Diario Vasco
img
Categoría: recetas de cocina
Recetas económicas para el día de San Sebastián

Parece que en Donostia hasta que pasa el día de San Sebastián el año no comienza, lo que sí tenemos ya a nuestras espaldas es la tan temida cuesta de enero. Lo que antes se limitaba a ser un mes dónde te tenías que apretar el cinturón te puede llevar a llevarlo de esta manera hasta la siguiente paga extra (eso para los afortunados que la tengan).

Hoy os quiero traer varias ideas, de todo tipo, de las que se hacen en un pispas o de esas que te hacen pasar un agradable rato en la cocina. Sea como fuere todas son recetas mas o menos asequibles y que además os quedarán en vuestras mesas de lo mas vistosas. No hay que dejarse mucho dinero para poder disfrutar de la vida, ni tan siquiera pasar mucho tiempo en la cocina, a menos que lo hagas bien acompañado, con buena música y con una copa de vino. Disfrutad de la vida lo que podáis o lo que os dejen.

Podemos empezar sorprendiendo a nuestros invitados con un paté hecho por nosotros mismos. Lo podemos dejar preparado de víspera o con un par de días de antelación. Es muy sencillo, acompañado de una confitura de manzana o unas tostadas con pasas será un picoteo de lo mas sorprendente cuándo digáis que vosotros mismos lo habéis preparado. En eso consiste, en sorprender y un solomillo o un besugo nos encantan pero sorprender lo que se dice sorprender tan solo lo hace por pensar la pasta que nos hemos dejado en el mercado.

Paté casero de pollo y setas

1. Paté de higaditos de pollo y setas: 

Ingredientes: 80 gramos de cebolla, 70 gramos de setas, 250 gramos de higaditos de pollo, 100 gramos de mantequilla, 1 cuchara sopera de Brandy, Sal, Pimienta negra, Leche.

Para la saber cómo se prepara os dejo el enlace a la receta: Receta de paté de higaditos de pollo y setas.

Ensalada de patata y salmón ahumado.

2. Ensalada de patata y salmón ahumado:

Ingredientes.Patata nueva de Málaga, Alcaparras, Pepinillo pequeños, Cebolleta fresca, Cebollino fresco, Salmón ahumado, Huevas de lumpo, Mahonesa, Yogurt natural, Zumo de limón, Sal.

Una ensalada sencilla que se puede emplatar o poner en el centro de la mesa acompañada de un pan tipo pita para poder degustar con facilidad. para saber el proceso de elaboración os dejo el enlace a la receta: Receta de ensalada de patata y salmón ahumado  (pinchar en el enlace para ver la receta).

Pintxo donostiarra para hacer un poco de patria.

3. Pintxo donostiarra.

Ingredientes: Anchoas en aceite, Bonito del norte en aceite, Cebolleta fresca, Piparras , Aceite de oliva virgen extra.

No podía faltar en nuestra mesa un día tan especial para todos los que habitamos en ésta ciudad. Para la sencilla elaboración (el único secreto de ésta receta es utilizar conservas de calidad) os dejo el enlace de la receta. Pintxo donostiarra. (pinchar en el enlace para ver la receta).

Navajas con aceite de perejíl.

4. Navajas con aceite de perejil.

Ingredientes: Navajas, Aciete de oliva virgen extra, Un buen manojo de perejíl, Sal.

Una receta rápida, fácil y sencilla. Navajas con aceite de perejil. (pinchar en el enlace para ver la receta).

 

Para el plato principal os voy a dar dos opciones, una de ellas más económica que es de lo que se trata (solomillo de cerdo) y otra un poco mas subida de precio y que podéis encontrar en el mercado en dos opciones: de piscifactoría o salvaje, ésta última suele ser salvajamente cara a la par que deliciosa (lubina).

Solomillo de cerdo al brandy con puntalettes al parmesano.

5. Solomillo al brandy con puntalettes al parmesano.

Ingredientes: Solomillo de cerdo entero, Puntalettes, Paremsano, Nata para cocinar, Leche, Sal, Pimienta negra, Agua, Brandy, Perejíl fresco, Aceite de oliva virgen extra.

Una receta económica y muy vistosa. Solomillo al brandy con puntaletes al parmesano. (pinchar en este enlace para ver la receta).

