto insuficiente. La segunda prueba fué con pan de barra, sé que muchos los hacéis con este tipo de pan, no me gusta esa sensación tan presente de la corteza, soy de torrija con mucha miga y en este caso tampoco cumplía mis expectativas. El tercero de los panes fué un delicioso pan de molde, no de molde supermercadero sin sustancia ni ná, un molde bien enriquecido con su leche y su mantequilla, su miga bien densa apta para absorber toda esa leche de la que hablaremos más adelante. Cómo os habéis podido dar cuenta me quedo con esta tercera opción, un pan de molde de calidad y cortado en rebanadas de más de dos dedos de ancho (pasen por The Loaf a partir de las cuatro de la tarde y lo encontrarán).

Ya tenemos el pan, ahora vamos a por la leche. Para mi gusto tiene que ser entera, con todas sus grasas y deliciosas calorías. Debemos infusionarla con mimo por que esa va a ser la esencia, el aroma, el olor de este popular postre. Necesitaremos piel de naranja y limón, buena canela en rama y una vaina de vainilla (que no esencia de vainilla, no me seáis marranos). La infusinaremos a fuego lento sin que llegue a hervir y dejaremos templar antes de meter las rodajas de pan en su interior. El momento de empapar el pan también es un tema complicado, hay que empapar el pan sin que se desmorone pero tiene que estar jugoso. Os recomiendo haceros con dos espumaderas y dar la primera vuelta rápido para que nos e os rompa, dejaremos escurrir sobre una rejilla.

Llega el momento de la fritura. Os recomiendo una aceite de oliva virgen extra de calidad, bueno para este y para todos los platos que podáis preparar en vuestra cocina. La temperatura del aceite también es fundamental, caliente pero no humeante (entre 150/160 grados). Pasaremos las torrijas con mucho cuidado por huevo batido y las freiremos. Siempre las sacaremos a  papel absorbente para quitar en exceso de aceite, incluso les pasaremos un papel por encima. Hay una opción de torrija sin fritura, con el pan empapado y con la terminación de caramelizarla con soplete (mi preferida).

En la recta final del tema torrijero nos encontramos con el azúcar. Aquí tenemos varias opciones, para gustos los colores. Desde lo más clásico cómo es rebozarlas en azúcar con canela o las que dan un toque más sofisticado y especial como es el azúcar caramelizado (mis preferidas). La primera opción es tan sencilla como pasar las torrijas una vez fritas por una mezcla de azúcar con un poco de canela. La segunda y mi preferida es más complicada porque tenemos que hacernos con un soplete de cocina ( de venta en ferreterías y grandes superficies ), echaremos azúcar por encima y pasaremos el soplete hasta que el azúcar empiece a caramelizar, tiene que quedar crujiente. El crujiente del caramelo y la melosidad de la torrija con este tipo de pan hacen para mi gusto una torrija diez.

Ahora es el momento de p0neros los ingredientes, también os dejo el enlace a mi otro blog para que veáis con más detenimiento las diferentes torrijas que podéis preparar. Pan para torrijas, torrijas tradicionales y mi receta favorita (enlace).  Las torrijas se pueden acompañar de helado, frutos rojos, una crema de yogurt… No las dejéis solas, bien acompañadas hacen de ellas un grandioso postre.

 

 

 

Ingredientes.

1/2 litro de leche

1 rama de canela

1/2 vaina de vainilla

3 cucharas soperas de azúcar

La piel de medio limón

La piel de media naranja

Huevo

Aceite de oliva

Azúcar y canela

On egin!

 

 

Ver Post >
En estas navidades turrón de chocolate casero

Para mi las navidades son cocina, familia y amigos. Imagino que cuando a uno le gusta algo, como me pasa a mi con la cocina, quiere disfrutar de ello y más cuando es para compartir con los que más quieres. A veces tengo mis serias dudas de que cocinar a destajo sea una satisfacción, las dudas me entran después de llevar varias horas entre horno, pucheros y masas. Me planteo poner la cama en la cocina, paso en ella más tiempo que en cualquier otra parte. Cada año añado un grado de dificultad, me meto en unos fregados serios yo solita, así que no puedo echarle la culpa a nadie. Estos días ando rodeada de polvorones y turrones, aunque esté cansada me gusta pensar que estarán en muchas casas en estas cenas y comidas tan “especiales”. Además de lo agradecida que estoy de que haya gente que apueste por personas como yo que intenta día a día pelear en este mundo que nos ha tocado vivir.

