Diario Vasco
img
Categoría: Recetas con niños
La alimentación como asignatura

Ayer mi hija una vez más expuso a la hora de la cena sus quejas sobre la comida del comedor del colegio. En su día escribí el artículo ¿Sabemos lo que comen nuestros hijos en el colegio? (enlace del post), realmente lo escribí por mi preocupación de esas cinco comidas semanales que hacen cientos de escolares todas las semanas. He de decir dos cosas que ocurrieron después de escribir éste artículo que os cuento, la empresa que nombro se puso en contacto conmigo para enseñarme cómo trabajaban, poco pude ver porque a la hora que me citaron ya habían cocina absolutamente todo. Todo muy limpio y muy recogido eso si. Las explicaciones de ciertas especies de pescado, por ejemplo, no fueron para mi demasiado convincentes. También tengo que decir que otras si las entendí y valoré.

Lo hablo en el patio del colegio a las cinco y es verdad que la mayoría nos preocupamos por las “mates” o como va en inglés, pero qué han comido y cómo lo han comido para la mayoría de los progenitores es secundario. En su día me plantee solicitar comer un día con mi hija en el colegio pero después de tocar las puertas oportunas no fué posible. Ahí, con ellos sería la mejor manera de contaros qué se come y cómo trascurre ese momento que es compartir mesa. Eso si, tengo aleccionada a mi pequeñaja para que analice, saboree y si es necesario se queje de lo que ella considere oportuno. A veces por ser pequeños no se les tiene en cuenta, mi hija si es capaz de valorar si algo está salado, muy cocinado o si sabe a algo que no debería saber, para eso comparto cocina con ella en mi casa.

Imagen de Diariocompostela.es

En esta última valoración voy a argumentar este tema de la alimentación como asignatura. Primero me he ido a rastrear las redes y leer sobre lo que todos intuimos. La OMS prevé que la tasa de obesidad infantil casi se duplique en 10 años. En España el 67% de los niños tiene sobrepeso y el 8,94% son obesos. Esto a niveles ya no pido humanos, porque esa parte la clase política de este país hace mucho que lo ha perdido, pero a niveles económicos que es lo que realmente importa a los mandatarios, puede subir el coste de la seguridad social en un alto porcentaje. La gran responsabilidad, quitando la carga genética (esto ya es cuestión de suerte), es nuestra, de los padres, de los adultos que nos hacemos cargo de la alimentación de ellos.

En muchas ocasiones hablo con progenitores de esos pequeños seres, sobre qué pescado comprar, qué está de temporada o cómo cocinar algún alimento en concreto. En el caso de los pescados el desconocimiento ya no solo es de qué especie es cada una sino de valorar qué pinta tiene que tener un pescado fresco, que variable de precios y cuándo son las temporadas. Cómo cocinarlos ya sería el último paso. Pasa con las verduras, hay para muchos grandes desconocidas, si lo son para nosotros está claro que en rara ocasión haremos que nuestros peques las prueben. Lo veo en mi pequeñaja, la información siempre juega a nuestro favor, desde hablarles de los beneficios de ciertos alimentos o formas de alimentarse hasta llevártelos al mercado para que se vayan familiarizando con pescados, carnes, verduras y todo tipo de alimentos tan necesarios para que crezcan sanos.  El colofón ya seria ponerles un delantal y cocinar con ellos, pero no magdalenas o galletas que también pero darle a las verduras y ese tipo de alimentos que no siendo tan divertidos podemos que de esta manera el niño o niña en cuestión le de una oportunidad.

En mi casa siempre funcionó el cuento de Los arbolitos que nos ayudan a que nos crezcan las ramas (brócoli), Las zanahorias que un día quisieron ser naranjas y El secreto que esconden las berenjenas. Todo esta en nuestra mano y cómo se que muchos ni tenéis tiempo, ni ganas o tenéis falta de conocimientos y viendo que este está empezando a ser un problema muy serio creo que habría que darle cabida a la alimentación en los colegios. No se qué puerta habría que tocar, que corazoncito sensibilizado con este tema desde instituciones como Gobierno vasco habría que encontrar, lo que si se es que ellos tiene que aprender que para crecer, vivir y disfrutar hay que saber comer. Que para estudiar hay que estar bien alimentado y que todo lo que aprendan ahora, degusten y saboreen estará en su base de datos de por vida. No sólo de matemáticas vive el hombre ni la mujer.