Lubina sobre jugo de langostinos. Para bolsillos abultados.

6. Lubina sobre jugo de langostinos.

Ingredientes: Lubina en lomos, 10/12 langostinos crudos y enteros, 1/2 cebolleta, 1/2 tomate, Coñac o brandy , sal, Aceite de oliva virgen extra, Cebollino fresco.

Plato de lujo para el que tenga unos euros de más en su cartera y quiera llenar el estómago con ellos. Lubina sobre jugo de langostinos (pinchar en este enlace para ver la receta).

 

Para terminar os voy a dar una idea dulce, fácil y con mucho chocolate y otra mas vasca, mas nuestra, mas idiazábal.

Tarta de chocolate amargo.

7. Tarta de chocolate amargo.

Ingredientes:

Masa brisa de cacao (enlace) podeís usar la normal comprada, 200 gramos de nata para montar, 200 gramos de chcolate 70% Lindt para repostería, 90 gramos de mantequilla, 70 gramos de leche entera, 1 pizca de sal, 2 0 3 cucharadas soperas de azucar, Cacao en polvo (sin azucar).

Enlace de la receta para que la pongáis en práctica. Tarta de chocolate amargo.

Tartas de idiazabal. Tartas euskaldunas.

8. Tarta de idiazábal. Tarta euskalduna.

Ingredientes:

Para la base de nueces: 180 gr de harina normal, 100 gr de nueces peladas, 100 gr de mantequilla, 1 huevo, 50 gr de azucar glas, 1 pizca de sal.

Para el relleno:, 100 gr de queso tipo Philadelphia, 200 gr de nata para montar, 150 gr de queso Idiazabal ahumado (tiene que ser de sabor intenso), 3 cucharadas soperas de azucar normal, 2 hojas de gelatina.

Para la cobertura de membrillo: 250 gr de membrillo dulce, 1 hoja de gelatina, 1/2 vaso de agua (a veces hace falta un poco mas).

Para la receta os dejo el enlace. Tarta de idiazábal. (pinchar en enlace).

Para terminar una buena sobremesa y un buen rataplán a las doce en punto. Que los pelos se os pongan de punta, que no dejéis de escuchar tambores esas 24 horas y Gora Donostia!

 

On egin!

Todas las recetas de este post son escritas, fotografiadas y cocinadas por mi, publicadas en los diferentes medios dónde acostumbro y reunidas aquí para que podais coger ideas y llevarlas a vuestras mesas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
Halloween vs todos los santos. Recetas cara a cara.

No se muy bien en que bando posicionarme porque siendo sincera la festividad de Todos los Santos nunca fue de mi agrado. Eso de llamar fiesta a ir flores en mano al cementerio… Cementerio y fiesta en la misma frase me parece digno de exorcismos y rituales de satanería varia (espero no ofender a nadie). Lo que si me quedo y no soltaría por nada del mundo son esos ricos buñuelos que podemos comer por estas fechas. No puedo decir lo mismo de los huesitos de santo, tan gráfico el nombre de este dulce que hace que no me llame lo más mínimo, también he de reconocer que no soy muy fan del mazapán y masas similares.

Poco a poco halloween va formando parte de la vida de nuestros pequeños, lo ven en la tele, los hablan entre ellos, lo tratan en los colegios y para ellos algo que sea disfrazarse y pedir caramelos es totalmente atractivo, a ellos les da igual de dónde viene o que clase de cultura es la que alberga, les llama el disfrute y esta claro que en ese terreno halloween gana por goleada a nuestra tradición de Todos los Santos. Es inevitable, hay rituales de otras culturas que encuentran su hueco en otras tierras y entre otras personas y ésta creo que llegó para quedarse así que lo mejor es relajarse y dejarse llevar, sin presiones, sin pensar de dónde viene y porqué nuestros pequeños lo quieren festejar. Tampoco nos planteamos de dónde viene el chocolate, el café y cientos de alimentos que purulan por nuestro planeta, al igual que disfrutamos de estos manjares haremos por disfrutar de la vida sin dobleces, sin culpabilidad y mucho menos sin tener que justificar que nuestros hijos quieran hacer el mundo a su manera.

En octubre en Disneyland Paris. Halloween.