La navidad empezó malamente con ese anuncio amenazante de la Lotería Nacional, aunque si es verdad que entra dentro del lado rococó y estrambótico que tienen estas fiestas. Lo pienso y es un anucio lleno de mensajes, esa cara de amenza de Montserrat Caballé es lo que sienten muchos cuando se acerca el temido 24 de diciembre y el primer contacto con familiares que quizás solo ves en esta época del año, coincidir con ese primo que no soportas o ese cuñado graciosete. Esa sonrisa final de Raphael, ese “na, na, na, na, nanana” y esa cara  con tan pocos aditivos y colorantes como una tarta de fondant,  me recuerda a esa gente que durante el año se cruza de acera o hace que mira el móvil para no saludarte hasta que te lo encuentras en plena noche vieja con un par de copas de más. Muy real el anucio si señor.

La navidad es como una enfermedad que hay que pasar. Tienes dos opciones, poner de tu parte para que todo fluya más o menos bien (el alcohol ayuda una barbaridad) o estar tirado cual despojo compadeciendote de tu alma, elige lo que quieras. Te aconsejo meterte en la cocina, ponerte música y una copa de vino y dejarte llevar. Felices fiestas a todos.

TURRÓN DE CHOCOLATE CASERO

turrón de chocolate

Ingredientes:

125 gramos de chocolate negro del 70%

150 gramos de chocolate con leche

50 gramos de manteca de cerdo

60 gramos de Chococrispis de Kellogg´s

Una pizca de sal

1 cucharilla pequeña de miel

 

Proceso:

Trocearemos el chocolate y lo pondremos al baño maría, nos ayudaremos de una espátula para ir removiendo, el chocolate hay que trabajarlo sin prisas y una temperatura que no sea demasiado alta. Cuando veamos que empieza a derretirse añadiremos la manteca de cerdo, la miel y  la pizca de sal, removeremos hasta que todo esté bien deshecho. A continuación apartaremos del fuego y añadiremos el arroz inflado, mezclaremos bien y lo echaremos en el molde. Taparemos con film transparente y dejaremos toda la noche en el frigorífico.

Hay unos moldes especiales para hacer turrones, si no tenéis y usaís de otro tipo tened cuidado por si se os pega. un truco sería cubrirlo de film transparente, lo malo es que no se os pegará pero no os quedará liso. Un truco es que espolvoreeís un poco de cacao en polco por encima para que no se vean esas imperfecciones.

Ver Post >
Las mujeres también cumplimos años. Tarta de cumpleaños.

Me gusta cumplir años, me gusta compartir ese día con la gente que me aprecia y quiero. Me gustan los regalos, los tirones de orejas y porque no, me gusta decir cuantos años tengo. Nunca he entendido ese concepto de ser una falta de educación preguntarle la edad a una señora. Para mi una falta de educación es que te llamen vieja pero preguntarte cuantos años tienes no. Es un momento absurdo ese de decir: “una señora no cumple años”. Si no cumples años estás fastidiado, el cementerio está lleno de los que ya no los cumplen.

Por eso cada año que cumplo me parece un reto superado, un apredizaje de 365 días que con lo que cuesta llegar a superarlo lo mínimo es sentirse orgulloso del largo camino recorrido. Nunca oculto mi edad, de hecho en cuanto veo que es necesario decir cuantos años tengo no dudo ni un momento. 35 años repartidos entre risas que me han traído patas de gallo, preocupaciones que a veces me hacen tener ojeras y una pequeña que ha hecho que mi cuerpo y mi mente cambien.

No volvería atrás por nada del mundo. Con lo que me ha costado llegar hasta aqui no me quiero imaginar volver a los 15, ni a los 20, ni a los 25. Creo que estoy en la mejor edad (creo que esto siempre lo pienso), en la que todavía te sientes joven pero maduro al mismo tiempo. 35 son los años suficientes para tener unas cuantas vivencias de las que te hacen ser un superviviente en esta vida de locos. Además no me veo mal del todo, está claro que la ley de la gravedad está haciendo su trabajo pero la sonrisa todavía no se me ha caido.

Este jueves es mi cumpleaños y voy a compartir con vosotros una tarta; aunque si queréis quedar bien conmigo dejaros de dulces e invitadme a un buen jamón o un buen queso pero siempre con buen pan y una buena cerveza. Disfrutad de la vida y celebrad cada año que pasa.