 

Ver Post >
Halloween vs todos los santos. Recetas cara a cara.

No se muy bien en que bando posicionarme porque siendo sincera la festividad de Todos los Santos nunca fue de mi agrado. Eso de llamar fiesta a ir flores en mano al cementerio… Cementerio y fiesta en la misma frase me parece digno de exorcismos y rituales de satanería varia (espero no ofender a nadie). Lo que si me quedo y no soltaría por nada del mundo son esos ricos buñuelos que podemos comer por estas fechas. No puedo decir lo mismo de los huesitos de santo, tan gráfico el nombre de este dulce que hace que no me llame lo más mínimo, también he de reconocer que no soy muy fan del mazapán y masas similares.

Poco a poco halloween va formando parte de la vida de nuestros pequeños, lo ven en la tele, los hablan entre ellos, lo tratan en los colegios y para ellos algo que sea disfrazarse y pedir caramelos es totalmente atractivo, a ellos les da igual de dónde viene o que clase de cultura es la que alberga, les llama el disfrute y esta claro que en ese terreno halloween gana por goleada a nuestra tradición de Todos los Santos. Es inevitable, hay rituales de otras culturas que encuentran su hueco en otras tierras y entre otras personas y ésta creo que llegó para quedarse así que lo mejor es relajarse y dejarse llevar, sin presiones, sin pensar de dónde viene y porqué nuestros pequeños lo quieren festejar. Tampoco nos planteamos de dónde viene el chocolate, el café y cientos de alimentos que purulan por nuestro planeta, al igual que disfrutamos de estos manjares haremos por disfrutar de la vida sin dobleces, sin culpabilidad y mucho menos sin tener que justificar que nuestros hijos quieran hacer el mundo a su manera.

En octubre en Disneyland Paris. Halloween.


Eso si, una servidora se tuvo que informar de qué era el truco o trato para poder aclarar las dudas de mi pequeña, esa chiquitina que el próximo sábado irá con sus amigos tocando timbres disfrazada pidiendo sus caramelos. Para que podáis elegir, disfrutar y vivir la “fiesta” del uno de noviembre os dejo dos propuestas, una de ellas mas tradicional y la otra esa que hará que los mas pequeños de la casa vayan formando su mundo de tradiciones, diferentes a las nuestras pero no por ello peores o menos contaminadas de otras culturas que las que podamos tener ya nosotros metidas en nuestras tradiciones.

 

BUÑUELOS DE NATA.

Ingredientes.
4 huevos
80 gr de manteca
15 gr de ázucar
Ralladura de medio limón
110 gr de harina
150 gr de agua
55 gr de leche
Pizca de sal
AOVE
Azucar glas
Nata montada para rellenar

Como se prepara.

Pondremos el agua, la leche, la pizca de sal, la ralladura de limón y la manteca al fuego. Cuando coja el primer hervor bajaremos el fuego y añadiremos la harina. Se formará una masa muy espesa, casi ni podremos remover pero hay que cocinarla durante unos minutos para que se cocine la harina. A continuación retiraremos del fuego e iremos añadiendo los huevos uno a uno, sin parar de remover. Hasta que veamos que el primer huevo no esta integrado no añadiremos el siguiente. Obtendremos una masa suave y homogenea, la meteremos en una manga o la manipularemos con dos cucharas.

Freiremos en abundante aceite caliente, echando pequeñas porciones porque la masa se hincha mucho. Con una espumadera las moveremos continuamente para que se frían bien por todos lados, los freiremos durante unos minutos a fuego medio para que se hagan bien. Sacaremos a un plato con papel de cocina para quitar el excedente de grasa. Podemos comerlos así mismo espolvoreando azucar glas o rellenarlos de crema o nata.

Para rellenarlos utilizaremos una manga pastelera con una boquilla pequeña. Pincharemos el buñuelo y rellenaremos hasta que se llene.

¡Buen provecho!  On egin!