Eso si, una servidora se tuvo que informar de qué era el truco o trato para poder aclarar las dudas de mi pequeña, esa chiquitina que el próximo sábado irá con sus amigos tocando timbres disfrazada pidiendo sus caramelos. Para que podáis elegir, disfrutar y vivir la “fiesta” del uno de noviembre os dejo dos propuestas, una de ellas mas tradicional y la otra esa que hará que los mas pequeños de la casa vayan formando su mundo de tradiciones, diferentes a las nuestras pero no por ello peores o menos contaminadas de otras culturas que las que podamos tener ya nosotros metidas en nuestras tradiciones.

 

BUÑUELOS DE NATA.

Ingredientes.
4 huevos
80 gr de manteca
15 gr de ázucar
Ralladura de medio limón
110 gr de harina
150 gr de agua
55 gr de leche
Pizca de sal
AOVE
Azucar glas
Nata montada para rellenar

Como se prepara.

Pondremos el agua, la leche, la pizca de sal, la ralladura de limón y la manteca al fuego. Cuando coja el primer hervor bajaremos el fuego y añadiremos la harina. Se formará una masa muy espesa, casi ni podremos remover pero hay que cocinarla durante unos minutos para que se cocine la harina. A continuación retiraremos del fuego e iremos añadiendo los huevos uno a uno, sin parar de remover. Hasta que veamos que el primer huevo no esta integrado no añadiremos el siguiente. Obtendremos una masa suave y homogenea, la meteremos en una manga o la manipularemos con dos cucharas.

Freiremos en abundante aceite caliente, echando pequeñas porciones porque la masa se hincha mucho. Con una espumadera las moveremos continuamente para que se frían bien por todos lados, los freiremos durante unos minutos a fuego medio para que se hagan bien. Sacaremos a un plato con papel de cocina para quitar el excedente de grasa. Podemos comerlos así mismo espolvoreando azucar glas o rellenarlos de crema o nata.

Para rellenarlos utilizaremos una manga pastelera con una boquilla pequeña. Pincharemos el buñuelo y rellenaremos hasta que se llene.

¡Buen provecho!  On egin!

CANAPÉS PARA HALLOWEEN.

* Salchimomias.

Ingredientes:

Salchichas pequeñas tipo frankfurt

Hojaldre

Clavos de olor (especia)

Proceso:

Envolveremos las salchicas empezando por la cabeza y dejando hueco para los ojos, las envolveremos dejando huecos y hornearemos a 200 grados unos 20 minutos. Sacaremos y serviremos con ketchup para acompañar.

*Fantasmas de jamón y queso.

Ingredientes:

Obleas de empanadillas

Papel albal

Queso Philadelphia

Jamon york

Jamón serrano

Proceso:

Hornearemos las obleas a 180 grados unos diez minutos, usaremos de base una bola hecha con papel albal para darle la forma de fantasma. Mezclaremos el queso con el jamón cortado en trocitos y rellenaremos nuestros fantasmas una vez estén fríos.

*Murciélagos de queso y semillas.

Ingredientes:

Obleas de empanadillas o Doritos

Tomatitos pequeños

Semillas de sésamo negro

Queso Philadelphia

Proceso:

Cortaremos una oblea en cuatro trozos y le haremos unos pliegues para hacer las alas del murciélago, podemos usar también Doritos. Haremos unas bolas de queso y las rebozaremos con las semillas. Cortaremos un poco de tomate para hacerle los ojos. Montaremos las bolas, les pondremos los ojos y por último las alas.

*Escobas de bruja.

Ingredientes:

Flautas o grissinis

Queso en lonchas

Cebollino

Proceso:

Cortaremos la loncha de queso por la mitad y le haremos unos cortes sin llegar al estremos. Pondremos una flauta e iremos rodeando la flauta. Ataremos el queso a la flauta con un cebollino fresco y mucho cuidado.

*Huevos con araña.

Ingredientes:

Flautas o grissinis

Queso en lonchas

Cebollino

Proceso:

Cortaremos la loncha de queso por la mitad y le haremos unos cortes sin llegar al estremos. Pondremos una flauta e iremos rodeando la flauta. Ataremos el queso a la flauta con un cebollino fresco y mucho cuidado.