TARTA DE HOJALDRE Y FRUTAS

Ingredientes:

2 plachas de hojaldre

Azúcar moreno

Polvo de naranja

Crema pastelera

Merengue (2 claras, 100 gramos de azúcar glas)

Frutas al gusto (fresas, frambuesas, kiwi, plátano, mandarinas o naranjas)

Proceso:

Impregnaremos bien los hojaldres con azúcar moreno y polvo de naranja (si no tenéis polvo de naranja no pongáis nada), las pincharemos aunque no nos importa que suba. Hornearemos las planchas a 210 grados unos 10/15 minutos, sacaremos y dejaremos reposar.

Prepararemos la crema pastelera (os dejo enlace de mi receta) y el meregue. Batiremos las claras con una batidora de barillas hasta que estén casi a punto de nieve, en ese momento añadiremos el azúcar glas, batiremos hasta que queden bien firmes. Prepararemos las frutas, cirtadas en trozos bonitos, la parte visual en esta tarta es fundamental.

Colocaremos una de las planchas de hojaldre y la cubriremos con el meregue, pondremos la otra plancha encima (pondremos siempre boca abajo la parte del azucar) y la cubriremos con la crema pastelera, sobre ésta iremos poniendo las frutas, que queden variadas de color y bien colocadas. Podemos terminar echándole un  almíbar que haremos 50% de agua y 50% de azúcar. Si nos ha sobrado un poco de merengue podemos usarlo con una manga pastelera para decorar los bordes.

On egin!

 

Ver Post >
Comida o medicamentos, cómo engañar al consumidor. Receta antioxidante.

 Todo viene en relación a la conversación que tuve el otro día con Begoña Del Teso. Hablábamos de lobbys alimentarios, maneras de alimentarse y el engaño en el que vivimos los consumidores. Hay unas cuantas marcas empeñadas en que nos creamos que no tenemos tiempo para cocinar. Nos lo repiten a diario y nosotros nos lo llegamos a creer hasta el punto de llegar a comprar manzanas troceadas metidas en bolsas, “lechugas” encarecidas y todo tipo de productos “beneficiosos” para nuestra salud.

Cada día lo veo más y no entiendo cómo es posible que la legislación actual deje que estas marcas campen a sus anchas vendiéndonos no se qué beneficios, no se qué vitaminas y no se qué más. Ayer vi unas lechugas de una famosa marca de verduras embolsadas que nos vendía su producto como antioxidante. Vamos a ver señores/as, todas las lechugas tienen ese beneficio, todos los tomates y frutos rojos tienen ese beneficio, el asunto es que las caseras en sus magníficos puestos del mercado no nos lo ponen, tampoco nos lo cobran. Va todo incluido en el mismo precio.

Nos estamos volviendo un poco tontos, un poco vagos y un poco huevones (con perdón), nos creemos las proclamas que unos cuantos han soltado por ahí. “No tenemos tiempo para cocinar y por eso tengo que comprar todo envuelto en bonito petróleo”. Amigos, amigas siento deciros que sí tenemos tiempo para cocinar, mucho más del que tuvieron nuestras abuelas y madres. Si queremos vivir en la inopia  no le echéis la culpa a nadie porque sólo será responsabilidad vuestra.

Cuando las marcas comerciales se quedan cortas con sus “engañosas” proclamas entran las farmacéuticas en acción. Cómo ibana perder laoportunidad, y nos dicen que han metido la dieta mediterránea en una pastilla. Vamos que para qué degustar un rico aceite de oliva virgen, unas verduras asadas, un rico queso o un buen jamón si todo eso y mucho más puede ir metido en un comprimido que con un sólo sorbo de agua hará que nos sintamos más sanos que una manzana.

De verdad, creo que estamos perdiendo el norte. Estamos a tiempo de tomar las riendas de nuestras vidas y con ello controlar qué comemos. Yo todos los días como antioxidantes, vitaminas, proteínas, hidratos, bífidus, oligoelementos, omega3 y todo lo que haga falta. La diferencia es que todo eso no lo empujo con agua para arrastrar una píldora, lo tomo con pan, con buen pan como debe ser.

Ahora os voy a poner una receta de la manera en la que deberíamos comer los antioxidantes. Yo lo hago así y me sienta a las mil maravillas, más alegre y mucho más sabroso que una triste pastilla. Somos personas en un mundo lleno de ricos alimentos, no nos volvamos astronautas.