CANAPÉS PARA HALLOWEEN.

* Salchimomias.

Ingredientes:

Salchichas pequeñas tipo frankfurt

Hojaldre

Clavos de olor (especia)

Proceso:

Envolveremos las salchicas empezando por la cabeza y dejando hueco para los ojos, las envolveremos dejando huecos y hornearemos a 200 grados unos 20 minutos. Sacaremos y serviremos con ketchup para acompañar.

*Fantasmas de jamón y queso.

Ingredientes:

Obleas de empanadillas

Papel albal

Queso Philadelphia

Jamon york

Jamón serrano

Proceso:

Hornearemos las obleas a 180 grados unos diez minutos, usaremos de base una bola hecha con papel albal para darle la forma de fantasma. Mezclaremos el queso con el jamón cortado en trocitos y rellenaremos nuestros fantasmas una vez estén fríos.

*Murciélagos de queso y semillas.

Ingredientes:

Obleas de empanadillas o Doritos

Tomatitos pequeños

Semillas de sésamo negro

Queso Philadelphia

Proceso:

Cortaremos una oblea en cuatro trozos y le haremos unos pliegues para hacer las alas del murciélago, podemos usar también Doritos. Haremos unas bolas de queso y las rebozaremos con las semillas. Cortaremos un poco de tomate para hacerle los ojos. Montaremos las bolas, les pondremos los ojos y por último las alas.

*Escobas de bruja.

Ingredientes:

Flautas o grissinis

Queso en lonchas

Cebollino

Proceso:

Cortaremos la loncha de queso por la mitad y le haremos unos cortes sin llegar al estremos. Pondremos una flauta e iremos rodeando la flauta. Ataremos el queso a la flauta con un cebollino fresco y mucho cuidado.

*Huevos con araña.

Ingredientes:

Flautas o grissinis

Queso en lonchas

Cebollino

Proceso:

Cortaremos la loncha de queso por la mitad y le haremos unos cortes sin llegar al estremos. Pondremos una flauta e iremos rodeando la flauta. Ataremos el queso a la flauta con un cebollino fresco y mucho cuidado.

 

Para terminar os dejo el enlace del video que grabamos para estos canapés (canapés para Halloween).

 

Ver Post >
Nuggets. Lo casero siempre será lo más sano.

Esta misma semana en este diario se publicó un artículo sobre un estudio estadounidense sobre los nuggets. Basándose en unas cuantas muestras de diversos “restaurantes” de comida rápida la conclusión es tan clara como espeluznante. Hace tiempo ya lo pude ver en un video de mi admirado Jamie Oliver, se atrevió a enseñar a un grupo de niños cómo estas cadenas de comida fabrican (que no cocinan) estos pequeños bocados de pollo. Para ponernos en situación contaros que estos pequeños ven como Jamie mete en una picadora pieles, cartílagos, algún trozo de pollo (un porcentaje mínimo para que amalgame la mezcla) y hasta huesos; sazonar, picar hasta conseguir una masa, darles forma, empanar y freir. Ninguno de esos pequeños quiso probar ni uno de esos nuggets con total y absoluta apariencia como los que todos conocemos. De ahí esa idea que tenemos que tener muy clara, no todo lo que aparenta ser rico y sabe bien es sano.

¿Podemos controlar lo que comemos? En un amplio porcenje si. Todos sabemos que lo casero es lo más sano que hay, lo sabemos pero siempre buscamos excusas para no darle importancia a algo tan básico como es la buena alimentación. Los más pequeños están formando su base de datos y la parte de sabores, olores y texturas es fundamental en su formación como personas. No quiero ser populista porque se que de vez en cuando las chuches y demás guarradas nos gustan a todos, el caso es encontrar un equilibrio para que un porcentaje alto de lo que comamos sea sano.

Así en mi lucha por el buen comer y por eso os traigo la receta de nuggets caseros. No se tarda ni 15 minutos en prepararlos y a parte de disfrutar comiéndolos también lo haréis sabiendo qué estaís comiendo. Confiaremos en el buen hacer del carnicero y nos venda un pollo como dios manda, controlar eso ya no está en nuestras manos a menos que seáis tan afortunados como para vivir en un caserío con su huerta y sus animales (ains).