 

Para terminar os dejo el enlace del video que grabamos para estos canapés (canapés para Halloween).

 

Ver Post >
Operación torrija perfecta

Estamos en plena época de torrijas y se de buena tinta que andáis preparándolas por aquí y por allá. Las torrijas es uno de esos platos fáciles de preparar pero difíciles de hacerlos de una manera high level (de nivelón que diríamos). Hay varios factores que hacen que este postre pase sin pena ni gloria o que haga que toquemos el cielo con los dedos de la mano. Hoy estoy dispuesta a contaros los mil y un secretos (me he pasado, no llegan a un puñado de trucos) para que consigáis esas torrijas a la altura de un buen restaurante de postín.

Vamos a empezar por el ingrediente más importante de este delicioso postre, el pan. Mi deformación profesional hace que os aleccione en este tema, trabajar el The Loaf  hace de mi una tiquismiquis panarra de mucho cuidado, pero en este tema concreto tengo razón y mucha. Ayer preparé torrijas con tres panes diferentes para poder documentar este post cómo es debido. El primero de ellos con un classic (pan de masa madre con una pequeña cantidad de levadura, miga pelín gelatinosa pero no en exceso por esa aportación de levadura), no quedaba una torrija bien empapada, tan solo un sutíl toque para mi gusto insuficiente. La segunda prueba fué con pan de barra, sé que muchos los hacéis con este tipo de pan, no me gusta esa sensación tan presente de la corteza, soy de torrija con mucha miga y en este caso tampoco cumplía mis expectativas. El tercero de los panes fué un delicioso pan de molde, no de molde supermercadero sin sustancia ni ná, un molde bien enriquecido con su leche y su mantequilla, su miga bien densa apta para absorber toda esa leche de la que hablaremos más adelante. Cómo os habéis podido dar cuenta me quedo con esta tercera opción, un pan de molde de calidad y cortado en rebanadas de más de dos dedos de ancho (pasen por The Loaf a partir de las cuatro de la tarde y lo encontrarán).

Ya tenemos el pan, ahora vamos a por la leche. Para mi gusto tiene que ser entera, con todas sus grasas y deliciosas calorías. Debemos infusionarla con mimo por que esa va a ser la esencia, el aroma, el olor de este popular postre. Necesitaremos piel de naranja y limón, buena canela en rama y una vaina de vainilla (que no esencia de vainilla, no me seáis marranos). La infusinaremos a fuego lento sin que llegue a hervir y dejaremos templar antes de meter las rodajas de pan en su interior. El momento de empapar el pan también es un tema complicado, hay que empapar el pan sin que se desmorone pero tiene que estar jugoso. Os recomiendo haceros con dos espumaderas y dar la primera vuelta rápido para que nos e os rompa, dejaremos escurrir sobre una rejilla.

Llega el momento de la fritura. Os recomiendo una aceite de oliva virgen extra de calidad, bueno para este y para todos los platos que podáis preparar en vuestra cocina. La temperatura del aceite también es fundamental, caliente pero no humeante (entre 150/160 grados). Pasaremos las torrijas con mucho cuidado por huevo batido y las freiremos. Siempre las sacaremos a  papel absorbente para quitar en exceso de aceite, incluso les pasaremos un papel por encima. Hay una opción de torrija sin fritura, con el pan empapado y con la terminación de caramelizarla con soplete (mi preferida).

En la recta final del tema torrijero nos encontramos con el azúcar. Aquí tenemos varias opciones, para gustos los colores. Desde lo más clásico cómo es rebozarlas en azúcar con canela o las que dan un toque más sofisticado y especial como es el azúcar caramelizado (mis preferidas). La primera opción es tan sencilla como pasar las torrijas una vez fritas por una mezcla de azúcar con un poco de canela. La segunda y mi preferida es más complicada porque tenemos que hacernos con un soplete de cocina ( de venta en ferreterías y grandes superficies ), echaremos azúcar por encima y pasaremos el soplete hasta que el azúcar empiece a caramelizar, tiene que quedar crujiente. El crujiente del caramelo y la melosidad de la torrija con este tipo de pan hacen para mi gusto una torrija diez.