FRESAS Y FRAMBUESAS CON YOGURT CREMOSO

INGREDIENTES:

Frambuesas

Fresas

Vainilla

Azúcar

Yogurt tipo Griego

Honey Cress (las hojitas verdes)

Unas gotas de limón

 

INSTRUCCIONES:

Lavaremos y cortaremos las fresas, las pondremos en un cuenco y añadiremos las frambuesas. Les echaremos azúcar al gusto y unas gotas de limón, las dejaremos macerar unos minutos.

Por otro lado prepararemos el yogurt con un poco de azúcar (muy poco), las semillas de la vaina de una vainilla y removeremos bien. Colocaremos el yogurt en el fondo de uno bonitos vasos o copas y sobre éste pondremos las fresas y frambuesas maceradas con parte de su caldo.

Terminaremos poniendo unas hojitas de Honey Cress para darle el toque verde y dulce. Es difícil tener esta planta así que podéis saltaros este paso y sustituirlo con un poquito de miel en hilitos.

On egin!

 

 

Ver Post >
Galletas de Lacasitos. Cocinar con niños el primer paso para que coman bien.

 

Mi pequeña Laia tiene 3 años y con ella estoy aprendiendo infinidad de cosas, lo nuestro es un aprendizaje en el que las dos ganamos mucho. Me gusta compartir mi tiempo con ella y si es en la cocina mejor que mejor. El día que me dijo que la comida del cole era mejor que la mía sabía que había que ponerle solución, ¿cómo podía ser eso? y sobre todo ¿Cómo hacer que cambie de opinión? Muy fácil, metiéndome con ella en la cocina. Se que muchos de vosotros no lo hacéis por miedo a que algo malo les ocurra, que se manchen o que alguna catástrofe pase. Ponedles un delantal y quitad de delante de ellos cualquier cuchillo, aceite caliente o similar y ya veréis que bien lo pasáis. Creo que uno de los pasos más importantes para que los peques coman bien es que sepan de dónde vienen las cosas, enseñarles que son las verduras y frutas y que ayuden a prepararlas seguro que les da fuerzas para probarlas.

Me gusta rodearme de niños, admiro su inocencia y maleabilidad, ese concepto de que son como esponjas es muy acertada. Ellos están abiertos a aprender todo lo que les queramos enseñar, lo bueno y lo malo. Mirándolos me doy cuenta de los pocos prejuicios que tienen, la falta de corrupción y de que en definitiva el ser humano en el inicio de nuestros días es simplemente bueno. Para nosotros ya es tarde pero en ellos podemos tener el futuro garantizado, no les acomplejemos ni les traslademos todos nuestros complejos y prejuicios, no les enseñemos todo lo que hace que este mundo sea corrupto, ellos son nuestra esperanza.

No tengo la receta para que nuestros pequeños salgan buenas personas pero si que hay unos básicos, como hacerles caso, hacerles que se sientan importantes (porque lo son) y quererlos mucho (que no malcriarlos). Para los que no sepáis cocinar y queréis que ellos si, una servidora empezará a dar unos cursos el mes de Abril para niños de 6 a 12 años, estoy encantada con este proyecto, rodearme de esos locos bajitos que tanto me gustan y encima para cocinar. A continuación os dejo el enlace para los que estéis interesados en apuntaros. La diversión y el aprendizaje están garantizados.

Cursos de cocina para niños con The Glutton Club. (enlace para apuntarse a los cursos)

 

GALLETAS DE LACASITOS

 

INGREDIENTES:

100 gr de mantequilla

120 gr de ázucar glas

1 huevo L

175 gr de harina normal

1 cucharilla de levadura Royal

1 vaina de vainilla (o una cucharilla de esencia)

Ralladura de 1/2 naranja

Lacasitos a porrillo

 

INSTRUCCIONES:

 

Empezaremos haciendo una crema con la mantequilla en punto pomada (1 hora fuera del frigo), el azucar glas, la ralladura de naranja y lo que habremos sacado del interior de la vaina de vainilla. Cuando tengamos una crema bien mezclada añadiremos el huevo para acontinuación añadir la harina. Dejaremos reposar la masa media hora en el frigorífico.

A continuación haremos bolitas pequeñas dejando bastante espacio entre unas  otras y poniendo 4 lacasitos por galleta bien juntos (se separarán dn el horno). Las hornearemos a 180 grados durante 10 minutos. Sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

¡A disfrutar!  On egin!

Ver Post >