NUGGETS DE POLLO

nuggets de pollo

Ingredientes:

1/2 pechuga de pollo

1 huevo

1 rebana de pan de molde sin bordes

Un puñado de parmesano rallado

Sal

Pimienta negra

Harina

Agua

Aceite de oliva virgen extra

Proceso:

Cortaremos la pechuga en dados, desmenuzaremos el pan y lo meteremos en la picadora (la mía es la normal que viene con la batidora). Añadiremos el huevo, el parmesano rallado, la sal y la pimienta y trituraremos todo conjuntamente. Nos quedará una masa más o menos homogénea, a mi me gusta dejarla con algún trozo que otro.

proceso

Con una cucharilla cogeremos masa y le daremos forma, para freiralas podéis empanarlas de diferentes maneras, las mías con una tempura que podéis hacerla con harina normal y agua fría. La tempura os tiene que quedar muy ligera para que no nos haga una capa demasiado gorda y queden crujientes y ligeros. Freiremos en abundante aceite de oliva virgen extra y sacaremos a un plato con papel de cocina. Los podemos acompañar con las salsas que más nos gusten.

nuggets 2

On egin!

Ver Post >
Pizza casera para preparar con niños. En casa también se puede aprender.

Los que me seguís ya sabéis que pongo recetas por aqui y por allá. Muchos de vosotros se que hacéis pizzas en casa y aunque sé que las masas frescas que venden en los supermercados son bastante dignas amasar en casa es más divertido y satisfactorio. Pienso también en los que téneis peques en casa, seguro que estarán encantados de ayudar. Estamos en plena vuelta al cole, algunos padres están deseando que llegue, eso no me preocupa, lo que me parece raro son los niños que están deseando volver a la ikastola. Se me ocurre que a estas alturas de las vacaciones mucho niños están aburridos, hacerse cargo de ellos durante las interminables vacaciones de verano para muchos padres es una tarea complicada por cuadrar horarios, trabajo y tiempo libre. Ahora los que tienen tiempo para dedicarles y no saben o no quieren hacerlo hacen de ellos pequeños seres grises y aburridos. Los peques se conforman con poco, hacerles un poco de caso, hacerles partícipes de lo que ocurre a nuestro alrededor y si os queréis tirar a la piscina enseñarles algo.

Laia

Meterse con ellos en la cocina es de lo mas divertido, con una serie de pautas de seguridad básicas (nada de cuchillos, nada de fuego ni aceite caliente cerca de ellos), un buen delantal y ganas de guarrear con ellos. Es una manera estupénda para aquellos que les cuesta comer, que toquen los alimentos, que los manipulen y se familiaricen es la mejor manera de que habran su mente. En mi casa cada vez que preparo pizza, bueno que preparamos pizza, tengo a mi pequeña ayudante de tres añitos. Ella mezcla, amasa (con mi ayuda) y se siente de lo más realizada cuando ve el resultado. Muy recomendable hacerles sentirse útiles y especiales. Así que hoy os voy a dejar la receta de pizza para que la podáis preprarla con ellos, un día especial con ellos que son muy especiales.

¡Ánimo con la vuelta al cole!

MASA DE PIZZA

pizza

INGREDIENTES:

  • 250 gr de harina panadera
  • 40 gr de semolina (se puede sustituir por harina)
  • 7 gr de sal común
  • 20 gr de AOVE de ILoveAceite
  • 160 gr de agua (más o menos)
  • 12 gr de levadura fresca

PROCESO:

La receta que os acabo de poner es la base de pizza básica. Vamos a empezar poniendo la harina, la semolina, la levadura deshecha y la sal en un cuenco. Si soleis usar malta enzimática porque sois panarras podeis ponerle 1 gramo, le dará un color doradito a la base muy bueno, sino no pasa nada.

Una vez tengamos todos los ingredientes secos añadiremos el AOVE y el agua, amasaremos si vemos que queda un poco seco le añadiremos un poquito mas de agua. No es una masa que haya que amasar en exceso, una vez tengamos una masa homogénea la meteremos en un cuenco y la dejaremos levar como una hora. Si queremos que tenga mas sabor una vez transcurrido éste tiempo la tapamos con film transparente y la dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente, notareis la diferencia y mucho.