Ahora es el momento de p0neros los ingredientes, también os dejo el enlace a mi otro blog para que veáis con más detenimiento las diferentes torrijas que podéis preparar. Pan para torrijas, torrijas tradicionales y mi receta favorita (enlace).  Las torrijas se pueden acompañar de helado, frutos rojos, una crema de yogurt… No las dejéis solas, bien acompañadas hacen de ellas un grandioso postre.

 

 

 

Ingredientes.

1/2 litro de leche

1 rama de canela

1/2 vaina de vainilla

3 cucharas soperas de azúcar

La piel de medio limón

La piel de media naranja

Huevo

Aceite de oliva

Azúcar y canela

On egin!

 

 

Ver Post >
Espárragos con chile fresco

Titular así una receta y no hablar de la que está cayendo en el país, a parte de saber cómo soy yo de peleona no daba lugar. Si no sois de política y pensáis. ¿por qué esta tía habla de estas cosas si ella habla de gastronomía?, mejor que os saltéis esta intro. A parte de que me gusta el politiqueo, creo que vivimos momentos en los que debemos mojarnos. Miro a mi pequeña de 4 años y sólo se me pasa por la cabeza dos cosas, el país que le estamos dejando y que nuestros padres lo hicieron mucho mejor que nosotros en una situación social también muy complicada, no tenemos excusa para no pelear. Yo pelearé por mi mundo mejor siempre.

La entrada me viene al pelo, no se si a mas de un político le mandaba a freír espárragos o con chile fresco a otra parte, otro planeta u otra dimensión. La verdad es que si lo pienso no les mandaría ni a una cosa ni la otra, por el simple hecho de que cualquiera de las dos opciones  me parecen demasiado buenas para ellos. Hay unos cuántos que no se han tomado en serio el juego de la democracia, digo juego por que esto hace mucho que dejó de ser serio, sobre todo en el momento que te parece buena idea reírte de los desempleados llamándoles vagos, pasar del sufrimiento de padres y madres que no pueden dar de comer a sus hijos, recortes en educación y sanidad que está claro que un sector de este país no los sufrirá y sobre todo en el momento que quieres que los que estamos jodidos te sigamos manteniendo cómo si aquí no hubiera pasado nada mientras se llenan los bolsillos de dinero un tanto oscuro.

Uno cumple con su cometido como ciudadano y presta su voto al que crea que más se lo merece, el juego no decía que en esos 4 años uno no tenía manera de quejarse de situaciones concretas. Sí, lo sé, nadie ha quitado el derecho a la manifestación (o por lo menos de momento), el problema es que ellos se han acostumbrado tanto a pasar de todo tipo de quejas cómo nosotros nos hemos acostumbrado a vivir con miedo. Señores no se molesten ya no nos cabe más miedo en el cuerpo. Nos sorprenden movimientos ciudadanos, nuevos partidos políticos con (como dicen unos cuantos) programas electorales utópicos. Sinceramente prefiero una bonita utopía a esos programas electorales llenos de mentiras o verdades que nunca se cumplirán (una estafa en toda regla). Para los que os leéis las propuestas de los partidos antes de votar, por que ya sabemos todos que aquí somos muy responsables y votamos en nuestra gran mayoría con una gran conciencia (modo irónico On) la próxima vez no os dejéis engañar ni por los de “no os vamos a subir el IVA” ni por lo que basan su campaña electoral en el desprestigio del gobierno actual (ellos sólo pasaban por aquí). Me parece bien que sigáis teniendo la esperanza de que estos dos cambien pero también me parece bien los que hace mucho que dejaron de creer en ellos.

¿Sabéis qué pasa cuándo acorralas a un bichito para matarlo? Puede responder de dos maneras, o se queda inmóvil por el miedo o puede ser capaz de hacer las cosas de lo mas inverosímiles. Creo que ustedes (clase política arraigada) están subestimando al pueblo y ante la primera llamada de atención no saben mas que insultar e intentar lapidar. Todavía no se han enterado de lo cabezota que puede ser la gente, todavía no se han dado cuenta que somos nosotros los que quitamos y ponemos. Todavía no se han dado cuenta de qué va el rollo.

 

¿CÓMO COCER ESPÁRRAGOS BLANCOS EN CASA?