Una vez haya levado, bien sea a temperatura ambiente o sacada del frogorífico, la volcaremos en la encimera, amasaremos ligeramente y para que sea mas manejable la dejaremos reposar 5 minutos sobre la encimera. Pondremos un poco de semolina en la encimera y estiraremos con las manos o con un rodillo.

Para que la pizza nos quede crujiente o no se nos humedezca demasiado tenemos que conseguir que la salsa de tomate sea casi un puré, quitándole el mayor agua posible y además tenemos que hacer nuestras pizzas con pocos ingredientes. Montaremos nuestra pizza y antes de hornear le echaremos un chorrito de AOVE.

El Amasadero (piedra de hornear) tiene una magnífica piedra de hornear, la verdad es que le da un toque a las pizzas y panes, os la recomiendo totalmente. Ahora bien para los que no tengais la piedra os voy a dar unos cuantos trucos de los que apredí éste verano con Iban Yarza en los cursos de The Loaf. Calentad el horno a 240 grados, poned vuestra pizza sobre papel de horno. Hornead la pizza unos 8 minutos sobre la base del horno y los últimos 4 minutos en la parte superior, os quedarán crujientes y fantásticas.

Una vez tengamos la pizza horneada, sacaremos del horno y le daremos un toque con otro chorrito de AOVE. Hay pizzas sencillas que quedan fatásticas con albahaca fresca o rúcula una vez las hayamos horneado.

uno

On egin!

Ver Post >
Empanadillas de bonito. Me gustaría vivir empanada.

 

Me gusta hablaros de los productos de temporada. Ahora mismo tenemos en el mercado el bonito del Norte, no deberíais perdéroslo. En ésta época del año tenemos productos que yo suelo pasar añorando meses y meses. Las frutas que podemos encontrar son tan deliciosas como variadas, esos paraguayos, cerezas, albaricoques, melones y sandías son puro vicio.

Hoy a propósito de que últimamente temo que tengamos cara de empanados se me ha ocurrido poneros ésta receta. Empanados por las noticias, no se si lo nuestro es más sopor o costumbre. Uno se acostumbra a todo incluso a ver y oír a diario como nos siguen tratando como a idiotas. Somos un país de pandereta, un país de empanados que viven con el runrrún de la corrupción de fondo. Lo peor es que viene de mano de los que nos piden honradez y austeridad. Lo peor que no se les cae la cara de vergüenza, es más probable que se nos caiga a nosotros de la vergüenza ajena que dan las y los políticos de éste santo país.

Que bonito es pensar que detrás de unas siglas las cuales durante mucho tiempo han significado jugarse el pellejo por unos ideales, unos cuantos se embolsaban dinero de empresarios “desinteresados” que donaban cantidades bochornosas a el partido político que gobierna ésta España que para mi es más S-pain que nunca.

Una  servidora se iría a la luna a vivir, de hecho no pierdo la esperanza de que algún otro planeta con otra civilización no corrupta pueda existir. Eso si, en cuanto lleguemos nosotros seguro que todo se corrompe.

 

EMPANADILLAS DE BONITO DEL NORTE

 Ingredientes:

Un buen trozo de bonito del Norte

Obleas para empanadillas

Cebolla

Pimiento rojo o verde

Salsa de tomate natural

Huevo cocido

Aceite de oliva virgen extra (el mío de I Love Aceite)

Sal

 

Instrucciones:

Empezaremos picando la cebolla y el pimiento rojo, los iremos pochándo en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Mientras tanto iremos cirtando el bonito en trozos pequeñitos y haremos lo mismo con el huevo cocido. Cuando la cebolla y el pimiento rojo esté bien pochado añadiremos el bonito con su punto de sal, cocinaremos hasta que pierda el color crudo.

A continuación añadiremos unas cuantas cucharadas de salsa de tomate natural. Para terminar el relleno de las empanadillas echaremos el huevo vovido picado. Tenemos que dejar enfríar antes de rellenar las bleas. Rellenaremos la mitad de la oblea y doblaremos formándo una media luna, cerraremos quitándo bien el aire y sellaremos con un tenedor. Tenenemos que fréir en abundánte aceite de oliva virgen y sacaremos a un plato con papel de cocina.