Lo primero que vamos a hacer es pelar los espárragos con un pelapatatas, también les cortaremos un poco la base, los pasaremos un poco por agua y reservaremos. Pondremos una cazuela grande con agua al fuego, a ese agua le añadiremos una cucharilla de sal y una de azúcar, cuando entre el agua en ebullición añadiremos los espárragos y los coceremos mas o menos 15 minutos, siempre dependiendo del grosor. Los podemos comer templados tal cual o podemos guardarlos en un tupper con parte de su agua, en el frigorífico nos durarán unos cuantos días. También podéis embotarlos.

Estos espárragos en concreto los vamos a acompañar de una “ensaladita” de tomate y chile fresco, nos vale también guindilla fresca. Picaremos el tomate, la cebolleta y el chile fresco, le añadiremos una pizca de sal, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y una cucharilla pequeña de vinagre. Lo removeremos y reservaremos para servir con los espárragos.

On egin!

 

 

 

 

Ver Post >
Pan fácil. Hacer pan en casa es posible.

Hace unos cuantos años alguien me dijo algo asi como: “En casa no se puede hacer buen pan”. La verdad es que cómo nunca lo había intentado más allá de saber que con harina, agua, sal y levadura podía hacer un amasijo compacto no me planteé que esa afirmación no tenía ningún tipo de fundamento. Hace poco más de un año caí en un curso de Iban Yarza, la verdad es que no me lo planteé como una masterclass ni nada por el estilo, simplemente había visto algún video de él que hizo que me enganchara a su oratoria. Me recuerda a un profesor que tuve en la universidad, de esos pocos que llenaba sus clases y dejaba al personal con la boca abierta. Volviendo al pan, inevitable recordar siempre que mi vena panarra se la debo a Iban, que aunque posteriormente a esas clases que recibí me he seguido formando por mi cuenta se que la base se la debo a aquellos cursos no sólo abrieron un espacio nuevo en mi cocina, no sólo hicieron mis habilidades culinarias más completas sino que me llevó a sitios que jamás hubiera imaginado.

De las cosas que más me han gustado de esto de hacer pan (panarrismo que le llamamos unos cuantos) ha sido los cursos que he tenido el placer de impartir, sobre todo unos que dí en Pagoeta, en el caserío Iturrarán. Un  sitio perfecto para hablar de harinas, amasados, panes… Un plan perfecto para familias con niños. La verdad es que si hace unos cuantos años me hubieran dicho que iba a conseguir unir mis dos pasiones, la enseñanaza y la cocina, me hubiera costado creérmelo. Estuve muchos años en un trabajo que aun habiéndolo hecho con todo el gusto del mundo, como os pasa a muchos, no era mi pasión.

 

Hoy os quiero traer una receta para que os animéis a hacer en casa, incluso lo podeís hacer con los más pequeños de la casa, se lo pasan pipa manchándose. Ponedles un delatal y la lavadora ya hará el resto. Cómo todo tiene truco y me soléis preguntar muchas dudas voy a intentar hacer un pequeño resumen de esas dudas que me soléis pregunstar.

No tengáis miedo a amasar, seguramente no os saldrá el pan perfecto a la primera pero la satisfacción de poder conseguir hacer un pan casero será más grande que cualquier cosa y sé que muchos estáis deseando engancharos a esta moda (que espero que perdure) que es el panarrismo. Ahora sólo nos falta que algún comercio donostiarra se anime a traernos buenas harinas a los que estamos enganchados a este tema, mientras tanto por internet podéis encontrar sitios muy interesantes, más adelante os pongo varias recomendaciones también.

PAN FÁCIL

ingredientes.

500 gramos de harina panadera

250 ml de agua

5 gramos de levadura fresca panadera

8 gramos de sal

1 cucharilla de miel o azúcar

Proceso.

Este es el pan que enseño ha hacer en los cursos de pan que os he comentado de Pagoeta, super sencillo y si alguno  de los que habéis venido a los cursos me leéis por aqui lo podréis certificar. Empezaremos poniendo la harina, la sal, la levadura, el agua y la miel en un cuenco, mezclaremos dentro del cuenco hata tener una masa más o menos homogénea. A continuación echaremos la mezcla sobre la encimera limpia de la cocina, si la masa está muy pegajosa intentaremos amasarla ligeramente y dejaremos que repose unos diez minutos en la encimera tapada  con un trapo de algodón. Si dejamos que la masa repose cuando volvamos a amasarla se nos hará mucho más fácil, cómo se dice en los círculo panarras: “el reposo también amasa”.

Una vez hayamos hecho amasados de un minuto y reposo de cinco unas tres veces meteremos la masa en un cuenco, lo taparemos con un trapo de algodón y lo dejaremos reposar al menos una hora. Trascurrido éste timepo sacaremos la masa y le quitaremos el gas sin amasar demasiado. Haremos una bola ayudándonos de las dos manos y ejerciendo un poco de presión haciendo movimientos circulares con la masa sobre la encimera. Enahrinaremos un trapo que pondremos dentro de un cuenco o escurridor que sea más o menos de un tamaño parecido a nuestra masa pero que le de margen para que puede fermentar y lo dejaremos bein tapado hasta que doble su tamaño. antes de meterlo al horno le podemos hacer un corte en cruz más o menos profundo para que greñe en el horno.

Hornearemos nuestro pan siempre metiéndolo al horno con éste precalentado a 220 grados y poniendo humedad los primeros 10 minutos y 25/30 minutos más a 180/200 grados. Una vez saquemos el pan del horno es muy importante que lo dejemos enfriar sobre una rejilla para que no se nos humedezca la base.

Dudas.

* ¿Qué harina puedo usar para hacer éste pan?

En este caso os vale con una harina normal, vamos que no tiene que ser de fuerza. Os recomiendo que si a compráis en el super sea un poco mejor que la de marca blanca. Vuestro esfuerzo bien vale un harina de un euro.

* ¿Cómo se si mi masa ya está suficientemente amasada?

El aspecto de tu masa tiene que se lisa y si la tocas debe estar suave y no pegajosa. Si tiene pinta de estar rugosa todavía le queda amasado.

* ¿Porqué el uso de azúcar o miel?

Este aporte de azúcares a parte de ayudar a la buena actuación de la levadura nos ayudará a que nuestro pan tenga una buena corteza y un color dorado de lo mas apetecible.

* ¿Cómo puedo saber que el pan ya está listo para meter al horno?

Para este tipo de cosas acudir a un curso es totalmente recomendable, de todos modos hay una manera d esaberlo. Meteremos el dedo con cuidado y si la huella vuleve prácticamente a su ser dejándo tan sólo una pequeña marca ya lo tenemos.

* ¿Cómo puedo poner vapor en mi horno?

Muy fácil, dejaremos una de las bandejas metálicas en la parte baja del horno mientras lo ponemos a calentar. Una vez metamos el pan echaremos agua sobre esa bandeja ya caliente, este calor generará un vapor estupendo en vuestro horno. Esto ayudará a que vuestro panes tengan un mejor desarollo en el horno, crecerá más por qué conseguiremos que la corteza no se seque tan rápido.

* ¿Si no tengo levadura fresca puedo usar levadura seca?

Siempre, la levadura es la misma pero en dos estados diferentes. Lo unico que tendrás que usar un  tercio de la cantidad de fresca en seca. No confundáis levadura seca de panadero con Royal, esta última no os vale.

* ¿Mi pan tarda mucho en fermentar?

Siempre depende de las condiciones de vuestra casa y la temperatura que haga ese día. En verano los panes fermentan más rápido que en invierno.

* ¿Qué puedo hacer para que mi pan tenga más sabor?

Muy fácil échale menos levadura y déjalo más tiempo de fermentación así conseguirás que tu pan tenga mucho más sabor. incluso podéis amasar y dejar bien tapada vuestra masa en el frigorífico, al día siguiente la sacaís y dejais una hora para que coja temperatura; de ésta manera conseguiréis una miga mucho más desarollada.

Si tenéis más dudas podéis preguantar con total traquilidad, intentaré despejar todas vuestras dudas. Otro día subiremos de nivel y hablaremos de las masas madre y todas esas cositas qué tanto me gustan.

On egin!