On egin!

Ver Post >
Comida o medicamentos, cómo engañar al consumidor. Receta antioxidante.

 Todo viene en relación a la conversación que tuve el otro día con Begoña Del Teso. Hablábamos de lobbys alimentarios, maneras de alimentarse y el engaño en el que vivimos los consumidores. Hay unas cuantas marcas empeñadas en que nos creamos que no tenemos tiempo para cocinar. Nos lo repiten a diario y nosotros nos lo llegamos a creer hasta el punto de llegar a comprar manzanas troceadas metidas en bolsas, “lechugas” encarecidas y todo tipo de productos “beneficiosos” para nuestra salud.

Cada día lo veo más y no entiendo cómo es posible que la legislación actual deje que estas marcas campen a sus anchas vendiéndonos no se qué beneficios, no se qué vitaminas y no se qué más. Ayer vi unas lechugas de una famosa marca de verduras embolsadas que nos vendía su producto como antioxidante. Vamos a ver señores/as, todas las lechugas tienen ese beneficio, todos los tomates y frutos rojos tienen ese beneficio, el asunto es que las caseras en sus magníficos puestos del mercado no nos lo ponen, tampoco nos lo cobran. Va todo incluido en el mismo precio.

Nos estamos volviendo un poco tontos, un poco vagos y un poco huevones (con perdón), nos creemos las proclamas que unos cuantos han soltado por ahí. “No tenemos tiempo para cocinar y por eso tengo que comprar todo envuelto en bonito petróleo”. Amigos, amigas siento deciros que sí tenemos tiempo para cocinar, mucho más del que tuvieron nuestras abuelas y madres. Si queremos vivir en la inopia  no le echéis la culpa a nadie porque sólo será responsabilidad vuestra.

Cuando las marcas comerciales se quedan cortas con sus “engañosas” proclamas entran las farmacéuticas en acción. Cómo ibana perder laoportunidad, y nos dicen que han metido la dieta mediterránea en una pastilla. Vamos que para qué degustar un rico aceite de oliva virgen, unas verduras asadas, un rico queso o un buen jamón si todo eso y mucho más puede ir metido en un comprimido que con un sólo sorbo de agua hará que nos sintamos más sanos que una manzana.

De verdad, creo que estamos perdiendo el norte. Estamos a tiempo de tomar las riendas de nuestras vidas y con ello controlar qué comemos. Yo todos los días como antioxidantes, vitaminas, proteínas, hidratos, bífidus, oligoelementos, omega3 y todo lo que haga falta. La diferencia es que todo eso no lo empujo con agua para arrastrar una píldora, lo tomo con pan, con buen pan como debe ser.

Ahora os voy a poner una receta de la manera en la que deberíamos comer los antioxidantes. Yo lo hago así y me sienta a las mil maravillas, más alegre y mucho más sabroso que una triste pastilla. Somos personas en un mundo lleno de ricos alimentos, no nos volvamos astronautas.

FRESAS Y FRAMBUESAS CON YOGURT CREMOSO

INGREDIENTES:

Frambuesas

Fresas

Vainilla

Azúcar

Yogurt tipo Griego

Honey Cress (las hojitas verdes)

Unas gotas de limón

 

INSTRUCCIONES:

Lavaremos y cortaremos las fresas, las pondremos en un cuenco y añadiremos las frambuesas. Les echaremos azúcar al gusto y unas gotas de limón, las dejaremos macerar unos minutos.

Por otro lado prepararemos el yogurt con un poco de azúcar (muy poco), las semillas de la vaina de una vainilla y removeremos bien. Colocaremos el yogurt en el fondo de uno bonitos vasos o copas y sobre éste pondremos las fresas y frambuesas maceradas con parte de su caldo.

Terminaremos poniendo unas hojitas de Honey Cress para darle el toque verde y dulce. Es difícil tener esta planta así que podéis saltaros este paso y sustituirlo con un poquito de miel en hilitos.

On egin!

 

 

Ver Post >

Otros Blogs de Autor