Ver Post >
Gyozas de verduras y langostinos y mi reencuentro con el Tsi Tao

A pesar de que una servidora muchas veces duda si en otra vida ha sido de alguna parte de Asia, creo que ultimamente en nuestra donostia tenemos una proliferación de restaurantes asiáticos, bueno mas bien japoneses, que llenan nuestras calles de locales más o menos buenos. Se suele decir que en la variedad está el gusto, en este caso no ha surgido una variedad de restaurantes asiáticos, todos se han decantado por la muy de moda Japón. Se agradece que haya gente que sea capaz de no dejarse llevar por las modas y hacer una apuesta con la que intentar hacerse paso entre las ofertas gastronómicas de la ciudad. Además de que llevo un tiempo detrás de la técnica de cómo estirar bien esa masa para hacer empanadillas chinas. Ayer tuve la suerte de pasar por el Tsi Tao, de conocer su nueva carta, de ver e incluso aprender un poquito de esta cultura que tanto me gusta. Unos cuantos valientes fuimos capaces de salir al ruedo,  dejarnos asesorar por el Señor Guo e intentar preparar Dim Sum  con nuestras propias manitas. Una auténtica gozada para una persona como yo, tan friki como para disfrutar de algo así como las que os váis a ver desfiles de moda o a compraros las últimas tendencias (cada loco con su tema).

proceso

El cambio de carta, ese tema tan complicado en un local, una apuesta nueva y una manera diferente de llegar a otro tipo de clientes. Ayer pude degustar una amplia gama de propuestas, entre ellas unos maravillosos paquetitos de solomillo al curry, unos rollitos vietnamitas, arroz crujiente con langostinos, pato pekín y un sinfín de variedades de gyozas y dim sum. Tengo que admitir que ultimamente, y sé que no soy la única, ando un poco enganchada a las gyozas caseras, sólo me falta echarle tiempo o buscarlo mas bien y hacer yo misma la masa.

dimsum

Ayer en poco tiempo hice un master al respecto y sé que a unos cuantos os debo la receta, sobre todo a esos que vivís en pueblos pequeños dónde tenéis más difícil acceder a establecimientos especializados. Eso que en nuestra Donostia la tarea de encontrar ingredientes diferentes suele ser muy complicada.

variedad

De momento vamos a empezar con una receta sencilla para que podáis ir ensayando en casa y más adelante ya os iré poniendo la receta completa de los dim sum. También os digo que probarlos para quedaros con los sabores y matices es totalmente recomendable, así que ni se lo piensen, reserven mesa y dejénse llevar que la vida son dos días.

GYOZAS DE VERDURAS Y LANGOSTINOS 

gyozas sukaldatu

Ingredientes.

12/15  langostinos crudos

1/2 calabacín pequeño

1/2 berenjena pequeña

1 zanahoria

1 ajo

Jengibre fresco

3 ml de aceite de sésamo

10 ml de salsa de soja

5 ml de Sake

Obleas para gyozas o dumplings

Aceite de oliva virgen extra

Aceite de girasol

Agua

Salsa de soja con un poco de limón y semillas de sésamo para acompañar

Proceso.

Empezaremos cortando el calabacín y la berenjena en dados pequeños. Pondremos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y saltearemos ligeramente las verduras hasta que pierdan el toque de crudo, con el fuego apagado añadiremos la zanahoria picada muy finita, sacaremos y reservaremos. Por otro lado pelaremos los langostinos, los cortaremos a la mitad, quitaremos la tripa y picaremos bien pequeñito. Meteremos los langostinos picados en un cuenco con las verduras que estarán más o menos templadas, rallaremos el ajo y el jengibre fresco (al gusto), añadiremos también el aceite de sésamo, la soja y el sake (lo podéis sustituir por un vino blanco seco de vuestra zona), mezclaremso todo bien e iremos rellenando las gyozas.

Para rellenar nuestras empanadillas chinas pondremos una pequeña porción del relleno en una de las mitades de la oblea, cerraremos haciendo una media luna y cerraremos haciendo desde el medio hacia los costados tres pliegues a cada lado. Pondremos un poco de aceite de girasol en una sartén, cuando esté caliente pondremos nuestras gyozas y las doraremos bien dorardas, en ese momento añadiremos agua hasta que llegue casi hasta la mitad de las empanadillas, taparemos con una tapa y cocinaremos hasta que elagua haya desaparecido (2 minutos más o menos).

On egin!

Ver Post >

Otros Blogs de Autor